Warning: filemtime() [function.filemtime]: stat failed for 71ba5704c07aec55402cb7d674cb5783 in /home/www/lluviafresca.org/index.php on line 3
Predica de Hoy | Centro Cristiano Reformado Lluvia Fresca | Page 2

Category Archives: Predica de Hoy

¿Que se siente ser redimido?

 

Para comprender mejor nuestra prédica y la palabra redimir, necesitamos antes leer todos estos textos Bíblicos.
1 Pedro 1:17-19 …17Y si invocáis como Padre a aquel que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor durante el tiempo de vuestra peregrinación; 18sabiendo que no fuisteis redimidos de vuestra vana manera de vivir heredada de vuestros padres con cosas perecederas como oro o plata, 19sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha, la sangre de Cristo.…
Isaías 52:3 Porque así dice el SEÑOR: De balde fuisteis vendidos y sin dinero seréis redimidos.
1 Corintios 6:20 Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
Efesios 4:17 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente,
Tito 2:14 quien se dio a sí mismo por nosotros, para REDIMIRNOS DE TODA INIQUIDAD y PURIFICAR PARA SI UN PUEBLO PARA POSESION SUYA, celoso de buenas obras.
Hebreos 9:12 y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna.
1 Juan 3:5 Y vosotros sabéis que El se manifestó a fin de quitar los pecados, y en El no hay pecado.
1 Corintios 7:23 Comprados fuisteis por precio; no os hagáis esclavos de los hombres.
Gálatas 1:4 que se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos de este presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,
La palabra redención significa acción de redimir según el diccionario es:
1.Redimir es librar a una persona de una obligación, de un dolor o de una situación penosa.
“Cristo redimió del pecado original a la humanidad; el premio de la lotería lo redimió de su trabajo en el campo; algunos reclusos pueden redimir parte de su pena con el trabajo”
2. Conseguir la libertad de una persona o sacarla de la esclavitud mediante el pago de un precio.
“redimir un cautivo”
Redención y redimir preceden de redentor. Redentor es aquel que redime. Redimir significa rescatar a alguien de la esclavitud, librarlo de una obligación o poner fin a un trabajo, dolor o molestia.
Jesucristo es el redentor de todos los escogidos, de los que creemos en él como nuestro Dios y salvador personal, de todos los santos nacidos de nuevo por la obra de Dios. Pero ¿de qué nos redimió?
El termino redimir se usa en el antiguo testamento como recatar a una persona con la condición de esclavo mediante un precio. Jesús nos redimió de la culpa, del pecado original que nos tenía esclavizados al pecado.
Pero aún más nosotros fuimos rescatados de ser, huérfanos, de nuestras dolorosas situaciones de la vida, de nuestras obligaciones para con el mundo y el Diablo, de nuestros dolores, y Jesucristo consiguió nuestra libertad, nos sacó de la esclavitud por medio de un precio, pero este no fue cualquier precio, sino que fue un precio muy alto, su vida, su sangre su muerte en nuestro lugar.
Para que podamos comprender mejor el significado la Biblia presenta historias como la de Rut.
Elimelec estaba casado con Noemí, tuvieron dos hijos, Mahlón y Quelión. Debido a una hambruna que se dio en esos tiempos, esta familia israelita, se fueron de Belén a Moab en tiempos en que los jueces gobernaban a Israel. Ya en Moab, Mahlón y Quelión se casaron con mujeres moabitas.
Ruy 1:3-5. Tiempo después murió Elimelec, y Noemí quedó sola con sus dos hijos. 4 Ellos se casaron con mujeres moabitas. Uno se casó con una mujer llamada Orfa y el otro con una mujer llamada Rut. Pero unos diez años después 5 murieron tanto Mahlón como Quelión. Entonces, Noemí quedó sola, sin sus dos hijos y sin su esposo.
Noemí se enteró que Dios había vuelto a bendecir a si pueblo en Judá al darse cuenta que les volvió a dar buenas cosechas, y decide regresar, Orfa y Rut la acompañan, pero esta las despide con un beso:
Rut 1-8 Sin embargo, ya puestas en camino, Noemí les dijo a sus dos nueras:
—Vuelva cada una a la casa de su madre, y que el Señor las recompense por la bondad que mostraron a sus esposos y a mí. 9 Que el Señor las bendiga con la seguridad de un nuevo matrimonio.
Entonces les dio un beso de despedida y todas se echaron a llorar desconsoladas.
Querían ir las dos, pero solo Rut se aferró a Noemí quien había dicho: …La situación es mucho más amarga para mí que para ustedes, porque el Señor mismo ha levantado su puño contra mí. Vers 13.
14 Entonces volvieron a llorar juntas y Orfa se despidió de su suegra con un beso, pero Rut se aferró con firmeza a Noemí. 15 —Mira —le dijo Noemí—, tu cuñada regresó a su pueblo y a sus dioses. Tú deberías hacer lo mismo.
16 Pero Rut respondió:
—No me pidas que te deje y regrese a mi pueblo. A donde tú vayas, yo iré; dondequiera que tú vivas, yo viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios. 17 Donde tú mueras, allí moriré y allí me enterrarán. ¡Que el Señor me castigue severamente si permito que algo nos separe, aparte de la muerte!
18 Cuando Noemí vio que Rut estaba decidida a irse con ella, no insistió más.
En los siguientes versículos podemos ver el sufrimiento de Noemí, que había perdido a toda su familia ya.
19 De modo que las dos siguieron el viaje. Cuando entraron a Belén, todo el pueblo se conmocionó por causa de su llegada.
—¿De verdad es Noemí? —preguntaban las mujeres.
20 —No me llamen Noemí —contestó ella—. Más bien llámenme Mara, [a] porque el Todopoderoso me ha hecho la vida muy amarga. 21 Me fui llena, pero el Señor me ha traído vacía a casa. ¿Por qué llamarme Noemí cuando el Señor me ha hecho sufrir[b] y el Todopoderoso ha enviado semejante tragedia sobre mí?
En el vers 1:20 —No me llamen Noemí, debemos saber que Noemí significa «placentera»; Más bien llámenme Mara, Mara quiere decir «amarga».
Noemí venía con pobreza, ya no tenía nada, ahora era viuda, pobre, desventurada, estaba maltrecha, es decir, que está en un estado notablemente deteriorado a consecuencia de cierta cosa.
“Llegaron a Belén a fines de la primavera, al comienzo de la cosecha de la cebada”. Vers 22.
Dios había dejado un estatuto, que su pueblo siempre debía dejar algo de la cosecha para que quien no tuviese que comer lo arrancara y comiera, al no tener que comer Rut le dice a Noemí en el capítulo 2:
Vers 2 Un día Rut la moabita le dijo a Noemí:
—Déjame ir a los campos de cosecha a ver si alguien en su bondad me permite recoger las espigas de grano dejadas atrás.
Noemí respondió:
—Está bien, hija mía, puedes ir.
3 Así que Rut salió a recoger espigas detrás de los cosechadores, y resultó que lo hizo en un campo que pertenecía a Booz, el pariente de su suegro, Elimelec.
¿Pero quién era este hombre? Booz era un hombre rico y muy influyente que era pariente de Elimelec, el esposo de Noemí, como podemos ver el campo pertenecía a Booz.
3 Así que Rut salió a recoger espigas detrás de los cosechadores, y resultó que lo hizo en un campo que pertenecía a Booz, el pariente de su suegro, Elimelec.
4 Mientras estaba allí, llegó Booz de Belén y saludó a los cosechadores:
—¡El Señor sea con ustedes! —les dijo.
—¡El Señor lo bendiga! —respondieron los cosechadores.
5 Entonces Booz le preguntó a su capataz:
—¿Quién es esa joven que veo allá? ¿De quién es?
6 Y el capataz le contestó:
—Es la joven moabita que volvió con Noemí. 7 Esta mañana me pidió permiso para recoger grano detrás de los segadores. Desde que llegó no ha dejado de trabajar con esmero, excepto por unos momentos de descanso en el refugio.
Yo puedo ver acá que Booz representa a Jesucristo, un hombre rico muy influyente en todo que es Dios, que se hizo pobre, para venir por nosotros, a su mismo campo, siendo el dueño del campo y de todas las cosas. Pero Booz mostrará su gracia con Rut, y además recordemos que Noemí ya había dicho estas palabras: Que el Señor las bendiga con la seguridad de un nuevo matrimonio.
8 Booz se acercó a Rut y le dijo:
—Escucha, hija mía. Quédate aquí mismo con nosotros cuando recojas grano; no vayas a ningún otro campo. Sigue muy de cerca a las jóvenes que trabajan en mi campo. 9 Fíjate en qué parcela están cosechando y síguelas. Advertí a los hombres que no te traten mal. Y cuando tengas sed, sírvete del agua que hayan sacado del pozo.
10 Entonces Rut cayó a sus pies muy agradecida.
—¿Qué he hecho para merecer tanta bondad? —le preguntó—. No soy más que una extranjera.
Booz habla con Rut, le alaba su valentía de haber vendió a tierras extranjeras para ella pero que son de Jehová, le desea que él la bendiga, por todo lo que ha hecho por Noemí y por su valentía. Además, la invita a comer y ordena que dejen más cosecha para Rut, esta come y con Booz y le lleva comida a Noemí, además recogió tanto que ya el grano desgranado sumaba una canasta llena de cebada.
12 Que el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas viniste a refugiarte, te recompense abundantemente por lo que hiciste.
13 —Espero continuar siendo de su agrado, señor —respondió ella—. Usted me consoló al hablarme con tanta bondad, aunque ni siquiera soy una de sus trabajadoras.
14 Después, a la hora de comer, Booz la llamó:
—Ven aquí y sírvete de la comida. Puedes mojar tu pan en el vinagre.
Cuando Rut llega a donde Noemí con la comida esta le pregunta.
19 —¿Dónde recogiste todo este grano hoy? —preguntó Noemí—. ¿Dónde trabajaste? ¡Que el Señor bendiga al que te ayudó!
Entonces Rut le contó a su suegra acerca del hombre en cuyo campo había trabajado. Le dijo:
—El hombre con quien trabajé hoy se llama Booz.
20 —¡Que el Señor lo bendiga! —le dijo Noemí a su nuera—. Nos muestra su bondad no solo a nosotras sino también a tu marido que murió.[b] Ese hombre es uno de nuestros parientes más cercanos, uno de los redentores de nuestra familia.
Y Rut se queda haciendo lo que Booz le había dicho que se quedara recogiendo en ese campo de todas las diferentes coseches que él iba a sembrar, durante todo el tiempo que quisiera.
En el capítulo 3 Noemí se responsabiliza por buscarle un esposo a Rut, quien sigue las instrucciones de Noemí, hace todo lo que ella le dice, que será Booz el que la redima, Rut sin que nadie la vea le destapa sus pies y a Booz cuando este está dormido, se acuesta a sus pies, tal como Noemí le había dicho, y cuando este se despierte, pregunta quién es: Rut contesta que es ella, le dice que extienda el borde de su manto para que la redima, entonces Booz alaba su lealtad hacia la familia, honradez y virtuosidad. Le dice que sí, solo debe ir donde un pariente más cercano que tiene el derecho de redención antes que Booz y que si él no quiere redimirla, ante Dios, él lo hará. Cuando Rut regresa de madrugada a donde Noemí le cuenta todo. Y surge el versículo más importante de todo el libro.
18 Entonces Noemí le dijo:
—Ten paciencia, hija mía, hasta que sepamos lo que pasa. El hombre no descansará hasta dejar resuelto el asunto hoy mismo.
En el capítulo 4, en efecto Booz fue a la puerta de la ciudad, se sentó a esperar al pariente redentor más cercano, quién en ese momento iba llegando, llamó a 10 líderes del pueblo y comenzó a contarle que Noemí estaba por vender el terreno de Elimelec, el pariente le dice que compra la propiedad, entonces Booz añade que si compra la propiedad entonces también debe casarse con Rut, la viuda de Mahlón, para que tuviere hijos y les pusiera el nombre de Mahlón, y la propiedad fuese de ellos como decían los preceptos de que Dios había mandado por medio de Moisés.
5 Entonces le dijo Booz:
—Por supuesto, al comprar tú la tierra de Noemí, estás obligado a casarte con Rut, la viuda moabita. De esta manera ella podrá tener hijos que lleven el nombre de su esposo y así conservar la tierra para su familia.
6 —Entonces no puedo redimir la tierra —respondió el pariente redentor— porque esto pondría en peligro mi propia herencia. Redime tú la tierra; yo no lo puedo hacer.
Booz pone a todos de testigos, hace el trato para comprar la propiedad de Noemí y casarse con Rut.
9 Entonces Booz les dijo a los ancianos y a la gente que estaba alrededor:
—Ustedes son testigos de que hoy le compré a Noemí toda la propiedad de Elimelec, Quelión y Mahlón. 10 Además, junto con la tierra adquirí a Rut, la viuda moabita de Mahlón, para que sea mi esposa. De este modo ella podrá tener un hijo para que el nombre de la familia de su difunto esposo continúe y herede aquí, en su pueblo natal, la propiedad de su familia. Hoy todos ustedes son testigos.
1 Entonces los ancianos y toda la gente que estaba en la puerta respondieron:
—¡Somos testigos! ¡Que el Señor haga que esta mujer que va a ser parte de tu hogar sea como Raquel y Lea, de quienes descendió toda la nación de Israel! Que prosperes en Efrata y que seas famoso en Belén. 12 Y que el Señor te dé descendientes por medio de esta joven que sean como los de nuestro antepasado Fares, el hijo de Tamar y Judá.
Los descendientes de Booz
13 Así que Booz llevó a Rut a su casa y la hizo su esposa. Cuando se acostó con ella, el Señor permitió que quedara embarazada y diera a luz un hijo. 14 Entonces las mujeres del pueblo le dijeron a Noemí: «¡Alabado sea el Señor, que te ha dado ahora un redentor para tu familia! Que este niño sea famoso en Israel. 15 Que él restaure tu juventud y te cuide en tu vejez. ¡Pues es el hijo de tu nuera que te ama y que te ha tratado mejor que siete hijos!».
16 Entonces Noemí tomó al niño, lo abrazó contra su pecho y cuidó de él como si fuera su propio hijo. 17 Las vecinas decían: «¡Por fin ahora Noemí tiene nuevamente un hijo!». Y le pusieron por nombre Obed. Él llegó a ser el padre de Isaí y abuelo de David.
Acá podemos ver como nuestro Dios, puede convertir nuestro llanto en alegría, nuestras penas dolores y sufrimientos en celebración, podemos ver como Dios hace justicia, primero golpea poniendo la herida, pero él mismo después pone la cura y sana toda herida. El mismo redentor de redentores, el Señor, Jesucristo desciende de Obed. Su significado del hebreo es “adorador, siervo”.
Jesucristo ya pagó por nuestro recate.
Todos necesitamos de la redención. Nuestra condición natural fue caracterizada por la culpa: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” La redención de Cristo nos ha librado de la culpa: “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.”
Los beneficios de la redención incluyen la vida eterna (Apocalipsis 5:9-10), el perdón de los pecados (Efesios 1:7), la justificación (Romanos 5:17), libertad de la maldición de la ley (Gálatas 3:13), adopción dentro de la familia de Dios (Gálatas 4:5), liberación de la esclavitud del pecado (Tito 2:14; 1 Pedro 1:14-18), paz con Dios (Colosenses 1:18-20), y la morada permanente del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19-20). Entonces, ser redimido es ser perdonado, santificado, justificado, bendecido, liberado, adoptado y reconciliado. (Ver también Salmos 130:7-8; Lucas 2:38; y Hechos 20:28).
La palabra redimir significa “comprar.” El término era usado específicamente con referencia al pago de la libertad de un esclavo. La aplicación de este término a la muerte de Cristo en la cruz, significa exactamente eso. Si somos “redimidos,” entonces nuestra condición previa era la de esclavitud. Dios ha pagado nuestra libertad, y ya no estamos bajo la esclavitud del pecado o de la ley del Antiguo Testamento. Este uso metafórico de la redención es la enseñanza de Gálatas 3:13; y 4:5.
La palabra rescate está relacionada con el concepto cristiano de la redención. Jesús pagó el precio de nuestra liberación del pecado (Mateo 20:28; 1 Timoteo 2:6). Su muerte fue ofrecida a cambio de nuestra vida. De hecho, la Escritura dice claramente que la redención sólo es posible “a través de Su sangre” (esto es, por Su muerte), Colosenses 1:14.
Las calles del cielo estarán llenas de ex-cautivos, quienes, por ningún mérito propio, se encuentran perdonados y libres. Los esclavos del pecado son convertidos en santos. No sorprende que cantan un nuevo cántico—un cántico de alabanza al Redentor que fue inmolado (Apocalipsis 5:9). Nosotros éramos esclavos del pecado, condenados a una separación eterna de Dios. Jesús pagó el precio para redimirnos, resultando en nuestra liberación de la esclavitud del pecado, y nuestro rescate de las consecuencias eternas de ese pecado.
Ser redimido se siente que ya no estás solo, ya Dios está contigo, ya no tienes el dolor de ser huérfano, ya no vas a condenación, ya no estás esclavo del pecado, ya no estás maltrecho por la vida, Dios te restaura en todo momento. El dolor es diferente, ahora es en Cristo, y lo vuelve en gozo, ya eres alguien, dejaste de ser nadie, tienes a alguien que pagó por tu rescate y te sustenta, te escucha, te ama, eres bienaventurado, la desventura se va, el sufrimiento es más manejable. Dios te compra el terreno donde tu vivirás, te da dinero por tu mismo pecado, te da vida eterna, te da un hijo, que es Jesucristo, el adorador, el Espíritu Santo que te hace siervo suyo, te da felicidad, aumenta tu familia, de dicha paz, te libró del infierno y de la muerte eterna, ahora has sido redimido, comprado con precio de sangre.
Gracias Señor Jesús, Gracias Padre Celestial, gracias Espíritu Santo, por tu gracia que nos has mostrado, que es una vez y para siempre, un solo sacrificio para siempre, para hacerme delante de ti, acepto, santo, puro, perfecto para Dios, todo por el poder del sacrifico de tu hijo amado, Gracias en el nombre de Jesús, no tengo palabras por semejante beneficio.

Cualidades de nosotros: ¡Corderos y Ovejas!

