« ¡HE ESCUCHADO HABLAR AL ORGULLO!»

8 Jehová el Señor juró por sí mismo, Jehová Dios de los ejércitos ha dicho: Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios; y entregaré al enemigo la ciudad y cuanto hay en ella. AMÓS 6:8
“Los que obedecen a Dios aborrecen la maldad. Yo aborrezco a la gente que es orgullosa y presumida, que nunca dice la verdad ni vive como es debido. PROVERBIOS 8:13 TLA.
4 Los malvados son demasiado orgullosos para buscar a Dios; parece que piensan que Dios está muerto. Salmos 10:4Nueva Traducción Viviente (NTV)
¿Qué es el orgullo?
Es exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás. Esta clase de orgullo altanero, es el que Dios odia porque es opuesto al espíritu de humildad que busca, por esto Mateo 5:3 dice: «Dios bendice a los que son pobres en espíritu y se dan cuenta de la necesidad que tienen de él, porque el reino del cielo les pertenece.
EXPONGAMOS AL ORGULLO HUMANO, EL QUE DIOS ABORRECE. ¿ESTAS DE ACUERDO CONMIGO EN HACERLO? AL ORGULLO HAY QUE DENUNCIARLO, NO OCULTARLO. ¿ESTÁS CONMIGO?
Lo primero que diré es que el orgullo humano es ciego, a su propia conveniencia. Solo busca satisfacer su ego, y por esta razón es bien fácil descubrirlo. No me negarás si te digo que el orgullo humano solo busca satisfacer y alimentar su propia codicia y avaricia, por lo tanto siempre que interviene, lo hace en ese sentido, buscando su propia gloria, egoísmo, placer, y conveniencia. Nunca busca amar de verdad ni de todo corazón, porque no busca el bienestar de los demás, sino solo el suyo propio. Inclusive hablo del orgullo en aquellos a los que se supone que deberían cubrir y proteger a los suyos, pero lo no hacen porque el orgullo es su propio dios.
Por lo tanto en base a esto cabe decir: No pretendas ser comprendido por el mundo. ¿Por qué? El mundo sin Dios en general es orgulloso. Por otro lado, jamás te jactes de las cosas que no debes jactarte, porque eso solo le corresponde a Dios no ha nosotros.
2 Corintios 10:13Nueva Versión Internacional (NVI)
13 Nosotros, por nuestra parte, no vamos a jactarnos más de lo debido. Nos limitaremos al campo que Dios nos ha asignado según su medida, en la cual también ustedes están incluidos.
No hablo de la clase de orgullo que sentimos acerca de un trabajo bien realizado, sino de la clase de orgullo que procede de la “auto-justificación” que es pecado, y que Dios la aborrece. ¿Porqué? Porque es un obstáculo para buscarle a Él. Hablo para denunciar a ese orgullo que hace que la persona todo el tiempo busque una “justificación perfecta y mejor” que la de Dios, para nunca rendirse, ni buscarlo. Hablo de lo contrario a la humildad, de ese orgullo humano que siempre le pone “peros”, a las cosas de Dios para no obedecerlo.
¿Por qué es el orgullo un pecado tan grande?
Porque el orgullo es darnos el crédito a nosotros mismos por algo que Dios ha hecho. El orgullo toma la gloria que solo a Dios le corresponde, y nos la da a nosotros mismos. El orgullo en esencia es una “auto-adoración”. Cualquier cosa que hemos hecho en este mundo, no habría sido posible si Dios no lo hubiese hecho, permitiendo controlando, gobernando, limitando todo en nuestro entorno, con el control soberano que sólo él tiene de todas las cosas, para que las pudiésemos realizar. Hasta lo que producimos está gobernado, controlado, limitado por Dios, lo dice él en su palabra.
“Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza;” Deuteronomio 8:18 NVI
Esta es la razón porque le damos la gloria a Dios – porque solo Él la merece.
