Monthly Archives: October 2016

«¡TU UNICO ASIDERO ES CRISTO, REFORMATE!»

Dedicado al país de El Salvador, así como a todos sus países hermanos. (Cuando el texto hable de Israel o Jacob, pon el nombre de tu país o el de tu familia) Deuteronomio 32Nueva Traducción Viviente (NTV) 32 «¡Escuchen, oh cielos, y hablaré! ¡Oye, oh tierra, las palabras que digo! (2) Que mi enseñanza caiga sobre ustedes como lluvia; que mi discurso se asiente como el rocío. Que mis palabras caigan como lluvia sobre pastos suaves, como llovizna delicada sobre plantas tiernas. (3) Proclamaré el nombre del Señor; ¡qué glorioso es nuestro Dios! (4) Él es la Roca, sus obras son perfectas. Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel, nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es él! (5) »Pero ellos se comportaron de manera corrupta con él; cuando actúan con tanta perversión, ¿son realmente sus hijos? Son una generación engañosa y torcida. (6) ¿Es así como le pagas al Señor, pueblo necio y sin entendimiento? ¿No es él tu Padre, quien te creó? ¿Acaso no te formó y te estableció? (7) Recuerda los días pasados, piensa en las generaciones anteriores. Pregúntale a tu padre, y él te informará. Averigua con los ancianos, y ellos te contarán. (8) Cuando el Altísimo asignó territorios a las naciones, cuando dividió a la raza humana, fijó los límites de los pueblos según el número de su corte celestial. (9) »Pues el pueblo de Israel pertenece al Señor; Jacob es su posesión más preciada.
Dios a fundado nuestra nación, nuestras raíces son cristianas, los justos de antaño amaban al Señor, su enseñanza estaba en su boca y en su corazón, ellos proclamaban el nombre del Señor, tan glorioso era que a este país le pusieron su nombre, El Salvador, como queriendo decir: ¡qué glorioso es nuestro Dios!
Pero las postreras generaciones se comportaron de manera corrupta con Dios, y se volvieron avarientos, posesivos, violentos, ingratos, desobedientes, Dios preguntó, ¿cuándo actúan así, son realmente sus hijos? Totalmente no lo son, sino son una generación engañosa y torcida que le paga mal a su Dios, pueblo necio, ignorante y sin entendimiento, actuaron como tontos negando a Dios y su verdad.
Como podemos ver que este pueblo no tenía visión de Dios y por eso se desenfrenó. Y comenzó el irrespeto a Dios, a sus mandamientos, a su palabra. Se desenfrenó en una guerra fratricida que duró 12 años, se desenfrenó en la política actual que no ha conducido al país a ningún crecimiento en nada, sino al contrario se incrementó y hubo más pobreza por altos costos de la vida, y en la violencia de las maras que pelean territorios y azotan a la población.
En los años setentas y ochentas, Los poderosos golpearon y sometieron duramente a un pueblo ignorante, la guardia repartía golpes a los ninis, y a cualquiera que la irrespetara, el Diablo sembró la cizaña, que, solo tomando las armas, para “pelear o morir” iban a haber cambios en este país, pero también había injerencia de Rusia y de Estados Unidos por la llamada guerra fría.
La guerra fría fue un enfrentamiento político, económico, social, militar, informativo y deportivo iniciado al finalizar la Segunda Guerra Mundial entre el llamado bloque Occidental (occidental-capitalista) liderado por Estados Unidos, y el bloque del Este (oriental-comunista) liderado por la Unión Soviética. Centroamérica era el patio trasero de Estados Unidos, el Salvador era territorio de la guerra fría entre el capitalismo de Estados Unidos y el marxismo leninismo comunismo y “socialismo” de la antigua URSS Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
Y una parte del pueblo de el Salvador se fue a la insurrección que es la sublevación de un colectivo contra la autoridad. Y comenzó guerra civil y la matanza, el irrespeto a Dios a la vida, la falta de valores en el país de el Salvador. De sus familias, sus madres parían hijos que irían a matar a sus hermanos. Ocurrió que, en familias divididas, dos hijos peleaban con el ejército, y dos con la guerrilla.
El irrespeto a un pueblo ignorante se recrudeció cuando la guerrilla casi gana en sus ofensivas, el reclutamiento forzado de pobres indoctos en todo aspecto en ambos ejércitos era parte de la estupidez diaria de dividir y causar más dolor a las familias. Estas tropas sin ninguna visión verdadera, sin ninguna mentalidad de pertenencia real que los hiciera verdaderos guerreros que luchaban por un ideal verdadero, iban a morir innecesariamente en las emboscadas que le tendían la guerrilla al ejército, o el ejército a la guerrilla. Pero la guerrilla indudablemente tenía mejor lavada la cabeza sus combatientes, aunque para el ejército fuese la de defender la soberanía nacional, de igual manera iban a hacer daño al pueblo de El Salvador.
El peor perdedor: el pueblo salvadoreño ignorante. El recuento de muertes de esa guerra hasta hace unos años era de 85,000 personas, en su mayoría la población civil que quedaba atrapada en fuego cruzado, esto sin contar los muertos de la post guerra. Los aviones y helicópteros, bombardeaban los pueblos donde los cobardes guerrilleros usaban de escudo a la población civil, y los cobardes e irrespetuosos de la vida los del ejército no respetaban la vida de los civiles atacando con sus armas de fuego a todo lo que se moviese. Cientos y miles de muertos en su mayoría población civil eran recogidos y enterrados con palas mecánicas, el hedor era simplemente insoportable. Pueblos enteros desaparecieron por ser peleados entre los dos bandos. Todo por ser un pueblo terco que se apartó de Dios.