 

Juan 21:15-17Nueva Traducción Viviente (NTV)
15 Después del desayuno, Jesús le preguntó a Simón Pedro:
—Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?[a]
—Sí, Señor —contestó Pedro—, tú sabes que te quiero.
—Entonces, alimenta a mis corderos —le dijo Jesús.
16 Jesús repitió la pregunta:
—Simón, hijo de Juan, ¿me amas?
—Sí, Señor —dijo Pedro—, tú sabes que te quiero.
—Entonces, cuida de mis ovejas —dijo Jesús.
17 Le preguntó por tercera vez:
—Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?
A Pedro le dolió que Jesús le dijera la tercera vez: «¿Me quieres?». Le contestó:
—Señor, tú sabes todo. Tú sabes que yo te quiero.
Jesús dijo:
—Entonces, alimenta a mis ovejas.
21:15 O ¿me amas más que ellos? o ¿me amas más que a estas [cosas]?
Las cualidades son las características que distinguen y definen a las personas, los seres vivos en general y las cosas. El término proviene del latín qualitas y permite hacer referencia a la manera de ser de alguien o algo. Una cualidad puede ser una característica natural e innata o algo adquirido con el paso del tiempo. Cuando el concepto está vinculado a los seres humanos, las cualidades suelen ser positivas.
¿Por qué Dios nos compara con corderos, carnero joven y ovejas?
La oveja es un animal mamífero que se caracteriza por tener el cuerpo cubierto de lana, la cual puede extraerse y usarse para fabricar prendas de ropa y cobijas, entre otras cosas. Este animal es herbívoro, es decir que se alimenta de hierbas y otros productos que no tengan que ver con la carne. Su principal fuente de alimento son los arbustos, las semillas, el pasto y las leguminosas, tales como la alfalfa. Las ovejas se reproducen de manera lenta, ya que las hembras dan a luz de a dos crías por vez como máximo: por lo general, las camadas son de una sola cría. El macho de este animal se llama carnero, y las crías, corderos. Su período de gestación, es decir, el tiempo que el cordero permanece en el vientre de la oveja madre durante el embarazo es de cinco meses. Longevidad de las ovejas es: hasta 18 años
(heb. generalmente kebes, “carnero joven”, y seh, “corderito”; gr. arníon, aren y amnós, “cordero”). Es importante notar que los corderos son las crías de las ovejas, especialmente las que no pasan de un año, mientras que el carnero joven es ya de un año. Dios había instituido inmolar a los corderos, para los sacrificios del templo, se hacían varios sacrificios porque había varias ordenanzas de hacer sacrificios en varias celebraciones, Dios lo había ordenado de esa manera. En algunos casos se sacrificaban corderos, y en otros el carnero joven, es decir de un año, y debía ser sin defecto para representar adecuadamente el carácter perfecto de Jesucristo que habría que venir. 1 Pedro 1:19 TLA, al contrario, pagó con la sangre preciosa de Cristo. Cuando Cristo murió en la cruz, fue ofrecido como sacrificio, como un cordero sin ningún defecto.
Por causa de su inocencia, paciencia e inofensividad, un cordero pareció ser el mejor animal para representar a quien prometió llevar los pecados del mundo, el Cordero de Dios, y para llamarnos a sus hijos pequeños, cuando ya hemos nacido de nuevo por el Espíritu Santo, en el evento de la salvación. Llama mi atención como Cristo Jesús le dice a Pedro la primera de las 3 veces que cuando se refiere a apacentar, comienza diciendo a sus corderos, es decir que alimente a sus corderos. La segunda es que cuide a sus ovejas, y la tercera le dice que alimente a sus ovejas. Es decir que comience a alimentar a sus hijos, aquellos por los que murió, cosa que no es fácil, comienza por los más pequeños, los que recién acaban de nacer, éstos son sus corderos, y como ya vimos luego en dos ocasiones siguientes, que cuide a sus ovejas y aliente a sus ovejas.
Para que comprendamos mejor lo que trato de expresar, debo recordar que el cordero es la cría de la oveja que tiene menos de un año de vida, y por ser frágil, susceptible, débil, necesita muchos cuidados, es por esto que Dios nos compara con corderos. ¿Eres tú un tierno en la fe? Entonces eres un cordero. Si no has tenido crecimiento espiritual, entonces eres un cordero que necesita alimentarse de leche espiritual de la palabra que es el conocimiento de Dios.
Podemos decir que un cordero es una persona dócil y humilde que necesita ser alimentada, como un bebé que necesita cuidados maternos, mucha leche, y mucho amor. Un bebé es una persona que no puede valerse por sí misma, de manera que es inútil en muchas cosas, y no puede alimentarse ni ayudarse solo. Tampoco un bebe puede ayudar a los demás, por esto la Biblia manda a no poner a servir a un neófito.
1 Timoteo 3:6 Que no sea un recién convertido para que no se le suba el cargo a la cabeza y se haga acreedor de la misma condenación que el diablo.
1 Pedro 2:2 desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcáis para salvación,
Las ovejas son las adultas, pero siempre son sumisas y humildes, y necesitan que un pastor las cuide de ellas mismas y de los peligros como, que se las coma el lobo, morir de una enfermedad de los pulmones sino se les seca la lana después de una lluvia, el peligro de desbarrancarse de un acantilado y muchos más. Si tienen picor en la nariz, por algún insecto o gusanito que se les haya introducido en las fosas nasales, entonces se golpean duro contra algún árbol y el pastor, no se lo quita, ellas se podrían hacer mucho daño. La comida debe ser seleccionada, porque si lleva espinos se lastiman la boca, sus órganos digestivos y pueden morir. Tienen un pobre su sentido común, si una se va hacia un lugar donde hay peligros o mala comida, alambres de púas etc, las demás dejan el buen pasto, y se van a donde está la otra oveja. Si cuando van a tomar agua a algún río o riachuelo, si se caen se ahogan, no se pueden levantar solas tan fácilmente, el pastor las tiene que cuidar mucho. Solo ven 3 metros por delante de ellas, por esto usan su oído para reconocer la voz de su pastor, quién con su voz las guía por él camino y reconocen cuan él las llama por su nombre. Lo que trato de decir con el debido respeto y perdón es que las ovejas son torpes, necesitan que las alimenten y que las cuiden. Al compararnos con las ovejas, Cristo Jesús está diciendo que una oveja es una persona de carácter muy sumisa y pasiva en general, y hacia él, que reconocemos su voz, su palabra, pero que necesitamos de sus cuidos. Jesús nos dijo en Juan 15:5: …porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 10:11 NTV »Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida en sacrificio por las ovejas. TLA 12El que recibe un salario por cuidar a las ovejas, huye cuando ve que se acerca el lobo. Deja a las ovejas solas, porque él no es el pastor y las ovejas no son suyas. Por eso, cuando el lobo llega y ataca a las ovejas, ellas huyen por todos lados. NTV 13El cuidador contratado sale corriendo porque trabaja solamente por el dinero y, en realidad, no le importan las ovejas. 14»Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí, 15como también mi Padre me conoce a mí, y yo conozco al Padre. Así que sacrifico mi vida por las ovejas.
Jesús ya dio su vida por sus corderos, y ovejas, de manera que ahora nosotros somos los encargados de cuidar su rebano. Apacienta mis corderos, en otras palabras, significa, alimentar, instruir, enseñar, dar pasto espiritual. Mantener un sentimiento vivo, ejemplo: aún apacienta la esperanza de que regrese.
De nuevo lo diré apacentar a los corderos y ovejas de Jesús, es alimentar, proporcionar cultura y educación e instruir, adoctrinar. NOTA: Se conjuga como: pensar
Apacentar es un verbo que está en tiempo presente indicativo.
Indicativo es un adjetivo que indica algo, que sirve como indicio o que es orientativo para extraer una conclusión.
Participio Pasado: apacentado
Gerundio: apacentando
Presente Indicativo
yo apaciento
tú apacientas
Ud./él/ella apacienta
nosotros, -as apacentamos
vosotros, -as apacentáis
Uds./ellos/ellas apacientan
Indicativo
Presente (yo) pienso (tú) piensas (él/ella/Ud.) piensa (nosotros) pensamos (vosotros) pensáis (ellos/ellas/Uds.) piensan
Pretérito imperfecto (yo) pensaba (tú) pensabas (él/ella/Ud.) pensaba (nosotros) pensábamos (vosotros) pensabais (ellos/ellas/Uds.) pensaban
Futuro (yo) pensaré (tú) pensarás (él/ella/Ud.) pensará (nosotros) pensaremos (vosotros) pensaréis (ellos/ellas/Uds.) pensarán
Condicional (yo) pensaría (tú) pensarías (él/ella/Ud.) pensaría (nosotros) pensaríamos (vosotros) pensaríais (ellos/ellas/Uds.) pensarían
Pretérito perfecto simple (yo) pensé (tú) pensaste (él/ella/Ud.) pensó (nosotros) pensamos (vosotros) pensasteis (ellos/ellas/Uds.) pensaron
Efesios 4:11-16Reina-Valera 1960 (RVR1960)
11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
Cuando te damos que pensar en cada una de nuestras celebraciones, estamos alimentándote, porque nuestro alimento es espiritual, cuando te ministramos el alma, damos consejo, cuidamos de que el mundo la carne y satanás, no te cautiven, te estamos cuidando, tal como Jesús mandó a que alimentáramos y cuidaros a sus corderos y ovejas. Jesús dijo que nuestro alimento es espiritual.
Juan 6:62-64, …62¿Pues qué si vierais al Hijo del Hombre ascender adonde antes estaba? 63El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. 64Pero hay algunos de vosotros que no creéis. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién era el que le iba a traicionar.…
JUAN 21:15-17. ANALICEMOS APACIENTA MIS OVEJAS CON LAS PALABRAS ORIGINALES.
15Y cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas (griego: agapas) más que estos? Dícele; Sí Señor: tú sabes que te amo (griego: philo). Dícele: Apacienta (griego: boske) mis corderos (griego: arnia).
16Vuélvele á decir la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? (griego: agapas). Respóndele: Sí, Señor: tú sabes que te amo (griego: philo). Dícele: Apacienta (griego: poimaine) mis ovejas (griego: probata).
17Dícele la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? (griego: phileis). Entristecióse Pedro de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas?(griego: phileis) y dícele: Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo (griego: philo). Dícele Jesús: Apacienta (griego: boske) mis ovejas (griego: probata).
“Simón, hijo de Jonás” (v. 15a). Antes, Jesús le dio a Simón un nuevo nombre – Cephas o Pedro (1:42) – pero ahora Jesús le llama por su antiguo nombre – su nombre de los días antes de hacerse discípulo de Jesús.
“¿me amas (agapas) más que estos?” (v. 15b). ¿Amar más que qué? ¿Más que Pedro ama a los demás discípulos? ¿Más que Pedro ama la barca y la pesca? Lo más probable es que Jesús le esté preguntando si Pedro le ama más que los otros discípulos. Jesús repite la pregunta tres veces. Pedro negó a Jesús tres veces la noche de su arresto (18:17, 25, 27) y, ahora, Jesús le ofrece tres oportunidades para redimirse.
“Sí Señor: tú sabes que te amo (philo)” (v. 15c). Anote el cambio entre las dos palabras griegas para amar en versículos 15-17. Jesús utiliza agapas (de agapao) en versículos 15-16, y Pedro responde con philo o phileis (de phileo) en esos versículos. Entonces, en versículo 17 Jesús utiliza phileis/phileo y Pedro responde con la misma palabra.
La explicación tradicional es que agapao es un amor más fuerte, que implica más sacrificio – el tipo de amor que se enfoca en el bienestar del ser querido. Phileo es un amor significante pero menos exigenteun amor entre hermanos o amigos. Jesús le pregunta dos veces a Pedro si le ama con agapao, el amor profundo, y Pedro responde afirmando el amor menos profundo, phileo. La tercera vez, Jesús pasa a phileo, utilizando la palabra de Pedro – preguntando si Pedro le ama con el amor menos profundo de phileo, y a Pedro le duele oír que Jesús rebaje su pregunta según las previas respuestas de Pedro.
Antes, Pedro era rápido en hacer declaraciones fuertes, diciendo, “¿por qué no te puedo seguir ahora? mi alma pondré por ti” (13:37), causando que Jesús le avisara a Pedro que le negaría tres veces. Pedro lo hizo (18:15-18, 25-27). Ahora, un Pedro castigado resiste tener que declarar un amor más allá de phileo – le duele no poder ofrecer el amor de agapao – y le duele que Jesús le demuestre su debilidad tres veces.
Muchos eruditos disminuyen la importancia de esta explicación, diciendo que agapao y phileo son intercambiables en este Evangelio – y que, por la tardía fecha en que fue escrito este Evangelio, el significado de agapao y phileo se han igualado (Carson, 676-677; Borchert, 335; Kostenberger, 596; Lincoln, 517; Williamson, 297). También, vale la pena anotar que Jesús no le hubiera hablado a Pedro en griego, sino en arameo, una lengua semítica relacionada al hebreo – y en arameo solo existe una palabra para amar. Sin embargo, el juego entre agapao y phileo está tan bien hecho en versículos 15-17 que parece probable que el autor quiera mostrar el contraste – que quiera mostrar el fallo de Pedro y su confianza disminuida.
En cualquier caso, “la única cosa de que Jesús cuestionó a Pedro antes de comisionarle para atender al rebaño fue amor. El amor es la calificación más básica para servicio cristiano. Otras cualidades pueden ser deseables, pero el amor es indispensable (cf. 1 Corintios 13:1-3)” (Morris, 772).
“Apacienta mis corderos… Apacienta mis ovejas… Apacienta mis ovejas” (vv. 14-17). En los sinópticos, Jesús da a Pedro un papel evangelista – promete hacerle “pescador de hombres” (Mateo 4:19; Marcos 1:17). Ahora, da a Pedro un papel de pastor – que cuide sus corderos y ovejas.
“Apacienta (boske) mis corderos (arnia)… Apacienta (poimaine) mis ovejas (probata)… Apacienta (boske) mis ovejas” (probata) (vv. 14-17).
Jesús describe el ministerio de Pedro “en verbos, no sustantivos: Apacienta (alimenta, cuida). No ser pastor, sino tomar el lugar de pastor. Las ovejas son las ovejas de Cristo, no de Pedro” (C.K. Barrett, Ensayos de Juan: citado en Carson, 678).
En cuanto al cambio entre “alimentar” y “cuidar” (que aquí aparecen como apacentar), pastores “alimentan” las ovejas, pero “cuidar” implica una responsabilidad más amplia – una preocupación por cada aspecto de la salud y la seguridad de la oveja.
En cuanto al cambio entre “corderos” y “ovejas,” un cordero es una oveja pequeña, aún depende de su madre para su cuidado y alimento. Todas las ovejas son vulnerables, particularmente los corderos.
En un contexto judío, la palabra “cordero” tiene calidad de sacrificio – como en “el Cordero de Dios.” Al ser escrito este Evangelio, la persecución de cristianos era una cosa común, y el uso de la palabra “cordero” aquí puede ser para demostrar los sacrificios de mártires cristianos.
Los corderos y ovejas somos pobres de Espíritu. Mateo 5:3 RVR1960 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. NTV «Dios bendice a los que son pobres en espíritu y se dan cuenta de la necesidad que tienen de él, porque el reino del cielo les pertenece.
A los corderos y ovejas nos encantan varias cosas,
Nos gusta estar en la casa de nuestro Padre celestial, de esto habla la parábola del hijo perdido. Nos gusta estar en su presencia,
Nos encanta cerrar la puerta y orar a nuestro padre que está en los cielos, Mateo 6:6 TLA »Cuando alguno de ustedes ore, hágalo a solas. Vaya a su cuarto, cierre la puerta y hable allí en secreto con Dios, su Padre, pues él da lo que se le pide en secreto. Amamos llorarle porque somos suyos, en él encontramos consuelo, paz, Amamos adorarlos, lavarle los pies, y enjugarlos con nuestra adoración. En el lugar secreto encontramos seguridad eterna. Amamos entenderlo, comprender su palabra, porque es nuestro alimento, cuando lo rumiamos, es decir pensamos,
Amamos entender bien que Dios es nuestra herencia en la tierra, Salmos 16:2,3 Yo dije al SEÑOR: Tú eres mi Señor; ningún bien tengo fuera de ti.…
TLA 2Yo te he dicho: «Tú eres mi Dios; todo lo bueno que tengo, lo he recibido de ti. Sin ti, no tengo nada». 3La gente de mi pueblo, que sólo a ti te adora, me hace sentir feliz.
Nos encanta estar de regreso a la casa de nuestro padre Dios, él es nuestra alegría, así como el hijo pródigo. Lucas 15:11-32Nueva Traducción Viviente (NTV)
Vamos a orar:
Padre en el nombre de Jesús, te hablo como tu oveja: aliméntame, no me sueltes, recógeme, cuídame, sáname, bendíceme, ámame, ayúdame, presérvame con tu gran poder. Gracias en el nombre de Jesús. Amén y amén.

¡La voluntad decretiva de Dios!

Isaías 46:10 TLA Yo anuncio desde el principio lo que va a pasar al final, y doy a conocer el futuro desde mucho tiempo antes. Les aseguro que todos mis planes se cumplirán tal como yo quiero.

Hechos 15:18 RVA-2015 dice el Señor que hace estas cosas, que son conocidas desde la eternidad.

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito” (Rom. 8:28) “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Efe. 3:11).

Los decretos de Dios son sus propósitos, sus deseos o su determinación respecto a las cosas futuras. Dios no los está haciendo en nuestro tiempo presente, es decir en el tiempo real cronos, sino que los hizo en la eternidad, antes de la fundación del mundo. La Biblia habla muchas veces de un solo decreto en singular, lo debemos recalcar, como lo hace la Escritura, porque sólo hubo un acto en la mente infinita de Dios acerca del futuro, hacer que todas las cosas creadas honren a su Hijo, sólo pensó en levantarlo, exaltarlo, para que triunfara sobre todo lo que ya habían fallado, los ángeles y él hombre., para ponerlo a gobernar sobre todos con cetro de poder, con vara de hierro, y que no fallará.
Apocalipsis 19:15 De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso.
Apocalipsis 2:27Y LAS REGIRA CON VARA DE HIERRO, COMO LOS VASOS DEL ALFARERO SON HECHOS PEDAZOS, como yo también he recibido autoridad de mi Padre;
Un ministro de Dios falló, el Querubín protector del monte de Dios, uno de los querubines principales que cuidaban la presencia de Dios, en él fue hallada iniquidad, y fue expulsado del cielo, pero se trajo consigo la tercera parte de ángeles que eran ministros también de Dios, allá en el cielo. Este Querube los convenció de volverse en contra de Dios, de manera que una de las creaciones de Dios, la creación angelical, le falló a Dios. La tercera parte de los ángeles del cielo, significa 1 parte de 3, y quedan 2. Esa una parte significan, millones de millones de ángeles caídos.
También otra creación de Dios le falló, sí, él hombre le falló al pecar en el jardín del Edén. Pero Cristo el verbo de Dios, él no fue creado, él ha existido desde siempre porque es Dios. Cristo el verbo divino fue enviado y tomó cuerpo que Dios le dio por nombre: Jesús, de manera que Jesucristo, el hombre-Dios, o Cristo Jesús, el Dios-hombre, fue enviado para arreglar todo lo que los ángeles caídos, o demonios habían logrado en el hombre, ya con naturaleza también caída, y gobernar sobre el hombre, con la diferencia que Cristo Jesús es el Hijo de Dios, por lo tanto, una de las personas del Dios, trino uno. Su ministerio es perfecto y va a fallar en nada, vino para darlo todo, aún hasta su vida, darse a conocer, dar a conocer a Dios, vencer, resucitar, ser glorificado y tomar el control soberano de todas las cosas, las que están en los cielos, las que están en la tierra, y las que están debajo de la tierra. pero primero venciendo como hombre.
Romanos 14:11 RVR1960 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.
En todos los textos siguientes habla que el decreto de Dios es el de glorificar al su Hijo, la palabra “decreto” se encuentra en el Salmos 2:7, “Yo publicaré el decreto;”. En Efesios 3:11, leemos acerca de su “determinación eterna”. En Hechos 2:23, de su “determinado consejo y providencia”. En Efesios 1:9, el misterio de su “voluntad”. En Romanos 8:29, que él también “predestinó”. En Efesios 1:9, de su “beneplácito”. “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Efe. 3:11). Notemos que en el decreto en singular es que todo lo realizó en y para Cristo Jesús.
Los decretos de Dios son llamados sus “consejos” para significar que son perfectamente sabios. Son llamados su “voluntad para mostrar que Dios no está bajo ninguna sujeción, sino que actúa según su propio deseo, en el proceder Divino, la sabiduría está siempre asociada con la voluntad, y, por lo tanto, se dice que los decretos de Dios son “el consejo de su voluntad”. También las doctrinas sacadas de la Biblia que estudiamos en la teología reformada, por ser perfectas y sabias, por tanto son llamadas “el consejo de Dios”, porque proceden de él.
Los decretos de Dios están relacionados con todas las cosas futuras, sin excepción: todo lo que es hecho en el tiempo, fue predeterminado antes del principio del tiempo. Debemos entender que el propósito de Dios afecta a todos, grandes o pequeños, buenos o malos, aunque debemos afirmar que, si bien Dios es el Ordenador y controlador del pecado, no es su Autor de la misma manera que es el Autor del bien. Por ejemplo, todo lo que vivamos del presente en adelante, obedece a la voluntad decretiva de Dios.
La voluntad de Dios, no solo es la voluntad de mandamientos o preceptos que conocemos como los 10 mandamientos que para él hombre son mutables y quebrantables. Amar a Dios sobre todas las cosas, no adorar ídolos, no jurar en vano su nombre, cumplirle en sus celebraciones, honrar a padre y a madre, no matar, no robar, no fornicar, no y todos hasta completar los diez, para el ser humano y que nos mandó a guardar.
Voluntad de mandamientos o preceptos de Dios.

Éxodo 20Reina-Valera 1960 (RVR1960) Los Diez Mandamientos. (Dt. 5.1-21)

1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:

2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.

