Monthly Archives: May 2016

« ¡BENDIGAMOS NUESTROS FRUTOS!»

 

frutos-rojos

«Bendecid, pues habéis sido llamados a heredar la bendición» (1 Pe 3:9) Cada ladrón envidia el botín del otro, pero los justos están bien arraigados y dan su propio fruto. (Prov 12:12 NTV)

Un día de estos, clamé al Señor, sobre qué sería mi sermón del siguiente domingo. Le pedí que el que me diera, pudiese verdaderamente bendecir aún más a los hermanos de la congregación y producir cambios significativos en ellos.
¡Y baya sorpresa! Dios me contestó en el descubrimiento, acierto, convicción e iluminación de un tema que tenía que decir, y es que por definición debemos bendecirnos con su palabra, todo nuestro ser, especialmente para que demos fruto.
Sí parece sencillo pero esto tiene un gran efecto transformador.
Sé de los problemas que enfrentan los hermanos de hoy en día, sé lo que están atravesando algunos que sienten que están estancados, y pensaba ¿cómo la estarán pasando con esos sus mismos problemas de siempre?
Muchos de ellos tienen que ver con el no estar haciendo bien la guerra espiritual y con el área 25 del cerebro que ya explicaré más adelante. Entonces le dije a Dios ¡Señor, los seres humanos somos bien pobres! ¿Qué puedo hacer por ellos?
Su respuesta súbita fue: bendecir sus motores, todo su ser, su voluntad, sus potencias nucleares, sus frutos para Dios, sus fuerzas primarias, para que sean encaminadas para Dios. (Aquí hay mucha profundidad en todo esto de la que quiero dilucidar.)
De inmediato se me vino este versículo que debía pronunciar sobre todos los hermanos.
Números 6:24-27 Traducción en lenguaje actual (TLA) 24 “Que Dios te bendiga y siempre te cuide; 25 que Dios te mire con agrado y te muestre su bondad; 26 que Dios te mire con agrado y te llene de paz”. 27 »Cuando los sacerdotes pronuncien esta bendición, yo haré que se haga realidad».
Estudiando para indagar más sobre lo que sería esta mi predicación, me topé con un artículo muy interesante sobre lo que mueve al ser humano que discutían unos catedráticos de humanidades médicas de la Unam de México.
Concordé en muchas cosas sobre lo que ellos decían y que se habla en psicología, de las fuerzas primarias que analizan la conducta humana. Recordemos que estaba buscando más sobre ¿Qué es lo que mueve al ser humano? Encontré que de lo que se habla en el artículo me encanta, de verdad me encanta, pero tienen errores y fallas anti doctrina que ya explicaré.
Ellos dicen que las fuerzas primarias son dos: “El orgullo y el deseo son las dos fuerzas básicas determinantes de nuestras acciones”.
Es interesante al revisar todo el argumento asumen que el hombre natural no está atado a nada ni debe estarlo. En otras palabras dicen que no es conveniente que se sujete a nada ni a nadie, que debe quedar libre en su propio estado natural.
¿Y el pecado al que el hombre natural está esclavizado y que le hace hacer el mal, a donde lo dejan esta realidad? Además esto me sonó absurdo porque entre otras cosas, el ser humano practica el gregarismo, es decir que necesita de un grupo para poder sentirse bien y allí se desempeña mejor. Los grupos tienen normas y leyes por las que se rigen. Dios nos ha dejado sus normas y leyes a las que debemos someternos porque él es el creador a quien hay que honrar siempre.
Pero ellos añaden que nosotros los pastores, o empresas, manipulamos y atentamos contra el Yo Orgulloso y Deseante del ser humano para domesticarlo y convertirlo en un obediente y humilde cordero al servicio de los Buenos Pastores. Esto es totalmente falso.
Nosotros lo que hacemos es ayudar a las personas a obedecer las leyes y principios de Dios, que por cierto está totalmente comprobado que es beneficioso para las personas.
Otra cosa que olvidan es nuestra parte inmaterial espiritual como principio de vida. Dios nos hizo tripartitos, si tenemos alma cuerpo y espíritu, tenemos un alma y un espíritu que alimentar y salvar, y la forma de hacerlo no es alejándose de Dios, sino acercándose y sometiéndose.
También olvidan o desconocen la doctrina Bíblica de la depravación total del hombre, en la que dice que el hombre natural solo actúa, para su propia gloria, para su orgullo, para su propia conveniencia porque está condicionado por el pecado original. Esto es una completa realidad que el hombre está afectado por el pecado en todas las áreas de su vida, basta con comprobarlo en los noticieros de todos los días.
También dice la doctrina de la depravación total del hombre, que en lo más bueno que el hombre natural puede llegar a hacer, es hacer un servicio a la comunidad, pero todas sus acciones le son contadas como pecado delante de Dios porque el hombre natural no está redimido, no ha llegado a ser espiritual. Sin embargo es mejor para él que no peque más y que haga más el bien que el mal.
Pero lo que me gusta y puede rescatar de la postura de los catedráticos de humanidades médicas, es que aún en el hombre espiritual, se dan las cosas que ellos hablan, y son las que debemos de tratar de bendecir para que ya no se hagan por el simple orgullo, ni por el pecado sino para servirle a Dios para que podamos darle frutos.
Hermanos esta es mi intención profunda que los creyentes no estemos sin dar frutos. Frutos que nos puedan beneficiar primeramente a nosotros mismos y de esa manera glorifiquemos a Dios dándole sus frutos. Parece que siempre el hombre es primero, pero aquí hay algo muy bonito, siempre que glorificamos a Dios, nosotros somos los primeros beneficiados.
Por esto es la intención de la Biblia que él hombre se sujete a Dios. Hasta el ladrón colgado en la cruz a la par de nuestro Señor Jesucristo dio fruto para Dios en el último momento de su vida.
• Romanos 7:4 – Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.
Ahora veamos más de lo que decía aquel artículo de su fórmula para que él hombre natural y en general se sienta bien en todo momento, y es según ellos haciendo incrementar el orgullo y el deseo humano.
Para ello dicen del orgullo, que los seres humanos siempre buscamos lo que nos refuerza, lo que gratifica nuestro yo y nos reafirma en lo que somos: eso, en un sentido genérico, es el orgullo.
Esto me parece una interesante media verdad y así he visto que actúan muchos cristianos. Sobre todo cuando ponen su vista en las cosas del hombre y no en las de Dios. Es precisamente lo que hacen, reforzar y gratificar su propio ego y voluntad egocéntrica. Pero recordemos que se trata de hacer la voluntad de Dios y no la nuestra.
Además en el buen sentido, si mucha gente hace esto y no molesta a nadie, ¿no les parece que sería el paraíso la tierra? Pero en la realidad, esto es precisamente lo que hacen los psicópatas, sociópatas, asesinos en serie, criminales de guerra como Hitler. Alimentaron y alimentaron lo que les gratificaba, reforzaban su orgullo para hacer sus propios planes únicamente.
Dicen del deseo que los seres humanos buscamos lo que nos atrae, lo que nos apetece conseguir y nos da placer al conseguirlo: eso es lo que, en un sentido amplio, denominan deseo.
¿No es lo que buscan las personas que solo piensan en ellas? Precisamente esto es lo mismo que buscaron esas personas asesinas como las que antes mencioné, porque eran sus propios deseos narcisistas los que buscaron hacer y no los deseos nobles de Dios. Por otro lado si esa es la bondad, el infierno está lleno de gentes buenas y de buenas intenciones.
En otras palabras los que se creen buenos y no buscan ser redimidos de sus pecados porque son tan buenos que no necesitan de un salvador, son las personas que han ido a parar al infierno. Recordemos que Jesús vino a llamar a los pecadores al arrepentimiento y fe.
El término “pecado” lo entienden como una referencia hostil a esas grandes tendencias básicas del ser humano el orgullo, el deseo que nosotros según ellos los pastores manipulamos.
¿Acaso no habla la Biblia que todo hombre da un fruto, ya sea bueno o malo? ¿Acaso Dios va a premiar al que da fruto malo? En ninguna manera sino que lo cortará y lo arrojará al fuego. ¿Acaso Dios va a despreciar el fruto bueno que él precisamente busca que demos?
• Mateo 12:33 – O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol.
• Mateo 7:17-19 – Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.
Mateo 3:10 – Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.
La advertencia está puesta, o eres libre e irás al castigo eterno, o te sujetas a al Señorío de Jesucristo y con dificultades irás al cielo.
Juan 3:18 El que cree en El no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Me causó gracia la tabla de los “pecados capitales” hecha para su conveniencia, que según ellos podrían reducirse a orgullo y deseo: ·
Soberbia: una de las denominaciones del orgullo exaltado. · Gula y lujuria: dos ejemplos paradigmáticos del deseo. · Avaricia: afán de acumular medios para gratificar el orgullo y satisfacer el deseo. · Pereza: estado transitorio de pasividad que se disfruta cuando se acaba de satisfacer el deseo y no está amenazado el orgullo. Ira: arrebato emocional provocado por una agresión al orgullo o por una frustración del deseo. · Envidia: sensación desagradable al observar que otros logran gratificar el orgullo y los deseos que nosotros tenemos insatisfechos.
¿Qué tal? ¿Acaso no se pretende poner al hombre como un dios? ¿El verdadero Dios altísimo y poderoso, va a bendecir estas tendencias sin que el hombre tenga responsabilidad para con él? ¡No, de ninguna manera! Esta es una utopía de ellos. Parece que buscan al genio de la lámpara maravillosa que les concedas sus deseos.
Dios solo va a bendecir lo que va con sus planes porque él es el soberano, el dueño de todas las cosas y sabe que es lo mejor para nuestro futuro y que siempre recibiremos beneficios. Por esto Jesús reprendió a Pedro cuando este quería oponerse a los planes sabios de Dios:
Mateo 16:21-24Nueva Traducción Viviente (NTV) 21 A partir de entonces, Jesús empezó a decir claramente a sus discípulos que era necesario que fuera a Jerusalén, y que sufriría muchas cosas terribles a manos de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los maestros de la ley religiosa. Lo matarían, pero al tercer día resucitaría. 22 Entonces Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo por decir semejantes cosas. —¡Dios nos libre, Señor! —dijo—. Eso jamás te sucederá a ti. 23 Jesús se dirigió a Pedro y le dijo: —¡Aléjate de mí, Satanás! Representas una trampa peligrosa para mí. Ves las cosas solamente desde el punto de vista humano, no desde el punto de vista de Dios. 24 Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme.
¿Estaremos siendo como Pedro? ¿Estaremos poniendo la vista únicamente en las cosas de los hombres y no en las de Dios?
Ahora hablando de los problemas que mayormente veo que enfrenta la iglesia hoy en día, es de lo que en la antigüedad se llamaba pecado de la pereza. Hace 1500 años no sabían cómo tratarla, y no podían comprender que también era una enfermedad, hasta que un puritano pastor recién llegado, a estados unidos declaró que era una enfermedad, cuando vio que su esposa la padecía. No niego que su origen es espiritual, de hecho en muchos casos hay un demonio que la produce de nombre: Belfegor. Pero no niego que también es una condición médica.
Todo comienza con la postergación de las cosas, luego viene la melancolía y después la acedia que es un desinterés que molesta continuamente, luego la tristidia que es tristeza, luego la desesperación, que es un estado de pánico producto de la falta de fe, si hay un “Dios Sustentador” que da de comer a las aves de cielo que ni siembran ni cosechan y viste a la hierba del campo, seguramente hará mucho por nosotros, que somos más valiosos. Pero en la desesperación esto no existe, y luego la indolencia, que es la excesiva pereza y falta de voluntad para hacer las cosas. Ahora sabemos que todo esto se llama depresión.
¿Cómo inicia todo? La persona comienza con la postergación de las cosas y luego con el perfeccionismo, este le detiene por miedo a la crítica y trata una y otra vez de hacerlo mejor, pero nunca no termina de hacer las cosas que se suponía debía hacer para salir adelante. Pasan los años y la persona se abandona en un dolor que le provoca descuido y no hacer nada. Se pierden años y años de trabajo, de avance, de esfuerzos, cuando la persona se volvió cómoda. Por esto en el año 350 de nuestra era, la pereza era catalogada como doble pecado capital, porque sus consecuencias son tan grabes que hasta pone en peligro la supervivencia de la familia.
Hay pastores en Estados Unidos que reprenden directamente a Belfegor. Hacen conferencias donde asisten cientos de personas que tienen este problema, que parece ser una epidemia. Ellos someten, sujetan a Belfegor a la cruz de cristo, las personas reaccionan como endemoniadas y luego se van liberadas. Muchas de estas personas presentan un cambio, dejan de ser melancólicas. Su estado anímico permanente, vago y sosegado, de tristeza y desinterés, que surge por causas físicas o morales, va mejorando porque ahora tienen una visión, un propósito por el que tienen que luchar, y una sanidad de parte de Jesús.
Hay personas que pasan años, sumidos en la depresión y no se dan cuenta, pero nuevos descubrimientos en universidades de estados unidos revelan que la abandonada y poco conocida área 25 del cerebro tiene que ver mucho con la depresión, de hecho creen que allí es donde se da. Ahora dicen: Allí es donde se dan las cosas.
A pacientes que no les hace nada el Prozac, les han dado pequeñas descargas eléctricas a esta área. Son pacientes que están sedados solo en la zona donde introdujeron una pequeña sonda pero que están conscientes. A la pequeña descarga eléctrica los estudios revelan un resultado asombroso, el dolor disminuye, la tristeza tiende a irse, las personas parecen coger nuevos ánimos.
Este es el problema que veo en este siglo, las personas deseamos de todo porque se nos tienta con todo, la publicidad subliminal pretende hacer creer que la felicidad está en la obtención de las cosas, en la gratificación de orgullo y del deseo, pero existen muchos impedimentos y ante el problema de no poder conseguir hasta las cosas básicas, entonces viene la tristeza, y muchos caen en ese hoyo de la desesperación cuando tienden a deprimirse.
Automáticamente dejan de luchar, pierden el interés en sus cosas y en las de Dios. Pero con Dios no tiene que ser así, sino que la felicidad consiste en estar cerca de él, en tener fe, en ser sanado, en conformarnos con lo que nos da, en luchar tomado de su mano, en no darse por vencidos, en saber esperar en él, pero sobre todo, en hacer su voluntad.
Cada vez que trabajamos para Dios, hay mayor gozo, cada vez que hacemos proyectos en los que Dios tiene que ver, si hay felicidad, y lo que llamamos depresión se va. Por esto es bueno estar cerca de Dios, trabajando para él.
ESTO ES LO QUE QUIERO BENDECIR POR MEDIO DE SU MISMA PALABRA DE PODER. ¡SOLO TIENES QUE CREER Y SABER ESPERAR! Génesis 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos;
¿Que siempre tiene que ver el orgullo y el deseo humano con los cristianos? Creo que un poco, y está bien que lo tengas en poca medida ya que eres humano, pero debes trabajar para Dios primero antes que para ti, porque a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar. Dios es él es el que llena tus necesidades, el que te da las añadiduras, siempre y cuando le busques primeramente. Sé que si bendecimos nuestros motores, lo que nos impulsa, siempre y cuando sea lo que Dios quiera impulsar en nosotros, estaremos bien, seremos apoyados por Dios, y daremos frutos. Estoy seguro que no estaremos tristes.
ESTO ES LO QUE DIOS ME DIJO QUE HICIERA, QUE LOS BENDIGA EN SU NOMBRE. CUANDO LO HAGA, EL SE ENCARGARÁ QUE SUCEDA, SEGÚN LEÍMOS EN NÚMEROS 24:27.
27 »Cuando los sacerdotes pronuncien esta bendición, yo haré que se haga realidad».
La palabra de Dios dice que los justos como estamos como árboles bien arraigados a Dios, daremos nuestro propio fruto. Esta es la gracia, es Jesucristo, es lo mejor que nos puede pasar.
No me aguanto por pronunciar para ustedes las palabras de bendición que Dios ponga en mi boca. Y ya sea Belfegor, o la condición médica del área 25 del cerebro, creamos que Jesucristo echará fuera o que dará su toque eléctrico sanador, para que dejemos de ser infructíferos, más bien en que todo lo que hagamos, y toquemos, sea próspero y podamos darle sus frutos.
Oro al Señor para que esto sea definitivo en nuestras vidas.
¿Y con la maldición? La bendición tiene también su contrario: Dios puede declarar la desgracia a los que le rechazan (Dt 30,15-20), así que no te conviene rechazarle. Pero a nosotros los que hemos nacido de nuevo, Cristo nos ha liberado de esta maldición tomándola sobre sí mismo (Gál 3,13). Necesitamos confiar más en Dios para dar fruto.
• Jeremías 7:7-8 – Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.
Ahora para terminar. La bendición es personal y la daré en la casa de Dios todos los domingos empezando desde hoy.
2 Samuel 7:28-29Traducción en lenguaje actual (TLA) 28-29 Te ruego que los bendigas para que siempre te sirvan. Tú eres Dios, y lo que dices es verdad. Por eso estoy seguro de que cumplirás lo que has prometido. También sé que si tú los bendices, ellos te servirán para siempre».
Gracias Dios por el entendimiento que nos das de quién tú eres y de lo que podemos hacer en Cristo, bendícenos cuando nosotros nos bendigamos. Así daremos tremendos saltos en esta vida. Gracias Padre en el nombre de Jesús. . Amén y amén.
RECUERDA QUE DE ACUERDO A TU FE SERA HECHO. A CREER PUES.