En estos últimos días, he escuchado hablar al orgullo humano, y diré que aún siendo hijo de Dios, escogido y siervo, lo he hecho en alguna medida, en algún enfado, hasta de mi misma boca, “en alguna medida”. Yo también soy pecador como todos y no me voy a justificar ante Dios, sería un tonto que buscaría mi destrucción si lo hiciera, Mejor me conviene humillarme ante la poderosa mano de Dios, para que él me exalte cuando fuere tiempo, porque todos en alguna medida tenemos algo, poco o mucho del orgullo humano. Pero los no renacidos es aún más problemático por esto a todos nos conviene humillarnos ante Dios, porque de lo contrario, lo digo en general, si seguimos con altivez, con orgullo humano, lo que nos espera es que Dios nos humille, pero recordemos que cuando él lo hace, es a su manera que es terrible e implacable, que como resultado verdaderamente seremos humillados. “Terrible cosa es caer en manos de un Dios vivo.”
18 Al orgullo le sigue la destrucción;
a la altanería, el fracaso.
19 Vale más humillarse con los oprimidos
que compartir el botín con los orgullosos. Proverbios 16:18–19
Como estamos exponiendo al orgullo humano en general, porque he escuchado hablar mucho al orgullo humano últimamente, consideremos pues eso debe venir desde más atrás. Lo hicieron los profetas y fueron tildados de orgullosos por denunciar el orgullo en otras personas, lo hizo Jesucristo y también fue dicho mal de él, pero él les dio duro y en la cara a los fariseos de su tiempo, y sin tapujos ni miedo, entonces haremos lo mismo y aclaro que no es faltar al amor a NADIE, porque tratar el pecado con dureza no es falta de respeto, aunque Herodes y Herodías lo hayan tomado de esa manera, cuando Juan el Bautista denunció públicamente el pecado de ellos: “No te es lícito acostarte con la mujer de tu hermano”.
Recuerdo varios pasajes de la Biblia cuando el orgullo humano habló. ¿Recuerdan cuando aquella mujer ungió a Jesús con un frasco de alabastro puro? Pues en aquella ocasión el orgullo, el egoísmo humano habló muchas veces cuando se enojó, se enfadó, porque no se hizo cómo su: “disque-sabiduría”, o cómo su: “alto mando” tenía que decir, por supuesto para ser el quien siempre tiene “la última palabra”, y no Dios. Sus palabras que parece que no son tan malas verdad, en realidad son “veneno puro”, siempre busca llevar por la tangente para que se haga su nefasto deseo. Pues cuando el orgullo humano habla, habla de esta manera, y cuando habló en aquella ocasión sus palabras fueron como estas: ¿No se hubiera vendió mejor este perfume en 300 denarios y haber dado ese dinero a los pobres? Pero veamos todo el texto para continuar exponiendo al orgullo. Revisemos bien todos los textos en negrillas.
Jesús es ungido en Betania
Marcos 14: 3-9. 3 Mientras Jesús estaba en Betania, sentado a la mesa en la casa de Simón el leproso, llegó una mujer. Llevaba ésta un vaso de alabastro con perfume de nardo puro, que era muy costoso. Rompió el vaso de alabastro, y derramó el perfume sobre la cabeza de Jesús. 4 Algunos de los que allí estaban se enojaron internamente, y dijeron: «¿Por qué se ha desperdiciado así este perfume? 5 ¡Podría haberse vendido por más de trescientos denarios, y ese dinero habérselo dado a los pobres!» Y se enojaron mucho contra ella. 6 Pero Jesús dijo: «Déjenla tranquila. ¿Por qué la molestan? Ella ha efectuado en mí una buena obra. 7 A los pobres siempre los tendrán entre ustedes, y cuando quieran podrán hacer por ellos algo bueno. Pero a mí no siempre me tendrán. 8 Esta mujer ha hecho lo que pudo. Se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. 9 De cierto les digo que en cualquier parte del mundo donde este evangelio sea proclamado, también se contará lo que esta mujer ha hecho, y así será recordada.»
Me dan risa todos aquellos que han caído en esta misma trampa, la de menospreciar a Jesucristo siendo que es Dios, anteponiendo el tonto orgullo humano que los embarga, porque no más son ellos los que se están engañando. Hablo de los que seguramente le roban a Dios y nunca le devuelven nada de todo lo que Dios les ha dado por años. Son como el azadón, solo para adentro. Ellos son de los que se enojan y les molesta que otros les demos a Dios servicio, trabajo, dinero y cosas en las iglesias cristianas. Hablo de cosas como el diezmo, ofrendas, donaciones. Dicen exactamente lo mismo que Juditas, (para ustedes los que no se han humillado verdaderamente ante Dios) para nosotros el traidor. Veamoslo en Juan 12.
