Warning: filemtime() [function.filemtime]: stat failed for 71ba5704c07aec55402cb7d674cb5783 in /home/www/lluviafresca.org/index.php on line 3
¡3 ANCLAS! | Centro Cristiano Reformado Lluvia Fresca

¡3 ANCLAS!

Hebreos 6:18-20 Traducción en lenguaje actual (TLA) 18 Ahora bien, como Dios no miente, su promesa y su juramento no pueden cambiar. Esto nos consuela, porque nosotros queremos que Dios nos proteja, y confiamos en que él nos dará lo prometido. 19 Esta confianza nos da plena seguridad; es como el ancla de un barco, que lo mantiene firme y quieto en el mismo lugar. Y esta confianza nos la da Jesucristo, que traspasó la cortina del templo de Dios en el cielo, y entró al lugar más sagrado. 20 Lo hizo para dejarnos libre el camino hacia Dios, pues Cristo es para siempre el Jefe de sacerdotes, como lo fue Melquisedec.
Jesús es nuestro jefe, uno que no miente, que nos ha jurado que nos va a bendecir, su juramento no puede cambiar, y esto da seguridad y consuelo, el saber que nos va a proteger. He querido escribir sobre tres anclas que veo que pasan en mi vida aparte de la principal que es Jesucristo.
1. ANCLA: ¡SU GRACIA NOS TIENE QUE BASTAR!
2 Corintios 12:7-10Reina-Valera 1960 (RVR1960)
7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí.9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
Cierto día, un granjero estaba trabajando en sus tierras cuando llegó un inspector del gobierno. Al bajarse de su camión, el inspector le dijo: “Voy a inspeccionar su terreno para asegurarme de que no haya ninguna violación de la ley aquí.” El granjero le dijo: “Muy bien, señor, pero no se meta al campo de atrás.” El inspector sacó su placa de identificación y le dijo: “¿Ve usted esta placa? Esta placa indica que yo tengo autoridad para inspeccionar donde yo quiera, y usted no me puede prohibir la entrada a ninguna parte de su terreno. ¿Entendido?” El granjero se disculpó y le dijo que fuera a inspeccionar donde él quisiera. Luego, volvió a su trabajo. Al rato, escuchó unos gritos de desesperación. Al acercarse al lugar de donde provenían, observó que el inspector se había metido precisamente al campo de atrás, y que un toro muy bravo lo estaba persiguiendo. Desesperado, el inspector pedía ayuda. En eso, el granjero le gritó: “¡La placa! ¡Enséñele al toro la placa!”
Hay momentos en donde nosotros nos sentimos invencibles por la autoridad de la que hemos sido investidos, y por el gran amor que recibimos de nuestro Salvador, de manera que llegamos a ser los consentidos de Dios, tenemos una relación cercana y pensamos que Dios es nuestra placa, como en el caso de este inspector, no se nos puede ocurrir que Dios también puede ser el toro, y que nos va a perseguir cuando inconscientemente nuestra carne se mete en terrenos, en donde Dios seguramente nos va a sacar al toro.
Cuando somos humillados por Dios, a través de las circunstancias de la vida, nos resentimos, nos duele, y le clamamos que quite los aguijones que puedan estarnos molestando y causando dolor, pero Dios que es sabio no lo hace porque está trabajando, haciéndonos mejores personas.
El orgullo, la soberbia, la independencia de Dios, el creerse que uno es “libre con su libre albedrío”, el pensar que “soy más santo que los demás, porque ya no peco” no son requisitos para Dios, sino manchas, impurezas, piedras que nos va a quitar del camino. Por esta razón un aguijón que nos cause dolor, para Dios es algo oportuno. Si dejamos aparte el aguijón y hablamos del silencio de Dios, es como si fuera otro aguijón. Lo que trato de decir es que:
· Hay tiempos donde no vas a estar como tú quieres estar, ¡su gracia te tiene que bastar!
· Hay tiempos donde no vas a tener lo que quieres tener, ¡su gracia te tiene que bastar!
