« ¿QUIEN ES JESUCRISTO Y CUAL ES SU INFLUENCIA?»

quien-es-jesus

Juan 14:9Nueva Versión Internacional (NVI) 9 —¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre”? (NTV)

¿Tanto tiempo que Jesús lleva entre nosotros y todavía no le conoces? Dices que te sientes mal, que hay un hoyo en tu corazón, que la vida te golpea, que necesitas un ángel, para descansar en buenos brazos. Entonces en tu necesidad buscas llenar el vacío con las cosas de este mundo pero los analgésicos solo te calman un poco. Como respuesta sigues buscando la solución en cualquier cosa de la vida pero no en la luz de Cristo, y aunque está en medio de ti no lo puedes ver, aunque en el vives, te mueves y existes, más aún no le conoces. Ciertamente en él vivimos, nos movemos y existimos.

Hechos 17:28Traducción en lenguaje actual (TLA) 28 Él nos da poder para vivir y movernos, y para ser lo que somos. Así lo dice uno de los poetas de este país: “Realmente somos hijos de Dios.”
¿No te parece que a estas alturas de tu vida, ya deberías saber verdaderamente bien, a conciencia y verdad, quién es Jesucristo para que puedas ver la gloria de Dios?
2 Corintios 4:5-7Nueva Traducción Viviente (NTV) 5 Como ven, no andamos predicando acerca de nosotros mismos. Predicamos que Jesucristo es Señor, y nosotros somos siervos de ustedes por causa de Jesús. 6 Pues Dios, quien dijo: «Que haya luz en la oscuridad», hizo que esta luz brille en nuestro corazón para que podamos conocer la gloria de Dios que se ve en el rostro de Jesucristo. 7 Ahora tenemos esta luz que brilla en nuestro corazón, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro. Esto deja bien claro que nuestro gran poder proviene de Dios, no de nosotros mismos.
Probablemente Dios deba vencerte, y probablemente estés a punto de ser vencido, de manera que buscando tu bien, a continuación te diré algo fácil de comprender, y después algo difícil de aceptar, pero lo creas o no, te guste o no, es la mera verdad. Te reto a que te retes con esto. Jesucristo fue un hombre que vino a cambiar la historia, la dividió en Antes de Cristo y un después de Cristo. Estás de acuerdo con esta declaración. ¿Viste que es fácil? Ahora una difícil: Jesucristo es el mismísimo Dios creador del cielo y de la tierra que vino en forma de hombre a esta tierra. ¿Puedes creerlo? La verdad es difícil de creer más no imposible. Necesitaré hacer lo siguiente. Antes, leamos.
Juan 17:5-6Traducción en lenguaje actual (TLA) 5 Y ahora, Padre, dame el poder y la grandeza que tenía cuando estaba contigo, antes de que existiera el mundo. 6 »A los seguidores que me diste les he mostrado quién eres…
Jesucristo ya preexistía con el Padre, ya era, y es Dios antes de la creación. ¿Estás de acuerdo con esta declaración? ¿Puedes aceptar esta verdad? Consideremos el siguiente versículo.
1 Timoteo 3:16 Sin duda alguna, el gran misterio de nuestra fe es el siguiente: Cristo vino al mundo como ser humano. (Cristo fue revelado en un cuerpo humano NTV) El Espíritu lo declaró inocente. Los ángeles lo vieron. Su mensaje se anunció entre las naciones, y el mundo creyó en él. Fue llevado al cielo y Dios lo colmó de honores. TLA.
¿Ves que finalmente no son verdades tan difíciles de aceptar? Aquí van otras. ¿Sabías que la libertad que disfrutas y la vida moderna son herencias de Jesucristo? ¿Sabías que la influencia de Jesucristo es real en la vida cotidiana desde que vino hace 2000 años?
¿Sabías que todo el contexto de la vida que vives es un contexto cristiano? ¿Sabías que en otros países no tienen esta libertad que tú tienes sino que se rigen por leyes de hombres perversos? En esos países matan a las personas hasta por ayudar a otros en alguna necesidad. ¿Sabías que Cristo hirió a satanás en la cabeza y le quitó el imperio y dominio que antes tenía?
¿Sabías que Cristo limitó el dominio a Satanás? ¿Sabías que Dios siempre ha gobernado con poder en la tierra desde el principio?