Juan 12:3. Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro que costaba mucho, ungió los pies de Jesús, y se los secó con los cabellos, y la casa se llenó con la fragancia del perfume. 4 Y Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que le iba a entregar, dijo: 5 ¿Por qué no se vendió este perfume por trescientos denarios y se dio a los pobres? 6 Pero dijo esto, no porque se preocupara por los pobres, sino porque era un ladrón, y como tenía la bolsa del dinero, sustraía de lo que se echaba en ella.
“Es para donaciones para los pobres” Sí para los pobres pero no para Dios, quien lo está requiriendo. Ladrones que le roban a Dios, pero ellos mismos se engañan, y el día del juicio así como menospreciaron a aquel que les dio todo, él también los aborrecerá y echará de su santa presencia. ” Satanás fue echado del cielo por su maldito orgullo, eso lo encontramos en Isaías 14:12-15, recordemos que tuvo la egoísta audacia de intentar reemplazar a Dios Mismo como el legítimo gobernante del universo. Pero Satanás será lanzado al abismo del infierno cuando le haga juicio, su destino final será el lago de fuego. También el mismo destino tendrán aquellos hombres que se levantan desafiantes contra Dios, no les espera nada más que el desastre y la vergüenza eterna. Si Satanás que era un cayo los soberbios y orgullosos también caerán.
Isaías 14:12-15Traducción en lenguaje actual (TLA) 12 »Rey de Babilonia, tú que derrotabas a las naciones, ¡has caído de muy alto! Te creías un dios en el cielo pero fuiste derribado a la tierra. 13 Te decías a ti mismo: “Voy a subir hasta el cielo, allí pondré mi trono por encima de las estrellas de Dios. Reinaré desde la montaña donde viven los dioses. 14 Subiré más allá de las nubes, y seré como el Dios altísimo”. 15 »¡Pero ahora te han derribado y has caído a lo más profundo del reino de los muertos!
Ezequiel 28:14-19Traducción en lenguaje actual (TLA) 14 Un ángel te protegía, mientras pisabas piedras de fuego en el monte elegido por Dios. 15 ”Desde el día en que naciste te habías portado bien, pero un día mostraste tu maldad. 16 En los muchos negocios que hacías, llegaste a ser muy violento. Por eso te arrojé de mi montaña. ¡El ángel que te protegía te alejó de las piedras de fuego! 17 ”Era tan singular tu belleza que te volviste muy orgulloso. ¡Tu orgullo y tu hermosura te hicieron perder la cabeza! Por eso te arrojé al suelo y en presencia de los reyes te hice quedar en ridículo. 18-19 ¡Fueron tantos tus pecados, y tan sucios tus negocios que ni tus templos respetaste! ”Por eso hice que de tu interior brotara un fuego que te quemara. Las naciones que te conocían, y que antes te admiraban, hoy se quedan impresionadas al verte por el suelo, convertido ya en cenizas. ¡Eres motivo de espanto porque has dejado de existir!”»
Quiero decir algo escalofriante que podía escandalizarte, pero es verdadero: un solo demonio es más fuerte que toda la humanidad, y el orgullo que procede de los demonios ya en el hombre, siempre es más fuerte que los hombres buenos cuando éstos no hacen nada, por esto Dios tiene que desarraigar de alguna manera a esos hombres orgullosos de la faz de la tierra, así como lo hizo con el diluvio. Por esto mismo, aun siendo más fuerte el hombre totalmente depravado y reprobado con su orgullo, un día será destruido por Dios, pero los justos brillarán, heredarán la tierra, y vencerán así como Jesucristo ya venció. Dios juró que la influencia de Satanás y sus demonios en las personas perversas y orgullosas desde la primera civilización que fue en Babilonia, que ha sido a través de la historia, y que es en la actualidad, representa la maldad en la tierra simbólicamente, hasta la última que también será la obra de su Rey, (el que fue botado del cielo y ahora está en condenación) serán destruidos por Dios por completo.
Isaías 14:22Nueva Versión Internacional (NVI)
22 «Yo me levantaré contra ellos —afirma el Señor —. Yo extirparé de Babilonia nombre y descendencia, vástago y posteridad —afirma el Señor Todopoderoso—.