·Hay tiempos en donde solo Jesús debe ser tu alegría, consuelo, bienestar, porción, ¡su gracia te tiene que bastar!
· Para esos tiempos en donde el aguijón de Dios te humilla, te hace menguar, te hace ser más espiritual, cuando las cosas no salen como querías, ¡su gracia te tiene que bastar!
¡Sí querido hermano ¡su gracia te tiene que bastar! ¡su gracia debe ser suficiente! ¡su gracia te debe confortar! ¡su gracia te tiene que hacer sentir conforme! ¡su gracia debe ser tu refugio, su gracia debe ser tu consolación y nada más!
Esto es lo que Dios quiere: que te baste su gracia, que digas, a pesar que estoy en el valle de la decisión, en medio de la guerra, a pesar que por esa razón siento que no estoy con Dios como quisiera estar, acepto hoy, vivir por su gracia, reconozco que tengo el amor inagotable, e irresistible de Dios conmigo, adelante Padre Celestial, que tú poder en mi debilidad, se perfeccione.
Esto es lo que Dios le estaba diciendo al Apóstol Pablo, quién había sido llevado al cielo, no sabía de qué manera, si en el cuerpo o fuera del cuerpo, pero había sido llevado al cielo, y para que no se volviera orgulloso, para que no le pasara las de: “luz bella”, que se enorgulleció y se creyó más que el mismisimo Creador, a Pablo, Dios le puso un aguijón en la carne, un mensajero de satanás, que lo golpeaba en la carne. La reacción de Pablo fue orar de verdad una vez, otra vez, y otra, y las tres veces Dios le dijo, “bástate mi gracia”, en otras palabras, no te lo voy a quitar, confórmate con que te amo para siempre, y siempre estaré contigo, además, es la manera de hacerte débil, paraque mi poder se perfeccione en esa tú debilidad.
¿Qué podría ser un aguijón, que humillara verdaderamente a Pablo?
Hay muchas discrepancias y él no menciona de lo que se trata, pero ¿si fuese una enfermedad? ésta podría debilitarlo y humillarlo. ¿Si fuese un pecado? Un pecado humillaría más a un hombre de Dios y lo debilitaría más, podría haber sido una debilidad de pecado que le hacía golpearse el cuerpo, para no salir de la carrera de fundar iglesias, de ser apóstol, líder, luz y ejemplo de los demás, sino ganarla, lo cierto es que, aquello que haya sido “el mensajero de satanás” que lo golpeaba nada más y nada menos “en la carne”, en lo personal no me suena nada más claro que algún tipo de pecado en la carne del Apóstol, ya que él andaba siempre en el Espíritu y era lo normal para él, ya que cuando andas en el Espíritu no quieres el mal, ni estándo loco de cerca. Pablo llegó a aceptar que esa cosa que le ocurría lo debilitaba, pero cuando era más débil en su carne, entonces era más fuerte en la fe y doctrina, en el entendimiento del amor de Dios, y que la gracia de Dios le tenía que bastar, porque nada podía hacer para evitarlo mediante el ejercicio del “Libre albedrío limitado”. Él no quería aquel aguijón, ni al mensajero de satanás en la carne, pero entendió que, a pesar de no poder hacer nada más: que la gracia de Dios era suficiente para él, entonces era su alegría, consuelo, y dependencia de Dios y no se sí mismo.
En tu vida diaria, no sé lo que pueda ser ese aguijón de satanás que te abofetea en la carne, o si es el silencio de Dios, su respuesta que parece tardar, pero debes pensar, que sea lo que sea que te esté pasando, si eres un hijo de Dios, él nunca jamás te va a soltar de la mano, ni te va a rechazar, no se volverá atrás acerca de lo que ya hizo por ti, no te va a “des adoptar”, sino que a pesar de la prueba que te haya puesto, su amor estará para siempre contigo, su amor es lo que ya tienes seguro, su favor lo tienes seguro, y para esos tiempos difíciles, es lo único que te tiene que bastar.