¿Y para qué? Pues unos dicen que, para nada, porque no se logró un verdadero cambio. Las mismas familias que antes en sus propias palabras imperaban, ahora son más millonarias, y los nuevos ricos que antes fueron los comandantes guerrilleros han mejorado solo ellos, pero el pueblo ignorante continúa en las mismas, sufre y que sufre. Ahora sufre por las el acecho de las maras y por su mala economía. A veces me pregunto: Que estará haciendo Dios con todo esto? Estará dejando que aprenda sus lecciones históricas? Estará sacando su cosecha de almas para Cristo?
Muchos de los ex militares y ex guerrilleros que ya fallecieron, ahora mismo están el infierno, siendo castigados por las atrocidades que cometieron, porque los hijos de Dios, no hacen semejantes cosas. La deuda externa del país por la guerra aumentó a 600 millones de dólares en corto tiempo, y creció más. La destrucción del país fue increíble, el luto y dolor de las familias por la guerra (recuerda que estas mismas produjeron hijos para sus dos ejércitos enemigos) fue grande, su llanto largo. Sus creencias fueron ridículas por no andar en la verdad.
Esto fue el producto de aquella época, después con los acuerdos de paz, supuestamente se paró, se detuvo la guerra de las armas, pero continuó en la división, y la guerra política, se polarizó más la mentalidad de cada salvadoreño con la política que cada bando traía, ahora derecha e izquierda, y cada vez fue más divido el corazón de un pueblo insensato. La deuda pública y extranjera creció más, y sigue aumentando hasta las nubes, hasta llegar al impago, el dinero de los cotizantes ha sido robado por los mentecatos, mojigatos y turulatos ignorantes y peleles que ahora están en el poder. La derecha no terminó de hacer nada, y las maras surgieron y así continuó la matanza de un pueblo necio y terco hasta hoy. Por esto dice PROVERBIOS 29:18
LBLA Donde no hay visión, el pueblo se desenfrena, pero bienaventurado es el que guarda la ley. NTV Cuando la gente no acepta la dirección divina, se desenfrena. Pero el que obedece la ley es alegre.
El Salvador, tu única salida, tu único asidero a éste gran problema que tienes, es que rindas tu vida a Jesucristo, de vuelvas de corazón, a Dios!!
Pregunta por las sendas antiguas, pregúntale a las generaciones pasadas quién fue el que estableció las naciones.
El Salvador, si no te vuelves de corazón, ahora Dios te dice:
Controversia de Dios con Israel
…5Tropezarás de día, y tropezará también el profeta contigo de noche, y destruiré a tu madre. 6Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote; como has olvidado la ley de tu Dios, yo también me olvidaré de tus hijos. 7Cuanto más se multiplicaron, más pecaron contra mí; cambiaré, pues, su gloria en afrenta.… Oseas 4:5-7.
Isaías 5:12-14. Ayes contra los impíos …12En sus banquetes hay lira y arpa, pandero y flauta, y vino, y no contemplan las obras del SEÑOR, ni ven la obra de sus manos. 13Por eso va cautivo mi pueblo por falta de discernimiento; sus notables están muertos de hambre y su multitud reseca de sed. 14Por tanto el Seol ha ensanchado su garganta y ha abierto sin medida su boca; y a él desciende el esplendor de Jerusalén, su multitud, su alboroto y el que se divertía en ella.…
Dios no es injusto, no hace mal por gusto, Dios no permite las calamidades en vano, Dios nos está llamando a que nos volvamos todos de corazón, que nos arrepintamos de nuestros pecados, pidamos perdón en la autoridad del nombre de Jesús, para que seamos librados de lo que se avecina, que es mucho peor de lo que ya vimos, vienen las copas (el juicio) de la ira de Dios sobre los malos e impíos.
En cambio, los hijos de Dios, vamos para las alturas, tenemos la verdad y la visión verdadera de Dios, en nuestro corazón, somos sus nobles, somos más parecidos a sus hijos, somos su gloria, es decir, se reconoce que somos su obra, porque somos diferentes, andamos en amor, le amamos, nos enfocamos en lo bueno y no en lo malo, en la vida y no en la muerte, en la verdad y no en la mentira, en la santidad y no en el pecado.
2 CORINTIOS 3:18. Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu. LBLA.
TLA Porque el Señor y el Espíritu son uno mismo, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad. Y nosotros no tenemos ningún velo que nos cubra la cara. Somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a él.
Tu cuando te observas a ti mismo: ¿Qué ves? ¿Qué imagen ves? ¿Qué identidad ves? ¿Ves a un hombre verdadero?
Yo veo a Cristo en mí, veo a un hombre cuya justicia no es mía, me han ido puliendo, veo a un hombre más parecido a Cristo, un hombre que no es el mismo, que se ha alejado de lo que antes era, veo un hombre nuevo, con mente renovada, veo una mente que se va transformando, veo a un hombre que ha sufrido una metamorfosis para bien, veo un hombre reformado conforme a la palabra de Dios. Cuando veo esta realidad, me enamoro más de Dios, más de la parte buena que sus hijos tenemos, y menos de mi parte mala que procede de mi vieja naturaleza que me hace pecar y ser un pecador.