¿Sabías que antes de Cristo, Dios tenía todas las cosas tal como estaban? Él le había dado autoridad a los gobernantes y a las potestades pero cuando vino su Hijo amado le dio todo el poder y la autoridad como rey y gobernante de la tierra, para regir a las naciones con vara de hierro.
Salmos 2:9-10Traducción en lenguaje actual (TLA) 9 Gobernarás a las naciones con mano de hierro; ¡las destrozarás como a ollas de barro!» 10 Ustedes los reyes, pónganse a pensar; déjense enseñar, gobernantes de la tierra.
Yo por mi parte he sido vencido en todo por Dios por esto al igual que Jeremías digo lo siguiente.
¡Me sedujiste, Jehová, y me dejé seducir! ¡Más fuerte fuiste que yo, y me venciste! ¡Cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí! Jeremías 20:7 RVR1995 11»Pero tú, mi Dios, eres el Todopoderoso. Tú examinas al que es justo y sabes lo que pensamos y deseamos. Eres un guerrero invencible, y siempre estás a mi lado… TLA
¿Sabías entonces que Jesús es el rey que tiene todo el poder y la autoridad sobre toda la tierra, que está del lado de aquellos que le sirven, y que tiene todas las cosas tal como están?
¿Sabías que su reino, el reino del rey Jesucristo está entre nosotros y que si pides con fe las cosas de ese reino en el nombre de Jesús, recibirás aún más de sus grandes beneficios? ¿Sabías que literalmente Jesús es quien actualmente está gobernando en la tierra, así como en los cielos?
Una verdad muy interesante es que dentro de este reino de los cielos que es su gobierno espiritual y soberano sobre toda la tierra, se puede ver fácilmente en la práctica en el contexto cristiano que disfrutamos cada día. El fruto del cristianismo en las condiciones de libertad que produce, es aún más libertad y bienestar en personas que ya en esta condición producen inventos, ciencia, tecnologías, modas, música y muchas más cosas de las que hoy disfrutamos en el contexto cristiano que Jesús ganó para nosotros. Por esto los países cristianizados entre más cristianos tienen, más poder tienen, como el ejército más poderoso del mundo, y en muchas cosas somos los primeros en todo. Esta también es una verdad irrefutable.
¿Por qué Dios permite el mal?
En su sabiduría dentro de su reino que un día pedirá cuentas y juzgará como lo hacen todos los reyes, él sabe que debe permitir que la cizaña, crezca junto al trigo, pero para no confundir el trigo y cortarlo, necesita que ambos lleguen a la madurez y se definan bien que son, porque aunque parecen iguales no lo son. El trigo es un fruto de provecho mientras que la cizaña no, entonces él debe dejar que crezcan, para cuando se vea el fruto bueno del malo, sea cortado éste y echado al fuego como basura. Por esto Dios lo permite, porque se vale de todo, para producir condiciones que nos bendigan y no nos perjudiquen a nosotros sus hijos y en general a la sociedad.
¡UNA NUEVA MANERA DE ENFRENTAR LA VIDA!»
Algo nos pasa a muchas personas que profesamos el cristianismo, que en vez de rendirnos tenemos una nueva manera de enfrentar la vida. Lo que nos sucede ciertamente está cimentado en la base del cristianismo, que es la resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Como ustedes saben él literalmente está vivo.
Pero quiero ir más atrás, en las vidas de muchos cristianos que hemos recibido este fenómeno. Me remontaré a los primeros cristianos, a los apóstoles y a las mujeres que oraban con ellos. A través de la Biblia podemos ver como ellos temían y no era para menos, el imperio romano y sus leyes era cruel, por lo que cualquier seguidor de Jesucristo viviría escondido, digo mucho menos si han matado a su líder. Ellos se miraban muy temerosos, habían dejado solo a su maestro, ya en la clandestinidad tenían mucho cuidado hasta para abrir la puerta. Podemos ver en el cenáculo como estaban unidos pero encerrados, con las puertas trancadas. Hasta que algo pasa que nunca más volvieron a ser las mismas personas y fue que recibieron el Espíritu Santo en sus corazones.
