Monthly Archives: July 2017

¡La voluntad decretiva de Dios!

Isaías 46:10 TLA Yo anuncio desde el principio lo que va a pasar al final, y doy a conocer el futuro desde mucho tiempo antes. Les aseguro que todos mis planes se cumplirán tal como yo quiero.

Hechos 15:18 RVA-2015 dice el Señor que hace estas cosas, que son conocidas desde la eternidad.

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito” (Rom. 8:28) “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Efe. 3:11).

Los decretos de Dios son sus propósitos, sus deseos o su determinación respecto a las cosas futuras. Dios no los está haciendo en nuestro tiempo presente, es decir en el tiempo real cronos, sino que los hizo en la eternidad, antes de la fundación del mundo. La Biblia habla muchas veces de un solo decreto en singular, lo debemos recalcar, como lo hace la Escritura, porque sólo hubo un acto en la mente infinita de Dios acerca del futuro, hacer que todas las cosas creadas honren a su Hijo, sólo pensó en levantarlo, exaltarlo, para que triunfara sobre todo lo que ya habían fallado, los ángeles y él hombre., para ponerlo a gobernar sobre todos con cetro de poder, con vara de hierro, y que no fallará.
Apocalipsis 19:15 De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso.
Apocalipsis 2:27Y LAS REGIRA CON VARA DE HIERRO, COMO LOS VASOS DEL ALFARERO SON HECHOS PEDAZOS, como yo también he recibido autoridad de mi Padre;
Un ministro de Dios falló, el Querubín protector del monte de Dios, uno de los querubines principales que cuidaban la presencia de Dios, en él fue hallada iniquidad, y fue expulsado del cielo, pero se trajo consigo la tercera parte de ángeles que eran ministros también de Dios, allá en el cielo. Este Querube los convenció de volverse en contra de Dios, de manera que una de las creaciones de Dios, la creación angelical, le falló a Dios. La tercera parte de los ángeles del cielo, significa 1 parte de 3, y quedan 2. Esa una parte significan, millones de millones de ángeles caídos.
También otra creación de Dios le falló, sí, él hombre le falló al pecar en el jardín del Edén. Pero Cristo el verbo de Dios, él no fue creado, él ha existido desde siempre porque es Dios. Cristo el verbo divino fue enviado y tomó cuerpo que Dios le dio por nombre: Jesús, de manera que Jesucristo, el hombre-Dios, o Cristo Jesús, el Dios-hombre, fue enviado para arreglar todo lo que los ángeles caídos, o demonios habían logrado en el hombre, ya con naturaleza también caída, y gobernar sobre el hombre, con la diferencia que Cristo Jesús es el Hijo de Dios, por lo tanto, una de las personas del Dios, trino uno. Su ministerio es perfecto y va a fallar en nada, vino para darlo todo, aún hasta su vida, darse a conocer, dar a conocer a Dios, vencer, resucitar, ser glorificado y tomar el control soberano de todas las cosas, las que están en los cielos, las que están en la tierra, y las que están debajo de la tierra. pero primero venciendo como hombre.
Romanos 14:11 RVR1960 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.
En todos los textos siguientes habla que el decreto de Dios es el de glorificar al su Hijo, la palabra “decreto” se encuentra en el Salmos 2:7, “Yo publicaré el decreto;”. En Efesios 3:11, leemos acerca de su “determinación eterna”. En Hechos 2:23, de su “determinado consejo y providencia”. En Efesios 1:9, el misterio de su “voluntad”. En Romanos 8:29, que él también “predestinó”. En Efesios 1:9, de su “beneplácito”. “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Efe. 3:11). Notemos que en el decreto en singular es que todo lo realizó en y para Cristo Jesús.
Los decretos de Dios son llamados sus “consejos” para significar que son perfectamente sabios. Son llamados su “voluntad para mostrar que Dios no está bajo ninguna sujeción, sino que actúa según su propio deseo, en el proceder Divino, la sabiduría está siempre asociada con la voluntad, y, por lo tanto, se dice que los decretos de Dios son “el consejo de su voluntad”. También las doctrinas sacadas de la Biblia que estudiamos en la teología reformada, por ser perfectas y sabias, por tanto son llamadas “el consejo de Dios”, porque proceden de él.
Los decretos de Dios están relacionados con todas las cosas futuras, sin excepción: todo lo que es hecho en el tiempo, fue predeterminado antes del principio del tiempo. Debemos entender que el propósito de Dios afecta a todos, grandes o pequeños, buenos o malos, aunque debemos afirmar que, si bien Dios es el Ordenador y controlador del pecado, no es su Autor de la misma manera que es el Autor del bien. Por ejemplo, todo lo que vivamos del presente en adelante, obedece a la voluntad decretiva de Dios.
La voluntad de Dios, no solo es la voluntad de mandamientos o preceptos que conocemos como los 10 mandamientos que para él hombre son mutables y quebrantables. Amar a Dios sobre todas las cosas, no adorar ídolos, no jurar en vano su nombre, cumplirle en sus celebraciones, honrar a padre y a madre, no matar, no robar, no fornicar, no y todos hasta completar los diez, para el ser humano y que nos mandó a guardar.
Voluntad de mandamientos o preceptos de Dios.

Éxodo 20Reina-Valera 1960 (RVR1960) Los Diez Mandamientos. (Dt. 5.1-21)

1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:

2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.

3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.

8 Acuérdate del día de reposo para santificarlo.

9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;