Cuando me miro en el espejo de Cristo, veo a un luchador, a un humilde servidor, veo a un hombre con la luz de Jesús, uno que no se rinde, que sigue luchando, que trata de agradar a Dios, entonces me doy cuenta de la obra de Cristo en mí, y de cuando he avanzado desde que nací de nuevo hasta ahora, todo por haber aceptado y buscado el conocimiento que da Dios. Veo que la Dios está conmigo, su gracia y misericordia me siguen todos los días de mi vida.
Mi enfoque ya no es en conmiserarme de mí mismo por lo que no tengo, por lo que me hace falta, o por mis carencias y debilidades, ese fue mi enfoque y queja durante un tiempo pasado de mi vida, pero era negativo, ahora veo que mi enfoque es y debe ser ver más, y ser más y más como Cristo, porque Cristo en mí la esperanza de Gloria. Esto me da esperanza, alegría, me anima, me da ganas de luchar.
ROMANOS 10:8 RVR1960 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:
TLA Más bien, la Biblia dice: «El mensaje de Dios está cerca de ti; está en tu boca y en tu corazón.» Y ese mismo mensaje es el que les traemos: que debemos confiar en Dios.
Mi enfoque es tener la palabra de Dios en mi boca y en mi corazón, porque es lo mejor, ahora quiero contestar a todos con ella, enseñarles a las generaciones que la espada de doble filo de Dios es el arma por excelencia de todo cristiano, no las armas de destrucción del mundo, sino la palabra de la verdad. La verdad os hará libres, esta palabra si edifica en verdad.
Ahora veo que Jesucristo nos dio una buena enseñanza, cuando dijo, “Por tu fe será hecho”, este es mi enfoque y oración, que lo que declare venga sobre mi vida, familia e iglesia. Me enfoco en que lo que crea sea lo que declare, lo que creo declaro, confieso, y ya, es hecho. Increiblemente precisamente esto es lo que ocurre en mi día a día, lo que mi fe hace, crea, construye, edifica. Dios escucha lo que declaro, observa mi fe y por mi ve es hecho, tal como dijo nuestro Señor, Jesucristo: “Por tu fe será hecho”. Mateo 15:28. Mateo 9:29.
Necesitamos tener el único asidero que es Cristo. Un asidero es a la parte de un elemento que permite asirlo (tomarlo, agarrarlo, sostenerlo). El asidero, en este marco, es el asa, el mango o la manija que posibilita la manipulación de un objeto, un asidero es un punto de apoyo, es la parte por donde se ase o agarra una cosa.
Para poder agarrarnos de Dios, debemos agarrarnos de Cristo, por la fe, de esta manera vamos a triunfar y no tendremos vidas en vano.
Ahora ya lo sabes, tu único camino es Cristo, no hay otro, no hay más, solo es Cristo en nosotros la esperanza de Gloria. No sigas siendo el mismo pueblo torpe, necio, insensato que se olvida de su creador.
Vamos a orar.
Padre celestial, quiero asirme de Cristo, abre mi corazón, yo también lo abro, quiero pedirte que me perdones mis pecados, me arrepiento de corazón, lo hago en la puerta y único camino de autoridad que hay en la tierra, en el nombre de Cristo Jesús. Trae tu vida, dame tu conocimiento, no quiero ser necio como ese Israel , que perece porque le falta entendimiento, quiero tu verdad completa, quiero reformar mi mente, quiero volverme igual a tu hijo, quiero hacer que te sientas orgulloso de mi, quiero honrarte con la fe. Quiero buscar tu rostro, dame tu amor, te doy mi vida, mi compromiso contigo, te doy todo mi ser. Recíbeme, tú conoces mi corazón, mis intenciones son sinceras para contigo, he orado de corazón. Gracias padre en el nombre de Jesús.

«¿SABES SI ERES MUY FAVORECIDO POR DIOS?»

 

¿EN QUE CONSISTE SER MUY FAVORECIDOS POR DIOS?VIDEO

Efesios 1:3: “Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo”. Efesios 1:6Nueva Traducción Viviente (NTV) 6 De manera que alabamos a Dios por la abundante gracia que derramó sobre nosotros, los que pertenecemos a su Hijo amado.
De nuevo en el fascinante mundo de Dios y su eterna y santa palabra con sus profundos significados. Esta vez analizaremos e indagaremos:
¿Qué es el favor de Dios? Y ¿Quiénes y cómo es que somos sus favorecidos?
Para profundizar rápidamente, lo primero que vienen a mi mente es que la palabra favorecido tiene una connotación Bíblica muy atrayente y reveladora ya que favorecido refleja cómo será nuestra relación con Cristo.
Y es que nuestra primera connotación de favorecido tiene un significado directo y asociado, con “desvalido y dependiente”. Al estudiar la palabra favorecido, podemos verla relación que en la Biblia siempre tiene con personas “desvalidas y dependientes”, que pasan a ser los favorecidos de Dios.
