¡Cree habla palabras de fe!

 

Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. Hebreos 11:3.

De nuevo Dios me pone a hablar de la fe, y la razón es fácil de entender. Aún no hemos llegado a entender completamente, o a ciencia cierta, que es el vivir por fe, que es construir por fe, que es edificar por fe, todo esto es un estilo de vida al que debemos acomodar, meternos acostumbrarnos, inmiscuirnos, movernos, profundizar, etc.
Dios le dijo a Jeremías la razón para lo que lo había puesto, y todo sería por decir las palabras de Dios.

TLA Desde hoy tendrás poder sobre reinos y naciones, para destruir o derribar, pero también para levantar y reconstruir. Jeremías 1:10

He aquí unas recomendaciones para que suframos un poquito menos, al acomodar lo espiritual a lo espiritual, viviendo por fe, confesando la medida que queremos de Dios por creer, por palabras y acciones de fe, y para lograrlo hay un principio principal y es:
Creer y hablar las palabras espirituales de Dios que están en la Biblia.
NTV Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. 2 Timoteo 3:16
La palabra de Dios es poder, y hace muchas cosas, es útil para muchas cosas, si vemos nuestro versículo clave Hebreos 11:3, con claridad y sencillez, veremos la profundidad que tiene, Dios hizo todo el universo, por una orden suya, por la palabra de Dios, si entendemos bien, lo que pudo lograr la palabra de Dios: crear el universo, y por la fe lo entendemos, entonces creemos las palabras de Dios, las hablamos estaremos creando un entorno muy bueno para nosotros, lo haremos al hablar las palabra que pudo crear el universo. Si lo pudo hacer, entonces la palabra de Dios confesada por nuestra boca, creará nuestro entorno mejorado, y futuro bueno, de acuerdo a la voluntad de Dios.
La palabra de Dios está en mi mente y en mi boca, para bendición, para librarnos del castigo que merecemos.
Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.» Romanos 10:8-9.
NTV En realidad, dice: «El mensaje está muy al alcance de la mano, está en tus labios y en tu corazón». Y ese mensaje es el mismo mensaje que nosotros predicamos acerca de la fe: Si declaras abiertamente que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.
Para lograrlo: cerca de ti, está la palabra, debe estar en tu boca, aunque seas un hombre sujeto a pasiones como el profeta Elías, puedes decir por la palabra de fe, cosas grandes como lo hizo Elías cuando oró, entonces podrás decir a la montaña que se quite, o al sicomoro que se desarraigue y que se plante en el mar, es decir, el problema lejos de ti.
Santiago 5:17 Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.
Me imagino la fe de Elías, oró con fe, fervientemente, y luego debió haber hablado normalmente que no llovería porque sabía que no iba a llover, durante el tiempo que él había pedido que no lloviera.
La biblia, las sagradas escrituras, la palabra de Dios, debe estar en tu boca, debes hablar y responder con la palabra de Dios. Pero deberás creer lo que estás hablando.
Cuando yo evangelizo a alguien uso este principio, no me funciona, no hablo mis palabras, ni mis opiniones ni argumentos, sé que la palabra de Dios funciona por sí sola, y dará sus propios frutos. Un día de estos, fui a evangelizar a una persona estilo agnóstico, es más difícil que un ateo, porque el ateo, sabe que hay un Dios, pero la misma palabra significa sin Dios, es decir que él no quiere andar con Dios. Para que entendamos más, hay medicina, hay carros, pero el ateo es como que diga, que anda sin medicina, hay carro, pero él anda sin carro, algo así es. A la hora de convencerlos es más fácil, pero con el agnóstico, que él se ha hecho su propia religión de fragmentos de principios no Bíblicos, de vivencias y creencias personales pero que no son la palabra de Dios, pero para él esto es su verdad absoluta y su religión, más no la Biblia, es mucho más difícil de convencer, creen y no creen, están como en el limbo, digámoslo así, ni fríos, ni calientes, ni a la izquierda, ni a la derecha. Yo sabiendo esto, cuando aceptó que hablaremos de Dios, usé este principio, y dije en cada oportunidad, no más, que las palabras espirituales de Dios, después de un rato de charlar, ya la palabra de Dios había hecho efecto, y terminó creyendo y aceptando solo la verdad de el Señor Jesús para su salvación.
Otro ejemplo, fue cuando hablé con un cristiano muy deprimido por las deudas, alegaba que era un fracaso, y que se quería morir, el principio que usé fue, quién es Dios, y lo que hará por esa persona que le ha sido fiel y servido durante muchos años. De nuevo usé las palabras espirituales de fe, y se las repetía, Dios te va a proveer todo lo que necesites, Dios te pagará las deudas, no se olvidará de tu fidelidad. Cuando tú ya no puedes y terminas, entonces él comienza, y le dije unas 7 a 9 veces, Dios te va a dar el dinero para que pagues tus deudas, no te dejará ni te abandonará, y bingo, la palabra entró en su corazón, dándole consuelo, y la calmó, le alegró al recibir la seguridad de no estar solo, de contar con Dios, que él lo hará, le pedí que creyera estas palabras y ahora cuando le pregunto, me responde que laborará duro y creerá que Dios le dará de alguna manera para pagar sus deudas.
De igual manera al orar por los enfermos, debemos creer y decir las palabras espirituales de Dios entendiendo que él hará lo suyo. Si Dios creó el universo por medio de la palabra, es decir por medio de Jesucristo, Dios puede hacer cualquier cosa por medio de Jesús y su palabra por cualquier persona, nosotros solo debemos montarnos en esa palabra y usarla como lo hicieron los profetas, el mismo, Jesús, los apóstoles, los grandes hombres de Dios de la historia moderna, y Dios obrará porque su palabra nuca falla, es infalible, Dios obrará con quién la use y tenga fe, Dios está esperando usarnos para su reino.
pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.
NTV Pues esta buena noticia —del descanso que Dios ha preparado— se nos ha anunciado tanto a ellos como a nosotros, pero a ellos no les sirvió de nada porque no tuvieron la fe de los que escucharon a Dios. Hebreos 4:2
La palabra de Dios es en fe y para fe, esta es la razón de que no creyeron de Israel, aquellos que cayeron en el desierto, porque no la acompañaron con fe, la oyeron, pero no tenían fe, esta es la razón por la que debemos transmitir fe por nuestra boca, a los que creen, a los que dudan,
Judas 22 A algunos que dudan, convencedlos.
Entonces seremos emisarios de Jesús, y de Dios como lo dijo Pablo a Timoteo.
1 Timoteo 1:1 – Kadosh Israelita Mesiánica
1 Timoteo 1:1
De: Shaúl, un emisario del Mashíaj Yahshúa por orden de YAHWEH nuestro Salvador, y del Mashíaj Yahshúa nuestra esperanza.
Vamos a orar en primera persona.
Señor ayúdame a creer, aumenta mi fe, para que pueda resolver mis problemas que yo sienta muy difíciles e imposibles, voy a aplicar este principio siempre, de navegar en tu palabra, de moverme en tu palabra creadora, y también te pido que me ayudes a hacer este estilo de vida, de hablar las palabras de la Biblia, en vez de las mías para que donde yo llegue sea luz, pueda llevar convencimiento, crecimiento, edificación, unión contigo, fe esperanza y amor. Padre te lo pido en el nombre de Jesús.