Por todo esto la biblia aclara que el orgullo habla buscando su propia gloria, su propio interés, el orgullo siempre busca hacer su propia voluntad. Por eso ya vimos, Judas sustraía dinero de caja chica, porque era el tesorero del Señor. Aunque el recordemos que el orgullo no hace las cosas solamente por dinero, sino que en primer lugar lo hace para llevar a cabo su propio deseo, es decir que los demás hagan su comando ególatra dicta, para sacar provecho. Esta fue la razón por la que a Judas quien estaba lleno de orgullo, no le importó Dios, ni sus planes, no le importó el destino que Jesús su maestro, tendría después de venderlo por 30 monedas de plata.
Tampoco le hizo preguntas cuidadosas cómo hablaría el amor por ejemplo:
¿Señor cómo te sientes con el gesto de esta mujer? ¿Te hace sentir bien? ¿Tiene un objetivo tu Padre con esto? Seguramente que sí. Mira si para ti está bien, ya que eres Dios, para mí también. Creo que tú eres Dios y seguramente has venido a sufrir como has dicho y como han dicho los profetas, lo que quiero decirte es, lo que a ti te ayude, sume y convenga, lo que yo no desparrame, estará bien, disculpa que te diga yo todo esto, que soy un ser inferior a ti, pero no pondré objeciones, no tengo ningún problema con eso. Si te agrada, y te hace sentir bien, seguramente es porque más adelante tienes un plan que será doloroso, y aunque te ame, lo acepto, además yo debo respetar la decisión que tomaste al hacer y permitir a esta dama que te ame, que te perfume, que te bese. ¿Quién soy yo para atreverme a decir algo injusto contra ti, como sí pudiese ver más que tú?
El orgullo habló una vez más.
De nuevo el orgullo humano hablo para sí mismo, aunque sin palabras pero habló y se notó en su lenguaje corporal, en el semblante de la cara, también lo supo Jesús porque él conocía los pensamientos de los hombres, pero habló el orgullo, no importándole de nuevo el verbo de Dios, y dijo acerca de la misma situación de la mujer y el frasco de alabastro. Si este hombre fuese profeta, sabría quién es esta mujer y no se dejaría tocar por ella. Veamos.
Lucas 7:38-40Nueva Traducción Viviente (NTV)
38 Llorando, se arrodilló detrás de él a sus pies. Sus lágrimas cayeron sobre los pies de Jesús, y ella los secó con sus cabellos. No cesaba de besarle los pies y les ponía perfume. 39 Cuando el fariseo que lo había invitado vio esto, dijo para sí: «Si este hombre fuera profeta, sabría qué tipo de mujer lo está tocando. ¡Es una pecadora!».
En ningún momento dijo: Él maestro sabe lo que hace, él es profeta y la razón o el porqué, se deja amar por ella, creo que no debe molestarme para nada, porque Dios está actuando en ella. No debe molestarme que esta mujer redimida, ame y adore de esta manera a mí Santo Señor, ni que le haga tanto bien, ya que yo no se lo he hecho. No le di beso de bienvenida, no le lavé los pies ni le di toalla, no lo ungí con aceite su cabeza, para que se refrescara, y esta mujer si lo ha hecho con sus pies, su cabello lo ha usado como toalla, vergüenza para mí, que no amo tanto al Señor como ella.
De nuevo el infame orgullo humano habló diciéndole a verbo de Dios: ¿Y tú quién eres para hacer todas estas cosas?
Lucas 20:1. Y aconteció que en uno de los días cuando El enseñaba a la gente en el templo y anunciaba el evangelio, se le enfrentaron los principales sacerdotes y los escribas con los ancianos, 2 y le hablaron, diciéndole: Dinos, ¿con qué autoridad haces estas cosas, o quién te dio esta autoridad? 3 Respondiendo El, les dijo: Yo también os haré una pregunta; decidme: 4 El bautismo de Juan, ¿era del cielo o de los hombres? 5 Y ellos discurrían entre sí, diciendo: Si decimos: “Del cielo, El dirá: “¿Por qué no le creísteis? 6 Pero si decimos: “De los hombres, todo el pueblo nos matará a pedradas, pues están convencidos de que Juan era un profeta. 7 Y respondieron que no sabían de dónde era. 8 Jesús entonces les dijo: Tampoco yo os diré con qué autoridad hago estas cosas.
