¡La voluntad decretiva de Dios!

Isaías 46:10 TLA Yo anuncio desde el principio lo que va a pasar al final, y doy a conocer el futuro desde mucho tiempo antes. Les aseguro que todos mis planes se cumplirán tal como yo quiero.

Hechos 15:18 RVA-2015 dice el Señor que hace estas cosas, que son conocidas desde la eternidad.

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito” (Rom. 8:28) “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Efe. 3:11).

Los decretos de Dios son sus propósitos, sus deseos o su determinación respecto a las cosas futuras. Dios no los está haciendo en nuestro tiempo presente, es decir en el tiempo real cronos, sino que los hizo en la eternidad, antes de la fundación del mundo. La Biblia habla muchas veces de un solo decreto en singular, lo debemos recalcar, como lo hace la Escritura, porque sólo hubo un acto en la mente infinita de Dios acerca del futuro, hacer que todas las cosas creadas honren a su Hijo, sólo pensó en levantarlo, exaltarlo, para que triunfara sobre todo lo que ya habían fallado, los ángeles y él hombre., para ponerlo a gobernar sobre todos con cetro de poder, con vara de hierro, y que no fallará.
Apocalipsis 19:15 De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso.
Apocalipsis 2:27Y LAS REGIRA CON VARA DE HIERRO, COMO LOS VASOS DEL ALFARERO SON HECHOS PEDAZOS, como yo también he recibido autoridad de mi Padre;
Un ministro de Dios falló, el Querubín protector del monte de Dios, uno de los querubines principales que cuidaban la presencia de Dios, en él fue hallada iniquidad, y fue expulsado del cielo, pero se trajo consigo la tercera parte de ángeles que eran ministros también de Dios, allá en el cielo. Este Querube los convenció de volverse en contra de Dios, de manera que una de las creaciones de Dios, la creación angelical, le falló a Dios. La tercera parte de los ángeles del cielo, significa 1 parte de 3, y quedan 2. Esa una parte significan, millones de millones de ángeles caídos.
También otra creación de Dios le falló, sí, él hombre le falló al pecar en el jardín del Edén. Pero Cristo el verbo de Dios, él no fue creado, él ha existido desde siempre porque es Dios. Cristo el verbo divino fue enviado y tomó cuerpo que Dios le dio por nombre: Jesús, de manera que Jesucristo, el hombre-Dios, o Cristo Jesús, el Dios-hombre, fue enviado para arreglar todo lo que los ángeles caídos, o demonios habían logrado en el hombre, ya con naturaleza también caída, y gobernar sobre el hombre, con la diferencia que Cristo Jesús es el Hijo de Dios, por lo tanto, una de las personas del Dios, trino uno. Su ministerio es perfecto y va a fallar en nada, vino para darlo todo, aún hasta su vida, darse a conocer, dar a conocer a Dios, vencer, resucitar, ser glorificado y tomar el control soberano de todas las cosas, las que están en los cielos, las que están en la tierra, y las que están debajo de la tierra. pero primero venciendo como hombre.
Romanos 14:11 RVR1960 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.
En todos los textos siguientes habla que el decreto de Dios es el de glorificar al su Hijo, la palabra “decreto” se encuentra en el Salmos 2:7, “Yo publicaré el decreto;”. En Efesios 3:11, leemos acerca de su “determinación eterna”. En Hechos 2:23, de su “determinado consejo y providencia”. En Efesios 1:9, el misterio de su “voluntad”. En Romanos 8:29, que él también “predestinó”. En Efesios 1:9, de su “beneplácito”. “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Efe. 3:11). Notemos que en el decreto en singular es que todo lo realizó en y para Cristo Jesús.
Los decretos de Dios son llamados sus “consejos” para significar que son perfectamente sabios. Son llamados su “voluntad para mostrar que Dios no está bajo ninguna sujeción, sino que actúa según su propio deseo, en el proceder Divino, la sabiduría está siempre asociada con la voluntad, y, por lo tanto, se dice que los decretos de Dios son “el consejo de su voluntad”. También las doctrinas sacadas de la Biblia que estudiamos en la teología reformada, por ser perfectas y sabias, por tanto son llamadas “el consejo de Dios”, porque proceden de él.
Los decretos de Dios están relacionados con todas las cosas futuras, sin excepción: todo lo que es hecho en el tiempo, fue predeterminado antes del principio del tiempo. Debemos entender que el propósito de Dios afecta a todos, grandes o pequeños, buenos o malos, aunque debemos afirmar que, si bien Dios es el Ordenador y controlador del pecado, no es su Autor de la misma manera que es el Autor del bien. Por ejemplo, todo lo que vivamos del presente en adelante, obedece a la voluntad decretiva de Dios.
La voluntad de Dios, no solo es la voluntad de mandamientos o preceptos que conocemos como los 10 mandamientos que para él hombre son mutables y quebrantables. Amar a Dios sobre todas las cosas, no adorar ídolos, no jurar en vano su nombre, cumplirle en sus celebraciones, honrar a padre y a madre, no matar, no robar, no fornicar, no y todos hasta completar los diez, para el ser humano y que nos mandó a guardar.
Voluntad de mandamientos o preceptos de Dios.