« ¿CUÁNTO DOMINIO PROPIO NOS HACE FALTA?»

dominio

Hoy celebrando nuestro décimo primer aniversario de ministerio debo decir dos cosas. La primera es darle las gracias a Dios, Eben-Ezer porque al igual que Samuel yo también digo “hasta aquí nos ha ayudado el Señor”. Ebenezer significa “roca o piedra de ayuda”.
Y la segunda es que “en nuestro recorrer, aún nos hace falta mucho por hacer”.
¿Cómo qué?
En este caso quiero hablar de auto disciplinarnos, como punto de partida. ¿No es verdad que los cristianos somos criticados muchas veces por la falta de dominio propio? ¿No es verdad que el cristianismo es uno de los ejércitos que más disciplina enseña en sus iglesias cada domingo? ¿No es verdad que Dios tuvo que pesar con su balanza a muchos reyes, a Israel y a Judá por su falta de dominio propio? ¿Nos suenan las palabras MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN? Las escribió un dedo en la pared, para el rey Baltasar de Babilonia, quién hizo un banquete en el cual usó, profanándolos así, los vasos sagrados de oro y plata del Templo de Salomón de Jerusalén, que habían sido llevados como botín por su predecesor, Nabucodonosor II. El significado de las palabras es:
Daniel 5:25-29Nueva Traducción Viviente (NTV) 25 »Este es el mensaje que se escribió: MENE, MENE, TEKEL y PARSIN. 26 Y el significado de las palabras es el siguiente: Mene significa “contado”: Dios ha contado los días de su reinado y le ha puesto fin. 27 Tekel significa “pesado”: usted ha sido pesado en la balanza y no dio la medida. 28 Parsin significa “dividido”: su reino ha sido dividido y dado a los medos y a los persas.
Este rey no tuvo dominio propio, pidió beber vino en las copas del Rey Omnipotente y Soberano Dios, que eran del templo de Salomón en Jerusalén. Tomar en estas copas significa, yo lo abarco y conquisto todo, domino todo, hasta las cosas de Dios, y como quiero y domino más, a la vez quiero poseer eso también, y quiero que todos lo vean. En nuestro caso no revisamos estas cosas para ver si estamos en condenación sino para ver cuánto más nos hace falta para lograr todas las promesas que Dios nos ha dado en la vida en el Espíritu.
8 Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús; 2 y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte. Romanos 8:1-2Nueva Traducción Viviente (NTV)
En toda la biblia se habla de mucha disciplina, fácilmente encontramos versículos que nos exhortan a ponerla en práctica en nuestras vidas. Cuando lees libros de la Biblia, hay cosas que te impactan y quedas pensativo. Leyendo el libro de los Hechos me ocurrió esto mismo, cuando leí que los cristianos los que creemos y tenemos disciplina casi en todo, siempre debemos procurar tener más. Esto intimida a los que no creen. Este versículo lo dice.
Hechos 24:25Reina-Valera 1960 (RVR1960) 25 Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó, y dijo: Ahora vete; pero cuando tenga oportunidad te llamaré.
Para un mejor entendimiento lo volveremos a leer en una versión más sencilla y explicada.
25 Pero Pablo también le habló de que tenía que vivir sin hacer lo malo, que tenía que controlarse para no hacer lo que quisiera, sino solamente lo bueno, y que algún día Dios juzgaría a todos. Entonces Félix se asustó mucho y le dijo: «Vete ya; cuando tenga tiempo volveré a llamarte.» Traducción en lenguaje actual (TLA)
Si bien es cierto todo ejército disciplina, pero también castiga para corregir, solo lo hace cuando es necesario. Me preocupan las personas que solo esperan que los ejércitos, equipos de futbol, basquetbol, siempre triunfen, porque no se dan cuenta que mientras estén seres humanos presenten, siempre habrán algunos que fallan, pero dejaríamos de ser seres humanos si no falláramos.
Ante Hechos 24:25 las preguntas que saltan son:
¿Queremos el éxito en la tierra? ¿Queremos el éxito en el cielo? ¿Pero realmente, estamos abonando en disciplina para lograrlo? ¿Estamos sumando a la disciplina, o seguimos restando creyendo que los tiempos antiguos eran mejores que los presentes, o que antes éramos mejores cristianos de lo que hoy somos? ¿Te rendiste y te retiraste de la iglesia? Pues es hora de volver y para hacerlo debes comenzar a disciplinarte. Creo que cada tiempo que Dios nos da para vivir es como un capítulo que tiene su afán, retos, condiciones y disciplina específicos. Toda nuestra lucha que ya hicimos y que ya logramos nos ha dado un fruto, pero que conforme la prueba recrudece, ya no es suficiente la disciplina que habíamos logrado, tiende a ser insuficiente y a quedase atrás, con los nuevos afanes, retos, condiciones que se nos van presentando. Entonces hay que esforzarse más. Este es el ejemplo que Pablo nos quiso dar cuando habló del atleta.
1 Corintios 9:24-27Nueva Traducción Viviente (NTV) 24 ¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero solo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar! 25 Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. 26 Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire. 27 Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado.
¡¿No es verdad que el atleta siempre debe esforzarse más?!
¡¿Cuando ya está llegando a la meta, dime si no debe hacer un sobre esfuerzo humano para alcanzarla?!
Pienso que ya no debemos decir, ¡he hecho de todo, qué más puedo hacer!
Ya lo sabemos, auto disciplinarnos más y cada vez más y mejor, para alcanzar las metas.
Tu puedes decir, “¡¿Tengo años de hacer de todo, me he esforzado para llegar a donde estoy y ahora qué más se me exige para mejorar”?! La respuesta es la simple verdad de, intenta de nuevo disciplinar todo aquello que es “nuevo”, en estos “nuevos” retos que estás enfrentando. Quizá nos provoca mucha tristeza en nuestro corazón, que no tenemos pequeñas cosas por las que alegrarnos, pero aquí hay un nivel de sabiduría más profunda. Lo que sucede es que ahora ya no nos alegra cualquier cosita pequeña como antes, sino solo cosas grandes, especialmente cuando son necesidades antiguas y urgentes, estas claman porque no pueden esperar más. Yo me alegraba mucho por ir a la cancha a jugar básquet bol, o futbol, en verdad me alegraba mucho el poder encontrarme con mis amigos y compañeros de deportes, y cosas por el estilo, pero con el tiempo pasaron de largo, ahora me alegra solo las cosas más trascendentales, son por las que lucho y espero lograr y alcanzar.
2 Crónicas 15:07Reina Valera Contemporánea (RVC) 7 Pero si ustedes se esfuerzan, y no pierden el ánimo, todo lo que hagan tendrá su recompensa.»
Es tiempo que nos esforcemos más por todo aquello que nos hemos propuesto lograr. Algunas cosas ya las alcanzamos mientras otras no. Piensa, considera que es lo que te falta y propóntelo. Para lograrlo deberemos ponernos nuevas reglas, para auto disciplinarnos.
Éxodo 21:01 NVI “Estas son las reglas que pondrás delante de ellos.
Creo que el que se burla de los que hemos tomado una dirección antes que buscara las riquezas es un insensato. En una ocasión un hombre se burló de otro, de su pobreza, mientras se jactaba de su riqueza. El hombre pobre humildemente no dijo una palabra. Cuando pasó el tiempo, los dos murieron, el pobre fue llevado al cielo mientras que el rico al infierno. Ya saben, el pobre, tuvo fe y era un hijo de Dios, su recompensa fue el cielo, mientras que el rico, todo lo tuvo acá en la tierra y su destino final fue vergüenza, castigo y tristeza. El que ría al último ríe mejor.
Nunca te burles de las personas que no tienen riquezas por haberse dedicado a buscar su riqueza espiritual. Nunca pienses que ya lo tienes todo, que a eres rico y no te hace falta nada. ¿Estás de acuerdo?
Los cristianos tenemos dificultades pero al final todas estas cosas, son para nuestro bien, las pruebas, adversidades, y más todo, etc., todo es para que Dios se pueda glorificar en nuestras vidas, pero nuestro destino final es el cielo porque le pertenecemos a Jesucristo por fe, por decreto, más que por nuestras “buenas obras”. Nadie alcanza el cielo por ser bueno, sino que por la fe en Jesucristo que le hace hacer lo bueno que Dios quiere que haga. Mientras que desgraciadamente en el infierno hay muchas gentes que eran tan buenas, que no tuvieron la necesidad de arrepentirse y buscar a Jesús como su salvador. Se creyeron perfectas, pero se equivocaron porque era muy pobres para con Dios. Por esto se dice que el infierno está lleno de buenas intenciones. No es suficiente tener la intención de ser bueno ni de buscar a Dios, en la práctica hay que hacerlo y sujetarnos a Dios.
2 Corintios 4:17Nueva Traducción Viviente (NTV) 17 Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades!
Tenemos que disciplinarnos para dejar de hacer lo malo que podríamos estar haciendo. Debemos de disciplinarnos para controlar todo nuestro cuerpo, comenzando por la lengua. Debemos disciplinarnos para alcanzar el éxito en la tierra.
Debemos ser humildes porque hay un juicio que vendrá, porque Dios juzgará a todos, y pagará a cada uno según lo que haya hecho. Si hizo el bien, si creyó en Jesús pues seguramente hizo el bien, si nació de nuevo, si obedeció, pesará y Dios pagará justamente. Pero al que toda la vida únicamente hizo lo malo, si no tuvo dominio propio, sino creyó en Jesús, si no se arrepintió, si no sembró para con Dios, él también pagará justamente.
Dios le dijo a Job, “puedes tú detenerte cuando tienes ira como yo lo hago”
Dios tiene dominio propio y es su fruto del espíritu. Debemos pedirlo, debemos buscarlo. Esto es lo que haremos, es lo que nos hace falta para alcanzar la meta y no ser descalificados. Ya casi lo logramos. Ánimo Dios nos ayudará.
Vamos a orar.
Buen Dios, lo que me encanta de ti, es que tú estás con nosotros en todo momento, en las buenas y en las malas porque te pertenecemos Señor. Eres como una especie de buena niñera que no se le despega de su bebé por ningún motivo. Tú siempre nos cuidas, sustentas, todo el tiempo estás a nuestro lado para ayudarnos a superar las pruebas. Gracias por tu fidelidad, por tu gran amor, te pedimos que nos des dominio propio de ahora en adelante para terminar de alcanzar lo que tenemos que alcanzar. Padre en el nombre de Jesús, te lo hemos pedido. Amén y amén.

« ¿QUIEN ES JESUCRISTO Y CUAL ES SU INFLUENCIA?»

quien-es-jesus

Juan 14:9Nueva Versión Internacional (NVI) 9 —¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre”? (NTV)

¿Tanto tiempo que Jesús lleva entre nosotros y todavía no le conoces? Dices que te sientes mal, que hay un hoyo en tu corazón, que la vida te golpea, que necesitas un ángel, para descansar en buenos brazos. Entonces en tu necesidad buscas llenar el vacío con las cosas de este mundo pero los analgésicos solo te calman un poco. Como respuesta sigues buscando la solución en cualquier cosa de la vida pero no en la luz de Cristo, y aunque está en medio de ti no lo puedes ver, aunque en el vives, te mueves y existes, más aún no le conoces. Ciertamente en él vivimos, nos movemos y existimos.