Vemos pues que no le dijeron: Si tú como hijo de Dios y autoridad sobre los hombres haces estas cosas, seguramente, es por derecho, porque Dios te mandó, al igual que Juan el Bautista. Nosotros somos pecadores y verdaderamente hemos hecho mal, de manera que reconocemos Dios te ha mandado. Te pedimos perdón por nuestra mal proceder. Nada más nos resta humillarnos y someternos a las enseñanzas de Dios, que tú nos traes.
Lo que realmente le dijo el orgullo a Jesús fue: ¿Y tú quién te crees que eres?
Entonces en una acción admirable y para humillar al despotricado orgullo humano, el Señor también les hace una pregunta y más inteligente, al estilo “caza bobos”. Pregunta en la que en otras palabras dijo: Si yo y mi Padre no les importamos, aunque ustedes saben que Dios me mandó al igual que Juan el Bautista, entonces no responderé la necia e insensata ( yo diría estúpida) pregunta que me han hecho, con la que pretenden ponerme trampas para hacerme daño.
Yo personalmente me quedo sorprendido que a muchos no les importan las personas que trabajamos para Dios, no nos respetan, pero sé que detrás de eso está el orgullo.
El orgullo hace críticas a las soberanas decisiones de Dios. ¡Digo porque como de todo hace una crítica el orgullo! Entonces haremos un ejemplo de su crítica para ponerlo al descubierto, y exhibirlo cada vez más: El profeta Elías para doblegar el mezquino orgullo del rey Acab, fue a decirle que iba a volver a llover hasta que él, como hombre de Dios y profeta de fe, dijera cuando volvería a llover, (que no fue hasta tres años y medio después) y demostró que su supervivencia no dependía en Acab, sino que para alimentarse dependía de Dios. Así enseñaría que el orgullo humano es doblegado por Dios.
1 Reyes 17Nueva Versión Internacional (NVI)
Elías es alimentado por los cuervos
17 Ahora bien, Elías, el de Tisbé de Galaad, fue a decirle a Acab: «Tan cierto como que vive el Señor, Dios de Israel, a quien yo sirvo, te juro que no habrá rocío ni lluvia en los próximos años, hasta que yo lo ordene.»
1 Reyes 17:2 Entonces la palabra del Señor vino a Elías y le dio este mensaje: 3 «Sal de aquí hacia el oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, al este del Jordán. Y beberás del arroyo, y he ordenado a los cuervos que te sustenten allí. 5 El fue e hizo conforme a la palabra del SEÑOR, pues fue y habitó junto al arroyo Querit, que está al oriente del Jordán. 6 Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne al atardecer, y bebía del arroyo. 7 Y sucedió que después de algún tiempo el arroyo se secó, porque no había caído lluvia en la tierra.
En respuesta el orgullo diría: ¿Huy los cuervos le traen comida a Elías? ¡Animales chucos (sucios), lo van a contaminar, con sus bacterias y microbios de sus picos! ¿Qué le fueron a traer pan y carne a Elías? ¡Quien sabe a quien se lo fueron a robar! ¡Hay no, lo van a enfermar! ¡Huy quién los mandó a hacer eso, quién se atrevió a mandarlos, yo no lo hiciera así, yo haría mejor las cosas! Estoy seguro que yo hubiere tenido una mejor idea que esa de los cuervos que Dios tuvo. ¡Yo soy más creativo!
Ahora debo decirle al orgullo humano.
¿Y tú quién eres? ¿Y tú quién te crees que eres? ¿Y tú qué te crees para decirle a Dios como tiene que hacer sus cosas? ¿Acaso eres más sabio que él? ¿Tú afirmaste el cielo, la tierra, las estrellas, el universo? Ahora yo te pregunto: ¿Por qué te entremetes en lo que no te importa y en lo que no sabes hacer? De esta manera fueron las respuestas que Dios le dio a Job desde el torbellino, ¿justificándote tú me quieres ensuciar? ¿Te crees más santo y más sabio que yo? ¿Ahora te ensenaré quién verdaderamente es santo y sabio?
¿Pretendes declararme injusto y culpable, a fin de que tú aparezcas inocente? JOB 40:8. DHH
NTV »¿Pondrás en duda mi justicia y me condenarás solamente para probar que tienes razón?
NVI »¿Vas acaso a invalidar mi justicia? ¿Me harás quedar mal para que tú quedes bien?
PDT ¿Vas a poner en duda mi justicia? ¿Vas a condenarme para así quedar como quien tiene la razón?