10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

13 No matarás.

14 No cometerás adulterio.

15 No hurtarás.

16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Este es un aspecto de la voluntad de Dios, sus 10 mandamientos, fueron dados para que el hombre los cumpla, pero el otro aspecto de la voluntad de Dios, es que hará conforme él quiere, desea, planeó, predestinó desde antes de la fundación del mundo, y se llama voluntad de decreto. Podemos decir que la voluntad de Dios tiene dos aspectos, la voluntad de decretos, y la voluntad de mandamientos.
La voluntad de decreto de Dios.
Isaías 46:10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;
Efesios 1:8-10Reina-Valera 1960 (RVR1960)
8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
Es por esto que, a la predicación de los apóstoles, creían todos los que estaba ya decretado que creerían.
Hechos 13:48 RVR1960 Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.
La razón del porqué dice que solo él y nadie más que él anuncia desde el principio, lo que va a pasar al final, y por tal razón es que él da a conocer el futuro desde mucho tiempo antes, es porque él lo escribió todo lo que iba a pasar en el tiempo cronos del hombre, y lo escribió porque es el dueño y ordenador de todas las cosas, lo describió porque tiene planes muy suyos, ya decretados por amor con anterioridad, y que va a realizar, más bien dicho, los escribió en el plan divino desde el principio, desde antes de la fundación del mundo y eso no es negociable, ni siquiera él mismo los va a cambiar, ya están establecidos, por esta razón es que Dios es inmutable, y esos deseos o planes suyos, no son mutables ni quebrantables, nadie los puede trastocar, no hay criatura alguna creada por Dios, que pueda hacer algo para cambiar o arruinar su voluntad decretada. Esta es la razón que Dios no es arbitrario como los hombres y su voluntad, que hoy decimos una cosa y mañana ya no pensamos igual, no la sostenemos y cambiamos a nuestro antojo.
Dios no es arbitrario porque él mismo se auto limita a lo que ya estableció. La trinidad hizo un plan perfecto con su gran sabiduría y presciencia, y ese plan es enteramente perfecto. Como es perfecto porque Dios es perfecto, se auto limita a hacerlo, a ejecutarlo en el tiempo cronos de la tierra. Dios no está viniéndonos en tiempo real, y si nosotros hacemos algo mal, no está haciendo un plan de contingencia para evitar más mal, o que no nos hagamos más daño a nosotros mismos o a otros, sino que lo que hace, cuando lo hace, él está gobernando con poder sentado en su trono, y lo que está pasando en la tierra, y con cada uno de sus habitantes, lo bueno que hacemos, y el mal que permite que nos pase, es lo que ya estaba escrito desde el principio. Aunque a nosotros nos parezca como si Dios va a cambiar, y como si ya va a actuar como un rey que aparentemente ya decidió una cosa, solo lo que pasa al final era lo que él había decidido hacer, lo decretado por él.
Por ejemplo, Dios mandó a Jonás a predicar a Nínive, que, si no se arrepentían de sus pecados, en 40 días la ciudad iba a ser destruida, aparentemente era un decreto, pero en realidad no lo fue.
Jonás 1Nueva Traducción Viviente (NTV) Jonás huye del Señor. 1 El Señor le dio el siguiente mensaje a Jonás, hijo de Amitai: 2 «Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive. Pronuncia mi juicio contra ella, porque he visto lo perversa que es su gente».
Jonás 3Nueva Traducción Viviente (NTV) Jonás va a Nínive. El Señor habló por segunda vez a Jonás: 2 «Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive y entrega el mensaje que te he dado».
3 Esta vez Jonás obedeció el mandato del Señor y fue a Nínive, una ciudad tan grande que tomaba tres días recorrerla toda. 4 El día que Jonás entró en la ciudad, proclamó a la multitud: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida». 5 Entonces la gente de Nínive creyó el mensaje de Dios y desde el más importante hasta el menos importante declararon ayuno y se vistieron de tela áspera en señal de remordimiento.
6 Cuando el rey de Nínive oyó lo que Jonás decía, bajó de su trono y se quitó sus vestiduras reales. Se vistió de tela áspera y se sentó sobre un montón de cenizas. 7 Entonces el rey y sus nobles enviaron el siguiente decreto por toda la ciudad:
«Nadie puede comer ni beber nada, ni siquiera los animales de las manadas o de los rebaños. 8 Tanto el pueblo como los animales tienen que vestirse de luto y toda persona debe orar intensamente a Dios, apartarse de sus malos caminos y abandonar toda su violencia. 9 ¡Quién sabe!, puede ser que todavía Dios cambie de parecer, contenga su ira feroz y no nos destruya».
10 Cuando Dios vio lo que habían hecho y cómo habían abandonado sus malos caminos, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción con que los había amenazado.
Jonás 4Nueva Traducción Viviente (NTV) Enojo de Jonás por la misericordia del Señor. 4 Este cambio de planes molestó mucho a Jonás y se enfureció. 2 Entonces le reclamó al Señor:
—Señor, ¿no te dije antes de salir de casa que tú harías precisamente esto? ¡Por eso huí a Tarsis! Sabía que tú eres un Dios misericordioso y compasivo, lento para enojarte y lleno de amor inagotable. Estás dispuesto a perdonar y no destruir a la gente. 3 ¡Quítame la vida ahora, Señor! Prefiero estar muerto y no vivo si lo que yo predije no sucederá.
4 El Señor le respondió:
—¿Te parece bien enojarte por esto?
5 Entonces Jonás se fue al oriente de la ciudad e hizo una enramada. Luego se sentó bajo la sombra de la enramada mientras esperaba ver lo que le acontecería a la ciudad. 6 Ahora bien, el Señor Dios proveyó que una planta frondosa creciera allí y pronto extendió sus anchas hojas sobre la cabeza de Jonás y lo protegió del sol. Esto le trajo alivio y Jonás estuvo muy agradecido por la planta.
7 ¡Pero Dios también proveyó un gusano! Al amanecer del día siguiente, el gusano se comió el tallo de la planta, de modo que se marchitó. 8 Así que cuando el sol se intensificó, Dios proveyó un viento abrasador del oriente para que soplara sobre Jonás. El sol pegó sobre su cabeza hasta que se sintió tan débil que deseaba morirse y exclamó: «¡Es mejor morir que vivir así!».
9 Entonces Dios dijo a Jonás:
—¿Te parece bien enojarte porque la planta murió?
—¡Sí —replicó Jonás—, estoy tan enojado que quisiera morirme!
10 Entonces el Señor le respondió:
—Sientes lástima por una planta, aunque tú no hiciste nada para que creciera. Creció rápido y murió rápido. 11 Pero Nínive tiene más de ciento veinte mil habitantes que viven en oscuridad espiritual, sin mencionar todos los animales. ¿No debería yo sentir lástima por esta gran ciudad?
Acá podemos ver que los decretos de Dios junto al tiempo, cadenas de eventos, condiciones, circunstancias y situaciones que él prescribió, u ordenó, produjeron tanto el arrepentimiento del pueblo completo, su perdón y la no destrucción de Nínive, cuando nosotros al leer el libro de Jonás, pensamos que el decreto de juicio principal era la destrucción de Nínive.
Al final vemos cual fue el decreto, que todos se volvieran a Dios, que veamos que Dios es misericordioso, el perdón de sus habitantes, y que no iba a destruir a la ciudad para ese tiempo. Dios no había planeado la destrucción de Nínive para ese tiempo, aunque lo parecía y ya había un juicio sin vuelta atras, este no era para ese tiempo que era el año 788 a. C, sino para 176 años más adelante, porque la destrucción y caída de Nínive fue en el año, 612 a. C.
Todo lo que sufrió su Hijo amado, Jesucristo, estuvo decretado desde el principio: Apocalipsis 13:8 RVR1960 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
Pero también vemos que, desde antes de la fundación del mundo en el plan de Dios, ya los escogidos estaban nuestros nombres inscritos en el libro de la vida del Cordero de Dios, que fue inmolado desde entonces.
Apocalipsis 13:8 TLA A ese monstruo lo adorarán todos los que no tienen sus nombres escritos en el libro del Cordero, que fue sacrificado. Ese libro fue escrito desde antes de que Dios creara el mundo, y en él están escritos los nombres de todos los que tienen vida eterna.
La relación es así, el plan fue inmolar al cordero, pero salvar a estos nombres que están inscritos en su libro, a estos va a salvar. Esto solo puede ser así porque también está el decreto de la caída del hombre, es decir, que Dios iba a dejar que él hombre cayera en la tentación. “No nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal” es por esto, que cuando entiendes que iba a haber una caída, es fundamentalmente importante, entender la caída, que haría necesaria la Expiación y, por tanto, la misión redentora de nuestro Señor Jesucristo, de lo contrario, sin la caída del hombre, ¿para que fue inmolado desde el principio del mundo?
Por esto cuando los discípulos oraban y los demonios se les sujetaban se alegraban mucho, pero Jesús les dijo que si esto sucedía era porque eran hijos de Dios, y sus nombres ya estaban escritos en el libro en los cielos. Lucas 10:20 RVC Pero no se alegren de que los espíritus se les sujetan, sino de que los nombres de ustedes ya están escritos en los cielos.» TLA Sin embargo, no se alegren de que los malos espíritus los obedezcan. Alégrense más bien de que sus nombres estén escritos en el libro del cielo.
Vemos pues que, en el plan de Dios, ya había decretado tanto que habría una caída, como un salvador de los hombres caídos en pecado y en condenación, pero solo será salvo el remanente, los elegidos por Dios.
Romanos 9:26-28Nueva Traducción Viviente (NTV)
26 Y también dice:
«En el lugar donde se les dijo:
“Ustedes no son mi pueblo”,
allí serán llamados
“hijos del Dios viviente”» 27 Con respecto a Israel, el profeta Isaías clamó:
«Aunque los hijos de Israel son tan numerosos como la arena a la orilla del mar,
solo un remanente se salvará.
28 Pues el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra
sin demora y de manera terminante»
Debemos alegrarnos que Jesucristo haya venido a morir por nosotros, para salvarnos, porque “muchos serán los llamados y pocos los escogidos”, y todo Dios lo planeó desde un principio.
Efesios 1:11 TLA Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido. Así lo había decidido Dios, quien siempre lleva a cabo sus planes.
1 Pedro 1:20 Porque El estaba preparado desde antes de la fundación del mundo, pero se ha manifestado en estos últimos tiempos por amor a vosotros.
De manera que la muerte de Jesús fue un decreto de Dios, que había hecho desde el principio, Dios permitió, gobernó, limitó y controló esa maldad, los utilizó, para llevar a cabo sus planes, pero castigó y condenó a todos aquellos que hicieron el mal y no se arrepintieron, porque eran malos y Dios no es el autor del mal, sino solo del bien.
Hechos 4:27-28. 27 »Es verdad que en esta ciudad se unieron Herodes Antipas, Poncio Pilato, el pueblo romano y el pueblo de Israel, para matar a Jesús, a quien tú elegiste para que fuera nuestro rey. 28 Pero ellos sólo estaban haciendo lo que tú, desde el principio, habías decidido hacer.
He aquí otro decreto de Dios para nosotros, tendremos muchas pruebas y tribulaciones,
Juan 16:33 RVR1960 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
NTV Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.
Dios permite un mal, para traernos un bien mayor, Dios ha decretado que suframos, para meternos en el reino de los cielos a través de muchas tribulaciones.
Hechos 14:22 LBLA fortaleciendo los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que perseveraran en la fe, y diciendo: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.
Esta decretado que, para purificar nuestra fe, para que nos vayamos haciendo más como Cristo, suframos, mengüemos, muramos a nosotros mismos y a este mundo, para vivir para Cristo, y con Cristo, por fe y para fe.
Es necesario que acomodemos lo espiritual, a lo espiritual, y lo material a lo material, lo carnal a lo carnal, pero lo espiritual, a lo espiritual, estas eran las quejas de Jesús con sus discípulos que no acomodaban las cosas espirituales, algunas veces no comprendían, entonces les reclamaba que solo pensaban en las cosas de los hombres y no en las de arriba.
Sufre, los males que Dios te envía porque son para tu bien, y dije males porque a nosotros nos parecen males, para Dios, son pruebas necesarias, pero destruye los que el Diablo te envía, que Dios permite para entrenarte, porque te ha dado la autoridad para hacerlo. Pero Dios dice, que no te dejará ni te abandonará.
Deuteronomio 31:7-8Entonces llamó Moisés a Josué y le dijo en presencia de todo Israel: Sé firme y valiente, porque tú entrarás con este pueblo en la tierra que el SEÑOR ha jurado a sus padres que les daría, y se la darás en heredad. 8El SEÑOR irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes.
Cuando ya sabes que Dios sabe lo que hace, sólo esperas en Dios. Por esto pondré esta letra de Samuel Hernández, tu consigue la música y cántala.
Dios sabe lo que hace Él no llega tarde, él no se equivoca, Él está en control Dios sabe lo que hace Aun en lo inexplicable, Él es incuestionable cuando algo en ti determino
CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Dios sabe lo que hace Dios sabe lo que hace aun cuando algo nace Aun cuando algo muere Él está en control Dios sabe lo que hace Cuando en la vida cambios suceden con algún propósito Él lo permitió CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Si esto es algo que yo tengo que pasar nuevas fuerzas El me dará aunque tiemble la tierra, se echen los montes a la mar aunque yo no comprenda lo que tengo que pasar no peleo, no cuestiono, no pregunto porque CORO Dios sabe lo que hace El conoce los tiempos no pierdas la esperanza Él está en control Dios sabe lo que hace aunque tú no comprendas Él es tu fortaleza en tiempos de aflicción Dios sabe lo que hace No peleo, no cuestiono, no pregunto porque Dios sabe lo que hace.

