¡Más te vale que le encuentres utilidad a Dios!

Eclesiastés 3:1 LBLA Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo. NTV Hay una temporada para todo, un tiempo para cada actividad bajo el cielo.
Hechos 1:6 TLA Cierto día en que estaban reunidos los apóstoles, le preguntaron a Jesús: —Señor, ¿no crees que éste es un buen momento para que les des a los israelitas su propio rey? Hechos 1:7TLA Jesús les respondió: —Sólo Dios decide cuándo llevar a cabo lo que piensa hacer.
NTV Él les contestó: —Solo el Padre tiene la autoridad para fijar esas fechas y tiempos, y a ustedes no les corresponde saberlo;
Hechos 1:8TLA Pero quiero que sepan que el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes, y que recibirán poder para hablar de mí en Jerusalén, en todo el territorio de Judea y de Samaria, y también en los lugares más lejanos del mundo.
Hablando de que él tiempo ya ha llegado para… ¡hacer y disfrutar de nuevas cosas que provienen de Dios para nosotros! en éstos versículos podemos ver que Dios ha fijado el tiempo señalado para cada suceso bajo el cielo, las temporadas para todo, para cada actividad bajo el cielo. Los apóstoles pensando como suele hacer todo el mundo hoy en día, “que Dios va a restaurar las naciones, y el mundo desde la política, poniendo buenos reyes, o gobernantes”, pensando equivocadamente que es de manera política que Dios va a obrar, les contesta, que solo Dios, decide cuando llevar a cabo lo que piensa a hacer en sentido general.
Solo él tiene esa autoridad para fijar esas fechas y tiempos, pero que en ese momento a ellos no les correspondía saber esos eventos que Dios ha fijado en la realidad que todos vamos viviendo, pero si les dijo lo que deberán hacer, la forma, la manera, el principio con el que Dios quiere hacer las cosas, es comenzando de manera espiritual la restauración de cada persona. Por esto les dice que decreto que Dios va a hacer, el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes, les dará poder, denuedo, valentía, hablarán de Jesús, darán testimonio de él, y llevarán su mensaje de buenas nuevas y salvación a las naciones, para que crean, para comenzar a restaurarlas espiritualmente. Por esto después de decir que fija los acontecimientos de los tiempos y sus sazones, y que no les toca a ellos saber eso, les añade: Pero quiero que sepan que el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes, y que recibirán poder para hablar de mí en Jerusalén, en todo el territorio de Judea y de Samaria, y también en los lugares más lejanos del mundo.
Y así ocurrió, los apóstoles y muchos cristianos conquistaron el mundo para Cristo Jesús. Pero esto aún no ha terminado, es necesario que todos los que serán hijos de Dios, sean transformados y vuelto su corazón a Dios, al oír y creer el evangelio. A esto fuimos llamados, a seguir llevando su poderoso mensaje, y que todo lo que Dios ha dicho se va a cumplir, también todo lo que Dios nos ha dicho personalmente lo va a cumplir.
Hablando de que él tiempo ya ha llegado para… que se cumplieran su venida en la plenitud de los tiempos, y hablando de que él tiempo ya ha llegado para… ser sacrificado, todo esto pasó, se cumplió. Hablando de que él tiempo ya ha llegado para… ser glorificado, también se cumplió, y vemos que existe una similitud en la manera que Dios actúa con los creyentes, él así siempre lo hace con sus hijos, y después Dios nos brinda un estado de vida mejorado, una nueva libertad, una nueva vida que ya queda establecida como un bien mayor que Dios nos heredó. Esto cada vez va mejorando más y más, en los que de verdad le creen a Dios, en los que no, pues no sucede lo mismo.
En la vida de fe, de los que creemos en las palabras que Dios nos ha dicho, pasamos por tiempos que Dios ha preparado para nosotros, unos son buenos y otros no tan buenos porque nos sentimos abrumados por las pruebas. Sin embargo, después de decir desde el púlpito, desde nuestras bocas, por medio de nuestras lenguas de carne, las palabras espirituales de Dios que son 100% proféticas, comenzamos a esperar el tiempo en que tendrán su cumplimiento en el tiempo señalado por Dios, entonces debemos meditar ciertamente que, después de haber lanzado la preciosa semilla, y también después del largo tiempo de espera que acumulamos, llega el tiempo clímax que Dios había dicho, que traería un levantamiento, y exaltación de los justos. Son tiempos de mucha alegría, e insisto, donde queda establecida la nueva vida que Dios quiso darnos, la que entonces disfrutamos, aunque antes tuvimos que luchar hasta alcanzarla. Referente a esto, lo que podemos ver, es que así aconteció al pueblo de Israel, en los ciclos de las vidas de los patriarcas, que caminaron de la mano con Dios, los jueces, los profetas, y los reyes y sacerdotes que también anduvieron en todos sus caminos, hasta llegar a su hijo amado, que Dios les dio la victoria y quedó establecida una mejor calidad de vida para ellos.