¡En mi vida he tenido momentos en los que me he sentido verdaderamente mal, no he obtenido la respuesta de Dios, sino su silencio, y me he dicho a mí mismo, bueno ya lo tienes todo, espera por lo demás, y mientras tanto: su gracia te tiene que bastar! He dicho como dijo Habacuc tocante a que había visto, que no importaba si Dios estaba enojado con la tierra o no, sino que se percató que Dios había salido a salvarlo, esto le impactó, porque Jehová había salido ya, a salvarlo, entonces dijo:
Habacuc 3:16-18Nueva Traducción Viviente (NTV)
16 »Al oír esto, me estremecí por dentro; mis labios temblaron de miedo. Se me doblaron las piernas, caí y temblé de terror. Esperaré en silencio el día venidero cuando la catástrofe golpee al pueblo invasor.
17 Aunque las higueras no florezcan y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos,
18 ¡aun así me alegraré en el Señor! ¡Me gozaré en el Dios de mi salvación!
2. ANCLA: ¡DIOS DIRIGE MI VIDA!
Otra ancla que nos sostiene y llena nuestro corazón, es saber estar convecidos, en lo más profundo de nuestro ser, sabemos que él está dirigiendo nuestras vidas. El alfarero, el soberano nunca se equivoca, el que está al mando, lleva nuestro rumbo y no se equivoca. Él nos lleva por donde quiere, sabe que es lo mejor para nosotros sus hijos.
“El camino de Dios es perfecto; la palabra del Señor es intachable. Escudo es Dios a los que en él se refugian. 2 Samuel 22:31.
Un rey que no creía en la bondad de DIOS. Tenía un siervo que en todas las situaciones le decía: ¡Mi rey, no desanime porque todo lo que Dios hace es perfecto, Él no se equivoca! Un día ellos salieron para cazar y una fiera atacó al rey. Su siervo consiguió matar al animal, mas no pudo evitar que el rey perdiese un dedo de la mano.
Furioso y sin mostrar gratitud por haber sido salvado, el Rey dijo: ¿Dios es bueno? Si Él fuese bueno yo no habría sido atacado y perdido mi dedo. El siervo apenas respondió: Mi Rey, a pesar de todas esas cosas, sólo puedo decirle que Dios es bueno; y él sabe el porqué de todas las cosas. Lo que Dios hace es perfecto. ¡Él nunca se equivoca!
Indignado con la respuesta, el rey mandó a apresar a su siervo. Tiempos después, salió para otra cacería y fue capturado por salvajes que hacían sacrificios humanos. En el altar, listos para sacrificar al rey, los salvajes percibieron que la víctima no tenía uno de los dedos y lo soltaron: él no era perfecto para ser ofrecido a los dioses. Al volver para el palacio, mandó a soltar a su siervo y lo recibió muy afectuosamente. Mi siervo, ¡Dios fue realmente bueno conmigo! Escapé de ser sacrificado por los salvajes, ¡justamente por no tener un dedo! Mas tengo una duda: Si Dios es tan bueno, ¿por qué permitió que tú, que tanto lo defiendes, fueses preso?
Mi rey, si yo hubiese ido con usted en esa cacería, habría sido sacrificado en su lugar, pues no me falta ningún dedo. Por eso, recuerde: todo lo que Dios hace es perfecto ¡Él nunca se equivoca!
Muchas veces nos quejamos de la vida y de las cosas aparentemente malas que nos pasan, olvidándonos que nada es por casualidad y que todo tiene un propósito. Todas las mañanas, ofrece tu día al Señor Jesús Pide a Dios inspirar tus pensamientos, guiar tus actos, apaciguar tus sentimientos.
¡Nada temas, pues DIOS NUNCA SE EQUIVOCA!!! El camino de Dios es perfecto y su palabra sin impureza. Él es el camino de todos los que en Él confían.
3. ANCLA: DIOS ESTA TRABAJANDO EN MI VIDA.
Juan 5:17 TLA, Pero Jesús les dijo: «Mi Padre nunca deja de trabajar, ni yo tampoco.»