Éxodo 20Reina-Valera 1960 (RVR1960) Los Diez Mandamientos. (Dt. 5.1-21)

1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:

2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.

3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.

8 Acuérdate del día de reposo para santificarlo.

9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;

10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

13 No matarás.

14 No cometerás adulterio.

15 No hurtarás.

16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Este es un aspecto de la voluntad de Dios, sus 10 mandamientos, fueron dados para que el hombre los cumpla, pero el otro aspecto de la voluntad de Dios, es que hará conforme él quiere, desea, planeó, predestinó desde antes de la fundación del mundo, y se llama voluntad de decreto. Podemos decir que la voluntad de Dios tiene dos aspectos, la voluntad de decretos, y la voluntad de mandamientos.
La voluntad de decreto de Dios.
Isaías 46:10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;
Efesios 1:8-10Reina-Valera 1960 (RVR1960)
8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
Es por esto que, a la predicación de los apóstoles, creían todos los que estaba ya decretado que creerían.
Hechos 13:48 RVR1960 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.
La razón del porqué dice que solo él y nadie más que él anuncia desde el principio, lo que va a pasar al final, y por tal razón es que él da a conocer el futuro desde mucho tiempo antes, es porque él lo escribió todo lo que iba a pasar en el tiempo cronos del hombre, y lo escribió porque es el dueño y ordenador de todas las cosas, lo describió porque tiene planes muy suyos, ya decretados por amor con anterioridad, y que va a realizar, más bien dicho, los escribió en el plan divino desde el principio, desde antes de la fundación del mundo y eso no es negociable, ni siquiera él mismo los va a cambiar, ya están establecidos, por esta razón es que Dios es inmutable, y esos deseos o planes suyos, no son mutables ni quebrantables, nadie los puede trastocar, no hay criatura alguna creada por Dios, que pueda hacer algo para cambiar o arruinar su voluntad decretada. Esta es la razón que Dios no es arbitrario como los hombres y su voluntad, que hoy decimos una cosa y mañana ya no pensamos igual, no la sostenemos y cambiamos a nuestro antojo.
Dios no es arbitrario porque él mismo se auto limita a lo que ya estableció. La trinidad hizo un plan perfecto con su gran sabiduría y presciencia, y ese plan es enteramente perfecto. Como es perfecto porque Dios es perfecto, se auto limita a hacerlo, a ejecutarlo en el tiempo cronos de la tierra. Dios no está viniéndonos en tiempo real, y si nosotros hacemos algo mal, no está haciendo un plan de contingencia para evitar más mal, o que no nos hagamos más daño a nosotros mismos o a otros, sino que lo que hace, cuando lo hace, él está gobernando con poder sentado en su trono, y lo que está pasando en la tierra, y con cada uno de sus habitantes, lo bueno que hacemos, y el mal que permite que nos pase, es lo que ya estaba escrito desde el principio. Aunque a nosotros nos parezca como si Dios va a cambiar, y como si ya va a actuar como un rey que aparentemente ya decidió una cosa, solo lo que pasa al final era lo que él había decidido hacer, lo decretado por él.
Por ejemplo, Dios mandó a Jonás a predicar a Nínive, que, si no se arrepentían de sus pecados, en 40 días la ciudad iba a ser destruida, aparentemente era un decreto, pero en realidad no lo fue.
Jonás 1Nueva Traducción Viviente (NTV) Jonás huye del Señor. 1 El Señor le dio el siguiente mensaje a Jonás, hijo de Amitai: 2 «Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive. Pronuncia mi juicio contra ella, porque he visto lo perversa que es su gente».
Jonás 3Nueva Traducción Viviente (NTV) Jonás va a Nínive. El Señor habló por segunda vez a Jonás: 2 «Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive y entrega el mensaje que te he dado».
3 Esta vez Jonás obedeció el mandato del Señor y fue a Nínive, una ciudad tan grande que tomaba tres días recorrerla toda. 4 El día que Jonás entró en la ciudad, proclamó a la multitud: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida». 5 Entonces la gente de Nínive creyó el mensaje de Dios y desde el más importante hasta el menos importante declararon ayuno y se vistieron de tela áspera en señal de remordimiento.
6 Cuando el rey de Nínive oyó lo que Jonás decía, bajó de su trono y se quitó sus vestiduras reales. Se vistió de tela áspera y se sentó sobre un montón de cenizas. 7 Entonces el rey y sus nobles enviaron el siguiente decreto por toda la ciudad:
