«SOMOS COMO UNA FLECHA AFILADA EN LA MANO DE DIOS»

tiro-con-arco-tradicional-1140x395
Hizo que mis palabras de juicio fueran tan filosas como una espada. Me ha escondido bajo la sombra de su mano. Soy como una flecha afilada en su aljaba. ISAÍAS 49:2 NTV
Hay varias preguntas a contestar del porqué Dios nos va a usar a sus hijos, los que creemos, para un tiempo especial en el futuro, es decir que está por venir. Yo soy de los que sé, porque lo sé, que estoy escondido en la aljaba de Dios, bajo la sombra de su mano para cuando él me saque y me lance como una flecha en el futuro cercano. Puedo ver que venceré sobre el mundo en aquellas cosas que aún no he logrado porque todavía no lo he recibido de Dios, pero sé que lo lograré, también influenciaré, conquistaré, golpearé a este mundo y me lo comeré, en el buen sentido de la palabra en un futuro cercano. Esto es lo que estaba viendo Isaías, porque él Espíritu Santo se lo había dicho y nos lo dice a nosotros los que creemos.
Juan 16: 13 Nueva Traducción Viviente (NTV) Cuando venga el Espíritu de verdad, él los guiará a toda la verdad. Él no hablará por su propia cuenta, sino que les dirá lo que ha oído y les contará lo que sucederá en el futuro.
Jesús vino a vencer, y aunque en Juan 16, habla que en este mundo tendremos muchas pruebas y aflicciones él termina diciendo que ha vencido a este mundo.
Juan 16: 33 Nueva Traducción Viviente (NTV) Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.
Pero antes de contestar: ¿qué es el mundo y que es vencer a este mundo?, debo contestar la razón del porqué somos la flechas en poder de Dios. A veces me pregunto ¿Cómo es que Dios nos ama? ¿Cómo Dios puede amar a una persona común como yo? ¿Cómo puede amarnos si somos pecadores y casi no hemos hecho nada por él?
Las respuestas son más que sencillas, aunque profundas y de mucha sabiduría y entendimiento de Dios.
Primero, Dios nos ama porque somos sus escogidos. Él nos ama con amor eterno, simplemente por su soberana decisión. Esto significa que aún sin que nosotros hagamos nada, él nos ama incondicionalmente, e inagotablemente. Veamos Jeremías 31:3.
NTV Hace tiempo el Señor le dijo a Israel: «Yo te he amado, pueblo mío, con un amor eterno. Con amor inagotable te acerqué a mí. RVR1977 Jehová se manifestó a mí desde lejos, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te he atraído a mí con mi gracia.
Lo más impactante de todo esto es que Dios no va a cambiar de parecer, ni se echará atrás con el amor que ha decidido brindarnos, porque antes de nacer, cuando aún no habíamos hecho ni bien ni mal, él ya nos había escogido y amado.
Romanos 9:8-13 NTV. 8 Eso significa que no todos los descendientes naturales de Abraham son necesariamente hijos de Dios. Solo los hijos de la promesa son considerados hijos de Abraham;
9 pues Dios había prometido: «Volveré dentro de un año, y Sara tendrá un hijo»10 Ese hijo fue nuestro antepasado Isaac. Cuando se casó con Rebeca, ella dio a luz mellizos. 11 Sin embargo, antes de que nacieran, antes de que pudieran hacer algo bueno o malo, ella recibió un mensaje de Dios. (Este mensaje demuestra que Dios elige a la gente según sus propósitos; 12 él llama a las personas, pero no según las buenas o malas acciones que hayan hecho). Se le dijo: «Tu hijo mayor servirá a tu hijo menor». 13 Como dicen las Escrituras: «Amé a Jacob, pero rechacé a Esaú»
Ahora revisemos nuevamente el versículo 11 en la versión Reina Valera.
11 (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), Romanos 8:29-31. …29Porque a los que de antemano conoció, también los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que El sea el primogénito entre muchos hermanos; 30y a los que predestinó, a ésos también llamó; y a los que llamó, a ésos también justificó; y a los que justificó, a ésos también glorificó. 31Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?…
Tampoco se volverá para atrás, con los decretos favorables que ya escribió para nosotros. Mucho menos se volverá a atrás con todo lo que nos ha prometido. Estoy más que seguro que esto es una realidad, Dios no cambia de parecer, es inmutable, por esto es confiable, no miente y no se arrepiente.
La base de su amor descansa en quién él es, en su carácter, en su soberanía. Pero muchos se preguntan algo debemos hacer para que Dios nos ame, y de qué otra manera lo podemos saber. Cuando hay el bien de Dios en nuestras acciones, cuando hay luz, cuando está su amor, sus obras, allí podemos ver que Dios y su amor, está con nosotros, porque Dios no mora en las tinieblas. No puede existir una persona que dice que está en Dios, no haga las obras buenas de Dios, de seguro solo hará el mal. Por esto Jesús dijo en Juan 16, que muchos matarán a sus hijos, creyendo que hacen un servicio a Dios, pero ni siquiera le conocen, pero con nosotros los que creemos podemos ver que aun siendo pecadores creemos en su hijo amado y hacemos sus obras.
Juan 16Nueva Traducción Viviente (NTV) (1)» Les he dicho estas cosas para que no abandonen su fe. (2) Los expulsarán de las sinagogas, y llegará el tiempo en que quienes los maten pensarán que están haciendo un servicio santo para Dios. (3) Eso se debe a que nunca han conocido ni al Padre ni a mí.
Como la causa que amemos a Jesús es Dios, y el efecto se da en nosotros, ya que Dios nos ha llamado, porque nos había escogido de antemano, podemos ver que el poder de Dios obró en nosotros ya que él nos amó primero, y ahora nosotros amamos a Jesucristo. Esta es la razón práctica ya en nuestra carne y tiempo del porque Dios nos ama en este tiempo y en esta realidad, pero él nos había amado desde la eternidad para que en nuestro tiempo nosotros le amemos. Esta es la razón por la que Dios nos ama.
Juan 16: 27 Nueva Traducción Viviente (NTV) ya que el Padre mismo los ama profundamente, porque ustedes me aman a mí y han creído que vine de Dios. 28 Es cierto, vine del Padre al mundo y ahora dejaré el mundo y volveré al Padre.
Esta es la razón por la que Dios nos soporta, porque nos ama, aunque nosotros no lo merezcamos, porque su decisión es soberana, esto no quita responsabilidad, sin embargo, debemos obedecerlo siempre.
JBS El SEÑOR se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te soporté con misericordia.
Podemos ver la razón por la que Dios nos ama. Ahora que es el mundo ¿acaso no son las personas? Si lo son, y también los poderes ocultos que gobiernan a este mundo, pero esta autoridad se las ha permitido Dios, no obstante Dios está arriba de ellos y siempre hacen su voluntad. Jesús dijo que ya había sido juzgado el que gobierna a este mundo. Esto no es ninguna broma, ni juego, es una realidad, ha juzgado a Satanás y ahora Dios gobierna a través de su soberanía, con todas las cosas creadas, y Satanás está herido de muerte en la cabeza, e irá al lago de fuego. Este es el trabajo del Espíritu Santo, convencer, pero ¿de qué?
Juan 16:8-11 Traducción en lenguaje actual (TLA)» Cuando el Espíritu venga, hará que los de este mundo se den cuenta de que no creer en mí es pecado. También les hará ver que yo no he hecho nada malo, y que soy inocente. Finalmente, el Espíritu mostrará que Dios ya ha juzgado al que gobierna este mundo, y que lo castigará. Yo, por mi parte, regreso a mi Padre, y ustedes ya no me verán.
Satanás y los demonios ya han sido juzgados y los castigará. Esta es una realidad, y nosotros venceremos sobre este mundo.
1 Juan 5:4Reina-Valera 1960 (RVR1960) 4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
¿Quién es el Señor de la mies? Dios, la Biblia dice Rogad al Señor de la mies que envía obreros a recoger la cosecha porque la mies es mucha y los obreros pocos.
Mateo 9:38 La Biblia de las Américas. …37Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos. 38Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.
Dios tiene muchas maneras de recoger la mies, una es dando testimonio de nuestra luz y talentos al mundo. Otra es aportando ideas talentos, inventos y más, que hacen que otros nos admiren y crean nuestras palabras cuando les hablamos, por esto creo que todo mi corazón que soy una saeta, una flecha en la aljaba de Dios, esperando bajo su sombra que él me lance. Y así con cada uno de nosotros los que creemos, porque tenemos la fe que vence al mundo, la palabra más fina, verdadera, y segura en nuestra boca, es de dos filos. Es la palabra de Dios, que, con nuestro testimonio, talentos, aporte, evangelismo, inclinaremos la balanza, marcaremos tendencia, influenciaremos, convenceremos, arrebataremos arrancaremos, derribaremos, cosecharemos y ganaremos a muchos, y lograremos muchas cosas para Dios. Debes saber que, en los días futuros, Dios levantará nuestras cabezas.
Después de la gran prueba que Jeremías pasó con el pueblo de Israel, pobrezas, atáques, y más, al final, prosperó, porque le compró el terreno a su primo Hanameel como muestra de Dios que levanta a sus hijos y que, en el futuro, volvería a restaurar a Israel, que iba a el exilio por mano de Nabucodonosor, pero después volverían a vivir con normalidad. Israel pasaba por sus hijos por el fuego, y por esto Dios los castigó, así que Dios es amor, pero también fuego consumidor.
Debes tener en mente que Dios promete que venceremos, porque tenemos la fe que ha vencido al mundo, y mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo. Pidamos al Señor de la mies que no perdamos el tiempo, que seamos diligentes y no indolentes, nuestros tiempos están en sus manos. Dios cambiará nuestros tiempos para mejor, el levantará nuestras cabezas, porque
Hizo que mis palabras de juicio fueran tan filosas como una espada. Me ha escondido bajo la sombra de su mano. Soy como una flecha afilada en su aljaba. ISAÍAS 49:2 NTV
Vamos a orar. Padre cambia nuestros tiempos, levántanos, levanta nuestras cabezas, ayudamos a vencer y a triunfar sobre este mundo, tal como lo prometiste. Padre por tu gran amor, ayúdanos a triunfar, a vencer, a influenciar, porque para este tiempo nos has estas preparando, gracias por lo que has hecho en nosotros, flechas afiladas en tu mano poderosa. En el nombre de Jesús. Amén.

«DIOS QUEBRARÁ TU MOLDE. ¿CUÁNDO Y PORQUÉ?»