Hechos 17:28Traducción en lenguaje actual (TLA) 28 Él nos da poder para vivir y movernos, y para ser lo que somos. Así lo dice uno de los poetas de este país: “Realmente somos hijos de Dios.”
¿No te parece que a estas alturas de tu vida, ya deberías saber verdaderamente bien, a conciencia y verdad, quién es Jesucristo para que puedas ver la gloria de Dios?
2 Corintios 4:5-7Nueva Traducción Viviente (NTV) 5 Como ven, no andamos predicando acerca de nosotros mismos. Predicamos que Jesucristo es Señor, y nosotros somos siervos de ustedes por causa de Jesús. 6 Pues Dios, quien dijo: «Que haya luz en la oscuridad», hizo que esta luz brille en nuestro corazón para que podamos conocer la gloria de Dios que se ve en el rostro de Jesucristo. 7 Ahora tenemos esta luz que brilla en nuestro corazón, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro. Esto deja bien claro que nuestro gran poder proviene de Dios, no de nosotros mismos.
Probablemente Dios deba vencerte, y probablemente estés a punto de ser vencido, de manera que buscando tu bien, a continuación te diré algo fácil de comprender, y después algo difícil de aceptar, pero lo creas o no, te guste o no, es la mera verdad. Te reto a que te retes con esto. Jesucristo fue un hombre que vino a cambiar la historia, la dividió en Antes de Cristo y un después de Cristo. Estás de acuerdo con esta declaración. ¿Viste que es fácil? Ahora una difícil: Jesucristo es el mismísimo Dios creador del cielo y de la tierra que vino en forma de hombre a esta tierra. ¿Puedes creerlo? La verdad es difícil de creer más no imposible. Necesitaré hacer lo siguiente. Antes, leamos.
Juan 17:5-6Traducción en lenguaje actual (TLA) 5 Y ahora, Padre, dame el poder y la grandeza que tenía cuando estaba contigo, antes de que existiera el mundo. 6 »A los seguidores que me diste les he mostrado quién eres…
Jesucristo ya preexistía con el Padre, ya era, y es Dios antes de la creación. ¿Estás de acuerdo con esta declaración? ¿Puedes aceptar esta verdad? Consideremos el siguiente versículo.
1 Timoteo 3:16 Sin duda alguna, el gran misterio de nuestra fe es el siguiente: Cristo vino al mundo como ser humano. (Cristo fue revelado en un cuerpo humano NTV) El Espíritu lo declaró inocente. Los ángeles lo vieron. Su mensaje se anunció entre las naciones, y el mundo creyó en él. Fue llevado al cielo y Dios lo colmó de honores. TLA.
¿Ves que finalmente no son verdades tan difíciles de aceptar? Aquí van otras. ¿Sabías que la libertad que disfrutas y la vida moderna son herencias de Jesucristo? ¿Sabías que la influencia de Jesucristo es real en la vida cotidiana desde que vino hace 2000 años?
¿Sabías que todo el contexto de la vida que vives es un contexto cristiano? ¿Sabías que en otros países no tienen esta libertad que tú tienes sino que se rigen por leyes de hombres perversos? En esos países matan a las personas hasta por ayudar a otros en alguna necesidad. ¿Sabías que Cristo hirió a satanás en la cabeza y le quitó el imperio y dominio que antes tenía?
¿Sabías que Cristo limitó el dominio a Satanás? ¿Sabías que Dios siempre ha gobernado con poder en la tierra desde el principio?
¿Sabías que antes de Cristo, Dios tenía todas las cosas tal como estaban? Él le había dado autoridad a los gobernantes y a las potestades pero cuando vino su Hijo amado le dio todo el poder y la autoridad como rey y gobernante de la tierra, para regir a las naciones con vara de hierro.
Salmos 2:9-10Traducción en lenguaje actual (TLA) 9 Gobernarás a las naciones con mano de hierro; ¡las destrozarás como a ollas de barro!» 10 Ustedes los reyes, pónganse a pensar; déjense enseñar, gobernantes de la tierra.
Yo por mi parte he sido vencido en todo por Dios por esto al igual que Jeremías digo lo siguiente.
¡Me sedujiste, Jehová, y me dejé seducir! ¡Más fuerte fuiste que yo, y me venciste! ¡Cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí! Jeremías 20:7 RVR1995 11»Pero tú, mi Dios, eres el Todopoderoso. Tú examinas al que es justo y sabes lo que pensamos y deseamos. Eres un guerrero invencible, y siempre estás a mi lado… TLA
¿Sabías entonces que Jesús es el rey que tiene todo el poder y la autoridad sobre toda la tierra, que está del lado de aquellos que le sirven, y que tiene todas las cosas tal como están?
¿Sabías que su reino, el reino del rey Jesucristo está entre nosotros y que si pides con fe las cosas de ese reino en el nombre de Jesús, recibirás aún más de sus grandes beneficios? ¿Sabías que literalmente Jesús es quien actualmente está gobernando en la tierra, así como en los cielos?
Una verdad muy interesante es que dentro de este reino de los cielos que es su gobierno espiritual y soberano sobre toda la tierra, se puede ver fácilmente en la práctica en el contexto cristiano que disfrutamos cada día. El fruto del cristianismo en las condiciones de libertad que produce, es aún más libertad y bienestar en personas que ya en esta condición producen inventos, ciencia, tecnologías, modas, música y muchas más cosas de las que hoy disfrutamos en el contexto cristiano que Jesús ganó para nosotros. Por esto los países cristianizados entre más cristianos tienen, más poder tienen, como el ejército más poderoso del mundo, y en muchas cosas somos los primeros en todo. Esta también es una verdad irrefutable.
¿Por qué Dios permite el mal?
En su sabiduría dentro de su reino que un día pedirá cuentas y juzgará como lo hacen todos los reyes, él sabe que debe permitir que la cizaña, crezca junto al trigo, pero para no confundir el trigo y cortarlo, necesita que ambos lleguen a la madurez y se definan bien que son, porque aunque parecen iguales no lo son. El trigo es un fruto de provecho mientras que la cizaña no, entonces él debe dejar que crezcan, para cuando se vea el fruto bueno del malo, sea cortado éste y echado al fuego como basura. Por esto Dios lo permite, porque se vale de todo, para producir condiciones que nos bendigan y no nos perjudiquen a nosotros sus hijos y en general a la sociedad.
¡UNA NUEVA MANERA DE ENFRENTAR LA VIDA!»
Algo nos pasa a muchas personas que profesamos el cristianismo, que en vez de rendirnos tenemos una nueva manera de enfrentar la vida. Lo que nos sucede ciertamente está cimentado en la base del cristianismo, que es la resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Como ustedes saben él literalmente está vivo.
Pero quiero ir más atrás, en las vidas de muchos cristianos que hemos recibido este fenómeno. Me remontaré a los primeros cristianos, a los apóstoles y a las mujeres que oraban con ellos. A través de la Biblia podemos ver como ellos temían y no era para menos, el imperio romano y sus leyes era cruel, por lo que cualquier seguidor de Jesucristo viviría escondido, digo mucho menos si han matado a su líder. Ellos se miraban muy temerosos, habían dejado solo a su maestro, ya en la clandestinidad tenían mucho cuidado hasta para abrir la puerta. Podemos ver en el cenáculo como estaban unidos pero encerrados, con las puertas trancadas. Hasta que algo pasa que nunca más volvieron a ser las mismas personas y fue que recibieron el Espíritu Santo en sus corazones.
Y es lo que llama la atención a los estudiosos de la fe cristiana: ¿cómo estas mismas personas que antes eran unos cobardes, después llegaron a tener una nueva manera de enfrentar la vida? Ya no temían, sino hacían las cosas con denuedo públicamente. Ya no eran cobardes sino valientes. Llegaron a tener “denuedo” que es la valentía del reino de los cielos que da el Espíritu Santo.
Esto que acabo de describir es lo que impacta la vida de muchos estudiosos: ¿cómo es que los cristianos en el sufrimiento en vez de rendirnos ante la adversidad, más fuertes nos hacemos, más luchamos y no nos damos por vencidos? Cuando los cristianos eran perseguidos hasta la muerte ellos iban contentos cantando cánticos de adoración, de manera que eran imparables en su fe. Es a bien decir que algo diferente debe ocurrirnos en ésta vida que nos haga un completo cambio y una transformación real.
En mi caso, recuerdo mi vida gris, cobarde y temerosa, hasta que también a mí me sucedió lo mismo, un día algo paso que lo cambió todo, no volví a ser la misma persona que antes fui. Mi cobardía quedó muy atrás, yo solo quería enfrentar la vida, coger al toro por los cuernos. Quería decirle a todo el mundo como ya podía a hacer todo cuando Dios me permitiese hacer, era por la alegría de haber encontrado a Jesucristo, y el poder que él da. Recordemos que lo que dice Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
¿Pero cómo es posible si yo había sido muy religioso?
Sí, desde muy pequeño nuestra madre nos enseñó la fe en la iglesia católica romana. Servíamos en la iglesia como monaguillos durante toda nuestra niñez y adolescencia, nos convertimos en músicos y por años éramos los encargados de llevar el coro y los instrumentos en las misas. No nos perdíamos una sola.
Pero algo no cambiaba en nosotros, era interno no externo, aunque éramos hombres cumplidores de la ley, bien lo recuerdo, estábamos vencidos por este mundo. Faltaba algo, algo que nos hiciera sentir diferentes, algo que nos transformara verdaderamente nuestras vidas, porque ésta vida cada vez nos golpeaba más. Recuerdo que llegué al punto de esconderme porque no podía enfrentar muchas cosas de la vida.
Mis nervios se pusieron mal y pasaba enfermo del estómago continuamente de puros nervios. Cuando venía una queja “aplastante” de la vida, mi estómago se retorcía y caía en depresión, sin embargo seguía mi camino, pero estaba realmente vencido, no sabía cómo conquistar a “esta vida”.
Para mí la frase “esta vida” es muy importante porque era el “Monstruo Quimérico Gordiano” que me estaba matando, estaba sumido en el hoyo de la desesperación. Pensaba sobre qué era lo que había pasado conmigo porque desde niño yo quería ser muchas cosas, tenía muchos anhelos, sueños y proyectos para cuando fuese grande, y no era nada de aquello.
