¡PARA SER EXITOSO NECESITAS SU CARÁCTER!

jesuscaviezel

Comenzamos con nuestro tema y un versículo principal que denota un carácter, es uno que hay que ponerse, por creer, por aprender, por hacer, y de nuevo diré ponerse como si fuera un yugo para jalar una carga, para empujar. Ya no vamos solos ahora somos una yunta, somos dos, como dos bueyes que tiran de la carga, con la salvedad que este su yugo es fácil y su carga que ahora jalaremos, siendo todo lo de Dios, es ligera, entre tanto el también lleva nuestro yugo y empuja nuestra carga.

“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” Mateo 11: 29 y 30.

Muchos queremos tener éxito en las empresas de Dios y en los sueños personales. Pero debemos saber que, sin un carácter bien formado frente a las experiencias y las circunstancias del presente, no nos dejarán lograrlo. Para que Dios pueda lograr su acometido en nosotros, su buena razón dice que quiere que tengamos éxito. Pues entonces Dios mismo en su plan soberano, nos introduce en pruebas que para nosotros son desventuras, es decir, situaciones o sucesos que nos producen gran dolor y sufrimiento. Pero estas pruebas y dificultades que tendremos que travesar, nos servirán muchísimo, porque nos formarán nada más y nada menos que: “el carácter de Dios”. Sí el que Dios ha querido heredarnos que es semejante al suyo, y al de Cristo.
Esto significa algo grande, enorme, hermoso, y es que tenemos a Cristo. Después de todo, sea como sea, aunque no lo merecíamos, aun siendo pecadores: ¡TENEMOS A CRISTO!
Esto es motivo de mucha alegría y celebración, esto es para llorar de alegría porque con certeza podemos decir: ¡tengo a Cristo reinando en mi corazón! ¡Él vive en mí! ¡Sí efectivamente él está allí, adentro de mí y está para mí, para ayudarme en cualquier necesidad, porque me ha salvado!
Somos salvos porque creímos verdaderamente que Jesús murió en nuestro lugar, todo gracias a que éramos ovejas del Padre y escuchamos su voz, entonces él nos mandó a oír y a seguir a su Hijo amado, a Jesucristo, quién nos dio la salvación soberanamente al darnos la fe y el arrepentimiento. Sucedió entonces que su Espíritu Santo nos regeneró en el evento de la salvación, fuimos aceptados por el Padre.
Hebreos 10:14Reina-Valera 1960 (RVR1960) 14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Hebreos 12:23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos.
Llama la atención que en este grupo de los “Justos hechos perfectos”, cuando revisas el original, no está hablando de los muertos, sino dice que nos hemos acercado no al monte Sinaí que daba miedo, sino a la congregación de la familia de Dios que es en confianza, en donde Dios es el Dios de todos los espíritus, de los primogénitos de Israel, de los que ya están en el cielo, y de los que aún están vivos, más no habla que son ángeles, sino espíritus de personas.
Esto de ser hijo de Dios es una realidad, es un estatus incambiable, le guste a quien le guste, le disguste a quien le disguste, lo crea quien lo crea, o lo niegue quien lo niegue, porque no es algo que hacemos los hombres, es algo que Dios ya hizo y dio por su soberana decisión. La Biblia habla de adopción, no de des adopción, Dios, siendo inmutable, que significa que él nunca cambia, nos ama incondicionalmente sus hijos, y la buena noticia es que: ¡no se volverá para atrás! La misma fe salvadora, el testimonio en nuestro corazón, no solo nos dice constantemente, sino que nos convence de que somos suyos, ya que: “por tu fe será hecho”. Entonces esta es nuestra fe, lo que creemos, a donde el Espíritu Santo nos ha llevado a creer, y es esto precisamente lo que será hecho por Dios, él hará conforme creímos.
He aquí el ejemplo.
Mateo 8:13 Entonces Jesús dijo al centurión: Vete; así como has creído, te sea hecho. Y el criado fue sanado en esa misma hora.
Leemos en el capítulo 15 de San Mateo, versos 21 al 28, el caso de la mujer cananea, la cual, por supuesto, era gentil:
“Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. Él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme! Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.”
Lo vemos también en la curación de dos ciegos y un mudo. Mateo 9:28-30. …28Y después de haber entrado en la casa, se acercaron a Él los ciegos, y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos le respondieron: Sí, Señor. 29Entonces les tocó los ojos, diciendo: Hágase en vosotros según vuestra fe. 30Y se les abrieron los ojos…
Un ladrón condenado a la muerte retaba a Jesús, decía que, si era lo que decía ser, que se librara de aquel castigo, mientras que el otro ladrón creía en verdad que Cristo era el rey eterno, soberano y salvador que decía ser, que resucitaría, y que volvería de nuevo con poder. Jesús le contesta según como este ladrón creyó, lo incluye en su reino y le dice que se lo llevará a su reino que es un paraíso. Veamos.
Lucas 23:42-44Nueva Traducción Viviente (NTV) 42 Luego dijo: —Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 43 Jesús respondió: —Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso.
Podemos concluir que, en la medida de tu fe, así será tu bendición y así como creísteis te será hecho, porque la fe es infalible porque Dios lo es, de manera que no quedaremos defraudados. Ciertamente la está orientada hacia el futuro a lo que va a acontecer ya que estamos convencidos de lo que esperamos, ya que la fe, es la certeza de lo que se espera, según hebreos 11:1. La fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios. (Romanos 10:17) de manera que la fe sin obras es muerta. (Accionar) (Santiago 2:14) La fe es un accionar, esto lo vemos en el actuar de DANIEL 11:32b “MAS EL PUEBLO QUE CONOCE A SU DIOS SE ESFORZARA Y ACTUARA”. Es la razón por la que actuamos para Dios, porque la fe nos mueve, ella es activa y no pasiva, y nos mueve, en efecto, nos hace actuar para nuestro Dios.
Somos salvos por Gracia y además seguimos a Dios esforzándonos para agradarle. La fe en Dios nunca es pasiva sino activa y esforzada.
Yo digo también que la fe es como cuando dormimos, aunque pensamos que estamos inactivos, no es del todo cierto. Veo la similitud que la fe es como cuando estamos dormidos, y mejor con exceso de cansancio.
¿Sabías que cuando dormimos, hay varios procesos que se activan, únicamente cuando estamos dormidos? por ejemplo, la hormona del crecimiento se activa regenerando todos los músculos, huesos, ligamentos, nervios, en general, carnes. Los músculos oculares descansan y se preparan para el día siguiente, los músculos del cuerpo descansan, se regeneran y sanan, el cerebro hila y resuelve procesos que, solo estando dormidos, lo puede hacer. Por esto es que cuando dormimos bien y despertamos, somos más eficientes, hacemos todo más rápido por el proceso de resolver las cosas que el cerebro hizo mientras dormíamos. Además, nos recargamos de energía. La hormona del estrés, es reducida significativamente, y si dormimos súper bien se reduce hasta el mínimo, El cuerpo baja de peso cuando dormimos y esto solo para mencionar una parte, ya que el sueño el cuerpo hace, porque hay mucho más que decir, pero por ahora me quedo con esto.
Pues así es la fe, ella hace lo que nuestro cuerpo no puede hacer, lo que la ley de Moisés no pudo hacer, ella trabaja, y aumenta. Fue impartida pequeña, así como un granito de mostaza, pero después crece, y se hace como un arbusto, es decir muy grande, tan grande que las aves anidan y buscan cobertura. Las aves son las naciones según la misma Biblia.
Hago esta comparación porque es igual a la fe, esta hace lo que la ley de Moisés no pudo hacer.
ROMANOS 8:3 NTV La ley de Moisés no podía salvarnos, porque nuestra naturaleza pecaminosa es débil. Así que Dios hizo lo que la ley no podía hacer. Él envió a su propio Hijo en un cuerpo como el que nosotros los pecadores tenemos; y en ese cuerpo, mediante la entrega de su Hijo como sacrificio por nuestros pecados, Dios declaró el fin del dominio que el pecado tenía sobre nosotros.
Entonces Dios nos dio la fe a cada uno de los que andamos por fe: Romanos 12:3 RVR1960 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.
Si somos hijos de Dios, Dios distribuyó una medida de fe a cada uno, por esto creemos en Jesucristo, es esa fe la que nos hace actuar, la fe salvadora, siendo el medio de Dios, para alcanzar a Cristo, la fe, hace lo que nuestro cuerpo débil y dormido no puede hacer, porque la fe es fruto de que el Espíritu de Dios que mora en nuestro corazón, por tanto, mientras somos estas vasijas de barro débil, Dios siendo fuerte y que habita en nosotros, nos pone lo que deberemos hacer por la operación de su poder y su plan perfecto, lo que la Biblia dice: el querer como el hacer por su buena voluntad como dice en Filipenses 2:13:
RVR1960 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
NTV Pues Dios trabaja en ustedes y les da el deseo y el poder para que hagan lo que a él le agrada.
TLA Porque es Dios quien los motiva a hacer el bien, y quien los ayuda a practicarlo, y lo hace porque así lo quiere.
De la misma manera Dios hace cosas para darnos carácter.
Pero avancemos, veamos lo que es el carácter en dos palabras: personalidad y temperamento.
El Carácter no es algo que se traiga desde el seno materno, sino que se ve afectado rotundamente por el medio ambiente, la cultura y el entorno social donde cada persona se forma.
El carácter es lo que nos diferencia de nuestros semejantes, y es el resultado del aprendizaje social, el cual está relacionado con los hábitos de cada individuo y la forma en la que reacciona frente a las experiencias. Se dice que el carácter no termina de formarse sino hasta el final de nuestra adolescencia, pero en el contexto espiritual, Dios determina cuando termina de formarlo.
Cuando hablamos de carácter, hablemos de un conjunto de aspectos psicológicos que se moldean con la educación, el trabajo de la voluntad y los hábitos, son los que nos permiten una reacción frente a las experiencias.
Para resumir carácter son el conjunto de rasgos, cualidades o circunstancias que indican la naturaleza propia de una persona o colectividad, su manera de pensar y actuar, por lo que se distingue de las demás.
Pero este que recién describí es el carácter humano, no es el carácter de Cristo, el carácter de Cristo es el carácter perfecto, es uno que debe ser aprendido nuevamente, con la nueva naturaleza que nos ha dado el Espíritu de Cristo, y es enseñado por el Espíritu Santo, ya lo veremos más adelante.
Cuando hablamos de temperamento hablamos del carácter o manera de ser de una persona, es cuando el carácter es fuerte, enérgico, firme y vivo. El temperamento la manera de ser y a la forma de reaccionar de los seres humanos. El temperamento es el carácter de las personas. El término proviene del latín temperamentum y está vinculado a la manera de ser y a la forma de reaccionar de los seres humanos; por lo tanto, el temperamento está directamente relacionado con la interacción con el entorno.
Se dice que un individuo tiene mucho temperamento cuando sus reacciones son vehementes e intensas. Por ejemplo: “Sean Sebastian necesita más temperamento para triunfar en el mundo de los negocios”, “A María la traicionó su temperamento y arrojó el ordenador al suelo”.
La habilidad de un ser humano para adaptarse a su entorno depende en gran medida de su temperamento.
Como es habitual que una persona deba enfrentar diversas dificultades y adversidades en su vida cotidiana, entonces se necesita un determinado temperamento, según cada contexto, para superarlas.
El manejo de las emociones y de los estados de ánimo también está vinculado al temperamento. El sistema nervioso y los genes determinan el tipo de temperamento, y por eso se dice que se trata de algo natural, más allá de las influencias que puedan tener en él la educación y el entorno social.
Muchos de nosotros buscamos tener éxito, obtener logros, tener más conquistas de superación y metas personales, queremos ganarle a “esta vida”, queremos vencer, avanzar, triunfar y más, pero si no tenemos un buen carácter no lo lograremos.
Sin embargo, el éxito que ofrece el mundo es en un estereotipo y carácter ya fijado por el mundo, para impresionar al mundo, lo podemos ver fácilmente en la publicidad en general, en los temas de las películas, los libros, las series de televisión, con títulos alusivos a lo que el mundo encuadra, por ejemplo: ¿Quiere ser de los nuevos millonarios?; La vida de los ricos y famosos; Como llegar a ser millonario; Futuros millonarios; Salta a la fama; La Fama te espera; Fama y fortuna; Como llegar a ser gloriosamente famoso; “Solteros, millonarios y famosos”; Como llegar a ser alguien importante en la vida; Sabio y poderosamente influyente…
1 Juan 2:16. NTV Pues el mundo solo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos, y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo;
Vemos que el estereotipo del mundo está basado en tres cosas que al final de cuentas son las tres tentaciones que nuestro señor pasó en el desierto y lo que JUAN describe como: los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, estos estereotipos que la gente respeta, creen que son de uno que posee un carácter perfecto y son:
1-El Adinerado; 2-El Famoso; 3-El Gurú. “Si tienes estas tres cosas ya lo tienes todo”.
Venimos los jóvenes emergentes y ante tal bombardeo por todos los medios sociales, adquirimos sus enseñanzas que forman nuestro carácter, y optamos por seguir este camino, de ahí en adelante, sólo buscamos como hacernos ricos, famosos, y sabios con conocimientos de este siglo para ser importantes e influyentes, pero esto es según este mundo.
Pero este no es el éxito de Dios, ni tampoco el camino que Dios nos traza a sus hijos. El éxito de Dios consiste en que, “él aumente, y en que nosotros mengüemos”. El éxito de Dios en nosotros es que cada vez tengamos menos poder en nuestro muy defendido derecho del disque “libre albedrío moral neutral” para que cada vez sepamos que no somos nada sin Dios y que dependemos más de Jesús y su dirección, y menos de la influencia del mundo. El éxito de Dios consiste en morir para vivir. Cada vez, el enfoque es hacer la voluntad de Dios y allí, él nos saldrá al encuentro, recompensándonos por haberlo puesto como primero, y por lo tanto él nos da las añadiduras él sabe que debe darnos, y según lo que él sabe que no nos hará daño, más no lo que nosotros lo exijamos.
Nuestro éxito pasado, es que nosotros renunciamos a muchas cosas de este mundo para seguir a Jesucristo, de manera que ahora seguimos sus sueños y no los nuestros, deseamos hacer sus planes y no los nuestros, estamos esperando que Dios complete su obra en nosotros, para realizar, para llevar a cabo su tarea y no la nuestra. El éxito de Dios es que tengamos éxito para con él, el mundo queda de último lugar, porque es pasajero, y para lo que nos está preparando es para la gloria venidera.
Juan 16:33 NTV Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.
Sin embargo, aquí en la tierra, todos sus hijos vamos a triunfar y vencer sobre todas las cosas, es necesario que demos testimonio que conquistaremos las cosas que antes no podíamos por nuestra debilidad. De manera que, así como el rey David con su carácter, fe, honda y sus piedras, con las que iba a matar a Goliat, necesitamos estar bien armados para estar preparados para dar la batalla, frente a los retos, metas, experiencias, adversidades, condiciones, situaciones, y circunstancias de “esta vida”.
Hay una enorme cantidad de bien que Dios nos hace hacer, cosas grandes y poderosas, como la alabanza, la adoración, y muchas más que son nuestras armas, pero he descubierto que una de todas es la que más le interesa a Dios, y es su arma secreta de formar su carácter en nosotros, es lo que más fruto le dará.
¿Por qué lo hace?
Por amor a su hijo, por hacernos semejantes a él, por amor a que hagamos en la tierra las cosas siendo más parecidos a su hijo, entonces, Dios vuelve a dar una cosa por otra. Si estábamos en grandes momentos de adoración si traíamos su presencia con nuestro canto, llega el momento en que Dios, ha de llevarnos a la siguiente gloria para hacernos transcender, entonces nos mete en pruebas muy difíciles de superar, ya en ellas, dejamos de alabarlo como antes cuando era fácil, para que ahora, aunque difícil, siempre lo buscamos alabar, adorar sumidos en las pruebas y tristezas.
Llega el momento en que aun con más pruebas y dificultades llega el punto que nos golpean tanto que sentimos que no es suficiente lo que hacemos para agradar a Dios, pero Dios está haciéndonos una ganancia desconocida para nosotros, otra adoración y es su carácter en nosotros que será alabado por él.
Nosotros debemos estar contentos con todo esto y querer las ganancias de Dios, no es que hayamos perdido a Dios, ni la adoración, sino que es un proceso que nos llevará a darle más gloria. Cuando vengan los nuevos tiempos que Dios traerá a nuestras vidas, ya sean buenos o malos, lo glorificaremos con nuestro carácter, por lo tanto, debe moldear nuestro carácter, y debe hacer que tengamos un carácter cada vez más fuerte, de más opinión, de más personalidad, un temperamento, una personalidad más como la de Cristo. Cuando debamos ser suaves, serlo, y cuanto más fuerte sea necesaria nuestra decisión para empujar para el Padre, hacerla.
Jesús tenía un carácter resuelto, para ir a morir a la cruz, para ir a soportar semejante sufrimiento, Jesús con su carácter perfecto, no dudó en obedecer, en sufrir por la voluntad de Dios de esa manera.
Sin embargo, el carácter de Cristo era suave cuando debía serlo, veámoslo en MATEO 12:20, LBLA No quebrara la caña cascada, ni apagara la mecha que humea, hasta que lleve a la victoria la justicia. TLA No les causará más daño a los que estén heridos, ni acabará de matar a los que estén agonizando. Al contrario, fortalecerá a los débiles y hará triunfar la justicia.
Con el carácter de Cristo en nosotros, se irá lo tosco, como un diamante en bruto, brillaremos hermosamente. Cuando salgan nuestras palabras, de nosotros se irá el dolo, las malas intenciones, la alevosía, el cohecho, y en vez de eso saldrán palabras de amor, de edificación, de reprensión, palabras que redarguyen, palabras de inclusión, no de exclusión. Entonces atraeremos a las personas hacia nosotros para llevarlas a los pies de Cristo, no las alejaremos por causa de no haber sido perfeccionados en el carácter suyo, que es de amor para lo que con lazos de amor quiere atraer.
Cuando debamos enfrentar la vida saldrá ese su carácter vivo, cuando debamos enfrentar gigantes, saldrá de nosotros, fuerza, sabiduría, inteligencia, tenacidad, decisión, denuedo, gallardía, valentía, cuando antes fuimos miedosos y no sabíamos que hacer.
Cuando una persona se petrifica ante a una experiencia, y dice, no sé qué hacer y tiende a huir, es que le hace falta carácter, cuando una persona sabe lo que tiene que hacer en momentos difíciles y enfrenta las situaciones con resiliencia y resolución, entonces tiene carácter, opinión, decisión. Repito Cristo tuvo decisión a la hora de ir a morir, aunque sudó sangre, tuvo carácter y le sirvió a Dios de esa manera, los demás huyeron despavoridos, para que se cumpliera la escritura; hiere al pastor y las ovejas se dispersarán, pero les advierte que, aunque huyan por miedo, él ya venció a todos los poderes que gobiernan a este mundo, y si él venció, pues ellos y nosotros venceremos. TLA El Dios todopoderoso afirma: «¡Despiértate, espada, y mata a mi rey escogido! ¡Mata a mi mejor amigo! Así mi pueblo se dispersará… Zacarías 13:7.
Juan 16:32 Mirad, la hora viene, y ya ha llegado, en que seréis esparcidos, cada uno por su lado, y me dejaréis solo; y sin embargo no estoy solo, porque el Padre está conmigo. 33Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Marcos 14:27 Y Jesús les dijo: Todos vosotros os apartaréis, porque escrito está: “HERIRE AL PASTOR, Y LAS OVEJAS SE DISPERSARÁN.
Se han visto a oficiales de varios ejércitos que para preparar psicológicamente a sus tropas para el combate, les gritaban que fueran valientes, gallardos, que tuviesen autocontrol, pero a la hora de combate, ellos fueron los primeros que perdieron los nervios, se pusieron a llorar a moco tendido como niños e posición fetal en estado de crisis nerviosa, dando gritos y pidiendo a su mamá, o diciendo “no quiero morir”, y cada vez se vio que otro inferior, uno insignificante y desconocido para los demás, tomó el mando con gran gallardía y carácter, combatiendo ferozmente, para proteger la vida de todos, incluso la de los oficiales que estaban en estado de shock.
Para un mejor entendimiento de lo que es el carácter Cristiano lo esteremos definiendo bajo tres puntos:
La palabra Carácter viene del vocablo griego “Charakter” o “Charassa”, que significa Grabador. Y literalmente significa “la marca grabada en una cosa que la distingue de las demás. Carácter Significa: Señal o marca que se imprime, plasma o esculpe. En el sentido de cualidad moral se refiere al modo de ser peculiar y privativo de cada persona. Nuestro ser refleja ese conjunto de rasgos y costumbres adquirido por herencia, salud, educación, relaciones (amigos), el medio ambiente y otras influencias.
Cristiano: el término “cristiano” viene del vocablo griego “Cristianos” que significa perteneciente a la vida de Cristo.
Resumiendo, las dos palabras: Carácter Cristiano es grabar o esculpir la vida de Cristo en el Creyente, a fin de que refleje a Cristo en cada área de su vida.
He visto a cristianos de oración, cristianos que son de cantar horas y horas, lo cual es muy bueno, pero a la hora de la hora de la prueba, con su carácter a un no terminado de imprimirse como el de Cristo, dejaron muy mal parado a Dios, a Cristo, a la cristiandad, a la fe, a la sabiduría que es de Dios, a su mejor camino, porque ante las experiencias difíciles no sacaron a relucir lo de Dios, sino su propio carácter antiguo del hombre natural. Esto es una lástima, a mí me da mucho pesar, porque se dicen “soy cristiano”, “soy pastor”, pero a la hora de dar una opinión de carácter, no surge lo que se espera, que sean como Cristo, que actúen como el maestro, como Cristo hubiese actuado.
Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.” Lucas 9: 62.
Colosenses 3:1-4Traducción en lenguaje actual (TLA) 3 1-2 Dios les dio nueva vida, pues los resucitó juntamente con Cristo. Por eso, dediquen toda su vida a hacer lo que a Dios le agrada. Piensen en las cosas del cielo, donde Cristo gobierna a la derecha de Dios. No piensen en las cosas de este mundo. 3-4 Pues ustedes ya han muerto para el mundo, y ahora, por medio de Cristo, Dios les ha dado la vida verdadera. Cuando Cristo venga, también ustedes estarán con él y compartirán su gloriosa presencia.
Creo que es bueno que Dios nos forme el carácter.
¿Cómo reaccionas frente a las experiencias de dificultades y adversidades?
¿Te traicionan los nervios frente a una situación de contingencia que no enfrentaste bien?
¿Son tus reacciones frente a una posible pérdida de arruinar o destruir las cosas sin que te enteres?
¿Con que actitud enfrentas la vida todos los días?
¿impones tu opinión en situaciones donde debías ser únicamente, un buen compañero?
¿A la hora de la tentación, repudias el pecado o te hace falta carácter para hacerlo?
¿Puedes tomar decisiones para tu alma que sostienes, a pesar de… porque tienes carácter o te falta?
¿Vendes a Dios,. sus verdades y tu fe, por cualquier cosa o por miedo a perder algo?
¿Eres arrastrado por todo viendo de doctrina de hombres o te mantienes firme de Jesucristo?
Nuestro problema es nuestro carácter, es la falta de carácter.
Debes pedir a Dios que te forme el carácter de Cristo, aunque será lo mejor para ti porque vas a trascender, amárrate los pantalones porque vas a sufrir.
A los hijos de Dios nos pasa que, sin pedirlo, solo por ser hijos de Dios, él ya está dándonos carácter al meternos en variadas tribulaciones y pruebas, o al menos, nos pone a que enfrentemos distintas experiencias difíciles y de adversidad.
Debes alegrarte, porque Dios te ama. Dios corrige a quién él ama, no eres un bastardo, aun así, debes alabarlo, en la crisis.
EFESIOS 4:13; NTV Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo.
TLA Así seremos un grupo muy unido y llegaremos a tener todo lo que nos falta; seremos perfectos, como lo es Cristo, por conocer al Hijo de Dios y por confiar en él.

