Warning: filemtime() [function.filemtime]: stat failed for 71ba5704c07aec55402cb7d674cb5783 in /home/www/lluviafresca.org/index.php on line 8
2018 February | Centro Cristiano Reformado Lluvia Fresca

Monthly Archives: February 2018

¡Cómo levantarse cuanto te sientes olvidado por Dios!

“Yo estoy a tu servicio. No te escondas de mí. No me rechaces. ¡Tú eres mi ayuda! Dios mío, no me dejes solo; no me abandones; ¡tú eres mi salvador!” Salmos 27:9
“Mi Señor y Dios, ¿vas a tenerme siempre olvidado? ¿Vas a negarte a mirarme? ¿Debe seguir mi corazón siempre angustiado, siempre sufriendo? ¿Hasta cuándo el enemigo me va a seguir dominando? Mírame y respóndeme; ¡ayúdame a entender lo que pasa!” Salmos 13:1-2 (TLA)
“¡No me dejes solo! ¡Me encuentro muy angustiado, y nadie me brinda su ayuda!” Salmos 22:11.
Es común que cuando nos sentimos olvidados por Dios, lleguemos a sentirnos muy mal, entonces bajamos la guardia y en muchas ocasiones dejamos entrar el pecado a nuestras vidas. La protesta principal contra Dios, es porque podríamos ver que pasa el tiempo, y no nos responde, nos sentimos avergonzados de nuestra condición de prueba o de la que sea, y misma posición de siempre, y Dios aun no nos responde, no nos saca de allí, no nos cambia las circunstancias, ni las situaciones, entonces llegamos a pensar que no tenemos por qué serle fieles del todo.
Con solo esperar en Dios, que él se mueva, que obre a nuestro favor, que nos salga al encuentro, especialmente cuando le estamos sirviendo, y no vemos su respuesta tan cercana como antes, eso es algo que duele mucho, podemos llegar a resentirnos en lo más profundo de nuestro corazón. Por ejemplo, cuando le pedimos algo a Dios, y no lo obtenemos al transcurrir el tiempo, a la vez vamos soltándonos de Dios por sentirnos abandonados, por desilusión, lo cual no significa que Dios no esté obrando en nuestras vidas, sino que lo que está haciendo es dándonos algún elemento en nuestro carácter espiritual que antes no teníamos, o lo teníamos muy poco desarrollado, ciertamente algo estamos aprendiendo.
Yo creo que esto puede ser como un soldado, y su entrenamiento, de acuerdo al campo de batalla donde lo vayan a desplegar, allí va ya entrenado y armado. Veo en este cuadro del cristiano que, aunque se siente abandonado, continúa perseverando, Dios lo está entrenando y armando para el momento de la decisión.
Aun con tu corazón lleno de tristeza, ¿cómo te levantas? ¿Cómo se cura esa herida que no te deja transformar en lo que serás? ¡En la sabiduría de Dios, a veces veo a la religión como un freno de Dios a todo aquel que quiere correr sin esperarlo a él!
Con todo eso, David sabía que “El SEÑOR está cerca de todos los que le invocan, de todos los que le invocan en verdad. Cumplirá el deseo de los que le temen, también escuchará su clamor y los salvará” Salmos 145:18-19 (RVR60)
Recuerda que Jesús te prometió lo siguiente: “No los voy a dejar huérfanos; volveré a ustedes. Les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” Juan 14.18, Mateo 28.20 (NVI)
“Nuestro Dios es como un castillo que nos brinda protección. Dios siempre nos ayuda cuando estamos en problemas. Aunque tiemble la tierra y se hundan las montañas hasta el fondo del mar;
aunque se levanten grandes olas y sacudan los cerros con violencia, ¡no tendremos miedo!” Salmos 46:1-2 (TLA)
Hoy Dios te dice: «Mi pueblo me ama y me conoce; por eso yo lo pondré a salvo. Cuando me llame, le responderé y estaré con él en su angustia; lo libraré y lo llenaré de honores, le daré muchos años de vida, y lo haré gozar de mi salvación». Salmos 91:14-16 (TLA)
Así que en este día podemos decir con total seguridad: “Sólo Dios me da tranquilidad; sólo él me da confianza. Sólo él me da su protección, sólo él puede salvarme; ¡jamás seré derrotado! Dios es mi salvador;
Dios es mi motivo de orgullo; me protege y me llena de fuerza. ¡Dios es mi refugio!” Salmos 62:5-7 (TLA)
Cuando tu corazón lleno de tristeza, ¿cómo te levantas? ¿Cómo se cura esa herida que no te deja transformar en lo que serás? Los profetas pasaron por esto, y nosotros también pasaremos por pruebas y veremos su salvación.
