Warning: filemtime() [function.filemtime]: stat failed for 71ba5704c07aec55402cb7d674cb5783 in /home/www/lluviafresca.org/index.php on line 3
«Coadyuvar en el cuido del Espíritu por su Iglesia» | Centro Cristiano Reformado Lluvia Fresca

«Coadyuvar en el cuido del Espíritu por su Iglesia»

Ezequiel 34 Reina-Valera 1995 (RVR1995) Profecía contra los pastores de Israel. 34 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 «Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: “Así ha dicho Jehová, el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿Acaso los pastores no apacientan a los rebaños? 3 Os alimentáis con la leche de las ovejas, os vestís con su lana y degolláis a la engordada, pero no las apacentáis. 4 No fortalecisteis a las débiles ni curasteis a la enferma; no vendasteis la perniquebrada ni volvisteis al redil a la descarriada ni buscasteis a la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia. 5 Andan errantes por falta de pastor y son presa de todas las fieras del campo. ¡Se han dispersado! 6 Han andado perdidas mis ovejas por todos los montes y en todo collado alto. Por toda la faz de la tierra fueron esparcidas mis ovejas y no hubo quien las buscara ni quien preguntara por ellas.
Hay un trabajo que debemos hacer para Dios, todos los que de alguna manera estamos al cuidado de otras ovejas, y es nunca dejar de asistir a las ovejas que el Espíritu Santo ha puesto bajo nuestro cuidado. Él tiene una terapia, o Teo terapia, con la cual debemos coadyuvar, es decir, asistir, es un cuido hacia las personas que no pueden alimentarse solas con todo el alimento de la palabra de Dios, porque el pastor siempre debe estar cuidándolas, de peligros, de lobos, de ellas mismas, para que esté bien.
La palabra coadyuvar es un verbo intransitivo que significa: Contribuir o ayudar a la consecución de una cosa. Contribuir o ayudar en la realización de algo o en el logro de alguna cosa.
Todos somos un proyecto del Espíritu Santo, por tanto, cuando terminemos su obra él dirá, coadyuvó a lograrlo, en el proyecto.
El Espíritu Santo se pone triste cuando ya no cuidamos del rebaño correctamente, por la razón que fuere, él demanda una responsabilidad, aunque nos sintamos heridos por la oveja, aunque esta nos haya dado problemas, golpes, topes, heridas, mordidas, embestidas, o cualquier incomodidad.
Por esto su pregón es que sigamos haciendo bien nuestro trabajo para con él, comenzando por tener íntima comunión con él, en la oración, en el estudio de su palabra, para que tengamos alimento fresco que ofrecer, y en el cuido del alma de las ovejas. Si vemos bien en la Biblia hay muchos versículos, en donde la recomendación es la misma, podría poner decenas de versículos para que los conozcamos, sin embargo, pondré solo algunos, ya que estamos hablando de lo mismo.
En ese sentido el verbo coadyuvar alude a realizar una contribución para que algo se concrete o se desarrolle. La etimología del concepto remite al vocablo latino adiuvāre, que se traduce como “ayudar”.
1 Tesalonicenses 5:11
Por tanto, alentaos los unos a los otros, y edificaos el uno al otro, tal como lo estáis haciendo.
Filipenses 2:4 no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.
Gálatas 6:2 Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
Romanos 12:10 {Sed} afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, daos preferencia unos a otros;
Gálatas 6:10 Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.
1 Timoteo 5:8 Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.
Este es el reclamo que Dios hace en nuestro texto principal de Ezequiel 34, es una amonestación, exhortación, para que todos los que tenemos el cuido de un grupo de personas, estemos pendiente de lo que el Santo Espíritu de Dios, quiere entregarles. Cuando se refiere que los pastores se apacientan a sí mismos, lo que está diciendo, es que se alimentan de lo que las ovejas producen para el pastor, como carne, lana etc. Veamos. 3 Os alimentáis con la leche de las ovejas, os vestís con su lana y degolláis a la engordada, pero no las apacentáis.
La falta para Dios acá es que el pastor se alimenta de lo que ellas le producen, pero él no les da de comer, a ellas.