3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.

8 Acuérdate del día de reposo para santificarlo.

9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;

10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

13 No matarás.

14 No cometerás adulterio.

15 No hurtarás.

16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Este es un aspecto de la voluntad de Dios, sus 10 mandamientos, fueron dados para que el hombre los cumpla, pero el otro aspecto de la voluntad de Dios, es que hará conforme él quiere, desea, planeó, predestinó desde antes de la fundación del mundo, y se llama voluntad de decreto. Podemos decir que la voluntad de Dios tiene dos aspectos, la voluntad de decretos, y la voluntad de mandamientos.
La voluntad de decreto de Dios.
Isaías 46:10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;
Efesios 1:8-10Reina-Valera 1960 (RVR1960)
8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
Es por esto que, a la predicación de los apóstoles, creían todos los que estaba ya decretado que creerían.
Hechos 13:48 RVR1960 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.
La razón del porqué dice que solo él y nadie más que él anuncia desde el principio, lo que va a pasar al final, y por tal razón es que él da a conocer el futuro desde mucho tiempo antes, es porque él lo escribió todo lo que iba a pasar en el tiempo cronos del hombre, y lo escribió porque es el dueño y ordenador de todas las cosas, lo describió porque tiene planes muy suyos, ya decretados por amor con anterioridad, y que va a realizar, más bien dicho, los escribió en el plan divino desde el principio, desde antes de la fundación del mundo y eso no es negociable, ni siquiera él mismo los va a cambiar, ya están establecidos, por esta razón es que Dios es inmutable, y esos deseos o planes suyos, no son mutables ni quebrantables, nadie los puede trastocar, no hay criatura alguna creada por Dios, que pueda hacer algo para cambiar o arruinar su voluntad decretada. Esta es la razón que Dios no es arbitrario como los hombres y su voluntad, que hoy decimos una cosa y mañana ya no pensamos igual, no la sostenemos y cambiamos a nuestro antojo.
Dios no es arbitrario porque él mismo se auto limita a lo que ya estableció. La trinidad hizo un plan perfecto con su gran sabiduría y presciencia, y ese plan es enteramente perfecto. Como es perfecto porque Dios es perfecto, se auto limita a hacerlo, a ejecutarlo en el tiempo cronos de la tierra. Dios no está viniéndonos en tiempo real, y si nosotros hacemos algo mal, no está haciendo un plan de contingencia para evitar más mal, o que no nos hagamos más daño a nosotros mismos o a otros, sino que lo que hace, cuando lo hace, él está gobernando con poder sentado en su trono, y lo que está pasando en la tierra, y con cada uno de sus habitantes, lo bueno que hacemos, y el mal que permite que nos pase, es lo que ya estaba escrito desde el principio. Aunque a nosotros nos parezca como si Dios va a cambiar, y como si ya va a actuar como un rey que aparentemente ya decidió una cosa, solo lo que pasa al final era lo que él había decidido hacer, lo decretado por él.
Por ejemplo, Dios mandó a Jonás a predicar a Nínive, que, si no se arrepentían de sus pecados, en 40 días la ciudad iba a ser destruida, aparentemente era un decreto, pero en realidad no lo fue.
Jonás 1Nueva Traducción Viviente (NTV) Jonás huye del Señor. 1 El Señor le dio el siguiente mensaje a Jonás, hijo de Amitai: 2 «Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive. Pronuncia mi juicio contra ella, porque he visto lo perversa que es su gente».
Jonás 3Nueva Traducción Viviente (NTV) Jonás va a Nínive. El Señor habló por segunda vez a Jonás: 2 «Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive y entrega el mensaje que te he dado».
3 Esta vez Jonás obedeció el mandato del Señor y fue a Nínive, una ciudad tan grande que tomaba tres días recorrerla toda. 4 El día que Jonás entró en la ciudad, proclamó a la multitud: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida». 5 Entonces la gente de Nínive creyó el mensaje de Dios y desde el más importante hasta el menos importante declararon ayuno y se vistieron de tela áspera en señal de remordimiento.
6 Cuando el rey de Nínive oyó lo que Jonás decía, bajó de su trono y se quitó sus vestiduras reales. Se vistió de tela áspera y se sentó sobre un montón de cenizas. 7 Entonces el rey y sus nobles enviaron el siguiente decreto por toda la ciudad:
«Nadie puede comer ni beber nada, ni siquiera los animales de las manadas o de los rebaños. 8 Tanto el pueblo como los animales tienen que vestirse de luto y toda persona debe orar intensamente a Dios, apartarse de sus malos caminos y abandonar toda su violencia. 9 ¡Quién sabe!, puede ser que todavía Dios cambie de parecer, contenga su ira feroz y no nos destruya».
10 Cuando Dios vio lo que habían hecho y cómo habían abandonado sus malos caminos, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción con que los había amenazado.
Jonás 4Nueva Traducción Viviente (NTV) Enojo de Jonás por la misericordia del Señor. 4 Este cambio de planes molestó mucho a Jonás y se enfureció. 2 Entonces le reclamó al Señor:
—Señor, ¿no te dije antes de salir de casa que tú harías precisamente esto? ¡Por eso huí a Tarsis! Sabía que tú eres un Dios misericordioso y compasivo, lento para enojarte y lleno de amor inagotable. Estás dispuesto a perdonar y no destruir a la gente. 3 ¡Quítame la vida ahora, Señor! Prefiero estar muerto y no vivo si lo que yo predije no sucederá.
4 El Señor le respondió:
—¿Te parece bien enojarte por esto?
5 Entonces Jonás se fue al oriente de la ciudad e hizo una enramada. Luego se sentó bajo la sombra de la enramada mientras esperaba ver lo que le acontecería a la ciudad. 6 Ahora bien, el Señor Dios proveyó que una planta frondosa creciera allí y pronto extendió sus anchas hojas sobre la cabeza de Jonás y lo protegió del sol. Esto le trajo alivio y Jonás estuvo muy agradecido por la planta.
7 ¡Pero Dios también proveyó un gusano! Al amanecer del día siguiente, el gusano se comió el tallo de la planta, de modo que se marchitó. 8 Así que cuando el sol se intensificó, Dios proveyó un viento abrasador del oriente para que soplara sobre Jonás. El sol pegó sobre su cabeza hasta que se sintió tan débil que deseaba morirse y exclamó: «¡Es mejor morir que vivir así!».
9 Entonces Dios dijo a Jonás:
—¿Te parece bien enojarte porque la planta murió?
—¡Sí —replicó Jonás—, estoy tan enojado que quisiera morirme!
10 Entonces el Señor le respondió:
—Sientes lástima por una planta, aunque tú no hiciste nada para que creciera. Creció rápido y murió rápido. 11 Pero Nínive tiene más de ciento veinte mil habitantes que viven en oscuridad espiritual, sin mencionar todos los animales. ¿No debería yo sentir lástima por esta gran ciudad?
Acá podemos ver que los decretos de Dios junto al tiempo, cadenas de eventos, condiciones, circunstancias y situaciones que él prescribió, u ordenó, produjeron tanto el arrepentimiento del pueblo completo, su perdón y la no destrucción de Nínive, cuando nosotros al leer el libro de Jonás, pensamos que el decreto de juicio principal era la destrucción de Nínive.
Al final vemos cual fue el decreto, que todos se volvieran a Dios, que veamos que Dios es misericordioso, el perdón de sus habitantes, y que no iba a destruir a la ciudad para ese tiempo. Dios no había planeado la destrucción de Nínive para ese tiempo, aunque lo parecía y ya había un juicio sin vuelta atras, este no era para ese tiempo que era el año 788 a. C, sino para 176 años más adelante, porque la destrucción y caída de Nínive fue en el año, 612 a. C.
Todo lo que sufrió su Hijo amado, Jesucristo, estuvo decretado desde el principio: Apocalipsis 13:8 RVR1960 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
Pero también vemos que, desde antes de la fundación del mundo en el plan de Dios, ya los escogidos estaban nuestros nombres inscritos en el libro de la vida del Cordero de Dios, que fue inmolado desde entonces.
Apocalipsis 13:8 TLA A ese monstruo lo adorarán todos los que no tienen sus nombres escritos en el libro del Cordero, que fue sacrificado. Ese libro fue escrito desde antes de que Dios creara el mundo, y en él están escritos los nombres de todos los que tienen vida eterna.
La relación es así, el plan fue inmolar al cordero, pero salvar a estos nombres que están inscritos en su libro, a estos va a salvar. Esto solo puede ser así porque también está el decreto de la caída del hombre, es decir, que Dios iba a dejar que él hombre cayera en la tentación. “No nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal” es por esto, que cuando entiendes que iba a haber una caída, es fundamentalmente importante, entender la caída, que haría necesaria la Expiación y, por tanto, la misión redentora de nuestro Señor Jesucristo, de lo contrario, sin la caída del hombre, ¿para que fue inmolado desde el principio del mundo?
Por esto cuando los discípulos oraban y los demonios se les sujetaban se alegraban mucho, pero Jesús les dijo que si esto sucedía era porque eran hijos de Dios, y sus nombres ya estaban escritos en el libro en los cielos. Lucas 10:20 RVC Pero no se alegren de que los espíritus se les sujetan, sino de que los nombres de ustedes ya están escritos en los cielos.» TLA Sin embargo, no se alegren de que los malos espíritus los obedezcan. Alégrense más bien de que sus nombres estén escritos en el libro del cielo.
Vemos pues que, en el plan de Dios, ya había decretado tanto que habría una caída, como un salvador de los hombres caídos en pecado y en condenación, pero solo será salvo el remanente, los elegidos por Dios.
Romanos 9:26-28Nueva Traducción Viviente (NTV)
26 Y también dice:
«En el lugar donde se les dijo:
“Ustedes no son mi pueblo”,
allí serán llamados
“hijos del Dios viviente”» 27 Con respecto a Israel, el profeta Isaías clamó:
«Aunque los hijos de Israel son tan numerosos como la arena a la orilla del mar,
solo un remanente se salvará.
28 Pues el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra
sin demora y de manera terminante»
Debemos alegrarnos que Jesucristo haya venido a morir por nosotros, para salvarnos, porque “muchos serán los llamados y pocos los escogidos”, y todo Dios lo planeó desde un principio.
Efesios 1:11 TLA Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido. Así lo había decidido Dios, quien siempre lleva a cabo sus planes.
1 Pedro 1:20 Porque El estaba preparado desde antes de la fundación del mundo, pero se ha manifestado en estos últimos tiempos por amor a vosotros.
De manera que la muerte de Jesús fue un decreto de Dios, que había hecho desde el principio, Dios permitió, gobernó, limitó y controló esa maldad, los utilizó, para llevar a cabo sus planes, pero castigó y condenó a todos aquellos que hicieron el mal y no se arrepintieron, porque eran malos y Dios no es el autor del mal, sino solo del bien.
Hechos 4:27-28. 27 »Es verdad que en esta ciudad se unieron Herodes Antipas, Poncio Pilato, el pueblo romano y el pueblo de Israel, para matar a Jesús, a quien tú elegiste para que fuera nuestro rey. 28 Pero ellos sólo estaban haciendo lo que tú, desde el principio, habías decidido hacer.
He aquí otro decreto de Dios para nosotros, tendremos muchas pruebas y tribulaciones,
Juan 16:33 RVR1960 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
NTV Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.
Dios permite un mal, para traernos un bien mayor, Dios ha decretado que suframos, para meternos en el reino de los cielos a través de muchas tribulaciones.
Hechos 14:22 LBLA fortaleciendo los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y diciendo: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.
Esta decretado que, para purificar nuestra fe, para que nos vayamos haciendo más como Cristo, suframos, mengüemos, muramos a nosotros mismos y a este mundo, para vivir para Cristo, y con Cristo, por fe y para fe.
Es necesario que acomodemos lo espiritual, a lo espiritual, y lo material a lo material, lo carnal a lo carnal, pero lo espiritual, a lo espiritual, estas eran las quejas de Jesús con sus discípulos que no acomodaban las cosas espirituales, algunas veces no comprendían, entonces les reclamaba que solo pensaban en las cosas de los hombres y no en las de arriba.
Sufre, los males que Dios te envía porque son para tu bien, y dije males porque a nosotros nos parecen males, para Dios, son pruebas necesarias, pero destruye los que el Diablo te envía, que Dios permite para entrenarte, porque te ha dado la autoridad para hacerlo. Pero Dios dice, que no te dejará ni te abandonará.
Deuteronomio 31:7-8Entonces llamó Moisés a Josué y le dijo en presencia de todo Israel: Sé firme y valiente, porque tú entrarás con este pueblo en la tierra que el SEÑOR ha jurado a sus padres que les daría, y se la darás en heredad. 8El SEÑOR irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes.
Cuando ya sabes que Dios sabe lo que hace, sólo esperas en Dios. Por esto pondré esta letra de Samuel Hernández, tu consigue la música y cántala.
Dios sabe lo que hace Él no llega tarde, él no se equivoca, Él está en control Dios sabe lo que hace Aun en lo inexplicable, Él es incuestionable cuando algo en ti determino
CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Dios sabe lo que hace Dios sabe lo que hace aun cuando algo nace Aun cuando algo muere Él está en control Dios sabe lo que hace Cuando en la vida cambios suceden con algún propósito Él lo permitió CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Si esto es algo que yo tengo que pasar nuevas fuerzas El me dará aunque tiemble la tierra, se echen los montes a la mar aunque yo no comprenda lo que tengo que pasar no peleo, no cuestiono, no pregunto porque CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Dios sabe lo que hace No peleo, no cuestiono, no pregunto porque Dios sabe lo que hace.

¡Cómo abrir las puertas del cielo!