¡TU VIDA DE FE COMO UN PERSONAJE DE GUION DE CINE!

madre-dragones

1 Pedro 1:6-8Traducción en lenguaje actual (TLA) (Confiar en Dios) 6 Por eso, aun cuando por algún tiempo tengan que pasar por muchos problemas y dificultades, ¡alégrense! 7 La confianza que ustedes tienen en Dios es como el oro: así como la calidad del oro se pone a prueba con el fuego, la confianza que ustedes tienen en Dios se pone a prueba con los problemas. Si ustedes pasan la prueba, su confianza será más valiosa que el oro, pues el oro se puede destruir. Así, cuando Jesucristo aparezca, hablará bien de la confianza que ustedes tienen en Dios, porque una confianza que ha pasado por tantas pruebas merece ser alabada. 8 Ustedes, aunque nunca han visto a Jesucristo, lo aman y creen en él, y tienen una alegría tan grande y hermosa que no puede describirse con palabras.
No a todos los predicadores, Dios nos da la revelación sobre su soberanía, por esto es que las prédicas que la descubren son muy escasas. Decir las verdades de como Dios nos dio la vida y nos moldea a su antojo como el alfarero con el barro no es fácil porque se piensa que decir estas cosas, es como decir que Dios es malo, por esto los predicadores recaen toda responsabilidad sobre el hombre, pero no es cierto del todo, porque, aunque sí somos los responsables, Dios controla las vidas de todos.
¿Cómo el alfarero? Esto de que todo está bien en nuestras vidas, pero de repente: ¡las adversidades? Está todo bien, pero luego nos mete en adversidades, ¿para que? para lograr sus propósitos en nosotros. Creo firmemente y con todo mi corazón que yo soy, no solamente uno de sus hijos elegidos para salvación, desde antes de la fundación del mundo, sino también para develar al menos en parte algo de su misteriosa soberanía, como dádiva suya a mi ministerio. Y es que me encanta, me apasiona descubrirla, descifrarla, y así ponderar lo protagónico de Dios en el hombre con sus logros, así como enumerar lo antagónico que Dios permite y que el mal hace, pero todo esto con sinceridad para descubrir, simplemente la verdad de “esta vida”.
Soy un escritor, por años he estudiado para tratar de llegar a serlo. Cabe recalcar que, para llegar a ser un buen escritor cristiano, como algún día pretendo serlo, desde luego, ¡Dios mediante!, uno tiene que, no solo ser estudioso de la vida, de Dios, de la Biblia, sino de pensar desde el modo de un guionista que está haciendo un guion literario, y un guion técnico para cine. Entonces cuando hacía mis prácticas y esta prédica, me percaté inmediatamente, que la vida de las personas en general es muy parecida a una buena historia de un buen libro, pero más a un guion literario, para cine, pero más a un buen personaje de cine. Los justos somos como el buen personaje protagónico de Cine, los impíos, como los antagonistas, que al final de toda buena historia, siempre pierden.
¿Qué es el Cine? El cine (abreviatura de cinematógrafo o cinematografía) es la técnica y arte de proyectar fotogramas de forma rápida y sucesiva para crear la impresión de movimiento, mostrando algún video (o de película, o film, o filme).
La palabra Cine fue compuesta a finales del siglo XIX, a partir de dos palabras griegas: por un lado κινή (kiné), que significa «movimiento» (ver, entre otras, «cinético», «cinética», «kinesis», «cineteca»); y por otro γραφóς (grafós). Con ello se intentaba definir el concepto de «imagen en movimiento».
¿Qué es un personaje según el diccionario?
1.Persona que por sus cualidades, conocimientos u otras actitudes, destaca o sobresale en una determinada actividad o ambiente social. “a la fiesta asistieron algunos de los personajes más conocidos del mundo del espectáculo y la política” sinónimos: figura, personalidad
2. Ser ficticio, persona o animal, inventado por un autor, que interviene en la acción de una obra literaria o de una película.
Recordé que el cine es el séptimo arte, y no por gusto es el séptimo arte, sino que, es realmente difícil crear ese arte, porque no se narra, sino que es un idioma que se habla, se transmite con imágenes de acciones y situaciones, circunstancias, más que con palabras. También recordé que ese arte no pudo haber venido únicamente de la invención humana, Dios tuvo que haber dado el talento a los hombres para desarrollarlo. Lo primero que recordé fue el texto que habla de esto. SANTIAGO 1:17. TLA Dios nunca cambia. Fue Dios quien creó todas las estrellas del cielo, y es quien nos da todo lo bueno y todo lo perfecto.
Quedé estupefacto al ver la similitud de un buen guionista y sus reglas para hacer un personaje que empatice con el público. Uno que sea amado, querido, admirado, por los espectadores, astuto, sagaz, muy definido, que sabe lo que quiere, que tiene carácter, opinión, que no es maleable, sino resuelto. Con la diferencia que, en la vida real, es Dios es el mejor guionista del universo que ha escrito, ha decretado tanto lo que vamos a hacer en nuestras vidas, como lo que no vamos a hacer en nuestras vidas, por lo que vamos a tener que atravesar en la vida, como por lo que no, esto es lo que hace la realidad en la tierra, la realidad de cada quién hace toda la realidad que hoy día vemos que hacemos los humanos en la tierra. Aunque nosotros somos los que pecamos, no él, nosotros somos los que venceremos junto a él, en este sentido, él es el único interesado en admirarnos para luego hablar bien de nosotros sus hijos. El guion literario para el Cine de la tierra, es para tener gloria en la tierra, el guion soberano de Dios, es para tener la gloria de Dios y entrar en el reino de los cielos.
En nuestro texto inicial leímos como empieza el guion de Dios para nuestras vidas.
6 Por eso, aun cuando por algún tiempo tengan que pasar por muchos problemas y dificultades, ¡alégrense!
De una buena vez Dios nos lanza a la adversidad, Jesús dijo que nosotros en la tierra tendríamos aflicciones pero que nos alegráramos, que tuviéramos paz y verdadera felicidad en él, porque él ya venció a los poderes que gobiernan este mundo.
NTV Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo. JUAN 16:33
Bien pues vemos que, de entrada, la Biblia nos previene que nuestra fe será probada, y que entonces es necesario que, según el guion de la soberanía de Dios, nos vengan muchas tribulaciones, adversidades, situaciones de dificultad, condiciones desfavorables, cadena de eventos, y el tiempo, con los que Dios y su guion literario nos hace más semejantes a su hijo con su carácter.
Esto es tan real que hay personas que nacieron ciegas para que se vea lo que Dios va a hacer en ellas cuando actúan por la fe, como el siguiente ejemplo.
Juan 9:1-3 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: “Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?” Jesús respondió: “No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.
En nuestro protagónico real en esta vida, todo esto está ligado, amarrado, a vivir por fe, a vencer por fe, esto es lo que Dios espera de sus hijos, por esto Dios estableció:
Mis justos vivirán por la fe. Pero no me complaceré con nadie que se aleje». HEBREOS 10:38 NTV
Está establecido para los que hemos sido justificados por Dios, el Padre, en Cristo, viviremos porque confiamos en Dios, es decir, por nuestra amistad con Dios, por la fidelidad que da la fe, por la confianza que tenemos, venceremos en la tierra y viviremos eternamente con él.
Pero vayamos a encontrarnos con las leyes del guionista de cine para acotar nuestra prédica.
Una de las reglas principales a la hora de hacer un guion de cine, es que el personaje está viviendo una vida normal, tranquila y de repente, viene la adversidad, pues, así es la vida de los hijos de Dios. Veamos algunas de estas reglas.
1. . Todo guion debe comenzar con: erase una vez, y… tarará, comienzas la historia. Todos los días, y… tarará, sigues la historia. Pero de repente un día, tarará, y por lo tanto nuestro personaje… tarará. Mostrar el universo de nuestro personaje, y de repente sucede algo que transforma la vida de nuestro personaje y el comienza actuar, hasta que… algo ocurrirá. Y con el modo de nuestro personaje de haber enfrentado este proceso, después la resolución.
2. . ¿Cómo está cómodo tu personaje? pues llévalo al lado opuesto, ¿Cómo lo superará? Una de las pautas principales es el conflicto, llevemos a nuestro personaje a situaciones difíciles.
3. . Da personalidad a tus personajes, que tengan opiniones. La pasividad, maleabilidad puede ser agradable cuando se escribe, pero es veneno para tu audiencia, no hacer personajes pasivos que las cosas les vayan sucediendo así porque sí, sino has personajes activos, con personalidad, con objetivos definidos, muchas veces nos dejamos llevar por la emoción de escribir, pero preguntémonos, ¿Qué objetivo tiene nuestro personaje? Y que seamos capaces de verbalizarlo, bien, pues nuestro personaje actuará entonces en consecuencia.
4. . ¿Cuáles son los riesgos? Aporta razones para ponernos del lado del personaje, para que empaticemos con el personaje, ¿qué pasa si pierde al final? qué pasa si no lo consigue, enumera las posibilidades en contra. Nuestro personaje tiene que, en realidad, correr algún tipo de riesgo. Como no compra el pan: “el mundo se destruye”. Como no compra el pan: “pierde a su novia”. Como no compra el pan… no lo sé, pero algo tiene que suceder, pero tiene que haber algo en juego, descubramos que cosas hay en juego.
5. . Las casualidades que colocan a tus personajes en apuros, son perfectas, las casualidades que los libran de ellos son engañosas. Importantísimo punto, de manera casual puede acercarse un meteorito a la tierra para destruirla, pero no de manera casual ese meteorito dejará de amenazar la tierra. Casualidades que pongan a nuestros personajes en peligro: genial; casualidades que les libren de esos peligros: error. El personaje ha de librarse de esos peligros porque de lo que trata la historia es precisamente de superar ese problema, así es que a superar ese problema.
6. . Admira a un personaje, más por sus esfuerzos que por sus éxitos.
7. . No te fíes de lo primero que se te ocurra, ni de lo segundo, ni de lo tercero, ni de lo cuarto, ni de lo quinto, evita lo obvio, las sobriedades, dale otra vuelta, busca. Si dices ¡lo tengo!, no, no lo tienes, dale otra vuelta.
8. . ¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿Cuál es la forma más simple de contarla? Si conoces estas respuestas puedes empezar, a partir de ahí.
9. . ¿Por qué tienes que escribir esta historia? ¿Qué es tan importante que merezca la pena ser contada? ¿Cuál es su esencia?
10. . Simplifica, enfoca, mezcla personajes, evita distracciones, no sientas que pierdes cosas valiosas, porque si haces esto de simplificar, esto te dará libertad a la hora de escribir el guion. Tenemos que tratar de ser directos, concisos, por lo tanto, si tenemos, 2 personajes y los podemos aunar los dos personajes, en uno solo, muy bien, pues simplifiquemos nuestra historia.
11. . Resuelve el final, incluso antes de haber llegado a la parte central de tu historia, porque los finales son difíciles y debemos resolverlos anticipadamente, porque facilita el trabajo.
¿Qué te pareció?
Dijo alguien por ahí, cuando estaba pasando por grandes pruebas, “La vida no tendría sabor si todo fuese bien, estas cosas son las que le dan sabor a la vida y hace que valga la pena vivirla bien, ya sabré salir de esta situación, Dios me ayudará”
Según nuestro texto inicial, Dios nos meterá en pruebas y dificultades para probar nuestra fe, para que igual que el guión literario, (¿recuerdan lo que debe hacer el personaje?) El personaje ha de librarse de esos peligros (sólo) porque de lo que trata la historia es precisamente de superar ese problema, así es que a superar ese problema.
Tú has de librarte de todos tus problemas solo, en el sentido que nadie más te los arreglará, tu eres el protagónico, y Dios te ayudará por medio de la fe, (¿recuerdan lo que debe hacer el personaje?) y de repente sucede algo que transforma la vida de nuestro personaje y el comienza actuar, hasta que… algo ocurrirá. Y con el modo de nuestro personaje de haber enfrentado este proceso, después la resolución Todo a partir que nos han llevado a situaciones de conflicto. (¿recuerdas esta regla y lo que debe hacer el personaje?) ¿Cómo está cómodo tu personaje? pues llévalo al lado opuesto, ¿Cómo lo superará? Una de las pautas principales es el conflicto, llevemos a nuestro personaje a situaciones difíciles.
Dios nos lleva a situaciones de conflicto, ¿Cómo lo superarás? ¿Cuál es tu esencia? Tus resoluciones. ¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿Cómo resuelves las cosas por medio de la fe?
23 El deseo de los justos es solamente el bien; Mas la esperanza de los impíos es el enojo. Proverbios 11:23Reina-Valera 1960 (RVR1960) ¿Recuerdas al justo Job y de cómo resolvió su problema? ¿Recuerdas cómo el apóstol Pablo resolvió sus problemas?
2 Corintios 1:8-9 Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida. 9 Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos.
Santiago 1:2-4Nueva Traducción Viviente (NTV) Fe y constancia 2 Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho 3 porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. 4 Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada.
Algunas citas cristianas sobre la adversidad
“Dios tiene diversas maneras en diversos hombres. En algunos viene al mediodía, bajo el sol de la prosperidad, para algunos en las nubes oscuras y pesadas de la adversidad. Algunos son tocados con la música de la iglesia, y algunos, con recibir algo en particular o con la oración, y algunos, con algún pasaje de un sermón. Mire las formas en que el Espíritu de Dios en ti trata contigo. “ ~ John Donne
“Cristiano, recuerda el bien de Dios en la escarcha de la adversidad.” ~ Charles H. Spurgeon
“La adversidad es el polvo de diamante con el que el cielo pule sus joyas” Robert Leighton.
“La comodidad y la prosperidad nunca han enriquecido el mundo tanto como la adversidad lo ha hecho. ” ~ Billy Graham
“Los largos, aburridos y monótonos años de prosperidad en la edad madura o de adversidad en la misma edad son un excelente tiempo de combate.” ~ CS Lewis
Jesús dijo: por tu fe será hecho, a personas que tenían mucha adversidad… Un ciego, un centurión romano que tenía enfermo a su criado, y a una mujer gentil que tenía enferma a su hija. Todos recibieron su milagro cuando creyeron, pero el milagro fue hecho por la fe de ellos. Cada uno de ellos, eran resilientes en unas cosas, pero resueltos en otras.
Tu personaje tendrá que sacar fuerzas para salir del hoy en donde puedas estar. ¿Cómo lo harás? ¿hasta dónde lo llevarás? ¿Cómo serán tus resoluciones?
¿Tu resiliencia no implica que no actúes por fe?
Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla. 1 CORINTIOS 10:13 DHH.
Vamos a orar.
Gracias padre porque tu palabra dice que no me dejarás ser probado más allá de lo que yo pueda resistir, solo quieres formare a la imagen de Cristo, solo quieres potenciar mi fe para luego alabarla, solo quieres mi bien, y al final, tú dices en tu palabra, y tú no mientes, que me darás la salida, no estaremos siempre en la adversidad, sino que un día pasaremos a siguiente nivel, hacia donde nos quieres llevar, porque tú quieres que vayamos trascendiendo, que cada vez seamos más fuertes, de manera que la victoria, el éxito, el triunfo, el gane, los logros, están para mí, ahí frente a mí, y solo debo de perseverar, de esforzarme y ser valiente para obtener todo tipo de victorias y vencer a este mundo. Tu no me dejarás, aunque ande por valle de sombra de muerte, tu vara y tu callado estarán conmigo, todos los días de mi vida. Aumente mi fe y ayúdame a superar todos los obstaculos que la vida me ponga por delante. Padre te lo pido en el nombre de Jesús.