Hay muchos favorecidos en la Biblia, podemos encontrar a varios desvalidos, dependientes y necesitados de alcanzar el favor y la Gracia de Dios, por ejemplo, veamos quienes son estas personas muy favorecidas por Dios:
1. Entre todos los hombres del mundo antiguo Noé junto con su familia encontraron gracia o favor ante los ojos del Señor, indudablemente fueron muy favorecidos por Dios entre todos los que fueron condenados a muerte en el diluvio universal.
2. La pobre y dependiente Rut halló favor ante Booz, reflejando que así sucede con nosotros y Cristo.
3. Jacob, e Israel hallará gracia ante Dios, también vemos que el rey David recibió la gracia de Dios.
4. Esteban fue un hombre tan lleno de la gracia y el poder de Dios que pudo hacer grandes maravillas y señales milagrosas entre el pueblo.
5. Job, cuando oró a Dios, halló favor ante Él y fue restaurado su estado de virtud.
6. María encontró el favor de Dios y los discípulos, todos ellos alcanzaron y vivieron con el favor de Dios.
7. La iglesia alanza el favor inmerecido de Dios.
Ves que el Señor te está diciendo:
¿Acaso no vez que vas a ser muy favorecido en este tiempo por el Todopoderoso?
Pero el más esperado fue Jesús, el Dios mismo creador del universo se humilló al máximo cuando vino a ser un bebé totalmente desvalido y dependiente, porque necesitaba del cuido y de la ayuda de sus padres terrenales.
De manera que la primera connotación de favorecido es: “desvalido y dependiente”. Debemos entender que Dios está determinado a soltar el favor sobre sus desvalidos y dependientes que son su Iglesia y afianzarla en el conocimiento, para que el mundo sea bendito también por medio de ella.
Antes de darnos la gracia: ¿Qué somos para nuestro hacedor y como nos mira?
Isaías 45:9 …8Destilad, oh cielos, desde lo alto, y derramen justicia las nubes; ábrase la tierra y dé fruto la salvación, y brote la justicia con ella. Yo, el SEÑOR, todo lo he creado. 9¡Ay del que contiende con su Hacedor, el tiesto entre los tiestos de tierra! ¿Dirá el barro al alfarero: “Qué haces? ¿O tu obra dirá: “El no tiene manos? 10¡ Ay de aquel que diga al padre: “¿Qué engendras? O a la mujer: “¿Qué das a luz?…
También debemos saber que Dios no nos mira del todo como nosotros nos miramos. Nosotros nos miramos a nosotros mismos desde un punto de vista, con un orgullo y dignidad falsa. Para nuestra propia vista, nosotros, somos muy importantes, pero para Dios solo somos unos tiestos, según como leímos en Isaías 45.
Los tiestos, o barro, no pueden renegar, no pueden decirle al alfarero ¿Qué haces? Cuando entendemos que somos tiestos, vasijas de barro, que Dios no nos debe nada, y que no podemos exigirle o demandarle nada, entonces la gracia cobra sentido. Allí entonces entendemos por qué él lo hace, y porqué su regalo es inmerecido. Allí podemos ver su corazón, y la razón de porqué Él quiso vernos bien, él quiso, amarnos a pesar que somos tiestos, él quiso bendecirnos simplemente porque así lo decidió y, hará. Ciertamente siendo siempre vasijas de barro que cargamos pecado, ahora somos sus hijos y cargamos su santo Espíritu.
Y entrando el ángel, le dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor está contigo; bendita eres tú entre las mujeres. LUCAS 1:28 LBLA. ¿Qué es muy favorecido?
Si te sacas la lotería, eres favorecido, si te pasa de nuevo, también eres favorecido, pero si te sacas la lotería una tercera, cuarta, y hasta quinta vez, entonces eres muy favorecido. Este ejemplo se queda corto, porque el favor de Dios es siempre, es todo el tiempo, y cuantas veces sea necesario o lo necesitemos, porque la gracia o favor de Dios sobreabunda a nuestro favor, entre más abunda el pecado, y todo por su decisión soberana.
Ahora bien, si lo decidió entonces somos benditos, bienaventurados, dichosos, tres veces felices, afortunados, aunque indignas vasijas de barro, ya en su bendición ahora dignos de sus regalos y beneficios, simplemente porque esto fue lo que decidió que va a hacer con nosotros, con estos tiestos o vasijas de barro, otorgarnos su favor.
Esto es visto como injusto por muchos, pero Dios no le debe alguna explicación a nadie, tampoco peca por no mostrar su favor a otros, porque él está en un estado de santidad, de ninguna manera está afectado e infectado por el pecado como nosotros, nunca, ni antes ni después de tomar sus decisiones buenas o no tan buenas para nosotros, y es que recordemos que él Santo, es el dueño, y Señor de todas las cosas que él ha creado.
La definición de favorecer es: 1 Proporcionar un beneficio o provecho a alguien o algo. 2 Ayudar o apoyar a alguien, especialmente una autoridad o una persona con influencia. 3 Tratar a una persona mejor que a otra sin valorar sus méritos o lo que es justo. 4 Hacer que una persona tenga buen aspecto o resulte atractiva.
Así los sinónimos y antónimos de favorecido son: favorecido: mejorado, agraciado, embellecido, hermoseado, rejuvenecido. Mientras que los antónimos de favorecido son: aviejado, empeorado.
Los sinónimos de favorecer son: ayudar, beneficiar, amparar, asistir, auxiliar, cooperar, patrocinar, fomentar, proteger, servir, socorrer. Los antónimos: desamparar, perjudicar.