Hasta ese maravilloso día, el día que recibí al Espíritu Santo, y que por cierto, yo no hice nada. Iba en carretera de Guatemala hacia México cuando percibí que algo me cubrió, comencé a tener una gran alegría, los colores grises se volvieron colores vivos intensos, sonreía y no sabía por qué, lloraba de amor y no sabía por qué. Era el mejor día de mi vida, la pasión que sentía por la vida había vuelto, un fuego de amor me protegía desde mi pecho. Pero aún hay más cuando me hablaron de Jesucristo, de inmediato creí, lo acepté y todo esto se incrementó, multiplicándose exponencialmente, y aún continúa.
Un denuedo especial comenzó a correr dentro de mí, allí me di cuenta que mi vida no era un desperdició sino que todo había sido parte de un plan y que terminaría sirviéndole a Dios como pastor. ¿Pero cómo si yo estaba en la iglesia católica y allí no se podía? Tres largos años tuvieron que pasar, y la verdad adentro de mí, ya no me permitía aceptar muchas de las cosas que yo antes creía y pregonaba, simplemente eran inaceptables, ya no me alimentaban. La primer prioridad, el principal tesoro ahora era la verdad de Jesús adentro de mí, que me había hecho libre, y cada vez me hacía más, y más. Ya no tenías dudas, estaba listo para irme con mí libertad a servirle únicamente al único rey de reyes y Señor de Señores, y se lo dije a Jesús:
“Señor, aquí no voy a poder servirte con la libertad que tú me has dado en mi corazón, ya puedes llévame a donde tú quieras”.
Reconozco que tenía temor porque sentía que estaba dejando a mi madre, pero no importaba porque, dejar todo atrás para obedecer al Dios era lo más importante a hacer, y la justicia que cumplir para Dios, para decirle: “Señor ya te obedecí, trae lo siguiente en mi vida, y después lo siguiente para agradarte y que me llenes más de ti”. Decía de esta manera porque entre más lo obedecía sentía más ríos de agua viva adentro de mi ser.
El Señor me llevó a una iglesia evangélica de mucho crecimiento, era el Centro Cristiano Internacional, allí estuve otros 3 años, aprendí mucho, pero mi corazón me empujaba cada vez más y más a servirle a mi Dios, de manera que tuve que despedirme cuando el Señor me dio el banderillazo de salida para comenzar mi propio ministerio. Y seis años después de aquél día feliz, yo estaba comenzando no solo una aventura sino también un sueño hecho realidad, el que de mi niñez apenas había probado como un bocadillo. En cambio esto era toda una fiesta muy alegre, no dejé ninguna religión sino solo había buscado la mera macolla del árbol, la raíz, ya no andaba por las ramas, sino bebía directamente de la sabia de la vid verdadera. Lo que tanto había esperado, un presente continuo de gozo y de vida eterna, brotaba de mi interior. Que sentimiento tan increíble y real.
Por años me había sujetado a mis líderes ahora estaba sujeto a la voluntad de Jesucristo, a donde él me quisiera llevar, y comenzamos. Cuando arremetieron las pruebas Diez años después yo quería más del Señor, y me lo dio, pero cuando las pruebas de nuevo me golpearon en donde a mí más me dolía, de nuevo el Señor siempre me dio los ánimos y la fuerza de la dinamita, el poder que siempre hace que nosotros vivamos de una manera diferente, y que podamos enfrentar la vida, con una nueva manera de vivir, la suya.
Comencé a buscar la manera de como de influenciar a las personas, lo hice con la música primero, pero después me di cuenta que tenía un don dormido, había aprendido a recibir del Señor con humildad todo lo que me regalaba. Hay personas que no pueden recibir, se molestan cuando les dan cosas, pero cuando aprendes a recibir del Señor, aceptas todo sin reproches.
Pienso que aún debes esforzarte mucho para aprender a recibir más, te digo esto sin malicia. Yo había recibido del Señor, mucho conocimiento pero no sabía cómo plasmarlo, de manera que recibí del Señor el don de poder escribir, era algo nuevo para mí, debía esforzarme mucho, porque debes saber que una cosa es expresarte con palabras y otra es con la escritura.
Sinceramente a mí me costó mucho la primera, ya que por mis miedos antiguos me había quedado que tartamudeaba mucho, pero lo superé por el Señor Jesús, pero la escritura era algo que sentía que me costaba demasiado, sin embargo nunca me rendí, proseguí y continué practicando hasta que vi que comenzó a ser más clara. Aun me cuesta pero ya no como antes. Creo que puedo comunicar muchas cosas por la escritura de mejor manera que verbalmente. Y aquí estoy, con la misma valentía que tenemos todos los cristianos para enfrentar la vida cuando Dios ha hecho ya en nosotros algo diferente, para que seamos diferentes. Esta es la influencia de Jesucristo.
Veo que es mejor vivir en países cristianos en donde hay más libertad del Espíritu Santo, que vivir en países no cristianos en donde no hay libertades, pero no solo por eso, sino que lo de Dios, siempre es lo mejor y hay que valorarlo sobremanera. Su reino está entre nosotros, y es una gran bendición que debemos saber valorar en todo momento.
Si vemos bien, en las películas basadas en hechos de la vida real, y aún en las de ficción, vemos la influencia de Jesucristo, se habla mucho de Dios. En las canciones “mundanas” de los artistas seculares de estos países cristianizados, siempre se menciona a Dios, y hasta se le canta, se le pide que les conceda cosas, o se le pone de testigo en una canción de amor para apoyar la verdad de su historia de amor, pero no están mencionando a un “dios extraño” sino al Dios verdadero. Estoy convencido que Dios en su gran bondad se goza de nuestra libertad.
Veo que los países cristianos son los que llevan la delantera en muchas cosas, no hablo de pecado sino de tener las mejores cosas dadas por Dios, desde el ejército más poderoso del mundo, la mejor tecnología, las mejores tendencias y modas, que solo se pueden dar cuando las condiciones de libertad son las apropiadas. Debemos cuidar esa libertad que Cristo nos ha dado y echar fuera todo lo que atente contra ella. Aunque hayan gobernantes ateos, o no profesantes “pasajeros” con sus ideales anticristianos, no pueden hacer nada para parar lo que ya Dios nos ha dado, y que hace en el contexto cristiano fijo que tenemos, porque es más el cristianismo que heredamos de muchos que fueron los que sembraron, para que nosotros cosechemos lo que tenemos. Esta es otra gran verdad:
Juan 4:37-38. Porque en este caso el dicho es verdadero: “Uno es el que siembra y otro el que siega. 38Yo os envié a segar lo que no habéis trabajado; otros han trabajado y vosotros habéis entrado en su labor. LBLA
Y siempre Dios nos va a cuidar y ayudar, él no va a permitir que las cosas empeoren de una manera absurda como en los países no cristianizados. Todo esto que degustamos diariamente lo hemos heredado de como dicen muchos “de la dispensación de la gracia”, o del tiempo de la iglesia, pero ciertamente de Jesucristo y su gobierno soberano.
Por esto debemos darle toda la gloria, a un gran rey que la merece toda. No podemos permitirnos ser desagradecidos y olvidarnos de él, ni de cada uno de sus beneficios que recibimos a cada minuto, estemos concientes, o no.
Si somos inteligentes debemos rendirle culto, a quién se lo merece, gloria y honor a quien se la merece, al que es digno de recibir toda la gloria y el honor, a nuestro Señor Jesucristo. A nuestro grande, majestuoso y poderoso Dios, de quién debemos en todo momento no solo darle las gracias sino reconocer su influencia, su reino, su gobierno, su actuación diaria.
Sintámonos orgullosos de él, de quién es, Jesucristo que es Dios, y es él quién cambió la tierra, marcó las tendencias de la vida moderna, quien la controla, y sigue ejerciendo influencia en un mundo donde los malos no podrán nunca hacerle frente.
Jesucristo es Dios, quién influenció el contexto de la vida cristiana que hoy disfrutamos.
Mi petición:
Por favor no te rindas, no tires la toalla, pide su auxilio, pide su ayuda. Lloro todos los días por estas cosas, que para mí son tan reales, me quebranta ver la realidad de Jesús como rey soberano en la vida y en mi vida, es tan real como si la pudiese palpar. Todo por su resurrección, él está vivo, la que yo veo todos los días que es una realidad.
Un corto testimonio.
En una ocasión, estaba orando en la madrugada, su presencia era tan real que sentía como si la pudiese palpar, podía verlo en el Espíritu. Su imagen se hizo fuerte en mi mente, como en una imagen en disolvencia, en un plano espiritual, él estaba allí frente a mí con su ropa luminosa, pero en la práctica yo lo percibía muy bien a un metro de mí, con lo que le llaman el tercer hombre. El tercer hombre se dice cuando sientes que literalmente hay una persona espiritual al lado tuyo, recuerdo que le dije, discúlpame Señor pero te siento tan real, !estás tan vivo!, que por favor no te me vayas a aparecer ahorita con tu cuerpo glorificado con el que puedes aparecer para comer y atravesar paredes y luego desaparecer como lo hiciste con tus discípulos, porque me voy a pegar un gran susto.
Vamos a orar.
Señor Jesús quiero percibir toda tu realidad y tu influencia, quiero ser agradecido en todo lo que soy, con todo lo que me das, porque tú me has dado todo, aunque me falten las palabras para agradecerte, lo haré, pero con un corazón no solamente agradecido sino humilde, que hoy te pido que me des. Dame un corazón que te reconozca en todos los días y viva para ti que te pueda agradecer por todo, para que viva sin quejarme tanto, como lo hacía antes. Gracias Padre en el nombre de Jesús.
https://www.youtube.com/c/iglesialluviafresca Este link lleva a todos mis videos