De esto estamos hablando que, así como Dios traja a Israel una mejor calidad de vida por mucho tiempo, así Dios traerá una mejor calidad de vida a los que hemos creído, luchado y esperado con Dios, todo esto corre más por su cuenta que por la nuestra, por sus decretos, y menos por lo que nosotros hacemos, ya que él siempre trae nuevos tiempos, acontecimientos por medio de cadenas de eventos, cambio de circunstancias, condiciones, situaciones junto al tiempo.
En nuestras vidas acontece de manera similar, sólo fijémonos que los profetas, habían anunciado la llegada del mesías, y en la plenitud de los tiempos, se hizo efectiva por Dios, esto trajo mucha a alegría a los hijos de Dios, esto es como la lluvia temprana, es decir como la presencia de Dios que da cuando comienza el tiempo de la siembra. En nuestras vidas ciertamente, el Espíritu Santo trajo a nosotros esta unción, esta presencia de Dios, a la que el mismo llama, la lluvia temprana. Esta lluvia causa mucha alegría, júbilo, gozo, algarabía, porque Dios está con nosotros, pero luego aparecen los tiempos, de resequedad, de desierto, hasta que Dios manda la lluvia tardía, es decir la que terminará de regar el campo para que efectivamente haya fruto. Hablando de cumplimiento, Jesús había andado con sus discípulos durante unos tres años, predicando, las buenas nuevas del evangelio, a lo largo y ancho de los 4 evangelios vemos repetidamente que él les decía:
Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, Juan 7:6 …Todavía no ha llegado mi hora. Juan 2:4 …yo no subo a esta fiesta porque aún mi tiempo no se ha cumplido. Juan 7:8 Procuraban, pues, prenderle; pero nadie le echó mano porque todavía no había llegado su hora. Juan 7:30 Estas palabras las pronunció en el lugar del tesoro, cuando enseñaba en el templo; y nadie le prendió, porque todavía no había llegado su hora. Juan 8:20
Pero llega el momento que Jesús cambia su discurso de “Todavía no ha llegado mi hora” al de ya viene mi hora de cumplimiento de todo lo que se ha dicho de mí, Mateo 26:18 que dice: Y El respondió: Id a la ciudad, a cierto hombre, y decidle: “El Maestro dice: `Mi tiempo está cerca; quiero celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos.’
Luego, el Espíritu Santo, cambia dramáticamente su postura de “Todavía no ha llegado mi hora”, pasa decir `Mi tiempo está cerca, a la hora del cumplimiento Juan 13:1 Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.
Su oración cambió, hay una preparación para lo que le viene: Estas cosas habló Jesús, y alzando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que el Hijo te glorifique a ti, Juan 17:1
Hasta que llega el momento en que les dice a sus discípulos unas palabras desgarradoras, pero si nos fijamos bien en la palabra con que finaliza el texto, es de mucha alegría.
Lucas 9:22 TLA Jesús también les dijo a sus discípulos: «Yo, el Hijo del hombre, voy a sufrir mucho. Los líderes del país, los sacerdotes principales y los maestros de la Ley me rechazarán y me matarán; pero tres días después resucitaré.»
Entonces vemos que Jesús ya les habla abiertamente de lo que pronto le acontecerá, y que todo lo que Dios ha decretado se cumplirá.
Mateo 16:21 TLA Desde ese momento, Jesús comenzó a decirles a sus discípulos lo que le iba a pasar: «Tendré que ir a Jerusalén, y los líderes del país, los sacerdotes principales y los maestros de la Ley me harán sufrir mucho. Allí van a matarme, pero tres días después resucitaré.»
Lucas 22:37 NTV Pues ha llegado el tiempo en que se cumpla la siguiente profecía acerca de mí: “Fue contado entre los rebeldes”. Así es, todo lo que los profetas escribieron acerca de mí se cumplirá.
Y así aconteció, tal como se había escrito de Jesús, en la ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos. Le hicieron todo cuanto estaba prescrito por Dios en esos libros, todo fue profetizado, causativo, orquestado y dirigido por Dios por medio de sus decretos, y providencia, acerca de lo que iba a dejar que Jesús sufriera en manos de los romanos, el pueblo de Israel, los fariseos, maestros de la ley, los gentiles, y Pedro lo dice en hechos 4, en un momento de mucho peligro, cuando lo querían callar a toda costa, por haber sanado a un hombre en el nombre de Jesús, sobre aquél que ellos habían matado pero que estaba determinado, o dispuesto, o predestinado, por Dios que sucediera, es decir, determinado de antemano de acuerdo con tu voluntad que sus planes se cumplieran, todo esto sucedió por su poder y porque así lo quiso.
