¿Porque Dios da riqueza espiritual a unos y a otros no?

 

Los hijos de Esceva Hechos 19Traducción en lenguaje actual (TLA)

11 En la ciudad de Éfeso, Dios hizo grandes milagros por medio de Pablo. 12 La gente llevaba los pañuelos o la ropa que Pablo había tocado, y los ponía sobre los enfermos, y ellos se sanaban. También ponía pañuelos sobre los que tenían espíritus malos, y los espíritus salían de esas personas.

13 Allí, en Éfeso, andaban algunos judíos que usaban el nombre del Señor Jesús para expulsar de la gente los malos espíritus. Decían a los espíritus: «Por el poder de Jesús, de quien Pablo habla, les ordeno que salgan.»

14 Esto lo hacían los siete hijos de un sacerdote judío llamado Esceva. 15 Pero una vez, un espíritu malo les contestó: «Conozco a Jesús, y también conozco a Pablo, pero ustedes ¿quiénes son?»

16 Enseguida, el hombre que tenía el espíritu malo saltó sobre ellos y comenzó a golpearlos. De tal manera los maltrató, que tuvieron que huir del lugar completamente desnudos y lastimados. 17 Los que vivían en Éfeso, judíos y no judíos, se dieron cuenta de lo sucedido y tuvieron mucho miedo. Y por todos lados se respetaba el nombre del Señor Jesús.

18 Muchos de los que habían creído en Jesús le contaban a la gente todo lo malo que antes habían hecho. 19 Otros, que habían sido brujos, traían sus libros de brujería y los quemaban delante de la gente. Y el valor de los libros quemados era como de cincuenta mil monedas de plata.

20 El mensaje del Señor Jesús se anunciaba en más y más lugares, y cada vez más personas creían en él, porque veían el gran poder que tenía.

¿Por qué unos tienen éxito en su vida de fe y ministerio para con Dios, mientras que otros no?
¿Qué es lo que pasa en las vidas de aquellos que espiritualmente para con Dios son ricos en fe?
Muchos se hacen esta pregunta ¿por qué ellos tienen éxito en las cosas de Dios, y yo no? y la respuesta que parece extensa es simple: Dios honra a aquellos que lo honran, y Dios honra más a aquellos que lo honran más. Pero quienes son los que lo honran y honran más y más, pues son aquellos que obedecen a lo más puro que Dios ha dejado en su palabra, quienes solo siguen a Jesucristo porque tienen una comunión con él, mientras que los que lo honran menos es porque han dejado entrar impurezas en lo que debería ser la “sana doctrina” que por cierto ya no está tan “sana”, y no se percatan que está adulterada, pero si tan solo confrontaran sus creencias, o lo que creen que es correcto, con lo que Dios dice en su santo consejo, en las sagradas escrituras, inmediatamente se darían cuanta que lo que Dios manda, para que nos consagremos a él, es aún más puro, y esencial.
Esto es lo que vemos en nuestro texto inicial, un hombre que tenía éxito con Dios, había sido llamado por Dios y por lo tanto, tenía una relación con él, era tan importante que la Biblia registra su nombre, Pablo, el apóstol, mientras que los 7 hijos de Esceva, no fueron tan importantes para el Espíritu Santo, que ni siquiera incluyó sus nombres sino que los describe como los 7 hijos del sacerdote Esceva, quienes ni habían sido llamados como Pablo por el mismo Jesucristo, no tenían comunión con el Señor Jesús, pero tenían cierta reputación que expulsaban demonios en el nombre de Jesús, ellos tenían un ministerio, Decían a los espíritus: «Por el poder de Jesús, de quien Pablo habla, les ordeno que salgan.» Pero no nunca llegaron a tener el éxito de Pablo, porque una tan sola vez cuando le dijeron lo mismo a un hombre, se vio que ellos no tenían una comunión directa con Jesús, el espíritu malo les contesta que conocían a Jesús que es Dios, a Pablo que tenía autoridad de parte de Jesús, pero a ellos no los conocía. 15 Pero una vez, un espíritu malo les contestó: «Conozco a Jesús, y también conozco a Pablo, pero ustedes ¿quiénes son?»