¡Cómo abrir las puertas del cielo!

Muchos hoy en día se preguntan por qué no reciben de Dios como quisieran, o como debería de ser, según lo que se considera: “los milagros de Dios que podríamos recibir”. A estas personas gentiles, lo que les muestran sus ojos es que otros reciben, pero ellos no, cuando también para ellos son las promesas de Dios. Pareciera que en verdad Dios les niega las cosas, aunque no es así, a la verdad, solo es que no han entendido cual es el secreto escondido de Dios, para tener éxito en el área espiritual, pero con seguridad al entenderlo, también recibirán no solo los milagros de Dios, sino todas sus riquezas que tiene reservadas para otorgarnos cuando cumplimos sus condiciones, que ya están decretadas sobre cómo se desatan.
Para comenzar debo decir que el amor incondicional de Dios solo es: estando en el verbo divino, estando en su hijo amado, Cristo Jesús. Por consiguiente, para comenzar a recibir de Dios, primero debes ser salvo, debes nacer de nuevo del agua y del Espíritu. Del agua es del lavamiento de la palabra de Dios, y del Espíritu de Jesucristo, y después Dios comienza a hacer lo suyo, a derramar sus bendiciones espirítales, las que se van haciendo efectivas en nuestras vidas paulatinamente en su tiempo.
Cuando esto sucede, experimentamos que hay un antes y un después de Cristo, quién rompió nuestras cadenas, después el Espíritu Santo, a la vez junto a ti, le dan continuación a la justicia de Dios, es decir a lo que Dios requiere que hagas, pero esta vez es según su justicia.
Su justicia no es otra cosa que, su bien, su rectitud, lo que él demanda que nosotros hagamos, así como su voluntad de mandamientos, sus preceptos, y estatutos dejados en la Biblia. También su voluntad de decreto que, por cierto, de esta, él mismo se encarga de implementarla en nuestras vidas, no nosotros.
Dios demanda que, de ahí, de ese punto en adelante, hagas todas las cosas con su justicia, con la justicia de su Hijo amado, más no con la nuestra de hombre pecador, sino con la del perfecto hombre-Dios, Jesucristo. También demanda que busques su rostro, su conocimiento, así como su sabiduría e inteligencia espiritual.
Deuteronomio 10:12-13. TLA, »¿Qué espera Dios de ustedes? Simplemente que lo respeten y obedezcan, y que lo amen y adoren con todo su ser. 13 Dios espera que ustedes obedezcan todos sus mandamientos, para que les vaya bien.
Nuestra justicia humana delante de Dio está fracasada, en bancarrota, está en quiebra, en ruina, es un desastre, es un fiasco, y siempre está en hundimiento, porque siempre pecamos de una o de otra manera, de comisión, y de omisión, pero ciertamente siempre pecamos, pero Jesús, nunca cometió ni tan solo un pecado. Desde al antiguo testamento, Dios nos mandó que actuáramos conforme a su justicia requerida para nosotros desde entonces, que son sus 10 mandamientos, la ley de Dios, pero como ya dice la Biblia, no pudimos cumplirlos.
Santiago 2:10 NVI Porque el que cumple con toda la ley, pero falla en un solo punto ya es culpable de haberla quebrantado toda.
NTV Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios. RVR1960 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, Romanos 3:23
Como no pudimos cumplir con los 10 mandamientos ”la meta gloriosa establecida por Dios” porque nuestra justicia humana natural está fracasada, en bancarrota, en quiebra, en ruina, es un desastre, es un fiasco, y siempre está en hundimiento, por la debilidad de la carne por el pecado original heredado de Adán, por esta razón es que Dios no nos mira nuestra propia justicia porque es de puro pecado, para poder vernos bien, para aceptarnos, y que estemos bien delante de él, Dios el Padre, debe prestarnos la justicia de Jesucristo, entonces, cuando nos mira, es la justicia de su Hijo amado que es perfecta la que mira en nosotros. Así lo hace Dios para justificarnos frente a su santa ley, esto es lo que se llama doctrina de la justificación por fe o substitución, porque Cristo fue nuestro subtitulo en la cruz del calvario. Sin esta doctrina clave, el cristianismo se derrumba.
Romanos 1:17: “Porque en el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá” (RV1960, énfasis añadido).
Un monje que “odiaba a Dios”, según su propio testimonio, en los años 1500, estaba estudiando la epístola de Pablo a los Romanos. No pudo pasar más allá de la primera parte de Romanos 1:17: “[En el Evangelio] la justicia de Dios se revela por fe y para fe” (RV1960). Una verdad simple, bíblica, cambió la vida de ese monje – y encendió la Reforma Protestante. Fue la constatación de que la justicia de Dios pudo hacerse justicia de los pecadores – y que eso podía pasar solo por medio de la fe. Martin Lutero encontró la verdad en el mismo versículo que había tropezado. Lutero siempre había visto “la justicia de Dios” como un atributo del soberano Señor, por medio del cual Él juzgaba a los pecadores – no un atributo que los pecadores podrían poseer. Describió el descubrimiento que puso fin a la Edad Media teológica:
Vi la conexión entre la justicia de Dios y la afirmación de que “el justo vivirá por su fe”. Entonces, comprendí que la justicia de Dios es la justicia por la cual, a través de la gracia y la gran misericordia de Dios, nos justifica por la fe. En aquel momento, me sentí renacer; y he pasado por el umbral al paraíso. Toda la Escritura adquirió un nuevo significado; y donde antes la “justicia de Dios” me había llenado de odio, ahora se cambió en un amor mayor inenarrablemente dulce. Este pasaje de Pablo se convirtió para mí en una puerta al cielo.
En su sentido teológico, la justificación es un término forense o puramente legal. Describe lo que Dios dice sobre el creyente, no lo que hace para cambiar el creyente. De hecho, la justificación no genera ningún cambio real en la naturaleza o carácter del pecador. La justificación es un decreto judicial divino. Cambia sólo nuestro estado para con Dios, de injustos a justos, de bastardos, a hijos, de impío a pío, de condenación a salvación, de pobres a ricos, de ciegos, sordos mudos espirituales a que vemos, oímos y hablamos de Dios, pero tiene ramificaciones que garantizan que continuarán otros cambios. Los decretos forenses como éste son bastante comunes en la vida cotidiana.
Al estar en Cristo, entonces Dios el Padre, ahora mira en ti, la justicia de su Hijo que pagó el precio por el rescate de sus escogidos, entonces ya en Cristo, delante del Padre, somos aceptos en el amado y su justicia (que es santa justa y perfecta), es imputada a nosotros, entonces nos volvemos, justos, santos y perfectos delante de Dios. Pero cuando no completas esta primera condición, no obtienes las bendiciones espirituales de las que venimos hablando.
RVR1977 Mateo 3:17. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Éste es mi Hijo, el amado, en quien he puesto mi complacencia.
Dios el Padre, está complacido solo en su hijo, y al estar en su hijo, cuando le creemos de todo corazón, cuando lo recibimos, y amamos verdaderamente, entonces Dios se vuelca a la persona que se vuelve recipiente de su gracia, que eres tú cuando has recibido a Cristo en tu corazón.
Como primer requisito para que se te abran las puertas del cielo, es:
1,) Estar en Cristo.
Requisito del Padre, Conocer al Hijo: “el que me conoce a mi conoce al que me envió”.
Juan 14:8-10,…8Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. 9Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: “Muéstranos al Padre? 10¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os digo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí es el que hace las obras.…
Dios el Padre desata todas sus bendiciones en Cristo en están escondidos todos los tesoros inagotables.
Colosenses 2:3 TLA Todas las riquezas de la sabiduría y del conocimiento se encuentran presentes en Cristo. RVA-2015 En él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.
Efesios 3:8 NTV, Aunque soy el menos digno de todo el pueblo de Dios, por su gracia él me concedió el privilegio de contarles a los gentiles acerca de los tesoros inagotables que tienen a disposición por medio de Cristo.
Jesús es la puerta para la verdadera bendición. La bendición es Espiritual, si lo buscamos a él seguramente después él nos dará las añadiduras.
Pero hay personas que primero andan en busca de las añadiduras, pero no de Señor. Juan 6:26 TLA Jesús respondió: —Francamente, ustedes me buscan porque comieron hasta quedar satisfechos, y no por haber entendido los milagros que hice.