RVR1960 ¿Invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?
Job 40Traducción en lenguaje actual (TLA) 40 1-2 »Yo soy el Dios todopoderoso; tú me criticaste y desafiaste, ahora respóndeme». 3 Y Job le respondió: 4-5 «¿Qué podría responderte si soy tan poca cosa? Ya he hablado más de la cuenta, y no voy a insistir. Prefiero quedarme callado». 6 Pero Dios le respondió a Job desde la tempestad, y le dijo: 7 «¡Vamos a ver qué tan valiente eres! Ahora yo voy a hablar, y tú me vas a escuchar. 8 »¿Tienes que acusarme de injusto para probar que eres inocente? 9 ¿Acaso tu voz y tu poder se comparan a los míos?...
Job responde al Señor
42 Entonces Job respondió al Señor:
2 «Sé que todo lo puedes, y que nadie puede detenerte. 3 Tú preguntaste: “¿Quién es este que pone en duda mi sabiduría con tanta ignorancia?”. Soy yo y hablaba de cosas sobre las que no sabía nada, cosas demasiado maravillosas para mí. 4 Tú dijiste: “¡Escucha y yo hablaré! Tengo algunas preguntas para ti y tendrás que contestarlas”. 5 Hasta ahora solo había oído de ti, pero ahora te he visto con mis propios ojos. 6 Me retracto de todo lo que dije, y me siento en polvo y ceniza en señal de arrepentimiento».
El orgullo humano es una burla para Dios, su injerencia es molesta, sus opiniones absurdas porque siempre buscan dominar “entre bambalinas”. Entonces debe ser humillado, aplastado. ¿Le quieres enseñar tú a Dios, como correr la vida de sus criaturas? Ha, ha, ha, ¡permíteme reírme de ti orgullo humano! No eres más que podredumbre apestosa que hoy estás y mañana no, eres como el tamo que se lleva el viento, como espuma de mar, eres vana ilusión, como la hierba que hoy está y mañana no, y eres una burla barata. Job 21:18 Salmos 1:4
“Orgullo humano”, tu injerencia e intervencionismo me es molestia.
Pero veamos más porque el pinche orgullo humano metiche volvió a hablar “según el”. ¿Para qué? Para tomar injerencia intervencionista en las decisiones sabias de dios, para querer torcer los decretos sabios de Dios, que por cierto, nadie puede. Jesús dijo, es necesario que vaya a Jerusalén para que me pase todo lo que los profetas han escrito de mí, y enseguida el orgullo humano contestó pretendiendo hablar, “hasta en el nombre de Dios” con un: ¡Dios no lo permita! nunca te acontezca tal cosa, La respuesta de Jesús fue: ¡APARTATE DE MI SATANÁS! Porque no pones la mira en las cosas de Dios sino en la de los hombres. Esa fue la respuesta correcta de Jesús.
Mateo 16:21Traducción en lenguaje actual (TLA) Jesús habla de su muerte 21 Desde ese momento, Jesús comenzó a decirles a sus discípulos lo que le iba a pasar: «Tendré que ir a Jerusalén, y los líderes del país, los sacerdotes principales y los maestros de la Ley me harán sufrir mucho. Allí van a matarme, pero tres días después resucitaré.»
MATEO 16:22NBLH Tomando aparte a Jesús, Pedro Lo reprendió: “¡No lo permita Dios, Señor! Eso nunca Te acontecerá.” “23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: !!Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres”. Mateo 16:23Reina-Valera 1960 (RVR1960)
¿Por qué razón David pudo tomar de los panes de la preposición y no pecó, y Saúl si pecó cuando no esperó cuando quiso hacer la tarea del profeta Samuel?
…cómo entró en la casa de Dios, siendo Abiatar Sumo sacerdote, y comió los panes de la proposición, de los cuales no es lícito comer sino a los sacerdotes, y aun dio a los que con él estaban? Marcos 2:26
Porque David andaba haciendo un servicio a Dios, mientras que Saúl hacia servicio a su propio ego, era su propia opinión y decisión contraria a la de Dios, era todo eso menos buscar llevar a cabo los planes de Dios. Aunque David sufriera en el camino, aunque fuese lo último que hiciera, David iba a ser fiel a Dios, mientras que Saúl, aunque fuese lo último que haría, aunque le costara su vida, se serviría a sí mismo y no a Dios.