16 Enseguida, el hombre que tenía el espíritu malo saltó sobre ellos y comenzó a golpearlos. De tal manera los maltrató, que tuvieron que huir del lugar completamente desnudos y lastimados.
No es mi intención desanimar a nadie que tenga la buena intención de tener autoridad espiritual, pero tiene un precio, recuerdo cuando recibí al Señor, yo quería ir a pisarle la cola al Diablo, lo andaba buscando para reprenderlo y derrotarlo, buscaba orar por los endemoniados, pero Dios me mando a que primero me metiera más en oración con él, a conocerle más primero. Luego fue fácil, comencé a tener más autoridad y cuando he ido a orar por algún endemoniado, al que Dios me autoriza que le ordene algo, los demonios obedecen en el nombre de Jesús, Dios nunca me ha dejado burlado, siempre ha sido fiel. Sin embargo, debo decir que Dios quisiera que muchos padres de familia, tuvieran esa autoridad, si así fuera, si existieran más hombres de Dios que quieran pagar el precio, les aseguro que el Diablo no haría tantos estragos en nuestras sociedades, porque habría más guerreros que hagan guerra espiritual. Exhorto, animo, invito a que tú, no te menosprecies, ni que por depender de una religión en la que recibes poco porque eres emergente en el evangelio puro, porque Dios te está introduciendo, no hayas alcanzado el poder ser maestro ya, y todavía tienes necesidad de ingerir leche espiritual no adulterada. Las guerreras en Cristo, no deben menospreciar que son mujeres, deben pagar el precio y usar todos sus dones, cuando Dios y la autoridad espiritual se los digan. De ser así, no habría tanto problema en sus familias, ya que según la mujer virtuosa de proverbios 30, ella lo puede resolver los asuntos de su casa, con el Señor Jesús.
El celo por la casa de Dios debe estar acabando contigo como lo hizo con Jesús, de esto se trata que tengamos celo por la casa de Dios como un fuego, que nos haga morir al yo, para que se imponga la justicia de Dios.
Juan 2:17 RVR1960 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.
PDT Cuando esto sucedió, los seguidores recordaron que estaba escrito: «La emoción que siento por tu casa acabará conmigo».
TLA Al ver esto, los discípulos recordaron el pasaje de la Biblia que dice: «El amor que siento por tu templo me quema como un fuego.»
Yo digo que soy un pecador imperfecto santificado y perfectible, que si no fuera humano no cometiera errores, pero hay algo en mi corazón que no es mío y que no puedo evitar, y es que el celo porque la casa de Dios, que ésta esté edificada sobre la roca firme, sobre la piedra principal, el fuego y celo para que poner a Dios en su lugar, en el centro de todo, me consume, y por esto tiendo a criticar lo que va en contra de lo establecido por Dios en la Biblia y en la iglesia primitiva, que por cierto creo que debemos decir los primeros cristianos, ya que los primitivos somos nosotros si nos hemos alejado de Dios. Por esto si he ofendido a alguien en mi celo por edificar correctamente la casa de Dios, les digo que es a razón que soy primeramente un hombre que Dios eligió para ser así. Odio la mentira y el engaño religioso, amo la verdad Bíblica de Dios, Jesucristo, y del Espíritu Santo, aunque me falte mucho que recorrer en mi aprendizaje en esta vida.
Dios en su celo, le dice una palabra firme en tiempos del profeta Samuel, a Aarón hermano de Moisés y sus descendientes, los levitas sacerdotes descuidados de tener celo por la casa de Dios, la leeremos a continuación en diferentes versiones de la Biblia:
1 Samuel 2:30 TLA » Yo les había prometido a tu familia y a tus antepasados que siempre serían mis sacerdotes. Pero ya no será así. Yo aprecio a los que me aprecian, pero desprecio a los que me desprecian.