Hechos 4:27-28. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, 28 para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera.
Ahora pongamos atención, al versículo 28 en otras versiones: 28 Sin embargo, todo lo que hicieron ya estaba determinado de antemano de acuerdo con tu voluntad. NTV 28 Pero ellos sólo estaban haciendo lo que tú, desde el principio, habías decidido hacer. TLA
Ahora quiero que pongamos un especial cuidado en dos cosas,
Antes de esta declaración de Pedro en Hechos 4, que en medio de la intimidación y problemas que le estaban haciendo, porque también le querían matar, Pedro sabiendo que no era su tiempo de morir, sino de hablar acerca de Jesús, declaró que la sanidad de aquel hombre, había sido porque Jesús había resucitado, y tras su oración, este hombre había sanado. Este es el evento alegre de la sanidad de aquel hombre, es el resultado de otro evento alegre, la resurrección de Jesús.
NTV Hechos 4:8 Entonces Pedro, lleno del poder del Espíritu Santo, les dijo a los líderes y a sus consejeros: —Señores, 9 ustedes nos preguntan acerca del hombre que estaba enfermo, y que ahora está sano. 10 Ustedes y toda la gente de Israel deben saber que este hombre está aquí, completamente sano, gracias al poder de Jesús de Nazaret, el Mesías. Ustedes ordenaron que a Jesús lo mataran en una cruz, pero Dios lo ha resucitado. 11 Ustedes han actuado como los constructores que rechazaron una piedra, y luego resultó que esa piedra llegó a ser la piedra principal que sostiene todo el edificio. 12 Sólo Jesús tiene poder para salvar. Sólo él fue enviado por Dios, y en este mundo sólo él tiene poder para salvarnos.
Acá Pedro da testimonio de Jesús y su gran poder, tal como él les había dicho que iba a acontecerles, en Hechos 1:8. Ahora en el segundo punto debemos poner especial atención, veamos y fijemos para nuestro asombro es que ellos eran personas como nosotros, antes de conocer al Señor, sencillos y de poca educación de las sagradas escrituras, pero resulta que ahora las conocían como si las mejor que los religiosos de su tiempo, y como si las hubiesen estudiado toda una vida, como hemos venido a ser Veamos.
RVR1960 Hechos 4: 13 Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús. 14 Y viendo al hombre que había sido sanado, que estaba en pie con ellos, no podían decir nada en contra.
TLA 13 Los miembros del Concilio quedaron asombrados cuando vieron el valor de Pedro y de Juan, porque veían que eran hombres comunes sin ninguna preparación especial en las Escrituras. También los identificaron como hombres que habían estado con Jesús.
Este otro punto es también digno de llamar nuestra atención. Acá se reconoce cuando has estado con Jesús, aun no siendo personas sin ninguna preparación especial de las Escrituras, pero al estar con él, las conoces mejor que muchos estudiosos que no han estado con Jesús, por esto otros saben que hemos estado con Jesús, porque tenemos su mente, su conocimiento, su sabiduría, su inteligencia y esto glorifica a Dios. También significa que hemos agradado a Dios por la fe, tal como dice Hebreos 11:6, ¿recuerdan? Sin fe es imposible agradar a Dios. Salomón dijo en el libro de Eclesiastés, que hay muchos que trabajan y acumulan riquezas, pero Dios se las quita, y se las da, a aquellos a quienes le agradan a él. Debemos decirle a Dios, Dios mío, que mí fe en tu amado Hijo, te sea agradable, para que reciba de ti, la grosura de lo mejor de ti, tanto espiritual, como la grosura y lo mejor de la tierra. Si nuestra fe agrada a Dios, tengamos por seguro que tendremos lo mejor de los dos mundos, del espiritual, que es Jesucristo, su fe y riquezas, y lo mejor de acá de la tierra, si es que lo vamos a disfrutar de verdad sanamente.
Pero también veamos que Jesús ya resucitado se los vuelve a recordar ya cuando había resucitado, que todo lo que les había dicho acerca de él, iba a tener cumplimiento, veamos: Lucas 24:44 Y les dijo: Esto es lo que yo os decía cuando todavía estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo que sobre mí está escrito en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. 45Entonces les abrió la mente para que comprendieran las Escrituras,…
Ahora voy a lo que quiero probar, y es que ya es el tiempo, ya es la hora que Dios cumpla en nosotros las cosas buenas que nos había dicho años atrás, que iba a hacer, que iba a cumplir, porque él siempre cumple lo que promete. Ya es ese tiempo del cumplimiento de Dios de sus decretos favorables para nosotros.