alfarero
Jeremías 18Nueva Traducción Viviente (NTV) El alfarero y el barro 18 El Señor le dio otro mensaje a Jeremías: 2 «Baja al taller del alfarero y allí te hablaré». 3 Así que hice lo que me dijo y encontré al alfarero trabajando en el torno; 4 pero la vasija que estaba formando no resultó como él esperaba, así que la aplastó y comenzó de nuevo.5 Después el Señor me dio este mensaje: 6 «¡Oh, Israel! ¿No puedo hacer contigo lo mismo que hizo el alfarero con el barro? De la misma manera que el barro está en manos del alfarero, así estás en mis manos.
¿Cuándo Dios quebrará nuestra vasija? Cuando no hemos llegado a ser, o a estar conformados a la imagen de Jesucristo que es la meta de Dios, y que en primer lugar es amor. Por supuesto hablamos en el proceso que estamos de parte de Dios y que él nos lleva, más que por nuestras propias fuerzas. En otras palabras ¿Por qué Dios tiene que quebrar nuestra vasija? Porque ha iniciado un proceso en el torno.
¿Cuando? Cuando no hemos dado la medida que Dios quiere que demos, Dios al igual que el alfarero como lo ha anunciado, y nosotros como el barro, debe de quebrarnos, deshacernos aplastarnos, para volvernos a ser como él quiere.
¿Porqué? Este es en sí, el ejemplo del alfarero, que es sinónimo de soberano y porque Dios es soberano, y hace todas las cosas a discreción, es decir: Al juicio o a la voluntad de su persona; sin límites establecidos. Así como a merced y discreción el alfarero hace lo que quiere con el barro, así Dios de igual manera, a sus hijos debe moldearnos, por esto nuestro versículo en Jeremías concluye sorprendentemente: ¡ESTAS EN MIS MANOS!
¿Porqué? Porque debemos cumplir la medida espiritual de Dios:
Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo. EFESIOS 4:13 NTV.
Me sorprende lo que vio Jeremías en el taller del alfarero, vio al alfarero haciendo un trabajo sobre la rueda: 4 pero la vasija que estaba formando no resultó como él esperaba, así que la aplastó y comenzó de nuevo. Y la vasija de barro que estaba haciendo se echó a perder en la mano del alfarero; así que volvió a hacer de ella otra vasija, según le pareció mejor al alfarero hacerla.
¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? Romanos 9:21Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Me percato de pecados al estilo farisaico que cometemos que son muestra que todavía no hemos llegado a ser como el varón perfecto, como Jesucristo. Son pecadillos para nosotros insignificantes, porque pensamos que no son tan importantes, pensamos y nos comportamos igual que los fariseos, pero para Dios son pecados muy grabes. Jesús les advirtió a los fariseos que irían al infierno por estas cosas. Falta de amor y falta de buen trato a las personas, y cumplir con todo lo bueno de Dios, es decir con la justicia o rectitud de Dios.
» ¡Qué mal les va a ir a ustedes, maestros de la Ley y fariseos! ¡Hipócritas! Se preocupan por dar como ofrenda la décima parte de la menta, del anís y del comino que cosechan en sus terrenos. Pero no obedecen las enseñanzas más importantes de la ley: ser justos con los demás, tratarlos con amor, y obedecer a Dios en todo. Hay que hacer esas tres cosas, sin dejar de obedecer los demás mandamientos. MATEO 23:23 TLA.
1. Ser justos con los demás. Ser ecuánime, equitativo, imparcial, razonable, exacto, equilibrado.
2. Tratarlos con amor.
3. Obedecer a Dios en todo.
Hace poco el Espíritu me redarguyó un pecado de estos que encontró en mí, el de la falta de amor y buen trato hacia los demás, esto implica que también no cumplí con obedecer a Dios en todo.
La pequeña historia comenzó cuando me encontré en una reunión familiar con un extranjero. Al principio todo iba bien, pero conforme transcurrió el tiempo, para mí y para algunos del entorno no les fue simpatizando mucho, se hablaba cosas como: el tipo a veces es un engreído porque se jacta de su bienestar frente a todos. En fin, al poco conocido, lo miraban como soberbio y arrogante.
La otra vez estábamos contando chistes con él, y en sus chistes a nosotros nos parecía que todos los representantes de los países que no fueran los suyos eran los que perdían, salían mal, burlados, perdiendo, humillados y esquilmados. Ya no se diga de los salvadoreños, dijo que se reía en su propia cara de sus necedades y ellos ni se daban cuenta que él de lo que reía era de sus tonteras. Además del aquél: “mi grupo es el mejor”, parecía que invitaba a unirse a su grupo de “campeones que eran como él”.
A mí me molestó mucho, no sé, pero me lo tomé personal, entonces le conté un chiste en el cual yo le ganaba al de su país, (es decir a él) pero de una manera maliciosa y de dominación muy tirado a lo vulgar y picaresco, con el propósito según yo en defensa propio y para bajarlo de la silla alta en la que se ponía, pero después sentí que pequé.
Él se quedó callado y se justificó, que era más inteligente que los demás y que la mayoría ni le entendían sus chistes: “inteligentes, aunque fuesen sencillos”. Pues pasó esto, y vino la otra oportunidad, el volvió para mí a “auto exaltarse”, y así con la siguiente.
En el próximo encuentro, cuando le pregunté como estaba, me contestó con cara de felicidad: “Aquí cansado de tener tanto éxito y de triunfar tanto”. Mi mal juicio fue creciendo, mi pecadito a mi vista no era grande. En la próxima reunión fue peor para varios del grupo, por sus actitudes y decisiones que nos perjudicaban “según nosotros”, pero me percaté que no era un mal tipo y que no le sentaba bien, verse serio, quizá ya le habían dicho algo, o había trabajado mucho quizá estaba cansado. Yo quise hacer las paces para acallar mi conciencia, y “según yo”, lo conseguí.
Días después, viendo en vivo por la internet, una competencia en donde los de su país apoyaban a su deportista, logré ver que todos se comportaban de igual manera que la suya. Me asusté, porque me di cuenta que yo lo había juzgado mal, no había sido un choque cultural, era que yo lo había juzgado mal, en verdad.
Me percaté que todos ellos hacían estas cosas sin mala intención sino, o para alegrar la fiesta, para alegrar el ambiente para que hubiese más júbilo, de esa manera le hacían barra al deportista y a la fiesta. Allí me quebró Dios, y el Espíritu Santo redarguyó mi pecado diciéndome:
Al juzgarlo mal a él, juzgaste a toda una nación de 41 millones de personas que son como él. ¿Ya viste que juzgaste superficialmente?, todos son alegres, y lo que hacen es para alegrar el ambiente, para apoyarse unos a otros, no lo hacen por mala intención, simplemente así se alegran ellos y yo lo hice así, en el fondo no hay maldad, solo quería alegrar la fiesta a su modo, y te estaba haciendo barra, te equivocaste, te anticipaste y erraste, porque juzgaste superficialmente. Lloré varios minutos pidiéndole que me llenara de amor y que quitara mi maldad.
De inmediato vieron a mi mente aquellas palabras de Dios:
RVR1960 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. Juan 7:24
Entonces entendí el contexto de lo que me había sucedió horas antes, las cosas habían salido en mi contra, me sentía molesto, triste, perturbado, pero Dios continuó diciéndome. ¿Ves cómo debo quebrar a mis hijos? Todo lo que te ha pasado últimamente es porque yo estoy trabajando tu vida para que no te quedes, así como estás ahora. Cuando mis hijos no dan la medida que quiero que tengan, cuando no he concluido el trabajo que estoy haciendo en sus vidas, cuando ves que te pasa todo esto, es cuando te estoy moldeando en mis manos, pero esto para ti no tiene sentido y es puro sufrimiento, así es como los demás, pero es necesario. No me gusta que juzguen mal, ya te lo había dicho, ya has predicado de esto en muchas ocasiones, el amor debe reinar sobre todas las cosas, el hacer el bien y cumplir toda mí justicia.
Entonces yo me vi en el futuro en muchas reuniones, callado, manso, paciente, tolerante, humilde y lleno de amor. Así es como debo estar y debo llegar, creo que lo voy a alcanzar. Jesús dijo estas palabras.
Mateo 6:21-23Nueva Traducción Viviente (NTV) 21 Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón. 22» Tu ojo es una lámpara que da luz a tu cuerpo. Cuando tu ojo es bueno, todo tu cuerpo está lleno de luz; 23 pero cuando tu ojo es malo, todo tu cuerpo está lleno de oscuridad.
Y si la luz que crees tener en realidad es oscuridad, ¡qué densa es esa oscuridad!
Si no queremos entrar en condenación no juzguemos la ley, es decir, no juzguemos mal, porque está escrito, tu que juzgas, te condenas a ti mismo. Cuando juzgamos caemos en la condenación de lo que hemos juzgado. Debemos tener mucho cuidado con las cosas nuevas que deberemos enfrentar, porque si no damos la medida porque nuestro ojo está mal, percibe mal, juzga mal, entonces Dios el alfarero, tendrá que quebrar nuestra vasija de barro para volverla a hacer. Después no nos quejemos de los inconvenientes que nos afligen el cuerpo. La aflicción del cuerpo es la fuerza de la mano del alfarero cuando nos moldea.
Esta es la razón porque nos pasan muchos problemas, porque Dios nos está moldeando con sus manos, y esto para nosotros es angustioso y de mucho sufrimiento. A veces ya no hayamos que hacer, hasta llegamos a preguntarnos “que mal he hecho para que en esto último me haya ido mal. Quise hacer todo bien, compré regalos, quise hacer lo mejor, pero las cosas me salieron al revés, el tiro me salió por la culata. ¿qué pensará Dios de todo esto, que hice tan mal”? La respuesta es últimamente nada, pero meses antes si hicimos algo, que Dios vio y simplemente el alfarero está trabajando tu vida para hacerte una mejor persona, ya que no has dado la medida, y la medida es a la estatura del varón perfecto, a la edad cumplida de Cristo, es decir, a la perfección de Cristo cuando murió, a la edad que tenía cuando murió ya era perfecto en la tierra y perfecto para el Padre.
Mateo 7Reina-Valera Antigua (RVA) 7 NO juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados; y con la medida con que medís, os volverán a medir.
La verdad es que para no ser mal juzgados no debemos juzgar mal, porque si juzgamos mal, con ese mismo juicio seremos juzgados, con la medida que medimos, Dios nos volverá a medir. Esto último también es para bien porque si juzgamos bien a Dios, si esperamos bien y lo mejor de Dios, esto recibiremos, si le ponemos a Dios una medida grande porque deseamos tener en grande muchas cosas tanto espirituales como materiales, con esta nos volverá a medir y lo recibiremos.
Un amigo mío predicador cristiano, ganaba muchos proyectos, le iba bien en su negocio propio, y ganaba mucho dinero. Entonces dijo para sí, bueno ya tengo algo muy bueno, entonces para ser más eficiente reduciré mis gastos, y comenzó a recortar de su presupuesto muchas cosas, lo escribió, cuando terminó dijo, voy a eliminar aún más mi lista, voy a recortar estos gastos superfluos para ahorrar aún más.
Según él iba a ahorrar más, pero para su sorpresa lo que comenzó a recibir en los meses siguientes fue solamente lo que él había escrito. Llamaba a las compañías que le daban trabajos y todas las puertas se le iban cerrando. Se dio cuenta que había hecho mal, que tenía avaricia, era un mezquino y que innecesariamente le había puesto una medida pequeña a Dios, había juzgado mal a Dios de esa manera, y eso fue lo que Dios le había dado. Entonces de inmediato corrigió su presupuesto, lo escribió y después de un tiempo, Dios le dio la medida que él le había puesto y aún mucho más. Parece increíble, pero es verdad, yo soy testigo de todo ello, ahora su iglesia vales varios millones de dólares, Dios se lo dio todo conforma a la nueva medida.
Si para ti lo más importante después de la salvación es tener éxito en las promesas de Dios, pues lo es para Dios también, únicamente que debes estar lleno de amor, delicadeza en tus palabras y hacer todo el bien que Dios requiere de ti.
Vamos a orar: Señor y padre, solo te pedimos que nos vuelvas sabios, humildes, compresivos, justos, amorosos, así como tú eres. Padre, te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

«EL AMOR VISTO A TRAVES DEL LENTE DE JESUS»

Juan 15:12-14Nueva Traducción Viviente (NTV) 12 Este es mi mandamiento: ámense unos a otros de la misma manera en que yo los he amado. 13 No hay un amor más grande que el dar la vida por los amigos. 14 Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
Tengo una pregunta para comenzar: ¿Qué ves cuando ves a tu prójimo?
Jesús estaba en la tierra, era verdadero hombre, había crecido en sabiduría y en conocimiento de Dios, y era verdadero Dios, entonces sabía que tenía el arma más poderosa del mundo, el amor. Sabía las profecías y todo lo que los profetas habían dicho sobre él, sabía que Dios controla toda la realidad en la tierra, por esto sabía cuándo aún no era su tiempo de partir de este mundo, sabía que su poder es sobre todas las cosas, lo anterior era necesario presentarlo porque lo que quiero recalcar a continuación es que, Jesús sabía que para transformar a cada uno de los que el Padre le daría, debe amarnos en verdad y con todo su corazón, por tanto, debía entregar su vida en sacrificio, por amor.
Entonces la pregunta ahora es ¿Qué era lo que miraba Jesús cuando miraba a las personas?
El punto principal aquí, indiscutiblemente, es el amor. Jesús nos mira con amor, a escogidos y a reprobados, aunque él sabe que los reprobados no le obedecerán nunca, pero los escogidos, sí. Esta es la razón por la que somos sus amigos, nadie tiene más amor, que el que da la vida por sus amigos. Y somos sus amigos si hacemos lo que él nos manda, de lo contrario no lo somos.
Marcos 10:17-22Traducción en lenguaje actual (TLA) El hombre rico 17 Mientras Jesús iba de camino, un hombre llegó corriendo, se arrodilló delante de él y le preguntó: —Maestro bueno, dime, ¿qué debo hacer para tener vida eterna? 18 Jesús le contestó: —¿Por qué dices que soy bueno? Sólo Dios es bueno. 19 Tú conoces bien los mandamientos: No mates, no seas infiel en tu matrimonio, no robes, no mientas para hacerle daño a otra persona, no hagas trampas, obedece y cuida a tu padre y a tu madre. 20 El hombre le dijo: —Maestro, todos esos mandamientos los he obedecido desde que era niño. 21 Jesús lo miró con amor y le dijo: —Sólo te falta hacer una cosa. Ve y vende todo lo que tienes, y reparte ese dinero entre los pobres. Así, Dios te dará un gran premio en el cielo. Después de eso, ven y conviértete en uno de mis seguidores. 22 Al oír esto, el hombre se puso muy triste y se fue desanimado, porque era muy rico.
Aquí vemos a un posible amigo de Jesús, cuando leemos detenidamente Marcos 10:17-22, la maravillosa historia del joven rico, que se arrodilla ante Jesús y le pregunta que es lo que debe hacer para ir al cielo, Jesús le dice que cumpla los mandamientos, él joven contesta que ya ha cumplido los mandamientos desde siempre, entonces inconforme, el contexto continúa en: ¿Qué más se puede hacer para heredar la vida eterna, o, tener vida eterna?
En la respuesta vemos dos cosas, primero el texto dice algo muy revelador de como Jesús miraba a las personas: “Y Jesús le amó, le miró con gran amor”.
En la NTV dice 21 Jesús miró al hombre y sintió profundo amor por él, en la Reina Valera dice: 21 Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo… En segundo lugar, le dice que si quiere ser perfecto vende todo lo que tienes y: “Sígueme”.
Es obvio que solo siguiendo a Jesús podremos ser perfectos en su amor. Puedo inferir que podemos estar obedeciendo los mandamientos, lo que es excelente, pero no ser perfectos, y lo que notamos en la respuesta de Jesús que tiene como meta es hacernos perfectos. Pero solo siguiendo a Jesús en todo tiempo y circunstancia lo podremos lograr. Pero antes debemos vender todo tesoro en la tierra porque no se puede servir a dos señores, a las riquezas y a Dios, ya que aborrecerá a uno y amará al otro.
Entonces encontramos que el amor debe ser perfeccionado y solo es en Jesús cuando le seguimos rendida e incondicionalmente. De manera que los que le seguimos entramos en pruebas para que su amor se perfeccione en nosotros.
Ya podemos ir haciéndonos un cuadro de cómo nos mira Jesús: con amor, y perfeccionados en el amor, recordemos el contexto, para poder heredar la vida eterna, es decir para tener vida eterna en la tierra y poder ganar el cielo, y mientras tanto, debemos estar unidos en amor, amándonos unos a otros. Cuando vemos esta realidad de Dios, y estamos conscientes en todo tiempo de ella, entonces comprendemos la razón y el porqué, son necesarias las pruebas que Dios nos pone, cuando le estamos siguiendo.
Se subió después a una barca, y le siguieron sus discípulos. De repente se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Se le acercaron para despertarle diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos! Jesús les respondió: ¿Por qué os asustáis, hombres de poca fe? Entonces, puesto en pie, increpó a los vientos y al mar y sobrevino una gran calma. Los hombres se asombraron y dijeron: ¿Quién es este, que hasta los vientos y el mar le obedecen? (Marcos 4: 35-41)
Entonces es fácil entender porque tuvo que darles estas lecciones espirituales de amor a sus discípulos. Vemos el ejemplo cuando iban en la barca, la tormenta los golpeaba, ellos pensaban que iban a morir, las olas de 30 centímetros de altura, golpeaban una tras otra cada segundo sobre la barca como si fueran martillazos, la madera tronaba por tanto golpe, el viento, la lluvia, la oscuridad, ellos tuvieron mucho miedo. Lo más sorprendente es que Jesús iba dormido. Lo tienen que despertar, ellos le preguntan que, si no les importa sus vidas, porque no hacía nada por ellos frente a la tormenta, pero la realidad es que, si iba Jesús en la barca, esta no se iba a hundir nunca. El Señor, les reprocha su poca fe y su miedo.
Cuando hablamos de miedo, hablamos que es la antítesis del amor, es lo opuesto, lo contrario al amor. Jesús iba a morir, iba sufrir en sádicamente en manos de los romanos y judíos, y no tenía miedo, sino que se estresó mucho y hasta sudó sangre, pero se fortaleció en oración y por amor venció todo posible miedo a lo que iba a sufrir.
Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos al reino de los cielos dijo Pablo, cuando casi los mataban los judíos en el libro de Hechos 14:22. Dios debe probar de qué estamos hechos, nuestra carne ha sido creada para el sufrimiento dice la biblia. Es más importante ser perfeccionados en el amor que quedemos imperfectos como cuando iniciamos en el cristianismo.
Él nos amó primero, por esto amamos, el amor, hecha fuera el temor, el temor trae consigo castigo, de donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor, en el amor no hay temor, sino certeza, confianza en un ser superior que está sobre todas las cosas.
Dios es amor 1 Juan 4:7-21. Reina-Valera 1960 (RVR1960) (7) Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. (8) El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. (9) En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. (10) En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. (11) Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. (12) Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. (13) En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu. (14) Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. (15) Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. (16) Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. (17) En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. (18) En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. (19) Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. (20) Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? (21) Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.
Solo siguiendo a Jesús en verdad y de corazón, seremos perfectos. Al cielo no entrará nada imperfecto, por esto el reclamo de Jesús en Mateo 25 a los que no hicieron nada por Jesús:
Me viste preso, y no me visitaste, desnudo y no me vestiste, hambriento, y no me diste de comer, huérfano y no me asististe, ellos le responden, Señor, en tu nombre expulsamos demonios, sanamos enfermos, ¿cuándo te vimos, así como dices? La respuesta de Jesús es definitiva: Cuando no hicieron nada por ellos, no hicieron nada por mí, cuando no hicieron nada siguiéndome, siendo probados y resistiendo conmigo, cuando no fueron guiados por mi Espíritu para hacer aquellas cosas, no fueron perfectos, ustedes ganaron el mundo, la gente los admiraba por su talento, fueron famosos y reconocidos por sus capacidades, fueron muy ovacionados por sus trabajos, de actores, actrices, cantantes, cineastas, modistas, presentadores, ingenieros, licenciados, deportistas, estilistas, y más, pero por mí no hicieron nada. ¿Qué hicieron por mí? ¿Creen ustedes que merecen entrar al reino de los cielos cuando absolutamente dedicaron sus vidas a ustedes mismos y no hicieron nada por mí? ¿Sufrieron por mí? ¿Lloraron por mí? ¿Aguantaron ofensas insultos por mí? ¿Padecieron por mi causa? ¿Lograron cosas para mí? ¡NO! ¿VERDAD? ¿ACASO NO ES ASÍ? Ganaron el mundo, pero perdieron sus almas, fueron ricos para con ustedes mismos pero pobres para con Dios. USTEDES NO HAN HECHO NADA POR MI, FUERA DE MI PRESENCIA MALDITOS DE MI PADRE, AL FUEGO ETERNO PREPARADO PARA SATANAS Y SUS ANGELES. USTEDES NO FUERON PERFECCIONADOS Y NADA INMUNDO ENTRARÁ AL REINO DE LOS CIELOS.
El juicio final Mateo 25:40-42. …40Respondiendo el Rey, les dirá: “En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis. 41Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 42“Porque tuve hambre, y no me disteis de comer, tuve sed, y no me disteis de beber; …
El amor, en el lente de Jesús, es que nos ama, y quiere vernos perfeccionados para que podamos entrar al reino de los cielos. El joven rico, tenía mucho dinero, y su corazón estaba en su tesoro, el dinero, por tanto, aunque Jesús lo amo y le dio la oportunidad, el joven lo despreció.
No me creo el cuento que muchos dicen que, si a última hora las personas se arrepienten, entrarán al reino de los cielos, la verdad es que, si no tuvo una vida perfeccionada en el amor, aunque sea en la enfermedad años antes de morir, si no hablaron de la boda, antes de la boda como los novios, es decir, si no hablaron del cielo donde irían, a última hora es casi imposible que les acontezca todo lo que no hicieron en toda una vida.
En mi experiencia personal, he asistido en la muerte a personas pecadoras cristianas que fueron perfeccionadas en esta vida, algunas en el sufrimiento, otras en su vida y ministerio cristiano, pero con las personas buenas pero necias, que no dieron su vida ni frutos para Dios, he visto que ni yo, ni otros siervos, estuvimos presentes a la hora de sus muertes. Con los que murieron en Cristo, alguno se nos reveló en sueños que estaban en paz, con Dios, que no lloraran por ellos, aseguraban que están en un lugar mejor, pero con los segundos, estaban en un lugar de tormento.
Esta es mi experiencia, si alguno está pensando que a última hora se va a arrepentir, está jugando a la ruleta rusa y el arma se va a disparar, e irá inevitablemente a condenación. No esperes tontamente de esta manera, cuando puedes pedirle a Dios que tenga misericordia de ti, desde ya, para que dejes tu tesoro, que lo des a los pobre y sigas a Cristo. Si el joven rico no se deshacía de su tesoro no podría seguir a Cristo.
En ningún lugar de la Biblia encuentro que ni los profetas, ni Jesucristo, ni los apóstoles hablaron de arrepentirse a la hora de la muerte, aunque esto no sea tampoco imposible para Dios, sino que dijeron, arrepiéntanse ahora, antes que sea demasiado tarde. Arrepiéntete ahora, antes que sea demasiado tarde, vende tus tesoros y sigue a Cristo, y debes estar consiente que van a venir a tu vida, muchas tormentas, pero Jesús irá en la barca, y seréis perfectos.
Romanos 10:9 Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para alcanzar justicia; y con la boca se hace confesión para salud.
Cuando salgo de mi casa y veo el mundo, asombrado constantemente me pregunto, ¿y que hacen todas esas personas exitosas en la tierra, para ganarse tesoros en los cielos? Y de inmediato, estupefacto me percato que no hacen NADA. La biblia enseña que cuando hicimos algo para Dios debemos decir que siervos inútiles somos porque solo estábamos haciendo lo que Dios nos mandó, por ende, pues porque le seguimos. ¿Cómo podrán decir esto los que no hacen nada para Dios, si ni siquiera le siguen?
¿Merece un gran actor entrar al reino de los cielos solo por ser un gran actor admirado por multitudes? NO.
¿Merece entrar en el cielo una mujer talentosa en un deporte, por cierto, reconocidamente famosa por haber ganado muchos campeonatos y muchos millones? NO.
¿Merecen el cielo los padres buenos y trabajadores, responsables con sus hijos y la sociedad, solo por haber hecho aquel mínimo? NO.
¿Merece el cielo cualquier pecador que obedezca lo que Jesús manda, y haga todo y casa cosas que Dios le pida que haga por él, por cierto, obras de amor? SI.
Indudablemente, hay personas que son pobres para con Dios, y hay otras que son ricas para con Dios, y pobres para con los hombres.
Cuando me percato de esta realidad, por nada del mundo cambiaría mi vida con la de un rico, por nada del mundo vendo mi verdad, mi ministerio, mis pruebas y dificultades, pobrezas que pueda sufrir por continuar siguiendo a Jesús que ganar el mundo. Si quiero éxito en la tierra, pero estoy consciente que, si él quiere, me lo puede dar y si no quiere, lo acepto. Soy peregrino y extranjero y mi patria celestial que está más allá del sol, me espera, la nueva Jerusalén me espera, debo seguir en la barca, en la tormenta, hasta que mi Cristo calme al viento, las aguas y la tempestad.
Por esto, él nos amó primero, para que tengamos confianza en el día del juicio, no iremos a condenación, así como él fue en la tierra, así somos nosotros, transparentes con él.
¿Qué es la impresión que te deja Jesús cuando vas a estar con él en tu hora quieta? ¿Cómo sales viéndolo a él? ¿Cómo sales viendo a tu prójimo? Debemos ver con ver como Jesús mira, con el lente del amor. Debemos amar a incondicionalmente a los demás, así como Jesús nos ama. Debemos sustentar, porque el amor sustenta, debemos perseverar en el amor de Cristo, debemos amar de corazón.
Vamos a orar en primera persona:
Padre gracias por tu amor incomparable, inagotable e irresistible, para conmigo. Gracias por haber decidido amarme hasta y estar conmigo hasta el fin. Gracias por enseñarme a ser como tú, y que debo amar sobre todas las cosas, gracias por hacerme cada día más como tú eres. En el nombre de Jesús. Amén y amén.