« ¿A DONDE NOS LLEVAN LAS TORMENTAS DE DIOS?»

fred tormentas

Hechos 27: 13-15. Cuando un viento suave comenzó a soplar desde el sur, los marineros pensaron que podrían llegar a salvo. Entonces levaron anclas y navegaron cerca de la costa de Creta; 14 pero el clima cambió abruptamente, y un viento huracanado (llamado «Nororiente») sopló sobre la isla y nos empujó a mar abierto. 15 Los marineros no pudieron girar el barco para hacerle frente al viento, así que se dieron por vencidos y se dejaron llevar por la tormenta. (NTV)

Con la vida del Apóstol Pablo, nos podemos comparar, porque el obrar que Dios tuvo con él, es similar al de cada uno de nosotros, a los que al principio nos fue dada una encomienda de parte del Señor, y para él Señor, que resultará en muchas tormentas, tempestades y vendavales. Aunque debo aclarar que las tormentas de unos no son las de otros, porque como en el cuento de los tres cochinitos, para unos, una tempestad pequeña puede estar azotando grandemente su casita de paja, de madera, o de ladrillo, depende del escudo de la fe que Dios haya dado a cada quién. Pero ya sabemos en la actualidad que un huracán categoría 5 con vientos huracanados de más de 250 kilómetros por hora, puede derribar edificios muy bien construidos con tecnologías modernas. Y en efecto eso es lo que mide la escala basada en la velocidad del viento, que describe los posibles daños en edificios. En nuestro caso, las tormentas de dios nos golpean para cambiarnos internamente para transformarnos antes del éxito. Así que no debemos pensar que lo que a uno les pasa, no es nada en comparación a lo que a nosotros nos pasa. A cada quién Dios le pone la prueba que él sabe que va a poder sobrellevar. Jamás Dios nos pondrá una prueba que no podamos sobrellevar.

Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla. 1 CORINTIOS 10:13 DHH
« ¡PARA SABER A DONDE LLEVARÍAN A PABLO LAS TEMPESTADES DE DIOS, HAY QUE IR AL PRINCIPIO!»
Debía comenzar a cumplir la gran comisión “hasta los confines de la tierra” que a continuación revisaremos en las santas palabras de Jesús, cuando los apóstoles le hicieron una pregunta momentos antes de la ascensión de Jesús, que no era para ese tiempo ser contestada.
Hechos 1:6Nueva Traducción Viviente (NTV)
6 Así que mientras los apóstoles estaban con Jesús, le preguntaron con insistencia: —Señor, ¿ha llegado ya el tiempo de que liberes a Israel y restaures nuestro reino? 7Y El les dijo: No os corresponde a vosotros saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con su propia autoridad; 8pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. 9Después de haber dicho estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban, y una nube le recibió y le ocultó de sus ojos.… Hechos 1:7-9. La Biblia de las Américas
Pero San Lucas no sabía de ninguno de los doce apóstoles que había llegado hasta Roma. Pedro, nunca sale más allá de Judea y Samaria. Juan, compañero de Pedro, tampoco viaja más que hasta Samaria. Santiago el Mayor es asesinado temprano. Santiago el Menor no se mueve de Jerusalén. Matías, elegido en lugar de Judas, desaparece inmediatamente después de su elección. De los demás apóstoles no hay ni noticias.
¿Cómo mostrar que la profecía de Cristo se cumple y que la Iglesia llega “hasta los confines de la tierra”? Pues la misión recae sobre Pablo y como para San Lucas Pablo no era un verdadero apóstol, porque para él, “apóstol” era el que había conocido personalmente a Jesús, y había recibido de él la misión de anunciar el evangelio (Hch 1,21-26), cosa que no había sucedido con Pablo. Entonces para explicar qué Pablo es el que cumple la misión de llegar a los confines de la tierra, encargada en realidad a los apóstoles, Lucas con habilidad extraordinaria, lo muestra recibiendo del propio Jesús este encargo en el camino de Damasco que debía ir lejos por su Dios quien fue que se le apareció. Y lo repite tres veces a lo largo del libro, mientras va camino a Roma, como para que no queden dudas. Comienza en el primer relato dice “una luz del cielo” (9,3). El segundo, “una gran luz” (22,6). Y el tercero, “una luz más luminosa que el sol” (26,13).
Y en efecto cuando Jesús se le aparece le dice a Pablo, lo que desde principio él ya ha decretado, que lo librará de los judíos y de los gentiles, siendo su instrumento tendrá que llevar su santo nombre en servicio, para abrir los ojos de los que están en oscuridad y tendría que dar testimonio en donde el Señor lo llevara inclusive hasta Roma. Además sufriría por el Señor. Revisemos bien y detenidamente la misión que fue dada al Apóstol desde el principio, según las palabras de San Lucas en la inspiración del Espíritu Santo.
“Te libraré del pueblo judío y de los gentiles”… HECHOS 26:17 …a los cuales yo te envío, 18para que abras sus ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz, y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en mí, el perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados. Hechos 26:18
Jesús le dijo a Ananías que ha escogido a Pablo: “para que me sirva”. Pero el Señor le dijo: Ve, porque él me es un instrumento escogido, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, de los reyes y de los hijos de Israel; HECHOS 9:15 LBLA. Esa noche el Señor se le apareció a Pablo y le dijo: «Ten ánimo, Pablo. Así como has sido mi testigo aquí en Jerusalén, también debes predicar la Buena Noticia en Roma». HECHOS 23:11 NTV
Ananías le dijo a Pablo el mensaje de Jesucristo. …14Y él dijo: “El Dios de nuestros padres te ha designado para que conozcas su voluntad, y para que veas al Justo y oigas palabra de su boca. 15“Porque testigo suyo serás a todos los hombres de lo que has visto y oído. 16“Y ahora, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados invocando su nombre.… Hechos 22:14-16.
Y allí comienzan las tempestades que llevarán a Pablo a la meta que Dios le había puesto, anunciar su nombre, convertir a muchos en el camino hasta llegar a Roma. Y efectivamente las cosas comenzaron a suceder y Jesús lo cuidó usando a personas y circunstancias. Primero lo quisieron matar los Judíos y fue librado por los romanos, luego 40 hombres juraron bajo maldición, no comer hasta matarle, pero su sobrino, el hijo de su hermana escuchó el plan y fue a la cárcel a contárselo a su tío Pablo y se enteró el tribuno u oficial principal que lo cuidaba, quien lo envía al gobernador Félix, este lo cuida enviándolo a otro lugar.
Porcio Festo sucesor del gobernador Félix deja 2 años preso a Pablo para congraciarse con los judíos. También el Rey Agripa y su esposa judía Drucila escucha a Pablo, hasta que él para librarse de una muerte injusta de los judíos, en ese momento Frente a Agripa vuelve a pedir por segunda vez ser juzgado por el Cesar, diciendo “Al Cesar apelo”. Agripa le dice a Félix, que Pablo no ha hecho nada digno de ser castigado ni de muerte, que hubiese quedado libre si no hubiera apelado a Augusto.
Pablo es enviado hasta roma por barco. Ya había habido alborotos en su vida, pero faltaba lo peor, en una especie de: tempestad, vientos huracanados o fuertes vientos, tormentas, viento en contra, clima peligroso, es llevado a otro sufrimiento aún más difícil y casi martirio. Leímos acerca de los marineros de aquel barco en que llevaban prisionero a Pablo que el viento es tan fuerte que “se dejaron llevar por la tormenta”. Pablo había advertido a los oficiales Romanos que no zarparan, pero en el puerto donde estaban ocurría algo, el viento que soplaba del norte podría hundir la nave en el puerto, mientras que al lugar donde se dirigían, la ubicación geográfica de ese puerto más segura porque protegía de ese viento a los barcos, estos estaban bien resguardados en ese lugar. Esta es la razón por la que los oficiales romanos no escuchan a Pablo y deciden irse.
18 El próximo día, como la fuerza del vendaval seguía azotando el barco, la tripulación comenzó a echar la carga por la borda. 19 Luego, al día siguiente, hasta arrojaron al agua parte del equipo del barco. 20 La gran tempestad rugió durante muchos días, ocultó el sol y las estrellas, hasta que al final se perdió toda esperanza. Hechos 27:18-20. NTV
Me llama poderosamente la atención que al final perdieron toda esperanza. ¿Quiénes? Bueno creo que al ver, y padecer por la enorme tormenta todos perdieron la esperanza que iban a vivir.
« ¡DESDE LAS TEMPESTADES DIOS HACE COSAS GRANDES!»
A veces podría ocurrirnos que con la prueba, los vientos huracanados azotan tanto nuestro barco que comenzamos a hacer cosas como echar la carga por la borda y perdemos la esperanza. Las cosas valiosas las tiramos porque pensamos que pereceremos, pero no se queda allí, no solo lanzamos la mercancía sino también el equipo del barco, que al rugir durante muchos días la tempestad, sin ver el sol y las estrellas, comienzas a pensar que no lo vas a lograr. Le preguntas a Dios, Señor que estás haciendo que no veo un claro, no miro la luz al final del túnel, no sé por dónde voy, quizá no la voy a hacer, quizá no lo lograré. Pasan los días y cada vez la tormenta te golpea, te azota, te cansa y te trae pérdidas no solo de dinero sino de muchas otras cosas, como principios, buenas costumbres.
Pero debes recordar que Dios envía la tormenta no para hacerte daño, sino para llevar más allá las cosas, que sean sobrenaturales, para que creamos y otros también puedan creer al ver que estamos intactos, sanos y salvos. Recuerda que es necesaria la tempestad de Dios, para que des testimonio de su nombre, para que confías en él, en su poder, y no en tu vista ni fuerzas, para que lleves el evangelio más allá, para que abras los ojos de los que están en sombra de muerte, y para llevarte a los confines de la tierra. Por esto las tormentas que hoy pasa son los trampolines del mañana.
La tormenta va a pasar, ¿Cuándo hacemos la pregunta? ¿Hacia a donde nos llevan las tempestades de Dios? Debemos recordar profundamente, que fue lo que Dios nos dijo al principio, hacia a donde nos llevaría, y allí tenemos un gran consuelo para no ver la tempestad sino la meta.
Recordemos el día del evento de la conversión de Pablo, Jesús se le apareció y le dijo hacia donde lo llevaría. ¿Qué le dijo Jesús a Pablo? Ah, bien contestado, y ahora ¿Qué te dijo Jesús a ti?
Cuando estés sufriendo por la tormenta y que hasta te dejes llevar por el viento como lo hicieron los marineros, recuerda que esa tormenta es para llevarte lejos, por tanto no te quejes, sino pídele a Dios un corazón agradecido. Un día la tormenta va a pasar, vendrá la calma y las tormentas te habrán llevado a las alturas de Dios, lejos a los confines de la tierra, a donde no pensabas nunca que ibas a ir.
Probablemente nunca has tenido un dialogo de aparición como el que le sucedió a Pablo el día de su conversión, y como el que aparece en la Biblia en repetidas ocasiones. El “diálogo de aparición” consta normalmente de cuatro elementos: a) La doble mención del nombre de la persona (¡Saúl, Saúl!); b) una breve pregunta del personaje (¿Quién eres, Señor?); c) la auto presentación del Señor (Yo soy Jesús, a quien tú persigues); y d) un encargo (Levántate y vete).
Este mismo “diálogo” lo tenemos, por ejemplo, cuando el ángel le encarga a Jacob regresar a su patria (Gen 31,11-13); cuando Dios autoriza a Jacob a bajar a Egipto (Gen 46,2-3); en la vocación de Moisés (Ex 3,2-10); en el sacrificio de Isaac (Gen 22,1-2); en la vocación de Samuel (1 Sm 3,4-14).
Aunque no te haya pasado esto mismo a ti, estoy seguro que Dios te ha dicho lo que él quiere y hará contigo. Te lo ha dicho de alguna manera, así es que ten ánimo, mucho camino te espera, es necesario que le sirvas al Señor, en tu vida, son necesarias las tormentas de Dios, las que él utiliza para llevarte lejos. Pablo tuvo 14 en alta mar sin comer, su naufragio fue para bien, llegó a la isla de Malta donde le mordió la mano una víbora venenosa y no le ocurrió nada, al contrario fue a orar por los enfermos y los sanó, de manera que los lugareños penaron que era un dios. Los guardias romanos lo respetaron porque se había cumplido todo cuanto él les había dicho, sólo el barco y su carga se perderá, ninguno de los tripulantes pereció.
Hechos 27Reina-Valera 1960 (RVR1960)
37 Y éramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis. Hechos 28Reina-Valera 1960 (RVR1960)
14…y luego fuimos a Roma, 15 de donde, oyendo de nosotros los hermanos, salieron a recibirnos hasta el Foro de Apio y las Tres Tabernas; y al verlos, Pablo dio gracias a Dios y cobró aliento. 16 Cuando llegamos a Roma, el centurión entregó los presos al prefecto militar, pero a Pablo se le permitió vivir aparte, con un soldado que le custodiase.
Pablo predicaba en Roma. 30 Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.
Pablo al igual que Jesús aplastó las opiniones de los orgullosos, lo hizo de manera vehemente. ¿Porqué? Porque les buscaba el bien, aunque ellos dijeron que era desamor, porque quisieron confundir el buen mensaje por su mala naturaleza. Jesús amó a los fariseos al decirles la verdad de su destino final, al igual que un médico debe decirle a su paciente que tiene cáncer y que si no inicia el tratamiento de inmediato, morirá. Aunque te acusen sigue comunicando la verdad del mensaje del reino de Dios en las buenas nuevas de Jesucristo, no importan las tormentas, Dios te llevará lejos, a los confines de la tierra.
Ten animo así como Pablo lo recobró, porque las tormentas, ciertamente te harán sentir por un tiempo mal, pero después vendrá lo mejor. Sólo confía el Cristo. ¿Lo crees?
Vamos a orar.
Gracias Padre celestial, Dios bueno y misericordioso, porque me haces saber para qué son las tormentas en mi vida. Yo desconocía tu propósito, pero como tú eres Dios, obras haciendo una cadena de eventos, cambiando las circunstancias, metiéndome en condiciones adversas y situaciones con dilema, para que junto con el tiempo producir un resultado que antes ya habías decretado. También para que confíe cada vez más y mejor en ti, y para darme lecciones espirituales.
Así gobiernas en la tierra porque tú eres el soberano que manda en ésta tierra y no los hombres ni las fuerzas espirituales malignas, ni la naturaleza, que solo son instrumentos en tus manos para llevar a cabo todo cuanto te has propuesto. Pero algo debo recatar cada vez que la tormenta me golpee, y es que no solo estas en control de todas las cosas, sino que me vas llevando lejos, hacia donde tú quieres llevarme y tú no me dejarás. No dejaste a Job sólo en su tormenta, y no dejaste a tus discípulos solos en la barca a merced de la tormenta, sino que calmaste la y les renovaste su fe.
En mis tormentas no deberé temer, porque tú eres Dios, a ti te obedece siempre la naturaleza, de manera que no solo deberé pedirte que me auxilies sino también deberé mostrar mi gratitud diciéndote: Gracias Dios porque me estás promoviendo, estás dirigiendo mi barco exactamente al rumbo que me quieres llevar. Gracias, tu diriges mi barco, mis velas, el viento y las tormentas en mi vida. Gracias en el nombre de Jesús, porque después sabré que todo fue para mi bien, cobraré ánimo y me alegraré de hacer tu santa voluntad y me habrás llevado lejos, a tus alturas, a los confines de la tierra, y seré tu instrumento de amor. Así será en el nombre de Jesús. Amén y Amén.

MAYO 2016 MES DE SER VIOLENTOS EN CRISTO.

 

Mateo 11:12 – Biblia de las América. “Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza”.
Debo decir que si queremos un resultado diferente, debemos hacer cosas diferentes por la fe. No esperemos obtener un resultado diferente, si no hacemos nada espiritualmente violento que sea diferente a lo que hacemos para obtener un resultado diferente. Hablo de actuar por fe, moverse en fe, durante este mes.
¿Que más significa esto?
  • Significa sembrar más, dar más ofrendas que lo normal, y dar más de la décima parte o diezmo que le damos a Dios.
  • Significa dar primicias y si no hay que dar, proponerse lo que daremos si Dios nos lo da.
Proponemos en el corazón lo que haremos violentamente que arrebatará el reino de los cielos para nosotros.
  • Significa ser valiente, atreverse a hacer las cosas que no hemos hecho.
  • Significa intervenir y actuar en los principios del reino de los cielos.
  • No significa quedarse de brazos cruzados, sino creer y moverse por el principio espiritual de la fe.
Estoy seguro que obtendremos un resultado diferente al o que acostumbramos ver si creemos y ponemos por obra Mateo 11:12. Es no darse por vencidos, y no desanimarse. Ahora debo hacer una pregunta. ¿En lo que va del año puedes decir como el apóstol Pablo dijo en el siguiente texto?
7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. 2 Timoteo 4:7-8Reina-Valera 1960 (RVR1960)
¿Puedes decir estas mismas palabras a estas alturas del año?
Pues si en realidad estamos desanimados debemos decirnos lo siguiente.
“ Voy a creerle a Dios, me voy a aferrar a esta palabra durante todo este mes”.
Sin duda debemos motivarnos para continuar haciendo todo nuestro esfuerzo para cumplir con la visión que Dios nos dio como iglesia, así como las metas personales que nos propusimos en El “Señor”, en diciembre de 2015.
No puede ser que pase más tiempo y no estemos realizando todos los proyectos que nos propusimos. Nos encaminamos hacia la mitad del año, y para entonces personalmente debemos tener al menos un proyecto en el aire, sonando y vendiéndose, y promoviéndose.
Si vendemos algún producto que tiene que ver con utilizar nuestros talentos, debemos estar ya cumpliendo las 5 P, que son producto, precio, plaza, publicidad, promociones.
Hay metas que son intangibles al principio, pero conforme pasa el tiempo comenzaremos a medirlas, ya que nuestro esfuerzo nos irá redituando cada vez más.
Es necesario que tengamos clara la visión, que consiste en saber bien hacia dónde vamos en el futuro cercano, intermedio y lejano. Antes de proseguir, leamos estos versículos de fortalecimiento para este mes.
Salmos 55:22Reina-Valera 1960 (RVR1960)
22 Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.
Gracias Dios por esta palabra, la creo y la creeré y la creeremos para ser de los violentos que arrebatan el reino de los cielos.
Salmos 62:5-7Nueva Traducción Viviente (NTV)
5 Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios, porque en él está mi esperanza. 6 Solo él es mi roca y mi salvación, mi fortaleza donde no seré sacudido. 7 Mi victoria y mi honor provienen solamente de Dios; él es mi refugio, una roca donde ningún enemigo puede alcanzarme.
Consideremos esto otro, muy preciado.
Deuteronomio 31:8Reina Valera 1977 8
Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.
Te recuerdo que debes considerar cuanto tiempo de oración inviertes diariamente para tu trabajo, porque después te traerá grandes beneficios y cambios a tu vida, familia, iglesia, ya que eres un agente de cambio de Dios.
¿Qué tenemos?
  • Tenemos una misión que consiste en hacer todos los días del año, “la gran comisión”, para ganar almas al nuestro Dios. ¿Estás haciendo la gran comisión?
  • Tenemos la visión que es trabajar para el Señor, con todo lo que nos ha encomendado, y cada día que pasa nos acercamos al cumplimiento de la visión, porque él es quien nos llevará lejos, según nos lo ha dicho y hemos creído desde el principio.
  • Tenemos el evangelio, que es la palabra profética más segura.
  • Tenemos al Espíritu Santo en nuestros corazones, de manera que no hay por donde perdernos. De manera que debemos seguir luchando para ganar terreno para Cristo. Es nuestra meta hacer cosas grandes para Dios.
¿Y nuestros deberes y responsabilidades?
  • Debemos seguir aprendiendo a predicar, evangelizar, obedecer, así como debemos seguir orando, estudiando la Biblia, adorando al Señor.
  • Debemos seguir haciendo Iglesia.
  • No podemos permitirnos, retroceder; como dicen por ahí: “palante, y palante; patrás, ni un solo paso, ni para coger impulso”.
Recordemos que debemos pedir porque permanecemos en Cristo.
7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. Juan 15:7 (RVR1960)
Nuestro compromiso es con el Señor, quien nos ha amado primero, y quién nos dará la victoria. En muestras de agradecimiento y amor para con él, debemos servirle y cuidando de su iglesia, apacentando sus corderos porque somos su cuerpo, y esta es la manera de permanecer unidos a él como cabeza.
También nuestro propósito es avanzar, resistir, prevalecer sobre el mundo, terminar de emerger cristianamente, evitar el pecado, y vencer las fuerzas espirituales haciendo guerra espiritual desde nuestras trincheras.
Debemos ser sabios y no dar lugar en ninguna manera al enemigo, No podemos permitirnos vivir sin entender la voluntad de Dios, sus sueños, visiones, encomiendas para nosotros.
Espero que estés haciendo todo esto. Recuerda que dando es como se recibe, y Dios bendice al dador alegre. Esa es mi exhortación a hacer cosas violentas para arrebatar el reino de Dios. Bendiciones en Cristo Jesús.