Muchos hoy en día se preguntan por qué no reciben de Dios como quisieran, o como debería de ser, según lo que se considera: “los milagros de Dios que podríamos recibir”. A estas personas gentiles, lo que les muestran sus ojos es que otros reciben, pero ellos no, cuando también para ellos son las promesas de Dios. Pareciera que en verdad Dios les niega las cosas, aunque no es así, a la verdad, solo es que no han entendido cual es el secreto escondido de Dios, para tener éxito en el área espiritual, pero con seguridad al entenderlo, también recibirán no solo los milagros de Dios, sino todas sus riquezas que tiene reservadas para otorgarnos cuando cumplimos sus condiciones, que ya están decretadas sobre cómo se desatan.
Para comenzar debo decir que el amor incondicional de Dios solo es: estando en el verbo divino, estando en su hijo amado, Cristo Jesús. Por consiguiente, para comenzar a recibir de Dios, primero debes ser salvo, debes nacer de nuevo del agua y del Espíritu. Del agua es del lavamiento de la palabra de Dios, y del Espíritu de Jesucristo, y después Dios comienza a hacer lo suyo, a derramar sus bendiciones espirítales, las que se van haciendo efectivas en nuestras vidas paulatinamente en su tiempo.
Cuando esto sucede, experimentamos que hay un antes y un después de Cristo, quién rompió nuestras cadenas, después el Espíritu Santo, a la vez junto a ti, le dan continuación a la justicia de Dios, es decir a lo que Dios requiere que hagas, pero esta vez es según su justicia.
Su justicia no es otra cosa que, su bien, su rectitud, lo que él demanda que nosotros hagamos, así como su voluntad de mandamientos, sus preceptos, y estatutos dejados en la Biblia. También su voluntad de decreto que, por cierto, de esta, él mismo se encarga de implementarla en nuestras vidas, no nosotros.
Dios demanda que, de ahí, de ese punto en adelante, hagas todas las cosas con su justicia, con la justicia de su Hijo amado, más no con la nuestra de hombre pecador, sino con la del perfecto hombre-Dios, Jesucristo. También demanda que busques su rostro, su conocimiento, así como su sabiduría e inteligencia espiritual.
Deuteronomio 10:12-13. TLA, »¿Qué espera Dios de ustedes? Simplemente que lo respeten y obedezcan, y que lo amen y adoren con todo su ser. 13 Dios espera que ustedes obedezcan todos sus mandamientos, para que les vaya bien.
Nuestra justicia humana delante de Dio está fracasada, en bancarrota, está en quiebra, en ruina, es un desastre, es un fiasco, y siempre está en hundimiento, porque siempre pecamos de una o de otra manera, de comisión, y de omisión, pero ciertamente siempre pecamos, pero Jesús, nunca cometió ni tan solo un pecado. Desde al antiguo testamento, Dios nos mandó que actuáramos conforme a su justicia requerida para nosotros desde entonces, que son sus 10 mandamientos, la ley de Dios, pero como ya dice la Biblia, no pudimos cumplirlos.
Santiago 2:10 NVI Porque el que cumple con toda la ley, pero falla en un solo punto ya es culpable de haberla quebrantado toda.
NTV Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios. RVR1960 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, Romanos 3:23
Como no pudimos cumplir con los 10 mandamientos ”la meta gloriosa establecida por Dios” porque nuestra justicia humana natural está fracasada, en bancarrota, en quiebra, en ruina, es un desastre, es un fiasco, y siempre está en hundimiento, por la debilidad de la carne por el pecado original heredado de Adán, por esta razón es que Dios no nos mira nuestra propia justicia porque es de puro pecado, para poder vernos bien, para aceptarnos, y que estemos bien delante de él, Dios el Padre, debe prestarnos la justicia de Jesucristo, entonces, cuando nos mira, es la justicia de su Hijo amado que es perfecta la que mira en nosotros. Así lo hace Dios para justificarnos frente a su santa ley, esto es lo que se llama doctrina de la justificación por fe o substitución, porque Cristo fue nuestro subtitulo en la cruz del calvario. Sin esta doctrina clave, el cristianismo se derrumba.
Romanos 1:17: “Porque en el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá” (RV1960, énfasis añadido).
Un monje que “odiaba a Dios”, según su propio testimonio, en los años 1500, estaba estudiando la epístola de Pablo a los Romanos. No pudo pasar más allá de la primera parte de Romanos 1:17: “[En el Evangelio] la justicia de Dios se revela por fe y para fe” (RV1960). Una verdad simple, bíblica, cambió la vida de ese monje – y encendió la Reforma Protestante. Fue la constatación de que la justicia de Dios pudo hacerse justicia de los pecadores – y que eso podía pasar solo por medio de la fe. Martin Lutero encontró la verdad en el mismo versículo que había tropezado. Lutero siempre había visto “la justicia de Dios” como un atributo del soberano Señor, por medio del cual Él juzgaba a los pecadores – no un atributo que los pecadores podrían poseer. Describió el descubrimiento que puso fin a la Edad Media teológica:
Vi la conexión entre la justicia de Dios y la afirmación de que “el justo vivirá por su fe”. Entonces, comprendí que la justicia de Dios es la justicia por la cual, a través de la gracia y la gran misericordia de Dios, nos justifica por la fe. En aquel momento, me sentí renacer; y he pasado por el umbral al paraíso. Toda la Escritura adquirió un nuevo significado; y donde antes la “justicia de Dios” me había llenado de odio, ahora se cambió en un amor mayor inenarrablemente dulce. Este pasaje de Pablo se convirtió para mí en una puerta al cielo.
En su sentido teológico, la justificación es un término forense o puramente legal. Describe lo que Dios dice sobre el creyente, no lo que hace para cambiar el creyente. De hecho, la justificación no genera ningún cambio real en la naturaleza o carácter del pecador. La justificación es un decreto judicial divino. Cambia sólo nuestro estado para con Dios, de injustos a justos, de bastardos, a hijos, de impío a pío, de condenación a salvación, de pobres a ricos, de ciegos, sordos mudos espirituales a que vemos, oímos y hablamos de Dios, pero tiene ramificaciones que garantizan que continuarán otros cambios. Los decretos forenses como éste son bastante comunes en la vida cotidiana.
Al estar en Cristo, entonces Dios el Padre, ahora mira en ti, la justicia de su Hijo que pagó el precio por el rescate de sus escogidos, entonces ya en Cristo, delante del Padre, somos aceptos en el amado y su justicia (que es santa justa y perfecta), es imputada a nosotros, entonces nos volvemos, justos, santos y perfectos delante de Dios. Pero cuando no completas esta primera condición, no obtienes las bendiciones espirituales de las que venimos hablando.
RVR1977 Mateo 3:17. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Éste es mi Hijo, el amado, en quien he puesto mi complacencia.
Dios el Padre, está complacido solo en su hijo, y al estar en su hijo, cuando le creemos de todo corazón, cuando lo recibimos, y amamos verdaderamente, entonces Dios se vuelca a la persona que se vuelve recipiente de su gracia, que eres tú cuando has recibido a Cristo en tu corazón.
Como primer requisito para que se te abran las puertas del cielo, es:
1,) Estar en Cristo.
Requisito del Padre, Conocer al Hijo: “el que me conoce a mi conoce al que me envió”.
Juan 14:8-10,…8Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. 9Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: “Muéstranos al Padre? 10¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os digo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí es el que hace las obras.…
Dios el Padre desata todas sus bendiciones en Cristo en están escondidos todos los tesoros inagotables.
Colosenses 2:3 TLA Todas las riquezas de la sabiduría y del conocimiento se encuentran presentes en Cristo. RVA-2015 En él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.
Efesios 3:8 NTV, Aunque soy el menos digno de todo el pueblo de Dios, por su gracia él me concedió el privilegio de contarles a los gentiles acerca de los tesoros inagotables que tienen a disposición por medio de Cristo.
Jesús es la puerta para la verdadera bendición. La bendición es Espiritual, si lo buscamos a él seguramente después él nos dará las añadiduras.
Pero hay personas que primero andan en busca de las añadiduras, pero no de Señor. Juan 6:26 TLA Jesús respondió: —Francamente, ustedes me buscan porque comieron hasta quedar satisfechos, y no por haber entendido los milagros que hice.
Debemos seguir al Señor, no por lo que nos puede dar, sino por quién él es. Jesús es el verdadero Dios y pan que nos sacia nuestra hambre y sed espiritual, Jesús es quién más nos ama y cuida de verdad, Jesús es nuestro buen pastor. Comprendamos que el principio es espiritual, él es Espíritu y vida, la carne para nada aprovecha, las palabras de Jesucristo, son nuestro alimento, son Espíritu y son vida. Mateo 6:33, nos manda a buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, y él se encargará de darnos las añadiduras.
NTV Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. Mateo 6:33.
TLA »Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.
RVR1960 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Nunca las añadiduras fueron pensadas para ser entregadas primero, sino él hijo es primero, y quién se lleva al hijo, se lleva toda la herencia del Padre, así como aquella ilustración de aquel padre que su hijo había muerto en guerra.
Un Señor muy rico y Padre muy importante y respetado, dueño de un gran lugar, quizá un muy poco o muy conocido, llamó a una subasta para vender todos sus cuadros caros y finos. Estaba triste porque le habían informado que su hijo había muerto en la guerra y todo estaba muy reciente. Así que decidió saber verdaderamente, a quienes de todas aquellas gentes le importaban su hijo, que tanto le amaban y si le recordaban. Llegó el día de la subasta y comenzó primero por subastar el cuadro de su único hijo amado, quizá no llamó la atención de las personas que al comenzar la subasta el cuadro de su hijo era el primero que por el que iba a comenzar. Comenzó a la subasta, pero sorprendentemente nadie quiso aquel cuadro, excepto el viejo jardinero que le había cogido mucho cariño a su difunto amo y lloraba porque había muerto y lo extrañaba. Aquel jardinero fue el único que pujó, y ganó, pagó la mínima y pobre cantidad por el cuadro, que ni llegaba a los $50, pero él quiera ese cuadro. Su padre se lo vendió y anuncia que la subasta de sus cuadros finos y caros de pintores legendarios y famosos, acaba de concluir, le preguntan del porqué, y él contesta, porque solo había una única apuesta secreta que debieron haber deducido, ¡quien se llevara el cuadro de mí hijo amado del padre, también se llevaría todos los otros cuadros que para el padre no eran valiosos! Les dijo: –ninguno de ustedes pujó, sino solo el viejo jardinero y lo compró, pues él, como se lleva el cuadro de mí hijo, se lleva todos los demás. De manera que la moraleja acá es que el que se lleva al hijo se lleva toda la herencia. De igual manera es con Dios el Padre, quién se lleva a su hijo, se lleva toda su herencia, sus riquezas espirituales y materiales porque él es el dueño de todo lo que ha creado.
2,) Fe.
El segundo requisito para recibir de Dios es, tener fe. Marcos 6:5-6 Y no pudo hacer allí ningún milagro; sólo sanó a unos pocos enfermos sobre los cuales puso sus manos. 6Y estaba maravillado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor enseñando.
Siempre que Jesús se movió a hacer milagros necesitaba que las personas tuviesen fe, de lo contrario no hacía nada. Si no tenemos la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve, tristemente, no vamos a recibir nada de Dios. Para tener fe, es necesario oír, y oír la palabra de Dios, de lo contrario somos como un árbol sin frutos, lo que es peligroso, es como enterrar el único talento que nos fue dado para que lo multiplicáramos. Dios nos reta hoy, que tengamos una fe, supra racional, exponencial, sobrenatural.
Hebreos 11:6 NTV De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.
Mateo 17:20 NTV —Ustedes no tienen la fe suficiente —les dijo Jesús—. Les digo la verdad, si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a esta montaña: “Muévete de aquí hasta allá”, y la montaña se movería. Nada sería imposible.
Me gusta mucho este requisito, porque nos reta a superarnos, trascender, a no quedarnos dormidos sino expectantes, accionando en la dirección de la vida por fe.
Juan 11:40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? TLA Jesús le contestó: —¿No te dije que, si confías en mí, verás el poder de Dios? PDT Jesús le dijo: —¿No te dije que si creías ibas a ver la grandeza de Dios? BLPH Jesús le contestó: — ¿No te he dicho que, si tienes fe, verás la gloria de Dios?
Pero si tenemos doble ánimo, no recibiremos nada.
Santiago 1:8 El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. NTV su lealtad está dividida entre Dios y el mundo, y son inestables en todo lo que hacen.
¿Qué es lo que le cede a la persona que es de doble ánimo, inconstante en todos sus caminos?
Santiago 1:7 DHH Quien es así, no crea que va a recibir nada del Señor, TLA La gente que no es confiable ni capaz de tomar buenas decisiones no recibirá nada del Señor.
Debemos saber que no recibiremos nada del Señor, si no somos capaces de tomar buenas decisiones basadas en creer que lo que vamos a hacer, le agrada a Dios, y ya nos confirmó que proviene de él, y que saldrá finalmente, bien.
3,) Pagar el precio de obedecerlo y esperar su tiempo.
Mateo 19:2:27 TLA Pedro le contestó:
—Recuerda que nosotros hemos dejado todo lo que teníamos, y te hemos seguido. ¿Qué premio vamos a recibir?
La respuesta de Jesús, nos va a sorprender.
29 Jesús les respondió:
—Les aseguro que si alguno ha dejado su casa, su esposa, sus hermanos, sus padres, o sus hijos, por ser obediente al reino de Dios, 30 sin duda recibirá aquí mucho más de lo que dejó. Además, cuando muera, vivirá con Dios para siempre.
Mateo 19:29 TLA Y todos los que, por seguirme, hayan dejado a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos o a sus hermanas, a su padre o a su madre, su casa o un terreno, recibirán cien veces más de lo que dejaron, y tendrán además vida eterna.
Marcos 10:30 TLA recibirá en esta vida cien veces más casas, terrenos y familiares, aunque también será maltratado por sus enemigos. Y cuando muera, vivirá con Dios para siempre;
La obediencia de seguir a Jesucristo tiene un precio, es como ir en la barca junto al maestro, cuando todo está bien porque él hace que la pesca sea milagrosa y abundante nos alegramos con él, y lo disfrutamos, pero cuando los vientos, la tormenta y las holas parecen que van a hundir la barca, sentimos que vamos a perecer, y nos da mucho miedo, todo por seguirlo, hacia a donde él va, y para colmo, está dormido, no nos contesta, no lo podemos despertar, hay que esperar su tiempo, hay que clamar, hay que aguantar, sufrir, parece que ya no tenemos escape, vamos a perecer, ahora si vamos a confiar en él, entonces ahí es cuando despierta, le ordena a los vientos y al mar que cesen, y nos reprocha nuestra poca, fe. Marcos 4:39 NTV Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Marcos 4:40 TLA Entonces Jesús dijo a sus discípulos: —¿Por qué estaban tan asustados? ¿Todavía no confían en mí?
A Pedro le aconteció lo mismo, cuando dudó de Dios, comenzó a hundirse en medio del mar.
Mateo 14:30-32Nueva Traducción Viviente (NTV)
30 pero cuando vio el fuerte viento y las olas, se aterrorizó y comenzó a hundirse.
—¡Sálvame, Señor! —gritó.
31 De inmediato, Jesús extendió la mano y lo agarró.
—Tienes tan poca fe —le dijo Jesús—. ¿Por qué dudaste de mí?
32 Cuando subieron de nuevo a la barca, el viento se detuvo.
De nuevo chequemos el versículo 31 en la versión TLA. Entonces Jesús extendió su brazo, agarró a Pedro y le dijo:
—Pedro, tú confías muy poco en mí. ¿Por qué dudaste?
Vemos que el reclamo de Jesús, cuando lo seguimos, pagamos el precio y esperamos en él, siempre es: ¡Tú confías muy poco en mí! ¿Por qué dudaste de mí?
Esperar en Dios, aun cuando lo hemos seguido, cuando sufrimos las pruebas y tormentas, es pagar el precio, y él al final nos tiene la corona de la vida.
¿Sientes que te estás hundiendo? Debo decirte lo que Jesús te diría, ¡Tú confías muy poco en mí! ¿Por qué dudaste de mí?
Vuelve a confiar en Dios, ya estás en Cristo, tienes fe, pero tienes poca, fe, dudas del Cristo, vuelve a confiar en su poder, él no te va a dejar, ni a desamparar.
Tus enemigos, la familia que no te ama, el mundo, la carne, satanás, el pecado,
Oremos:
¡Señor y mi Dios, ahora sé la razón del porqué flaqueé, sentí que me hundía y que iba a perecer, tuve miedo igual que Pedro, al ver las olas del mar de problemas y los vientos huracanados de las tempestades de la prueba, por esto es que me desvié de mi camino, te pido perdón, y ahora te pido al igual que Padre, sálvame! te clamo, ¡sálvame! ¡ayúdame! ¡aumenta mí fe!, quiero retomar el camino de obediencia a ti, que un día comencé, el camino eres tú, debo confiar en ti, no quiero confiar poco en ti, ni quiero dudar de ti, fortaléceme para que tu un día no me digas estas palabras que digítese a Pedro: ¡Tú confías muy poco en mí! ¿Por qué dudaste de mí?
No mi Señor, yo quiero que me ayudes a confiar más y mejor en ti, Padre te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.

¿Porque Dios da riqueza espiritual a unos y a otros no?

 

Los hijos de Esceva Hechos 19Traducción en lenguaje actual (TLA)

11 En la ciudad de Éfeso, Dios hizo grandes milagros por medio de Pablo. 12 La gente llevaba los pañuelos o la ropa que Pablo había tocado, y los ponía sobre los enfermos, y ellos se sanaban. También ponía pañuelos sobre los que tenían espíritus malos, y los espíritus salían de esas personas.

13 Allí, en Éfeso, andaban algunos judíos que usaban el nombre del Señor Jesús para expulsar de la gente los malos espíritus. Decían a los espíritus: «Por el poder de Jesús, de quien Pablo habla, les ordeno que salgan.»

14 Esto lo hacían los siete hijos de un sacerdote judío llamado Esceva. 15 Pero una vez, un espíritu malo les contestó: «Conozco a Jesús, y también conozco a Pablo, pero ustedes ¿quiénes son?»

16 Enseguida, el hombre que tenía el espíritu malo saltó sobre ellos y comenzó a golpearlos. De tal manera los maltrató, que tuvieron que huir del lugar completamente desnudos y lastimados. 17 Los que vivían en Éfeso, judíos y no judíos, se dieron cuenta de lo sucedido y tuvieron mucho miedo. Y por todos lados se respetaba el nombre del Señor Jesús.

18 Muchos de los que habían creído en Jesús le contaban a la gente todo lo malo que antes habían hecho. 19 Otros, que habían sido brujos, traían sus libros de brujería y los quemaban delante de la gente. Y el valor de los libros quemados era como de cincuenta mil monedas de plata.

20 El mensaje del Señor Jesús se anunciaba en más y más lugares, y cada vez más personas creían en él, porque veían el gran poder que tenía.