«DE BUENA GANA ME GLORIARE EN MIS DEBILIDADES, PARA QUE REPOSE SOBRE MI EL PODER DE CRISTO.

querer

Video

2 Corintios 12:8-10Nueva Traducción Viviente (NTV) 8 En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara. 9 Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. 10 Es por esto que me deleito en mis debilidades, y en los insultos, en privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo. Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Para comenzar quiero decir que a los hijos de Dios nos caracteriza una gran debilidad para enfrentar las cosas de esta vida. El misterio develado es que los hijos de Dios cada vez somos más débiles, frente a las circunstancias, condiciones y situaciones que debemos enfrentar. No somos ni fuertes ni sabios, por tanto, llegamos a un tope, al límite de nuestro poder y hacer humano. Antes confiábamos en nuestras destrezas, pero cuando se nos presentan amenazas, nuestras debilidades aún son mayores. Cuando ya no podemos comenzamos a recibir grandes palizas en la vida, y después otra más. Allí es donde Dios tiene misericordia de los que sufren, lloran, están tristes, se lamentan, tienen necesidades, pobrezas, sufrimientos, pecados, amenazas, debilidades, y desventuras.
Sufrimos bajo el poder de los poderosos, para que el verdadero poderoso que es Dios llegase a ser nuestra fuerza y poder, nuestra bandera. Nuestra naturaleza es de hombre pecador, pero Jesucristo, su nombre es su naturaleza de Dios, y en su nombre, (naturaleza) haremos cosas mayores.
De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. 13Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. JUAN 14:12-14. RVR1960
Recordemos a los dos hermanos gemelos, a Esaú y Jacob, que desde el vientre venían peleando. Esaú, el poderoso, Jacob el débil dependiente de Dios. Este claro ejemplo nos representa a los escogidos y reprobados, por tanto, debemos entender que los poderosos de la tierra, cada vez más, se harán más poderosos y nosotros los débiles, cada vez nos haremos más débiles. Y es que ya es hora que entendamos que los escogidos cada vez seremos más débiles, pero a la vez más fuertes en Dios.
Independientemente de todo lo que quebrantamos o cometemos los cristianos por debilidades, hay un punto de unión e importancia que es la fe, es creer que Dios nos ayudará siendo él, nuestra fuerza para salir adelante y triunfar sobre aquellas debilidades. Desde este lente, nuestros defectos y debilidades son pequeñeces, porque ya no ponemos la mirada en corregir aquello que nos golpea de los defectos de los demás, sino el punto de equilibrio y acuerdo es Dios, el amor, el perdón, la comprensión, la tolerancia, la debilidad de la carne que tenemos en común pero que Dios a todos nos ayudará.
Debemos entender que hay cosas malas que se hacen en esta vida, que ocurrieron de una forma a nuestra vista muy mala, pero que no se hicieron con mala intención. Cuando hay un comunicado de disculpa frente aquello, en donde se piden disculpas, aclarando que no hubo ninguna mala intención de parte de los organizadores, dueños, o autoridades respectivas, es cierto, es una verdad, no lo hubo mala intención, sin embargo, parecía que era una afrenta contra otros.
He visto que en la copa de las Américas pusieron el himno nacional de Chile, en vez de el de Uruguay que era el que debían poner, los jugadores de la selección de Uruguay no cantaron el himno de Chile porque no se podían, excepto un jugador. Los organizadores dieron la disculpa diciendo que no había ninguna mala intención.
Lo mismo escuché del Disney y del niño que mató el cocodrilo. La verdad que, aunque descuido, irresponsabilidad, e indolencia, los empleados de Disney no tuvieron mala intención en lo ocurrido.
También le caso del padre de 7 chicos que los llevaba a cazar y por accidente mató a su hijo, cuando por acomodarse el rifle para ayudarle, lo empujó la culata hacia su brazo, pero el rifle se disparó y la bala rebotó en un lugar alto, cayéndole al niño en la cabeza y matándolo de inmediato. El padre dijo las mismas disculpas.
Otro caso que ocurrió en Norte América, el esposo que por querer matar a un oso que estaba atacando a su esposa, él había escapado del oso, corrió a buscar su arma, asustado disparó al oso, la bala pegó en un árbol y se alojó directamente en el corazón de su esposa matándola en el instante. Cuando llevaron el cadáver al forense, por la gravedad del ataque del oso, todos concluyeron que el oso la había matado, pero cuando hicieron la autopsia las heridas infringidas por el oso, no le habrían causado la muerte, entonces de qué murió, hasta que encontraron la bala alojada en el corazón y que había entrado por una herida que el oso había hecho a la mujer.
¿Que es debilidad?
Es una reacción tomada precipitadamente por alguna aflicción, perturbación, desconcentración, tribulación en el alma, ya sea como un escape, autocomplacencia u accidente que no se hizo deliberadamente sino por producto de la fragilidad de la carne y su desventurada naturaleza.
Es una característica intrínseca en la personalidad de alguien, es decir, cuando alguien presenta poca resolución y energía en su carácter, en su comportamiento, o en las acciones que realiza.
Es la debilidad de nuestro carácter hace que no podamos luchar contra los atropellos que sufrimos injustamente.
En los cristianos es común que por las circunstancias adversas que atravesamos caigamos en la comisión de una acción que denota falta de carácter, aunque la persona en el pasado no se haya caracterizado por ello.
A la persona que se presenta con las mencionadas características de poca fuerza o resistencia moral, de fragilidad, falta de vigor y fuerza se la denomina popularmente como débil. Justamente, la persona débil se desempeñará en sus actividades con muy poca energía, o en el aspecto estrictamente psicológico, será sumamente fácil de manipular.
Con todo esto debemos entender que débil ya halando en el sentido estrictamente bíblico es:
1) FLAQUEZA DE LA NATURALEZA HUMANA.
Mateo 26:41Nueva Traducción Viviente (NTV) 41 Velen y oren para que no cedan ante la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil». 2) TODOS SOMOS PECADORES. Ro.3:19-23. 1 Jn.1:8-10.
Romanos 3:19-23Nueva Traducción Viviente (NTV). 19 Obviamente, la ley se aplica a quienes fue entregada, porque su propósito es evitar que la gente tenga excusas y demostrar que todo el mundo es culpable delante de Dios. 20 Pues nadie llegará jamás a ser justo ante Dios por hacer lo que la ley manda. La ley sencillamente nos muestra lo pecadores que somos. Cristo sufrió nuestro castigo 21 Pero ahora, tal como se prometió tiempo atrás en los escritos de Moisés y de los profetas, Dios nos ha mostrado cómo podemos ser justos ante él sin cumplir con las exigencias de la ley. 22 Dios nos hace justos a sus ojos cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo. Y eso es verdad para todo el que cree, sea quien fuere. 23 Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios.
1 Juan 1:8-10Nueva Traducción Viviente (NTV) 8 Si afirmamos que no tenemos pecado, lo único que hacemos es engañarnos a nosotros mismos y no vivimos en la verdad; 9 pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. 10 Si afirmamos que no hemos pecado, llamamos a Dios mentiroso y demostramos que no hay lugar para su palabra en nuestro corazón.
3) “EL JUSTO CAE 7 VECES AL DIA”.
Proverbios 24:16Nueva Traducción Viviente (NTV) 16 Los justos podrán tropezar siete veces, pero volverán a levantarse. En cambio, basta una sola calamidad para derribar al perverso.
4) CRISTO TOMO SOBRE SI NUESTRAS DEBILIDADES Y FLAQUEZAS. Mateo 8:17La Biblia de las Américas (LBLA) 17 para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuando dijo: El mismo tomo nuestras flaquezas y llevo nuestras enfermedades.
(DHH) 17 Esto sucedió para que se cumpliera lo que anunció el profeta Isaías, cuando dijo: «Él tomó nuestras debilidades y cargó con nuestras enfermedades.»
5) AUN ASI, SE PUEDE SER SANTO.
Fi1.4: 13. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
(NTV) 13 Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas.
Cuando entendemos bien este concepto, entonces comprendemos, porqué Dios tiene misericordia de nosotros, e interviene para ayudarnos. Cuando entendemos bien este concepto también nos volvemos misericordiosos con los demás, ya no juzgamos, sino que ahora amamos tal como es. Increíble pero verdadero, cuando amamos subimos de nivel, estamos siendo como el Alto y Sublime, porque nos comportamos como Dios, ahora queremos ayudar, y el significado de la palabra “gracia” cobra sentido.
Ahora veamos la misericordia del al admirable Jesús que no espera para hacernos el bien: Jesús sana otra vez en día de reposo Lucas 14:4-6. La Biblia de las Américas.
…4Pero ellos guardaron silencio. Y El, tomándolo de la mano, lo sanó y lo despidió. 5Y a ellos les dijo: ¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey en un hoyo en día de reposo, y no lo saca inmediatamente? 6Y no pudieron responderle a esto.
Lucas 13:10-17Nueva Traducción Viviente (NTV) Jesús sana en el día de descanso 10 Cierto día de descanso, mientras Jesús enseñaba en la sinagoga, 11 vio a una mujer que estaba lisiada a causa de un espíritu maligno. Había estado encorvada durante dieciocho años y no podía ponerse derecha. 12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: «Apreciada mujer, ¡estás sanada de tu enfermedad!». 13 Luego la tocó y, al instante, ella pudo enderezarse. ¡Cómo alabó ella a Dios! 14 En cambio, el líder a cargo de la sinagoga se indignó de que Jesús la sanara en un día de descanso. «Hay seis días en la semana para trabajar —dijo a la multitud—. Vengan esos días para ser sanados, no el día de descanso». 15 Así que el Señor respondió: «¡Hipócritas! Cada uno de ustedes trabaja el día de descanso. ¿Acaso no desatan su buey o su burro y lo sacan del establo el día de descanso y lo llevan a tomar agua? 16 Esta apreciada mujer, una hija de Abraham, estuvo esclavizada por Satanás durante dieciocho años. ¿No es justo que sea liberada, aun en el día de descanso?». 17 Esto avergonzó a sus enemigos, pero toda la gente se alegraba de las cosas maravillosas que él hacía.
Ahora debemos entender que Esaú era fuerte en sus propias fuerzas, mientras que Jacob era débil en todo el sentido de la palabra. Por esto Dios era su fuerza y en un amanecer Jacob lucha contra un antagonista desconocido que resultó ser el ángel de Jehová junto al arroyo Jaboc, en su camino a Canaán luego de 20 años de exilio en Harán (Gen. 32:22-32). Allí Dios le cambia el nombre y le dice que ya no se llamará más Jacob, en otras palabras, débil, sino que se llamará ISRAEL, que significa el que pelea con Dios y con los hombres y sale vencedor en todo. Además, ISRAEL significa: “Dios contiende [lucha]”, “el que lucha con Dios”, “soldado de Dios” o “reinará con Dios”. El nombre se intercambia con el de Jacob, porque se lo considera en su papel de progenitor de la raza elegida. (48:1-3).
Cuando angustiados por alguna debilidad clamamos a Dios, él nos responde cada vez:
“Mi amor es todo lo que necesitas, pues mi poder se muestra más en tus debilidades”. (En otras palabras) Necesito hacerte débil para que mi poder actúe en ti. Hijo debes entender que de mi corazón ha nacido ayudarles a todos mis hijos con sus debilidades, por esto ya mandé a mi hijo a morir por cada uno de ustedes, él cargó con sus debilidades y enfermedades, ahora ya les di a mi hijo, ¿cómo juntamente con él no les daré todas las cosas? Confía en mí, te ayudaré, no te desampararé, estás en un proceso donde me daré mayor gloria con tu vida y te hará más bien. Yo exalto a los humildes, levantaré tu cabeza, por mi poder y mi fuerza que actúan en ti. Confía en mi proceso, yo no me equivoco, se bien lo que hago, mis pensamientos y planes son para bien y no para mal, para desearles una esperanza y un futuro mejor. Ten por seguro que conmigo triunfarás en la tierra, es inminente, y el cielo también, es seguro para ti que tienes mi Espíritu. La razón por la que te di mi espíritu Santo, es como una garantía que te traeré aquí a mi presencia, conmigo. Por tanto, mejor jáctate de tus debilidades y no te avergüences porque ahora corren por mi cuenta hacer muchas cosas por ti, tú no puedes, sin mi nada puedes hacer, tus fuerzas son limitadas, son fuerzas de hombre, las mías son infinitas, yo haré por ti, lo que tú nunca podrías hacer por ti. Ten por seguro que triunfaras, vencerás, lograrás, ganarás, tendrás éxito en todo lo que hagas porque yo estoy contigo.
Vamos a orar.
Gracias padre por tu gracia inagotable, por tu amor irresistible e incomparable, que repose sobre mí el poder de Cristo, lo que ahora vivo, lo vivo por el poder de aquél que me amó y se entregó por mí, de manera que cuando soy más débil es cuando soy más fuerte, porque tu fuerza es la que actúa en mi vida. Gracias padre por todo lo que harás en mi vida, me llevarás más allá de lo que yo nunca he soñado. Gracias PADRE, en el nombre de JESUS.