Debemos seguir al Señor, no por lo que nos puede dar, sino por quién él es. Jesús es el verdadero Dios y pan que nos sacia nuestra hambre y sed espiritual, Jesús es quién más nos ama y cuida de verdad, Jesús es nuestro buen pastor. Comprendamos que el principio es espiritual, él es Espíritu y vida, la carne para nada aprovecha, las palabras de Jesucristo, son nuestro alimento, son Espíritu y son vida. Mateo 6:33, nos manda a buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, y él se encargará de darnos las añadiduras.
NTV Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. Mateo 6:33.
TLA »Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.
RVR1960 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Nunca las añadiduras fueron pensadas para ser entregadas primero, sino él hijo es primero, y quién se lleva al hijo, se lleva toda la herencia del Padre, así como aquella ilustración de aquel padre que su hijo había muerto en guerra.
Un Señor muy rico y Padre muy importante y respetado, dueño de un gran lugar, quizá un muy poco o muy conocido, llamó a una subasta para vender todos sus cuadros caros y finos. Estaba triste porque le habían informado que su hijo había muerto en la guerra y todo estaba muy reciente. Así que decidió saber verdaderamente, a quienes de todas aquellas gentes le importaban su hijo, que tanto le amaban y si le recordaban. Llegó el día de la subasta y comenzó primero por subastar el cuadro de su único hijo amado, quizá no llamó la atención de las personas que al comenzar la subasta el cuadro de su hijo era el primero que por el que iba a comenzar. Comenzó a la subasta, pero sorprendentemente nadie quiso aquel cuadro, excepto el viejo jardinero que le había cogido mucho cariño a su difunto amo y lloraba porque había muerto y lo extrañaba. Aquel jardinero fue el único que pujó, y ganó, pagó la mínima y pobre cantidad por el cuadro, que ni llegaba a los $50, pero él quiera ese cuadro. Su padre se lo vendió y anuncia que la subasta de sus cuadros finos y caros de pintores legendarios y famosos, acaba de concluir, le preguntan del porqué, y él contesta, porque solo había una única apuesta secreta que debieron haber deducido, ¡quien se llevara el cuadro de mí hijo amado del padre, también se llevaría todos los otros cuadros que para el padre no eran valiosos! Les dijo: –ninguno de ustedes pujó, sino solo el viejo jardinero y lo compró, pues él, como se lleva el cuadro de mí hijo, se lleva todos los demás. De manera que la moraleja acá es que el que se lleva al hijo se lleva toda la herencia. De igual manera es con Dios el Padre, quién se lleva a su hijo, se lleva toda su herencia, sus riquezas espirituales y materiales porque él es el dueño de todo lo que ha creado.
2,) Fe.
El segundo requisito para recibir de Dios es, tener fe. Marcos 6:5-6 Y no pudo hacer allí ningún milagro; sólo sanó a unos pocos enfermos sobre los cuales puso sus manos. 6Y estaba maravillado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor enseñando.
Siempre que Jesús se movió a hacer milagros necesitaba que las personas tuviesen fe, de lo contrario no hacía nada. Si no tenemos la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve, tristemente, no vamos a recibir nada de Dios. Para tener fe, es necesario oír, y oír la palabra de Dios, de lo contrario somos como un árbol sin frutos, lo que es peligroso, es como enterrar el único talento que nos fue dado para que lo multiplicáramos. Dios nos reta hoy, que tengamos una fe, supra racional, exponencial, sobrenatural.
Hebreos 11:6 NTV De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.
Mateo 17:20 NTV —Ustedes no tienen la fe suficiente —les dijo Jesús—. Les digo la verdad, si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a esta montaña: “Muévete de aquí hasta allá”, y la montaña se movería. Nada sería imposible.
Me gusta mucho este requisito, porque nos reta a superarnos, trascender, a no quedarnos dormidos sino expectantes, accionando en la dirección de la vida por fe.
Juan 11:40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? TLA Jesús le contestó: —¿No te dije que, si confías en mí, verás el poder de Dios? PDT Jesús le dijo: —¿No te dije que si creías ibas a ver la grandeza de Dios? BLPH Jesús le contestó: — ¿No te he dicho que, si tienes fe, verás la gloria de Dios?
Pero si tenemos doble ánimo, no recibiremos nada.
Santiago 1:8 El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. NTV su lealtad está dividida entre Dios y el mundo, y son inestables en todo lo que hacen.
¿Qué es lo que le cede a la persona que es de doble ánimo, inconstante en todos sus caminos?
Santiago 1:7 DHH Quien es así, no crea que va a recibir nada del Señor, TLA La gente que no es confiable ni capaz de tomar buenas decisiones no recibirá nada del Señor.
Debemos saber que no recibiremos nada del Señor, si no somos capaces de tomar buenas decisiones basadas en creer que lo que vamos a hacer, le agrada a Dios, y ya nos confirmó que proviene de él, y que saldrá finalmente, bien.
3,) Pagar el precio de obedecerlo y esperar su tiempo.
Mateo 19:2:27 TLA Pedro le contestó:
—Recuerda que nosotros hemos dejado todo lo que teníamos, y te hemos seguido. ¿Qué premio vamos a recibir?
La respuesta de Jesús, nos va a sorprender.
29 Jesús les respondió:
—Les aseguro que si alguno ha dejado su casa, su esposa, sus hermanos, sus padres, o sus hijos, por ser obediente al reino de Dios, 30 sin duda recibirá aquí mucho más de lo que dejó. Además, cuando muera, vivirá con Dios para siempre.
Mateo 19:29 TLA Y todos los que, por seguirme, hayan dejado a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos o a sus hermanas, a su padre o a su madre, su casa o un terreno, recibirán cien veces más de lo que dejaron, y tendrán además vida eterna.
Marcos 10:30 TLA recibirá en esta vida cien veces más casas, terrenos y familiares, aunque también será maltratado por sus enemigos. Y cuando muera, vivirá con Dios para siempre;
La obediencia de seguir a Jesucristo tiene un precio, es como ir en la barca junto al maestro, cuando todo está bien porque él hace que la pesca sea milagrosa y abundante nos alegramos con él, y lo disfrutamos, pero cuando los vientos, la tormenta y las holas parecen que van a hundir la barca, sentimos que vamos a perecer, y nos da mucho miedo, todo por seguirlo, hacia a donde él va, y para colmo, está dormido, no nos contesta, no lo podemos despertar, hay que esperar su tiempo, hay que clamar, hay que aguantar, sufrir, parece que ya no tenemos escape, vamos a perecer, ahora si vamos a confiar en él, entonces ahí es cuando despierta, le ordena a los vientos y al mar que cesen, y nos reprocha nuestra poca, fe. Marcos 4:39 NTV Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Marcos 4:40 TLA Entonces Jesús dijo a sus discípulos: —¿Por qué estaban tan asustados? ¿Todavía no confían en mí?
A Pedro le aconteció lo mismo, cuando dudó de Dios, comenzó a hundirse en medio del mar.
Mateo 14:30-32Nueva Traducción Viviente (NTV)
30 pero cuando vio el fuerte viento y las olas, se aterrorizó y comenzó a hundirse.
—¡Sálvame, Señor! —gritó.
31 De inmediato, Jesús extendió la mano y lo agarró.
—Tienes tan poca fe —le dijo Jesús—. ¿Por qué dudaste de mí?
32 Cuando subieron de nuevo a la barca, el viento se detuvo.
De nuevo chequemos el versículo 31 en la versión TLA. Entonces Jesús extendió su brazo, agarró a Pedro y le dijo:
—Pedro, tú confías muy poco en mí. ¿Por qué dudaste?
Vemos que el reclamo de Jesús, cuando lo seguimos, pagamos el precio y esperamos en él, siempre es: ¡Tú confías muy poco en mí! ¿Por qué dudaste de mí?
Esperar en Dios, aun cuando lo hemos seguido, cuando sufrimos las pruebas y tormentas, es pagar el precio, y él al final nos tiene la corona de la vida.
¿Sientes que te estás hundiendo? Debo decirte lo que Jesús te diría, ¡Tú confías muy poco en mí! ¿Por qué dudaste de mí?
Vuelve a confiar en Dios, ya estás en Cristo, tienes fe, pero tienes poca, fe, dudas del Cristo, vuelve a confiar en su poder, él no te va a dejar, ni a desamparar.
Tus enemigos, la familia que no te ama, el mundo, la carne, satanás, el pecado,
Oremos:
¡Señor y mi Dios, ahora sé la razón del porqué flaqueé, sentí que me hundía y que iba a perecer, tuve miedo igual que Pedro, al ver las olas del mar de problemas y los vientos huracanados de las tempestades de la prueba, por esto es que me desvié de mi camino, te pido perdón, y ahora te pido al igual que Padre, sálvame! te clamo, ¡sálvame! ¡ayúdame! ¡aumenta mí fe!, quiero retomar el camino de obediencia a ti, que un día comencé, el camino eres tú, debo confiar en ti, no quiero confiar poco en ti, ni quiero dudar de ti, fortaléceme para que tu un día no me digas estas palabras que digítese a Pedro: ¡Tú confías muy poco en mí! ¿Por qué dudaste de mí?
No mi Señor, yo quiero que me ayudes a confiar más y mejor en ti, Padre te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.