¿Por qué unos tienen éxito en su vida de fe y ministerio para con Dios, mientras que otros no?
¿Qué es lo que pasa en las vidas de aquellos que espiritualmente para con Dios son ricos en fe?
Muchos se hacen esta pregunta ¿por qué ellos tienen éxito en las cosas de Dios, y yo no? y la respuesta que parece extensa es simple: Dios honra a aquellos que lo honran, y Dios honra más a aquellos que lo honran más. Pero quienes son los que lo honran y honran más y más, pues son aquellos que obedecen a lo más puro que Dios ha dejado en su palabra, quienes solo siguen a Jesucristo porque tienen una comunión con él, mientras que los que lo honran menos es porque han dejado entrar impurezas en lo que debería ser la “sana doctrina” que por cierto ya no está tan “sana”, y no se percatan que está adulterada, pero si tan solo confrontaran sus creencias, o lo que creen que es correcto, con lo que Dios dice en su santo consejo, en las sagradas escrituras, inmediatamente se darían cuanta que lo que Dios manda, para que nos consagremos a él, es aún más puro, y esencial.
Esto es lo que vemos en nuestro texto inicial, un hombre que tenía éxito con Dios, había sido llamado por Dios y por lo tanto, tenía una relación con él, era tan importante que la Biblia registra su nombre, Pablo, el apóstol, mientras que los 7 hijos de Esceva, no fueron tan importantes para el Espíritu Santo, que ni siquiera incluyó sus nombres sino que los describe como los 7 hijos del sacerdote Esceva, quienes ni habían sido llamados como Pablo por el mismo Jesucristo, no tenían comunión con el Señor Jesús, pero tenían cierta reputación que expulsaban demonios en el nombre de Jesús, ellos tenían un ministerio, Decían a los espíritus: «Por el poder de Jesús, de quien Pablo habla, les ordeno que salgan.» Pero no nunca llegaron a tener el éxito de Pablo, porque una tan sola vez cuando le dijeron lo mismo a un hombre, se vio que ellos no tenían una comunión directa con Jesús, el espíritu malo les contesta que conocían a Jesús que es Dios, a Pablo que tenía autoridad de parte de Jesús, pero a ellos no los conocía. 15 Pero una vez, un espíritu malo les contestó: «Conozco a Jesús, y también conozco a Pablo, pero ustedes ¿quiénes son?»
16 Enseguida, el hombre que tenía el espíritu malo saltó sobre ellos y comenzó a golpearlos. De tal manera los maltrató, que tuvieron que huir del lugar completamente desnudos y lastimados.
No es mi intención desanimar a nadie que tenga la buena intención de tener autoridad espiritual, pero tiene un precio, recuerdo cuando recibí al Señor, yo quería ir a pisarle la cola al Diablo, lo andaba buscando para reprenderlo y derrotarlo, buscaba orar por los endemoniados, pero Dios me mando a que primero me metiera más en oración con él, a conocerle más primero. Luego fue fácil, comencé a tener más autoridad y cuando he ido a orar por algún endemoniado, al que Dios me autoriza que le ordene algo, los demonios obedecen en el nombre de Jesús, Dios nunca me ha dejado burlado, siempre ha sido fiel. Sin embargo, debo decir que Dios quisiera que muchos padres de familia, tuvieran esa autoridad, si así fuera, si existieran más hombres de Dios que quieran pagar el precio, les aseguro que el Diablo no haría tantos estragos en nuestras sociedades, porque habría más guerreros que hagan guerra espiritual. Exhorto, animo, invito a que tú, no te menosprecies, ni que por depender de una religión en la que recibes poco porque eres emergente en el evangelio puro, porque Dios te está introduciendo, no hayas alcanzado el poder ser maestro ya, y todavía tienes necesidad de ingerir leche espiritual no adulterada. Las guerreras en Cristo, no deben menospreciar que son mujeres, deben pagar el precio y usar todos sus dones, cuando Dios y la autoridad espiritual se los digan. De ser así, no habría tanto problema en sus familias, ya que según la mujer virtuosa de proverbios 30, ella lo puede resolver los asuntos de su casa, con el Señor Jesús.
El celo por la casa de Dios debe estar acabando contigo como lo hizo con Jesús, de esto se trata que tengamos celo por la casa de Dios como un fuego, que nos haga morir al yo, para que se imponga la justicia de Dios.
Juan 2:17 RVR1960 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.
PDT Cuando esto sucedió, los seguidores recordaron que estaba escrito: «La emoción que siento por tu casa acabará conmigo».
TLA Al ver esto, los discípulos recordaron el pasaje de la Biblia que dice: «El amor que siento por tu templo me quema como un fuego.»
Yo digo que soy un pecador imperfecto santificado y perfectible, que si no fuera humano no cometiera errores, pero hay algo en mi corazón que no es mío y que no puedo evitar, y es que el celo porque la casa de Dios, que ésta esté edificada sobre la roca firme, sobre la piedra principal, el fuego y celo para que poner a Dios en su lugar, en el centro de todo, me consume, y por esto tiendo a criticar lo que va en contra de lo establecido por Dios en la Biblia y en la iglesia primitiva, que por cierto creo que debemos decir los primeros cristianos, ya que los primitivos somos nosotros si nos hemos alejado de Dios. Por esto si he ofendido a alguien en mi celo por edificar correctamente la casa de Dios, les digo que es a razón que soy primeramente un hombre que Dios eligió para ser así. Odio la mentira y el engaño religioso, amo la verdad Bíblica de Dios, Jesucristo, y del Espíritu Santo, aunque me falte mucho que recorrer en mi aprendizaje en esta vida.
Dios en su celo, le dice una palabra firme en tiempos del profeta Samuel, a Aarón hermano de Moisés y sus descendientes, los levitas sacerdotes descuidados de tener celo por la casa de Dios, la leeremos a continuación en diferentes versiones de la Biblia:
1 Samuel 2:30 TLA » Yo les había prometido a tu familia y a tus antepasados que siempre serían mis sacerdotes. Pero ya no será así. Yo aprecio a los que me aprecian, pero desprecio a los que me desprecian.
LBLA …yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco. JBS …yo honraré a los que me honran, y los que me tuvieren en poco, serán viles. NBD …Yo honro a los que me honran, y humillo a los que me desprecian. NTV …honraré a los que me honran y despreciaré a los que me menosprecian. PDT …Honraré al pueblo que me honra a mí, pero al que se niegue a respetarme, le va a ir mal. BLP …yo respeto a los que me respetan, pero los que me desprecian se verán deshonrados. DHH…honraré a los que me honren, y los que me desprecien serán puestos en ridículo. Yo, el Señor, lo afirmo. Este es el secreto y la respuesta a la interrogante de porqué algunos tienen más que otros el apoyo de Dios, y todo el peso que esto representa en la vida real espiritual.
Lo siento por ti, si por ignorancia no has comenzado a honrar a Dios desde hace mucho tiempo, como deberías haberlo hecho por haber estado separado de la verdad Bíblica, pero aún no es tarde, todavía hoy es el momento de empezar de nuevo, de abrir los ojos, de comenzar a obedecer la palabra de Dios con celo, al pie de la letra y simplemente Dios te honrará, y estará contigo como estuvo con el apóstol Pablo.
Juan 4:23 NTV, Pero se acerca el tiempo —de hecho, ya ha llegado— cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. El Padre busca personas que lo adoren de esa manera.
Dios el Padre, anda buscando a esos verdaderos adoradores, que le adoren, pero es necesario que lo hagan en Espíritu y en verdad, es decir: con el Espíritu Santo y con su verdad. Llama la atención que la escritura del Espíritu Santo, aclara que hay verdaderos adoradores, dejando descubierto que hay falsos adoradores de Dios. Lo adoran, lo hacen ferviente y efectivamente, pero falsamente, porque no lo hacen desde la perspectiva de Dios, desde el punto de origen de Dios que es en el Espíritu Santo, y en la verdad que Dios ha revelado en su santa palabra, la mayoría de lo que hacen son doctrina de hombres.
Para que puedas hacer ésta adoración que Dios quiere debes ser guiado por el Espíritu Santo, como se debe hacer verdaderamente y es lo que Dios recibe. Veamos el mismo versículo en la TLA Dios es espíritu, y los que lo adoran, para que lo adoren como se debe, tienen que ser guiados por el Espíritu. Se acerca el tiempo en que los que adoran a Dios el Padre lo harán como se debe, guiados por el Espíritu, porque así es como el Padre quiere ser adorado. ¡Y ese tiempo ya ha llegado!
Ahora debo necesariamente aclarar que todo esto es independiente a la salvación, no estoy discutiendo tu salvación, estoy diciendo que puedes ser salvo y no estar honrando a Dios por ser emergente, y no tienes el apoyo de Dios como los exitosos espirituales.
¿Porqué?
Hay muchos factores, como el estar desenfocado de la verdad Bíblica, el estar en Dios, pero no en el enfoque como él quiere que ya transmitió en su palabra, pues no lo honras de verdad, lastimosamente eso es una realidad y se ve reflejado en tu vida, en poco éxito espiritual. Debes comenzar a despojarte de todo lo que has aprendido, como dicen, aprender a desaprender, para crear un ambiente de fe, como Dios lo ha ya establecido en su palabra, de otra manera andarás en la vida sin tener poder de lo alto, sin tener éxito espiritual, y dependiendo siempre que otros hagan el trabajo difícil que tú ya deberías estar haciendo. ¿Piensas que Dios no te lo va a reprochar?
Hebreos 5:12 TLA Con el tiempo que llevan de haber creído en la buena noticia, ya deberían ser maestros. Sin embargo, todavía necesitan que se les expliquen las enseñanzas más sencillas acerca de Dios. Parecen niños pequeños, que no pueden comer alimentos sólidos, sino que sólo toman leche.
De dos hermanas amigas del Señor que eran salvas, una estaba sirviéndole al Señor, pero desenfocada mente, mientras que la otra, había elegido la mejor parte, que era estar cerca del maestro, aprendiendo de él, escuchando su dirección, tomó la mejor parte, y eso, nadie se la iba a quitar.
Lucas 10:39-42Traducción en lenguaje actual (TLA)
39 En la casa también estaba María, que era hermana de Marta. María se sentó junto a Jesús para escuchar atentamente lo que él decía. 40 Marta, en cambio, estaba ocupada en preparar la comida y en los quehaceres de la casa. Por eso, se acercó a Jesús y le dijo:
—Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola, haciendo todo el trabajo de la casa? Dile que me ayude.
41-42 Pero Jesús le contestó:
—Marta, Marta, ¿por qué te preocupas por tantas cosas? Hay algo más importante. María lo ha elegido, y nadie se lo va a quitar.
De esto es de lo que hablo, que los exitosos espirituales, son los que siempre están dispuestos a pagar el precio para estar más cerca del Jesús y por esto van a la vanguardia espiritual. Esto es lo que acontece en nuestra porción Bíblica principal, 7 hijos de Esceva, estaban sirviéndole a Dios, pero no eran exitosos en lo que hacían, ya que un solo espíritu maligno que habitaba en un solo hombre, los venció, los golpeó a los 7, estos lograron huir, pero completamente heridos, mientras que el ministerio de Pablo tenía todo el apoyo de Dios, tan solo su ropa sanaba que había dejado atrás sanaba, cuando llevaban pañuelos para que tocaran su ropa, y estos después eran puestos en los enfermos, sanaban. Pablo era exitoso espiritualmente hablando, mientras que los 7 hijos de Esceva no lo eran. Esto te podría estar pasando a ti, no eres efectivo en las cosas de Dios al igual que los 7 hijos de Esceva, porque no dijeron que en el nombre de Jesús a quién yo predico, sino a quién Pablo predica, no a quién yo predico, y conozco.
Nuestro salvador habló de un precio, y es obedecerlo en todo, tomar la cruz de tus problemas y aun así seguirlo a donde él te lleve, y volver a obedecerlo cada vez, en el reto que él te ponga.
Mateo 10:38 NTV Si te niegas a tomar tu cruz y a seguirme, no eres digno de ser mío.
Otro punto importante es que lo que tú quieres con tu voluntad, no es tan importante, debes saber escuchar, la cruda verdad de Cristo, y aún después de todo eso, poder seguirlo, sin importar tus propios deseos, es rendir los tuyos, a los suyos.
Mateo 16:24 NTV Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.
TLA Luego Jesús les dijo a sus discípulos: «Si ustedes quieren ser mis discípulos, tienen que olvidarse de hacer su propia voluntad. Tienen que estar dispuestos a cargar su cruz y a hacer lo que yo les diga.
NO SOLAMENTE DEBES TOMAR TU CRUZ, SINO TAMBIÉN A HACER LO QUE ÉL TE DIGA. ¿ESTAS DISPUESTO?
Una vez más el Señor, habla que es necesario morir para poder vivir,
Lucas 14:27 TLA Si ustedes no están dispuestos a morir en una cruz, y a hacer lo que yo les diga, no pueden ser mis discípulos.
Indudablemente con Jesús, debemos dejarlo todo, ese es un requisito para poder ser del maestro en verdad.
Marcos 10:21 TLA Jesús lo miró con amor y le dijo: —Sólo te falta hacer una cosa. Ve y vende todo lo que tienes, y reparte ese dinero entre los pobres. Así, Dios te dará un gran premio en el cielo. Después de eso, ven y conviértete en uno de mis seguidores.
Este fue el reclamo de Pedro: ¿lo hemos dejado todo por seguirte, que recibiremos a cambio?
Mateo 19:27 NTV Entonces Pedro le dijo: —Nosotros hemos dejado todo para seguirte. ¿Qué recibiremos a cambio?
Lucas 18:28 TLA Pedro le dijo: —Recuerda que nosotros dejamos todo lo que teníamos, y te hemos seguido. 29 Jesús les respondió: —Les aseguro que si alguno ha dejado su casa, su esposa, sus hermanos, sus padres, o sus hijos, por ser obediente al reino de Dios, 30 sin duda recibirá aquí mucho más de lo que dejó. Además, cuando muera, vivirá con Dios para siempre.
Hay muchas personas que irán a la condenación eterna porque no van a querer dejar sus riquezas por ir en pos de Cristo, lamentablemente, ellos son como el joven rico, pero unos pocos escogidos sí lo harán, si es necesario dejarán, su reputación, su religión, sus antiguas enseñanzas, por amor al Señor que los amó, y obedecerán, a toda costa, por lo nuevo que recibirán del Jesús.
Marcos 8:38 TLA » Delante de esta gente malvada que rechaza a Dios, no se avergüencen de mí ni de mis palabras. Si lo hacen, yo, el Hijo del hombre, me avergonzaré de ustedes cuando venga con el poder de mi Padre y con sus ángeles.»
NTV Si alguien se avergüenza de mí y de mi mensaje en estos días de adulterio y de pecado, el Hijo del Hombre se avergonzará de esa persona cuando regrese en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».
Mateo 11:6 DHH ¡Y dichoso aquel que no encuentre en mí motivo de tropiezo!»
Increíblemente, hay personas que no se avergüenzan de su adulterio y del pecado que tienen en éstos días, pero si se avergüenzan del Señor Jesucristo y de su mensaje, que a veces pueda sonar duro.
Necesitamos pedirle al Señor un corazón ensanchado para volver a retomar toda la Palabra de Dios, con toda nuestra vida, estudiándola por completo, con pasión, clamando a Dios por inteligencia para no esquivarla, cortarla, reducirla o minimizarla, aplicándola a todas las áreas de nuestra vida para que, finalmente, nuestro Señor sea glorificado por el Poder de su Palabra.
Ahora te diré 7 grandes miedos que debes superar para ser un exitoso espiritual.
1. El miedo a la crítica.
Que no te preocupe lo que los otros dicen, sino lo que Dios dice de ti.
2. Miedo a la pobreza. Si seguir a Jesús te hace pobre por un lapso de tiempo. ¡Gloria a Dios! No debes temer, Dios se ocupa de ti, y no dejará, ni te probará, más allá de lo que puedas soportar. Además, Dios siempre te devolverá con creces lo que te quitó. Santiago 2:5 LBLA Hermanos míos amados, escuchad: ¿No escogió Dios a los pobres de este mundo para ser ricos en fe y herederos del reino que El prometió a los que le aman? Lucas 6:24 NTV »Qué aflicción les espera a ustedes, los que son ricos, porque su única felicidad es aquí y ahora.
Lucas 12:16-21. Nueva Traducción Viviente (NTV) 16 Luego les contó una historia: «Un hombre rico tenía un campo fértil que producía buenas cosechas. 17 Se dijo a sí mismo: “¿Qué debo hacer? No tengo lugar para almacenar todas mis cosechas”. 18 Entonces pensó: “Ya sé. Tiraré abajo mis graneros y construiré unos más grandes. Así tendré lugar suficiente para almacenar todo mi trigo y mis otros bienes. 19 Luego me pondré cómodo y me diré a mí mismo: ‘Amigo mío, tienes almacenado para muchos años. ¡Relájate! ¡Come y bebe y diviértete!’”. 20 »Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?”. 21 »Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios es un necio».
3. Miedo a la vejez (y a la muerte)
Benjamín Franklin una vez dijo “Muchas personas mueren a los 25 años, pero son enterrados a los 75”. Para algunos individuos, esta muerte metafórica – cuando deciden instalarse en un estilo de vida mediocre – llega incluso antes de los 25 años. Ellos creen que nunca lograrán sus sueños y renuncian por adelantado. Con Jesús, tú mueres a ti mismo, pero vives por él y para él, hay que morir, para vivir.
4. Miedo al fracaso. Es aquí cuando las personas hacen la temida pregunta “¿Y si…?”, excepto que típicamente está fraseada de forma negativa: “¿Y si no funciona?” “¿Y si fracaso?” “¿Y si no les gusto?”. Estas son las preguntas equivocadas. En lugar de pensar en todas las maneras en las que podrías fracasar, ¡concéntrate en todas las maneras en las que podrías triunfar! Incluso si te equivocas o cometes un error, tienes la oportunidad de corregir el rumbo. Debes fallar antes de vencer. Cada maestro fue alguna vez un desastre, así que no dejes de tratar.
5. Miedo de ofender a otros.
Aquí hay algo que alguien dijo el otro día: “Yo no voy a llamar a Recursos Humanos hasta que ellos me busquen con un ofrecimiento de trabajo. Además, podría molestarlos y no quiero que me vean muy necesitado. Solo esperaré en el teléfono. Si no obtengo ese trabajo, entonces no era mi destino tenerlo. Si los llamo, podría arruinar mis oportunidades y no obtener el trabajo”. Esta es la forma incorrecta de verlo. Creo firmemente que las personas deben ser audaces en sus actos si desean conquistar sus metas. Muchas personas temen ofender a otra con la auto promoción por miedo a aparecer arrogantes. No obstante, nadie reconocerá tus talentos a menos que se los muestres.
6. Miedo a quedar en ridículo.
Muchas veces vemos nuestros atuendos y decimos “No me voy a poner esto hoy. Me voy a ver tonto. Tal vez otro día”. Pero, ¿por qué no? Muchas veces actuamos como si lo que queremos fuera malo, pero debemos tener más fe en nuestra capacidad de decisión. Necesitamos poner nuestras capacidades a prueba, ya sea que vayamos a dar un discurso, escribir artículos, grabar videos o cualquier otra cosa. Millones de las mejores decisiones se hicieron “en caliente”. Personas de todo el mundo en el transcurso de la historia se han desviado de sus planes originales para alcanzar el éxito. Descubre quién eres y cuál es tu estilo. Muchas veces deberás empezar por descubrir quién no eres. Confía en tu instinto y reconoce que estás tomando las decisiones correctas. Solo te verás ridículo si te quedas congelado.
7. Miedo al éxito.
Muchas veces, las personas temen ser las mejores versiones de sí mismas. Tienen miedo de cómo es su verdadera expresión personal, que es de lo que se trata realmente el éxito. Ven a otras personas y piensan “Yo podría hacerlo también” o “¿Por qué eso no me pasa a mí?” En realidad, temen recibir fama, riqueza espiritual, reconocimiento y amor. A la gran mayoría de nosotros nos enseñaron que nunca podríamos ser exitosos en la vida. Muchas familias operan bajo la creencia de que lograr los sueños no es realista, así que nunca impulsan a sus hijos. Asumen que es imposible porque no lograron ellos mismos. En lugar de adoptar este esquema de pensamiento, cree en que vas a lograr un éxito masivo en el camino. Al final del día, todos los miedos anteriores se superan con fe y amor. Si sabes lo que quieres, toma los pasos necesarios para afrontar tus miedos y lograrás más de lo que esperas en la vida, más de lo que obtendrías si dejas que la duda y la incertidumbre te dominen.
Vamos a orar.
Gracias Padre por hablarme de esta manera, lo necesitaba, ¿sabes? Yo no me quiero equivocar, pero si vivo confiando en ti, es imposible que me equivoque, no quiero tener ningún miedo, solo te quiero ganar a ti, tu eres lo más importante, debo dejar atrás cosas, aquellas que tú me estás diciendo, debe ver hacia adelante y caminar contigo, juntos de la mano, tú me amas y jamás me harías daño, debo confiar en ti, y seguirte en este tu camino que me pones hoy, no importa si para ser tú, dejo de ser yo, de eso se trata, y así lo dijo, Juan el Bautista, “Él debe aumentar pero yo debo disminuir.” Juan 3:30. Hazlo Señor, obra en mí, llévame a donde tú me quieras llevar, estoy en tus manos, estoy en buenas manos, tú quieres lo mejor para mí, ayúdame a morir a mí mismo. Tu dijiste en Juan 12:24: De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. Hazme morir a mí mismo para que te dé mucho fruto. Padre te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.

¡Hacia dónde vamos los cristianos!

 

Proverbios 29:18. NTV Cuando la gente no acepta la dirección divina, se desenfrena. Pero el que obedece la ley es alegre.
NVI Donde no hay visión, el pueblo se extravía; ¡dichosos los que son obedientes a la ley!
Habacuc 2:2 Y el Señor me respondió: «Escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido.
NTV Entonces el Señor me dijo: «Escribe mi respuesta con claridad en tablas, para que un corredor pueda llevar a otros el mensaje sin error.
TLA Y Dios me respondió: «Voy a darte a conocer lo que está por suceder. Escríbelo en unas tablas, para que se lea de corrido.
Es bien conocido que cuando no hay visión, las personas se extravían, cuando no se sabe lo que se quiere, no se pelea por nada, cuando no se ha escuchado lo que Dios quiere, pues no se hace, se pierde el tiempo haciendo vanidades, de ahí el dicho, “el tiempo perdido hasta los santos lo lloran”. Pero cuando se sabe hacia a donde se va, y cuando se sabe lo que se quiere, entonces se camina en esa dirección, y se pelea con todas las fuerzas y perseverancia hasta alcanzarlo.
Hoy en día, muchas personas carecen de estas cosas, porque no han sido instruidos en sus hogares en la visión de Dios desde pequeños, y porque tampoco leen, la Biblia, entonces son ignorantes de la voluntad de Dios. Por esto es que hago esta prédica como un recordatorio de: ¡Hacia dónde vamos los cristianos!
Para comenzar debo comparar, la vida de los patriarcas y el pueblo de Israel, para conocer nuestro viaje, el de ellos fue físico, el de nosotros es espiritual, pero también físico, de cierta manera.
Abraham debía recorrer una tierra, caminaría solo con la dirección de Dios, a donde se la mostrase. En la vida de Abraham, en Génesis 12, vemos que, en esa tierra a donde Dios le iba llevando, era solitaria, entonces Abraham podía adorar, pero en la que Dios no le mostraba, solo tenía problemas y no podía adorar. Su padre Taré, “el que se retrasa”, dice Génesis 11 que salió de Ur, (Luz) una ciudad idolatra, a la que encendía muchas antorchas de adoración, y todo se iluminaba, de ahí su nombre, con su hijo Abram, Saraí, Lot, y sus cosas, hacia Canaán, pero no podía irse por el camino más corto que era caminar al este a occidente, e ir bajando u poco hacia el sur, porque hay un desierto, de modo que tienen que recorrer, 960 kilómetros en dirección hacia al norte, llegaron a Harán, cuyo significado es “producir de la nada” porque Dios hizo al hombre de la nada, Harán fue hermano de Abraham, e hijo de Taré. Cuando Llegaron a Harán bajo la dirección de Taré, allí se quedó Taré y murió de 205 años.
Dios le dice a Abram, que se marche con su mujer, Abram obedece y también se lleva sus cosas, sirvientes y a su sobrino Lot, camina sin parar 700 kilómetros al sur, hacia Canaán, y llega a Siquém, que significa “Hombro”. Desde Ur, a Harán, a Siquém, Abraham había recorrido unos 1660 kilómetros. Allí en Siquém pudo adorar, había llegado a la tierra prometida, luego camina más hacia el sur, a Betel, allí también pudo adorar y se estableció un tiempo, pero como suponen, había hambre, entonces el caminó más al sur, y llega al Néguev, allí ya está en el desierto, baja más a Egipto, que significa, “La tierra negra del Espíritu mágico de Ptah, al que le decían el verbo de dios”, de allí el nombre de Egipto. Ptah se le conocía como: Señor de la Magia”, “Señor de la Oscuridad”, “Señor de la Verdad”, “el del hermoso rostro”, “Señor de las Serpientes y de los Peces”, “El Creador”, soberano de todos los dioses al haber creado el mundo a través de la palabra. También se ha sugerido que la palabra es una corrupción de la frase egipcia ḥwt-k3-ptḥ, que significa ‘casa del espíritu (ka) de Ptah’. escrito Hikuptah en las 351 Cartas de Amarna.
Ciertamente allí en Egipto, Abraham (símbolo de los escogidos de Dios) no pudo adorar al único Dios vivo y verdadero, dándonos a entender que la adoración al dios Ptah, es a un falso dios, Jeremías 23:16: 16 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan: os hacen desvanecer, hablan visión de su corazón, no de la boca de Jehová. En Egipto, el Faraón, (símbolo de los reprobados) para quedar bien con Abraham, le da muchas posesiones, porque le quita Saraí, para que fuese una de sus esposas, pero cuando Dios lo enferma y también a su familia, manda a llamar a Abram, lo increpa, y lo expulsa de Egipto. Con esto podemos ver que Abram, no se quería ir de Egipto, por alguna seguridad que ahí tenía, sin embargo, la en aquel lugar, no pudo adorar, se regresa a la zona montañosa de Betel, y se queda nuevamente entre Betel, “Casa de Dios” y la ciudad de Hai, que significa “ruina”. La Biblia registra que allí pudo adorar por tercera vez. (Así nos pasa a los amados de Cristo, que somos símbolo de los escogidos de Dios)
Dios le revela que toda esa tierra en donde estaba Abraham, se la dará a su descendencia que será grande, y que un hijo suyo, será el heredero de su bendición, así como su remanente que serán los que actúen como él, por la fe, o con la fe de Abraham, más no son contados como hijos todos sus descendientes, sino que, solo son contados como herederos de las promesas que Dios dio a Abraham, únicamente el remanente que camine por la fe al igual que Abraham, que caminó con la fe en Dios.
Dios hace un pacto con Abraham, que le dará toda esa tierra a él y a su descendencia, pero que sus descendientes estarán por 400 años siendo esclavos en Egipto, (semejanza de nuestra vida antes de Cristo) pero que Dios los traería a la tierra prometida, (a la vida espiritual en dependencia de Cristo) pero tendría que pelear con los cananeos, los derrotaría y se quedarían establecidos, (significa que tendremos que pelear contra nuestros enemigos, la carne, el mundo y Satanás). Esto es visión, hacia donde se llegará, esta es la que se transmite a la descendencia de Abraham, allí tenemos un panorama bien claro, de la visión, ir hacia donde Dios nos diga, y que, por cierto, ya está escrito todo en la Biblia, y la misión, ir y hacer todo para conquistar la tierra prometida que es Cristo Jesús.
Debemos comparar nuestro caminar con el de Abraham, e Israel. Además, como errantes hasta que Dios nos dice a donde ir, nos muestra la tierra prometida, en nuestro caso es la vida de Cristo en nosotros y la gloria celestial si perseveramos en esa vida. Pero debemos tomar en cuenta que solo podemos adorar en el monte santo, en Betel, en el Sinaí, en el monte de los olivos, cuando estamos en casa de Dios, pero cuando bajamos a Egipto, no podemos adorar, solo tendremos problemas. Debemos marcharnos de Egipto, y buscar nuestro lugar de adoración, cuanto antes debemos salir de Egipto si tan solo metimos una mano, un pie o una pierna, y escapar, por esto la Biblia nos previene en Apocalipsis 18:4-5. Y oí otra voz del cielo que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis de sus plagas; 5porque sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus iniquidades.…
Génesis 15:17 NTV Después de que el sol se puso y cayó la oscuridad, Abram vio un horno humeante y una antorcha ardiente que pasaban entre las mitades de los animales muertos.
Aunque ya vamos caminando bajo la nube, todos participamos de Cristo, porque participamos de la nube, del maná, y del Agua sacada de la roca espiritual, que es Cristo, a la vez debemos pelear contra la idolatría y la desobediencia, pero todos bebimos de la misma agua, comimos del mismo pan, y caminamos bajo la misma nube, pero no todos le creen de verdad a Dios, de manera que, acá tenemos una visión clara hacia dónde vamos: y es hacia la tierra prometida, hacia un estado mejor con Dios aquí en la tierra, vamos a guardarnos para Cristo, vamos a perseverar, vamos a querer estar bien con Dios, vamos a agradarlo, sin volver a ver hacia atrás como la esposa de Lot, vamos a ser ofrendas santas para Dios, aunque vamos en el desierto, nos guía un horno de fuego, que nos purifica en el desierto, y una antorcha de luz verdadera que es la de Cristo Jesús. Estamos participando del bautizo de Cristo, para entrar a su tierra prometida, vamos peleando contra gigantes, y para triunfar debemos tener los brazos levantados mientras peleamos, debemos estar en oración constante a Dios, y así prevalecemos sobre nuestros enemigos, igual que cuando Moisés, cuando levantaba las manos para orar, Israel prevalecía, cuando se cansaba y las bajaba, sus enemigos tendía a ganar, entonces le levantaron los brazos entre dos personas, y al final, Israel ganó la batalla.
Debemos orar y pedir la visión para no extraviarnos, debemos trabajar para Dios, hacer todo para la gloria de Dios y como para Dios, debemos apartarnos del mundo todo cuanto podamos, pero a la vez debemos estar adentro para dar testimonio de la vida de Cristo. Vamos hacia un estado de purificación, este era el principio por el cual Abraham levantaba un altar, ya que después de caminar desde Harán, desde el desierto, o desde Egipto, significaba una purificación de su vida anterior, es lo mismo con Cristo, adorarlo significa, reconocer que él es mi luz, mi antorcha, mi horno, mi Dios y mi todo, yo vengo a buscarlo para que me limpie y porque él quiere limpiarme, y a reconocer que él es un Dios grande, soberano y todo poderoso, el verdadero Dios, el verbo de Dios.
Vamos a levantar todo lo que signifique, engrandecer su reino, vamos a estar cerca de él, para reflejar su amor, para ser su brazo de acción misericordiosa. Vamos hacia su visión, a traerle almas, para lograr todo esto, debemos estar completamente, al cien por ciento, dedicados a Jesucristo, vamos a ser compañerismo con él, vamos a adorarlo, a servirlo, a evangelizar, a bautizarnos, y tomar de su santa cena, para participar con él de todo, y también de sus padecimientos para así también vivir de su vida de resurrección. Somos uno solo con Jesucristo, él es nuestro amado, nuestro redentor, salvador, sabiduría, justicia, él es nuestra vida. Vamos a rendirle frutos, vamos a hacer cosas tangibles para él, no nos avergonzamos de Cristo, y él no se avergüenza de nosotros ante el Padre, somos sus hijos y lo representamos, vamos a ir a hacer el bien al pobre, al enfermo, al necesitado, al preso, al que no tiene a nadie, allí vamos.
Vamos a orar.
Gracias Jesús, gracias Padre celestial, y gracias Espíritu Santo de Dios, por amarme, por decirme hacia a donde voy, voy a ser uno solo contigo, a estar fundido contigo para siempre desde acá en la tierra, y después allá en el cielo, cuando no hay oportunidades, tu eres mi oportunidad, y la mejor de todas, me siento orgulloso de ti, de tu vida, de tu amor, de quién eres. Ayúdanos a hacer todas las cosas para ti, mientras nos prestas vida, ayúdanos a rendirte frutos y honores, que todo sea en Espíritu y en verdad, para tu gloria, para engrandecer tu hermoso y maravilloso reino que nosotros representamos aquí en la tierra. En el nombre de Jesús, amen y amén.