¡ENERGIA NEGATIVA DE MUERTE Y CONDENACIÓN!

precipicio

Juan 6:69-71Nueva Traducción Viviente (NTV) 69 Nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios. 70 Entonces Jesús dijo: —Yo los elegí a ustedes doce, pero hay uno de ustedes que es un diablo. 71 Se refería a Judas, hijo de Simón Iscariote, uno de los doce, quien más tarde lo traicionaría. SANTIAGO 3:15 NTV Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas.
Desgraciadamente ser un diablo, y demoníaco: es una realidad y una condición, en las personas que no han nacido de nuevo.
La sabiduría de este mundo proviene de este mundo, y es terrenal, animal y diabólica o demoníaca.
¿Quién es el Diablo?
Según el cristianismo, el Diablo es un ser sobrenatural maligno, y tentador de los hombres; en el Nuevo Testamento se identifica a este ser con el Satán hebreo del Libro de Job (1:6-8), con el Diablo del Evangelio de Mateo (4:8-10), con la serpiente del Génesis (3:1-5) y con el gran dragón del Apocalipsis (12:9), todos como un solo personaje.
La comparación de la Biblia de los no nacidos de nuevo con un diablo, o un ser demoníaco maligno es totalmente real, y sin ningún engaño.
Dios dice que para él, estas personas tienen una energía muy negativa, porque en general su naturaleza es negra, impura, mala, predeterminada hacia el mal, hacia el pecado, aman las cosas de este mundo y no conocen a Dios, no pueden estar cerca de él, es en ese sentido una realidad. Pero también muchos de ellos que no son asesinos, aun siendo malos, “son buenas personas”, y muy educadas, en el sentido para con la sociedad, e igualmente irán al castigo eterno.
Cuando veo el inminente hecho que hombres y bellas mujeres buenas van a ir al infierno cuando mueran, me duele mucho el corazón, lloro profundamente con una sensación de pérdida, en ese momento siento que estoy acompañando a Jesús en su dolor por las almas perdidas, literalmente estoy a la par de Jesús comprometido a salvar a las que pueda. Mateo 15:24. Y respondiendo El, dijo: No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Lucas 9:56. porque el Hijo del Hombre no ha venido para destruir las almas de los hombres, sino para salvarlas. Lucas 19:10. porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido.
Para Dios todos somos malos antes de ser nacidos de nuevo, por tanto, estamos en una calidad de impuro, “no limpio”, es decir no apto, no puro para Dios, y, por tanto, estamos en calidad de reo de muerte y de condenación. Entonces me hago esta pregunta: ¡lo peor de todo es que de las que vengo hablando, son personas “buenas”, que amaron y fueron amadas, pero ahora los que ya murieron están en el infierno y las que morirán en ese estado estarán allá abajo! Más les valdría no haber nacido.
Ciertamente muchos hicieron locuras disque “por amor”. Michael Hutchence el cantante de la banda de rock australiana INXS, era un drogadicto y alcohólico, que ya casi con sobre dosis en su cuerpo de drogas, alcohol y analgésicos, el 22 de noviembre de 1997 cuando se enteró que su pequeña hija no iba a estar con él en navidad, a razón que el nuevo esposo de su ex no se lo permitió, ni, aunque Hutchence, les suplicó, decidió ahorcarse con un cinturón, en la puerta de su habitación, en el hotel en donde estaba. Algo parecido a la muerte del actor, Robin Williams que también se ahorco de manera similar.
Judas era un buen hombre, pecador como todos, pero que al final falló para con Dios en lo que es importante para Dios, en no creer que Jesús era el hijo de Dios, porque en realidad no creía en Jesús.
Hay muchas personas buenas como estas, que oirán este mensaje y que, por cierto, recalco “son buenas personas” para la sociedad, muy educadas, nobles, pecadoras como todas, pero que al final serán condenadas porque no creen en Jesús, y el no creer no pueden ser limpiados de su maldad. Morirán fallándole a Dios en lo que él no puede perdonar, el pecado imperdonable de haber vivido y muerto sin creer en Jesús para salvación.
MATEO 26:24 (TLA) La Biblia dice claramente que yo, el Hijo del hombre, tengo que morir. Sin embargo, al que me traiciona va a pasarle algo muy terrible. ¡Más le valdría no haber nacido!
Debemos tratar de entender la seriedad de este asunto, por esto es que lloro, y lloro, porque para mí esta realidad está a la orden del día las 24 horas de cada año.
La energía de estas personas es muy negativa, es de muerte de destrucción, porque el estado natural en el que están es de mucho pecado, contaminación, y maldad. Ciertamente al cielo no entrará nada inmundo, con mancha, de manera que estas personas necesitan desesperadamente que Jesús, les circuncide su corazón, las limpie, y solo él las puede limpiar de su pecado y dejarlas sin mácula, sin contaminación para Dios. De lo contrario irán a condenación al infierno. Aunque aquí ya están viviendo en condenación lejos de Dios y de su saludable presencia.
Jesús le dijo a un religioso de su tiempo, que necesitaba nacer de nuevo, de lo contrario no podría ver en la vida verdadera que da el rey del reino de los cielos, este religioso no podría ser salvos a menos que naciera de nuevo.
Juan 3:3- Nueva Traducción Viviente (NTV) 3 Jesús le respondió: —Te digo la verdad, a menos que nazcas de nuevo, no puedes ver el reino de Dios. 4 —¿Qué quieres decir? —exclamó Nicodemo—. ¿Cómo puede un hombre mayor volver al vientre de su madre y nacer de nuevo? 5 Jesús le contestó: —Te digo la verdad, nadie puede entrar en el reino de Dios si no nace de agua y del Espíritu. 6 El ser humano solo puede reproducir la vida humana, pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo. 7 Así que no te sorprendas cuando digo: “Tienen que nacer de nuevo”. 8 El viento sopla hacia donde quiere. De la misma manera que oyes el viento pero no sabes de dónde viene ni adónde va, tampoco puedes explicar cómo las personas nacen del Espíritu. 9 —¿Cómo es posible todo esto? —preguntó Nicodemo. 10 Jesús le contestó: —¿Tú eres un respetado maestro judío y aún no entiendes estas cosas? 11 Te aseguro que les contamos lo que sabemos y hemos visto, y ustedes todavía se niegan a creer nuestro testimonio. 12 Ahora bien, si no me creen cuando les hablo de cosas terrenales, ¿cómo creerán si les hablo de cosas celestiales? 13 Nadie jamás fue al cielo y regresó, pero el Hijo del Hombre bajó del cielo. 14 Y, así como Moisés levantó la serpiente de bronce en un poste en el desierto, así deberá ser levantado el Hijo del Hombre, 15 para que todo el que crea en él tenga vida eterna.
El nuevo nacimiento es la única vía para ser salvados, pero ¿Cómo se logra? Primero que lo da el Espíritu de Dios, y segundo que es necesario creer en Jesús, como el Dios salvador que quita el pecado del mundo. Jesús es quién bautiza con Espíritu Santo y fuego.
Juan 1:29-34La Biblia de las Américas (LBLA) El Cordero de Dios 29 Al día siguiente vio* a Jesús que venía hacia él, y dijo*: He ahí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. 30 Este es aquel de quien yo dije: “Después de mí viene un hombre que es antes de mí porque era primero que yo.” 31 Y yo no le conocía, pero para que El fuera manifestado a Israel, por esto yo vine bautizando en[c] agua. 32 Juan dio también testimonio, diciendo: He visto al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y se posó sobre El. 33 Y yo no le conocía, pero el que me envió a bautizar en agua me dijo: “Aquel sobre quien veas al Espíritu descender y posarse sobre El, éste es el que bautiza en el Espíritu Santo.” 34 Y yo le he visto y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.
Amigo, amiga, no vayas al infierno, arrepiéntete de tus pecados, pide perdón a Dios, cree en Jesús para que él pueda hacerte nacer de nuevo, para que puedas estar en santidad, limpio, puro para Dios. Esto no es una broma, es una realidad. Muchos tomaron esto como un cuento, pero ahora lo lamentan en la condenación que tienen para siempre. No mueras con tu alma corrupta por el pecado porque: 15 Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. Apocalipsis 20:15. Urgente, y desesperadamente, necesitas volverte como niño.
3 Entonces dijo: —Les digo la verdad, a menos que se aparten de sus pecados y se vuelvan como niños, nunca entrarán en el reino del cielo. Mateo 18:3Nueva Traducción Viviente (NTV) Jesús nunca bromeó sobre estas cosas, siempre habló en serio.
En una ocasión recibí un largo abrazo de un pariente, me estaba dando sus muestras de afecto, pero también me percaté que ocurría algo, sentí un halo, de energía muy negativa, muy oscura que me envolvía, mi mente comenzó a tener malos pensamientos que yo no había iniciado, un espíritu de estupor, de adormecimiento me embargó, sentía el cuerpo como se iba durmiendo, mi mente se iba oscureciendo. Me asuste, sabía que en cuanto terminara su abrazó, se iría aquello, y así fue, pero me quedé muy preocupado por su salvación. Pude confirmar lo que ya sabía que esa persona no ha nacido de nuevo, y que sus frutos son de un árbol, malo, aunque me daba muestras de su amor, pude ver que también no es un espíritu trascendido, su energía es muy negativa, mala y oscura, puede ver que aquella energía era negra, y recordé versículos cuando Jesús habla de la densidad de las tinieblas. Desde ese día oro más y más por su salvación. Recordemos que al cielo no entrará nada inmundo.
Mateo 6:23 NTV, pero cuando tu ojo es malo, todo tu cuerpo está lleno de oscuridad. Y si la luz que crees tener en realidad es oscuridad, ¡qué densa es esa oscuridad! Apocalipsis 21:27 y jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira, sino sólo aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero.
Solo fíjate como Juan el Bautista les hablaba a los religiosos de su tiempo. Predicación de Juan el Bautista …7Pero cuando vio que muchos de los fariseos y saduceos venían para el bautismo, les dijo: ¡Camada de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira que vendrá? 8Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento; 9y no presumáis que podéis deciros a vosotros mismos: “Tenemos a Abraham por padre, porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras.… Mateo 3:8-9.
Cuando Jesús resucitó y se encontró con María Magdalena, esta lo tocó, pero Jesús estaba cuidándose tanto para el Padre, que, a ella, una nacida de nuevo, le pide que no lo toque porque él estaba en un estado de santidad superior al de ella. Juan 20:17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre;
Si no tienes fe en Jesús el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, ora a Dios pidiéndole que te de la fe. Lo religioso que puedas ser, los ritos que puedas hacer, de nada te servirán, porque este nuevo nacimiento no es nada de obras de los hombres, el nuevo nacimiento es una obra de Dios, recuerdas que lo leímos en Juan 3:6 …. pero la vida espiritual nace del Espíritu Santo.
Necesitas nacer de nuevo, pero a la manera de Dios. JUAN 1:13 NTV Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.
No hay nada que puedas hacer excepto que Dios te de la fe para creer. Judas andaba a la par del maestro, pero no se le concedió el don de la fe, para que se cumpliera la escritura y judas se condenó.
Hechos 1:16 Hermanos, tenía que cumplirse la Escritura en que por boca de David el Espíritu Santo predijo acerca de Judas, el que se hizo guía de los que prendieron a Jesús. 17Porque era contado entre nosotros y recibió parte en este ministerio.…
Juan 17:12 TLA Mientras yo estaba con ellos, los cuidé con el poder que me disté, y ninguno dejó de confiar en mí. El único que nunca creyó en mí fue Judas. Así se cumplió lo que dice la Biblia.
Ya vimos que necesitas nacer de nuevo, y que no lo puedes hacer por ti mismo de ninguna manera, sino pidiéndolo a Dios, dependiendo de Dios, esperando en Dios, creyendo en Jesús de verdad y de corazón. De lo contrario somos un diablo, y seres demoníacos, con naturaleza animal, terrenal y diabólica, que cometemos pecados que son de la oscuridad, tinieblas. No vayas a hacer tu uno de los que Jesús tendrá que decir estas palabras.
Mateo 25:40-42. …40Respondiendo el Rey, les dirá: “En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis. 41Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 42“Porque tuve hambre, y no me disteis de comer, tuve sed, y no me disteis de beber;…
Si tu obedeces la voz del Espíritu Santo, y perseveras, Dios te dice hoy.
» Dado que has obedecido mi mandato de perseverar, yo te protegeré del gran tiempo de prueba que vendrá sobre el mundo entero para probar a los que pertenecen a este mundo. APOCALIPSIS 3:10 NTV.