Ya es la hora, ya es el tiempo, en que Dios va a traernos muchos más beneficios, y bendiciones en Cristo Jesús. Ya lo que tanto les había dicho, las cosas buenas que Dios nos prometió, vendrán, las condiciones de hoy, no serán las mismas de mañana, serán mejores, las circunstancias desfavorables de hoy, no serán las mismas de mañana, porque las circunstancias de mañana, serán totalmente favorables para nosotros los que creemos, aguanta un poco, ya viene la bendición, así como Dios levantó los muros de Jerusalén con Esdras y Nehemías, y les dio un postrer estado mejor de beneficios y tranquilidad ya con los muros levantados, así Dios mismo lo hará contigo, y los enemigos que te atormentaban cuando tenías los muros caídos, ya no podrán penetrar tu ciudad.
Ha llegado el tiempo del el Kayros de Dios, con la canción de la Tórtola.
Cantares 2:12“Han aparecido las flores en la tierra; ha llegado el tiempo de la poda, y se oye la voz de la tórtola en nuestra tierra.
TLA Ya hay flores en los campos; ha llegado el tiempo de cantar. ¡El arrullo de las tórtolas se escucha en nuestra tierra!
Esto significa que:
• Después del invierno = Llega la primavera
• Y con la primavera han aparecidos las flores en la tierra. En tu corazón seco sin vida por causa del invierno, por causa de los muros ahora empiezan a crecer flores.
• Para tu beneficio, llegó el tiempo de Dios, (Kayros) y no el tiempo del hombre (Cronos)
• Con la llegada de la primavera ha llegado el tiempo de la poda. Podar es el proceso de recortar un árbol o arbusto. Hecho con cuidado y correctamente, la poda puede incrementar el rendimiento del fruto; así, es una práctica agrícola común. Esto hace que de muchos frutos que vas a gozar, y mientras tanto lo haces, estas cantado con alegría porque Dios te ha dado la oportunidad de vivir la vida para él.
• Con la llegada de la primavera empieza a cantar la tórtola
• Ya no hay más lloro ni lamento empieza a haber una canción en tus labios
Salmos 55:6 Y dije: ¡Quién me diera alas como de paloma! Volaría y hallaría reposo.
• El Canto de la tórtola representa = La liberación, libertad, libre de la opresión de la resequedad y el invierno de la prueba que no te dejaba ver la primavera de Dios.
¡Hay de los que no tienen necesidad de Dios y ya están saciados solo con la grosura de este mundo! ¡Más te vale que le encuentres utilidad a Dios! Dios no les sirve para nada ¡Bienaventurados los que en ti esperan Padre, Hijo y Espíritu Santo!
Salmos 25:3Ciertamente ninguno de los que esperan en ti será avergonzado;
Salmos 5:11-12. 11Pero alégrense todos los que en ti se refugian; para siempre canten con júbilo, porque tú los proteges; regocíjense en ti los que aman tu nombre. 12Porque tú, oh SEÑOR, bendices al justo, como con un escudo lo rodeas de tu favor.
Salmos 2:12 Honrad al Hijo para que no se enoje y perezcáis en el camino, pues puede inflamarse de repente su ira. ¡Cuán bienaventurados son todos los que en Él se refugian!
¡Hay de los que no honran Jesús, y de los que no tienen hambre y sed de justicia!
Salmos 40:4Cuán bienaventurado es el hombre que ha puesto en el SEÑOR su confianza, y no se ha vuelto a los soberbios ni a los que caen en falsedad.
Mateo 5:6 LBLA Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.
TLA Dios bendice a los que desean la justicia, pues él les cumplirá su deseo.
Jesús les reprochó a los fariseos que no sabían los tiempos de Dios. ¿Los sabes tú?
Mateo 16:3 Fariseos y saduceos piden señal
1Entonces los fariseos y los saduceos se acercaron a Jesús, y para ponerle a prueba le pidieron que les mostrara una señal del cielo. …2Pero respondiendo El, les dijo: Al caer la tarde decís: “ Hará buen tiempo, porque el cielo está rojizo. 3Y por la mañana: “Hoy habrá tempestad, porque el cielo está rojizo y amenazador. ¿Sabéis discernir el aspecto del cielo, pero no podéis discernir las señales de los tiempos? 4Una generación perversa y adúltera busca señal, y no se le dará señal, sino la señal de Jonás. Y dejándolos, se fue.
Las riquezas de Dios, son al coste de Cristo. Hónralo, espera en él, cree en él síguelo, sírvele, y él te honrará.