«Nadie puede comer ni beber nada, ni siquiera los animales de las manadas o de los rebaños. 8 Tanto el pueblo como los animales tienen que vestirse de luto y toda persona debe orar intensamente a Dios, apartarse de sus malos caminos y abandonar toda su violencia. 9 ¡Quién sabe!, puede ser que todavía Dios cambie de parecer, contenga su ira feroz y no nos destruya».
10 Cuando Dios vio lo que habían hecho y cómo habían abandonado sus malos caminos, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción con que los había amenazado.
Jonás 4Nueva Traducción Viviente (NTV) Enojo de Jonás por la misericordia del Señor. 4 Este cambio de planes molestó mucho a Jonás y se enfureció. 2 Entonces le reclamó al Señor:
—Señor, ¿no te dije antes de salir de casa que tú harías precisamente esto? ¡Por eso huí a Tarsis! Sabía que tú eres un Dios misericordioso y compasivo, lento para enojarte y lleno de amor inagotable. Estás dispuesto a perdonar y no destruir a la gente. 3 ¡Quítame la vida ahora, Señor! Prefiero estar muerto y no vivo si lo que yo predije no sucederá.
4 El Señor le respondió:
—¿Te parece bien enojarte por esto?
5 Entonces Jonás se fue al oriente de la ciudad e hizo una enramada. Luego se sentó bajo la sombra de la enramada mientras esperaba ver lo que le acontecería a la ciudad. 6 Ahora bien, el Señor Dios proveyó que una planta frondosa creciera allí y pronto extendió sus anchas hojas sobre la cabeza de Jonás y lo protegió del sol. Esto le trajo alivio y Jonás estuvo muy agradecido por la planta.
7 ¡Pero Dios también proveyó un gusano! Al amanecer del día siguiente, el gusano se comió el tallo de la planta, de modo que se marchitó. 8 Así que cuando el sol se intensificó, Dios proveyó un viento abrasador del oriente para que soplara sobre Jonás. El sol pegó sobre su cabeza hasta que se sintió tan débil que deseaba morirse y exclamó: «¡Es mejor morir que vivir así!».
9 Entonces Dios dijo a Jonás:
—¿Te parece bien enojarte porque la planta murió?
—¡Sí —replicó Jonás—, estoy tan enojado que quisiera morirme!
10 Entonces el Señor le respondió:
—Sientes lástima por una planta, aunque tú no hiciste nada para que creciera. Creció rápido y murió rápido. 11 Pero Nínive tiene más de ciento veinte mil habitantes que viven en oscuridad espiritual, sin mencionar todos los animales. ¿No debería yo sentir lástima por esta gran ciudad?
Acá podemos ver que los decretos de Dios junto al tiempo, cadenas de eventos, condiciones, circunstancias y situaciones que él prescribió, u ordenó, produjeron tanto el arrepentimiento del pueblo completo, su perdón y la no destrucción de Nínive, cuando nosotros al leer el libro de Jonás, pensamos que el decreto de juicio principal era la destrucción de Nínive.
Al final vemos cual fue el decreto, que todos se volvieran a Dios, que veamos que Dios es misericordioso, el perdón de sus habitantes, y que no iba a destruir a la ciudad para ese tiempo. Dios no había planeado la destrucción de Nínive para ese tiempo, aunque lo parecía y ya había un juicio sin vuelta atras, este no era para ese tiempo que era el año 788 a. C, sino para 176 años más adelante, porque la destrucción y caída de Nínive fue en el año, 612 a. C.
Todo lo que sufrió su Hijo amado, Jesucristo, estuvo decretado desde el principio: Apocalipsis 13:8 RVR1960 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
Pero también vemos que, desde antes de la fundación del mundo en el plan de Dios, ya los escogidos estaban nuestros nombres inscritos en el libro de la vida del Cordero de Dios, que fue inmolado desde entonces.
Apocalipsis 13:8 TLA A ese monstruo lo adorarán todos los que no tienen sus nombres escritos en el libro del Cordero, que fue sacrificado. Ese libro fue escrito desde antes de que Dios creara el mundo, y en él están escritos los nombres de todos los que tienen vida eterna.
La relación es así, el plan fue inmolar al cordero, pero salvar a estos nombres que están inscritos en su libro, a estos va a salvar. Esto solo puede ser así porque también está el decreto de la caída del hombre, es decir, que Dios iba a dejar que él hombre cayera en la tentación. “No nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal” es por esto, que cuando entiendes que iba a haber una caída, es fundamentalmente importante, entender la caída, que haría necesaria la Expiación y, por tanto, la misión redentora de nuestro Señor Jesucristo, de lo contrario, sin la caída del hombre, ¿para que fue inmolado desde el principio del mundo?
Por esto cuando los discípulos oraban y los demonios se les sujetaban se alegraban mucho, pero Jesús les dijo que si esto sucedía era porque eran hijos de Dios, y sus nombres ya estaban escritos en el libro en los cielos. Lucas 10:20 RVC Pero no se alegren de que los espíritus se les sujetan, sino de que los nombres de ustedes ya están escritos en los cielos.» TLA Sin embargo, no se alegren de que los malos espíritus los obedezcan. Alégrense más bien de que sus nombres estén escritos en el libro del cielo.