«¡TU UNICO ASIDERO ES CRISTO, REFORMATE!»

dia-de-la-reforma-2

Dedicado al país de El Salvador, así como a todos sus países hermanos. (Cuando el texto hable de Israel o Jacob, pon el nombre de tu país o el de tu familia) Deuteronomio 32Nueva Traducción Viviente (NTV) 32 «¡Escuchen, oh cielos, y hablaré! ¡Oye, oh tierra, las palabras que digo! (2) Que mi enseñanza caiga sobre ustedes como lluvia; que mi discurso se asiente como el rocío. Que mis palabras caigan como lluvia sobre pastos suaves, como llovizna delicada sobre plantas tiernas. (3) Proclamaré el nombre del Señor; ¡qué glorioso es nuestro Dios! (4) Él es la Roca, sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel, nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es él! (5) »Pero ellos se comportaron de manera corrupta con él; cuando actúan con tanta perversión, ¿son realmente sus hijos? Son una generación engañosa y torcida. (6) ¿Es así como le pagas al Señor, pueblo necio y sin entendimiento? ¿No es él tu Padre, quien te creó? ¿Acaso no te formó y te estableció? (7) Recuerda los días pasados, piensa en las generaciones anteriores. Pregúntale a tu padre, y él te informará. Averigua con los ancianos, y ellos te contarán. (8) Cuando el Altísimo asignó territorios a las naciones, cuando dividió a la raza humana, fijó los límites de los pueblos según el número de su corte celestial. (9) »Pues el pueblo de Israel pertenece al Señor; Jacob es su posesión más preciada.
Dios a fundado nuestra nación, nuestras raíces son cristianas, los justos de antaño amaban al Señor, su enseñanza estaba en su boca y en su corazón, ellos proclamaban el nombre del Señor, tan glorioso era que a este país le pusieron su nombre, El Salvador, como queriendo decir: ¡qué glorioso es nuestro Dios!
Pero las postreras generaciones se comportaron de manera corrupta con Dios, y se volvieron avarientos, posesivos, violentos, ingratos, desobedientes, Dios preguntó, ¿cuándo actúan así, son realmente sus hijos? Totalmente no lo son, sino son una generación engañosa y torcida que le paga mal a su Dios, pueblo necio, ignorante y sin entendimiento, actuaron como tontos negando a Dios y su verdad.
Como podemos ver que este pueblo no tenía visión de Dios y por eso se desenfrenó. Y comenzó el irrespeto a Dios, a sus mandamientos, a su palabra. Se desenfrenó en una guerra fratricida que duró 12 años, se desenfrenó en la política actual que no ha conducido al país a ningún crecimiento en nada, sino al contrario se incrementó y hubo más pobreza por altos costos de la vida, y en la violencia de las maras que pelean territorios y azotan a la población.
En los años setentas y ochentas, Los poderosos golpearon y sometieron duramente a un pueblo ignorante, la guardia repartía golpes a los ninis, y a cualquiera que la irrespetara, el Diablo sembró la cizaña, que, solo tomando las armas, para “pelear o morir” iban a haber cambios en este país, pero también había injerencia de Rusia y de Estados Unidos por la llamada guerra fría.
La guerra fría fue un enfrentamiento político, económico, social, militar, informativo y deportivo iniciado al finalizar la Segunda Guerra Mundial entre el llamado bloque Occidental (occidental-capitalista) liderado por Estados Unidos, y el bloque del Este (oriental-comunista) liderado por la Unión Soviética. Centroamérica era el patio trasero de Estados Unidos, el Salvador era territorio de la guerra fría entre el capitalismo de Estados Unidos y el marxismo leninismo comunismo y “socialismo” de la antigua URSS Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
Y una parte del pueblo de el Salvador se fue a la insurrección que es la sublevación de un colectivo contra la autoridad. Y comenzó guerra civil y la matanza, el irrespeto a Dios a la vida, la falta de valores en el país de el Salvador. De sus familias, sus madres parían hijos que irían a matar a sus hermanos. Ocurrió que, en familias divididas, dos hijos peleaban con el ejército, y dos con la guerrilla.
El irrespeto a un pueblo ignorante se recrudeció cuando la guerrilla casi gana en sus ofensivas, el reclutamiento forzado de pobres indoctos en todo aspecto en ambos ejércitos era parte de la estupidez diaria de dividir y causar más dolor a las familias. Estas tropas sin ninguna visión verdadera, sin ninguna mentalidad de pertenencia real que los hiciera verdaderos guerreros que luchaban por un ideal verdadero, iban a morir innecesariamente en las emboscadas que le tendían la guerrilla al ejército, o el ejército a la guerrilla. Pero la guerrilla indudablemente tenía mejor lavada la cabeza sus combatientes, aunque para el ejército fuese la de defender la soberanía nacional, de igual manera iban a hacer daño al pueblo de El Salvador.
El peor perdedor: el pueblo salvadoreño ignorante. El recuento de muertes de esa guerra hasta hace unos años era de 85,000 personas, en su mayoría la población civil que quedaba atrapada en fuego cruzado, esto sin contar los muertos de la post guerra. Los aviones y helicópteros, bombardeaban los pueblos donde los cobardes guerrilleros usaban de escudo a la población civil, y los cobardes e irrespetuosos de la vida los del ejército no respetaban la vida de los civiles atacando con sus armas de fuego a todo lo que se moviese. Cientos y miles de muertos en su mayoría población civil eran recogidos y enterrados con palas mecánicas, el hedor era simplemente insoportable. Pueblos enteros desaparecieron por ser peleados entre los dos bandos. Todo por ser un pueblo terco que se apartó de Dios.
¿Y para qué? Pues unos dicen que, para nada, porque no se logró un verdadero cambio. Las mismas familias que antes en sus propias palabras imperaban, ahora son más millonarias, y los nuevos ricos que antes fueron los comandantes guerrilleros han mejorado solo ellos, pero el pueblo ignorante continúa en las mismas, sufre y que sufre. Ahora sufre por las el acecho de las maras y por su mala economía. A veces me pregunto: Que estará haciendo Dios con todo esto? Estará dejando que aprenda sus lecciones históricas? Estará sacando su cosecha de almas para Cristo?
Muchos de los ex militares y ex guerrilleros que ya fallecieron, ahora mismo están el infierno, siendo castigados por las atrocidades que cometieron, porque los hijos de Dios, no hacen semejantes cosas. La deuda externa del país por la guerra aumentó a 600 millones de dólares en corto tiempo, y creció más. La destrucción del país fue increíble, el luto y dolor de las familias por la guerra (recuerda que estas mismas produjeron hijos para sus dos ejércitos enemigos) fue grande, su llanto largo. Sus creencias fueron ridículas por no andar en la verdad.
Esto fue el producto de aquella época, después con los acuerdos de paz, supuestamente se paró, se detuvo la guerra de las armas, pero continuó en la división, y la guerra política, se polarizó más la mentalidad de cada salvadoreño con la política que cada bando traía, ahora derecha e izquierda, y cada vez fue más divido el corazón de un pueblo insensato. La deuda pública y extranjera creció más, y sigue aumentando hasta las nubes, hasta llegar al impago, el dinero de los cotizantes ha sido robado por los mentecatos, mojigatos y turulatos ignorantes y peleles que ahora están en el poder. La derecha no terminó de hacer nada, y las maras surgieron y así continuó la matanza de un pueblo necio y terco hasta hoy. Por esto dice PROVERBIOS 29:18
LBLA Donde no hay visión, el pueblo se desenfrena, pero bienaventurado es el que guarda la ley. NTV Cuando la gente no acepta la dirección divina, se desenfrena. Pero el que obedece la ley es alegre.
El Salvador, tu única salida, tu único asidero a éste gran problema que tienes, es que rindas tu vida a Jesucristo, de vuelvas de corazón, a Dios!!
Pregunta por las sendas antiguas, pregúntale a las generaciones pasadas quién fue el que estableció las naciones.
El Salvador, si no te vuelves de corazón, ahora Dios te dice:
Controversia de Dios con Israel
…5Tropezarás de día, y tropezará también el profeta contigo de noche, y destruiré a tu madre. 6Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote; como has olvidado la ley de tu Dios, yo también me olvidaré de tus hijos. 7Cuanto más se multiplicaron, más pecaron contra mí; cambiaré, pues, su gloria en afrenta.… Oseas 4:5-7.
Isaías 5:12-14. Ayes contra los impíos …12En sus banquetes hay lira y arpa, pandero y flauta, y vino, y no contemplan las obras del SEÑOR, ni ven la obra de sus manos. 13Por eso va cautivo mi pueblo por falta de discernimiento; sus notables están muertos de hambre y su multitud reseca de sed. 14Por tanto el Seol ha ensanchado su garganta y ha abierto sin medida su boca; y a él desciende el esplendor de Jerusalén, su multitud, su alboroto y el que se divertía en ella.…
Dios no es injusto, no hace mal por gusto, Dios no permite las calamidades en vano, Dios nos está llamando a que nos volvamos todos de corazón, que nos arrepintamos de nuestros pecados, pidamos perdón en la autoridad del nombre de Jesús, para que seamos librados de lo que se avecina, que es mucho peor de lo que ya vimos, vienen las copas (el juicio) de la ira de Dios sobre los malos e impíos.
En cambio, los hijos de Dios, vamos para las alturas, tenemos la verdad y la visión verdadera de Dios, en nuestro corazón, somos sus nobles, somos más parecidos a sus hijos, somos su gloria, es decir, se reconoce que somos su obra, porque somos diferentes, andamos en amor, le amamos, nos enfocamos en lo bueno y no en lo malo, en la vida y no en la muerte, en la verdad y no en la mentira, en la santidad y no en el pecado.
2 CORINTIOS 3:18. Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu. LBLA.
TLA Porque el Señor y el Espíritu son uno mismo, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad. Y nosotros no tenemos ningún velo que nos cubra la cara. Somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a él.
Tu cuando te observas a ti mismo: ¿Qué ves? ¿Qué imagen ves? ¿Qué identidad ves? ¿Ves a un hombre verdadero?
Yo veo a Cristo en mí, veo a un hombre cuya justicia no es mía, me han ido puliendo, veo a un hombre más parecido a Cristo, un hombre que no es el mismo, que se ha alejado de lo que antes era, veo un hombre nuevo, con mente renovada, veo una mente que se va transformando, veo a un hombre que ha sufrido una metamorfosis para bien, veo un hombre reformado conforme a la palabra de Dios. Cuando veo esta realidad, me enamoro más de Dios, más de la parte buena que sus hijos tenemos, y menos de mi parte mala que procede de mi vieja naturaleza que me hace pecar y ser un pecador.
Cuando me miro en el espejo de Cristo, veo a un luchador, a un humilde servidor, veo a un hombre con la luz de Jesús, uno que no se rinde, que sigue luchando, que trata de agradar a Dios, entonces me doy cuenta de la obra de Cristo en mí, y de cuando he avanzado desde que nací de nuevo hasta ahora, todo por haber aceptado y buscado el conocimiento que da Dios. Veo que la Dios está conmigo, su gracia y misericordia me siguen todos los días de mi vida.
Mi enfoque ya no es en conmiserarme de mí mismo por lo que no tengo, por lo que me hace falta, o por mis carencias y debilidades, ese fue mi enfoque y queja durante un tiempo pasado de mi vida, pero era negativo, ahora veo que mi enfoque es y debe ser ver más, y ser más y más como Cristo, porque Cristo en mí la esperanza de Gloria. Esto me da esperanza, alegría, me anima, me da ganas de luchar.
ROMANOS 10:8 RVR1960 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:
TLA Más bien, la Biblia dice: «El mensaje de Dios está cerca de ti; está en tu boca y en tu corazón.» Y ese mismo mensaje es el que les traemos: que debemos confiar en Dios.
Mi enfoque es tener la palabra de Dios en mi boca y en mi corazón, porque es lo mejor, ahora quiero contestar a todos con ella, enseñarles a las generaciones que la espada de doble filo de Dios es el arma por excelencia de todo cristiano, no las armas de destrucción del mundo, sino la palabra de la verdad. La verdad os hará libres, esta palabra si edifica en verdad.
Ahora veo que Jesucristo nos dio una buena enseñanza, cuando dijo, “Por tu fe será hecho”, este es mi enfoque y oración, que lo que declare venga sobre mi vida, familia e iglesia. Me enfoco en que lo que crea sea lo que declare, lo que creo declaro, confieso, y ya, es hecho. Increiblemente precisamente esto es lo que ocurre en mi día a día, lo que mi fe hace, crea, construye, edifica. Dios escucha lo que declaro, observa mi fe y por mi ve es hecho, tal como dijo nuestro Señor, Jesucristo: “Por tu fe será hecho”. Mateo 15:28. Mateo 9:29.
Necesitamos tener el único asidero que es Cristo. Un asidero es a la parte de un elemento que permite asirlo (tomarlo, agarrarlo, sostenerlo). El asidero, en este marco, es el asa, el mango o la manija que posibilita la manipulación de un objeto, un asidero es un punto de apoyo, es la parte por donde se ase o agarra una cosa.
Para poder agarrarnos de Dios, debemos agarrarnos de Cristo, por la fe, de esta manera vamos a triunfar y no tendremos vidas en vano.
Ahora ya lo sabes, tu único camino es Cristo, no hay otro, no hay más, solo es Cristo en nosotros la esperanza de Gloria. No sigas siendo el mismo pueblo torpe, necio, insensato que se olvida de su creador.
Vamos a orar.
Padre celestial, quiero asirme de Cristo, abre mi corazón, yo también lo abro, quiero pedirte que me perdones mis pecados, me arrepiento de corazón, lo hago en la puerta y único camino de autoridad que hay en la tierra, en el nombre de Cristo Jesús. Trae tu vida, dame tu conocimiento, no quiero ser necio como ese Israel , que perece porque le falta entendimiento, quiero tu verdad completa, quiero reformar mi mente, quiero volverme igual a tu hijo, quiero hacer que te sientas orgulloso de mi, quiero honrarte con la fe. Quiero buscar tu rostro, dame tu amor, te doy mi vida, mi compromiso contigo, te doy todo mi ser. Recíbeme, tú conoces mi corazón, mis intenciones son sinceras para contigo, he orado de corazón. Gracias padre en el nombre de Jesús.

«¿SABES SI ERES MUY FAVORECIDO POR DIOS?»

Evening hope

 