¿Cómo te levantas?
¿Cómo se levantaron los profetas? Con la fe puesta en Dios, no se rindieron, lucharon, clamaron, esperaron, y finalmente Dios los ayudó. A esta hora debemos entender que tarde o temprano, Dios nos va a ayudar.
¿Cómo se cura esa herida que no deja que te transformes en lo que serás?
¿Cómo lo hicieron los grandes hombres de la Biblia? Con humildad delante de su Creador. Humilde, que no hace ostentación de sus virtudes. También buscando siempre de Dios, que es sanador, creyendo cada vez más en Cristo, que es sanador, esperando en el gran poder de Dios, que cura toda herida, clamando al que hace trascender.
1 Samuel 2:8 NTV Él levanta al pobre del polvo y al necesitado del basurero. Los pone entre los príncipes y los coloca en los asientos de honor. Pues toda la tierra pertenece al Señor, y él puso en orden el mundo.
TLA Dios saca del basurero al pobre, y lo hace reinar entre príncipes. ¡Dios es dueño de todo el universo!
Salmos 113:7 NTV Levanta del polvo a los pobres, y a los necesitados, del basurero.
TLA A la gente pobre y humilde la saca de la miseria,
RVA El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del estiércol,
RVA-2015 Levanta del polvo al pobre, y al necesitado enaltece desde la basura
RVR1960 El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del muladar,
A Dios pongo mi causa, esa es la conclusión final, todo lo que tengo, lo que soy, lo que necesito, lo que puedo ser, me pongo en las manos del todopoderoso, del Jesucristo el redentor, el salvador, él que todo lo puede. Él nos va a levantar, a buscar su reino espiritual de amor.
Mas no quitaré de él mi misericordia, ni falsearé mi verdad.
No olvidaré mi pacto, ni mudaré lo que ha salido de mis labios.
Salmo 89 33-34
Vamos a orar.
Señor, levántanos, levanta nuestra frente, levanta nuestras vidas, aumenta nuestra fe, que pasemos la prueba y nos acerquemos a ti, tu acércanos a ti, y estaremos cerca de ti, que vengan los tiempos de practicar nuevamente la presencia de Dios. Padre te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

¡Inspirados por la prospectiva de Dios!

“Y aun esto fue poco ante Tus ojos, oh Dios, pues también has hablado de la casa de Tu siervo concerniente a un futuro lejano, y me has considerado conforme a la medida de un hombre excelso, oh Señor Dios.” 1 Crónicas 17:17 NBLH
Sabemos que las sagradas escrituras de la Biblia hablan que nadie sabe lo que le ocurrirá en un futuro, por eso no debemos ser jactanciosos ni orgullosos, al hablar de cosas futuras como si dependieran de nosotros mismos.
Santiago 4:13 NTV Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». Santiago 4:14 TLA ¿Cómo pueden hablar así, cuando ni siquiera saben lo que les va a suceder mañana? Su vida es como la niebla: aparece por un poco de tiempo, y luego desaparece.
Pablo dijo que no sabía lo que le sucedería en Jerusalén, pero iba en obediencia al Espíritu Santo. TLA »Ahora debo ir a Jerusalén, pues el Espíritu Santo me lo ordena. No sé lo que me va a pasar allá. Hechos 20:22
En resumen:
TLA No presumas hoy de lo que piensas hacer mañana; ¡nadie sabe lo que traerá el futuro! Proverbios 27:1
¿Por qué no debemos jactarnos o presumir? ¡nadie sabe lo que traerá el futuro! Y porque toda jactancia es mala, ya que procede de un corazón orgulloso, no humilde, es decir que no reconoce a Dios. Veamos Santiago 4:16.