«¡LA FALACIA DEL LIBRE ALBEDRIO PARA SALVACION!»

nj5l094ad

Video de la Prédicanj5l094ad

Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. No te dejes impresionar por tu propia sabiduría. En cambio, teme al Señor y aléjate del mal. Proverbios 3:5-7. NTV. 

Antes que nada, quiero decir que estoy escribiendo este artículo con mi corazón muy enardecido, y esto es por la confusión generalizada que veo por el engaño del desconocimiento e ignorancia, y por la confusión religiosa de hoy en día. Nunca antes en la historia había habido tanto engaño, falacias, herejías, mentiras, que llevaran a tantos millones de personas a tener comportamientos errados, porque, así como crees te comportas. Nunca había existido tanta vanidad en la mente que lleva a millones de almas al infierno, que potencia la arrogancia los propios planes y voluntad pretenciosa del hombre, como el engaño moderno del “libre albedrío moral neutral”. Sí moderno porque al registrar la historia te percatas que es reciente, hablo de creer que la salvación proviene del libre albedrío del hombre. Conste que, en la antigüedad, ni antes, ni después de Cristo, no fue así.
Debo hacer recordarles que cuando los de la torre de babel desobedecieron el mandamiento que Dios les había dicho, que se extendieran, se multiplicaran en la tierra y la llenaran, es decir la poblaran, (Gen. 1:28; 9:1,7) estos decidieron hacer sus propios planes, haciendo una torre para atacar a Dios, esto último lo dice el libro de Jaser. Según la Biblia esa generación se unió con el propósito de glorificar el poder del hombre según Génesis 11:4: Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta los cielos, y hagámonos un nombre famoso, para que no seamos dispersados sobre la faz de toda la tierra.
Cuando Dios ve que son uno solo y que harán cuanto se hayan propuesto, debe bajar a confundirlos, porque eran una sociedad antropocéntrica (es decir, tenían al hombre en el centro), en lugar de teocéntrica (teniendo a Dios como el centro de sus vidas). Debo decir que a lo mismo hemos llegado hoy en día con la falsa creencia del libre albedrío, porque se cree que es extendido y exponencial. Pero porqué es tan malo presuponer ilusoriamente que somos dueños, que somos la clave, la llave, así como creer que somos originales en nuestros pensamientos y decisiones, siendo que somos producto de la sociedad conformista que según la Biblia todos andan, y algunos andábamos:
“Siguiendo la corriente de este mundo” Efesios 2:2. 17 Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios, porque ellos están irremediablemente confundidos. Efesios 4:17
La creencia del Libre Albedrío, primero hace esperar en el hombre, en su voluntad, y no en Dios y su gran poder. Cuando la Biblia manda a poner la confianza, absoluta y únicamente en el Dios todo poderoso. En la falsa creencia de ser “totalmente libres se llega a creer que es hasta para salvarnos.” Esto nos hace poner nuestra confianza en nuestras obras para la salvación, cuando la Biblia dice en Efesios 2:9 “no por obras, para que nadie se gloríe”.
Temo que los que creen y defienden la postura del “libre albedrío moral neutral”, asegurando que éste les da el poder de escoger la salvación, lo bueno de Dios y dejar todo lo malo a lo que están esclavizados por si solos: no son salvos, y otros al menos están sinceramente engañados, la verdad: son ciegos y podrían ir a condenación si siguen confiando en sí mismos, en su propia prudencia entendimiento, inteligencia, sabiduría, voluntad, y dejan de confiar en Jesucristo.
Quiero decir la verdad, sobre todas las cosas, comenzando con que en la Biblia no existe esta postura del “libre albedrío” que hoy se dice que es la clave que está en nosotros y produce la salvación. La Biblia ni aún registra la palabra “libre albedrío”, o “libre voluntad” del hombre. Lo que la Biblia asegura es que la naturaleza interna del hombre es la que lo gobierna, no su voluntad.
La presuposición que la voluntad humana decide sus acciones contradice la Biblia, además contradice la lógica. ¿Cómo podría la voluntad humana ser “libre” de la naturaleza de la persona en que se encuentra? Uno siempre escoge lo que le agrada. Lo que nos agrada refleja lo que somos en el corazón. Así, es el corazón, (es decir, la naturaleza interior de donde salen los malos pensamientos) que dirige al hombre, no su voluntad. La voluntad nunca puede ser “libre” de la naturaleza interna del ser en la que se encuentra.
Dios en las sagradas escrituras, nunca presenta al hombre como totalmente libre, sino como totalmente esclavos del pecado, o esclavos de Cristo.
“Jesús contestó: —Les digo la verdad, todo el que comete pecado es esclavo del pecado.” Juan 8:34 NTV.
1 Corintios 7:21-22 se refiere a los que eran esclavos de los déspotas, es decir de sus amos, recuerden que antes había esclavitud. Déspota significa originalmente, “uno que controla y domina todo”. El Nuevo Testamento se refiere al nombre de Dios como déspota, Dios es uno que controla y domina todo, es decir es Soberano. Adonaí, significa lo mismo en el Antiguo Testamento, en otras palabras, Dios es soberano y controla y domina todo lo que pasa en los hombres y en la tierra, por esto no pueden estar siendo totalmente “libres”. En la actualidad la palabra déspota tiene una connotación negativa pero antes no fue así.
En el siguiente versículo Pablo les habla a los que eran esclavos de los déspotas, es decir de sus amos.
1 Corintios 7:21-22Nueva Traducción Viviente (NTV) 21 ¿Eres un esclavo? No dejes que eso te preocupe; sin embargo, si tienes la oportunidad de ser libre, aprovéchala. 22 Y recuerda: si eras un esclavo cuando el Señor te llamó, ahora eres libre en el Señor; y si eras libre cuando el Señor te llamó, ahora eres un esclavo de Cristo.
Pablo se identifica junto a Timoteo como esclavos de Cristo Jesús (Filipenses 1:1). Ahora, la mayoría de las versiones inglesas tienen “siervos” o “servidores” allí, pero la palabra griega es “doulos”, que originalmente está correctamente traducida como “esclavo.” Santiago 1:1; 2 Pedro 1:1; Judas 1:1; Juan en Apocalipsis 1:1 aseguran que son “doulos de Cristo”, además de eso, Pablo repite que él es “doulos de Cristo” a través de sus otras cartas: en Romanos, 1 Corintios, Gálatas, Efesios, Colosenses, Timoteo 2, y Tito. El término es usado por lo menos cuarenta veces en el Nuevo Testamento para referirse al creyente, y el equivalente en hebreo se usa más de 250 veces para referirse a los creyentes en el Antiguo Testamento.
Seguramente podemos concluir que el Señor quiere que todos nos veamos de esta manera, los inconversos como esclavos del pecado y su pueblo en su esencia de la vida cristiana que pueda ser descrita por nosotros como la esclavitud a Cristo. Por esto la Biblia habla en que la verdadera libertad consiste que: entre más fe salvadora en Jesucristo tengamos, entre más guía y control del Espíritu Santo, tendremos más libertad. Pero nunca dice que la libertad que tenemos es algo único, exclusivo del hombre que le hace ser total, sino que para que éste sea feliz, para que pueda vivir y sentir la verdadera libertad y vida eterna en el corazón, el hombre necesita de Dios para lograrlo.
La Biblia dice del hombre, que su principal detractor y depredador, es el pecado y su esclavitud a este que lleva a dentro, por haberlo heredado del pecado original, mientras que la salvación sólo le pertenece a Dios, quien la da, cabe recalcar, a quién él quiere.
Apocalipsis 7:10 Nueva Traducción Viviente (NTV) 10 Y gritaban con gran estruendo: «¡La salvación viene de nuestro Dios que está sentado en el trono y del Cordero!». Es un hecho que a Moisés le dice: «Tendré clemencia de quien yo quiera tenerla, y seré compasivo con quien yo quiera serlo.» ROMANOS 9:15 NVI.
¿QUE MÁS CLARO QUE ESTO? Pues Dios le dijo a Moisés: «Tendré misericordia de quien yo quiera y mostraré compasión con quien yo quiera». NTV
De manera que debemos comenzar a definir las cosas y a tomar posturas para que no seamos engañados por estas falacias modernas. Los expositores y defensores del libre albedrío sumidos en la ignorancia, ponen por inmunda la sangre y el sacrificio de Jesucristo, lo menosprecian cuando anteponen siempre que la última decisión para la salvación, la tiene el hombre y sus obras, más no Dios y su sacrificio, en la muerte de su Hijo amado. Lo hacen cuando aseguran que, por su libre albedrío y sus obras, se van a salvar y no por fe. Esto es totalmente falso, ¡no lo puedo creer! ¿y dónde queda el suficiente sacrificio de Cristo?, ¿en la nada? ¿ahora hay que hacer obras? ¿solo porque por esta creencia no es suficiente lo que Cristo ya hizo? Cuando él mismo dijo: CONSUMADO ES.
HEBREOS 10:29 NTV Piensen, pues, cuánto mayor será el castigo para quienes han pisoteado al Hijo de Dios y han considerado la sangre del pacto —la cual nos hizo santos— como si fuera algo vulgar e inmundo, y han insultado y despreciado al Espíritu Santo que nos trae la misericordia de Dios.
Menosprecian a Jesús, porque dicen que primero murió como una mera posibilidad para que nosotros por nuestro libre albedrío hagamos el resto. Dicen que Jesús no murió literalmente por millones de personas con nombre y apellido, sino que muerte, tan solo es una posibilidad para salvación, y que yo por mi libre albedrío debo escogerla o despreciarla, esto pone al hombre por encima de Dios, esto esta incorrecto, Dios es quien decide tener misericordia, y ser compasivo con quién él quiera serlo, no el hombre, la salvación que es conocer la verdad es concedida por Dios y no por el hombre. El nuevo nacimiento es un don de Dios y no del hombre, para esto Dios nos concede que nos arrepintamos por su poder.
2 TIMOTEO 2:25 RVR1995 Debe corregir con mansedumbre a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad. Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios. Juan 1:13 NTV 10 y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Apocalipsis 7:10Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Quiero advertir a los cristianos que creen de ésta manera moderna, diciendo que su “libre albedrío “les dará la capacidad de ir al cielo por sí solos: ¡Dios los va a hacer fracasar! Controlará que caigan en trampas, pecados, problemas, circunstancias adversas, en donde tendrán que clamarle de corazón, esto si son suyos. Dios no va a hacer esto por maldad, porque ninguna maldad hay en él, sino para humillar la soberbia humana y llevarlos a toda verdad a los que ha escogido salvar.
11Castigaré al mundo por su maldad y a los impíos por su iniquidad; también pondré fin a la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los despiadados. Isaías 13:11 LBDA
Según el hombre moderno, contamos con el libre albedrío moral neutral, confunden esta falacia con la naturaleza predeterminada por Dios para tomar decisiones de cosas normales como las que todos hacemos todos los días. El hecho que tengamos el poder de hacer decisiones sobre qué comeremos, vestiremos, a donde iremos a pasear, que es el libre albedrío real, no nos hace tener el poder de decisión de ir al cielo o al infierno por si solos, esto es arrogancia. Esto es totalmente ridículo, es estar engañado e ir engañando a los demás. La fe salvadora es un obsequio Divino, no fruto del “Libre Albedrío” humano. Nacer de nuevo es un acto soberano de Dios. El pecador no se convierte a sí mismo, su incapacidad es total. Pero Proverbios 1:5 dice: “El entendido adquirirá consejo”.
El engaño del libre albedrío les hace esperar en ellos mismos, y cuando se trate de obedecer a Dios, será cuando ellos quieran, es tan serio para ellos, que desde esa premisa y lente se ve todo el panorama hacia afuera, es decir, como el supuesto libre albedrío es moralmente neutro, en otras palabras, como no estoy afectado por nada de nada, ni de lo bueno, ni de lo malo, tal como estaban Adán y Eva antes de pecar, entonces puedo decidir si escojo hacer lo bueno o hacer lo malo, entonces también puedo escoger la salvación cuando yo quiera, tengo ese derecho y privilegio intacto para cuando yo decida hacerlo. Esto es totalmente falso, porque las personas tomamos las decisiones por nuestra naturaleza pecaminosa, y en los límites ésta, es que verdaderamente tenemos libre albedrío, entonces no es tan libre.
Santiago 4:13-16Nueva Traducción Viviente (NTV) 13 Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». 14 ¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma. 15 Lo que deberían decir es: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». 16 De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes pretenciosos, y semejante jactancia es maligna.
Las personas, según es su naturaleza así toman las decisiones. Si la naturaleza está afectada por el pecado y Dios no los ha liberado, la persona está total y absolutamente predeterminada para hacer el mal. Pero si Cristo ha tomado el control de nuestra vieja naturaleza, entonces ya no vivo yo, sino Cristo vive en mí, y lo que ahora vivo, lo vivo por el poder de Dios, es decir, con una nueva naturaleza, una predeterminada por Dios, una transformada, renovada para ahora hacer lo que Dios quiere. Esto implica un nuevo poder de decisión, desde una perspectiva ya no solamente humana sino con la guía visión, y querer como hacer, de Dios.
Juan 8:36Reina-Valera 1960 (RVR1960) 36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Para que esto haya ocurrido, Dios tuvo que haber hecho algo antes, y no era nada humano, sino todo divino. Por esto Jesucristo dijo, “ustedes sin mí nada pueden hacer”.
Dios nos cambia la vieja naturaleza que nos tenía maltrechos, desventurados, ciegos, sordos, desnudos por el pecado, para darnos el poder de creer, por el don de la fe que deposita en nosotros, y luego nos arrepentimos y nos hace creer, y creer más en él. De esta manera nos transforma. Primero nos hizo regenerar, luego nos seduce con su voluntad irresistible, nos llama y de esta manera tomamos la decisión de aceptarlo porque él nos atrajo, él lo hizo todo, en todo el proceso fuimos libres, pero también capacitados por él, y tomamos la decisión porque es imposible decirle no a Dios porque él había cambiado ya nuestra naturaleza predeterminada hacia el mal, ahora él nos da una nueva naturaleza por su poder para que nos guste Dios.
“No estoy diciendo que el hombre no tiene voluntad. Sí tiene; pero que su voluntad está esclavizada”. Y, “El hombre es responsable por sus acciones, aunque le falte fuerza para cumplir con su responsabilidad a causa del poder del pecado”. Y, “Dios nos manda a hacer lo justo porque Él es Santo, no porque somos capases de obedecerle.” Y, “No estamos diciendo que el pecador no tiene PERMISO de escoger la salvación; solo que no puede hacerlo sin la gracia de Dios.” Si Dios no hubiese cambiado la naturaleza de los que creemos, si no la hubiese hecho morir con su poder, no nos gustaría Dios, sino solo la mentira y el engaño como antes. Por esto Dios dijo, tendré misericordia del que quiera y me compadeceré del que yo quiera. Porque no depende del hombre sino de Dios.
Efesios 2:8-9Reina-Valera 1960 (RVR1960) 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.
Es hora de creer correctamente que solo Dios salva, no el hombre, solo Dios produce lo que es santo, nosotros producimos lo que es tinieblas y maldad por el pecado que es la ponzoña, el veneno de áspid que tenemos en nuestra carne. Nuestro principio no fue la santidad, sino el pecado, fuimos engendrados en el pecado, y nuestro corazón es engañoso más que cualquier cosa, entonces, dejemos de creer que somos todo poderosos empoderados y facultados, que podemos hacer todas las cosas por nosotros mismos. Dios es santo, y produce lo que es santo, él tiene que hacer su trabajo en aquellos que se propuso salvar, entonces él es el principio de la santidad y de la salvación, por consiguiente, a él le toca y debe otorgar su favor inmerecido a aquellos que se ha propuesto salvar, para que puedan entonces alcanzar la salvación, de otra manera es imposible, las llamas del infierno esperan a los que creen erradamente. Jesús reprende a Pedro cuando no quería que a Jesús le aconteciese todo o que habían dicho los profetas de él.
Mateo 16:22-24Nueva Traducción Viviente (NTV) 22 Entonces Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo por decir semejantes cosas. —¡Dios nos libre, Señor! —dijo—. Eso jamás te sucederá a ti. 23 Jesús se dirigió a Pedro y le dijo: —¡Aléjate de mí, Satanás! Representas una trampa peligrosa para mí. Ves las cosas solamente desde el punto de vista humano, no desde el punto de vista de Dios. 24 Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.
Veamos el pensamiento de Martín Lutero acerca del libre albedrío:
Del Consuelo De Saber Que La Salvación No Depende Del ‘Libre Albedrío’
“Yo confieso francamente que, de mi parte, incluso si fuera posible, no querría que me sea dado el “Libre Albedrío” ni cosa cualquiera dejada a mis propias manos para capacitarme para trabajar para la salvación; no solamente porque frente a tantos peligros, y adversarios, y asaltos de demonios, no podría aguantar y sostener mi “Libre Albedrío” (porque un sólo demonio es más fuerte que todos los hombres, y bajo tales condiciones ningún hombre podría salvarse); pero a causa de que, incluso si no fueran peligros, sean adversarios o diablos, estaría todavía esforzado a trabajar sin ninguna garantía de éxito, sería como golpear el aire en vano.
“Si yo viviera y trabajara hasta toda la eternidad, mi conciencia nunca alcanzaría una certeza cómoda sobre la cuestión de cuanta falta para satisfacerle a Dios. En cualquier obra que haya cumplido, quedaría todavía una duda persistente si Dios estaba complacido, o si requería otra cosa. La experiencia de todos los que buscan justicia por obras comprueba esto; y yo mismo lo aprendí suficientemente bien por un período de muchos años, a mi propia gran desgracia. Pero ya que Dios ha quitado mi salvación de control de mi propia voluntad, y la ha puesto bajo el control de la Suya, y prometió salvarme, no según mis esfuerzos, ni correr, pero según Su propia gracia y misericordia, yo tengo la certeza cómoda que Él es fiel y no me mentirá, y que Él es también grande poderoso de manera que ningún demonio ni oposición puede derrotarle a Él o quitarme de Él. “Nadie,” Él dice, “Nadie, las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio es mayor que todos.” Juan.10:28-29. Así es que, si no todos, sin embargo, algunos, en realidad muchos, son salvos; pero en cambio, por el poder del “Libre Albedrío” ninguno podría ser salvo, pues todos pereceríamos.
“Además, tengo la certeza cómoda que yo agrado a Dios, no por causa del mérito de mis obras, sino por razón de Su favor misericordioso que me prometió; a fin de que, si trabajo demasiado poco, o malo, no me lo atribuye a mí, sino con compasión paternal me perdona y me hace mejor. Para todos los santos eso es gloriarse en su Dios.”
“Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. ” Romanos 9:16Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Romanos 9:19-21Nueva Traducción Viviente (NTV) 19 Ahora bien, ustedes podrían decir: «¿Por qué Dios culpa a las personas por no responder? ¿Acaso no hicieron sencillamente lo que él les exige que hagan?». 20 No, no digan eso. ¿Quién eres tú, simple ser humano, para discutir con Dios? ¿Acaso el objeto creado puede preguntarle a su creador: «¿Por qué me has hecho así?»? 21 Cuando un alfarero hace vasijas de barro, ¿no tiene derecho a usar del mismo trozo de barro para hacer una vasija de adorno y otra para arrojar basura?
“Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios” (Romanos. 11:22).
“La fe y la obediencia de los elegidos provienen de la Cruz, no del libre albedrío de ellos.” Es bíblicamente válido afirmar “Libre Albedrío” en los siguientes sentidos: 1. El “derecho” para escoger lo bueno. (Aunque el “derecho” para hacer una cosa no comprueba la capacidad para hacerlo) 2. El poder para decidir entre las cosas moralmente neutrales, como, por ejemplo, lo que uno come en el almuerzo o no; o decidir leer la Biblia en lugar de una revista pornográfica. 4. La capacidad para cumplir con ciertas actividades o devociones religiosas; asistir a los cultos, aprender coritos, orar, etc.
Pero es anti-bíblico afirmar el Libre Albedrío en los sentidos de: 1. Un poder inherente en el hombre para arrepentirse y aceptar a Cristo. 2. Una capacidad para contribuir, por obra o pensamiento, cualquier cosa que podría atraer la gracia de Dios. 3. Neutralidad moral. 4. La facultad que gobierna al hombre.
En el momento que el Cristiano se da cuenta de que su libre albedrío no es la base de su salvación, se aclara la definición correcta de la palabra “Gracia”. Se da cuenta que no se convirtió a sí mismo, y que la salvación no es una obra mutua entre el hombre y Dios. “La Salvación es del Señor”. Un entendimiento de la Incapacidad Total Humana ayuda para abatir el orgullo en el Cristiano. ¿Cómo puede uno estar orgulloso respecto a lo que no pudo hacer? A la vez, le da una nueva seguridad en su relación con Dios. Después de todo, si Dios pudo superar la resistencia de nuestra naturaleza pecaminosa para cambiar nuestros corazones obstinados, seguramente puede preservarnos para Su reino eterno, a pesar de la corrupción de nuestra carne.
Bendiciones en cristo.
Esperar en Dios, aunque sea difícil vale la pena, porque cuando hace su obra es grandiosa y muy beneficiosa.