¡Dejen que el Espíritu les de vida!

Gálatas 5:25 PDT Ya que el Espíritu nos da vida, debemos dejarlo que nos guíe.

Salmos 32:8 NTV 8 El Señor dice: «Te guiaré por el mejor sendero para tu vida; te aconsejaré y velaré por ti.

Romanos 8:6 NTV, Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz.

Debemos reconocer que hay cosas en las que fallamos rotundamente para con Dios y nuestros semejantes, es por causa de la debilidad de nuestra carne. Quisiéramos servir a Dios en un estado celestial casi parecido al de los ángeles, pero nos cuesta cuando vienen tiempos de prueba para nuestra carne, y esta no presenta ninguna fortaleza en sí, sino pura debilidad. En esos tiempos es cuando fallamos, pero también Dios lo ha hecho de esa manera para que dependamos de él, de su fortaleza y nos olvidemos de quienes somos, para ponerlo en su lugar por medio de la fe. Él es el Dios poderoso, el rey soberano, que nunca pierde una sola batalla. No se rinde, no se cansa, su poder es infinito.
Para que no pongamos la confianza en nosotros mismos sino en Dios quién da vida a los muertos. Esto fue lo que dijo el Apóstol Pablo cuando fue probado más allá de lo que podía pensar.
2 Corintios 1:8-9. Porque no queremos que ignoréis, hermanos, acerca de nuestra aflicción sufrida en Asia, porque fuimos abrumados sobremanera, más allá de nuestras fuerzas, de modo que hasta perdimos la esperanza de salir con vida. 9De hecho, dentro de nosotros mismos ya teníamos la sentencia de muerte, a fin de que no confiáramos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos, …
Cuando tenemos una lucha tremenda que yo la describiría como: La voz de la carne, Vs la voz del Espíritu. En los hijos de Dios, siempre gana el Espíritu sobre la carne, por muy feroz que esta lucha pueda llegar a ser, ya que Jesucristo resucitó y ha vencido los poderes que gobiernan este mundo. Alegrémonos porque el Espíritu nos da vida.
Lo dice la Biblia en la lucha contra el pecado en Romanos 7Nueva Traducción Viviente (NTV)
14 Por lo tanto, el problema no es con la ley, porque la ley es buena y espiritual. El problema está en mí, porque soy demasiado humano, un esclavo del pecado. 15 Realmente no me entiendo a mí mismo, porque quiero hacer lo que es correcto, pero no lo hago. En cambio, hago lo que odio. 16 Pero si yo sé que lo que hago está mal, eso demuestra que estoy de acuerdo con que la ley es buena. 17 Entonces no soy yo el que hace lo que está mal, sino el pecado que vive en mí.
18 Yo sé que, en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa no existe nada bueno. Quiero hacer lo que es correcto, pero no puedo. 19 Quiero hacer lo que es bueno, pero no lo hago. No quiero hacer lo que está mal, pero igual lo hago. 20 Ahora, si hago lo que no quiero hacer, realmente no soy yo el que hace lo que está mal, sino el pecado que vive en mí.
21 He descubierto el siguiente principio de vida: que cuando quiero hacer lo que es correcto, no puedo evitar hacer lo que está mal. 22 Amo la ley de Dios con todo mi corazón, 23 pero hay otro poder[d] dentro de mí que está en guerra con mi mente. Ese poder me esclaviza al pecado que todavía está dentro de mí. 24 ¡Soy un pobre desgraciado! ¿Quién me libertará de esta vida dominada por el pecado y la muerte? 25 ¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor. Así que ya ven: en mi mente de verdad quiero obedecer la ley de Dios, pero a causa de mi naturaleza pecaminosa, soy esclavo del pecado.
¿Quién nos librará de peligros aflicciones y del pecado?
Gracias a Dios por Jesucristo, quién nos libra de pecado, gracias a Dios porque nos ha dado su Espíritu Santo, quién estoy seguro mora en los corazones de los que creemos en Jesucristo, de los que lo alabamos y adoramos, los que nos bautizamos, los que hacemos la cena del Señor, los que tenemos compañerismo con él, los que le servimos, y todo debido a su gracia, a su amor inagotable, y a sus palabras que es decreto, poderosa e irresistible en nosotros.
Somos santos porque su Espíritu Santo mora, habita, vive en nosotros los que tenemos su fe, por tanto, el Espíritu tiene una función en nuestros corazones, y es no dejarnos morir cuando pecamos, porque el pecado es muerte, su función es darnos vida, y vida abundante, su función es presentarnos a Jesucristo y su gran poder por la fe, para que, al creer en él, corran sus ríos de limpieza y agua viva, desde nuestro interior. Así da la vida suya, vida y naturaleza de Dios en nosotros, se hacen efectivas en éstas vasijas de barro. La función del Espíritu, es enseñarnos toda la justicia de Dios, lo que Dios quiere que hagamos. También su función es llevarnos a toda verdad, es convencernos de pecado, de quién es Jesucristo, él es Dios que ya venció a los poderes que gobernaban a este mundo, y que Satanás ya está vencido.
Miremos lo importantísimo que es el trabajo del Espíritu Santo, que entre más débiles nos volvemos por decreto de Dios, su poder se perfecciona en nuestra debilidad.
Esto es algo difícil de entender, a veces yo me he encontrado discutiendo con Dios, del porqué de mis pruebas y el Espíritu me convence de que debo aceptar que él, con todo eso, me está haciendo más débil, para que su poder se perfeccione en mi debilidad, entonces cuando lo escucho, ya no me quiero oponer. En ese momento, le lloro pidiéndole perdón, por querer dar patadas contra el aguijón, y le digo que está bien, que lo haga, porque entiendo que me conviene.

Debo decirte en este momento, que Dios, tiene un propósito secreto, y es volverte más débil para que hagas Pancracio con él: Pancracio es una palabra griega que significa “todos los poderes” y “todas las habilidades”, antecesora a las artes marciales mixtas de hoy en día. Todos los poderes en una lucha cuerpo a cuerpo en al cual, si utilizas todos sus poderes y habilidades, siempre ganas. El Pancracio con Cristo, es permitirle que él luche cuerpo a cuerpo contra tu carne, contra el pecado, contra el mundo, contra satanás, por medio de la vida que da su Santo Espíritu, con todos sus poderes, y que tú también lo hagas junto a él, y como dije, en contra del mundo, la carne y satanás, para vencer en esta guerra sin cuartel.

1 Corintios 6:17 NTV, Pero la persona que se une al Señor es un solo espíritu con él.
TLA En cambio, quien se une al Señor Jesús se hace un solo cuerpo espiritual con él.
1 Corintios 2:16 NTV Pues, «¿Quién puede conocer los pensamientos del Señor? ¿Quién sabe lo suficiente para enseñarle a él?». Pero nosotros entendemos estas cosas porque tenemos la mente de Cristo.
TLA Como dice la Biblia: «¿Quién sabe lo que piensa el Señor? ¿Quién puede darle consejos?» Pero nosotros tenemos el Espíritu de Dios, y por eso pensamos como Cristo.
A estas alturas debes entender que, si estás en Cristo, posees las dos naturalezas, la naturaleza de Cristo, y la naturaleza pecadora de Adán.
Salmos 82:6-7 TLA » Ya les he dicho que ustedes son dioses, que son hijos del Dios Altísimo; NTV 7Pero morirán como simples mortales y caerán como cualquier otro gobernante”».
Juan 10:34-36Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: “YO DIJE: ¿SOIS DIOSES? 35Si a aquellos, a quienes vino la palabra de Dios, los llamó dioses (y la Escritura no se puede violar), 36 ¿a quién el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: “Blasfemas, porque dije: “Yo soy el Hijo de Dios?…
Tu compañerismo con él espíritu es indispensable, debes entender que tu mente y la suya, se han unido para siempre en una misma, ya son una sola, por lo tanto, el Espíritu en tu mente te pone imágenes, intensiones, deseos, pensamientos, sentimientos, realidades, verdades, palabra de Dios, versículos Bíblicos, el consejo de Dios, te muestra quién es Jesús en tu mente, para convencerte de algo que él quiere. A esto le llamamos ejercicios espirituales, de manera que debes entender que tú ayudas a sus ejercicios espirituales cuando te pones a meditar en esas imágenes verdaderas. Yo digo que soy un rumiante, porque me gusta volver a masticar en mi mente esas cosas, por ejemplo, cuando me doy cuenta de una realidad suya, o de una verdad, yo quiero que se me quede escrita en mi corazón y me entrego confiadamente a esa verdad, porque sé que Dios no miente, ni puede fallar, entonces vuelvo a pensar en ella, una y otra vez, hasta que llego a un punto que es innegable, todo esto fue el trabajo del Espíritu Santo en mi espíritu humano.
Colosenses 3:15-17. Y que la paz de Cristo reine en vuestros corazones, a la cual en verdad fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. 16Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría enseñándoos y amonestándoos unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en vuestros corazones. 17Y todo lo que hacéis, de palabra o, de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.
Qué grande es el poder de Dios, y como puede convencer cuál es su voluntad, que podemos ganar a ejércitos que nos superan, mil por uno o diez mil, más a ti no llegará. Hace poco vi un programa de History Chanell, que se llama: “Vivir para contarlo”, cada capítulo trata de cómo soldados del Ejército norteamericano sobrevivieron a fuertes combates en Irak, o Afganistán, cuando sus enemigos los multiplicaban 3, o 5, 10 a uno, sino más. En un capítulo, me impresionó como la madre de un soldado, contó que le dijo a su hijo un sueño que había tenido, en el cual, él moría en Afganistán, por un artefacto explosivo que alguien activaba al tocar con el pie, un alambre. Esto cuando terminaban de pasabar un puente pequeño. Y así fue, el joven soldado murió de esa manera en ese viaje, sus compañeros narraron todo el incidente, el soldado murió por la explosión, voló en partes y su cuerpo voló en miles de pedazos, nunca lo encontraron, excepto por partes del equipo que él andaba, así identificaron que había muerto y porque ya apareció, y no regresó con los heridos.
Yo me recordé de varios sueños que yo he tenido y de cómo se me han cumplido, también recordé que Dios está en control de todo, él está gobernando, él dice quien vive, y quien muere, cuando dónde y cómo, cuándo ha decretado el fin de cada quién. Pero también él dice que no le temas a quienes pueden matar el cuerpo, más bien que temamos a quien tiene el poder de mandar nuestras al más al infierno, es decir, a él, a Dios. Su palabra dice que nuestros cabellos están contados, que, por más afán, no podremos hacer que crezcamos más, y que nuestros días de vida en la tierra ya han sido dados por él, están contados, él es quién da y quién quita.
Entonces Dios ya sabe lo que va a pasar porque él es quién ha escrito todo lo acontecimientos de los hombres, y su fin, antes de la fundación de la tierra, incluso en qué los va a dejar que se equivoquen, quién son la cizaña, y el mal que los dejará hacer, pero él es el Santo, Santo, Santo, el mismo de ayer, hoy, y por los siglos. Me puse a meditar que Jesucristo es Dios, que está sentado en su trono, y gobierna la tierra, con su cetro de poder, y también tiene esta función, además de salvar a los suyos, entonces me volqué más hacia el rey soberano. Ahora estoy más consiente que él es quién determina el futuro de cada hombre, entonces le hablo con más confianza a mi rey soberano, mi compañero, quién manda, quién tiene todo el poder, y está reinando. La biblia dice que Dios le dio toda autoridad sobre el cielo y la tierra, y que en la trinidad él tiene la preeminencia. Tampoco dice que el Padre ni el Espíritu están subordinados al Hijo, sino que la trinidad actúa como un todo, y que este es el tiempo de exaltar a Jesús y su santo nombre, todo dado por Dios, el Padre. Recordemos que Dios es Dios, y él es el mismo ayer hoy, y por los siglos, el no cambia, ni se fatiga, entonces, al decir que el Padre ha dejado a cargo al Hijo resucitado, de toda la creación, aparte de ser un hecho, le da el puesto de Dios, al hombre divino resucitado. Ninguna persona de la trinidad es menos en nada, sino que el Dios “trino uno”, se glorifica más. Éste es el tiempo de Cristo, pero después le entregará todo al Padre.
Entonces ya estoy consciente de quién es Jesucristo y su gran poder, él controla el curso de la historia y sus acontecimientos porque es Dios, él tiene el poder para hacer y detener, el pude cambiar el curso de los acontecimientos para mi favor, si tan solo se lo pido con una gran fe.
Es increíble pensar que Dios prueba la fe de sus Hijos de diferentes formas, a algunos les dio y probó su fe, con grandes combates que nunca hubiesen imaginado que iban a librar, como por ejemplo el asedio de la isla de Malta por parte del Imperio Otomano en el año 1565. Los monjes de la orden de malta, eran 700, y Dios les probó su fe, cuando 40,000 Turcos Otomanos invadieron la isla, la sitiaron le lanzaron 170,000 balas de cañones, y fueron repelidos al mando de Jean Parisot de la Valette, de 71 años, y finalmente fueron vencidos por los monjes cristianos, que con su fe, y nuevas tecnologías con pólvora mezclada con otros componentes, hicieron granadas de cerámica, lanza llamas, ruedas encendidas que lanzaban hacia los soldados enemigos, rifles que recargaban en 30, segundos, espadas ligeras, jabalinas y una gran valentía, al verse vencidos los turcos se retiraron. La Valette dijo, con qué gran gloria me corona Dios a mis 71 años, me ha dado esta gran victoria, y ahora el islam, no podrá entrar a Europa, ni podrán controlar las rutas marítimas.
Debes entender que tu carne puede estár haciendo su actividad, en algún aspecto, propia de su naturaleza pecadora, esto así es, y no creo que ese sea el problema, lo que pienso que es un grabe problema, es si el Espíritu Santo no está eliminando esos pecados, al convencerte, y llevarte a Jesús que quita el pecado del mundo. Ese si es el problema.
16Por eso les doy este consejo: dejen que el Espíritu guíe su vida y no complazcan los deseos perversos de su naturaleza carnal. 17Nuestra naturaleza carnal desea lo que está en contra del Espíritu y el Espíritu desea lo que está en contra de la naturaleza carnal. Los dos se oponen. Por eso resulta que ustedes no están haciendo lo que realmente quieren, 18pero si se dejan guiar por el Espíritu, quedan libres de la ley. Examinate si estás en la fe de Jesucristo, si no lo estás, no vas a entrar al reino de los cielos, el pecado finalmente te producirá la muerte espiritual y física, e irás a condenación eterna.
Gálatas 5:16-26
19Está muy claro que las cosas que hace nuestra naturaleza carnal son: inmoralidad sexual, impureza, descontrol, 20idolatría, participar en brujerías, odio, discordia, celos, iras, rivalidades, peleas, divisiones, 21envidias, borracheras, parrandas y otras cosas parecidas. Ya les advertí contra eso y ahora les vuelvo a decir lo mismo, que todos los que hacen eso no tendrán parte en el reino de Dios.
22En cambio, el Espíritu produce amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23humildad y dominio propio. No existe ninguna ley en contra de esas cosas. 24Todos los que pertenecen a Cristo han crucificado su naturaleza carnal con sus pasiones y sentimientos egoístas. 25Ya que el Espíritu nos da vida, debemos dejarlo que nos guíe. 26No seamos orgullosos, ni envidiosos ni causemos peleas entre nosotros mismos.
Gálatas 516 NTV. Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. 17 La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones, 18 pero cuando el Espíritu los guía, ya no están obligados a cumplir la ley de Moisés.
Si la carne hace su actividad que es: versículo 19 NTV inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, 20 idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones, 21 envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos.
Si la carne hace esta actividad y el Espíritu no la detiene, o la elimina dándote vida, estas en problemas serios y grabes. Si el Espíritu mata la mayoría de esas obras de la carne, y solo estás produciendo algunas pocas, pero el Espíritu te está dando vida, te limpia, borra los pecados llevándote al arrepentimiento, a pedir perdón y amar a Jesucristo sobre todas las cosas, entonces significa que el Espíritu Santo vive en ti, y vas a ir al cielo, no vas a ir a condenación, significa que pronto pasarás esa prueba y vencerás, luego pasarás una gran parte de tiempo, solo dando el fruto del Espíritu.
Para vencer cualquier mal, lo único que necesitamos es el Espíritu de del Dios vivo.