LBLA …yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco. JBS …yo honraré a los que me honran, y los que me tuvieren en poco, serán viles. NBD …Yo honro a los que me honran, y humillo a los que me desprecian. NTV …honraré a los que me honran y despreciaré a los que me menosprecian. PDT …Honraré al pueblo que me honra a mí, pero al que se niegue a respetarme, le va a ir mal. BLP …yo respeto a los que me respetan, pero los que me desprecian se verán deshonrados. DHH…honraré a los que me honren, y los que me desprecien serán puestos en ridículo. Yo, el Señor, lo afirmo. Este es el secreto y la respuesta a la interrogante de porqué algunos tienen más que otros el apoyo de Dios, y todo el peso que esto representa en la vida real espiritual.
Lo siento por ti, si por ignorancia no has comenzado a honrar a Dios desde hace mucho tiempo, como deberías haberlo hecho por haber estado separado de la verdad Bíblica, pero aún no es tarde, todavía hoy es el momento de empezar de nuevo, de abrir los ojos, de comenzar a obedecer la palabra de Dios con celo, al pie de la letra y simplemente Dios te honrará, y estará contigo como estuvo con el apóstol Pablo.
Juan 4:23 NTV, Pero se acerca el tiempo —de hecho, ya ha llegado— cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. El Padre busca personas que lo adoren de esa manera.
Dios el Padre, anda buscando a esos verdaderos adoradores, que le adoren, pero es necesario que lo hagan en Espíritu y en verdad, es decir: con el Espíritu Santo y con su verdad. Llama la atención que la escritura del Espíritu Santo, aclara que hay verdaderos adoradores, dejando descubierto que hay falsos adoradores de Dios. Lo adoran, lo hacen ferviente y efectivamente, pero falsamente, porque no lo hacen desde la perspectiva de Dios, desde el punto de origen de Dios que es en el Espíritu Santo, y en la verdad que Dios ha revelado en su santa palabra, la mayoría de lo que hacen son doctrina de hombres.
Para que puedas hacer ésta adoración que Dios quiere debes ser guiado por el Espíritu Santo, como se debe hacer verdaderamente y es lo que Dios recibe. Veamos el mismo versículo en la TLA Dios es espíritu, y los que lo adoran, para que lo adoren como se debe, tienen que ser guiados por el Espíritu. Se acerca el tiempo en que los que adoran a Dios el Padre lo harán como se debe, guiados por el Espíritu, porque así es como el Padre quiere ser adorado. ¡Y ese tiempo ya ha llegado!
Ahora debo necesariamente aclarar que todo esto es independiente a la salvación, no estoy discutiendo tu salvación, estoy diciendo que puedes ser salvo y no estar honrando a Dios por ser emergente, y no tienes el apoyo de Dios como los exitosos espirituales.
¿Porqué?
Hay muchos factores, como el estar desenfocado de la verdad Bíblica, el estar en Dios, pero no en el enfoque como él quiere que ya transmitió en su palabra, pues no lo honras de verdad, lastimosamente eso es una realidad y se ve reflejado en tu vida, en poco éxito espiritual. Debes comenzar a despojarte de todo lo que has aprendido, como dicen, aprender a desaprender, para crear un ambiente de fe, como Dios lo ha ya establecido en su palabra, de otra manera andarás en la vida sin tener poder de lo alto, sin tener éxito espiritual, y dependiendo siempre que otros hagan el trabajo difícil que tú ya deberías estar haciendo. ¿Piensas que Dios no te lo va a reprochar?
Hebreos 5:12 TLA Con el tiempo que llevan de haber creído en la buena noticia, ya deberían ser maestros. Sin embargo, todavía necesitan que se les expliquen las enseñanzas más sencillas acerca de Dios. Parecen niños pequeños, que no pueden comer alimentos sólidos, sino que sólo toman leche.
De dos hermanas amigas del Señor que eran salvas, una estaba sirviéndole al Señor, pero desenfocada mente, mientras que la otra, había elegido la mejor parte, que era estar cerca del maestro, aprendiendo de él, escuchando su dirección, tomó la mejor parte, y eso, nadie se la iba a quitar.