«¡EMBARAZADOS DE LOS PROYECTOS DE DIOS!»

oleo

oleo

Jeremías 31:33-34Nueva Traducción Viviente (NTV) 33 «Pero este es el nuevo pacto que haré con el pueblo de Israel después de esos días —dice el Señor—. Pondré mis instrucciones en lo más profundo de ellos y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 34 Y no habrá necesidad de enseñar a sus vecinos ni habrá necesidad de enseñar a sus parientes diciendo: “Deberías conocer al Señor”. Pues todos ya me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande —dice el Señor—. Perdonaré sus maldades y nunca más me acordaré de sus pecados».

Veo que nuestro texto nos está diciendo que nuestra vida es como una obra de arte que aún no ha sido terminada, y que debe ser trabajada. Casi todas las enseñanzas que recibimos en la actualidad son sobre cosas que nosotros debemos hacer. Pero en este caso no es así, sino que Dios es el pintor, la impartición de la palabra de Dios nos dará fe, y la fe que ha puesto en nosotros hará lo suyo, esto es como embarazarnos del fruto de Dios. En ese sentido, hay varias declaraciones que debemos escuchar para comenzar:
Dios tiene proyectos de vida para con nosotros sus hijos. Estos proyectos son muy suyos, muy propios y personales que se ha propuesto hacer. Son cosas que él hará y que nadie lo podrá evitar.
De manera que debemos entender que Dios tiene proyectos que ejecutará para con nosotros. Son planes de bien y no de mal, son cosas que nosotros con nuestras propias fuerzas, jamás podríamos lograr porque son imposibles para nosotros.
Jeremías 29:11Nueva Versión Internacional (NVI) 11 Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
Entonces Dios debe embarazarnos con su semilla, con la visión de esos planes presentes y futuros. Para cuando ya nos ha sido dada la visión de Dios, esta nos inquieta, carga, alegra, motiva, ya que los proyectos de vida de Dios siempre nos traen mucha alegría porque son buenos, agradables y perfectos. Además, siempre hablan de cosas que Dios hará. Son ayudas, mejoras, en fin, son buenas noticias, porque él es alto, sublime y todopoderoso, habita en la eternidad, mientras que nosotros en el tiempo cronos.
Isaías 55:8-9Nueva Traducción Viviente (NTV) 8 «Mis pensamientos no se parecen en nada a sus pensamientos —dice el Señor—. Y mis caminos están muy por encima de lo que pudieran imaginarse. 9 Pues así como los cielos están más altos que la tierra, así mis caminos están más altos que sus caminos y mis pensamientos, más altos que sus pensamientos.
Todo este gran proyecto de vida de Dios, que es para nuestras vidas, ya está escrito en su libro, así que vendrán los días, en que Dios lo hará. De manera que debemos tratar de entender aunque nos cueste su voluntad, las profundidades de Dios, sus caminos inescrutables, su sabiduría insondable, y de cómo no nos olvida para hacernos mucho bien. Ciertamente los proyectos de Dios ya están anotados en su libro y en los días que viviremos.
Salmos 139:16Dios Habla Hoy (DHH) 16 Tus ojos vieron mi cuerpo en formación; todo eso estaba escrito en tu libro. Habías señalado los días de mi vida cuando aún no existía ninguno de ellos.
De manera que lo que sigue es que Dios debe embarazarnos con esa visión dentro de los días de nuestra vida que aún nos queden fuerzas, para luchar con su visión. Nos dice anticipadamente lo que hará cubriéndonos todo nuestro ser con su Espíritu, para convencernos con su instrucción.
Dios escribe sus ley o instrucción en lo más profundo de nuestros corazones, las escribe en nuestro espíritu y mente para que no lo olvidemos, porque él juró que lo hará, y para que alguien comience a hacer algo, todo primeramente debe estar en la mente, en visión de futuro, en metas.
Siempre se dice de cosas que nosotros debemos hacer, pero esto es muy personal para Dios. Estaremos tan embarazados de sus proyectos de vida, que no habrá necesidad de enseñar a nuestros vecinos y parientes diciendo: “Deberías conocer al Señor”. Pues todos ya me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande —dice el Señor—. Perdonaré sus maldades y nunca más me acordaré de sus pecados».
En estos proyectos de vida de Dios, él nos da una nueva identidad única, en cada uno de sus proyectos. No hablo de una identidad nacional como en caso de el país de Israel, sino de una identidad individual, que es en lo prometido, en lo que esperamos de Dios que hará, por tanto, en Dios, su amor y buena voluntad. Ahora debemos entender y creer que Dios no está jugando ni bromeando con lo que se ha propuesto hacer, sino que es totalmente serio en lo que hará.
Isaías 46:9-10Traducción en lenguaje actual (TLA) 9 recuerden todo lo que ha pasado desde tiempos antiguos. Yo soy Dios, y no hay otro; soy Dios, y no hay nadie igual a mí. 10 Yo anuncio desde el principio lo que va a pasar al final, y doy a conocer el futuro desde mucho tiempo antes. Les aseguro que todos mis planes se cumplirán tal como yo quiero.
Nuestra vida es como una obra de arte que no ha sido terminada, por esto los proyectos de Dios son para nuestra bendición, y que Dios hará inminente, e irresistiblemente. Estos son los siguientes:
  1. . Cristo Jesús, la promesa hecha realidad en el centro de nuestras vidas con su amabilidad. La definición de amabilidad es: Me importas tú, y me preocupo por tus asuntos o cosas. Te doy oportunidades y me ocupo de hacer mucho por ti porque eres importante para mí, por esto, el Espíritu Santo hace real a Cristo en nuestros corazones.
  2. . Éxito individual en esta vida, dado por Dios. Éxito en la familia: en la pareja, en lo hijos y en su educación, en las responsabilidades, en la cooperación. Éxito en la Salud. Revisiones médicas periódicas, buena alimentación, sin vicios, haciendo ejercicios. Éxito y la libertad económica: en los negocios, ahorro e inversiones, riqueza. Éxito en el crecimiento personal. En la religión, en los valores, en la educación. Éxito en el esparcimiento, en el descanso, en la diversión, en las vacaciones. Éxito en la labor Social, en la enseñanza, en la cooperación, en la beneficencia. 3. Restauración de la familia. La definición de la familia es dos personas que se unen por lazos legales y religiosos para convivir y tener proyectos de vida en común, y junto a sus hijos cuando los tienen.
  3. . Formar parte de su Santa Iglesia, que es un organismo vivo invisible conformado por los elegidos de Dios, cuya cabeza es Jesucristo, que es el brazo físico actuante de Dios en la tierra. Esta es una responsabilidad muy grande, es doloroso pero estupendo.
  4.  Ser columnas y baluartes de la verdad en la sociedad, o lumbreras de la sociedad. Esto es ser sal de la tierra y luz del mundo. Si la sal pierde su sabor, de nada sirve sino para tirarla. Una luz no se esconde ni se tapa, se pone en lo alto para que alumbre.
Esto es lo que Dios está trabajando en nuestras vidas hoy día, y lo que hará en el futuro. Tendremos nuestra mayordomía cristiana más controlada por nosotros de parte de Dios.
Tendremos más control y más éxito de lo que comemos, de la administración de las finanzas, ejercicios, educación, crecimiento personal, espiritual, y con identidad en la familia base, en las promesas de Dios, en lo que Dios quiere y va a hacer con nosotros. No importa si antes padecimos bajo la misma soberanía de Dios que controló que pasáramos en situaciones de escasez, peligros, guerras, o lo que fuere, ahora vendrá nuestro tiempo de brillar.
Job 14:7-9Nueva Traducción Viviente (NTV) 7 »¡Hasta un árbol tiene más esperanza! Si lo cortan, volverá a brotar y le saldrán nuevas ramas. 8 Aunque sus raíces hayan envejecido en la tierra y su tocón esté podrido, 9 al sentir el agua renacerá y echará nuevos brotes como un árbol recién plantado.
Vamos a orar. Gracias Dios Todopoderoso porque me dices lo que harás para el futuro, me dejas saber hoy, cuáles son tus proyectos de bendición. Ya decretaste la resolución y será favorable para nosotros, todo por tu gracia, por tu buena voluntad y bondad, por tu amabilidad. Estás preocupado por nuestras cosas, somos vasijas de barro, que cargamos un gran tesoro, tu Santo Espíritu. Gracias por que te ha nacido en tu corazón salvarnos, ayudarnos, bendecirnos, prosperarnos, tú quieres que tengamos vida plena, tu corazón es de dar, des de amor. Te regocijas en hacernos el bien. Gracias desde ya lo esperamos, en tu tiempo, y desde ya haremos todo lo que esté en nuestras manos cuando nos des el banderillazo de salida, por supuesto siempre trabajando desde ya, pero entendemos que es algo muy delicado que Dios mismo hará, es más tu obra que nuestro esfuerzo. Así que gracias por todo lo que harás que hagamos para tener este propósito tuyo en alto. Eres honorable, ¿quién como tu Dios? Gracias en el nombre de Jesús.