En conclusión, favorecido en dos palabras es: Ayudar, apoyar: Dios nos va a ayudar, y apoyar siempre.
Increíblemente el bebé Jesús no podría sobrevivir a menos que fuera alimentado y nutrido por su madre y su padre, que curioso José y María cuidando, protegiendo, alimentando a Dios. Esto nos enseña como todos los hijos de Dios deben ser alimentados por sus madres y padres espirituales. Sucede como si hubiera un cordón umbilical que ata el cielo a la tierra con el que el Señor dice: Alimenta a Mis ovejas.
Increíblemente María llevó en su vientre al Mesías, al Maestro, al Sanador, al Obrador de Milagros y al Libertador, al rey de reyes y Señor de Señores. Nosotros llevamos en nuestro vientre espiritual a Dios en la persona de Jesús, esta vez ya resucitado y con poder, para ayudarnos a sobrevivir espiritualmente, para nutrirnos porque es nuestro Padre Eterno.
Es momento que vayas aceptando esta verdad y realidad que ocurre en tu vida, cuando eres favorecido de Dios, la que dice que: ante nuestras pobrezas y debilidades, su favor nos fortalece, ante nuestro pecado, porque la carne está pecando constantemente, de una o de otra manera, pero su favor hace que sobreabunde la gracia de Dios. Como dice Romanos 5:20. En lo que atañe a la ley, ésta intervino para que aumentara la transgresión. Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia, ROMANOS 5:20. CST.
Ahora diré algo escandaloso para los religiosos de este tiempo. La gracia de Dios es para siempre, no tiene tiempo de duración limitado porque Dios no limita el Espíritu Santo Como dice Juan 3:34. NTV Pues él es enviado por Dios y habla las palabras de Dios, porque Dios le da el Espíritu sin límites. JUAN 3:34.
También debo decir que el llamado de Dios es efectivo, eficaz, irresistible e irrevocable. En otras palabras, cuando Dios llama a uno que será su hijo, pues simplemente lo será, todo lo de Dios dice será irresistible para esa persona, de manera que ante el decreto de la palabra de Dios, la persona queda irremediable e inmediatamente conscripto a su causa, pero siempre con la libertad que da el Espíritu Santo.
NTV Pues los dones de Dios y su llamado son irrevocables. ROMANOS 11:29 TLA Dios no da regalos para luego quitarlos, ni se olvida de las personas que ha elegido.
En este texto podemos ver que Dios tiene secretos que nadie conoce y que no dice a nadie, únicamente son suyos. Deuteronomio 29:29. 29 NTV. »El Señor nuestro Dios tiene secretos que nadie conoce. No se nos pedirá cuenta de ellos. Sin embargo, nosotros y nuestros hijos somos responsables por siempre de todo lo que se nos ha revelado, a fin de que obedezcamos todas las condiciones de estas instrucciones.
El hecho que Dios le otorgue o niegue su favor inmerecido a una persona es un misterio escondido en Dios, y nadie puede ni debe decir nada al respecto. Dios es soberano y puede hacer lo que quiera con la masa de barro. Podemos ver que María reconoce su necesidad espiritual ante el anuncio del ángel.
Otra peculiaridad de los favorecidos de Dios es que reconocen la necesidad que tienen de Dios, y hasta lloran como bebitos recién nacidos porque tienen hambre y sed de Dios lo podemos ver en Mateo 5:3.
NTV «Dios bendice a los que son pobres en espíritu y se dan cuenta de la necesidad que tienen de él, porque el reino del cielo les pertenece. MATEO 5:3
Cuando un creyente entiende que el favor de Dios es para siempre, en la buenas y en las malas, entonces vive confiado, aunque siempre tanga la responsabilidad moral con Dios, sabe que el mejorar de verdad que tanto quiere y hace, no depende de su esfuerzo, sino que depende del favor de Dios en primer lugar, de la fe, de la transformación de la palabra de Dios, de la sabiduría que reciba, entonces podrá atesorar el consejo de Dios, quién es su orgullo, de ahí en adelante la persona sabe que su orgullo es Dios y no su humanismo.
Dios es nuestro orgullo. Isaías 45:24-25Dios Habla Hoy (DHH) 24 y dirán: “Solamente en el Señor están la victoria y el poder.” Todos los que me odian quedarán en ridículo. 25 Gracias a mí, todo el pueblo de Israel saldrá triunfante y estará orgulloso de mí.»
La única condición para ser favorecido de Dios, es contar con su decisión de hacerlo hecha en la eternidad, que hizo que Cristo muriera en la cruz por esa persona con nombre y apellido, y también es tener al Espíritu Santo, por haber nacido de nuevo en el evento instantáneo de la salvación, cuando la recibió que es haber nacido de nuevo, porque el Espíritu produce la fe salvadora tal como se requiere para perseverar hasta el fin y el arrepentimiento es su don.
De manera que recibiremos todo lo que nos ha prometido Dios, si es que contamos con esto, si es que somos fieles hasta el fin, es decir, si es que confiamos en él con la misma firmeza que creímos al principio. Si es así, Dios siempre nos dará su favor, entonces somos sus escogidos, sus elegidos, que se refiere a ellos como “venid benditos de mi Padre”. Significa también que tenemos a Cristo en nuestros corazones.