¿EN QUE CONSISTE SER MUY FAVORECIDOS POR DIOS?VIDEO

Efesios 1:3: “Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo”. Efesios 1:6Nueva Traducción Viviente (NTV) 6 De manera que alabamos a Dios por la abundante gracia que derramó sobre nosotros, los que pertenecemos a su Hijo amado.
De nuevo en el fascinante mundo de Dios y su eterna y santa palabra con sus profundos significados. Esta vez analizaremos e indagaremos:
¿Qué es el favor de Dios? Y ¿Quiénes y cómo es que somos sus favorecidos?
Para profundizar rápidamente, lo primero que vienen a mi mente es que la palabra favorecido tiene una connotación Bíblica muy atrayente y reveladora ya que favorecido refleja cómo será nuestra relación con Cristo.
Y es que nuestra primera connotación de favorecido tiene un significado directo y asociado, con “desvalido y dependiente”. Al estudiar la palabra favorecido, podemos verla relación que en la Biblia siempre tiene con personas “desvalidas y dependientes”, que pasan a ser los favorecidos de Dios.
Hay muchos favorecidos en la Biblia, podemos encontrar a varios desvalidos, dependientes y necesitados de alcanzar el favor y la Gracia de Dios, por ejemplo, veamos quienes son estas personas muy favorecidas por Dios:
1. Entre todos los hombres del mundo antiguo Noé junto con su familia encontraron gracia o favor ante los ojos del Señor, indudablemente fueron muy favorecidos por Dios entre todos los que fueron condenados a muerte en el diluvio universal.
2. La pobre y dependiente Rut halló favor ante Booz, reflejando que así sucede con nosotros y Cristo.
3. Jacob, e Israel hallará gracia ante Dios, también vemos que el rey David recibió la gracia de Dios.
4. Esteban fue un hombre tan lleno de la gracia y el poder de Dios que pudo hacer grandes maravillas y señales milagrosas entre el pueblo.
5. Job, cuando oró a Dios, halló favor ante Él y fue restaurado su estado de virtud.
6. María encontró el favor de Dios y los discípulos, todos ellos alcanzaron y vivieron con el favor de Dios.
7. La iglesia alanza el favor inmerecido de Dios.
Ves que el Señor te está diciendo:
¿Acaso no vez que vas a ser muy favorecido en este tiempo por el Todopoderoso?
Pero el más esperado fue Jesús, el Dios mismo creador del universo se humilló al máximo cuando vino a ser un bebé totalmente desvalido y dependiente, porque necesitaba del cuido y de la ayuda de sus padres terrenales.
De manera que la primera connotación de favorecido es: “desvalido y dependiente”. Debemos entender que Dios está determinado a soltar el favor sobre sus desvalidos y dependientes que son su Iglesia y afianzarla en el conocimiento, para que el mundo sea bendito también por medio de ella.
Antes de darnos la gracia: ¿Qué somos para nuestro hacedor y como nos mira?
Isaías 45:9 …8Destilad, oh cielos, desde lo alto, y derramen justicia las nubes; ábrase la tierra y dé fruto la salvación, y brote la justicia con ella. Yo, el SEÑOR, todo lo he creado. 9¡Ay del que contiende con su Hacedor, el tiesto entre los tiestos de tierra! ¿Dirá el barro al alfarero: “Qué haces? ¿O tu obra dirá: “El no tiene manos? 10¡ Ay de aquel que diga al padre: “¿Qué engendras? O a la mujer: “¿Qué das a luz?…
También debemos saber que Dios no nos mira del todo como nosotros nos miramos. Nosotros nos miramos a nosotros mismos desde un punto de vista, con un orgullo y dignidad falsa. Para nuestra propia vista, nosotros, somos muy importantes, pero para Dios solo somos unos tiestos, según como leímos en Isaías 45.
Los tiestos, o barro, no pueden renegar, no pueden decirle al alfarero ¿Qué haces? Cuando entendemos que somos tiestos, vasijas de barro, que Dios no nos debe nada, y que no podemos exigirle o demandarle nada, entonces la gracia cobra sentido. Allí entonces entendemos por qué él lo hace, y porqué su regalo es inmerecido. Allí podemos ver su corazón, y la razón de porqué Él quiso vernos bien, él quiso, amarnos a pesar que somos tiestos, él quiso bendecirnos simplemente porque así lo decidió y, hará. Ciertamente siendo siempre vasijas de barro que cargamos pecado, ahora somos sus hijos y cargamos su santo Espíritu.
Y entrando el ángel, le dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor está contigo; bendita eres tú entre las mujeres. LUCAS 1:28 LBLA. ¿Qué es muy favorecido?
Si te sacas la lotería, eres favorecido, si te pasa de nuevo, también eres favorecido, pero si te sacas la lotería una tercera, cuarta, y hasta quinta vez, entonces eres muy favorecido. Este ejemplo se queda corto, porque el favor de Dios es siempre, es todo el tiempo, y cuantas veces sea necesario o lo necesitemos, porque la gracia o favor de Dios sobreabunda a nuestro favor, entre más abunda el pecado, y todo por su decisión soberana.
Ahora bien, si lo decidió entonces somos benditos, bienaventurados, dichosos, tres veces felices, afortunados, aunque indignas vasijas de barro, ya en su bendición ahora dignos de sus regalos y beneficios, simplemente porque esto fue lo que decidió que va a hacer con nosotros, con estos tiestos o vasijas de barro, otorgarnos su favor.
Esto es visto como injusto por muchos, pero Dios no le debe alguna explicación a nadie, tampoco peca por no mostrar su favor a otros, porque él está en un estado de santidad, de ninguna manera está afectado e infectado por el pecado como nosotros, nunca, ni antes ni después de tomar sus decisiones buenas o no tan buenas para nosotros, y es que recordemos que él Santo, es el dueño, y Señor de todas las cosas que él ha creado.
La definición de favorecer es: 1 Proporcionar un beneficio o provecho a alguien o algo. 2 Ayudar o apoyar a alguien, especialmente una autoridad o una persona con influencia. 3 Tratar a una persona mejor que a otra sin valorar sus méritos o lo que es justo. 4 Hacer que una persona tenga buen aspecto o resulte atractiva.
Así los sinónimos y antónimos de favorecido son: favorecido: mejorado, agraciado, embellecido, hermoseado, rejuvenecido. Mientras que los antónimos de favorecido son: aviejado, empeorado.
Los sinónimos de favorecer son: ayudar, beneficiar, amparar, asistir, auxiliar, cooperar, patrocinar, fomentar, proteger, servir, socorrer. Los antónimos: desamparar, perjudicar.
En conclusión, favorecido en dos palabras es: Ayudar, apoyar: Dios nos va a ayudar, y apoyar siempre.
Increíblemente el bebé Jesús no podría sobrevivir a menos que fuera alimentado y nutrido por su madre y su padre, que curioso José y María cuidando, protegiendo, alimentando a Dios. Esto nos enseña como todos los hijos de Dios deben ser alimentados por sus madres y padres espirituales. Sucede como si hubiera un cordón umbilical que ata el cielo a la tierra con el que el Señor dice: Alimenta a Mis ovejas.
Increíblemente María llevó en su vientre al Mesías, al Maestro, al Sanador, al Obrador de Milagros y al Libertador, al rey de reyes y Señor de Señores. Nosotros llevamos en nuestro vientre espiritual a Dios en la persona de Jesús, esta vez ya resucitado y con poder, para ayudarnos a sobrevivir espiritualmente, para nutrirnos porque es nuestro Padre Eterno.
Es momento que vayas aceptando esta verdad y realidad que ocurre en tu vida, cuando eres favorecido de Dios, la que dice que: ante nuestras pobrezas y debilidades, su favor nos fortalece, ante nuestro pecado, porque la carne está pecando constantemente, de una o de otra manera, pero su favor hace que sobreabunde la gracia de Dios. Como dice Romanos 5:20. En lo que atañe a la ley, ésta intervino para que aumentara la transgresión. Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia, ROMANOS 5:20. CST.
Ahora diré algo escandaloso para los religiosos de este tiempo. La gracia de Dios es para siempre, no tiene tiempo de duración limitado porque Dios no limita el Espíritu Santo Como dice Juan 3:34. NTV Pues él es enviado por Dios y habla las palabras de Dios, porque Dios le da el Espíritu sin límites. JUAN 3:34.
También debo decir que el llamado de Dios es efectivo, eficaz, irresistible e irrevocable. En otras palabras, cuando Dios llama a uno que será su hijo, pues simplemente lo será, todo lo de Dios dice será irresistible para esa persona, de manera que ante el decreto de la palabra de Dios, la persona queda irremediable e inmediatamente conscripto a su causa, pero siempre con la libertad que da el Espíritu Santo.
NTV Pues los dones de Dios y su llamado son irrevocables. ROMANOS 11:29 TLA Dios no da regalos para luego quitarlos, ni se olvida de las personas que ha elegido.
En este texto podemos ver que Dios tiene secretos que nadie conoce y que no dice a nadie, únicamente son suyos. Deuteronomio 29:29. 29 NTV. »El Señor nuestro Dios tiene secretos que nadie conoce. No se nos pedirá cuenta de ellos. Sin embargo, nosotros y nuestros hijos somos responsables por siempre de todo lo que se nos ha revelado, a fin de que obedezcamos todas las condiciones de estas instrucciones.
El hecho que Dios le otorgue o niegue su favor inmerecido a una persona es un misterio escondido en Dios, y nadie puede ni debe decir nada al respecto. Dios es soberano y puede hacer lo que quiera con la masa de barro. Podemos ver que María reconoce su necesidad espiritual ante el anuncio del ángel.
Otra peculiaridad de los favorecidos de Dios es que reconocen la necesidad que tienen de Dios, y hasta lloran como bebitos recién nacidos porque tienen hambre y sed de Dios lo podemos ver en Mateo 5:3.
NTV «Dios bendice a los que son pobres en espíritu y se dan cuenta de la necesidad que tienen de él, porque el reino del cielo les pertenece. MATEO 5:3
Cuando un creyente entiende que el favor de Dios es para siempre, en la buenas y en las malas, entonces vive confiado, aunque siempre tanga la responsabilidad moral con Dios, sabe que el mejorar de verdad que tanto quiere y hace, no depende de su esfuerzo, sino que depende del favor de Dios en primer lugar, de la fe, de la transformación de la palabra de Dios, de la sabiduría que reciba, entonces podrá atesorar el consejo de Dios, quién es su orgullo, de ahí en adelante la persona sabe que su orgullo es Dios y no su humanismo.
Dios es nuestro orgullo. Isaías 45:24-25Dios Habla Hoy (DHH) 24 y dirán: “Solamente en el Señor están la victoria y el poder.” Todos los que me odian quedarán en ridículo. 25 Gracias a mí, todo el pueblo de Israel saldrá triunfante y estará orgulloso de mí.»
La única condición para ser favorecido de Dios, es contar con su decisión de hacerlo hecha en la eternidad, que hizo que Cristo muriera en la cruz por esa persona con nombre y apellido, y también es tener al Espíritu Santo, por haber nacido de nuevo en el evento instantáneo de la salvación, cuando la recibió que es haber nacido de nuevo, porque el Espíritu produce la fe salvadora tal como se requiere para perseverar hasta el fin y el arrepentimiento es su don.
De manera que recibiremos todo lo que nos ha prometido Dios, si es que contamos con esto, si es que somos fieles hasta el fin, es decir, si es que confiamos en él con la misma firmeza que creímos al principio. Si es así, Dios siempre nos dará su favor, entonces somos sus escogidos, sus elegidos, que se refiere a ellos como “venid benditos de mi Padre”. Significa también que tenemos a Cristo en nuestros corazones.
Hebreos 3:14 NTV. Pues, si somos fieles hasta el fin, confiando en Dios con la misma firmeza que teníamos al principio, cuando creímos en él, entonces tendremos parte en todo lo que le pertenece a Cristo.
Insisto el que tiene el favor de Dios tendrá el apoyo y la ayuda de Dios que necesita. Veamos la definición del diccionario de desvalido, desvalida, adjetivo/nombre masculino y femenino 1.[persona] Que no tiene el amparo, la ayuda ni la protección que necesita.
Cuando se tiene el favor de Dios, entonces se tiene el amparo de Dios, la ayuda y la protección que necesita.
El concepto de dependiente indica a algo o alguien que está subordinado, “que depende” de otra cosa o persona. Para que exista lo dependiente debe haber algo principal, de lo que es dependiente, necesita y sin lo cual no puede ser, desarrollarse o cumplir con su finalidad. Por ejemplo, “el niño pequeño es dependiente de su madre”, indicando que, sin ella, no puede alimentarse o cuidarse a sí mismo, o “la mujer es muy dependiente emocionalmente de su esposo”, o “la economía de un país que es dependiente de las remesas, o es dependiente del turismo”.
Nosotros los hijos de Dios, somos dependientes de Dios, del Espíritu Santo, de Jesucristo. Como Dios es lo principal, nosotros dependemos de él, sin su favor no inmerecido nosotros no podríamos ser, no podríamos desarrollarnos para cumplir con nuestra finalidad espiritual.
Así como “el niño pequeño es dependiente de su madre”, indicando que, sin ella, no puede alimentarse o cuidarse a sí mismo, nosotros lo somos de Dios. No podemos alimentarnos ni cuidarnos a sí mismos, sino no lo hace Dios por nosotros con su favor, a la vez, no podríamos ser, ni espirituales, ni santos, sin salvos, ni bendecidos, ni podríamos llegar al cielo, ni siquiera perseverar, ni preservarnos para el cielo. Si Dios mostrara su favor, su amparo hacia nosotros, sin su ayuda y la protección que necesitamos, somos reos de muerte y dignos de condenación, simplemente estaríamos perdidos.
Los favorecidos de Dios, somos todos los que él ha escogidos para sí, todos los necesitados, desvalidos y dependientes que recibimos diaria y constantemente su favor inmerecido por su beneplácito, para su gloria.
Vamos a orar en primera persona:
Señor, yo no tengo nada de que me pueda orgullecer de mí, porque en mí no hay nada de bien, no hay nada bueno excepto tú. Todo el bien y lo bueno que hay es tuyo. Estoy consciente de tu favor, y que soy muy favorecido, sé que esto nunca cambiará, porque tu no cambias, venciste la resistencia de mi carne pecaminosa y me has hecho santo en cristo, apartado para tu gloria. No merezco ser llamado tu hijo, no me atrevo a alzar mis ojos al cielo porque soy pobre, bajo y pecador, yo no te puedo exigir nada, ni merezco nada, sin embargo, cuando me humillo ante ti, tú me hablas, me respondes, me dices que me amas y que todo estará bien, y me has dado tu favor, lo veo todos los días. Gracias Padre por tu gran amor porque tu gracia y misericordia me acompañan todos los días de mi vida. En el santo nombre de Jesús.

«Toda palabra de Dios se cumplirá»

palabra

VIDEO

Hoy debemos recordar que basta que El Padre celestial, el Espíritu Santo de Dios, y Jesús lo digan para que ocurra:—Señor —dijo el oficial—, no soy digno de que entres en mi casa. Tan solo pronuncia la palabra desde donde estás y mi siervo se sanará. MATEO 8:8. NTV. “Porque Él dijo y fue hecho; Él mandó y existió.” (Sal 33:9). Para siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos. Salmos 119:89. Si Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos dará también todo lo demás? ROMANOS 8:32. NTV.
Dios dijo que se hiciese la luz, y la luz se hizo, Dios dijo la palabra: que sean hechas todas las cosas y estas fueron hechas. Dios dijo la palabra: que sea hecho el universo, los planetas las estrellas y fueron hechos.
Dios dijo la palabra que fuese hecho el planeta tierra y el planeta tierra fue hecho por su palabra. Dios dijo la palabra: se separen las tinieblas de la luz, y el abismo oscuro, (Tejóm en Arameo) o agua subterránea, del agua de la superficie, y fue hecho.
Este mensaje es para que confiemos en Dios de verdad y de corazón en su palabra para nosotros, porque cuando Dios nos dio una palabra de bendición, debemos saber que Dios la cumplirá.
¿Qué haces frente a?: ¡yo no doy la medida correcta! ¡No soy tan listo! ¡Casi nada puedo hacer para cambiar las circunstancias! ¡No puedo hacer cosas normales como los demás los hacen! ¡Quiero salir adelante pero no sé cómo, ya lo intenté todo…! ¡Me dan tristezas mis deficiencias! ¡Quiero alcanzar el éxito, quiero lograr grandes triunfos, pero finalmente me quedo corto! ¡Quiero ganar, definitivamente quiero vencer sobre esta vida!
Esto dice que todos tenemos un límite nuestras mejores fuerzas, y que, aunque queremos finalmente tener éxito en muchas cosas que nos hemos propuesto no podremos a menos que tengamos una ayuda de lo alto de Dios y su palabra profética que da fuerzas al cansado, y que consuela nuestros corazones.
También dice que lo que unos podemos hacer, otros no, y lo que otros pueden hacer nosotros no podemos, pero hay alguien más alto que lo puede todo, y es, en quién creemos. Él es quién conduce nuestras vidas, y nos ha dado promesas.
La encuesta. Por años, hice mi encuesta entre cristianos que aman y sirven a Dios con los que fui platicando y haciéndome su amigo. El resultado es que finalmente lo que más quieren después de la salvación, es tener éxito en la tierra con los planes y promesas de Dios, no con los suyos propios, sino con los de Dios porque saben que es lo mejor. De manera que lo que ellos quieren es llegar a tener éxito.
Lo que encontré fue que entre cientos de metas y propósitos pequeños, las mayores de las metas de los cristianos, después de haber recibido al Espíritu Santo y servirle a Dios son:
1. Tener éxito en esta vida. 2. Tener una estabilidad financiera. 3. Tener reconocimiento en lo que eres y haces.
La definición éxito en el diccionario es: a.) Resultado feliz de un negocio, actuación, etc. b.) Buena acogida que tiene algo o alguien.
Es comprensible que al no lograr varias de nuestras metas, el sentir que no avanzamos nos traiga mucha frustración, sobre todo cuando te has puedo un plan digno, una meta alta, y de pronto algo te despierta, una imposibilidad que te hace tomar conciencia, cómo una voz en el interior que te dice:
“Después de todo, no estás tan capacitado y no estás haciendo lo mejor que deberías”.
Esto como dije antes, por algo interno como paradigmas o debilidades que te detienen, y te percatas hasta ese momento paralizante.
Entonces estamos frente a: ¡Aunque he logrado tanto, y llegado tan lejos, aún no soy lo que debo se! ¡No soy lo que debería ser porque no tengo en cuenta todo! ¡No estoy logrando lo que debería lograr porque aún me falta competencia! ¡No estoy dando la medida que pensé porque me hace falta sabiduría! ¡Las condiciones me imponen, no impongo las mías porque me falta aún más inteligencia y denuedo! ¡PUES TODO ESTO LO DA DIOS!
2 Corintios 3:5 No es que pensemos que estamos capacitados para hacer algo por nuestra propia cuenta. Nuestra aptitud proviene de Dios.
1 Corintios 1:30Nueva Traducción Viviente (NTV) 30 Dios los ha unido a ustedes con Cristo Jesús. Dios hizo que él fuera la sabiduría misma para nuestro beneficio. Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado.
Pues, simplemente cuando somos cristianos hijos de Dios: esto es totalmente normal porque nuestro libre albedrío está limitado a la soberanía de Dios.
Mis queridos hermanos, ¡toda persona en esta tierra tiene sus propios límites! y Dios lo ha hecho de esta manera para él glorificarse, para él hacer aquellas cosas imposibles que nosotros no podemos hacer, aquí es donde ya no nos corresponde a nosotros, sino a Dios. Dios cumplirá toda promesa que nos ha hecho.
Vienen a mi mente las palabras que Jesús le dijo a María que su hermano Lázaro que estaba muerto iba a resucitar, ella le contesta, que lo hará en la resurrección, porque sabe que él es el mesías, pero Jesús le está diciendo más, resucitará a Lázaro apenas en unos pocos instantes más. Juan 11:21-27 21 Marta le dijo a Jesús: —Señor, si tan solo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto; 22 pero aun ahora, yo sé que Dios te dará todo lo que pidas. 23 Jesús le dijo: —Tu hermano resucitará. 24 —Es cierto —respondió Marta—, resucitará cuando resuciten todos, en el día final. 25 Jesús le dijo: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. 26 Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá. ¿Lo crees, Marta? 27 —Sí, Señor —le dijo ella—. Siempre he creído que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que ha venido de Dios al mundo.
Definitivamente hay problemas, hay metas para tener una vida de éxito, pero que ya apestan. Ya están como muertas y ya han pasado tiempo en que aparentemente murieron y ya deben tener un olor espantoso, pero no son imposibles para Dios. El éxito de María y Marta era tener a su hermano vivo, esto era imposible para los hombres, pero no para Dios. Bastaba que Jesús dijera que él iba a resucitar a Lázaro y ya, porque para Dios lo prometido es deuda, así que les iba a dar ese éxito también para que ellos supieran quién era verdaderamente JESUS, él único que da vida a los muertos espirituales.
39 «Corran la piedra a un lado», les dijo Jesús. Entonces Marta, la hermana del muerto, protestó: —Señor, hace cuatro días que murió. Debe haber un olor espantoso. 40 Jesús respondió: —¿No te dije que, si crees, verás la gloria de Dios? 41 Así que corrieron la piedra a un lado. Entonces Jesús miró al cielo y dijo: «Padre, gracias por haberme oído. 42 Tú siempre me oyes, pero lo dije en voz alta por el bien de toda esta gente que está aquí, para que crean que tú me enviaste». 43 Entonces Jesús gritó: «¡Lázaro, sal de ahí!». 44 Y el muerto salió de la tumba con las manos y los pies envueltos con vendas de entierro y la cabeza enrollada en un lienzo. Jesús les dijo: «¡Quítenle las vendas y déjenlo ir!».
El éxito para los exigentes judíos en el área de pagar los impuestos al templo, era que Jesús los pagará, de manera que Jesús siendo el hijo del dueño del templo, no debía pagar impuestos, era su casa, sin embargo, para no ser piedra de tropiezo lo tendrá que hacer. En esta historia veremos cómo se cumple la palabra que Jesús dice, y como por el trabajo de Pedro de ir a pescar, viene la bendición milagrosa nuevamente. Mateo 17:24-27. 24 Cuando llegaron a Capernaúm, los cobradores del impuesto del templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: —¿Tu maestro no paga el impuesto del templo? 25 —Sí, lo paga —contestó Pedro. Luego entró en la casa, pero antes de tener oportunidad de hablar, Jesús le preguntó: —¿Qué te parece, Pedro? Los reyes, ¿cobran impuestos a su propia gente o a la gente que han conquistado? 26 —Se los cobran a los que han conquistado —contestó Pedro. —Muy bien —dijo Jesús—, entonces, ¡los ciudadanos quedan exentos! 27 Sin embargo, no queremos que se ofendan, así que desciende al lago y echa el anzuelo. Abre la boca del primer pez que saques y allí encontrarás una gran moneda de plata. Tómala y paga mi impuesto y el tuyo.
En la ley de Moisés en Éxodo 30:13 estaba que todo varón de 20 años en adelante debía de pagar al templo una vez al año, medio siclo de plata, porque los costos del templo eran elevadísimos. Medio siclo equivalía a dos días de salario. Eran dos Dracmas griegas, la moneda que Pedro hallaría adentro del pez, equivalía a 4 dracmas, suficiente para pagar el impuesto de Jesús y el de Pedro.
Pero esto tiene una enseñanza más profunda. La palabra que sale de la boca de Dios se cumple, siempre. Cuando Pedro tira el anzuelo y saca el primer pez, este traía una moneda de plata. O Dios la hizo aparecer en el pez o este se la había tragado de alguien que se le cayó, pero ciertamente el pez traía una moneda, Dios cumplió la palabra.
He escuchado decir, que en ese momento cuando pedro tiró el azuelo, si el pez que hubiese sacado no era el que traía la moneda, el universo entero hubiera estallado, porque no haberse cumplido la palabra de Dios, como queriendo decir que Dios no puede fallar y que si fallara todo explotara.
Cuando leemos o escuchamos palabra de Dios como estas, debemos detenernos y meditar que Dios todo lo cumplirá… Veamos: Mateo 24:35 …34En verdad os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. 35El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán.
Isaías 55:11. así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié.
Mateo 5:18. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla.
Mira cuando habla de que su salvación, su justicia, que no menguarán, y que su misericordia es para siempre.
Isaías 51:6. Alzad vuestros ojos a los cielos, y mirad la tierra abajo; porque los cielos como humo se desvanecerán, y la tierra como un vestido se gastará. Sus habitantes como mosquitos morirán, pero mi salvación será para siempre, y mi justicia no menguará.
Isaías 54:10. Porque los montes serán quitados y las colinas temblarán, pero mi misericordia no se apartará de ti, y el pacto de mi paz no será quebrantado –dice el SEÑOR, que tiene compasión de ti.
Cuando venga la duda a tu mente, sobre si Dios tarda mucho en cumplir sus promesas en tu vida, debes recordar quien es Dios.
Números 23:19. Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho El, y no lo hará?, ¿ha hablado, y no lo cumplirá?
Salmos 19:7. La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo.
Salmos 89:34. No quebrantaré mi pacto, ni cambiaré la palabra de mis labios.
Proverbios 30:5. Probada es toda palabra de Dios; Él es escudo para los que en Él se refugian.
Isaías 40:8. Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.
Dios cumplirá toda palabra y promesa que te haya dado, él lo hará.
Tito 1:2. con la esperanza de vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde los tiempos eternos,
1 Pedro 1:25. MAS LA PALABRA DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE. Y esta es la palabra que os fue predicada.
Apocalipsis 3:14. Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: “El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto:
Ánimos, Dios es bueno, y su misericordia es para siempre, debes estar esperando en Dios, que cumple todo lo que promete,
2 PEDRO 1:19. Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;
Antes de orar quiero poner nuevamente este versículo poderoso para hoy.
Si Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos dará también todo lo demás? ROMANOS 8:32.
Debes saber que Dios cumplirá toda palabra que haya dado, que esté en la Biblia, toda promesa para ti que está en ella y toda palabra de profética para ti que te haya dado él y no los hombres.
Vamos a orar en primera persona:
Padre gracias por la confianza que me has dado en ti, gracias por la seguridad eterna que das a mi alma. Gracias por recordarme hoy, que vas a cumplir toda palabra que me has dado. Dios mío, tú de verdad me has salvado y me vas a salvar, me espera el cielo y la compañía de tu presencia más allá del sol, y de las estrellas, tú me vas has bendecido y con la bendición de Abraham, que es tu hijo amado Jesucristo, y aún me darás todas las demás cosas o añadiduras que me hacen falta, por las que siempre seré cabeza y no cola. No a nosotros sea la gloria sino a ti. Dios me va a cumplir, efectivamente, me vas a cumplir todo lo que me prometiste. Gracias Padre en el nombre de Jesús.
 