« ¿A DONDE NOS LLEVAN LAS TORMENTAS DE DIOS?»

fred tormentas

Video Alabanza Cristo es el Señorfred tormentas

Hechos 27: 13-15. Cuando un viento suave comenzó a soplar desde el sur, los marineros pensaron que podrían llegar a salvo. Entonces levaron anclas y navegaron cerca de la costa de Creta; 14 pero el clima cambió abruptamente, y un viento huracanado (llamado «Nororiente») sopló sobre la isla y nos empujó a mar abierto. 15 Los marineros no pudieron girar el barco para hacerle frente al viento, así que se dieron por vencidos y se dejaron llevar por la tormenta. (NTV)

Con la vida del Apóstol Pablo, nos podemos comparar, porque el obrar que Dios tuvo con él, es similar al de cada uno de nosotros, a los que al principio nos fue dada una encomienda de parte del Señor, y para él Señor, que resultará en muchas tormentas, tempestades y vendavales. Aunque debo aclarar que las tormentas de unos no son las de otros, porque como en el cuento de los tres cochinitos, para unos, una tempestad pequeña puede estar azotando grandemente su casita de paja, de madera, o de ladrillo, depende del escudo de la fe que Dios haya dado a cada quién. Pero ya sabemos en la actualidad que un huracán categoría 5 con vientos huracanados de más de 250 kilómetros por hora, puede derribar edificios muy bien construidos con tecnologías modernas. Y en efecto eso es lo que mide la escala basada en la velocidad del viento, que describe los posibles daños en edificios. En nuestro caso, las tormentas de dios nos golpean para cambiarnos internamente para transformarnos antes del éxito. Así que no debemos pensar que lo que a uno les pasa, no es nada en comparación a lo que a nosotros nos pasa. A cada quién Dios le pone la prueba que él sabe que va a poder sobrellevar. Jamás Dios nos pondrá una prueba que no podamos sobrellevar.

Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla. 1 CORINTIOS 10:13 DHH
« ¡PARA SABER A DONDE LLEVARÍAN A PABLO LAS TEMPESTADES DE DIOS, HAY QUE IR AL PRINCIPIO!»
Debía comenzar a cumplir la gran comisión “hasta los confines de la tierra” que a continuación revisaremos en las santas palabras de Jesús, cuando los apóstoles le hicieron una pregunta momentos antes de la ascensión de Jesús, que no era para ese tiempo ser contestada.
Hechos 1:6Nueva Traducción Viviente (NTV)
6 Así que mientras los apóstoles estaban con Jesús, le preguntaron con insistencia: —Señor, ¿ha llegado ya el tiempo de que liberes a Israel y restaures nuestro reino? 7Y El les dijo: No os corresponde a vosotros saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con su propia autoridad; 8pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. 9Después de haber dicho estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban, y una nube le recibió y le ocultó de sus ojos.… Hechos 1:7-9. La Biblia de las Américas
Pero San Lucas no sabía de ninguno de los doce apóstoles que había llegado hasta Roma. Pedro, nunca sale más allá de Judea y Samaria. Juan, compañero de Pedro, tampoco viaja más que hasta Samaria. Santiago el Mayor es asesinado temprano. Santiago el Menor no se mueve de Jerusalén. Matías, elegido en lugar de Judas, desaparece inmediatamente después de su elección. De los demás apóstoles no hay ni noticias.
¿Cómo mostrar que la profecía de Cristo se cumple y que la Iglesia llega “hasta los confines de la tierra”? Pues la misión recae sobre Pablo y como para San Lucas Pablo no era un verdadero apóstol, porque para él, “apóstol” era el que había conocido personalmente a Jesús, y había recibido de él la misión de anunciar el evangelio (Hch 1,21-26), cosa que no había sucedido con Pablo. Entonces para explicar qué Pablo es el que cumple la misión de llegar a los confines de la tierra, encargada en realidad a los apóstoles, Lucas con habilidad extraordinaria, lo muestra recibiendo del propio Jesús este encargo en el camino de Damasco que debía ir lejos por su Dios quien fue que se le apareció. Y lo repite tres veces a lo largo del libro, mientras va camino a Roma, como para que no queden dudas. Comienza en el primer relato dice “una luz del cielo” (9,3). El segundo, “una gran luz” (22,6). Y el tercero, “una luz más luminosa que el sol” (26,13).
Y en efecto cuando Jesús se le aparece le dice a Pablo, lo que desde principio él ya ha decretado, que lo librará de los judíos y de los gentiles, siendo su instrumento tendrá que llevar su santo nombre en servicio, para abrir los ojos de los que están en oscuridad y tendría que dar testimonio en donde el Señor lo llevara inclusive hasta Roma. Además sufriría por el Señor. Revisemos bien y detenidamente la misión que fue dada al Apóstol desde el principio, según las palabras de San Lucas en la inspiración del Espíritu Santo.
“Te libraré del pueblo judío y de los gentiles”… HECHOS 26:17 …a los cuales yo te envío, 18para que abras sus ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz, y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en mí, el perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados. Hechos 26:18
Jesús le dijo a Ananías que ha escogido a Pablo: “para que me sirva”. Pero el Señor le dijo: Ve, porque él me es un instrumento escogido, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, de los reyes y de los hijos de Israel; HECHOS 9:15 LBLA. Esa noche el Señor se le apareció a Pablo y le dijo: «Ten ánimo, Pablo. Así como has sido mi testigo aquí en Jerusalén, también debes predicar la Buena Noticia en Roma». HECHOS 23:11 NTV
Ananías le dijo a Pablo el mensaje de Jesucristo. …14Y él dijo: “El Dios de nuestros padres te ha designado para que conozcas su voluntad, y para que veas al Justo y oigas palabra de su boca. 15“Porque testigo suyo serás a todos los hombres de lo que has visto y oído. 16“Y ahora, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados invocando su nombre.… Hechos 22:14-16.
Y allí comienzan las tempestades que llevarán a Pablo a la meta que Dios le había puesto, anunciar su nombre, convertir a muchos en el camino hasta llegar a Roma. Y efectivamente las cosas comenzaron a suceder y Jesús lo cuidó usando a personas y circunstancias. Primero lo quisieron matar los Judíos y fue librado por los romanos, luego 40 hombres juraron bajo maldición, no comer hasta matarle, pero su sobrino, el hijo de su hermana escuchó el plan y fue a la cárcel a contárselo a su tío Pablo y se enteró el tribuno u oficial principal que lo cuidaba, quien lo envía al gobernador Félix, este lo cuida enviándolo a otro lugar.
Porcio Festo sucesor del gobernador Félix deja 2 años preso a Pablo para congraciarse con los judíos. También el Rey Agripa y su esposa judía Drucila escucha a Pablo, hasta que él para librarse de una muerte injusta de los judíos, en ese momento Frente a Agripa vuelve a pedir por segunda vez ser juzgado por el Cesar, diciendo “Al Cesar apelo”. Agripa le dice a Félix, que Pablo no ha hecho nada digno de ser castigado ni de muerte, que hubiese quedado libre si no hubiera apelado a Augusto.
Pablo es enviado hasta roma por barco. Ya había habido alborotos en su vida, pero faltaba lo peor, en una especie de: tempestad, vientos huracanados o fuertes vientos, tormentas, viento en contra, clima peligroso, es llevado a otro sufrimiento aún más difícil y casi martirio. Leímos acerca de los marineros de aquel barco en que llevaban prisionero a Pablo que el viento es tan fuerte que “se dejaron llevar por la tormenta”. Pablo había advertido a los oficiales Romanos que no zarparan, pero en el puerto donde estaban ocurría algo, el viento que soplaba del norte podría hundir la nave en el puerto, mientras que al lugar donde se dirigían, la ubicación geográfica de ese puerto más segura porque protegía de ese viento a los barcos, estos estaban bien resguardados en ese lugar. Esta es la razón por la que los oficiales romanos no escuchan a Pablo y deciden irse.
18 El próximo día, como la fuerza del vendaval seguía azotando el barco, la tripulación comenzó a echar la carga por la borda. 19 Luego, al día siguiente, hasta arrojaron al agua parte del equipo del barco. 20 La gran tempestad rugió durante muchos días, ocultó el sol y las estrellas, hasta que al final se perdió toda esperanza. Hechos 27:18-20. NTV
Me llama poderosamente la atención que al final perdieron toda esperanza. ¿Quiénes? Bueno creo que al ver, y padecer por la enorme tormenta todos perdieron la esperanza que iban a vivir.
« ¡DESDE LAS TEMPESTADES DIOS HACE COSAS GRANDES!»
A veces podría ocurrirnos que con la prueba, los vientos huracanados azotan tanto nuestro barco que comenzamos a hacer cosas como echar la carga por la borda y perdemos la esperanza. Las cosas valiosas las tiramos porque pensamos que pereceremos, pero no se queda allí, no solo lanzamos la mercancía sino también el equipo del barco, que al rugir durante muchos días la tempestad, sin ver el sol y las estrellas, comienzas a pensar que no lo vas a lograr. Le preguntas a Dios, Señor que estás haciendo que no veo un claro, no miro la luz al final del túnel, no sé por dónde voy, quizá no la voy a hacer, quizá no lo lograré. Pasan los días y cada vez la tormenta te golpea, te azota, te cansa y te trae pérdidas no solo de dinero sino de muchas otras cosas, como principios, buenas costumbres.
Pero debes recordar que Dios envía la tormenta no para hacerte daño, sino para llevar más allá las cosas, que sean sobrenaturales, para que creamos y otros también puedan creer al ver que estamos intactos, sanos y salvos. Recuerda que es necesaria la tempestad de Dios, para que des testimonio de su nombre, para que confías en él, en su poder, y no en tu vista ni fuerzas, para que lleves el evangelio más allá, para que abras los ojos de los que están en sombra de muerte, y para llevarte a los confines de la tierra. Por esto las tormentas que hoy pasa son los trampolines del mañana.
La tormenta va a pasar, ¿Cuándo hacemos la pregunta? ¿Hacia a donde nos llevan las tempestades de Dios? Debemos recordar profundamente, que fue lo que Dios nos dijo al principio, hacia a donde nos llevaría, y allí tenemos un gran consuelo para no ver la tempestad sino la meta.
Recordemos el día del evento de la conversión de Pablo, Jesús se le apareció y le dijo hacia donde lo llevaría. ¿Qué le dijo Jesús a Pablo? Ah, bien contestado, y ahora ¿Qué te dijo Jesús a ti?
Cuando estés sufriendo por la tormenta y que hasta te dejes llevar por el viento como lo hicieron los marineros, recuerda que esa tormenta es para llevarte lejos, por tanto no te quejes, sino pídele a Dios un corazón agradecido. Un día la tormenta va a pasar, vendrá la calma y las tormentas te habrán llevado a las alturas de Dios, lejos a los confines de la tierra, a donde no pensabas nunca que ibas a ir.
Probablemente nunca has tenido un dialogo de aparición como el que le sucedió a Pablo el día de su conversión, y como el que aparece en la Biblia en repetidas ocasiones. El “diálogo de aparición” consta normalmente de cuatro elementos: a) La doble mención del nombre de la persona (¡Saúl, Saúl!); b) una breve pregunta del personaje (¿Quién eres, Señor?); c) la auto presentación del Señor (Yo soy Jesús, a quien tú persigues); y d) un encargo (Levántate y vete).
Este mismo “diálogo” lo tenemos, por ejemplo, cuando el ángel le encarga a Jacob regresar a su patria (Gen 31,11-13); cuando Dios autoriza a Jacob a bajar a Egipto (Gen 46,2-3); en la vocación de Moisés (Ex 3,2-10); en el sacrificio de Isaac (Gen 22,1-2); en la vocación de Samuel (1 Sm 3,4-14).
Aunque no te haya pasado esto mismo a ti, estoy seguro que Dios te ha dicho lo que él quiere y hará contigo. Te lo ha dicho de alguna manera, así es que ten ánimo, mucho camino te espera, es necesario que le sirvas al Señor, en tu vida, son necesarias las tormentas de Dios, las que él utiliza para llevarte lejos. Pablo tuvo 14 en alta mar sin comer, su naufragio fue para bien, llegó a la isla de Malta donde le mordió la mano una víbora venenosa y no le ocurrió nada, al contrario fue a orar por los enfermos y los sanó, de manera que los lugareños penaron que era un dios. Los guardias romanos lo respetaron porque se había cumplido todo cuanto él les había dicho, sólo el barco y su carga se perderá, ninguno de los tripulantes pereció.
Hechos 27Reina-Valera 1960 (RVR1960)
37 Y éramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis. Hechos 28Reina-Valera 1960 (RVR1960)
14…y luego fuimos a Roma, 15 de donde, oyendo de nosotros los hermanos, salieron a recibirnos hasta el Foro de Apio y las Tres Tabernas; y al verlos, Pablo dio gracias a Dios y cobró aliento. 16 Cuando llegamos a Roma, el centurión entregó los presos al prefecto militar, pero a Pablo se le permitió vivir aparte, con un soldado que le custodiase.
Pablo predicaba en Roma. 30 Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.
Pablo al igual que Jesús aplastó las opiniones de los orgullosos, lo hizo de manera vehemente. ¿Porqué? Porque les buscaba el bien, aunque ellos dijeron que era desamor, porque quisieron confundir el buen mensaje por su mala naturaleza. Jesús amó a los fariseos al decirles la verdad de su destino final, al igual que un médico debe decirle a su paciente que tiene cáncer y que si no inicia el tratamiento de inmediato, morirá. Aunque te acusen sigue comunicando la verdad del mensaje del reino de Dios en las buenas nuevas de Jesucristo, no importan las tormentas, Dios te llevará lejos, a los confines de la tierra.
Ten animo así como Pablo lo recobró, porque las tormentas, ciertamente te harán sentir por un tiempo mal, pero después vendrá lo mejor. Sólo confía el Cristo. ¿Lo crees?
Vamos a orar.
Gracias Padre celestial, Dios bueno y misericordioso, porque me haces saber para qué son las tormentas en mi vida. Yo desconocía tu propósito, pero como tú eres Dios, obras haciendo una cadena de eventos, cambiando las circunstancias, metiéndome en condiciones adversas y situaciones con dilema, para que junto con el tiempo producir un resultado que antes ya habías decretado. También para que confíe cada vez más y mejor en ti, y para darme lecciones espirituales.
Así gobiernas en la tierra porque tú eres el soberano que manda en ésta tierra y no los hombres ni las fuerzas espirituales malignas, ni la naturaleza, que solo son instrumentos en tus manos para llevar a cabo todo cuanto te has propuesto. Pero algo debo recatar cada vez que la tormenta me golpee, y es que no solo estas en control de todas las cosas, sino que me vas llevando lejos, hacia donde tú quieres llevarme y tú no me dejarás. No dejaste a Job sólo en su tormenta, y no dejaste a tus discípulos solos en la barca a merced de la tormenta, sino que calmaste la y les renovaste su fe.
En mis tormentas no deberé temer, porque tú eres Dios, a ti te obedece siempre la naturaleza, de manera que no solo deberé pedirte que me auxilies sino también deberé mostrar mi gratitud diciéndote: Gracias Dios porque me estás promoviendo, estás dirigiendo mi barco exactamente al rumbo que me quieres llevar. Gracias, tu diriges mi barco, mis velas, el viento y las tormentas en mi vida. Gracias en el nombre de Jesús, porque después sabré que todo fue para mi bien, cobraré ánimo y me alegraré de hacer tu santa voluntad y me habrás llevado lejos, a tus alturas, a los confines de la tierra, y seré tu instrumento de amor. Así será en el nombre de Jesús. Amén y Amén.