Vemos pues que, en el plan de Dios, ya había decretado tanto que habría una caída, como un salvador de los hombres caídos en pecado y en condenación, pero solo será salvo el remanente, los elegidos por Dios.
Romanos 9:26-28Nueva Traducción Viviente (NTV)
26 Y también dice:
«En el lugar donde se les dijo:
“Ustedes no son mi pueblo”,
allí serán llamados
“hijos del Dios viviente”» 27 Con respecto a Israel, el profeta Isaías clamó:
«Aunque los hijos de Israel son tan numerosos como la arena a la orilla del mar,
solo un remanente se salvará.
28 Pues el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra
sin demora y de manera terminante»
Debemos alegrarnos que Jesucristo haya venido a morir por nosotros, para salvarnos, porque “muchos serán los llamados y pocos los escogidos”, y todo Dios lo planeó desde un principio.
Efesios 1:11 TLA Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido. Así lo había decidido Dios, quien siempre lleva a cabo sus planes.
1 Pedro 1:20 Porque El estaba preparado desde antes de la fundación del mundo, pero se ha manifestado en estos últimos tiempos por amor a vosotros.
De manera que la muerte de Jesús fue un decreto de Dios, que había hecho desde el principio, Dios permitió, gobernó, limitó y controló esa maldad, los utilizó, para llevar a cabo sus planes, pero castigó y condenó a todos aquellos que hicieron el mal y no se arrepintieron, porque eran malos y Dios no es el autor del mal, sino solo del bien.
Hechos 4:27-28. 27 »Es verdad que en esta ciudad se unieron Herodes Antipas, Poncio Pilato, el pueblo romano y el pueblo de Israel, para matar a Jesús, a quien tú elegiste para que fuera nuestro rey. 28 Pero ellos sólo estaban haciendo lo que tú, desde el principio, habías decidido hacer.
He aquí otro decreto de Dios para nosotros, tendremos muchas pruebas y tribulaciones,
Juan 16:33 RVR1960 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
NTV Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.
Dios permite un mal, para traernos un bien mayor, Dios ha decretado que suframos, para meternos en el reino de los cielos a través de muchas tribulaciones.
Hechos 14:22 LBLA fortaleciendo los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y diciendo: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.
Esta decretado que, para purificar nuestra fe, para que nos vayamos haciendo más como Cristo, suframos, mengüemos, muramos a nosotros mismos y a este mundo, para vivir para Cristo, y con Cristo, por fe y para fe.
Es necesario que acomodemos lo espiritual, a lo espiritual, y lo material a lo material, lo carnal a lo carnal, pero lo espiritual, a lo espiritual, estas eran las quejas de Jesús con sus discípulos que no acomodaban las cosas espirituales, algunas veces no comprendían, entonces les reclamaba que solo pensaban en las cosas de los hombres y no en las de arriba.
Sufre, los males que Dios te envía porque son para tu bien, y dije males porque a nosotros nos parecen males, para Dios, son pruebas necesarias, pero destruye los que el Diablo te envía, que Dios permite para entrenarte, porque te ha dado la autoridad para hacerlo. Pero Dios dice, que no te dejará ni te abandonará.
Deuteronomio 31:7-8Entonces llamó Moisés a Josué y le dijo en presencia de todo Israel: Sé firme y valiente, porque tú entrarás con este pueblo en la tierra que el SEÑOR ha jurado a sus padres que les daría, y se la darás en heredad. 8El SEÑOR irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes.
Cuando ya sabes que Dios sabe lo que hace, sólo esperas en Dios. Por esto pondré esta letra de Samuel Hernández, tu consigue la música y cántala.
Dios sabe lo que hace Él no llega tarde, él no se equivoca, Él está en control Dios sabe lo que hace Aun en lo inexplicable, Él es incuestionable cuando algo en ti determino
CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Dios sabe lo que hace Dios sabe lo que hace aun cuando algo nace Aun cuando algo muere Él está en control Dios sabe lo que hace Cuando en la vida cambios suceden con algún propósito Él lo permitió CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Si esto es algo que yo tengo que pasar nuevas fuerzas El me dará aunque tiemble la tierra, se echen los montes a la mar aunque yo no comprenda lo que tengo que pasar no peleo, no cuestiono, no pregunto porque CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Dios sabe lo que hace No peleo, no cuestiono, no pregunto porque Dios sabe lo que hace.