«Que es el espíritu del mundo? Y que es el Espíritu de Dios?»

cogeme-de-la-mano

 

“Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido”. 1 Corintios 2:12.
Es sumamente importante saber que el espíritu del mundo se encuentra en la mente humana, en nuestra mente, y el Espíritu de Dios, o el Espíritu Santo, o el Espíritu de Cristo, también se encuentra en nuestra mente cuando lo hemos recibido de parte de Dios. La Biblia dice de nuestra mente, que es el espíritu de este mundo.
¿En la mente?
Sí, en la mente, por esto es que es allí es donde se libran todas nuestras luchas, de manera que venimos a ser carnales, cuando hacemos las cosas de éste mundo que no son lógicamente buenas, sino dañinas para nuestro ser, tales como vicios que dañan nuestro organismo, eso es andar en la carne. Todas esas cosas las producimos como consecuencia de dejar que la mente carnal nos domine. Allí en la mente, es donde somos dominados por el espíritu de este mundo que es la mente sin Dios, o por el Espíritu de Cristo, que es la mente renovada por haber recibido el Espíritu de Dios.
La mente no renovada es muy fuerte, hace lo suyo propio, que es buscarle al hombre su propia gloria, más su conveniencia, de esta manera dejar a un lado a Dios y sus cosas. La mente no regenerada no sirve a Dios sino a éste mundo, así es la verdad, para nada sirve a Dios, sino que se sirve a sí misma, y está influenciada por el príncipe de este mundo, por Satanás y sus demonios que han inflado la rueda de la creación con su maldad e influencia maligna, de acá abajo, de la tierra y no de lo alto. Por esto es que la mente es el espíritu de este mundo. Por esto también Jesús dijo que él no tenía parte con este mundo, ni era de este mundo sino de uno alto, santo y sublime, es decir de Dios y su reino, porque en su naturaleza divina, no tenía la mente caída por el pecado original, nunca tuvo la mente de este mundo, él nunca estuvo caído, por esto nunca peco, siempre tuvo la mente de Dios todopoderoso.
Por esto la Biblia dice que este mundo está satánicamente controlado por ese enemigo nuestro y por supuesto Dios se lo permite por muy buenas razones que él tiene, tales como gobernar el corazón de los que tienen su Santo Espíritu. En los demás también gobierna, limita y controla sus acciones.
También dice que antes, nosotros seguíamos la corriente de este mundo, esto es solo cuando aún no estaba el Espíritu de Dios controlando nuestras mentes. Esta es la razón porque la Biblia dice que la sabiduría de este mundo en el hombre es animal, terrenal y diabólica.
La mente o el espíritu de este mundo es enemiga de Dios.
Romanos 8:6-8 …6Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz; 7ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo, 8y los que están en la carne no pueden agradar a Dios.
Pero el Espíritu de Dios es más fuerte que el espíritu de este mundo, cuando él está en el corazón de una persona no hay nadie que le pueda vencer, al final siempre triunfa.
“Pero ustedes, mis queridos hijos, pertenecen a Dios. Ya lograron la victoria sobre esas personas, porque el Espíritu que vive en ustedes es más poderoso que el espíritu que vive en el mundo”. 1 JUAN 4:4 NTV
Ya podemos ir viendo, por la Biblia que son las sagradas escrituras y la palabra de Dios, que hay “dos espíritus”. Ya podemos saber de los dos espíritus porque la Biblia menciona la existencia de dos espíritus, El espíritu del mundo, y el Espíritu de Dios, que proviene de Dios. Es importante notar que la palabra de Dios aclara, que el Espíritu Santo, no provienen del mundo, sino de Dios, y el espíritu del mundo es otro espíritu.
Por esto mismo, cuando la Biblia, habla de otro espíritu, que no es el Espíritu de Dios, sino el del mundo, para diferenciarlo, tanto cuando habla del espíritu del hombre, como del espíritu del mundo se describe a ese otro espíritu que es el mismo, para diferenciarlo, escribe la palabra espíritu con “e” minúscula, mientras que cuando la Biblia habla del Espíritu de Dios se escribe la palabra Espíritu con “E” mayúscula.
Es con la mente que servimos a Dios.
Los que hemos recibido el Espíritu de Dios, siempre tenemos cierta libertad que Dios nos ha dado, durante esos momentos siempre podemos seguir a nuestra mente, nuestra carne, o nuestra naturaleza pecaminosa, o seguimos al Espíritu de Dios.
Si seguimos a nuestra mente, seguimos la corriente de este mundo y sus modas de pecado, allí andamos en la carne, y somos cristianos carnales, pero si seguimos al Espíritu de Dios somos bienaventurados porque nos elevamos con Dios en sus alturas para hacer lo que a él le agrada, su justicia, es decir su rectitud y todo lo bueno que él es, esto es lo que a él le agrada y es entonces cuando lo agradamos.
Somos deudores al Espíritu, es aquí donde pertenecemos y debemos estar, debemos saber que cuando andamos en el Espíritu de Cristo, no hay ninguna ley que nos condene, porque el Espíritu Santo, es poder, vida y paz, esto es andar en el Espíritu.
Andar en el Espíritu es seguir y servir en nuestra mente a la mente de Jesucristo y su evangelio que es de lo alto, no es de este mundo, sino del reino de los cielos y sus leyes, es seguir toda su dirección que nos pueda dar, y lo podemos hacer porque tenemos la mente de Cristo. Notemos que en el versículo de Romanos 8:7 dice que los que no tienen el Espíritu de Dios, no pueden sujetarse a la ley de Dios, están incapacitados para hacerlo. porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo.
En la Biblia muchas veces se menciona la palabra mente como sinónimo de espíritu, 1 Corintios 2:16 “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo”’.
Es en nuestra mente que servimos a lo que Dios dice, y con nuestra mente servimos a la ley de del pecado. La palabra de Dios lo menciona en Romanos 7:25 “Gracias doy a Dios por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado”
Cuando servimos con la mente o naturaleza pecaminosa a la ley del pecado no andamos en el Espíritu de Dios, pero cuando servimos en nuestra mente al Espíritu somos vivificados. Esta es una realidad y nos pasa a todos los que tenemos el Espíritu Santo de Dios, sin embargo, el Espíritu comienza a convencernos de las cosas de Dios son mejores que las del mundo.
Cuando con nuestra mente, que es donde se da la primer batalla, dudamos de Dios, que él nos pueda amar con el amor que nos ama, cuando nos sentimos alejados e Dios, cuando pensamos que no estamos haciendo la voluntad de Dios y que podríamos ir a condenación, allí es donde el Espíritu Santo nos convence por medio de la doctrina que somos escogidos desde antes de la fundación del mundo, antes de haber nacido, cuando aún no habíamos hecho ni bien, ni mal, Dios decidió amarnos incondicionalmente, Jesús decidió ir a la cruz por nosotros y el Espíritu Santo nos fue dado en el evento de la salvación, de manera que no estamos con Dios, ni iremos al cielo, por nada de lo que nosotros podamos hacer, sino por la soberana decisión de Dios, por el rescate que Jesús hizo en nosotros en la cruz del calvario, y por el soberano Espíritu Santo en la salvación. Pero esto no se queda allí, es Espíritu Santo nos convence de nuevos hechos, para ubicarnos que somos de Dios.
Antes que el Espíritu Santo nos fuera dado, ¿Cómo vivíamos?
Hecho: antes no creíamos ni obedecíamos, ni seguíamos a Dios, ahora si lo hacemos. Hecho: antes no entendíamos las cosas de Dios, ahora sí. Hecho: antes no amábamos a Jesucristo, ni creíamos que es Dios, y que resucitó. Hecho: antes no habíamos sido transformados, ahora sabemos que somos otras personas, nuevas criaturas. Hecho: antes no teníamos ni fe, ni esperanza, ahora sí. Hecho: antes vivíamos sumergidos en grandes tristezas del corazón y ataduras ahora tenemos la libertad que da el Espíritu. Hecho: antes no servíamos al Dios vivo, ahora servimos a Dios desde nuestra mente, y en su ministerio. Hecho: antes no andábamos pensando en agradar a Dios, en glorificarlo, hoy es todo lo que queremos. Hecho: antes no amábamos al prójimo, ahora sí, y le servimos como a Dios. Hecho: antes no nos preocupábamos por la salvación de otros, ahora sí y vamos a evangelizarlos. Hecho: antes no meditábamos en Dios, ahora sí, pensamos en Dios en todo momento. Hecho: antes no orábamos con fe, ahora sí, pedimos fervientemente que nos ayude en lo que hace falta. Hecho: antes éramos irreverentes, ahora tenemos temor de Dios. Hecho: antes no estábamos comprometidos con Dios, ahora sí, y vamos a servir a nuestra Iglesia reformada. Hecho: antes andábamos perdidos, extraviados en nuestra mente, ahora servimos a Dios, y estamos ubicados. Hecho: antes no llorábamos por amor a Dios, ni sentíamos su presencia, ahora sí. Antes nos avergonzábamos de Dios, ahora el Espíritu no nos avergüenza, y sabemos lo que Dios nos ha concedido.
Romanos 5:5 “y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”
Y mucho más…
Por consiguiente, si alguien está en el espíritu del mundo, que es la ley de Moisés, nunca sabrá lo que Dios le ha concedido. Solamente conociendo el evangelio podemos realmente conocer tanto el sacrificio de Dios y lo que eso implico, como también las grandes promesas de Dios. Caso contrario seguiremos en esclavitud sometidos a la ley de Moisés o a doctrinas de hombres corruptos de entendimiento.
Efesios 4:22-23 lo siguiente: “En cuanto a la pasada manera de vivir despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente”.
Aquí está la clave de todo, el renovar el espíritu de nuestra mente, con todo lo que es de Dios. Entonces nos mantenemos limpios, sin manchas, es como corregir la dirección, porque Cristo controla nuestras mentes, y nos va dirigiendo. Así es como Dios nos quiere tener, en la santidad y libertad de su Espíritu, no en el pecado y esclavitud de las obras de la carne.
Así no estaremos bajo la ley de Moisés, lo dice Gálatas 5:16-18 “Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne (espíritu del mundo) es contra el espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley”.
Por esto Dios hizo un nuevo y mejor pacto, que el de Moisés que era para muerte y condenación, es un pacto para nuestra justificación perpetua delante del padre, ya que él mismo Espíritu nos dirige a perderle perdón, por esto el evangelio que entre muchas cosas dice que estamos perfectos (hebreos 10: 14). Estamos completos (Colosenses 2:10) dice que ya no es por obras para que nadie se glorié, es únicamente por el sacrificio de Cristo en la cruz. (Efesios 2:8-9)
2 Corintios 3:6-10 que dice: “el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra sino del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica. Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿Cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente”.
Vamos a orar en primera persona.
Gracias Señor, porque me has hecho parte de algo más grande que yo, tu eres real y estás por mí ¿entonces quién contra mí? Jamás podría hacer méritos para lograr ni ganar nada contigo, debo aceptar y obedecer lo que tú ya dispusiste de cómo sería la vida en Cristo que habré de llevar. Solo puedo llorar al ver tu gracia conmigo, y no va a cambiar, tu nunca vas a cambiar, decidiste amarme, bendecirme, ayudarme, salvarme, y esto aun cuando yo no había hecho ni bien, ni mal, cuando no había nacido, tú ya me habías predestinado, escogido, me habías dado la gracia, tu inagotable amor, tu salvación, tu perdón. Significa todo esto que eres más grande que yo, que soy parte de algo más grande, que tu poder es inmensurable, que tus caminos son perfectos, significa que estoy en tus manos, que al final me llevarás al cielo conmigo, cuando antes yo era tu enemigo, ni creía en ti, ni te respetaba de verdad. Significa que terminarás toda la obra que un día comenzaste en mí. Muchas gracias en el nombre de Jesús.

«ENTENDAMOS LOS PROCESOS DE DIOS.»

procesos-de-dios

VIDEO

“A pesar de todo, Señor, tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y tú el alfarero. Todos somos obra de tu mano.” – Isaías 64:8