Hebreos 3:14 NTV. Pues, si somos fieles hasta el fin, confiando en Dios con la misma firmeza que teníamos al principio, cuando creímos en él, entonces tendremos parte en todo lo que le pertenece a Cristo.
Insisto el que tiene el favor de Dios tendrá el apoyo y la ayuda de Dios que necesita. Veamos la definición del diccionario de desvalido, desvalida, adjetivo/nombre masculino y femenino 1.[persona] Que no tiene el amparo, la ayuda ni la protección que necesita.
Cuando se tiene el favor de Dios, entonces se tiene el amparo de Dios, la ayuda y la protección que necesita.
El concepto de dependiente indica a algo o alguien que está subordinado, “que depende” de otra cosa o persona. Para que exista lo dependiente debe haber algo principal, de lo que es dependiente, necesita y sin lo cual no puede ser, desarrollarse o cumplir con su finalidad. Por ejemplo, “el niño pequeño es dependiente de su madre”, indicando que, sin ella, no puede alimentarse o cuidarse a sí mismo, o “la mujer es muy dependiente emocionalmente de su esposo”, o “la economía de un país que es dependiente de las remesas, o es dependiente del turismo”.
Nosotros los hijos de Dios, somos dependientes de Dios, del Espíritu Santo, de Jesucristo. Como Dios es lo principal, nosotros dependemos de él, sin su favor no inmerecido nosotros no podríamos ser, no podríamos desarrollarnos para cumplir con nuestra finalidad espiritual.
Así como “el niño pequeño es dependiente de su madre”, indicando que, sin ella, no puede alimentarse o cuidarse a sí mismo, nosotros lo somos de Dios. No podemos alimentarnos ni cuidarnos a sí mismos, sino no lo hace Dios por nosotros con su favor, a la vez, no podríamos ser, ni espirituales, ni santos, sin salvos, ni bendecidos, ni podríamos llegar al cielo, ni siquiera perseverar, ni preservarnos para el cielo. Si Dios mostrara su favor, su amparo hacia nosotros, sin su ayuda y la protección que necesitamos, somos reos de muerte y dignos de condenación, simplemente estaríamos perdidos.
Los favorecidos de Dios, somos todos los que él ha escogidos para sí, todos los necesitados, desvalidos y dependientes que recibimos diaria y constantemente su favor inmerecido por su beneplácito, para su gloria.
Vamos a orar en primera persona:
Señor, yo no tengo nada de que me pueda orgullecer de mí, porque en mí no hay nada de bien, no hay nada bueno excepto tú. Todo el bien y lo bueno que hay es tuyo. Estoy consciente de tu favor, y que soy muy favorecido, sé que esto nunca cambiará, porque tu no cambias, venciste la resistencia de mi carne pecaminosa y me has hecho santo en cristo, apartado para tu gloria. No merezco ser llamado tu hijo, no me atrevo a alzar mis ojos al cielo porque soy pobre, bajo y pecador, yo no te puedo exigir nada, ni merezco nada, sin embargo, cuando me humillo ante ti, tú me hablas, me respondes, me dices que me amas y que todo estará bien, y me has dado tu favor, lo veo todos los días. Gracias Padre por tu gran amor porque tu gracia y misericordia me acompañan todos los días de mi vida. En el santo nombre de Jesús.

«Toda palabra de Dios se cumplirá»

VIDEO

Hoy debemos recordar que basta que El Padre celestial, el Espíritu Santo de Dios, y Jesús lo digan para que ocurra:—Señor —dijo el oficial—, no soy digno de que entres en mi casa. Tan solo pronuncia la palabra desde donde estás y mi siervo se sanará. MATEO 8:8. NTV. “Porque Él dijo y fue hecho; Él mandó y existió.” (Sal 33:9). Para siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos. Salmos 119:89. Si Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos dará también todo lo demás? ROMANOS 8:32. NTV.
Dios dijo que se hiciese la luz, y la luz se hizo, Dios dijo la palabra: que sean hechas todas las cosas y estas fueron hechas. Dios dijo la palabra: que sea hecho el universo, los planetas las estrellas y fueron hechos.
Dios dijo la palabra que fuese hecho el planeta tierra y el planeta tierra fue hecho por su palabra. Dios dijo la palabra: se separen las tinieblas de la luz, y el abismo oscuro, (Tejóm en Arameo) o agua subterránea, del agua de la superficie, y fue hecho.
Este mensaje es para que confiemos en Dios de verdad y de corazón en su palabra para nosotros, porque cuando Dios nos dio una palabra de bendición, debemos saber que Dios la cumplirá.
¿Qué haces frente a?: ¡yo no doy la medida correcta! ¡No soy tan listo! ¡Casi nada puedo hacer para cambiar las circunstancias! ¡No puedo hacer cosas normales como los demás los hacen! ¡Quiero salir adelante pero no sé cómo, ya lo intenté todo…! ¡Me dan tristezas mis deficiencias! ¡Quiero alcanzar el éxito, quiero lograr grandes triunfos, pero finalmente me quedo corto! ¡Quiero ganar, definitivamente quiero vencer sobre esta vida!
Esto dice que todos tenemos un límite nuestras mejores fuerzas, y que, aunque queremos finalmente tener éxito en muchas cosas que nos hemos propuesto no podremos a menos que tengamos una ayuda de lo alto de Dios y su palabra profética que da fuerzas al cansado, y que consuela nuestros corazones.