Lucas 10:39-42Traducción en lenguaje actual (TLA)
39 En la casa también estaba María, que era hermana de Marta. María se sentó junto a Jesús para escuchar atentamente lo que él decía. 40 Marta, en cambio, estaba ocupada en preparar la comida y en los quehaceres de la casa. Por eso, se acercó a Jesús y le dijo:
—Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola, haciendo todo el trabajo de la casa? Dile que me ayude.
41-42 Pero Jesús le contestó:
—Marta, Marta, ¿por qué te preocupas por tantas cosas? Hay algo más importante. María lo ha elegido, y nadie se lo va a quitar.
De esto es de lo que hablo, que los exitosos espirituales, son los que siempre están dispuestos a pagar el precio para estar más cerca del Jesús y por esto van a la vanguardia espiritual. Esto es lo que acontece en nuestra porción Bíblica principal, 7 hijos de Esceva, estaban sirviéndole a Dios, pero no eran exitosos en lo que hacían, ya que un solo espíritu maligno que habitaba en un solo hombre, los venció, los golpeó a los 7, estos lograron huir, pero completamente heridos, mientras que el ministerio de Pablo tenía todo el apoyo de Dios, tan solo su ropa sanaba que había dejado atrás sanaba, cuando llevaban pañuelos para que tocaran su ropa, y estos después eran puestos en los enfermos, sanaban. Pablo era exitoso espiritualmente hablando, mientras que los 7 hijos de Esceva no lo eran. Esto te podría estar pasando a ti, no eres efectivo en las cosas de Dios al igual que los 7 hijos de Esceva, porque no dijeron que en el nombre de Jesús a quién yo predico, sino a quién Pablo predica, no a quién yo predico, y conozco.
Nuestro salvador habló de un precio, y es obedecerlo en todo, tomar la cruz de tus problemas y aun así seguirlo a donde él te lleve, y volver a obedecerlo cada vez, en el reto que él te ponga.
Mateo 10:38 NTV Si te niegas a tomar tu cruz y a seguirme, no eres digno de ser mío.
Otro punto importante es que lo que tú quieres con tu voluntad, no es tan importante, debes saber escuchar, la cruda verdad de Cristo, y aún después de todo eso, poder seguirlo, sin importar tus propios deseos, es rendir los tuyos, a los suyos.
Mateo 16:24 NTV Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.
TLA Luego Jesús les dijo a sus discípulos: «Si ustedes quieren ser mis discípulos, tienen que olvidarse de hacer su propia voluntad. Tienen que estar dispuestos a cargar su cruz y a hacer lo que yo les diga.
NO SOLAMENTE DEBES TOMAR TU CRUZ, SINO TAMBIÉN A HACER LO QUE ÉL TE DIGA. ¿ESTAS DISPUESTO?
Una vez más el Señor, habla que es necesario morir para poder vivir,
Lucas 14:27 TLA Si ustedes no están dispuestos a morir en una cruz, y a hacer lo que yo les diga, no pueden ser mis discípulos.
Indudablemente con Jesús, debemos dejarlo todo, ese es un requisito para poder ser del maestro en verdad.
Marcos 10:21 TLA Jesús lo miró con amor y le dijo: —Sólo te falta hacer una cosa. Ve y vende todo lo que tienes, y reparte ese dinero entre los pobres. Así, Dios te dará un gran premio en el cielo. Después de eso, ven y conviértete en uno de mis seguidores.
Este fue el reclamo de Pedro: ¿lo hemos dejado todo por seguirte, que recibiremos a cambio?
Mateo 19:27 NTV Entonces Pedro le dijo: —Nosotros hemos dejado todo para seguirte. ¿Qué recibiremos a cambio?
Lucas 18:28 TLA Pedro le dijo: —Recuerda que nosotros dejamos todo lo que teníamos, y te hemos seguido. 29 Jesús les respondió: —Les aseguro que si alguno ha dejado su casa, su esposa, sus hermanos, sus padres, o sus hijos, por ser obediente al reino de Dios, 30 sin duda recibirá aquí mucho más de lo que dejó. Además, cuando muera, vivirá con Dios para siempre.