¿Porque Dios da riqueza espiritual a unos y a otros no?

 

Los hijos de Esceva Hechos 19Traducción en lenguaje actual (TLA)

11 En la ciudad de Éfeso, Dios hizo grandes milagros por medio de Pablo. 12 La gente llevaba los pañuelos o la ropa que Pablo había tocado, y los ponía sobre los enfermos, y ellos se sanaban. También ponía pañuelos sobre los que tenían espíritus malos, y los espíritus salían de esas personas.

13 Allí, en Éfeso, andaban algunos judíos que usaban el nombre del Señor Jesús para expulsar de la gente los malos espíritus. Decían a los espíritus: «Por el poder de Jesús, de quien Pablo habla, les ordeno que salgan.»

14 Esto lo hacían los siete hijos de un sacerdote judío llamado Esceva. 15 Pero una vez, un espíritu malo les contestó: «Conozco a Jesús, y también conozco a Pablo, pero ustedes ¿quiénes son?»

16 Enseguida, el hombre que tenía el espíritu malo saltó sobre ellos y comenzó a golpearlos. De tal manera los maltrató, que tuvieron que huir del lugar completamente desnudos y lastimados. 17 Los que vivían en Éfeso, judíos y no judíos, se dieron cuenta de lo sucedido y tuvieron mucho miedo. Y por todos lados se respetaba el nombre del Señor Jesús.

18 Muchos de los que habían creído en Jesús le contaban a la gente todo lo malo que antes habían hecho. 19 Otros, que habían sido brujos, traían sus libros de brujería y los quemaban delante de la gente. Y el valor de los libros quemados era como de cincuenta mil monedas de plata.

20 El mensaje del Señor Jesús se anunciaba en más y más lugares, y cada vez más personas creían en él, porque veían el gran poder que tenía.