« ¡HE ESCUCHADO HABLAR AL ORGULLO!»

8 Jehová el Señor juró por sí mismo, Jehová Dios de los ejércitos ha dicho: Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios; y entregaré al enemigo la ciudad y cuanto hay en ella. AMÓS 6:8
“Los que obedecen a Dios aborrecen la maldad. Yo aborrezco a la gente que es orgullosa y presumida, que nunca dice la verdad ni vive como es debido. PROVERBIOS 8:13 TLA.
4 Los malvados son demasiado orgullosos para buscar a Dios; parece que piensan que Dios está muerto. Salmos 10:4Nueva Traducción Viviente (NTV)
¿Qué es el orgullo?
Es exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás. Esta clase de orgullo altanero, es el que Dios odia porque es opuesto al espíritu de humildad que busca, por esto Mateo 5:3 dice: «Dios bendice a los que son pobres en espíritu y se dan cuenta de la necesidad que tienen de él, porque el reino del cielo les pertenece.
EXPONGAMOS AL ORGULLO HUMANO, EL QUE DIOS ABORRECE. ¿ESTAS DE ACUERDO CONMIGO EN HACERLO? AL ORGULLO HAY QUE DENUNCIARLO, NO OCULTARLO. ¿ESTÁS CONMIGO?
Lo primero que diré es que el orgullo humano es ciego, a su propia conveniencia. Solo busca satisfacer su ego, y por esta razón es bien fácil descubrirlo. No me negarás si te digo que el orgullo humano solo busca satisfacer y alimentar su propia codicia y avaricia, por lo tanto siempre que interviene, lo hace en ese sentido, buscando su propia gloria, egoísmo, placer, y conveniencia. Nunca busca amar de verdad ni de todo corazón, porque no busca el bienestar de los demás, sino solo el suyo propio. Inclusive hablo del orgullo en aquellos a los que se supone que deberían cubrir y proteger a los suyos, pero lo no hacen porque el orgullo es su propio dios.
Por lo tanto en base a esto cabe decir: No pretendas ser comprendido por el mundo. ¿Por qué? El mundo sin Dios en general es orgulloso. Por otro lado, jamás te jactes de las cosas que no debes jactarte, porque eso solo le corresponde a Dios no ha nosotros.
2 Corintios 10:13Nueva Versión Internacional (NVI)
13 Nosotros, por nuestra parte, no vamos a jactarnos más de lo debido. Nos limitaremos al campo que Dios nos ha asignado según su medida, en la cual también ustedes están incluidos.
No hablo de la clase de orgullo que sentimos acerca de un trabajo bien realizado, sino de la clase de orgullo que procede de la “auto-justificación” que es pecado, y que Dios la aborrece. ¿Porqué? Porque es un obstáculo para buscarle a Él. Hablo para denunciar a ese orgullo que hace que la persona todo el tiempo busque una “justificación perfecta y mejor” que la de Dios, para nunca rendirse, ni buscarlo. Hablo de lo contrario a la humildad, de ese orgullo humano que siempre le pone “peros”, a las cosas de Dios para no obedecerlo.
¿Por qué es el orgullo un pecado tan grande?
Porque el orgullo es darnos el crédito a nosotros mismos por algo que Dios ha hecho. El orgullo toma la gloria que solo a Dios le corresponde, y nos la da a nosotros mismos. El orgullo en esencia es una “auto-adoración”. Cualquier cosa que hemos hecho en este mundo, no habría sido posible si Dios no lo hubiese hecho, permitiendo controlando, gobernando, limitando todo en nuestro entorno, con el control soberano que sólo él tiene de todas las cosas, para que las pudiésemos realizar. Hasta lo que producimos está gobernado, controlado, limitado por Dios, lo dice él en su palabra.
“Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza;” Deuteronomio 8:18 NVI
Esta es la razón porque le damos la gloria a Dios – porque solo Él la merece.
En estos últimos días, he escuchado hablar al orgullo humano, y diré que aún siendo hijo de Dios, escogido y siervo, lo he hecho en alguna medida, en algún enfado, hasta de mi misma boca, “en alguna medida”. Yo también soy pecador como todos y no me voy a justificar ante Dios, sería un tonto que buscaría mi destrucción si lo hiciera, Mejor me conviene humillarme ante la poderosa mano de Dios, para que él me exalte cuando fuere tiempo, porque todos en alguna medida tenemos algo, poco o mucho del orgullo humano. Pero los no renacidos es aún más problemático por esto a todos nos conviene humillarnos ante Dios, porque de lo contrario, lo digo en general, si seguimos con altivez, con orgullo humano, lo que nos espera es que Dios nos humille, pero recordemos que cuando él lo hace, es a su manera que es terrible e implacable, que como resultado verdaderamente seremos humillados. “Terrible cosa es caer en manos de un Dios vivo.”
18 Al orgullo le sigue la destrucción;
a la altanería, el fracaso.
19 Vale más humillarse con los oprimidos
que compartir el botín con los orgullosos. Proverbios 16:18–19
Como estamos exponiendo al orgullo humano en general, porque he escuchado hablar mucho al orgullo humano últimamente, consideremos pues eso debe venir desde más atrás. Lo hicieron los profetas y fueron tildados de orgullosos por denunciar el orgullo en otras personas, lo hizo Jesucristo y también fue dicho mal de él, pero él les dio duro y en la cara a los fariseos de su tiempo, y sin tapujos ni miedo, entonces haremos lo mismo y aclaro que no es faltar al amor a NADIE, porque tratar el pecado con dureza no es falta de respeto, aunque Herodes y Herodías lo hayan tomado de esa manera, cuando Juan el Bautista denunció públicamente el pecado de ellos: “No te es lícito acostarte con la mujer de tu hermano”.
Recuerdo varios pasajes de la Biblia cuando el orgullo humano habló. ¿Recuerdan cuando aquella mujer ungió a Jesús con un frasco de alabastro puro? Pues en aquella ocasión el orgullo, el egoísmo humano habló muchas veces cuando se enojó, se enfadó, porque no se hizo cómo su: “disque-sabiduría”, o cómo su: “alto mando” tenía que decir, por supuesto para ser el quien siempre tiene “la última palabra”, y no Dios. Sus palabras que parece que no son tan malas verdad, en realidad son “veneno puro”, siempre busca llevar por la tangente para que se haga su nefasto deseo. Pues cuando el orgullo humano habla, habla de esta manera, y cuando habló en aquella ocasión sus palabras fueron como estas: ¿No se hubiera vendió mejor este perfume en 300 denarios y haber dado ese dinero a los pobres? Pero veamos todo el texto para continuar exponiendo al orgullo. Revisemos bien todos los textos en negrillas.
Jesús es ungido en Betania
Marcos 14: 3-9. 3 Mientras Jesús estaba en Betania, sentado a la mesa en la casa de Simón el leproso, llegó una mujer. Llevaba ésta un vaso de alabastro con perfume de nardo puro, que era muy costoso. Rompió el vaso de alabastro, y derramó el perfume sobre la cabeza de Jesús. 4 Algunos de los que allí estaban se enojaron internamente, y dijeron: «¿Por qué se ha desperdiciado así este perfume? 5 ¡Podría haberse vendido por más de trescientos denarios, y ese dinero habérselo dado a los pobres!» Y se enojaron mucho contra ella. 6 Pero Jesús dijo: «Déjenla tranquila. ¿Por qué la molestan? Ella ha efectuado en mí una buena obra. 7 A los pobres siempre los tendrán entre ustedes, y cuando quieran podrán hacer por ellos algo bueno. Pero a mí no siempre me tendrán. 8 Esta mujer ha hecho lo que pudo. Se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. 9 De cierto les digo que en cualquier parte del mundo donde este evangelio sea proclamado, también se contará lo que esta mujer ha hecho, y así será recordada.»
Me dan risa todos aquellos que han caído en esta misma trampa, la de menospreciar a Jesucristo siendo que es Dios, anteponiendo el tonto orgullo humano que los embarga, porque no más son ellos los que se están engañando. Hablo de los que seguramente le roban a Dios y nunca le devuelven nada de todo lo que Dios les ha dado por años. Son como el azadón, solo para adentro. Ellos son de los que se enojan y les molesta que otros les demos a Dios servicio, trabajo, dinero y cosas en las iglesias cristianas. Hablo de cosas como el diezmo, ofrendas, donaciones. Dicen exactamente lo mismo que Juditas, (para ustedes los que no se han humillado verdaderamente ante Dios) para nosotros el traidor. Veamoslo en Juan 12.
Juan 12:3. Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro que costaba mucho, ungió los pies de Jesús, y se los secó con los cabellos, y la casa se llenó con la fragancia del perfume. 4 Y Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que le iba a entregar, dijo: 5 ¿Por qué no se vendió este perfume por trescientos denarios y se dio a los pobres? 6 Pero dijo esto, no porque se preocupara por los pobres, sino porque era un ladrón, y como tenía la bolsa del dinero, sustraía de lo que se echaba en ella.
“Es para donaciones para los pobres” Sí para los pobres pero no para Dios, quien lo está requiriendo. Ladrones que le roban a Dios, pero ellos mismos se engañan, y el día del juicio así como menospreciaron a aquel que les dio todo, él también los aborrecerá y echará de su santa presencia. ” Satanás fue echado del cielo por su maldito orgullo, eso lo encontramos en Isaías 14:12-15, recordemos que tuvo la egoísta audacia de intentar reemplazar a Dios Mismo como el legítimo gobernante del universo. Pero Satanás será lanzado al abismo del infierno cuando le haga juicio, su destino final será el lago de fuego. También el mismo destino tendrán aquellos hombres que se levantan desafiantes contra Dios, no les espera nada más que el desastre y la vergüenza eterna. Si Satanás que era un cayo los soberbios y orgullosos también caerán.