Hay muchas personas que irán a la condenación eterna porque no van a querer dejar sus riquezas por ir en pos de Cristo, lamentablemente, ellos son como el joven rico, pero unos pocos escogidos sí lo harán, si es necesario dejarán, su reputación, su religión, sus antiguas enseñanzas, por amor al Señor que los amó, y obedecerán, a toda costa, por lo nuevo que recibirán del Jesús.
Marcos 8:38 TLA » Delante de esta gente malvada que rechaza a Dios, no se avergüencen de mí ni de mis palabras. Si lo hacen, yo, el Hijo del hombre, me avergonzaré de ustedes cuando venga con el poder de mi Padre y con sus ángeles.»
NTV Si alguien se avergüenza de mí y de mi mensaje en estos días de adulterio y de pecado, el Hijo del Hombre se avergonzará de esa persona cuando regrese en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».
Mateo 11:6 DHH ¡Y dichoso aquel que no encuentre en mí motivo de tropiezo!»
Increíblemente, hay personas que no se avergüenzan de su adulterio y del pecado que tienen en éstos días, pero si se avergüenzan del Señor Jesucristo y de su mensaje, que a veces pueda sonar duro.
Necesitamos pedirle al Señor un corazón ensanchado para volver a retomar toda la Palabra de Dios, con toda nuestra vida, estudiándola por completo, con pasión, clamando a Dios por inteligencia para no esquivarla, cortarla, reducirla o minimizarla, aplicándola a todas las áreas de nuestra vida para que, finalmente, nuestro Señor sea glorificado por el Poder de su Palabra.
Ahora te diré 7 grandes miedos que debes superar para ser un exitoso espiritual.
1. El miedo a la crítica.
Que no te preocupe lo que los otros dicen, sino lo que Dios dice de ti.
2. Miedo a la pobreza. Si seguir a Jesús te hace pobre por un lapso de tiempo. ¡Gloria a Dios! No debes temer, Dios se ocupa de ti, y no dejará, ni te probará, más allá de lo que puedas soportar. Además, Dios siempre te devolverá con creces lo que te quitó. Santiago 2:5 LBLA Hermanos míos amados, escuchad: ¿No escogió Dios a los pobres de este mundo para ser ricos en fe y herederos del reino que El prometió a los que le aman? Lucas 6:24 NTV »Qué aflicción les espera a ustedes, los que son ricos, porque su única felicidad es aquí y ahora.
Lucas 12:16-21. Nueva Traducción Viviente (NTV) 16 Luego les contó una historia: «Un hombre rico tenía un campo fértil que producía buenas cosechas. 17 Se dijo a sí mismo: “¿Qué debo hacer? No tengo lugar para almacenar todas mis cosechas”. 18 Entonces pensó: “Ya sé. Tiraré abajo mis graneros y construiré unos más grandes. Así tendré lugar suficiente para almacenar todo mi trigo y mis otros bienes. 19 Luego me pondré cómodo y me diré a mí mismo: ‘Amigo mío, tienes almacenado para muchos años. ¡Relájate! ¡Come y bebe y diviértete!’”. 20 »Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?”. 21 »Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios es un necio».
3. Miedo a la vejez (y a la muerte)
Benjamín Franklin una vez dijo “Muchas personas mueren a los 25 años, pero son enterrados a los 75”. Para algunos individuos, esta muerte metafórica – cuando deciden instalarse en un estilo de vida mediocre – llega incluso antes de los 25 años. Ellos creen que nunca lograrán sus sueños y renuncian por adelantado. Con Jesús, tú mueres a ti mismo, pero vives por él y para él, hay que morir, para vivir.