También dice que lo que unos podemos hacer, otros no, y lo que otros pueden hacer nosotros no podemos, pero hay alguien más alto que lo puede todo, y es, en quién creemos. Él es quién conduce nuestras vidas, y nos ha dado promesas.
La encuesta. Por años, hice mi encuesta entre cristianos que aman y sirven a Dios con los que fui platicando y haciéndome su amigo. El resultado es que finalmente lo que más quieren después de la salvación, es tener éxito en la tierra con los planes y promesas de Dios, no con los suyos propios, sino con los de Dios porque saben que es lo mejor. De manera que lo que ellos quieren es llegar a tener éxito.
Lo que encontré fue que entre cientos de metas y propósitos pequeños, las mayores de las metas de los cristianos, después de haber recibido al Espíritu Santo y servirle a Dios son:
1. Tener éxito en esta vida. 2. Tener una estabilidad financiera. 3. Tener reconocimiento en lo que eres y haces.
La definición éxito en el diccionario es: a.) Resultado feliz de un negocio, actuación, etc. b.) Buena acogida que tiene algo o alguien.
Es comprensible que al no lograr varias de nuestras metas, el sentir que no avanzamos nos traiga mucha frustración, sobre todo cuando te has puedo un plan digno, una meta alta, y de pronto algo te despierta, una imposibilidad que te hace tomar conciencia, cómo una voz en el interior que te dice:
“Después de todo, no estás tan capacitado y no estás haciendo lo mejor que deberías”.
Esto como dije antes, por algo interno como paradigmas o debilidades que te detienen, y te percatas hasta ese momento paralizante.
Entonces estamos frente a: ¡Aunque he logrado tanto, y llegado tan lejos, aún no soy lo que debo se! ¡No soy lo que debería ser porque no tengo en cuenta todo! ¡No estoy logrando lo que debería lograr porque aún me falta competencia! ¡No estoy dando la medida que pensé porque me hace falta sabiduría! ¡Las condiciones me imponen, no impongo las mías porque me falta aún más inteligencia y denuedo! ¡PUES TODO ESTO LO DA DIOS!
2 Corintios 3:5 No es que pensemos que estamos capacitados para hacer algo por nuestra propia cuenta. Nuestra aptitud proviene de Dios.
1 Corintios 1:30Nueva Traducción Viviente (NTV) 30 Dios los ha unido a ustedes con Cristo Jesús. Dios hizo que él fuera la sabiduría misma para nuestro beneficio. Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado.
Pues, simplemente cuando somos cristianos hijos de Dios: esto es totalmente normal porque nuestro libre albedrío está limitado a la soberanía de Dios.
Mis queridos hermanos, ¡toda persona en esta tierra tiene sus propios límites! y Dios lo ha hecho de esta manera para él glorificarse, para él hacer aquellas cosas imposibles que nosotros no podemos hacer, aquí es donde ya no nos corresponde a nosotros, sino a Dios. Dios cumplirá toda promesa que nos ha hecho.
Vienen a mi mente las palabras que Jesús le dijo a María que su hermano Lázaro que estaba muerto iba a resucitar, ella le contesta, que lo hará en la resurrección, porque sabe que él es el mesías, pero Jesús le está diciendo más, resucitará a Lázaro apenas en unos pocos instantes más. Juan 11:21-27 21 Marta le dijo a Jesús: —Señor, si tan solo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto; 22 pero aun ahora, yo sé que Dios te dará todo lo que pidas. 23 Jesús le dijo: —Tu hermano resucitará. 24 —Es cierto —respondió Marta—, resucitará cuando resuciten todos, en el día final. 25 Jesús le dijo: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. 26 Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá. ¿Lo crees, Marta? 27 —Sí, Señor —le dijo ella—. Siempre he creído que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que ha venido de Dios al mundo.
Definitivamente hay problemas, hay metas para tener una vida de éxito, pero que ya apestan. Ya están como muertas y ya han pasado tiempo en que aparentemente murieron y ya deben tener un olor espantoso, pero no son imposibles para Dios. El éxito de María y Marta era tener a su hermano vivo, esto era imposible para los hombres, pero no para Dios. Bastaba que Jesús dijera que él iba a resucitar a Lázaro y ya, porque para Dios lo prometido es deuda, así que les iba a dar ese éxito también para que ellos supieran quién era verdaderamente JESUS, él único que da vida a los muertos espirituales.
39 «Corran la piedra a un lado», les dijo Jesús. Entonces Marta, la hermana del muerto, protestó: —Señor, hace cuatro días que murió. Debe haber un olor espantoso. 40 Jesús respondió: —¿No te dije que, si crees, verás la gloria de Dios? 41 Así que corrieron la piedra a un lado. Entonces Jesús miró al cielo y dijo: «Padre, gracias por haberme oído. 42 Tú siempre me oyes, pero lo dije en voz alta por el bien de toda esta gente que está aquí, para que crean que tú me enviaste». 43 Entonces Jesús gritó: «¡Lázaro, sal de ahí!». 44 Y el muerto salió de la tumba con las manos y los pies envueltos con vendas de entierro y la cabeza enrollada en un lienzo. Jesús les dijo: «¡Quítenle las vendas y déjenlo ir!».