Y es lo que llama la atención a los estudiosos de la fe cristiana: ¿cómo estas mismas personas que antes eran unos cobardes, después llegaron a tener una nueva manera de enfrentar la vida? Ya no temían, sino hacían las cosas con denuedo públicamente. Ya no eran cobardes sino valientes. Llegaron a tener “denuedo” que es la valentía del reino de los cielos que da el Espíritu Santo.
Esto que acabo de describir es lo que impacta la vida de muchos estudiosos: ¿cómo es que los cristianos en el sufrimiento en vez de rendirnos ante la adversidad, más fuertes nos hacemos, más luchamos y no nos damos por vencidos? Cuando los cristianos eran perseguidos hasta la muerte ellos iban contentos cantando cánticos de adoración, de manera que eran imparables en su fe. Es a bien decir que algo diferente debe ocurrirnos en ésta vida que nos haga un completo cambio y una transformación real.
En mi caso, recuerdo mi vida gris, cobarde y temerosa, hasta que también a mí me sucedió lo mismo, un día algo paso que lo cambió todo, no volví a ser la misma persona que antes fui. Mi cobardía quedó muy atrás, yo solo quería enfrentar la vida, coger al toro por los cuernos. Quería decirle a todo el mundo como ya podía a hacer todo cuando Dios me permitiese hacer, era por la alegría de haber encontrado a Jesucristo, y el poder que él da. Recordemos que lo que dice Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
¿Pero cómo es posible si yo había sido muy religioso?
Sí, desde muy pequeño nuestra madre nos enseñó la fe en la iglesia católica romana. Servíamos en la iglesia como monaguillos durante toda nuestra niñez y adolescencia, nos convertimos en músicos y por años éramos los encargados de llevar el coro y los instrumentos en las misas. No nos perdíamos una sola.
Pero algo no cambiaba en nosotros, era interno no externo, aunque éramos hombres cumplidores de la ley, bien lo recuerdo, estábamos vencidos por este mundo. Faltaba algo, algo que nos hiciera sentir diferentes, algo que nos transformara verdaderamente nuestras vidas, porque ésta vida cada vez nos golpeaba más. Recuerdo que llegué al punto de esconderme porque no podía enfrentar muchas cosas de la vida.
Mis nervios se pusieron mal y pasaba enfermo del estómago continuamente de puros nervios. Cuando venía una queja “aplastante” de la vida, mi estómago se retorcía y caía en depresión, sin embargo seguía mi camino, pero estaba realmente vencido, no sabía cómo conquistar a “esta vida”.
Para mí la frase “esta vida” es muy importante porque era el “Monstruo Quimérico Gordiano” que me estaba matando, estaba sumido en el hoyo de la desesperación. Pensaba sobre qué era lo que había pasado conmigo porque desde niño yo quería ser muchas cosas, tenía muchos anhelos, sueños y proyectos para cuando fuese grande, y no era nada de aquello.
Hasta ese maravilloso día, el día que recibí al Espíritu Santo, y que por cierto, yo no hice nada. Iba en carretera de Guatemala hacia México cuando percibí que algo me cubrió, comencé a tener una gran alegría, los colores grises se volvieron colores vivos intensos, sonreía y no sabía por qué, lloraba de amor y no sabía por qué. Era el mejor día de mi vida, la pasión que sentía por la vida había vuelto, un fuego de amor me protegía desde mi pecho. Pero aún hay más cuando me hablaron de Jesucristo, de inmediato creí, lo acepté y todo esto se incrementó, multiplicándose exponencialmente, y aún continúa.
Un denuedo especial comenzó a correr dentro de mí, allí me di cuenta que mi vida no era un desperdició sino que todo había sido parte de un plan y que terminaría sirviéndole a Dios como pastor. ¿Pero cómo si yo estaba en la iglesia católica y allí no se podía? Tres largos años tuvieron que pasar, y la verdad adentro de mí, ya no me permitía aceptar muchas de las cosas que yo antes creía y pregonaba, simplemente eran inaceptables, ya no me alimentaban. La primer prioridad, el principal tesoro ahora era la verdad de Jesús adentro de mí, que me había hecho libre, y cada vez me hacía más, y más. Ya no tenías dudas, estaba listo para irme con mí libertad a servirle únicamente al único rey de reyes y Señor de Señores, y se lo dije a Jesús:
“Señor, aquí no voy a poder servirte con la libertad que tú me has dado en mi corazón, ya puedes llévame a donde tú quieras”.