¿Por qué unos tienen éxito en su vida de fe y ministerio para con Dios, mientras que otros no?
¿Qué es lo que pasa en las vidas de aquellos que espiritualmente para con Dios son ricos en fe?
Muchos se hacen esta pregunta ¿por qué ellos tienen éxito en las cosas de Dios, y yo no? y la respuesta que parece extensa es simple: Dios honra a aquellos que lo honran, y Dios honra más a aquellos que lo honran más. Pero quienes son los que lo honran y honran más y más, pues son aquellos que obedecen a lo más puro que Dios ha dejado en su palabra, quienes solo siguen a Jesucristo porque tienen una comunión con él, mientras que los que lo honran menos es porque han dejado entrar impurezas en lo que debería ser la “sana doctrina” que por cierto ya no está tan “sana”, y no se percatan que está adulterada, pero si tan solo confrontaran sus creencias, o lo que creen que es correcto, con lo que Dios dice en su santo consejo, en las sagradas escrituras, inmediatamente se darían cuanta que lo que Dios manda, para que nos consagremos a él, es aún más puro, y esencial.
Esto es lo que vemos en nuestro texto inicial, un hombre que tenía éxito con Dios, había sido llamado por Dios y por lo tanto, tenía una relación con él, era tan importante que la Biblia registra su nombre, Pablo, el apóstol, mientras que los 7 hijos de Esceva, no fueron tan importantes para el Espíritu Santo, que ni siquiera incluyó sus nombres sino que los describe como los 7 hijos del sacerdote Esceva, quienes ni habían sido llamados como Pablo por el mismo Jesucristo, no tenían comunión con el Señor Jesús, pero tenían cierta reputación que expulsaban demonios en el nombre de Jesús, ellos tenían un ministerio, Decían a los espíritus: «Por el poder de Jesús, de quien Pablo habla, les ordeno que salgan.» Pero no nunca llegaron a tener el éxito de Pablo, porque una tan sola vez cuando le dijeron lo mismo a un hombre, se vio que ellos no tenían una comunión directa con Jesús, el espíritu malo les contesta que conocían a Jesús que es Dios, a Pablo que tenía autoridad de parte de Jesús, pero a ellos no los conocía. 15 Pero una vez, un espíritu malo les contestó: «Conozco a Jesús, y también conozco a Pablo, pero ustedes ¿quiénes son?»
16 Enseguida, el hombre que tenía el espíritu malo saltó sobre ellos y comenzó a golpearlos. De tal manera los maltrató, que tuvieron que huir del lugar completamente desnudos y lastimados.
No es mi intención desanimar a nadie que tenga la buena intención de tener autoridad espiritual, pero tiene un precio, recuerdo cuando recibí al Señor, yo quería ir a pisarle la cola al Diablo, lo andaba buscando para reprenderlo y derrotarlo, buscaba orar por los endemoniados, pero Dios me mando a que primero me metiera más en oración con él, a conocerle más primero. Luego fue fácil, comencé a tener más autoridad y cuando he ido a orar por algún endemoniado, al que Dios me autoriza que le ordene algo, los demonios obedecen en el nombre de Jesús, Dios nunca me ha dejado burlado, siempre ha sido fiel. Sin embargo, debo decir que Dios quisiera que muchos padres de familia, tuvieran esa autoridad, si así fuera, si existieran más hombres de Dios que quieran pagar el precio, les aseguro que el Diablo no haría tantos estragos en nuestras sociedades, porque habría más guerreros que hagan guerra espiritual. Exhorto, animo, invito a que tú, no te menosprecies, ni que por depender de una religión en la que recibes poco porque eres emergente en el evangelio puro, porque Dios te está introduciendo, no hayas alcanzado el poder ser maestro ya, y todavía tienes necesidad de ingerir leche espiritual no adulterada. Las guerreras en Cristo, no deben menospreciar que son mujeres, deben pagar el precio y usar todos sus dones, cuando Dios y la autoridad espiritual se los digan. De ser así, no habría tanto problema en sus familias, ya que según la mujer virtuosa de proverbios 30, ella lo puede resolver los asuntos de su casa, con el Señor Jesús.
El celo por la casa de Dios debe estar acabando contigo como lo hizo con Jesús, de esto se trata que tengamos celo por la casa de Dios como un fuego, que nos haga morir al yo, para que se imponga la justicia de Dios.
Juan 2:17 RVR1960 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.
PDT Cuando esto sucedió, los seguidores recordaron que estaba escrito: «La emoción que siento por tu casa acabará conmigo».
TLA Al ver esto, los discípulos recordaron el pasaje de la Biblia que dice: «El amor que siento por tu templo me quema como un fuego.»
Yo digo que soy un pecador imperfecto santificado y perfectible, que si no fuera humano no cometiera errores, pero hay algo en mi corazón que no es mío y que no puedo evitar, y es que el celo porque la casa de Dios, que ésta esté edificada sobre la roca firme, sobre la piedra principal, el fuego y celo para que poner a Dios en su lugar, en el centro de todo, me consume, y por esto tiendo a criticar lo que va en contra de lo establecido por Dios en la Biblia y en la iglesia primitiva, que por cierto creo que debemos decir los primeros cristianos, ya que los primitivos somos nosotros si nos hemos alejado de Dios. Por esto si he ofendido a alguien en mi celo por edificar correctamente la casa de Dios, les digo que es a razón que soy primeramente un hombre que Dios eligió para ser así. Odio la mentira y el engaño religioso, amo la verdad Bíblica de Dios, Jesucristo, y del Espíritu Santo, aunque me falte mucho que recorrer en mi aprendizaje en esta vida.
Dios en su celo, le dice una palabra firme en tiempos del profeta Samuel, a Aarón hermano de Moisés y sus descendientes, los levitas sacerdotes descuidados de tener celo por la casa de Dios, la leeremos a continuación en diferentes versiones de la Biblia:
1 Samuel 2:30 TLA » Yo les había prometido a tu familia y a tus antepasados que siempre serían mis sacerdotes. Pero ya no será así. Yo aprecio a los que me aprecian, pero desprecio a los que me desprecian.
LBLA …yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco. JBS …yo honraré a los que me honran, y los que me tuvieren en poco, serán viles. NBD …Yo honro a los que me honran, y humillo a los que me desprecian. NTV …honraré a los que me honran y despreciaré a los que me menosprecian. PDT …Honraré al pueblo que me honra a mí, pero al que se niegue a respetarme, le va a ir mal. BLP …yo respeto a los que me respetan, pero los que me desprecian se verán deshonrados. DHH…honraré a los que me honren, y los que me desprecien serán puestos en ridículo. Yo, el Señor, lo afirmo. Este es el secreto y la respuesta a la interrogante de porqué algunos tienen más que otros el apoyo de Dios, y todo el peso que esto representa en la vida real espiritual.
Lo siento por ti, si por ignorancia no has comenzado a honrar a Dios desde hace mucho tiempo, como deberías haberlo hecho por haber estado separado de la verdad Bíblica, pero aún no es tarde, todavía hoy es el momento de empezar de nuevo, de abrir los ojos, de comenzar a obedecer la palabra de Dios con celo, al pie de la letra y simplemente Dios te honrará, y estará contigo como estuvo con el apóstol Pablo.