LBLA Pero ahora os jactáis en vuestra arrogancia; toda jactancia semejante es mala.
DHH En cambio, ustedes insisten en hablar orgullosamente; y todo orgullo de esa clase es malo.
JBS Mas ahora os gloriáis en vuestras soberbias. Toda gloria semejante es mala.
NTV De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes pretenciosos, y semejante jactancia es maligna.
NVI Pero ahora se jactan en sus fanfarronerías. Toda esta jactancia es mala.
PDT Pero ahora ustedes se sienten orgullosos y son arrogantes; todo ese orgullo es malo.
BLP Pero no; alardeáis con fanfarronería, sin pensar que semejante actitud es siempre reprochable.
RVA-2015 Pero ahora se jactan en su soberbia. Toda jactancia de esta clase es mala.
RVR1960 Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala;
TLA Sin embargo, a ustedes les gusta hablar con orgullo, como si fueran dueños del futuro, y eso es muy malo.
Pero cuando se habla no por soberbia, no orgullosamente, sino por la fe en lo que Dios te ha dicho que va hacer contigo, no es arrogancia, ni orgullo como algunos nos quieren acusar que es lo mismo, sino es fe, por esto David le dice a Dios que sabe que para Dios es un hombre excelso, además le dice que es porque Dios le ha dejado ver el futuro.
1 Crónicas 17:17 PDT Dios mío, he recibido tanto y aun así te ha parecido poco, pues me has hecho a mí, siervo tuyo, grandes promesas sobre el futuro de mi dinastía. SEÑOR mi Dios, me has permitido ver más del futuro de lo que un ser humano puede entender.
¿Qué es o quién es una persona, excelso, excelsa? [virtud, cualidad] Que existe en su máximo grado.
“Dios es excelso porque tienen el más excelso de los dones: la posibilidad de formar un mundo de la nada”
[persona] Que tiene virtudes o cualidades excelsas, es decir muy elevado en importancia, dignidad o categoría
Para muchos David el pastorcito de ovejas, pero Después por lo que Dios le prometió, David sería rey, por lo tanto, se le diría ” excelsa majestad” y aún tiene ese puesto, y Jesús ocupa su trono, Jesús ahora mismo es el rey de los judíos y el rey de toda la tierra, el rey de universo.
Jesús responde a Pilatos cuando le pregunta si en verdad Él es el Rey de los judíos: “Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí” (Juan 18: 36). Jesús no es el Rey de un mundo de miedo, mentira, es decir de la mentira mortal del pecado que existe en el mundo, Él es el Rey del Reino de Dios que, reino que sólo él trae y al que nos conduce.
Juan 18:37
Pilato entonces le dijo: ¿Así que tú eres rey? Jesús respondió: Tú dices que soy rey. Para esto yo he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.
¿Puedes escuchar su voz de rey? ¿Estás escuchando su verdad todo el tiempo? La Biblia dice que Jesús es Dios, el hijo de Dios, es soberano y que va a vencer, sobre todo, porque tiene los dones más excelsos por ser Dios.
Isaías 9:6
Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
1 Timoteo 6:15
la cual manifestará a su debido tiempo el bienaventurado y único Soberano, el Rey de reyes y Señor de señores;
Apocalipsis 17:14
Estos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con El {son} llamados, escogidos y fieles.
Apocalipsis 19:16
Y en su manto y en su muslo tiene un nombre escrito: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Sentando esta base, este precedente, debemos saber en quién hemos creído, quienes éramos al igual que David que era un pastorcito de ovejas, nosotros tampoco no éramos nadie, pero Dios nos llamó, lo hozo porque nos había escogido, nos ha dado un puesto de honor, y nos dice que es lo que hará por nosotros.
Esto debe de inspirarnos, sí, la prospectiva de Dios es ahora nuestra perspectiva, nuestro punto de vista de lo que pasará.