Antes de comenzar a definir que es un proceso, quiero decir que los procesos de Dios son totalmente adrede, es decir con la intención de causar un determinado efecto, y no por descuido o sin intención.
Un proceso, según el diccionario es el conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno, para convertirlo en otra cosa. Hablamos de otra cosa, ya sea para elaborarla o transformarla.
Fácilmente podemos ver que la misma naturaleza de un proceso, señala que el producto final será muy diferente de cómo fue inicialmente. Esto implica que hay “fases”, “etapas”, de manera que el producto final no se da automáticamente, y el proceso implica que habrá “partes que serán removidas”.
Un proceso es una secuencia de pasos dispuesta con algún tipo de lógica que se enfoca en lograr algún resultado específico.
Debemos entender que la vida consiste de procesos, y que Dios tiene procesos, de los que cuando nos mete, no nos podremos salir.
Para poder comernos la comida debemos prepararla primero. Quieres chuparte una naranja, primero debes pelarla.
El agricultor primero siembra la semilla, luego espera un tiempo en que caiga la lluvia y salga la planta, sigue cuidando de sus cultivos, hasta que llega el tiempo de la siega, y obtener el fruto.
Hacer una pieza en un torno, por ejemplo, hacer un coche requiere de todo un proceso que dura varios días. Hacer una pieza de ajedrez, necesita de un proceso largo y delicado.
Una buena pintura necesita de un proceso, antes fue un pedazo de lienzo. Un vestido de diseñador que será admirados por todos, también lleva todo un proceso, antes fue sólo una tela.
Así como de pasar de la niñez a la adultez, a la madurez, todo es un proceso por el que tenemos que pasar, así es con Dios, él tiene procesos que si no los entendemos estaremos peleando innecesariamente contra nosotros mismos, y nuestros seres queridos.
En los procesos de Dios es donde debemos entender que habrá un tiempo de tener mucha paciencia y de saber esperar en él. Él nos meterá en la siguiente fase, en la siguiente etapa, y no nos podremos adelantar a querer ser personas que ya pasaremos al final de proceso, si no hemos pasado por todo su proceso, y si no pasa el tiempo que Dios ha determinado.
Salmos 31:15Reina-Valera 1960 (RVR1960) 15 En tu mano están mis tiempos; Líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores.
Acá el salmista sabe que está en un proceso que no depende de él sino de Dios, en este proceso, el Rey David sabe que tiene enemigos y perseguidores como parte de esa fase, pero que no es él quién tiene la capacidad de poder hacer algo para salir de ese proceso en específico, sino que es Dios el que tiene el control en sus manos.
Cuando dice que nuestros tiempos están en las manos de Dios, se refiere a que es Dios el que nos mete en un tiempo de prueba, porque la prueba lleva a la fe, y a la paciencia, y el mismo que nos mete en esa prueba es el que nos sacará.
Job pasó todo un proceso de Dios que fue un tiempo muy difícil para él, pero al final salió vencedor.
Saúl Vs David.
Hay personas que todavía piensan que los procesos de la vida solo están en sus manos, y solo dependen de ellos. En su pecado, piensan que pueden tomar la justicia que solo le toca hacer a Dios, en sus manos. Creen que la justicia que solo le toca hacer a las autoridades, la pueden hacer ellos con sus manos. Piensan que la venganza que solo le toca hacer a Dios, quién dice “mía es la venganza, yo pagaré”, piensan que solo a ellos les toca hacerla.
Hay personas que se creen que son como dioses, piensan que ellas son las creadoras de los procesos de sus vidas, y de las vidas de otras personas. Son gente mala de corazón, sin temor de Dios, son manipuladoras que no han nacido de nuevo, que con su manipulación pretenden contralar a otros, los que “están en sus manos”, “en su poder”.
Este es el caso de Saúl, versus, David. Saúl no tuvo proceso, fue puesto de inmediato en el trono, pero no obedecía a Dios, por esto rápidamente se pudo ver como su carácter no procesado salió a luz, y quería por su pecado matar a David, e hizo destrozos en Israel, pero de igual manera, su reino le fue arrebatado, y fue desechado por Dios.
Caso contrario a David, quien recibió un doloroso proceso de formación de más o menos 14 años antes de llegar a ser rey. Aunque David cometió muchos errores, el sufrimiento que había pasado en su vida, había quebrantado y triturado su vida. Esto había transformado su carácter, minimizado su soberbia, y falta de humildad. David había aprendido a humillarse ante la poderosa mano de Dios, a ser nuevamente quebrantado y a entrar en nuevos procesos de Dios.
Las personas que no se humillan ante Dios, que lo buscan como respuesta a sus problemas causados por los procesos de Dios y su justicia, corren el peligro de no haber sido elegidos, porque es Dios, de quien dependen todas las cosas en esta vida, y hay que dejarlo que obre.
Él da, y el que quita, él es quién da la vida, y la muerte, la victoria y la derrota, la riqueza y la pobreza. ¿Para que ir a buscar a un dios que no es del dueño de nada? ¿Para qué orar a quién no controla nada? ¿Para qué depender de quién no tiene el control de nada y no puede con la anarquía? Pero es no es nuestro Dios, él si puede con todo, y tiene el poder para cambiarnos, para transformarnos, para ayudarnos, para cambiar nuestro destino con sus procesos. Él puede sacarnos de un proceso de mucho sufrimiento y ponernos como David en la otra posición y hasta en el trono como personas dirigentes de un reino, si lo quiere.
El caso de Jacob.
Esto le pasó a Jacob, quería todo fácil y engañó a su hermano, pero cuando entró en el proceso de Dios, puedo hacer todo cuando había sonado.
El caso de José.
El caso de José es igual, sonó con sueños de que llegaría a ser grande, pero no entendió que esto no sería fácil, no era como de llegar a caminar un kilómetro, sino que fue un proceso de moldeamiento de 17 largos y sufridos anos, para reconocer que al final del proceso, no fueron los hombres quienes lo llevaron, sino que fue Dios.
El caso de Moisés.
Igual pasó con Moisés, creyó que sería el libertador de su pueblo y comenzó a hacerlo a la manera de Egipto, mató a un egipcio que estaba maltratando a un judío, después de esto tampoco comprendió que su sueño llevaba un proceso.
Moisés tendría que tirar a la basura todo lo que había aprendido en Egipto, para entrar a la universidad de Dios, “en el desierto”. 40 años fue moldeado cuidando ovejas. Las tácticas de Egipto, no funcionan para llegar a ser lo que Dios quiere que seas.
Personas que actúan como los gobiernos.
Hay personas que actúan como los gobiernos y sus agencias de inteligencia. Estos reclutan a una persona para que sea su espía. Lo hacen a la fuerza, conocen cosas de sus vidas y luego las sobornan, les dicen que si no trabajan para ellos los destruirán. Ya cuando las personas ceden les dicen, ahora eres mío, soy tu dueño, harás todo lo que yo te diga, si se oponen, añaden, las cosas no son como tú dices sino como yo digo, harás tu primera encomienda, a muchos obligan a hacer tareas dominando sus vidas.
Su deseo busca el que se desvía, Y se entremete en todo negocio. PROVERBIOS 18:1
Hay personas actúan de igual manera, pretenden ser los dueños de otros y dirigir sus vidas como si fueran agencias de inteligencia interna, o el Espíritu Santo, se entremeten en todo negocio porque quieren hacer su voluntad. Se mueven él lo secreto, manipulando con maldad y mentiras a las mentes débiles para que hagan según su antojo. Están acostumbradas a manipular y no tienen el Espíritu Santo, sino la maldad y astucia de su carne. Lo que ellos hacen es hacer su propio proceso porque se creen dioses.
Pero con Dios no es así, él es quién nos mete en un procesamiento o conjunto de operaciones, nos somete para elaborarnos o transformarnos. Como cristiano ahora mismo estás en un proceso que si no lo entiendes, si no le pides a Dios que te saque de allí, no pasará nada, hasta que aprendas lo que Dios quiere que aprendas, hasta que salgas transformado como Dios quiera.
El caso de Jesús.
Así mismo fue el caso de Jesús, él pasó su proceso de 30 años antes de su ministerio público que fue otro proceso, fue bautizado y llevado al desierto para ser tentado como parte de un proceso. Cuando ya llegaba la hora decisiva fue nuevamente procesado la fase o etapa del huerto de Getsemaní, que significa “La prensa de aceite”, para luego ser procesado en la cruz. Dios removerá partes de nuestro ser que no le gustan.
Así como el ejemplo del alfarero, que hace y deshace la vasija, le quita parte del barro que está de sobra, de igual manera, en el proceso de Dios, él nos quitará partes de nuestro carácter que no le gustan, el deberá refinarnos como el oro.
1 Corintios 10:13Dios Habla Hoy (DHH) 13 Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla.
El caso de Pablo. Pablo describe perfectamente un proceso de Dios, que lo llevó a ser cristiano cuando él ni siquiera lo quería o lo imaginaba, este proceso también lo llevó al ministerio. Sus credenciales de apóstol de Jesucristo, eran los azotes, las cicatrices en su espalda, los sufrimientos del proceso de Dios. Veámoslo.
Gálatas 1:15-20Nueva Traducción Viviente (NTV) 15 Pero aun antes de que yo naciera, Dios me eligió y me llamó por su gracia maravillosa. Luego le agradó 16 revelarme a su Hijo para que yo proclamara a los gentiles la Buena Noticia acerca de Jesús. Cuando esto sucedió, no me apresuré a consultar con ningún ser humano. 17 Tampoco subí a Jerusalén para pedir consejo de los que eran apóstoles antes que yo. En cambio, me fui a la región de Arabia y después regresé a la ciudad de Damasco. 18 Luego, tres años más tarde, fui a Jerusalén para conocer a Pedro y me quedé quince días con él. 19 El único otro apóstol que conocí en esos días fue Santiago, el hermano del Señor. 20 Declaro delante de Dios que no es mentira lo que les escribo.
Hay decisiones que tomamos de las que después nos lamentamos, pero pensamos que únicamente fueron nuestras decisiones, pero las tomamos porque eran de Dios, y fue para probar nuestra fe.
1 Pedro 1:7Reina-Valera 1960 (RVR1960) 7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual, aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,
EN TODO SOMOS MÁS QUE VENCEDORES Y TODO SUCEDE PARA NUESTRO BIEN. Si no comprendes que estás metido en un proceso de Dios, estarás dando coses contra el aguijón, mejor ve en lo secreto, y ora con Dios quien te metió en el proceso, pídele, fuerza, aliento, ayuda, pídele que te saque, para que no estés sufriendo mucho.
Vamos a orar.
Padre gracias por tus procesos, los necesito, son necesarios para que me moldees, ayúdame a que vea lo que estás haciendo en mi vida, para que no le eche la culpa de las circunstancias a nadie. Tú me estás haciendo más humilde, me estás pasando por la prensa de aceite, por el Getsemaní al igual que tu hijo amado. Gracias por quebrantarme, porque después me darás una gran cosecha de triunfo, después veré tu gran éxito, y gloria. Gracias en el nombre de Jesús.

«PREPAREMONOS PARA EL ÉXITO.»

Silhouette of man and sunshine

VIDEO

Mas acuérdate del Señor tu Dios, porque Él es el que te da poder para hacer riquezas, a fin de confirmar su pacto, el cual juró a tus padres como en este día.” DEUTERONOMIO 8:18. LBLA.

Que alegría hoy es domingo, día del Señor, y día de ir a la casa de Dios con alegría. Antes de comenzar a decir lo que hoy aprenderemos, primero debemos leer este Salmo.

SALMO 121. La ciudad santa de Jerusalén 1¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la casa del Señor»! 2Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén. 3Jerusalén está fundada como ciudad bien compacta. 4Allá suben las tribus, las tribus del Señor, según la costumbre de Israel, a celebrar el nombre del Señor; 5en ella están los tribunales de justicia, en el palacio de David. 6Desead la paz a Jerusalén: «Vivan seguros los que te aman, 7haya paz dentro de tus muros, seguridad en tus palacios». 8Por mis hermanos y compañeros, voy a decir: «La paz contigo». 9Por la casa del Señor, nuestro Dios, te deseo todo bien.

A TI TAMBIÉN TE DESEO MUCHO BIEN. Que alegría, hoy en la casa de Dios aprenderemos con mucho amor y entrega total a Jesucristo, por supuesto entrega total sin reservas, como prepararnos para el éxito que nos ha prometido y que ya nos viene. Ese éxito se siente que viene ya, va llegando, está a la vuelta de la esquina, para todo los que le creemos a Dios de verdad y de corazón.
Primero quiero decir que Dios nos ha dado la salvación y capacidad de poder tener la verdadera riqueza, a Jesucristo, esto es grande, y suficiente para la vida, pero Dios no se queda allí. Así como nos dio a su Hijo amado, también nos dará juntamente con él otras cosas, tales como añadiduras que a su tiempo vienen llegando. Esto es, digamos, siempre sabiendo que es por fe, y que sin fe no va a pasar nada, pero como Dios nos da la fe, entonces, esto ya es otra cosa, él nos otorga su gracia que es inmerecida para nosotros, entonces, a fin de confirmar su pacto que hizo con nosotros al darnos a Jesucristo, nos dará también riquezas a su medida que nos darán mucho bienestar en el alma.
Acá ya estamos hablando de sabiduría, éxito, para al que debemos entrenarnos y prepararnos sumamente bien, no solo para tenerlo sino también para conservarlo.
Es de sabios entender que, una cosa es llegar a tener éxito en la vida, y la otra cosa es mantenerlo. Este es un principio que debemos cultivar. Hubo muchas personas que lograron un éxito en la vida, pero al corto tiempo, rápidamente se les fue de las manos, y lo perdieron todo. A un rey en Israel le pasó esto, por no tener discernimiento de espíritus, y cita así:
“a otro, discernimiento de espíritus”. 1 Corintios 12.10.
No me detendré mucho en este tema, solo diré que, si tenemos al Espíritu Santo morando en nuestro corazón, debemos tener el discernimiento de Espíritus en alguna medida, si en poca, nos conviene meditar cuanto nos hace falta, y así pedirla en oración, de seguro vendrá.
Pero a todos los escogidos, nos ha sido dada una medida de fe, y si la tenemos significa que la fe trae consigo a todas las riquezas de Dios.
En la vida debemos entender que para que podamos llegar a las alturas que Dios quiere, vamos a tratar con muchas personas que nos llevarán al éxito, o nos estorbarán, o nos traerán sufrimientos y fracasos. De aquí sacamos nuestro primer punto.

1. En mi trato con las personas, deberé probar sus espíritus.

1 Juan 4.1-6 nos invita a probar los espíritus. El apóstol dice: Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios;
A.) Acá hay un punto clave, saber si las personas con las que tratamos son de Dios. B.) También saber si las personas con las que tratamos, nos serán para bendición a nuestra causa de que Dios quiere darnos poder para hacer más riquezas.
Puedo dar testimonio que a las personas que nos mantenemos fieles al mínimo a lo que Dios nos puso a hacer, la tendencia de Dios es exaltarnos, levantarnos, ayudarnos a solucionar nuestros problemas que nos aqueja, allí es por donde Dios nos lleva. De aquí sacamos nuestro siguiente punto.

2.-Sigue siendo fiel a Dios, a aquello mínimo que te ha encomendado.

Isaías 40:27-31. La Biblia de las Américas 27 ¿Por qué dices, Jacob, y afirmas, Israel: Escondido está mi camino del SEÑOR, y mi derecho pasa inadvertido a mi Dios? 28 ¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? El Dios eterno, el SEÑOR, el creador de los confines de la tierra no se fatiga ni se cansa. Su entendimiento es inescrutable. 29 El da fuerzas al fatigado, y al que no tiene fuerzas, aumenta el vigor. 30 Aun los mancebos se fatigan y se cansan, y los jóvenes tropiezan y vacilan, 31 pero los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.
Dios te dará las fuerzas como las del Búfalo, él lo hará. Y si te has preguntado por qué Dios no me contesta aún, pues cada vez que te da nuevas fuerzas implica que se acuerda de ti.
Cuando estás con una persona, pero tú te das y sientes que la comunicación en relación interpersonal como se corta, es porque ya debes parar, no debes seguir dándote más, solo provocarás más envidias.
RECUERDA QUE YA TIENES UN ÉXITO, QUE TIENES QUE CUIDAR.
Todos esto es para cuidar lo que ya tienes, lo que Dios te ha dado hasta ahora, no importa si te parece poco, pero tu salud junto con todas las cosas que Dios te ha dado, se deben cuidar.
Muchas veces en la comunicación no solo sientes que se corta, sino comienzas a sufrir como una persecución espiritual, es como un malestar, allí el mismo espíritu tuyo humano, junto al Espíritu de Dios, están sufriendo por la oposición y negatividad de la otra persona que quizá no es de Dios, y no ayudará mucho a tu éxito. Recuerda que siempre en 1 juan 4 dice:
5 Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. 6 Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.
Lo que hizo este rey fue algo incorrecto mostrar sus tesoros, y luego los perdió todos por haberlos mostrado a quien no debía. Él y su familia, perderían su éxito, el que Dios le había dado.
Ezequías Muestra sus Tesoros. 2 Reyes 20:12-16. Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy (NBLH)
Ezequías Rey de Judá.
12 En aquel tiempo Berodac Baladán, hijo de Baladán, rey de Babilonia, envió cartas y un regalo a Ezequías, porque oyó que Ezequías había estado enfermo. 13 Y Ezequías los escuchó y les mostró toda su casa del tesoro: la plata y el oro, las especias y el aceite precioso, su arsenal y todo lo que se hallaba en sus tesoros. No hubo nada en su casa ni en todo su dominio que Ezequías no les mostrara. 14 Entonces el profeta Isaías vino al rey Ezequías, y le dijo: “¿Qué han dicho esos hombres y de dónde han venido a ti?” Y Ezequías respondió: “Han venido de un país lejano, de Babilonia.” 15 Y él dijo: “¿Qué han visto en tu casa?” Y Ezequías respondió: “Han visto todo lo que hay en mi casa; no hay nada entre mis tesoros que yo no les haya mostrado.” 16 Entonces Isaías dijo a Ezequías: “Oye la palabra del Señor: 17 ‘Vienen días cuando todo lo que hay en tu casa y todo lo que tus padres han atesorado hasta el día de hoy, será llevado a Babilonia; nada quedará,’ dice el Señor.
Debemos mentalizarnos que vamos a cuidar los tesoros que Dios nos ha dado, sino también que debemos estar preparados para todo lo que vamos a recibir.
Yo percibía en mi espíritu, que muchos no estamos preparados para la abundancia, nos la dieran y la perderíamos al igual que Ezequías. Esto es sumamente serio, no es ningún cuento, ni broma. Es una realidad. Dios quiere llevarnos a las alturas del éxito, pero si no hay fe, no va a pasar nada, y si no estamos preparados sabiamente a cuidar y mantener, no dos dará lo siguiente. Sufriríamos mucho al perderlo.
Debemos tener cuidado cuando introducimos a alguien a nuestro reinado, qué les mostramos, qué decimos, qué escuchan, qué queremos que vean. Los hombres de Berodac, rey de Babilonia vieron demasiado, fueron como espías. Ezequías fue inocentón al mostrarles todo, por esto dice a Isaías:
14 Entonces el profeta Isaías vino al rey Ezequías, y le dijo: “¿Qué han dicho esos hombres y de dónde han venido a ti?” Y Ezequías respondió: “Han venido de un país lejano, de Babilonia.” 15 Y él dijo: “¿Qué han visto en tu casa?” Y Ezequías respondió: “Han visto todo lo que hay en mi casa; no hay nada entre mis tesoros que yo no les haya mostrado.”
Que han dicho esos hombres, significa: ¿por las palabras de esos hombres y sus regalos pudiste ser tan ingenuo? ¿No fue suficiente la palabra buena que Dios te dio a ti? De donde han venido significa: ¿Son tus hermanos en cristo, y tienen el Espíritu de Dios como tú? ¿No ves que son otra raza (por tanto, otro corazón) distinta a la tuya, y serán tus enemigos? ¿Te percatas que hiciste que codiciaran todos tus tesoros y nuestras tierras?
¿Estas consiente que también arrastraste a otros con tu actitud de insensato? La siguiente pregunta de Isaías es “¿Qué han visto en tu casa?
Esto es, dime todo lo que les dejaste ver, que les mostraste.
Han visto todo lo que hay en mi casa; no hay nada entre mis tesoros que yo no les haya mostrado.”
Aquí se perdió el éxito de un hombre, una familia, un gobierno, un pueblo, un reino, una nación.

3.-Debemos mentalizarnos que estamos aprendiendo, prepararnos, entrenarnos para tener éxito.