Luego la segunda falta consiste en que no solamente, procrastina en desasistirlas, una y otra vez, sino que hay un descuido en lo que se refiere a la salud espiritual de ellas, hasta que algunas ovejas se descarrían, otras se pierden, pero el pastor se ha enseñoreado de ellas con dureza y violencia. 4 No fortalecisteis a las débiles ni curasteis a la enferma; no vendasteis la perniquebrada ni volvisteis al redil a la descarriada ni buscasteis a la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.
La siguiente falta es que por la falta de ayuda del pastor las ovejas ya andan errantes y son presas del lobo. 5 Andan errantes por falta de pastor y son presa de todas las fieras del campo. ¡Se han dispersado! 6 Han andado perdidas mis ovejas por todos los montes y en todo collado alto.
Esto para Dios, es serio, es extremadamente serio, pero lo único que pide es que se vuelva a sus labores con la dedicación inicial, con ese primer amor de ayudarle al Espíritu Santo a cuidar la vida que ya le ha dado a la oveja, de lo contrario el enojo de Dios sería algo que no quisiéramos ver.
En derecho La idea de coadyuvar, se conoce como coadyuvante al sujeto que forma parte de un proceso para defender sus intereses pero que se encuentra en una posición de subordinación respecto a una de las partes, a la cual asiste de manera instrumental. El coadyuvante, en este marco, se suma al reclamo de esta parte, pero no puede desenvolverse de forma autónoma respecto de ella.
Nosotros estamos subordinados al Espíritu Santo, quien se pone triste ante la falta de apoyo y ayuda para su iglesia, cuando somos sus instrumentos, aunque podríamos quejarnos de que el trabajo es duro, no somos autónomos en el trabajo, ni solamente solidarios para con las ovejas, sino que estaríamos relacionados con los beneficios que nos confiere la relación con la parte puesta en riesgo, es decir el descuido del trabajo, según el resultado de la sentencia que Dios dio, o de.
En el campo de la medicina, se denomina tratamiento coadyuvante a aquel que coadyuva en un proceso, complementando y reforzando la acción del tratamiento principal. En nuestro caso, sería que el Espíritu Santo ya comenzó su tratamiento, dio vida a la oveja, y nosotros solo asistimos, ayudando, complementando o reforzando a la acción principal que ya ha hecho Dios.
Salmos 35:10
Dirán todos mis huesos: SEÑOR, ¿quién como tú, que libras al afligido de aquel que es más fuerte que él, sí, al afligido y al necesitado de aquel que lo despoja?
Se trata de ser más parecido a Dios, como dice Salmos 35:10 que libra al afligido de aquel que es más fuerte que él. Coadyuvar en el cuido del Espíritu por su Iglesia se trata de que ayudemos a Dios, a librar a los afligidos de aquello que es más fuerte que ellos, también se trata de que ayudemos los afligidos y necesitados de aquello que lo despoja.
La oveja significa que es algo lindo y preciado para Dios, pero también algo necio, como una carga, pero, aun así, se debe ayudar a Dios estando unido a su Espíritu, para no ser un asalariado, para que la carga sea menos.
El yugo de Cristo, es ligero y su carga es fácil de llevar dice Mateo 11:30.
NTV Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana».
TLA Lo que yo les impongo no es difícil de cumplir, ni es pesada la carga que les hago llevar.»
Volvamos a hacer el trabajo para el Espíritu de Dios, con amor, asistamos a las ovejas con amor, como para el Señor.
Mateo 25:40 Respondiendo el Rey, les dirá: “En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, {aun a} los más pequeños, a mí lo hicisteis.”
Proverbios 28:27 El que da al pobre no pasará necesidad, pero el que cierra sus ojos tendrá muchas maldiciones.
Gálatas 6:9-10 Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.
Oremos.
Señor, fortalécenos para poder fortalecer, ayúdanos tú, a que lleguemos a la intimidad a despojarnos de todo peso, de toda carga, que nos sintamos libres con la libertado que tú nos has dado, para que acudamos frescos a asistir a los demás, que en la intimidad tú nos des alimento fresco, para que vayamos a la vanguardia con el mejor alimento y cuido para con las ovejas, Padre te lo pedimos en el nombre de Jesús.