Pero al amor hay que premiarlo, hay que decir la verdad sobre él. Cuando la viuda dio todo lo que tenía para vivir, dos blancas, Jesús endosó la verdad y el amor de aquella mujer y dijo, ella a dado más, dio todo lo que tenía para vivir. Recordemos que la comparación era con los ricos que echaban más, pero de lo que les sobraba, eso era lo que daban.
La ofrenda de la viuda …3y dijo: En verdad os digo, que esta viuda tan pobre echó más que todos ellos; 4porque todos ellos echaron en la ofrenda de lo que les sobraba, pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para vivir. Lucas 21:3-4
Cuando alguno toma injerencia en tus asuntos que haces para Dios, primero diré que, es un metido intervencionista que busca hacer su propia opinión y no la de Dios. Segundo, no pone la mira, el amor, el propósito en las cosas de Dios, sino solo en las de los hombres Cuando los mata fe, te reprochan lo bueno que haces para Dios, es porque quieren que no hagas lo bueno que Dios te ha ordenado y mandado a hacer, sino lo que ellos dicen. Son unos bobos, ciegos, desnudos, desventurados, maltrechos por el pecado, sordos y no lo saben, o no les importa.
Apocalipsis 3:176-18. …16`Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17`Porque dices: “Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo, 18te aconsejo que de mí compres oro refinado por fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se manifieste la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos para que puedas ver.
También he oído críticas a mi vida y ministerio, pero son tan absurdas que ni siquiera les presto oídos, mucho menos las contestaré. Pero una cosa noté, en ellas me recomendaban que apartara del ministerio apersonas que me consta, de corazón le sirven a Dios. Pero yo me percaté de inmediato, sus verdaderas razones me fueron notorias. No querían mi bien, ni el bien que busco hacer para el Señor, es decir que no querían los principios ni reino del Señor, ni el de su iglesia, sino que lo que querían era que yo botara de la iglesia a aquellas personas buenas porque a ellos les repugnaban, las caían mal, las odiaban y no las querían ver en la iglesia, ni cerca de mí, cuanto menos procuraban su salvación. Solo era su odio estúpido y ciego y cobarde. ¡Por favor pastor eche a la porra a esas personas inútiles, viles e ignorantes, que no son como deben ser, o usted también está loco! ¡Pastor, cómo es que usted se codea con esa chusma!
¿Que hacia esa chusma?
Pero esa chusma sudaba la camiseta para Dios, servían de corazón en el ministerio, daban diezmos y ofrendas, evangelizaban, mientras que los que me decían eso, no solo me pedían dinero, sino que molestaban tanto que ya olían mal. Ciertamente no sumaban sino restaban, no creían, sino mataban la fe. La iglesia estaba empezando y yo necesitaba toda la ayuda posible, pero a los mata fe, les importaba un bledo la condición de la iglesia, no los propósitos de Dios, por el mezquino orgullo de ellos. Pues fue a ellos a los que sorprendentemente Dios sacó de la iglesia, cuando se retiraron “disque-ofendidos”, sin que yo pudiese hacer nada.
Pero Dios que habita la altura y la santidad está con los humildes, con los que se humillan, con los quebrantados de espíritu, con los que le dicen a su Dios, Señor he pecado contra el cielo y contra ti, no merezco ser llamado tu hijo.
El Orgullo es Malo e impuro, y nada impuro entrará al reino de los cielos. MARCOS 7:20-23 20 Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. 21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.
El sistema de este mundo promueve a la gente que es orgullosa, y a menudo les da gran riqueza. Dios dice que el orgullo es malo y corrompe al hombre.
1º JUAN 2:16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
Por esto el Orgullo se opone a que la gente buena y no buena reciba, porque si no está Dios en sus pensamientos, menos estará su prójimo.
SALMOS 10:4 El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; no hay Dios en ninguno de sus pensamientos.
ORA Y PIDE PERDON A DIOS POR TU ORGULLO. “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. SANTIAGO 4:6
Señor Jesús, extirpa, circuncida de mí el orgullo humano que no te sirve para nada si no que es tu enemigo. Por favor, en el nombre de Jesús, te pido que tengas misericordia de mí, purifícame, transfórmame, renuévame, lávame. Dame más amor en el nombre de Jesús, amén y amén.