4. Miedo al fracaso. Es aquí cuando las personas hacen la temida pregunta “¿Y si…?”, excepto que típicamente está fraseada de forma negativa: “¿Y si no funciona?” “¿Y si fracaso?” “¿Y si no les gusto?”. Estas son las preguntas equivocadas. En lugar de pensar en todas las maneras en las que podrías fracasar, ¡concéntrate en todas las maneras en las que podrías triunfar! Incluso si te equivocas o cometes un error, tienes la oportunidad de corregir el rumbo. Debes fallar antes de vencer. Cada maestro fue alguna vez un desastre, así que no dejes de tratar.
5. Miedo de ofender a otros.
Aquí hay algo que alguien dijo el otro día: “Yo no voy a llamar a Recursos Humanos hasta que ellos me busquen con un ofrecimiento de trabajo. Además, podría molestarlos y no quiero que me vean muy necesitado. Solo esperaré en el teléfono. Si no obtengo ese trabajo, entonces no era mi destino tenerlo. Si los llamo, podría arruinar mis oportunidades y no obtener el trabajo”. Esta es la forma incorrecta de verlo. Creo firmemente que las personas deben ser audaces en sus actos si desean conquistar sus metas. Muchas personas temen ofender a otra con la auto promoción por miedo a aparecer arrogantes. No obstante, nadie reconocerá tus talentos a menos que se los muestres.
6. Miedo a quedar en ridículo.
Muchas veces vemos nuestros atuendos y decimos “No me voy a poner esto hoy. Me voy a ver tonto. Tal vez otro día”. Pero, ¿por qué no? Muchas veces actuamos como si lo que queremos fuera malo, pero debemos tener más fe en nuestra capacidad de decisión. Necesitamos poner nuestras capacidades a prueba, ya sea que vayamos a dar un discurso, escribir artículos, grabar videos o cualquier otra cosa. Millones de las mejores decisiones se hicieron “en caliente”. Personas de todo el mundo en el transcurso de la historia se han desviado de sus planes originales para alcanzar el éxito. Descubre quién eres y cuál es tu estilo. Muchas veces deberás empezar por descubrir quién no eres. Confía en tu instinto y reconoce que estás tomando las decisiones correctas. Solo te verás ridículo si te quedas congelado.
7. Miedo al éxito.
Muchas veces, las personas temen ser las mejores versiones de sí mismas. Tienen miedo de cómo es su verdadera expresión personal, que es de lo que se trata realmente el éxito. Ven a otras personas y piensan “Yo podría hacerlo también” o “¿Por qué eso no me pasa a mí?” En realidad, temen recibir fama, riqueza espiritual, reconocimiento y amor. A la gran mayoría de nosotros nos enseñaron que nunca podríamos ser exitosos en la vida. Muchas familias operan bajo la creencia de que lograr los sueños no es realista, así que nunca impulsan a sus hijos. Asumen que es imposible porque no lograron ellos mismos. En lugar de adoptar este esquema de pensamiento, cree en que vas a lograr un éxito masivo en el camino. Al final del día, todos los miedos anteriores se superan con fe y amor. Si sabes lo que quieres, toma los pasos necesarios para afrontar tus miedos y lograrás más de lo que esperas en la vida, más de lo que obtendrías si dejas que la duda y la incertidumbre te dominen.
Vamos a orar.
Gracias Padre por hablarme de esta manera, lo necesitaba, ¿sabes? Yo no me quiero equivocar, pero si vivo confiando en ti, es imposible que me equivoque, no quiero tener ningún miedo, solo te quiero ganar a ti, tu eres lo más importante, debo dejar atrás cosas, aquellas que tú me estás diciendo, debe ver hacia adelante y caminar contigo, juntos de la mano, tú me amas y jamás me harías daño, debo confiar en ti, y seguirte en este tu camino que me pones hoy, no importa si para ser tú, dejo de ser yo, de eso se trata, y así lo dijo, Juan el Bautista, “Él debe aumentar pero yo debo disminuir.” Juan 3:30. Hazlo Señor, obra en mí, llévame a donde tú me quieras llevar, estoy en tus manos, estoy en buenas manos, tú quieres lo mejor para mí, ayúdame a morir a mí mismo. Tu dijiste en Juan 12:24: De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. Hazme morir a mí mismo para que te dé mucho fruto. Padre te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.