Zacarías 4:6 NTV Entonces me dijo: —El Señor dice a Zorobabel: “No es por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu, dice el Señor de los Ejércitos Celestiales.

TLA así que el ángel me explicó: —Dios le está mandando un mensaje a Zorobabel, y es el siguiente: “Zorobabel, no hace falta que seas poderoso, ni necesitas un gran ejército; lo único que necesitas es mi Espíritu. Yo soy el Dios todopoderoso, y te aseguro que así es.

Busca al espíritu, deja que te de vida, déjate que te guíe el Espíritu Santo, y vencerás, todo esto se logra por creer en Jesucristo.
Vamos a orar en primera persona.
Dios fiel y poderoso, me has dado promesas maravillosas, tú no te fatigas ni te cansas, y das fuerzas al débil, tú me amas, y me restauras con tu Espíritu poderoso, te doy las gracias, te pido que tu Espíritu haga su obra en mí, para que podamos eliminar el asedio de todo enemigo, tú lo prometiste y yo te creo. Te pido que entres en mi corazón y que me hagas la vida, te pido que siempre estés en mi corazón haciendo la vida, porque tú nunca pierdes a ninguno de los tuyos. Te adoro Jesucristo, vivo para ti, por tu Espíritu. Gracias Padre en el nombre de Jesús.

¡Lo que Dios quiere es bueno, agradable y perfecto!

Romanos 12:2 TLA Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.

NTV No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.

Sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno, eviten toda clase de mal. 1 Tesalonicenses 5:21-22

¿Qué es lo que Dios quiere para mi vida?
Lo que Dios quiere para mi vida es algo que yo debo descubrir, lo que Dios quiere para mi vida es algo que yo debo comprobar, es algo que debo verificar, saber, conocer, distinguir, para hacer. Lo que Dios quiere para mi vida no es lo que yo quiero, lo que Dios quiere para mí, es algo que yo debo experimentar, para saborear, degustar, para tomar una decisión, y seguir ese futuro lugar.
Lo que dios quiere para mi vida, es un lugar y posición en el futuro cercano, inmediato, y distante que él me va a decir por medio de su Espíritu Santo, por medio de su Santa Palabra, y por consejo de obediencia.

Juan 16:13Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir.

Salmos 32:8Nueva Traducción Viviente (NTV)

8 El Señor dice: «Te guiaré por el mejor sendero para tu vida;

te aconsejaré y velaré por ti.

Cuando leemos textos como estos, debemos superponerlos en primera persona, debemos desglosarlos, desarmarlos como un rompecabezas, para analizar cada una de sus piezas o frases, y así entender qué está diciendo cada una, volverlas a armar y entender todo el consejo de Dios. Por ejemplo:
El texto habla de cambiar nuestra manera de pensar. ¿Qué significa esto? Sencillamente que nuestra mente por naturaleza no está cambiada, transformada, puesta al 100% con la de Dios. Esta es la razón, y el por qué el Espíritu Santo está diciendo, no te conformes como eres, necesitas trascender con mí sabiduría y conocimiento, tú estás estancado, porque no sabes cuál es la nueva vida que yo te quiero y voy a dar, por lo tanto, hoy te digo, y dalo por sentado, tu manera de pensar no es como la mía, déjame cambiártela y cámbiala, a la manera de como yo quiero, y verás, comprobarás que es mejor lo que yo tengo para ti, que lo que tu dispones para ti.
Ustedes tienen un modelo, y es el mundo, no vivan bajo ese modelo, que destruye sus vidas, vivan según el modelo que yo quiero que hagan, el mundo tiene un criterio y es el que se te ha pegado como un paradigma, pues si lo cambias a como yo quiero y digo, cambiará tu manera de vivir.
Ya no vivan como vive todo el mundo, muy por el contario cambien su manera de ser y de pensar, solo así podrán saber qué es lo que Dios quiere. Esto es muy profundo, porque lo vamos a comprobar quizá poco a poco, y lentamente, que lo que Dios quiere para nosotros, es bueno, agradable y es perfecto.
Todo lo que Dios quiere para mi vida, es bueno, agradable y perfecto. Efesios 5:17 Así pues, no seáis necios, sino entended cuál es la voluntad del Señor.
¿Qué es bueno, agradable y perfecto?
Bueno: pues que obra bien, del latín bonus, hace referencia a aquello que tiene bondad, por lo tanto, es útil para mí, es algo que me va a agradar, es algo muy gustoso, o extremadamente gustoso, es algo que es muy divertido, y también muy apetecible.
Bueno: En el caso de una persona, alguien bueno es aquel que muestra una tendencia natural a hacer el bien.
Bueno también es aquello que supera a lo común. La filosofía resalta que el concepto de que lo que es bueno, es lo que está bien. Nociones como bueno y bondad pueden definirse por oposición a otras como malo y maldad. De esta manera, puede decirse que bueno es aquello que no es malo y viceversa:
La voluntad de Dios es buena, no mala, proviene de su bondad, es útil para mi vida, me agrada, es gustosa, y extremadamente gustosa, es divertida y también apetecible. Cuando comprobamos en la vida, que lo bueno que Dios quiere para nosotros, es opuesto a lo malo, a lo que produce, desagrado, que no es bueno, que no será útil, que no es divertido, ni deseable, ni apetecible, entonces tenemos el panorama bien claro. Si tenemos vivencias que nos producen lo contrario a bueno, eso no es lo que Dios quiere para nosotros. Si tenemos vivencias que nos producen angustia, esa situación y lugar, no es el que Dios quiere para nosotros.
La palabra de Dios es buena para mí, es útil para enseñarme lo que moralmente está mal. Si algo está bien para mí, la regla de fe y conducta que dicta y enseña lo que Dios quiere, es la palabra de Dios, que es lumbrera a mí camino.
2 Timoteo 3:16 NTV Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.
Pero aún faltan otras 2 dos palabras que hay que añadirle para comprobar la buena voluntad de Dios para nosotros.
La segunda palabra es agradable.
Salmos 135:3 ¿Aleluya!, porque el SEÑOR es bueno; cantad alabanzas a su nombre, porque es agradable.
Proverbios 10:32. Los labios del justo dan a conocer lo agradable, pero la boca de los impíos, lo perverso.
Agradable es aquello que genera agrado, satisfacción, gusto, gozo. Este adjetivo puede utilizarse para calificar objetos, situaciones o incluso personas. Agradable es suave en el trato, dulce, mientras que lo contrario a agradable es desagradable.
Las vivencias que podamos tener con personas, si no son agradables todo el tiempo, tenemos un buen punto de partida, para el futuro, decidir si estaremos junto a ellas o no. Las acciones que haces, si no son agradables, debemos dejarlas, comenzando con la oración, pidiéndolo a Dios que nos ayude. Si en el entorno en el que estamos nos producen situaciones desagradables, y no es algo que Dios nos haya dicho que debemos tolerar, debemos apartarnos por consejo de obediencia, y si podemos, de todo eso porque no es la voluntad de Dios para nosotros.
Una persona con sabiduría que ve el peligro, pues se aparta, y no sufre el daño, pero una persona simple, sencilla, inexperta, o insensata, lo sufre.
Hay tiempos en los cuales Dios nos pone a prueba, en alguna especie de cautiverio temporal, rodeados de personas, circunstancias, con condiciones y situaciones adversas, para que aprendamos y comprobemos, qué es lo, bueno, lo agradable que proviene de su amor, y para que sepamos qué es lo que él quiere para nosotros en el futuro, y así crear nosotros como segunda causa mejores circunstancias, siguiendo lo aprendido de Dios. De ahí vienen dichos comunes como: “no tropiezo dos veces con la misma piedra”. “Una vez suelo pasar por inadvertido, no dos veces”.
Cambiando nuestra manera de pensar sobre un asunto ambiguo, pues lo contextualizamos y ahora sabemos cómo dirigirnos en la manera que Dios quiere. La mayoría de muertes de jóvenes se dan porque no pueden prever estas cosas, no abandonan a sus amigos quienes fueron los que los mataron más adelante, no dejan el peligro, están sufriendo y no saben que ellos mismos sufrirán el daño. Esta es la razón por la que esposos murieron en complots de muerte, creados por la misma persona que le juraron amor. Basta con leer las circunstancias en las que se desenvuelven, y sus amistades, para ver que todo terminará mal. Una mujer promiscua y ramera según la biblia, es mensajera de muerte. Las malas compañías echan a perder las buenas costumbres.
La tercera palabra es perfecta.
La palabra perfecto del latín perfectus, describe a la cosa, organismo o individuo que reúne el más alto nivel posible de excelencia en relación a los demás elementos de su misma especie o naturaleza. Si algo es perfecto, no hay posibilidades de hacerlo mejor, ya que no existe nada superior a lo que ya se ha conseguido.
Lo que es perfecto se guarda en el corazón, Lucas 2:19 NTV, pero María guardaba todas estas cosas en el corazón y pensaba en ellas con frecuencia.
La Biblia hace referencia a varios personajes que guardaban y atesoraban en su corazón, lo que Dios les había dicho, ya sea por ángeles, visiones o por su palabra. Y es que cuando Dios habla, o nos hace ver algo, no hay nada mejor que eso, es lo más excelente que puede haber.
Lo perfecto de Dios posee un nivel tope de una cualidad o defecto en concreto, por ejemplo, Dios es perfecto en todos sus caminos. Salmos 18:30 NTV El camino de Dios es perfecto. Todas las promesas del Señor demuestran ser verdaderas. Él es escudo para todos los que buscan su protección.
Mateo 5:48 Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.
Ahora sabemos que las cosas buenas, agradables y perfectas de Dios, no son desagradables, ni traen cola, al estar es ese estado, lo que tendrás será persecución espiritual, pero la Biblia dice, que solo debemos resistir al Diablo y este huirá.
A comprobar todo lo que en tu vida es bueno, agradable y perfecto, para saber cómo haremos las nuevas resoluciones para nuestras vidas. Dios quiere lo mejor para sus hijos, y entonces también conoce nuestras necesidades, debemos construir al lado de su mano, como queremos vivir más adelante.
Vamos a orar.
Gracias padre por hacer ver y saber, como quieres que viva, como quieres que esté en paz, sin problemas, sin enemigos, sin personas que sean aflicción de espíritu para mí y los míos. Ayúdame a guardar estas cosas en el corazón, escribirlas y ponerlas en práctica. Así sin duda, viviré mejor y seré testimonio de vida, que Dios es real, que es bueno, y que premia a sus hijos obedientes. Gracias padre en el nombre de Jesús.

¡Cree y espera las promesas de Dios!

y debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen posible que ustedes participen de la naturaleza divina y escapen de la corrupción del mundo, causada por los deseos humanos. 2 Pedro 1:4 NTV

TLA, Además, nos ha dado todas las cosas importantes y valiosas que nos prometió. Por medio de ellas, ustedes podrán ser como Dios y no como la gente pecadora de este mundo, porque los malos deseos de esa gente destruyen a los demás.
Quizá muy pocos se preguntan: ¿y porque tenemos promesas de Dios? ¿Por qué hay promesas y como vinieron? ¿Quién dio esas promesas y como se establecieron sus condiciones? ¿Ya se cumplieron todas?
Y la respuesta es bien sencilla, las promesas provienen de Dio. Las hizo Dios para bendecirnos con su gracia desde antes de la caída del hombre en pecado como lo fue la caída de Adán, y aún después de la caída del hombre. Las promesas que Dios dio después de la caída, vinieron a razón de los pactos que Dios dio, con el hombre. Esta es la razón por la que vinieron de parte de Dios sus promesas, que son desde antes de la caída cuando Dios puso al hombre en el Jardín del Edén, y después de la caída. Aún no se han cumplido todas las promesas de Dios, hay muchas que, sí, ya se cumplieron para los tiempos antiguos, pero la mayoría de las promesas de Dios para nuestros tiempos, aun no se han cumplido.
Dios dio cada promesa, y también dio sus condiciones en sus pactos. Para entenderlo mejor, diré que hay tratos en nuestras familias, por ejemplo, cuando una madre, o un padre de familia, le dice a su hijo: “sí tú haces aquello, yo haré esto”, “yo haré esto, pero tú harás aquello”, o, “yo lo haré por ti, sin pedirte que tu hagas nada porque yo haré, y te daré todo para que lo hagas bien”. Cuando una empresa, o gobierno, se compromete a hacer algo, pero también demanda que la otra parte haga algo, es un pacto de una forma, pero cuando la empresa o gobierno, lo hace todo, porque suple las condiciones que harán trabajar a los demás para que estos progresen, esto es un trato, esto se llama pacto.
Dios ha dado cada promesa que está en la Biblia, cada vez que hizo un pacto con el hombre. Hay pactos bilaterales y hay pactos unilaterales. Los bilaterales son aquellos en donde dos partes se comprometen a hacer algo, y ponen las condiciones, pero con los unilaterales el más poderoso impone sus condiciones, y aunque se compromete a hacer todo lo de las dos partes, lo hace todo simplemente para beneficiar a la otra parte, pero también demanda alguna cosa, aunque sea mínima, y la escribe en el contrato. Un pacto es un acuerdo entre dos o más personas. Este concepto identifica varios acuerdos contractuales descritos en la Biblia.
Un pacto es fácil de describir más no fácil de definir, puesto que se aplica a diferentes tipos de pactos registrados en la Biblia. En ella vemos que hay varios pactos con promesas que Dios hizo con el hombre, pero la definición de cada pacto es diferente entre uno y otro. No hay de qué preocuparse de lo que nos toca hacer, porque en la Biblia está registrado todo muy claramente.
Los pactos que son bilaterales en la Biblia, son entre dos partes que mutuamente acuerdan, tal como el pacto entre Abraham y Abimelec (Génesis 21:27) y el pacto entre David y Jonatán (1 Samuel 20:8,18). Se podría dar otros ejemplos de pactos bilaterales, pero con estos dos ejemplos queda claro que la palabra “pacto” puede representar un convenio ente dos o más personas.
Pero los pactos de Dios con el hombre, descansan en las enseñanzas claras de Dios, expuestas en la Biblia, a las cuales también llamamos, el consejo de Dios, lo que Dios, ha prometido y establecido como decretos eternos que promete que cumplirá. Según estas enseñanzas de la Biblia existe una sola religión, revelada por Dios que el hombre haría, la Biblia expone ese trato de Dios con el hombre como una obra externa de su consejo eternal, por medio del cual, entre la Trinidad, Padre e Hijo y Espíritu Santo, pactaron redimir a los electos, esto se llama el pacto de redención y comenzó después de la caída.
EL PACTO DE GRACIA DEFINIDO.
En la teología del pacto toda la historia después de la caída del hombre en pecado es vista como una obra progresiva del pacto de Gracia de Dios (Tito. 1:2). Desde la primera promesa a Adán después de la caída y a través de la historia hasta los últimos días, Dios ordena todas las cosas para lograr su propósito de redimir para sí mismo a su pueblo.
Habíamos dicho que, según la Biblia y sus enseñanzas, existe una sola religión, revelada por Dios que el hombre debió hacer en el pasado y deberá hacer con cada uno de sus pactos. La práctica de esta religión revelada en la Biblia, consiste en tres cosas:
1. Tener compañerismo con Dios.
2. Adorar a Dios.
3. Servir al único Dios verdadero.
El beneficio de este compañerismo es que, el hombre tendrá vida en compañerismo con Dios tal como Dios lo planificó para él, vida más abundante (Juan 10:10; Tito.1:2). Todo lo que es revelado en la Biblia es un registro de cómo este pacto de redención se ejecutó en los pactos de obra y de gracia que ya más adelante explicaré en el siguiente párrafo. Ciertamente, este registro está propiamente identificado como el pacto.
Los pactos unilaterales son pactos en los cuales una parte superior impone su voluntad (sea benevolentemente o malevolentemente) sobre uno inferior. La Biblia expone el trato benevolente y cordial de Dios para con el hombre, como la obra exterior del Pacto de Redención, y también como dos pactos unilaterales. A éstos pactos unilaterales se les llama:
· el pacto de obra
· y el pacto de gracia.
La frase “pacto de obras” describe la aplicación del pacto eterno de redención según fue aplicado antes de la caída. Éste es un pacto unilateral en el sentido de que fue impuesto sobre el hombre, o sea, el hombre no participó en la definición de sus términos o estipulaciones. Tampoco acordó que fuera iniciado. “Obras” es el fenómeno central que la Biblia describe como la característica que lo distingue de otros pactos divinos. En éste hay un elemento de gracia indiscutible, y es fundamentalmente de gracia en cuanto a que el hombre no merecía, de ninguna forma, ninguno de los muchos beneficios que recibió de parte de Dios. Sin embargo, se distingue claramente de todos los tratos de Dios con el hombre que vinieron después de la caída por la condición en la que el hombre habría de permanecer en disfrute del compañerismo con Dios y sus bendiciones especiales. Así que es un pacto de obras no por los términos de su iniciación (los cuales eran de gracia) sino por los términos de su continuación (la obediencia perfecta del hombre hacia Dios).
La frase “pacto de gracia” describe la aplicación del pacto eternal de redención según fue aplicado después de la caída. Éste, también, es un pacto unilateral en tanto que es impuesto sobre el hombre, es decir, el hombre no participa en definir los términos o estipulaciones, ni acuerda su inicio. “Gracia” es el fenómeno central que la Biblia describe como su característica distintiva sobre el pacto perteneciente al jardín del Edén. Consta de gracia tanto en su inicio como en su continuación. Sin embargo, esto no significa que los hombres individuales no tienen responsabilidad hacia Dios. Son responsables de cumplir con los términos de la iniciación. Deben arrepentirse de su rebelión pecaminosa contra Dios, la cual consiste en lo que son y lo que hacen. Pero no pueden hacer esto por sí mismos. Por lo tanto, pueden cumplir con los términos de la admisión: (fe y arrepentimiento) sólo después de ser unidos a Cristo por la obra del Espíritu Santo en ellos. Luego de entrar en el pacto, el hombre debe continuar en obediencia al mismo. También ellos son incapaces de hacer esto por sí solos. Pero como están unidos a Cristo y habitados por el Espíritu Santo, sus esfuerzos descansan en y crecen debido a la obra de Dios en ellos (Filipenses 2:10). Así que, una vez regenerados, tienen un nuevo espíritu que por naturaleza gime en obediencia a Dios (Romanos 8:15).
La Biblia enseña que todo ser humano después de la caída aún vive bajo el pacto de obra (Romanos 5:12). Cada hombre es responsable de cumplir perfectamente con los estándares rectos de Dios si va a tener compañerismo con él. Si un hombre no cumple con esos estándares, no escapa ni puede escapar del estado en el cual nació, es decir, el estado de estar sin Dios y sin esperanzas en el mundo: el estado de pecado y muerte. Este estándar no es otra cosa que el hombre sea apto para el compañerismo con Dios. Dios es Santo (sin ninguna atracción a ni estar involucrado con el mal o el pecado), justo (sin ninguna práctica de mal o pecado) y bueno (sin ninguna presencia de mal o pecado). Como tal, en su propia naturaleza él erradica todo pecado que viene delante de él. Así que todo hombre está bajo la maldición de la ley (Gálatas 3:10, 12-13) y se le requiere que sea santo, así como Dios es santo (Lev. 11:44; 1 Pedro 1:16), es decir, ser santo, justo y bueno.
En la terminología bíblica, el pacto de gracia se divide en el antiguo pacto, que comprende lo que llamamos el Antiguo Testamento, y el nuevo pacto o el Nuevo Testamento. El antiguo pacto está subdividido en los siguientes pactos:
· El “Pacto Adámico” de antes de la caída. El Pacto Adámico o de Adán: el pacto del principio (Génesis 3:14-19; Romanos 8:7, 20-22; 16:20; 1 Timoteo 2:15).
· El Pacto Noético. Noé: El Pacto de Preservación. (Gen.6:17-22; 8:20-22; 9:1-17)
· El Pacto Abrahámico. Abraham: El Pacto de Promesa (Gen.15,17; Romanos 4; Galatas. 3)
· El Pacto Mosaico Moisés: El Pacto de La Ley (el cual consiste de dos pactos)
· El Pacto Davídico de después de la caída. David: El Pacto del Reino (2 Samuel. 7; Salmo 78:60-72; Mateo1:1; Lucas 1:32, 69; Juan 7:42; Hechos 2:29-36;13:23; Romanos 1:3; Hebreos 1:5) Cada uno de estos pactos menores es representado en la Biblia como parte de un pacto mayor.
· En el N. T. o Nuevo Testamento está el Pacto de Cristo: El Nuevo Pacto (Deuteronomio 30:1-6; Ezequiel 36:22-27; 37:24-28; Jeremías. 31:31-34; 32:37-41; 33:14-26; Lucas 22:14-23; Hebreos 8, 10:15-18; Romanos 4:9-12; 9:6-8, 16, 25; Efesios 2:11-22; Colosenses 2:11-12)
Ahora para más claridad, expondré en general como era se definía el trato de Dios, su administración, y las condiciones que haría el hombre, en el antiguo testamento y como es en el nuevo.
El Pacto de Gracia en el Antiguo Testamento.
En el Antiguo Testamento, Dios tiene varias administraciones de su pacto en el tiempo, hasta la venida de Cristo, que en esencia son un solo pacto, donde solo la gracia predomina. No me detendré en explicar cada uno de los pactos de A.T., solo diré que las bendiciones centrales o básicas del pacto vienen a los que lo reciben como un regalo de Dios (Romanos 9:6-8). Al mismo tiempo, a todos los que lo reciben se les llamó a y respondieron con fe, por la cual ellos retienen la divina promesa de vida eterna a través de la simiente que restauraría al hombre a tener verdadero compañerismo con Dios (Romanos 4). Al pacto del periodo Mosaico se le llama el primer o antiguo pacto en el Nuevo Testamento (Hebreos 8:7-9). Descansando en y tipológicamente señalando hacia la promesa en Cristo, fue administrado en ese tiempo por:
· promesas,
· profecías,
· sacrificios,
· circuncisión
· y el cordero de la Pascua al igual que un gran número de otros tipos y ordenanzas dadas a los judíos. Ellos tenían que participar de todo, y estas señales eran suficientes para aquellos tiempos a través de la obra del Espíritu para instruir y desarrollar el pueblo de Dios en su fe y en el Mesías que había de venir (Juan.3:10; II Timoteo 3:16; 1 Corintios. 9:10,10:6-11). Por Él, el pueblo de Dios tenía total perdón de pecados y salvación eterna (Hebreos 11, vs.16 especialmente; 12:23).
El Pacto de Gracia en el Nuevo Testamento (Nuevo Pacto)
Cuando vino Cristo, el misterio fue completamente revelado, la sombra fue realidad, y los tipos se convirtieron en anti-tipos. El pacto de gracia ahora se llama nuevo pacto. Las ordenanzas por las cuales se administra este nuevo pacto son:
· la predicación de la Palabra
· y los sacramentos del bautismo y la Cena del Señor. Aunque éstos son menos, más simples y exteriormente menos espléndidos, se deben cumplir con ellos, ya que en ellos el pacto se revela más completamente, clara y poderosamente a todas las naciones, tanto judíos como gentiles. Solamente hay un solo pacto de gracia a través de toda la historia del hombre desde la caída.
Es apropiado ver a Cristo como el punto crucial en la historia de la redención y los dos grandes periodos (antes y después de Cristo) como la marca de una gran división estructural en la historia. Estos dos periodos deben verse relacionándose íntegramente uno con el otro como promesa y cumplimiento y como sombra y realidad.
Jesucristo es el cumplimiento, el tan esperado descendiente de David y ahora reina como el Cristo (Mesías o el ungido) sobre Su reino sentado en el trono prometido de Dios (Hechos 2:29-36). Como no creen en él, los judíos por descendencia natural han sido cortados y separados del pueblo de Dios. Los judíos que lo confiesan como su Salvador, junto con todos los gentiles que hacen la misma confesión, forman el verdadero Israel de Dios (Romanos 11:17-24; Gálatas 6:15-16), son participantes en el pacto de la promesa, miembros del estado libre de Israel, tienen esperanza y Dios en el mundo, miembros de la familia de Dios (Efesios 2:11-19). De esta manera, después de la venida de Cristo, la descendencia física ya no determina si uno es judío o no, sino que se decide por la naturaleza nueva de uno, si está o no circuncidado en el corazón (Romanos 2:27-29; Gálatas 2:15). Él es el recipiente de todas las promesas de Dios (Efesios 2:11-12: Romanos 15:9-10; 2 Corintios 1:20).
Aunque todas las promesas de Dios se cumplieron en Cristo, aún falta un cumplimiento mayor de esas promesas en los tiempos por venir. Cuando la obra de redención de Dios esté completa, el velo será removido y el presente reinado de Cristo se manifestará completamente (Hebreos 2:8, Filipenses 2:9-11). Entonces, Cristo entregará el reino a Dios el Padre para que Dios sea el todo en todo (1 Corintios 15:23-28).
Hay un solo plan de salvación a través de toda la historia del hombre después de la caída: salvación por fe en Jesucristo (Juan 14:6-7; 3:10; 5:39). El propósito unificado de Dios: Hay un solo propósito para el pueblo del pacto de Dios de todos los tiempos (Romanos 4:9-25; Efesios 2:11-22)
Por esto debemos oír a Dios y sus promesas.
Mas el que me oyere, habitará confiadamente Y vivirá tranquilo, sin temor del mal. Proverbios 1:33
Es por esto que debemos creer en Jesucristo y sus promesas, en el Padre Celestial y sus promesas, en el Espíritu Santo y su trabajo, su función, lo que ha prometido que hará.
Salmos 80:19 Oh SEÑOR, Dios de los ejércitos, restáuranos; haz resplandecer tu rostro {sobre nosotros} y seremos salvos.
Si estamos de pie en las promesas de Dios no podemos caer, porque él hará cumplir sus promesas para nosotros que como primera causa harán que estemos de pie, y nos darán las condiciones para que, como segunda causa, nosotros podamos hacer nuestra parte.
Es como un ancla, ahí está en nuestra mente, cristo fijado, entonces todo tiene sentido, las riquezas de Dios están escondidas en Cristo, esta es la razón de porqué debemos seguir a Jesucristo por la fe, ya que, por la fe, cuando vemos el rostro de Cristo, recibimos de sus riquezas.
Ezequiel 39:29 No les ocultaré más mi rostro, porque habré derramado mi Espíritu sobre la casa de Israel –declara el Señor DIOS.
Vamos a orar en primera persona:
Señor, creo en tus promesas, creo en tu pacto, en el pacto perfecto de Cristo, ya que cuando encuentro su rostro obtengo todas sus riquezas. Pueda que me sienta mal, pueda que ande en valle de sombra de muerte, pero tengo la promesa de Cristo, y al contemplar su santo rostro, en el Espíritu, ahí llueven tus beneficios, los que has prometido, porque tú que me has dado tu Santo Espíritu, tu que comenzaste la obra redentora en mí, vas a continuarla y me vas a preservar hasta el fin con tu gran poder. En lo que respecta a mí, ayúdame a hacer lo que me toca a hacer, por esto te oro, méteme más en tu profundidad, en tu Espíritu, en tu presencia, en tu obediencia, en estar lleno de tu amor, porque tú eres la verdad, tú tienes todo, el reino, el poder y la gloria. Gracias padre en el nombre de Jesús.