De este punto es clave, porque acá se juega el todo por el todo. Este es un llamado a lo interior, a saber, si lo que estamos haciendo es una tontería, o abonando al aprendizaje que me llevará a tener más éxito.
Estoy seguro que no nos sucederá igual a Ezequías que por un mal trato, o unas palabras lisonjeras, con regalos que no significan mucho, perdió todo, no nos pasará igual por el pacto de gracia de Dios, en Jesucristo para con nosotros, pero no avanzaremos si no aprendemos la siguiente lección, seguiremos siendo novatos, alumnos, sin luz, y nuestro Espíritu de Dios que está en nosotros, se sentirá contristado cuando estemos actuando como necios y no como sabios.
Este es un llamado a estar atentos, sí, a probar los espíritus, a mantener el éxito que ya conseguimos, o no verlo con desprecio como Esaú que menosprecio su primogenitura, y todavía dijo: ¿Y de qué me sirve la primogenitura?
Esaú vende su primogenitura Génesis 25:31-33. …31Pero Jacob le dijo: Véndeme primero tu primogenitura. 32Y Esaú dijo: He aquí, estoy a punto de morir; ¿de qué me sirve, pues, la primogenitura? 33Y Jacob dijo: Júramelo primero; y él se lo juró, y vendió su primogenitura a Jacob.…
Estoy seguro que Esaú no quería pagar el precio de lo que significaba la primogenitura, estoy seguro que no creía mucho en ella porque en el presente creía que ya era alguien en la vida, que le tocaba duro, pero que no entendía que era para llegar a ser una gran nación, pero no solo, sino que esta servía para hacerlo de la mano de Dios.
Mientras que Jacob sabía que sería grande y tendría en el futuro mucho éxito para siempre. Debemos preguntarnos en el momento que estamos haciendo negocios o aliados que nos llevarán lejos, si estamos haciendo lo correcto, esto solo lo podemos saber si andamos en el Espíritu, y discernimos de él, lo que nos diga, para obedecerlo de inmediato.
¿Acaso miento si digo que, en el pasado hicimos alianzas con personas que creímos que eran nuestras aliadas, pero después llegaron a ser nuestros enemigos, que han perjudicado a nuestros seres queridos? Cuando Dios, hizo la creación cada vez hizo esto.
“Y vio Dios que era bueno en gran manera”.
Podemos encontrarlos muchas veces en la Biblia empezando por Génesis 1.
¿Haces esto tú, y te preguntas si lo que estás haciendo es bueno, o bueno en gran manera?
Te estás atrasando con los que te hacen perder el tiempo, si no lo hacen bien por ti, de lo contrario estás perdiendo el tiempo, déjalos.
En torno al año 60, Pablo estaba encarcelado por vez primera en Roma y desde allí escribe varias epístolas a congregaciones (o iglesias) en las que incluye los saludos de Demas. Finalmente, en torno al año 65 (según otras fuentes años 66 o 67) en su segunda epístola a Timoteo3 también escrita en Roma, Pablo acusa a Demas de haberle abandonado “por amor de este siglo”, o según otras traducciones bíblicas por amor “a este mundo” en contraposición con la esperanza cristiana de una vida futura superior.
Jehová recomendó e increpó al profeta Samuel de no llorar por Saúl, sino de que se fuera a buscar al próximo rey, al ungido David y proclamarlo rey de inmediato.
Pablo recomendó dejar atrás y no llorar por ellos, a los apóstatas. La razón es que tenemos mucho terreno de éxito a conquistar, y no podemos perder el tiempo en re convencer de que no abandonen su trabajo para Dios. ¿Estás dispuesto a aceptar el reto?
Enséñanos a entender la brevedad de la vida, para que crezcamos en sabiduría. SALMOS 90:12
Vamos a orar.
Padre dame sabiduría, inteligencia, y discernimiento espiritual, para que no me equivoque en todo aquello que tu estas propiciando por mí, para que pueda alcanzar el éxito que me has prometido. Tus promesas son verdaderas, hay personas que no están a nuestra altura, se escandalizarán cuando vena y oigan la bendición que tú has dado a nuestra casa, tu casa, y a tus servidores. Entonces no debemos dejar que vean lo que no nos conviene como en el caso de Ezequías. Ayúdanos a ser diligentes en nuestras vidas, ayúdanos a entender el tiempo en que estamos para nuestras vidas, vamos hacia el éxito, enséñanos a vivir de tal manera, que traigamos a nuestra vida sabiduría, conocimientos, inteligencia, todo por tu Espíritu Santo en nosotros. Te damos las gracias porque nos has prevenido y exhortado a cuidar el éxito que nos vas a dar. Gracias en el nombre de Jesús.

«IDENTIFICA LA FE AUDAZ Y VIVE POR ELLA.»

una-fe-audaz

Video

La Biblia dice: «Yo confié en Dios, y por eso hablé.» Pues nosotros también confiamos en Dios, y por eso anunciamos la buena noticia. 2 Corintios 4:13 TLA.

Esta prédica trata de: COMO SABER IDENTIFICAR LA FE AUDAZ, PARA SEGUIRLA Y VIVIR POR ELLA. Esta es la buena noticia y nuestro medio, el poder tener fe, el poder creer, el poder confiar, para siempre estar unidos a Jesucristo.
Cuando hablamos de fe, se nos abre un panorama muy grande de posibilidades, porque con ella seguramente podremos triunfar en esta vida, y sin lugar a dudas, será un hecho. Esto si es que la encontramos y seguimos de verdad. Pero lo primero que debemos saber es que la fe genuina tiene una cualidad única, y características. Por esta razón, en la Biblia, la fe es comparada con oro puro. El oro se comprueba que es oro puro, porque se pasa por el horno. El oro puro siempre es oro puro porque las impurezas quedan fuera, por esto cuando hablamos de oro, hablamos de calidad y pureza.
En el relato de Jeremías 32:6-9, vemos como él comprueba si la impresión que está recibiendo, es de Dios, o no lo es. Lo hace con el propósito de meter al crisol del fuego las impresiones que recibe en la cárcel y en todo momento, para así comprobar si son de Dios, o de este mundo. ¿Acaso no es esto es lo mismo que deberíamos hacer nosotros?
Y Jeremías dijo: «La palabra de Jehová vino a mí, diciendo: “Hanameel, hijo de tu tío Salum, viene a ti, diciendo: ‘Cómprame mi heredad que está en Anatot, porque tú tienes derecho de compra sobre ellos’”. Y vino a mí Hanameel, hijo de mi tío, conforme a la palabra de Jehová, al patio de la cárcel, y me dijo: “Cómprame ahora la heredad que está en Anatot, en tierra de Benjamín, porque tuyo es el derecho de la herencia y a ti corresponde el rescate; cómprala para ti”. Entonces conocí que era palabra de Jehová. Compré la heredad de Hanameel, hijo de mi tío, la cual estaba en Anatot, y le pesé el dinero: diecisiete siclos de plata». (Jeremías 32:6-9)
Es muy importante saber que la fe tiene una calidad, y cuando se habla de poder vivir la vida de fe, debemos ser delicados al aceptar las calidades de lo que compramos o nos venden. Una cosa es ser novato en la fe, y la otra es ser experimentado en el conocimiento de Dios y de la fe que emana de él. Conocer bien esto último, podría tardar años en aprenderse y perfeccionarse, pero finalmente se puede con la ayuda del Espíritu Santo. Nunca es tarde para comenzar, y en buena hora, hoy veremos algunos principios claves de la fe.
Romanos 10:17Reina-Valera 1960 (RVR1960) 17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.
El primer principio que debemos saber o recordar, es que la fe viene por el oír, y el oír la palabra de Dios. Jeremías escuchaba palabra de Dios. Aquí hablamos de intimidad con Dios, o de saber oír, de escuchar con discernimiento, ya que la fe es impartida por medio de servidores de Dios, o de quien sea. Muchas veces los no creyentes hablan de parte de Dios sin darse cuenta, ya que la fe de Dios viene escondida por medios inusuales, y debemos identificarla, si escuchas una palabra Rhema (la palabra de Dios dirigida a los creyentes por medio del Espíritu Santo, un tema específico, dicho en el presente) que es para ti en boca de alguien, seguramente te embarazarás de ese fruto de Dios que darás más adelante.
Vino palabra de Jehová a mí, esto se puede traducir como, oí en mis pensamientos, entre todos ellos, uno que no era mío, era palabra de Dios, lo identifiqué y supe que era de Dios. Aquí hay un punto crucial, y es el de saber discernir de entre las impresiones que recibimos de todos, a diario, otra, la que es de Dios.
Aquí es donde todos se confunden, o nos hemos confundido en más de una ocasión, porque, así como el oro es probado para saber que es oro, así un santo de Dios, experimentado en el discernimiento del bien y del mal, pone a prueba, todas y cada una de las impresiones que recibe de todos, diariamente. A esto podemos llamar rumiar. Rumiar sería algo así como lo que traemos a nuestra mente para meditar una y otra vez, sobre las impresiones con sus detalles que hemos recibido en el día o en el momento. Cuando las analizamos, las probamos y vemos que solo eran varias impresiones o una impresión más de la vida que dejaremos pasar, pero no eran algo de Dios para bendecirnos, también simplemente discernimos que Dios está en ello y lo atesoramos.
Acá Jeremías recibe la visita de su primo, este le pide que le compre el terreno, pero por la intimidad que Dios tenía con Jeremías, y éste con Dios, el Soberano ya le había dicho anticipadísimamente lo que iba a pasar. De acá sacamos el primer principio.
1. Dios te va a hablar, embarazar, empapar, con una palabra de fe, sobre un tema específico, dicho en el presente, sobre cosas que pasarán en el futuro.
Por esto el texto dice:
Y Jeremías dijo: «La palabra de Jehová vino a mí, diciendo: “Hanameel, hijo de tu tío Salum, viene a ti, diciendo: ‘Cómprame mi heredad que está en Anatot, porque tú tienes derecho de compra sobre ellos’.
Si Dios te habla, pero no has aprendido a saber identificar su palabra e impresión que produce en tu alma, de las del resto del mundo, no aprovecharás esa palabra de bendición para tu vida. En otras palabras, perderás el tiempo, porque Dios te seguirá visitando y hablando lo mismo hasta que sepas escucharlo, entonces no pasarás al siguiente escalón en la vida de fe, si no pasas el primero. Debes hacer un esfuerzo y hacer ejercicios espirituales que te mantengan activo en la fe, deberás guardar y atesorar la palabra de Dios cuando la escuches.
2. El segundo principio es que: se confirma lo que Dios ya te había dicho anticipadísimamente.
Y vino a mí Hanameel, hijo de mi tío, conforme a la palabra de Jehová, al patio de la cárcel, y me dijo: “Cómprame ahora la heredad que está en Anatot, en tierra de Benjamín, porque tuyo es el derecho de la herencia y a ti corresponde el rescate; cómprala para ti”.
Lo que debemos aprender es que, lo que Dios ya te había dicho que iba a hacer, llegará el tiempo en que sucede. Ahora está pasando la palabra que Jehová te había dicho. Ha venido Hanameel a ofrecerte que le compres el terreno, porque es tu derecho. ¿Estás atento a esa palabra? Es para tu bendición.
La fe es un Acto extraordinario.
Lo extraordinario es lo raro, es lo difícil de hallar, lo no común, lo que pocas veces sucede. Extraordinario, es lo que está fuera del orden de lo ordinario; lo singular, lo que es solo, único, peculiar, lo que trata de una materia sola; lo que pertenece, es propio y privativo de una cosa, lo insigne, sobresaliente, excelente en su línea o clase. La fe es algo extraordinario.
Comprar el terreno de Hanameel es un extraordinario acto de fe, porque se le pedía que hiciese algo no ordinario, cuando había guerra. Israel estaba perdiendo la guerra, y la iban a perder porque así había sido profetizado. La ciudad estaba sitiada, faltaban pocas horas para que la ciudad cayera, y todos fueran apresados y llevados a trabajar a otras tierras en el exilio. Pero aquí hay que comprar un terreno, simplemente Jeremías estaba loco y no tiene sentido lo que iba a hacer, pero sin duda, este acto pertenece junto a los actos de fe, que encontramos en la galería de la fe de hebreos 11. Si lo examinamos bien, aprenderemos lo que significa caminar por fe. Cada uno de nosotros es llamado a caminar por fe, y hay ciertas calidades de fe que vemos aquí.
La fe es inusual.
La fe es inusual, así como extraordinaria porque nos es una sabiduría de este mundo, a la que todos pueden comprender, es una sabiduría de lo alto, de Dios, y por esto es inusual, extraordinaria, y sobrenatural.
Podemos ver que Jeremías hace algo de esto que todos debemos hacer pero le añade algo más y es “la precaución de fe”. Dios le dijo a Jeremías, en la soledad de su prisión: “Tu primo Hanameel viene a ti, ofreciendo vender su campo”. Un poco más adelante en el relato dice: “Entonces Hanameel mi primo vino a mi… conforme a la palabra del Señor”. Esto es donde la mayoría de cristianos fallamos cuando somos inexpertos, en conocer lo que es de Dios y lo que no, pero Jeremías dice:
3. Acá viene el punto número tres, Jeremías conoce que era palabra de Jehová. Conoce cuando es palabra de Jehová y obedécelo de inmediato. ”.
Entonces conocí que era palabra de Jehová. Compré la heredad de Hanameel, hijo de mi tío, la cual estaba en Anatot, y le pesé el dinero: diecisiete siclos de plata».
La frase: “Entonces conocí que era palabra del Señor”, es la cosa importante que debemos saber ver cuando sea necesario, cuando es el momento de la verdad. Vemos cómo Jeremías puso a prueba la impresión que recibió por la visita de su primo. Debemos saber que todo en esta vida nos causa una impresión, y debemos saber si esa impresión es de Dios o no es de Dios.
Seguramente nos hemos preguntado, ¿a los profetas del Antiguo Testamento como le fueron dadas las “palabras” de Dios? En las Escrituras del Antiguo Testamento nos encontramos seguidamente con esta frase: “La palabra del Señor vino a mí…”. ¿Cómo vino? Este relato sugiere que la forma usual en que Dios habló a estos profetas, era la misma forma en la que nos habla a nosotros; eso es, por medio de una impresión vívida hecha sobre el alma, una voz interior informándonos de algo.
Aquí está el otro punto clave y decisivo, la gran lección es aprender de este relato es que esta voz interior no es siempre la voz de Dios. ¿Acaso no es cierto que muchas veces el dios de este mundo puede hablar por medio de esa voz interior, sonando muy parecido a la voz de Dios? Por escuchar mal esta voz interior muchos cristianos han sido profundamente heridos en su fe, a la vez, han dañado la fe de otros, al actuar impulsivamente sobre lo que su voz interior tiene que decir, sin probar si es la voz de Dios o no es.
La fe que actúa de forma extraordinaria e inusual, no actúa de forma fanática para hacer locuras que van en contra de lo que Dios mismo a establecido en su sagrada ley. La fe actúa con cautela, esperando que Dios confirme Su palabra. Llegas a esperar y a esperar, ya no te vas a la primera cosa que te dicen, ni a la segunda, sino hasta que percibes que Dios está inmerso en aquel asunto. Jeremías no era un novato en la vida activa de la fe. Sabía que Dios confirmaría Su palabra, él ya había aprendido a esperar en Dios. Dios confirmó Su palabra al cumplir la predicción que había hecho. Debes aprender a esperar en Dios, el tiempo o los años que sean necesarios. Mientras tanto Dios te está puliendo y promoviendo para cuando llegue el tiempo de actuar y lograr cosas más grandes.
La fe es audaz.
El término audaz es aquel que empleamos para indicar que algo o alguien se muestran y destacan por su valentía, osadía y arrojo en su accionar o manera de ser.
Notemos que aún con toda la precaución de la fe, fijémonos en otra calidad de la fe aquí, en lo que llamamos “la audacia de fe”. ¿Era audaz comprar una propiedad cuando una ciudad estaba a punto de caer en las manos del enemigo? Sí. ¡Esto era una cosa totalmente irracional de hacer! Este acto es siempre una calidad de fe.
La fe tiene una apariencia de ridiculez.
No estás actuando en fe si estás haciendo lo que todo el mundo a tu alrededor está haciendo. La fe siempre parece desafiar las circunstancias. La fe siempre constituye un riesgo y una aventura.
¿Acaso no era ridículo comprar una propiedad cuando una ciudad estaba a punto de caer en las manos del enemigo?
¿Acaso no era ridículo ante los demás Noé cuando construía un arca, cuando no había agua, y cuando nunca había habido lluvia? Seguramente las gentes de su tiempo se burlaban de él y hasta le llamaban: ¡El Loco de Noé, ja, ja ja, construyendo un arca en el bosque, en tierra seca!
Y que dices de Abraham quien hizo un viaje sin mapa. Si sus familiares o la gente le preguntaron: “¿A dónde vas?” Cuando él contestó: “No lo sabemos; simplemente estamos yendo por ahí, eso es todo, porque Dios nos está guiando”. De seguro que haciendo señas que estaba loco dijeron: “¡Pobrecito Abraham; ¡está desquiciado mental, está fuera de su mente, en otra realidad!”. ¡Es un irresponsable porque se lleva a su familia a la ventura y a la muerte segura!
Hebreos 11Reina-Valera 1960 (RVR1960) 11 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
Esta es la calidad de la fe: actúa de una forma que parece ridícula. Pero actúa de esta forma porque está basada en una sabiduría superior, y esta es la base en la que siempre descansa. La fe no demanda que vayamos y cometamos actos locos, impulsivos, sin ninguna razón, sino que la razón de la fe, es superior a lo que mucha gente puede ver, oír o entender, pero simplemente, la fe y su razón está ahí.
Debemos saber que, solo buscando esta fe, pidiéndola en oración, identificándola, atesorándola, siguiéndola, podremos estar capacitados para lograr cosas grandes, porque “fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición”. 1 PEDRO 3:9
Hemos sido llamados a hacer cosas grandes y a dar mucho fruto para Dios.
Cuando producen mucho fruto, demuestran que son mis verdaderos discípulos. Eso le da mucha gloria a mi Padre. Juan 15:8 NTV.
…11Creedme que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí; y si no, creed por las obras mismas. 12En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre. 13Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.… Juan 14:11-13.
Vamos a orar en primera persona.
Gracias, Señor, que me has llamado a caminar por la fe, y a veces eso significa actuar en formas que no tienen sentido para el mundo a mi alrededor. Ayúdame a confiar que Tú establecerás Tu palabra y que Te mostrarás fiel a ella a su tiempo. Ayúdame a nuca olvidar y a hacer de esta predica una aplicación práctica para mí vida. Ayúdame a distinguir cuáles son los elementos distintivos del caminar por fe. Ayúdame a que yo pueda estar aprendiendo, a reconocer y a recibir la dirección de Dios para mis aventuras en la fe. Padre, te lo pido en el nombre de Jesús, amén.
P. D. Deja la cobardía y anímate a vivir por fe, con su audacia y así lograrás lo imposible.