«¡SOLVENTEMOS NUESTROS PROBLEMAS NUCLEARES!»

famnuclear

famnuclear

Hebreos 3:14-16Nueva Traducción Viviente (NTV) Pues, si somos fieles hasta el fin, confiando en Dios con la misma firmeza que teníamos al principio, cuando creímos en él, entonces tendremos parte en todo lo que le pertenece a Cristo. 15 Recuerden lo que dice: «Cuando oigan hoy su voz, no endurezcan el corazón como lo hicieron los israelitas cuando se rebelaron». 16 ¿Y quiénes fueron los que se rebelaron contra Dios a pesar de haber oído su voz? ¿No fue acaso el pueblo que salió de Egipto guiado por Moisés?
Impresionante, me súper encanta la palabra de Dios, de cómo va a la médula, al nuecleus. Nuestro texto está asegurando que, desde el principio de nuestra relación con Jesucristo, comenzamos con un tipo de confianza para con Dios, que podría no ser al final la misma.
Me golpea el corazón y alegra como va directo al grano, habla exclusivamente de cómo nuestra relación podría ser afectada a rebeldía en condiciones, circunstancias, situaciones adversas, por esto el llamado es para cuando pasamos por “EL DESIERTO”. Ahora voy a parafrasear el texto para que lo entendamos mejor.
15 Recuerden lo que dice por medio de David: «Cuando oigas su voz hoy, en el desierto de la prueba en la que es necesario que yo te introduzca, no endurezcas tú corazón como lo hicieron los israelitas cuando se rebelaron en el desierto y me provocaron a ira».
Ahora para entender mejor el consejo de Divino, veremos como Dios a todos sus hijos, necesariamente nos mete en el desierto de la prueba. Únicamente que la tierra prometida es simbólicamente el cielo a donde nos lleva, y la obediencia que pide de andar en el Espíritu es más el trabajo del Espíritu Santo en nosotros que nuestro esfuerzo agotador durante el desierto, porque como en estos tiempos ya tenemos al consolador, a nuestro ayudador, él nos ayuda en todas nuestras debilidades.
EL ESPÍRITU SANTO ES EL PARÁCLITO: Palabra del griego “parakletos”, que literalmente significa “aquel que es invocado”, es por tanto el abogado, … el mediador, el defensor, el consolador. Jesús nos presenta al Espíritu Santo diciendo: “El Padre os dará otro Paráclito” (Juan 14,16). El abogado defensor es aquel que, poniéndose de parte de los que son culpables debido a sus pecados, los defiende del castigo merecido, los salva del peligro de perder la vida y la salvación eterna. Esto es lo que ha realizado Cristo, y el Espíritu Santo es llamado “otro paráclito” porque continúa haciendo operante la redención con la que Cristo nos ha librado del pecado y de la muerte eterna.
Pero es necesario que Dios nos ponga a prueba, en este caso para hacer que lo obedezcamos, allí nosotros conoceremos que él está en nosotros, y nosotros en él. No obstante, la escritura habla de manera que Dios debe conocer que es lo que está en nuestro corazón y nos hace un llamado a recordar y a obedecer.
Deuteronomio 8:1-3 Nueva Traducción Viviente (NTV)
Un llamado a recordar y a obedecer
8 »Asegúrate de obedecer todos los mandatos que te entrego hoy. Entonces vivirás y te multiplicarás, y entrarás en la tierra que el Señor juró dar a tus antepasados y la poseerás. 2 Recuerda cómo el Señor tu Dios te guió por el desierto durante cuarenta años, donde te humilló y te puso a prueba para revelar tu carácter y averiguar si en verdad obedecerías sus mandatos. 3 Sí, te humilló permitiendo que pasaras hambre y luego alimentándote con maná, un alimento que ni tú ni tus antepasados conocían hasta ese momento. Lo hizo para enseñarte que la gente no vive solo de pan, sino que vivimos de cada palabra que sale de la boca del Señor.
El llamado es que allí, en el desierto cuando oigamos su voz, no cerremos herméticamente el corazón para no obedecerlo como lo hicieron los Israelitas en la provocación. Allí decidieron no obedecer más a Dios, se revelaron, entonces Dios decretó que morirían todos ellos menos Josué, Caleb, y los jóvenes menores de 20 años. Este fue un castigo directo al que quiere romper la relación “Padre, Hijo.”
La relación de Dios con nosotros es lo más importante para él. Esta es la razón por la que nos mete en el desierto, para fortalecer esta relación, porque solo en la adversidad se puede hacer mayor vínculo, y para que las cosas suntuosas y las que nos dan seguridad que tanto queremos de este mundo, no sean más importantes que Dios. Dios hace que su paternidad, su relación de amor sea lo más importante para nosotros.
Se trata de obedecerlo en la relación íntima de amor, o desobedecerlo por no poder, ni saber escucharlo. Sin embargo, esto último es imposible para un verdadero hijo de Dios ya que él mora en nosotros, y porque en la debilidad de nuestra humanidad él Espíritu Santo se encarga de enseñarnos y acostumbrarnos a que le obedezcamos.
Cuando ya aprendemos a obedecerlo, a estar adherentes al menos al 70, 80, 90, y 100% a todas las veces que nos da directivas, entonces la relación se ha fortalecido y entonces se da lo que la Biblia manda, andar en el Espíritu, allí ya nosotros andamos en el Espíritu.
Puedo decir que esto es una realidad en mi vida. Por mucho pensé que en el desierto yo no obedecía a Dios, pero él me demostró que si lo hacía. Él me había dicho que yo solo tenía que andar en el Espíritu, y cuando lo hiciese él me ayudaría a resolver las cosas que para mí eran más difíciles e imposibles, que entonces él me traería estas cosas a mi casa, a mis manos, o él me diría a donde yo iría a recogerlas.
Al principio hice un gran esfuerzo para andar en el Espíritu, pero a medida que la prueba del desierto recrudeció sentí que yo ya no daba más, estaba exhausto. Pensé que ya no me dirigía como antes, que estaba fallando en su llamado, pensé que andar en el Espíritu era un esfuerzo únicamente mío. Pero cuando recibía las cosas tal como me lo dijo, me percaté que lo había obedecido que había andado en el Espíritu porque él había cumplido exactamente todo lo que me había prometido al pie de la letra si yo andaba en el Espíritu. Entonces me pregunté ¿Cómo fue que anduve en el Espíritu? Y lo supe:
La voz del Espíritu es una corazonada, una certeza, una guía que yo había estado siguiendo. No caminaba si no me dirigía primero por aquel sentir, entonces me di cuenta que lo había obedecido y agradado POR EL ESPÍRITU en la manera que él me había pedido, y que había sido más por su obra que por la mía.
Ahora puedo decir que es una realidad, que Dios cumplirá todo lo que nos ha prometido, y hará más, nos llevará a las grosuras y a lo mejor, entre más obedezcamos su voz. Me había acostumbrado tanto a seguir aquella voz interior que pensaba que era yo quién lo hacía todo, pero también recordé como me había dado contra la cara en muchas ocasiones por no seguir la voz del Espíritu Santo en el testimonio en el corazón del que les hablo.
Es tan sencillo como seguir lo que tu corazón te sugiere, es una voz sugerente, allí está la diferencia en detenerte para quedarte donde estás, o salir y para quedarte 2 horas atrapado en el tráfico, en medio un tornado o tormenta repentina corriendo peligros.
Por esto es que para solventar nuestros problemas de núcleo es primordial andar en el Espíritu, es decir, oír su voz hoy, seguir la certeza, la corazonada, la convicción, el testimonio, el sentir interior, es todo lo que Dios nos pide hoy. Si lo hacemos él hará el resto.
El nucleus, es la médula, lo interior, lo seguro, lo firme de una cosa, es la parte principal, fundamental o más importante de algo.
Los cristianos nos equivocamos cuando pensamos que nuestros problemas que más nos afectan, principalmente provienen de afuera. Pensamos que son externos y enfocamos nuestra mirada y escudos a defendernos del mundo, de las fuerzas espirituales negativas, de los malos, réprobos e impíos que nos acechan, y no es que esté mal, pero no vigilamos la parte que más descuidamos:
El núcleo central del que somos piezas importantes: Dios y yo, la familia, la iglesia, la sociedad.
Es pasmoso saber que de ahí provienen la mayoría de nuestros problemas y no de afuera. El núcleo es lo que más ataques sufre, por esto se dice en política que: “el entendimiento sigue constituyendo el núcleo básico de la estrategia política.
Pero ignoramos muchas cosas acerca de nuestro núcleo, y este núcleo que debe estar fuerte, la médula, lo interior que es nuestro, lo que es seguro y debe siempre estar seguro, lo firme, lo principal, fundamental y más importante es:
Dios, Yo y la fe, la familia. Pero el núcleo de la familia es lo que más atacado en el cristiano.
El ataque personal para poner a duda nuestra confianza y la familia, sí, la familia son el núcleo de nuestra fuerza, que Dios ha fundido, y es allí donde se dan la mayoría de problemas de los cristianos de hoy en día. ¿Pero por qué? Porque se van descuidando muchas áreas, se deja de enseñar cómo queremos que las cosas sean para nosotros, porque el egoísmo no permite que haya más libertad en alguna parte del núcleo.
Si como cabezas no enseñamos como queremos que sean los nuestros, más delante seguramente estaremos amargados porque sus malacrianzas nos estarán escupiendo la cara.
El núcleo es al que estratégicamente satanás dirige su ataque. Sabe que, si logra debilitar a uno de sus componentes, en el caso de la familia a uno de los dos componentes más fuertes del núcleo, ya sea al esposo o a la esposa, ya ganó.
Pero si no puede debilitar a ninguno de los dos, lo hará con los hijos, porque como dice un dicho de nuestros pueblos “para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo” por esto el dicho es cierto y el dicho en realidad dice, “No hay peor cuña que la del mismo Palo. Esto significa que para que haya una contra fuerza que verdaderamente ejerza bloqueo, debe hacerse con un material que sea más resistente que el primero.
Pero no solo hablemos del Diablo, sino que Dios mismo durante la prueba nos pone a personas que serán duras con nosotros para moldearnos para nuestro propio bien. De manera que, si en este tiempo tienes a algunas personas que te están haciendo antagónicamente la vida imposible, es porque Dios se está revelando, de cómo es él y su amor.
Esta es la razón por la que Dios permite el mal, para darse a conocer, no podría darse a conocer si no viéramos y viviéramos la diferencia, de manera que cuando estés en el desierto, es cuando más Dios esta, amándote, cubriendo, apapachando, abrazando, él está demostrando su relación de amor y paternidad más que tú, y te sustenta en tus debilidades, porque quiere que lo entiendas y conozcas con más intimidad. Esto es una realidad es ser guiados por el Espíritu.
Quiero definir que ser guiados por el Espíritu es ser controlados por Dios. Cuando seguimos la dirección del Espíritu, se siente como obedecer a la certeza, entonces, aunque voluntariamente estamos siendo guiados y controlados por Dios, estamos controlando todo en la tierra.
Pero no solo esto queda allí, sino que va más allá, porque tenemos una visión panorámica de la escena natural que nos rodea. Como el Espíritu actúa por fe, y la fe es la causa que está por sobre todo lo sobrenatural y natural, entonces afectamos directamente el mundo sobrenatural y natural que nos rodea. Esto sucede cuando se da el efecto de la fe, o certeza en la tierra, literalmente es dominado, controlado, gobernado y limitado por nosotros, el mundo natural de la carne humana, porque “mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo”.
Es como tener un tercer ojo que lo está viendo todo, es como crear un escenario nuevo, y en la realidad lo creamos a nuestro favor, y es por la fe. No que nosotros estemos viendo nada, sino que está operando la inteligencia del Espíritu en nosotros, y al seguirla estamos usando su tecnología a nuestro favor. Realmente podemos sentir anticipadamente las decisiones y movimientos que los demás harán, ya para entonces nos habremos adelantado a sus intenciones.
Pero cuando no andamos en el Espíritu pagamos un alto precio, que puede llegar a ser hasta la muerte. La razón es que nosotros nos equivocamos, pero Dios no se puede equivocar, es imposible que Dios se equivoque, entonces como la fe es de Dios, y Dios no se puede equivocar, cuando actuamos por la fe, es imposible que Dios falle, porque es la manera de agradarlo según hebreos 11:6.
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
Así fue como David, venció a Goliat, estaba confiando en que Dios le iba ayudar, literalmente estaba cazando a Goliat y lo sabía, sabía que ya lo tenía, y que Dios haría que todo operara para bien, Auque esto significara la muerte de otro hombre y no la suya, porque es la victoria de los que luchan, trabajan y confían en el verdadero Dios.
Es realmente una gran bendición poder tener esta inteligencia extraterrestre de Dios en nosotros, no hay forma de perder, Dios nunca pierde y no perderemos nunca al seguir la corazonada, la certeza en nuestro corazón. Pasamos por muchos problemas innecesarios por no haber seguido la certeza, pagamos un alto precio, por esto Dios nos mete en pruebas para que cada vez, optemos por la vida, al seguir la certeza que nos da, si estamos dormidos pagaremos las consecuencias, pero si estamos despiertos ganaremos.
Es la lucha de una inteligencia superior que debe ir desarrollándose en nosotros cada vez más y mejor, contra la astucia y sagacidad de la carne. Es la lucha de Dios contra su enemigo la carne, y la carne de pecado podría ganarnos si no contamos con la visión que Dios nos da, en un momento decisivo. Pero la inteligencia de Dios no es sola, va acompañada de valentía, de más astucia, sagacidad, entereza, y más, por esto es superior.
Viendo el vídeo de la muerte de un policía en la balacera de Dallas de este 5 de julio de 2016, me impresionó como este pobre policía desde un principio iba a perder la vida. Primero iba sin ser guiado por el Espíritu a enfrentar a la carne y demonios, también no llevaba a ningún compañero que lo apoyara contra el francotirador que estaba a unos 6, 8 metros de él. No llevaba chaleco contra balas, ni perros para que lo atraparan, o al menos lo distrajeran, no llevaba granadas, ni de ruido, ni fragmentarias, no tenía una buena visibilidad porque se cubrió detrás de una columna de cemento, mientras que él otro tipo detrás de una camioneta SUV, que estaba a la orilla de la calle. El policía rápidamente perdió la visibilidad por los disparos que el francotirador, le hace a su derecha, se mira que el policía se cubre y espera en la derecha, se asusta y ralentiza sus movimientos, en ese momento, el francotirador se le acerca por la izquierda, lo encuentra de espaldas y le dispara, lo mata inmediatamente.
Fue solo un momento, pero dramático, al final este hombre mató a 5 policías, e hirió a 6 más, 3 de los cuales están en estado crítico. Tuvieron que hacer lo que desde un principio debían hacer, mandar un robot con cámaras y explosivos, a acercarse al francotirador, le pusieron una bomba y allí lo mataron y terminó todo.
Yo soy partidario que las cosas se deben hacer con más inteligencia y con menos exposición, 5 familias perdieron a sus padres ese día por no contar con la inteligencia del Espíritu Santo.
Si yo fuera el jefe de policía de ese lugar o de cualquier otro, la primera estrategia sería la oración y el acuerdo de la fe, al menos tendría conmigo no solo a ese robot, sino a un mini tanque. Es un tanque pequeño, en el que solo cabe un hombre, es blindado a prueba de minas, bombas, y tiene un poder de fuego increíble, tan solo mide 80 centímetros de alto por 1 metro de largo, y llega a cualquier lugar. Aparte de Drones artillados, trampas caza bobos, y muchas cosas más.
Es hora de solventar todos nuestros problemas nucleares por el Espíritu. Debemos comenzar por las obras pecaminozas de la carne: SOLVENTEMOS NUESTROS PROBLEMAS NUCLEARES POR EL ESPIRITU. Romanos 8:13 – Traducción en Lenguaje Actual Si ustedes viven de acuerdo a esos deseos, morirán para siempre; pero si por medio del Espíritu Santo ponen fin a esos malos deseos, tendrán vida eterna.
Bendiciones en Cristo Jesús.