Reconozco que tenía temor porque sentía que estaba dejando a mi madre, pero no importaba porque, dejar todo atrás para obedecer al Dios era lo más importante a hacer, y la justicia que cumplir para Dios, para decirle: “Señor ya te obedecí, trae lo siguiente en mi vida, y después lo siguiente para agradarte y que me llenes más de ti”. Decía de esta manera porque entre más lo obedecía sentía más ríos de agua viva adentro de mi ser.
El Señor me llevó a una iglesia evangélica de mucho crecimiento, era el Centro Cristiano Internacional, allí estuve otros 3 años, aprendí mucho, pero mi corazón me empujaba cada vez más y más a servirle a mi Dios, de manera que tuve que despedirme cuando el Señor me dio el banderillazo de salida para comenzar mi propio ministerio. Y seis años después de aquél día feliz, yo estaba comenzando no solo una aventura sino también un sueño hecho realidad, el que de mi niñez apenas había probado como un bocadillo. En cambio esto era toda una fiesta muy alegre, no dejé ninguna religión sino solo había buscado la mera macolla del árbol, la raíz, ya no andaba por las ramas, sino bebía directamente de la sabia de la vid verdadera. Lo que tanto había esperado, un presente continuo de gozo y de vida eterna, brotaba de mi interior. Que sentimiento tan increíble y real.
Por años me había sujetado a mis líderes ahora estaba sujeto a la voluntad de Jesucristo, a donde él me quisiera llevar, y comenzamos. Cuando arremetieron las pruebas Diez años después yo quería más del Señor, y me lo dio, pero cuando las pruebas de nuevo me golpearon en donde a mí más me dolía, de nuevo el Señor siempre me dio los ánimos y la fuerza de la dinamita, el poder que siempre hace que nosotros vivamos de una manera diferente, y que podamos enfrentar la vida, con una nueva manera de vivir, la suya.
Comencé a buscar la manera de como de influenciar a las personas, lo hice con la música primero, pero después me di cuenta que tenía un don dormido, había aprendido a recibir del Señor con humildad todo lo que me regalaba. Hay personas que no pueden recibir, se molestan cuando les dan cosas, pero cuando aprendes a recibir del Señor, aceptas todo sin reproches.
Pienso que aún debes esforzarte mucho para aprender a recibir más, te digo esto sin malicia. Yo había recibido del Señor, mucho conocimiento pero no sabía cómo plasmarlo, de manera que recibí del Señor el don de poder escribir, era algo nuevo para mí, debía esforzarme mucho, porque debes saber que una cosa es expresarte con palabras y otra es con la escritura.
Sinceramente a mí me costó mucho la primera, ya que por mis miedos antiguos me había quedado que tartamudeaba mucho, pero lo superé por el Señor Jesús, pero la escritura era algo que sentía que me costaba demasiado, sin embargo nunca me rendí, proseguí y continué practicando hasta que vi que comenzó a ser más clara. Aun me cuesta pero ya no como antes. Creo que puedo comunicar muchas cosas por la escritura de mejor manera que verbalmente. Y aquí estoy, con la misma valentía que tenemos todos los cristianos para enfrentar la vida cuando Dios ha hecho ya en nosotros algo diferente, para que seamos diferentes. Esta es la influencia de Jesucristo.
Veo que es mejor vivir en países cristianos en donde hay más libertad del Espíritu Santo, que vivir en países no cristianos en donde no hay libertades, pero no solo por eso, sino que lo de Dios, siempre es lo mejor y hay que valorarlo sobremanera. Su reino está entre nosotros, y es una gran bendición que debemos saber valorar en todo momento.
Si vemos bien, en las películas basadas en hechos de la vida real, y aún en las de ficción, vemos la influencia de Jesucristo, se habla mucho de Dios. En las canciones “mundanas” de los artistas seculares de estos países cristianizados, siempre se menciona a Dios, y hasta se le canta, se le pide que les conceda cosas, o se le pone de testigo en una canción de amor para apoyar la verdad de su historia de amor, pero no están mencionando a un “dios extraño” sino al Dios verdadero. Estoy convencido que Dios en su gran bondad se goza de nuestra libertad.