El éxito para los exigentes judíos en el área de pagar los impuestos al templo, era que Jesús los pagará, de manera que Jesús siendo el hijo del dueño del templo, no debía pagar impuestos, era su casa, sin embargo, para no ser piedra de tropiezo lo tendrá que hacer. En esta historia veremos cómo se cumple la palabra que Jesús dice, y como por el trabajo de Pedro de ir a pescar, viene la bendición milagrosa nuevamente. Mateo 17:24-27. 24 Cuando llegaron a Capernaúm, los cobradores del impuesto del templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: —¿Tu maestro no paga el impuesto del templo? 25 —Sí, lo paga —contestó Pedro. Luego entró en la casa, pero antes de tener oportunidad de hablar, Jesús le preguntó: —¿Qué te parece, Pedro? Los reyes, ¿cobran impuestos a su propia gente o a la gente que han conquistado? 26 —Se los cobran a los que han conquistado —contestó Pedro. —Muy bien —dijo Jesús—, entonces, ¡los ciudadanos quedan exentos! 27 Sin embargo, no queremos que se ofendan, así que desciende al lago y echa el anzuelo. Abre la boca del primer pez que saques y allí encontrarás una gran moneda de plata. Tómala y paga mi impuesto y el tuyo.
En la ley de Moisés en Éxodo 30:13 estaba que todo varón de 20 años en adelante debía de pagar al templo una vez al año, medio siclo de plata, porque los costos del templo eran elevadísimos. Medio siclo equivalía a dos días de salario. Eran dos Dracmas griegas, la moneda que Pedro hallaría adentro del pez, equivalía a 4 dracmas, suficiente para pagar el impuesto de Jesús y el de Pedro.
Pero esto tiene una enseñanza más profunda. La palabra que sale de la boca de Dios se cumple, siempre. Cuando Pedro tira el anzuelo y saca el primer pez, este traía una moneda de plata. O Dios la hizo aparecer en el pez o este se la había tragado de alguien que se le cayó, pero ciertamente el pez traía una moneda, Dios cumplió la palabra.
He escuchado decir, que en ese momento cuando pedro tiró el azuelo, si el pez que hubiese sacado no era el que traía la moneda, el universo entero hubiera estallado, porque no haberse cumplido la palabra de Dios, como queriendo decir que Dios no puede fallar y que si fallara todo explotara.
Cuando leemos o escuchamos palabra de Dios como estas, debemos detenernos y meditar que Dios todo lo cumplirá… Veamos: Mateo 24:35 …34En verdad os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. 35El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán.
Isaías 55:11. así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié.
Mateo 5:18. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla.
Mira cuando habla de que su salvación, su justicia, que no menguarán, y que su misericordia es para siempre.
Isaías 51:6. Alzad vuestros ojos a los cielos, y mirad la tierra abajo; porque los cielos como humo se desvanecerán, y la tierra como un vestido se gastará. Sus habitantes como mosquitos morirán, pero mi salvación será para siempre, y mi justicia no menguará.
Isaías 54:10. Porque los montes serán quitados y las colinas temblarán, pero mi misericordia no se apartará de ti, y el pacto de mi paz no será quebrantado –dice el SEÑOR, que tiene compasión de ti.
Cuando venga la duda a tu mente, sobre si Dios tarda mucho en cumplir sus promesas en tu vida, debes recordar quien es Dios.
Números 23:19. Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Lo ha dicho El, y no lo hará?, ¿ha hablado, y no lo cumplirá?
Salmos 19:7. La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo.
Salmos 89:34. No quebrantaré mi pacto, ni cambiaré la palabra de mis labios.
Proverbios 30:5. Probada es toda palabra de Dios; Él es escudo para los que en Él se refugian.
Isaías 40:8. Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.
Dios cumplirá toda palabra y promesa que te haya dado, él lo hará.
Tito 1:2. con la esperanza de vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde los tiempos eternos,
1 Pedro 1:25. MAS LA PALABRA DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE. Y esta es la palabra que os fue predicada.
Apocalipsis 3:14. Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: “El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto:
Ánimos, Dios es bueno, y su misericordia es para siempre, debes estar esperando en Dios, que cumple todo lo que promete,
2 PEDRO 1:19. Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;
Antes de orar quiero poner nuevamente este versículo poderoso para hoy.
Si Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos dará también todo lo demás? ROMANOS 8:32.
Debes saber que Dios cumplirá toda palabra que haya dado, que esté en la Biblia, toda promesa para ti que está en ella y toda palabra de profética para ti que te haya dado él y no los hombres.
Vamos a orar en primera persona:
Padre gracias por la confianza que me has dado en ti, gracias por la seguridad eterna que das a mi alma. Gracias por recordarme hoy, que vas a cumplir toda palabra que me has dado. Dios mío, tú de verdad me has salvado y me vas a salvar, me espera el cielo y la compañía de tu presencia más allá del sol, y de las estrellas, tú me vas has bendecido y con la bendición de Abraham, que es tu hijo amado Jesucristo, y aún me darás todas las demás cosas o añadiduras que me hacen falta, por las que siempre seré cabeza y no cola. No a nosotros sea la gloria sino a ti. Dios me va a cumplir, efectivamente, me vas a cumplir todo lo que me prometiste. Gracias Padre en el nombre de Jesús.