«¡LIBERTAD EN CRISTO Y ACTITUDES!»

libertad

libertad

Galatas 5:1 ¡Jesucristo nos ha hecho libres! ¡Él nos ha hecho libres de verdad! Así que no abandonen esa libertad, ni vuelvan nunca a ser esclavos de la ley. TLA.

Cuando uno ha sido esclavo de muchas cosas como de: el pecado, le estructura de una religión, el legalismo, las normas coercitivas de la voluntad humana, que nos imponen y que atentan contra nuestra libertad. Cuando fuimos engañados por nuestros padres o autoridades como políticos, presidentes, y que fue en detrimento nuestro, en fin, la opresión del sistema de este mundo, el resultado es un cambio en el comportamiento.
Ocurre en nosotros una desventura que es una situación o suceso que produce gran dolor y sufrimiento. Pero a la vez comienza una rebeldía contra el sistema que crecerá, y un día tratarás de liberarte. Tu buscas una liberación, un libertador humano que te haga sentir libre interiormente de toda esa injusticia que estas sufriendo, pero ciertamente el comportamiento ya ha sido afectado. A esto es lo que se le llama generación X.
Si tu naciste entre 1961 y 1981, eres de la generación X. Esta es desconfiada, inestable, ambivalente, rebelde, por buscar liberarse de lo que le oprime. En muchos países antes de 1975 la tasa de divorcio era casi de 0, pero a partir de ese año, un millón de parejas se divorciaron solo en Estados Unidos, y con el correr de los años se ha ido incrementando más y más.
Lo más hermoso que le puede pasar a un ser humano es sentir que Dios le ama y que está con él de verdad. Jesucristo vino a liberarnos, y su amor se siente en el corazón como una libertad eterna. Eso sientes cuando él ha venido a morar en tu vida. Esto es lo que a mí me sucedió, al sentir la esclavitud aplastante de todo, desde que nací de nuevo, y lo he sentido una y otra vez cada vez que sufro por otro ser humano, o por la ley, o por mentiras o malos tratos recibidos, en fin, por todo lo que trae desventura, Jesús me devuelve la libertad que me ha dado.
Pablo nos hace un llamado, nos dice que Jesucristo nos ha hecho total y verdaderamente libres, de manera que nunca abandonemos la libertad que él nos ha dado, que no volvamos a ser esclavos de la ley.
17Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad. 18Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu. 2 Corintios 3:17-18.
En todas las pruebas y dificultades que pases en tu vida de hijo de Dios, el Espíritu Santo estará dándote libertad. Debes disfrutar de esa libertad del Señor, pero no debemos usar esa libertad para hacer lo malo. Sin embargo, como hay tentaciones, como no eres perfecto, en tu vida de libertad, cometerás muchos pecados de comisión y de omisión, pero el Espíritu Santo estará contigo para darte libertad sobre el pecado para pararlo.
El Espíritu te guiará en libertad a más libertad, aún en tu prueba más difícil, que tú puedas pensar que no tienes salida. La vida del Espíritu es un presente continuo de gozo, libertad y vida plena que fluye incansablemente desde el interior.
El Señor te ha hecho libre, porque de otra manera dime si no es verdad a las preguntas que haré. ¿Te sientes más libre que antes de Cristo? ¿Te vas liberando cada vez más? ¿Sientes más que antes, mayor cantidad de amor y alegría por la libertad que Dios te ha dado? ¿Te ha ido dando más añadiduras que te llevan a tener más libertad? ¿Estás siendo consiente y agradecido por el monergismo y sinergismo que Dios está haciendo en tu vida? Y todo esto es por la gracia de Dios en nosotros tal como lo afirma Pablo.
“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos (los demás apóstoles.) PERO NO YO, SINO LA GRACIA DE DIOS CONMIGO”. 1 Cor. 15:10.
Exhortación a la obediencia
12 Así que, amados míos, tal como siempre habéis obedecido, no sólo en mi presencia, sino ahora mucho más en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor; 13 porque Dios es quien obra en vosotros tanto el querer como el hacer, para su beneplácito. Flp. 2:12-13.
El peligro de las malas actitudes.
Las malas actitudes son la espinita que no nos deja obedecer a Dios completamente, como deberíamos. Por esto quiero hablar de las malas actitudes como un estorbo. Como una mala actitud te puede robar todo lo que has logrado para con los demás.
El peligro de las malas actitudes y sus consecuencias desastrosas ya en la salvación. ¿Por qué una mala actitud es tan peligrosa? ¿Por qué hacen perder tanto? Vale más tener una buena actitud ante Dios y la vida que malas actitudes. Las malas actitudes afean a la persona, porque ésta, cuando ya estaba a punto de alcanzar algo, la falta de paciencia, la murmuración, el enojo, el berrinche absurdo, te pueden quitar todo lo que te ha costado alcanzar, y si no pasas alcanzar lo que ya estabas a punto de lograr.
Esto parece sencillo, pero es profundo, una buena actitud puede lograr mucho más que una mala actitud. Dios te pasará al siguiente nivel, hasta que seas más como su hijo. Dios prefiere que tengamos una buena actitud ante las adversidades que nos presenta la vida, a que mantengas las malas actitudes, porque a Dios le gusta la humildad. Que nuestra actitud hacia él sea positiva y siempre queriendo agradarlo.
Las Escrituras hablan de nuestra actitud en formas tanto positivas como negativas, y también muestran cuando necesitamos un cambio de actitud, que a menudo se traducirá en un cambio de rumbo (también llamado arrepentimiento).
¿Cuál es tu actitud de hoy frente a la libertad que Dios te ha dado? ¿Eres amargado y llevas la ira, celos o rabia hacia otra persona ya siendo salvo? A veces incluso nosotros llevamos esos sentimientos hacia Dios. Amigos, necesitamos ajustar nuestra actitud hacia Dios (a través de su Espíritu Santo) que está mostrándote donde tienes que cambiar, por esto debemos pedirle que nos haga morir a la carne, para vivir para Dios. Dios te ama tal como eres, pero Él te ama demasiado como para dejarte así.
Como mantener una actitud correcta según la Biblia. Adorar, alabar a Dios por todo.
“¡SIETE VECES AL DÍA TE ALABO…!” (Salmo 119:164)
Cada día debemos pedirle a Dios y decirnos a nosotros mismos: “Hoy haré los ajustes necesarios para mantener una buena actitud”.
(1) Reconoce que tu actitud necesita una adaptación diaria Todo lo que no cuidas, se deteriora. Cuanto mayor sea tu inclinación natural a ser negativo o indeciso, más tendrás que trabajar en ello. Por lo tanto, empieza cada día chequeando tu actitud. Y estate atento durante todo el día a las “señales de alarma” que te avisen si no vas bien.
(2) Pídele ayuda a Dios. Ahora haremos una oración preciosa: “Querido Señor, en mi libertad que me has dado, hoy todavía no he murmurado, ni he perdido los nervios, ni he sido codicioso, gruñón, aborrecible, egoísta o indulgente conmigo mismo. Pero dentro de unos momentos tendré que salir de la cama, fe la casa, de la iglesia, al trabajo etc, y entonces voy a necesitar toda la ayuda que me puedas proporcionar”. La verdad es que voy a necesitar tu ayuda para mantener una buena actitud, así que, ¡te la pido en el nombre de Jesús! Amén y amén.

«¡NUNCA PIERDAS LA CONTINUIDAD!»

continuidad-de-negocio
1 Corintios 15:56-58Traducción en lenguaje actual (TLA) 56 El pecado produce la muerte, y existe porque hay una ley. 57 ¡Pero gracias a Dios, podemos vencerlo por medio de nuestro Señor Jesucristo! 58
Por eso, mis queridos hermanos, manténganse firmes, y nunca dejen de trabajar más y más por el Señor Jesús. Y sepan que nada de lo que hacen para Dios es inútil.
Según el diccionario la palabra continuidad es definida como: Circunstancia de suceder o hacerse algo sin interrupción. En la Biblia se pone de ejemplo a un atleta que se ejercita constantemente, para ilustrar que nosotros debemos estar todo el tiempo haciendo ejercicios espirituales para no perder la resistencia y continuidad de la vida de santidad, porque tenemos una meta que es el cielo y una lucha contra el pecado. A la vez para no desmotivarnos en lo que hemos empezado.
¿Qué empezamos?
Un camino, una ruta, un rumbo, una nueva vida llamada: cristianismo evangélico reformado, que nos hace hacer cosas que nos llevarán a estar más cerca de Dios, para no alejarnos. Por tanto, debemos ser muy cuidadosos de poner en práctica primeramente el servicio que Dios nos ha delegado como primera arma y estrategia para vencer sobre el pecado que produce la muerte.
El servicio a Dios deberá hacerse fielmente porque es lo principal de la vida del cristiano. Es el mayor privilegio que Dios nos da. Entonces debemos de tomar a Dios en serio y darle lo mejor a la hora de hacer nuestro servicio. Esto independientemente de lo que aun podamos ser, o de las pruebas que podamos tener, de donde provenimos, o la educación que tengamos.
De nada sirve que vengamos de arriba con una gran educación carísima, si no tenemos un corazón responsable y fiel para con Dios. Es parecido al caso del rey Saúl, un hombre fuerte elegante y de gran estatura, pero no hacía todo lo que Dios le decía apegado a la instrucción de Dios. Entonces de nada le sirvió su porte ni nada de lo que llegó a ser porque Dios se buscó a un humilde pastorcito, a David para ponerlo en su lugar.
Esto provocó la envidia en Saúl, hasta intentar matar a David, y Dios se buscó a uno de bien abajo, porque, aunque era de condición humilde haría todo lo que Dios querría, tal como se lo pidiese.
Un gran actor, un excelente cómico, un buen futbolista, pueden de venir de velar y enterrar a sus padres la noche anterior, desvelados, pero al día siguiente que es hoy, les toca presentarse, y debe actuar y saber tocar el corazón de su público. Debe hacer reír de verdad a su audiencia. Debe jugar su mejor partido y ganar, incluso hacer goles. Deberán hacerlo igual como si no les hubiese pasado nada. Esto solo lo hacen los grandes.
Es igual con el servició al Señor, podemos tener problemas, o debilidades, podemos estar en pruebas o tentaciones, pero a la hora de rendirle el servicio a Dios, se nos debe olvidar que tenemos problemas e ir a hacer nuestro trabajo para él. Esto es lo que define a un grande, podrá equivocarse, pero siempre está listo, dispuesto, al pie del cañón, cuando se le requiere.
Esto es lo que Dios busca, a personas que estén dispuestas y que se comprometan con él cada día como si fuera el primer día.
…13Y Samuel dijo a Saúl: Has obrado neciamente; no has guardado el mandamiento que el SEÑOR tu Dios te ordenó, pues ahora el SEÑOR hubiera establecido tu reino sobre Israel para siempre. 14Pero ahora tu reino no perdurará. El SEÑOR ha buscado para sí un hombre conforme a su corazón, y el SEÑOR le ha designado como príncipe sobre su pueblo porque tú no guardaste lo que el SEÑOR te ordenó. 1 Samuel 13:13-14.
Es por esto que es necesario que entiendas de una buena vez esta verdad, no cedas tu puesto, no dejes de hacer exactamente lo que Dios te ha pedido que hagas para él, no dejas la iglesia, no dejes el camino, no dejes el rumbo, la ruta trazada, la senda antigua, como el ex gay sobreviviente de la masacre de Orlando que con 6 balazos en su cuerpo que le propinó el terrorista Omar Mateen, decidió volverse a Dios nuevamente.
Estas fueran las palabras de Ángel Colón que ahora se recupera en un hospital de Orlando y las palabras de su padre también de nombre Ángel Colón. Ángel Colón padre de la víctima, narró en una entrevista con el canal Univisión de Puerto Rico, que su hijo vio la misericordia de Dios al darle otra oportunidad de vivir y volverse a Cristo. Este joven le prometió a su padre que deja su vida de homosexual, y regresa nuevamente a los caminos del Señor.
“Él dijo ‘Señor no dejes que yo me vaya en estos momentos y en esta condición de pecador’, y Dios hizo un milagro grande en él”, indicó Colón.
“Fueron las oraciones de muchos que siempre oramos por nuestros hijos”, comentó el padre esperanzado”. Según explicó, su hijo le aseguró que:
“Yo no voy a ser más esto. Yo voy a cambiar mi vida completa y vuelvo a la iglesia otra vez”.
Ángel Colón (hijo) que cantaba en la iglesia, se había apartado de la iglesia cristiana que asistía junto con su familia. Su padre declaró, esto es lo que pasa cuando te sales de los caminos del Dios.
“Dios le dio otra oportunidad de vida”, declaró. Dios cambia a las personas y los hace volver de sus malos caminos”.
Te das cuenta de este gran testimonio, no necesitas que Dios te traiga de nuevo con 6 balazos en el cuerpo como sucedió con este caso, no necesitas que Dios te traiga herido accidentado, golpeado, pobre, para que continúes haciendo lo que ya hacías.
No te vayas de la iglesia, no dejes tu lugar porque otro vendrá, lo tomará, será bendecido y prosperado. No dejes el servicio a Dios en el cual te ha puesto por sencillo que sea, no dejes lo que ya comenzaste. Nunca, nunca, nunca, por nada del mundo pierdas la continuidad, debes estar firme y contante, debes trabajar más y más para el Señor, como recomienda el apóstol Pablo porque nuestro trabajo para Dios no es en vano, no es inútil tiene recompensa.
Por nada de este mundo, ni por tu madre, padre, hermanos, trabajo, pruebas, ni por tu vida, nunca dejes de hacer lo que ya comenzaste a hacer, muy por el contrario, cada vez hazlo con más excelencia para Dios que ve que eres fiel en lo poco y ten pondrá en lo más, no te intimides ni te menosprecies, y si caes en algún pecado Dios que es fiel te ayudará a que lo superes, pero nunca te alejes de la iglesia que es un medio que Dios ha dejado para tu santificación.
FILIPENSES 4:4 LBLA Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocijaos!
Dios nos manda que nos alegremos siempre en él, por esto los judíos se alegran en sus reuniones por mandato de Dios.
Jesucristo te bendiga hoy, mañana y siempre. Vamos a orar.
Señor, podré ser muchas cosas en esta vida, pero no me permitas que sea desleal contigo, podrás estar probándome, podré tener desanimo, pero no me permitas que yo te deje, nunca quiero dejarte, no quiero volver atrás, no quiero dejar tus caminos, quiero estar animado para dar lo mejor de mí, te pido en el nombre de Jesús que me ayudes a serte fiel a la vida que tú me has mandado a que viva. Ayúdame a serte fiel en mi servicio en mi ministerio, te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.