La tercera ancla a Dios es: Dios está trabajando nuestras vidas, y debemos confiar que hace bien su trabajo, imposible que falle.
Filipenses 1:6 TLA Dios empezó el buen trabajo en ustedes, y estoy seguro de que lo irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo vuelva.
Muchas personas hoy en día comienzan cosas que nunca terminan, pero Dios no es así. Es fácil comenzar algo, porque todas nuestras emociones están motivadas por algo nuevo. Pero el carácter se ve en lo que las personas hacen cuando sus sentimientos ya no les sirven de apoyo, y tal vez se quedan solos con Dios y mucho trabajo arduo. El carácter de Dios es terminar siempre lo que comienza, y por esto debemos calcular todo, antes de comenzar algo, cual es el costo, entonces debemos tomar la decisión de terminarlo. El evangelista Marcos menciona además otro detalle: «¿No es acaso el carpintero?». Así lo habían conocido ahí, como el carpintero, en griego tekton, un término del que deriva la palabra «técnica». El significado de esta palabra abarca distintos tipos de trabajos, por ejemplo: el trabajo con madera, piedra y fierro, en efecto, realizó obras de este oficio, como arados y yugos. Dios tiene una tecnica que nunca falla, el etá puliendo nuestras vidas, trabaja constantemente con manos hábiles en nosotros sus hijos.
1 Tesalonicenses 5:23 TLA Que el Dios de paz los mantenga completamente dedicados a su servicio. Que los conserve sin pecado hasta que vuelva nuestro Señor Jesucristo, para que ni el espíritu ni el alma, ni el cuerpo de ustedes sean hallados culpables delante de Dios. 24Él los eligió para ser parte de su pueblo, y hará todo esto porque siempre cumple lo que promete.
Leamos como lo traduce la NTV 24Dios hará que esto suceda, porque aquel que los llama es fiel.
Dios ha prometido terminar la obra que comenzó en nosotros, él hará que suceda porque es fiel. Dios está trabajando en nuestras vidas todo el tiempo. Un artesano hábil, hace su trabajo hasta con los ojos cerrados y le queda igual que todos por su habilidad para trabajar, Dios como buen artesano hábil, sabe hacer bien su trabajo hasta el final, y está trabajando en nuestras vidas, esto tengo por seguro. Y nosotros para ser como nuestro Padre celestial, ¡deberemos hacer un compromiso similar con Él de terminar todo lo que le dé para que hagamos en esta vida!
Da paz saber en todo momento, y en toda prueba que, Dios me esta perfeccionando y todo lo que haga conmigo, lo que me pase, es para mi bien, hasta el mal que permita en mi vda es para traer después un bien mayor.
Dios te bendiga mucho más.
Vamos a orar en primera persona.
Gracias padre porque tú eres mi alegría, mi salvación, tú me llevas de la mano, tú no me sueltas, ni me soltarás, tú eres mi consuelo, que estás conmigo siempre, tú amor inagotable estará conmigo siempre. Y en esos momentos en donde no estoy como quisiera estar, tú gracia es todo lo que debo ver, aceptar, tomar, y cuando lo hago viene una gran paz a mi vida que me dice, “todo está bien”, “todo estará bien”, este es mí combustible para hoy, con Cristo, ya lo tengo todo, hasta el favor inmerecido de Dios. Vivo por la fe, vivo por la gracia de Dios. Señor, en esos momentos en donde parezco no aceptar las cosas, en los que tal vez te fallé, por cual cualquiera que sea el mensajero de satanás en la carne y el aguijón del pecado, voy recordar que ¡tú gracia me es suficiente, y debe bastarme! Porque tu poder se perfecciona en mi debilidad. Gracias por todo, por lo que me has dado y por lo que no me has dado, por lo que me has negado, por tu trabajo en mi vida, y por todo lo que me vas a dar porque tú diriges mi vida. Padre te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.