¡Prepárate para poder recibir la bendición que viene!

RVR1960 Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará; Proverbios 24:3 BLPH Con sabiduría se edifica una casa, con inteligencia se consolida. NTV Una casa se edifica con sabiduría y se fortalece por medio del buen juicio.

Nos constituimos creyentes, porque creemos como otros no lo hacen. Somos amantes de Dios, y de creerle a Dios. Nos encanta estar enamorados de Dios, y de sus promesas, esta es la razón por la que nos llaman creyentes. Entonces si se supone que le creemos a Dios, debemos creerle, preparándonos cuando él nos diga cada indicación y dirección suya. Esto significa movernos de manera diferente, poner todo nuestro ser esfuerzo para edificar lo suyo, actuando en una nueva dirección, en una que deberemos poner toda nuestra atención y cuidado, que probablemente antes no conocíamos porque es extensa y profunda, y es su inteligencia, su sabiduría, su astucia, sagacidad, para edificar, para tener éxito, y sostener lo ganado.
De esta inteligencia se caracterizaron los hijos de Dios, cuyas historias están plasmadas en la Biblia. Ciertamente había mucha fe, e indudablemente iba acompañada de un conocimiento asombroso de Dios, del entorno, de las circunstancias, del tiempo y actuar de Dios para ellos, por lo tanto. supieron bien cuando debían, ver, oír y callar, como dije desde en una manera asombrosa que no fallaron.
Una cosa es lograr el éxito, y la otra es sostenerlo, mantenerlo, consolidarlo, fortalecerlo. Por esto nuestro versículo nos dice claramente, Una casa se edifica con sabiduría.
Pero veamos ¿Qué es una casa?
Una casa es una edificación de una o varias plantas, destinada para ser habitada, puede tener sótano, azotea, patio o jardín. Es el lugar en que históricamente se desarrollaron las actividades y relaciones específicas de la vida social o familiar, desde el nacimiento a la muerte de muchos de sus componentes. Sirve de refugio contra la lluvia, el viento y demás agentes meteorológicos, y protege de posibles intrusos, humanos o animales. Además, es el lugar donde almacenar los enseres y propiedades de sus habitantes. Una casa también es un conjunto de personas que viven juntas, una descendencia o linaje, Un establecimiento industrial o mercantil, con cada una de sus delegaciones. Una casa es un edificio donde el alcalde y los concejales se reúnen en corporación para regir el pueblo, villa o ciudad. También es desde donde el presidente de una nación gobierna a su pueblo y su ejército. Una casa cuartel es un conjunto de viviendas e instalaciones donde residen miembros de la Guardia Civil con sus familias.
¿Podemos ver la importancia de edificar la casa con sabiduría? ¿Podemos ver que cuando se habla de edificar la casa, estamos hablando de construir un mejor futuro para nosotros y nuestro linaje, y pueblo?
¿Podemos ver la importancia de edificar la casa?
Pero una cosa es edificar la casa y la otra es, mantenerla, sostenerla, consolidarla, fortalecerla y no perderla. Por esto nuestro versículo nos dice claramente, Una casa se edifica con sabiduría y se fortalece por medio del buen juicio. (NTV) Y con prudencia se afirmará;(RV60) con inteligencia se consolida. (BLPH)
Hay personas que no están listas para recibir la bendición de Dios que ya viene.
Hay personas, pastores, esposos, empresarios, colegios, instituciones, partidos políticos, y dirigentes, que se esforzaron toda una vida para alcanzar y edificar la casa, tuvieron éxito al hacerlo y lo lograron, alcanzaron la bendición, pero después no pudieron mantenerla, ni sostenerla, no la consolidaron, ni la fortalecieron y después de algunos años, la perdieron. Perdieron lo que habían logrado, perdieron sus iglesias, ministerios, los esposos perdieron a sus esposas e hijos, y viceversa, los empresarios perdieron grandes emporios, los colegios perdieron credibilidad y cerraron, las instituciones fracasaron, los partidos políticos perdieron el poder y desaparecieron, los dirigentes que no volvieron nunca a dirigir nada, porque no tuvieron la sabiduría ni la inteligencia, ni la prudencia para sostener lo que habían alcanzado. Cometieron grandes errores y fracasaron, al no discernir los tiempos de Dios, su entorno, circunstancias, condiciones, situaciones, problemas, fallaron en la sabiduría de Dios, en su inteligencia, en su astucia y sagacidad, fallaron en el ver, oír y callar, en el saber cuándo hablar. Si no sabían nada en ese momento, solo debían haber callado para pasar por sabios, como dice la Biblia: Proverbios 17:28 TLA Hasta el tonto pasa por sabio si se calla y mantiene la calma. NTV Hasta los necios pasan por sabios si permanecen callados; parecen inteligentes cuando mantienen la boca cerrada.
Hay momentos que para edificar la casa debes callar. Hay momentos que para sostener la casa deberás mantener la calma, dominio propio. Hay momentos en que si permanecemos callados pareceremos inteligentes, si permanecemos con la boca cerrada. Luego después le preguntamos al sabio, a Dios, a la Biblia, a los hombres de Dios, o al que tiene sabiduría e inteligencia, experticia del tema, y esto nos dirá correctamente lo que deberemos hacer.
Proverbios 11:14 NVI Sin dirección, la nación fracasa; el éxito depende de los muchos consejeros.
NBLH Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, Pero en la abundancia de consejeros está la victoria (la salvación). RVR1960 Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.
Proverbios 24:6 RVR1960 Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria.
¿Y qué dice la Biblia, a la hora de hacer la guerra?
LBLA Porque con dirección sabia harás la guerra, y en la abundancia de consejeros está la victoria.
TLA Quien quiera pelear, primero debe pensar; quien quiera ganar, debe saber escuchar.
Lo siento mucho, pero si no tienes al consejero por excelencia a Jesucristo, vas a fracasar. Lo siento mucho, pero si no tienes a hombres de Dios, como Daniel, como José, como los tres varones hebreos, como el rey David, como Samuel, como los hombres y mujeres de Dios que muestran que tienen el Espíritu Santo, pues, vas a fracasar, aunque hayas edificado la casa con sabiduría, no la podrás sostener si no tienes el consejo de Dios de tu parte.
De nuevo debo poner este versículo porque es la verdad: Proverbios 11:14 BLP Cuando hay desgobierno, el pueblo se hunde; muchos consejeros traen la salvación.
Prepárate para la bendición que ya viene, y prepárate para sostenerla. Hay indicios que hablan de ti.
¿Qué es un indicio? Indicio. Aquello que permite conocer o inferir la existencia de algo que no se percibe. Primera manifestación o pequeña cantidad de algo.
Das indicios cuando no estás preparado para la bendición de Dios con tus acciones imprudentes. Cuando no estás consiente de lo que estás conversando con personas importantes para edificar tu casa y sostenerla. Cuando no estás consiente de lo que vas a comunicar y del daño que puedes provocar a aquellas personas que te ayudarán a edificar tu casa. Muestras indicios que no estás preparado para la bendición de Dios, cuando no les sabes hablar a tus acreedores.
Cuando solo hablas sin saber lo que está en juego. Entonces cuando no es de fe Dios no se mete. En una ocasión dos hermanos discutían por la herencia, uno le pidió a Jesús que le dijera a su hermano, que repartiera la herencia con él, porque aparentemente, solo a él habían heredado sus padres, Jesús les contestó con una pregunta: Lucas 12:13-14.13Uno de la multitud le dijo: Maestro, dile a mi hermano que divida la herencia conmigo. 14Pero El le dijo: ¡Hombre! ¿Quién me ha puesto por juez o árbitro sobre vosotros? NTV 15 Y luego dijo: «¡Tengan cuidado con toda clase de avaricia! La vida no se mide por cuánto tienen».
¿Y quién me ha puesto como juez y partidor entre vosotros? Significa muchas cosas, tales como: Dios no lo ha hecho, no es mi problema, veo que hay codicia, tu corazón egoísta no le va a dar nada al evangelio de esa herencia, todo es para sentirte más que los demás, no veo fe, no hay fe. Recordemos que a Dios solo se le puede agradar por medio de la fe, Hebreos 11:6 NTV De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad. De otra manera que no sea por la fe, es imposible agradarlo, entonces Jesús concluye: que me importa. No me meto, no es conmigo, concluye diciendo: cuidado con pensar que la vida se mide por cuánto tienen, el primer mandamiento de la ley de Dios dice: “amarás a Dios sobre todas las cosas”, la vida se mide por cuanto creen y hace por mí, por cuanto me siguen, por cuanto muestran amor por mí, por cuanto el Padre los ama y les ha dado su Santo Espíritu.
Estas en peligro de no edificar tu casa, o de perderla cuando no te instruyes en conocimiento, por esto dice un dicho, “cada vez que leemos un libro, matamos un burro”.
Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.
Estás en peligro de no edificar tu casa en sentido general, o de perderla cuando no comprendes las preguntas capciosas. A Jesús le ponían muchas trampas con preguntas capciosas para hacerlo caer.
Estás en peligro de no edificar tu casa, o de perderla cuando solo te juntas con personas negativas, perdedoras, mata fe, faltos de fe, orgullosos, altivos, soberbios, engreídos, insolentes, necios.
Por último, es Dios quién tiene la última palabra, es él quien determina si estás listo para ponerte en lo más o no, es él quién dice si puede confiar en ti, o no.
¿Quieres edificar tu casa y poder mantenerla? No hagas las del mayordomo infiel, en el cual Dios no puede confiar en él.
Lucas 16:10-12. …10El que es fiel en lo muy poco, es fiel también en lo mucho; y el que es injusto en lo muy poco, también es injusto en lo mucho. 11Por tanto, si no habéis sido fieles en el uso de las riquezas injustas, ¿quién os confiará las riquezas verdaderas? 12Y si no habéis sido fieles en el uso de lo ajeno, ¿quién os dará lo que es vuestro?…
Cuida tus pensamientos porque de ahí mana la vida. NTV Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida. Proverbios 4:23.
Proverbios 21:5RVR1960 Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.
Examina tus pensamientos, tu corazón, mira a qué conducen, en lo que se refiere a edificar tu casa.
Josué 24:15 RVR1960 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.
Yo y mi casa serviremos a Jehová. Así debes pensar.
Mira a qué conducen los caminos de la mujer sabia, y de la necia: Proverbios 14: 1La mujer sabia edifica su casa, pero la necia con sus manos la derriba. Proverbios 31:10 Mujer hacendosa, ¿quién la hallará? Su valor supera en mucho al de las joyas. Proverbios 9:13-15 La mujer insensata es alborotadora, es simple y no sabe nada.… Proverbios 19:13 El hijo necio es ruina de su padre, y gotera continua las contiendas de una esposa. Proverbios 21:9, Mejor es vivir en un rincón del terrado que en una casa con mujer rencillosa.…
¿A dónde está tu sabiduría, si estás perdiendo muchas cosas ahora mismo? ¿Dónde está tu conocimiento de tantos años de estudio si no puedes sostener ya tu casa? ¡Las cosas se te han salido de tus manos porque no quisiste oír el consejo de Dios y aplicarlo! Pueda que te quede tiempo para reparar el daño que has hecho.
Debes estar bien preparado, prevenido, despierto, siendo diligente, sabio, inteligente, para poder edificar tu casa con sabiduría y poder afirmarla. Si lo haces entonces, estás listo para recibir la bendición que ya viene.
Vamos a orar.
Gracias Señor, por bendecirme con tu mejor Bendición, Cristo Jesús. Te doy las gracias por bendecirme con tu luz, que alumbra mi oscuridad, tu santa palabra, y poder estar en la congregación de los santos humildes, de tus hijos, que es como andar con la luz encendida. Gracias por tu consejo de hoy, para mi vida, en el que me previenes, yo digo que lo hará, te obedeceré esta palabra, porque me quieres bendecir aún más. El reto que me pones que te crea todo lo que hoy me has dicho para no perder nada, sino ganar y poder sostener lo que ya tengo, el reto que hoy me pones es que te crea y lo aplique a mi vida. Gracias Padre en el nombre de Jesús, amén y amén.