Juan 4:23 NTV, Pero se acerca el tiempo —de hecho, ya ha llegado— cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad. El Padre busca personas que lo adoren de esa manera.
Dios el Padre, anda buscando a esos verdaderos adoradores, que le adoren, pero es necesario que lo hagan en Espíritu y en verdad, es decir: con el Espíritu Santo y con su verdad. Llama la atención que la escritura del Espíritu Santo, aclara que hay verdaderos adoradores, dejando descubierto que hay falsos adoradores de Dios. Lo adoran, lo hacen ferviente y efectivamente, pero falsamente, porque no lo hacen desde la perspectiva de Dios, desde el punto de origen de Dios que es en el Espíritu Santo, y en la verdad que Dios ha revelado en su santa palabra, la mayoría de lo que hacen son doctrina de hombres.
Para que puedas hacer ésta adoración que Dios quiere debes ser guiado por el Espíritu Santo, como se debe hacer verdaderamente y es lo que Dios recibe. Veamos el mismo versículo en la TLA Dios es espíritu, y los que lo adoran, para que lo adoren como se debe, tienen que ser guiados por el Espíritu. Se acerca el tiempo en que los que adoran a Dios el Padre lo harán como se debe, guiados por el Espíritu, porque así es como el Padre quiere ser adorado. ¡Y ese tiempo ya ha llegado!
Ahora debo necesariamente aclarar que todo esto es independiente a la salvación, no estoy discutiendo tu salvación, estoy diciendo que puedes ser salvo y no estar honrando a Dios por ser emergente, y no tienes el apoyo de Dios como los exitosos espirituales.
¿Porqué?
Hay muchos factores, como el estar desenfocado de la verdad Bíblica, el estar en Dios, pero no en el enfoque como él quiere que ya transmitió en su palabra, pues no lo honras de verdad, lastimosamente eso es una realidad y se ve reflejado en tu vida, en poco éxito espiritual. Debes comenzar a despojarte de todo lo que has aprendido, como dicen, aprender a desaprender, para crear un ambiente de fe, como Dios lo ha ya establecido en su palabra, de otra manera andarás en la vida sin tener poder de lo alto, sin tener éxito espiritual, y dependiendo siempre que otros hagan el trabajo difícil que tú ya deberías estar haciendo. ¿Piensas que Dios no te lo va a reprochar?
Hebreos 5:12 TLA Con el tiempo que llevan de haber creído en la buena noticia, ya deberían ser maestros. Sin embargo, todavía necesitan que se les expliquen las enseñanzas más sencillas acerca de Dios. Parecen niños pequeños, que no pueden comer alimentos sólidos, sino que sólo toman leche.
De dos hermanas amigas del Señor que eran salvas, una estaba sirviéndole al Señor, pero desenfocada mente, mientras que la otra, había elegido la mejor parte, que era estar cerca del maestro, aprendiendo de él, escuchando su dirección, tomó la mejor parte, y eso, nadie se la iba a quitar.
Lucas 10:39-42Traducción en lenguaje actual (TLA)
39 En la casa también estaba María, que era hermana de Marta. María se sentó junto a Jesús para escuchar atentamente lo que él decía. 40 Marta, en cambio, estaba ocupada en preparar la comida y en los quehaceres de la casa. Por eso, se acercó a Jesús y le dijo:
—Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola, haciendo todo el trabajo de la casa? Dile que me ayude.
41-42 Pero Jesús le contestó:
—Marta, Marta, ¿por qué te preocupas por tantas cosas? Hay algo más importante. María lo ha elegido, y nadie se lo va a quitar.
De esto es de lo que hablo, que los exitosos espirituales, son los que siempre están dispuestos a pagar el precio para estar más cerca del Jesús y por esto van a la vanguardia espiritual. Esto es lo que acontece en nuestra porción Bíblica principal, 7 hijos de Esceva, estaban sirviéndole a Dios, pero no eran exitosos en lo que hacían, ya que un solo espíritu maligno que habitaba en un solo hombre, los venció, los golpeó a los 7, estos lograron huir, pero completamente heridos, mientras que el ministerio de Pablo tenía todo el apoyo de Dios, tan solo su ropa sanaba que había dejado atrás sanaba, cuando llevaban pañuelos para que tocaran su ropa, y estos después eran puestos en los enfermos, sanaban. Pablo era exitoso espiritualmente hablando, mientras que los 7 hijos de Esceva no lo eran. Esto te podría estar pasando a ti, no eres efectivo en las cosas de Dios al igual que los 7 hijos de Esceva, porque no dijeron que en el nombre de Jesús a quién yo predico, sino a quién Pablo predica, no a quién yo predico, y conozco.
Nuestro salvador habló de un precio, y es obedecerlo en todo, tomar la cruz de tus problemas y aun así seguirlo a donde él te lleve, y volver a obedecerlo cada vez, en el reto que él te ponga.
Mateo 10:38 NTV Si te niegas a tomar tu cruz y a seguirme, no eres digno de ser mío.
Otro punto importante es que lo que tú quieres con tu voluntad, no es tan importante, debes saber escuchar, la cruda verdad de Cristo, y aún después de todo eso, poder seguirlo, sin importar tus propios deseos, es rendir los tuyos, a los suyos.
Mateo 16:24 NTV Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.
TLA Luego Jesús les dijo a sus discípulos: «Si ustedes quieren ser mis discípulos, tienen que olvidarse de hacer su propia voluntad. Tienen que estar dispuestos a cargar su cruz y a hacer lo que yo les diga.
NO SOLAMENTE DEBES TOMAR TU CRUZ, SINO TAMBIÉN A HACER LO QUE ÉL TE DIGA. ¿ESTAS DISPUESTO?
Una vez más el Señor, habla que es necesario morir para poder vivir,
Lucas 14:27 TLA Si ustedes no están dispuestos a morir en una cruz, y a hacer lo que yo les diga, no pueden ser mis discípulos.
Indudablemente con Jesús, debemos dejarlo todo, ese es un requisito para poder ser del maestro en verdad.
Marcos 10:21 TLA Jesús lo miró con amor y le dijo: —Sólo te falta hacer una cosa. Ve y vende todo lo que tienes, y reparte ese dinero entre los pobres. Así, Dios te dará un gran premio en el cielo. Después de eso, ven y conviértete en uno de mis seguidores.
Este fue el reclamo de Pedro: ¿lo hemos dejado todo por seguirte, que recibiremos a cambio?
Mateo 19:27 NTV Entonces Pedro le dijo: —Nosotros hemos dejado todo para seguirte. ¿Qué recibiremos a cambio?
Lucas 18:28 TLA Pedro le dijo: —Recuerda que nosotros dejamos todo lo que teníamos, y te hemos seguido. 29 Jesús les respondió: —Les aseguro que si alguno ha dejado su casa, su esposa, sus hermanos, sus padres, o sus hijos, por ser obediente al reino de Dios, 30 sin duda recibirá aquí mucho más de lo que dejó. Además, cuando muera, vivirá con Dios para siempre.
Hay muchas personas que irán a la condenación eterna porque no van a querer dejar sus riquezas por ir en pos de Cristo, lamentablemente, ellos son como el joven rico, pero unos pocos escogidos sí lo harán, si es necesario dejarán, su reputación, su religión, sus antiguas enseñanzas, por amor al Señor que los amó, y obedecerán, a toda costa, por lo nuevo que recibirán del Jesús.