1. Las pruebas que ahora estamos pasando son para fortalecer nuestro carácter en Cristo, son para mostrarnos su gracia, son para que su poder aumente en nuestras debilidades. 2 Corintios 12:9
9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. (RVR1960)
2. Dios está por nosotros, ¿quién puede estar en contra? Romanos 8:31 NTV ¿Qué podemos decir acerca de cosas tan maravillosas como estas? Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién podrá ponerse en nuestra contra?
3. Las debilidades que hoy mostramos serán nuestras fortalezas en el futuro, porque Dios se va a encargar de levantar nuestras cabezas. Salmos 3:3 RVR1960 Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
4. La prospectiva de Dios, es un futuro de bendición, en Cristo Jesús. Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Romanos 10:11.
5. …me has considerado conforme a la medida de un hombre excelso, oh Señor Dios. 1 Crónicas 17:17
Me siento emocionado, excitado, inspirado porque cuando vuelvo a ver con los ojos de la fe, mi perspectiva, desde ese punto de vista, veo la construcción de Dios para mi vida, veo que la prospectiva de Dios, está a dos pasos de mí, veo que él hará grandes cosas para mi vida, y eso da mucha alegría. La adversidad ya no molesta, la miseria de los hombres malos, queda atrás, la escases de la poca sabiduría se agotó completamente, la debilidad es fortaleza, el llanto es alegría, la perturbación del corazón es paz, las palabras dichas de mí boca, son potentes espadazos que cortan con doble filo, haciendo que se haga su voluntad en la tierra porque Dios es mi herencia, la prueba al igual que pasó y quedó a la distancia en la vida de Job, lo mismo sucederá conmigo, viviré largos días en la casa de Jehová, allí habitaré confiado. La abundancia que tendré será el fruto de su pensamiento en mí. Los ataques del mundo o de los demonios, no los voy a sufrir, porque ángeles del Señor pelearán en vez de mí.
RVR1960 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Salmos 91:14
TLA A los que él ya había elegido, los llamó; y a los que llamó también los aceptó; y a los que aceptó les dio un lugar de honor. Romanos 8:30.
¿Crees tú, con todo tu corazón que es posible que Dios haga todo esto, aun cuando eres un pobre pecador sacado del muladar?
¿Crees tú que, por haber recibido al hijo de Dios, a Jesucristo en tu corazón Dios te va a honrar?
¿Crees tú que Dios va a tener misericordia de ti, y que el bien y la misericordia de Jehová te seguirán toda tu vida?
¿Crees tú que, si obedeces a Dios, él te puede sostener?
¿Crees tú que, si dedicas tu vida a Dios y le sirves, él te va a dejar abandonado a tu suerte?
Vamos a orar.
Ya casi vemos Señor, que pasa todo esto, hemos esperado en ti, caminamos cuando tú nos dijiste que camináramos, seguimos cuando tú nos dijiste que siguiéramos, corrimos cuando nos lo ordenaste, y no nos detuvimos porque tú no lo ordenaste, y hasta aquí nos has ayudado Dios, ahora que estamos fortalecidos, te pedimos que nos traigas lo nuevo de Dios, lo tuyo, la vida espiritual, la lluvia tardía, la cercanía de Dios, para limpiarnos de la batalla, y tomar posesión de tu tierra prometida. Somos guerreros de Cristo, somos vencedores, somos exitosos en todos nuestros caminos, hemos conseguidos tus logros, somos luchadores y ganadores porque peleamos contigo y vencemos a los hombres al igual que Jacob, somos tus príncipes, pueblo admirable, especial, que anunciamos tus virtudes, ahora vamos a entrar en tu reposo, y a disfrutar de lo que hemos sembrado en el pasado para contigo, no pretendemos haberlo alcanzado todo ya, proseguimos a la meta, al supremo llamamiento, sin embargo, todo soldado tiene derecho a la parte de su botín, y a reposar en ti, tú eres nuestro general, y el Rey de Reyes y Señor de Señores, estamos como piedras vivas delante de ti, tu no nos avergüenzas nunca, porque tu palabra es verdad, tu eres verdadero, gracias por traernos tu maravilloso plan futuro, y gracias por tu salvación. Padre esto es lo que has puesto en nuestro corazón, por tu Santa palabra. Gracias en el nombre de Jesús. Amén y amén.