Veo que los países cristianos son los que llevan la delantera en muchas cosas, no hablo de pecado sino de tener las mejores cosas dadas por Dios, desde el ejército más poderoso del mundo, la mejor tecnología, las mejores tendencias y modas, que solo se pueden dar cuando las condiciones de libertad son las apropiadas. Debemos cuidar esa libertad que Cristo nos ha dado y echar fuera todo lo que atente contra ella. Aunque hayan gobernantes ateos, o no profesantes “pasajeros” con sus ideales anticristianos, no pueden hacer nada para parar lo que ya Dios nos ha dado, y que hace en el contexto cristiano fijo que tenemos, porque es más el cristianismo que heredamos de muchos que fueron los que sembraron, para que nosotros cosechemos lo que tenemos. Esta es otra gran verdad:
Juan 4:37-38. Porque en este caso el dicho es verdadero: “Uno es el que siembra y otro el que siega. 38Yo os envié a segar lo que no habéis trabajado; otros han trabajado y vosotros habéis entrado en su labor. LBLA
Y siempre Dios nos va a cuidar y ayudar, él no va a permitir que las cosas empeoren de una manera absurda como en los países no cristianizados. Todo esto que degustamos diariamente lo hemos heredado de como dicen muchos “de la dispensación de la gracia”, o del tiempo de la iglesia, pero ciertamente de Jesucristo y su gobierno soberano.
Por esto debemos darle toda la gloria, a un gran rey que la merece toda. No podemos permitirnos ser desagradecidos y olvidarnos de él, ni de cada uno de sus beneficios que recibimos a cada minuto, estemos concientes, o no.
Si somos inteligentes debemos rendirle culto, a quién se lo merece, gloria y honor a quien se la merece, al que es digno de recibir toda la gloria y el honor, a nuestro Señor Jesucristo. A nuestro grande, majestuoso y poderoso Dios, de quién debemos en todo momento no solo darle las gracias sino reconocer su influencia, su reino, su gobierno, su actuación diaria.
Sintámonos orgullosos de él, de quién es, Jesucristo que es Dios, y es él quién cambió la tierra, marcó las tendencias de la vida moderna, quien la controla, y sigue ejerciendo influencia en un mundo donde los malos no podrán nunca hacerle frente.
Jesucristo es Dios, quién influenció el contexto de la vida cristiana que hoy disfrutamos.
Mi petición:
Por favor no te rindas, no tires la toalla, pide su auxilio, pide su ayuda. Lloro todos los días por estas cosas, que para mí son tan reales, me quebranta ver la realidad de Jesús como rey soberano en la vida y en mi vida, es tan real como si la pudiese palpar. Todo por su resurrección, él está vivo, la que yo veo todos los días que es una realidad.
Un corto testimonio.
En una ocasión, estaba orando en la madrugada, su presencia era tan real que sentía como si la pudiese palpar, podía verlo en el Espíritu. Su imagen se hizo fuerte en mi mente, como en una imagen en disolvencia, en un plano espiritual, él estaba allí frente a mí con su ropa luminosa, pero en la práctica yo lo percibía muy bien a un metro de mí, con lo que le llaman el tercer hombre. El tercer hombre se dice cuando sientes que literalmente hay una persona espiritual al lado tuyo, recuerdo que le dije, discúlpame Señor pero te siento tan real, !estás tan vivo!, que por favor no te me vayas a aparecer ahorita con tu cuerpo glorificado con el que puedes aparecer para comer y atravesar paredes y luego desaparecer como lo hiciste con tus discípulos, porque me voy a pegar un gran susto.
Vamos a orar.
Señor Jesús quiero percibir toda tu realidad y tu influencia, quiero ser agradecido en todo lo que soy, con todo lo que me das, porque tú me has dado todo, aunque me falten las palabras para agradecerte, lo haré, pero con un corazón no solamente agradecido sino humilde, que hoy te pido que me des. Dame un corazón que te reconozca en todos los días y viva para ti que te pueda agradecer por todo, para que viva sin quejarme tanto, como lo hacía antes. Gracias Padre en el nombre de Jesús.
https://www.youtube.com/c/iglesialluviafresca Este link lleva a todos mis videos