Marcos 8:38 TLA » Delante de esta gente malvada que rechaza a Dios, no se avergüencen de mí ni de mis palabras. Si lo hacen, yo, el Hijo del hombre, me avergonzaré de ustedes cuando venga con el poder de mi Padre y con sus ángeles.»
NTV Si alguien se avergüenza de mí y de mi mensaje en estos días de adulterio y de pecado, el Hijo del Hombre se avergonzará de esa persona cuando regrese en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».
Mateo 11:6 DHH ¡Y dichoso aquel que no encuentre en mí motivo de tropiezo!»
Increíblemente, hay personas que no se avergüenzan de su adulterio y del pecado que tienen en éstos días, pero si se avergüenzan del Señor Jesucristo y de su mensaje, que a veces pueda sonar duro.
Necesitamos pedirle al Señor un corazón ensanchado para volver a retomar toda la Palabra de Dios, con toda nuestra vida, estudiándola por completo, con pasión, clamando a Dios por inteligencia para no esquivarla, cortarla, reducirla o minimizarla, aplicándola a todas las áreas de nuestra vida para que, finalmente, nuestro Señor sea glorificado por el Poder de su Palabra.
Ahora te diré 7 grandes miedos que debes superar para ser un exitoso espiritual.
1. El miedo a la crítica.
Que no te preocupe lo que los otros dicen, sino lo que Dios dice de ti.
2. Miedo a la pobreza. Si seguir a Jesús te hace pobre por un lapso de tiempo. ¡Gloria a Dios! No debes temer, Dios se ocupa de ti, y no dejará, ni te probará, más allá de lo que puedas soportar. Además, Dios siempre te devolverá con creces lo que te quitó. Santiago 2:5 LBLA Hermanos míos amados, escuchad: ¿No escogió Dios a los pobres de este mundo para ser ricos en fe y herederos del reino que El prometió a los que le aman? Lucas 6:24 NTV »Qué aflicción les espera a ustedes, los que son ricos, porque su única felicidad es aquí y ahora.
Lucas 12:16-21. Nueva Traducción Viviente (NTV) 16 Luego les contó una historia: «Un hombre rico tenía un campo fértil que producía buenas cosechas. 17 Se dijo a sí mismo: “¿Qué debo hacer? No tengo lugar para almacenar todas mis cosechas”. 18 Entonces pensó: “Ya sé. Tiraré abajo mis graneros y construiré unos más grandes. Así tendré lugar suficiente para almacenar todo mi trigo y mis otros bienes. 19 Luego me pondré cómodo y me diré a mí mismo: ‘Amigo mío, tienes almacenado para muchos años. ¡Relájate! ¡Come y bebe y diviértete!’”. 20 »Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?”. 21 »Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios es un necio».
3. Miedo a la vejez (y a la muerte)
Benjamín Franklin una vez dijo “Muchas personas mueren a los 25 años, pero son enterrados a los 75”. Para algunos individuos, esta muerte metafórica – cuando deciden instalarse en un estilo de vida mediocre – llega incluso antes de los 25 años. Ellos creen que nunca lograrán sus sueños y renuncian por adelantado. Con Jesús, tú mueres a ti mismo, pero vives por él y para él, hay que morir, para vivir.
4. Miedo al fracaso. Es aquí cuando las personas hacen la temida pregunta “¿Y si…?”, excepto que típicamente está fraseada de forma negativa: “¿Y si no funciona?” “¿Y si fracaso?” “¿Y si no les gusto?”. Estas son las preguntas equivocadas. En lugar de pensar en todas las maneras en las que podrías fracasar, ¡concéntrate en todas las maneras en las que podrías triunfar! Incluso si te equivocas o cometes un error, tienes la oportunidad de corregir el rumbo. Debes fallar antes de vencer. Cada maestro fue alguna vez un desastre, así que no dejes de tratar.
5. Miedo de ofender a otros.
Aquí hay algo que alguien dijo el otro día: “Yo no voy a llamar a Recursos Humanos hasta que ellos me busquen con un ofrecimiento de trabajo. Además, podría molestarlos y no quiero que me vean muy necesitado. Solo esperaré en el teléfono. Si no obtengo ese trabajo, entonces no era mi destino tenerlo. Si los llamo, podría arruinar mis oportunidades y no obtener el trabajo”. Esta es la forma incorrecta de verlo. Creo firmemente que las personas deben ser audaces en sus actos si desean conquistar sus metas. Muchas personas temen ofender a otra con la auto promoción por miedo a aparecer arrogantes. No obstante, nadie reconocerá tus talentos a menos que se los muestres.
6. Miedo a quedar en ridículo.
Muchas veces vemos nuestros atuendos y decimos “No me voy a poner esto hoy. Me voy a ver tonto. Tal vez otro día”. Pero, ¿por qué no? Muchas veces actuamos como si lo que queremos fuera malo, pero debemos tener más fe en nuestra capacidad de decisión. Necesitamos poner nuestras capacidades a prueba, ya sea que vayamos a dar un discurso, escribir artículos, grabar videos o cualquier otra cosa. Millones de las mejores decisiones se hicieron “en caliente”. Personas de todo el mundo en el transcurso de la historia se han desviado de sus planes originales para alcanzar el éxito. Descubre quién eres y cuál es tu estilo. Muchas veces deberás empezar por descubrir quién no eres. Confía en tu instinto y reconoce que estás tomando las decisiones correctas. Solo te verás ridículo si te quedas congelado.
7. Miedo al éxito.
Muchas veces, las personas temen ser las mejores versiones de sí mismas. Tienen miedo de cómo es su verdadera expresión personal, que es de lo que se trata realmente el éxito. Ven a otras personas y piensan “Yo podría hacerlo también” o “¿Por qué eso no me pasa a mí?” En realidad, temen recibir fama, riqueza espiritual, reconocimiento y amor. A la gran mayoría de nosotros nos enseñaron que nunca podríamos ser exitosos en la vida. Muchas familias operan bajo la creencia de que lograr los sueños no es realista, así que nunca impulsan a sus hijos. Asumen que es imposible porque no lograron ellos mismos. En lugar de adoptar este esquema de pensamiento, cree en que vas a lograr un éxito masivo en el camino. Al final del día, todos los miedos anteriores se superan con fe y amor. Si sabes lo que quieres, toma los pasos necesarios para afrontar tus miedos y lograrás más de lo que esperas en la vida, más de lo que obtendrías si dejas que la duda y la incertidumbre te dominen.
Vamos a orar.
Gracias Padre por hablarme de esta manera, lo necesitaba, ¿sabes? Yo no me quiero equivocar, pero si vivo confiando en ti, es imposible que me equivoque, no quiero tener ningún miedo, solo te quiero ganar a ti, tu eres lo más importante, debo dejar atrás cosas, aquellas que tú me estás diciendo, debe ver hacia adelante y caminar contigo, juntos de la mano, tú me amas y jamás me harías daño, debo confiar en ti, y seguirte en este tu camino que me pones hoy, no importa si para ser tú, dejo de ser yo, de eso se trata, y así lo dijo, Juan el Bautista, “Él debe aumentar pero yo debo disminuir.” Juan 3:30. Hazlo Señor, obra en mí, llévame a donde tú me quieras llevar, estoy en tus manos, estoy en buenas manos, tú quieres lo mejor para mí, ayúdame a morir a mí mismo. Tu dijiste en Juan 12:24: De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. Hazme morir a mí mismo para que te dé mucho fruto. Padre te lo pido en el nombre de Jesús. Amén y amén.