Isaías 14:12-15Traducción en lenguaje actual (TLA) 12 »Rey de Babilonia, tú que derrotabas a las naciones, ¡has caído de muy alto! Te creías un dios en el cielo pero fuiste derribado a la tierra. 13 Te decías a ti mismo: “Voy a subir hasta el cielo, allí pondré mi trono por encima de las estrellas de Dios. Reinaré desde la montaña donde viven los dioses. 14 Subiré más allá de las nubes, y seré como el Dios altísimo”. 15 »¡Pero ahora te han derribado y has caído a lo más profundo del reino de los muertos!
Ezequiel 28:14-19Traducción en lenguaje actual (TLA) 14 Un ángel te protegía, mientras pisabas piedras de fuego en el monte elegido por Dios. 15 ”Desde el día en que naciste te habías portado bien, pero un día mostraste tu maldad. 16 En los muchos negocios que hacías, llegaste a ser muy violento. Por eso te arrojé de mi montaña. ¡El ángel que te protegía te alejó de las piedras de fuego! 17 ”Era tan singular tu belleza que te volviste muy orgulloso. ¡Tu orgullo y tu hermosura te hicieron perder la cabeza! Por eso te arrojé al suelo y en presencia de los reyes te hice quedar en ridículo. 18-19 ¡Fueron tantos tus pecados, y tan sucios tus negocios que ni tus templos respetaste! ”Por eso hice que de tu interior brotara un fuego que te quemara. Las naciones que te conocían, y que antes te admiraban, hoy se quedan impresionadas al verte por el suelo, convertido ya en cenizas. ¡Eres motivo de espanto porque has dejado de existir!”»
Quiero decir algo escalofriante que podía escandalizarte, pero es verdadero: un solo demonio es más fuerte que toda la humanidad, y el orgullo que procede de los demonios ya en el hombre, siempre es más fuerte que los hombres buenos cuando éstos no hacen nada, por esto Dios tiene que desarraigar de alguna manera a esos hombres orgullosos de la faz de la tierra, así como lo hizo con el diluvio. Por esto mismo, aun siendo más fuerte el hombre totalmente depravado y reprobado con su orgullo, un día será destruido por Dios, pero los justos brillarán, heredarán la tierra, y vencerán así como Jesucristo ya venció. Dios juró que la influencia de Satanás y sus demonios en las personas perversas y orgullosas desde la primera civilización que fue en Babilonia, que ha sido a través de la historia, y que es en la actualidad, representa la maldad en la tierra simbólicamente, hasta la última que también será la obra de su Rey, (el que fue botado del cielo y ahora está en condenación) serán destruidos por Dios por completo.
Isaías 14:22Nueva Versión Internacional (NVI)
22 «Yo me levantaré contra ellos —afirma el Señor —. Yo extirparé de Babilonia nombre y descendencia, vástago y posteridad —afirma el Señor Todopoderoso—.
Por todo esto la biblia aclara que el orgullo habla buscando su propia gloria, su propio interés, el orgullo siempre busca hacer su propia voluntad. Por eso ya vimos, Judas sustraía dinero de caja chica, porque era el tesorero del Señor. Aunque el recordemos que el orgullo no hace las cosas solamente por dinero, sino que en primer lugar lo hace para llevar a cabo su propio deseo, es decir que los demás hagan su comando ególatra dicta, para sacar provecho. Esta fue la razón por la que a Judas quien estaba lleno de orgullo, no le importó Dios, ni sus planes, no le importó el destino que Jesús su maestro, tendría después de venderlo por 30 monedas de plata.
Tampoco le hizo preguntas cuidadosas cómo hablaría el amor por ejemplo:
¿Señor cómo te sientes con el gesto de esta mujer? ¿Te hace sentir bien? ¿Tiene un objetivo tu Padre con esto? Seguramente que sí. Mira si para ti está bien, ya que eres Dios, para mí también. Creo que tú eres Dios y seguramente has venido a sufrir como has dicho y como han dicho los profetas, lo que quiero decirte es, lo que a ti te ayude, sume y convenga, lo que yo no desparrame, estará bien, disculpa que te diga yo todo esto, que soy un ser inferior a ti, pero no pondré objeciones, no tengo ningún problema con eso. Si te agrada, y te hace sentir bien, seguramente es porque más adelante tienes un plan que será doloroso, y aunque te ame, lo acepto, además yo debo respetar la decisión que tomaste al hacer y permitir a esta dama que te ame, que te perfume, que te bese. ¿Quién soy yo para atreverme a decir algo injusto contra ti, como sí pudiese ver más que tú?
El orgullo habló una vez más.
De nuevo el orgullo humano hablo para sí mismo, aunque sin palabras pero habló y se notó en su lenguaje corporal, en el semblante de la cara, también lo supo Jesús porque él conocía los pensamientos de los hombres, pero habló el orgullo, no importándole de nuevo el verbo de Dios, y dijo acerca de la misma situación de la mujer y el frasco de alabastro. Si este hombre fuese profeta, sabría quién es esta mujer y no se dejaría tocar por ella. Veamos.
Lucas 7:38-40Nueva Traducción Viviente (NTV)
38 Llorando, se arrodilló detrás de él a sus pies. Sus lágrimas cayeron sobre los pies de Jesús, y ella los secó con sus cabellos. No cesaba de besarle los pies y les ponía perfume. 39 Cuando el fariseo que lo había invitado vio esto, dijo para sí: «Si este hombre fuera profeta, sabría qué tipo de mujer lo está tocando. ¡Es una pecadora!».
En ningún momento dijo: Él maestro sabe lo que hace, él es profeta y la razón o el porqué, se deja amar por ella, creo que no debe molestarme para nada, porque Dios está actuando en ella. No debe molestarme que esta mujer redimida, ame y adore de esta manera a mí Santo Señor, ni que le haga tanto bien, ya que yo no se lo he hecho. No le di beso de bienvenida, no le lavé los pies ni le di toalla, no lo ungí con aceite su cabeza, para que se refrescara, y esta mujer si lo ha hecho con sus pies, su cabello lo ha usado como toalla, vergüenza para mí, que no amo tanto al Señor como ella.
De nuevo el infame orgullo humano habló diciéndole a verbo de Dios: ¿Y tú quién eres para hacer todas estas cosas?
Lucas 20:1. Y aconteció que en uno de los días cuando El enseñaba a la gente en el templo y anunciaba el evangelio, se le enfrentaron los principales sacerdotes y los escribas con los ancianos, 2 y le hablaron, diciéndole: Dinos, ¿con qué autoridad haces estas cosas, o quién te dio esta autoridad? 3 Respondiendo El, les dijo: Yo también os haré una pregunta; decidme: 4 El bautismo de Juan, ¿era del cielo o de los hombres? 5 Y ellos discurrían entre sí, diciendo: Si decimos: “Del cielo, El dirá: “¿Por qué no le creísteis? 6 Pero si decimos: “De los hombres, todo el pueblo nos matará a pedradas, pues están convencidos de que Juan era un profeta. 7 Y respondieron que no sabían de dónde era. 8 Jesús entonces les dijo: Tampoco yo os diré con qué autoridad hago estas cosas.
Vemos pues que no le dijeron: Si tú como hijo de Dios y autoridad sobre los hombres haces estas cosas, seguramente, es por derecho, porque Dios te mandó, al igual que Juan el Bautista. Nosotros somos pecadores y verdaderamente hemos hecho mal, de manera que reconocemos Dios te ha mandado. Te pedimos perdón por nuestra mal proceder. Nada más nos resta humillarnos y someternos a las enseñanzas de Dios, que tú nos traes.
Lo que realmente le dijo el orgullo a Jesús fue: ¿Y tú quién te crees que eres?
Entonces en una acción admirable y para humillar al despotricado orgullo humano, el Señor también les hace una pregunta y más inteligente, al estilo “caza bobos”. Pregunta en la que en otras palabras dijo: Si yo y mi Padre no les importamos, aunque ustedes saben que Dios me mandó al igual que Juan el Bautista, entonces no responderé la necia e insensata ( yo diría estúpida) pregunta que me han hecho, con la que pretenden ponerme trampas para hacerme daño.
Yo personalmente me quedo sorprendido que a muchos no les importan las personas que trabajamos para Dios, no nos respetan, pero sé que detrás de eso está el orgullo.
El orgullo hace críticas a las soberanas decisiones de Dios. ¡Digo porque como de todo hace una crítica el orgullo! Entonces haremos un ejemplo de su crítica para ponerlo al descubierto, y exhibirlo cada vez más: El profeta Elías para doblegar el mezquino orgullo del rey Acab, fue a decirle que iba a volver a llover hasta que él, como hombre de Dios y profeta de fe, dijera cuando volvería a llover, (que no fue hasta tres años y medio después) y demostró que su supervivencia no dependía en Acab, sino que para alimentarse dependía de Dios. Así enseñaría que el orgullo humano es doblegado por Dios.
1 Reyes 17Nueva Versión Internacional (NVI)
Elías es alimentado por los cuervos
17 Ahora bien, Elías, el de Tisbé de Galaad, fue a decirle a Acab: «Tan cierto como que vive el Señor, Dios de Israel, a quien yo sirvo, te juro que no habrá rocío ni lluvia en los próximos años, hasta que yo lo ordene.»
1 Reyes 17:2 Entonces la palabra del Señor vino a Elías y le dio este mensaje: 3 «Sal de aquí hacia el oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, al este del Jordán. Y beberás del arroyo, y he ordenado a los cuervos que te sustenten allí. 5 El fue e hizo conforme a la palabra del SEÑOR, pues fue y habitó junto al arroyo Querit, que está al oriente del Jordán. 6 Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne al atardecer, y bebía del arroyo. 7 Y sucedió que después de algún tiempo el arroyo se secó, porque no había caído lluvia en la tierra.
En respuesta el orgullo diría: ¿Huy los cuervos le traen comida a Elías? ¡Animales chucos (sucios), lo van a contaminar, con sus bacterias y microbios de sus picos! ¿Qué le fueron a traer pan y carne a Elías? ¡Quien sabe a quien se lo fueron a robar! ¡Hay no, lo van a enfermar! ¡Huy quién los mandó a hacer eso, quién se atrevió a mandarlos, yo no lo hiciera así, yo haría mejor las cosas! Estoy seguro que yo hubiere tenido una mejor idea que esa de los cuervos que Dios tuvo. ¡Yo soy más creativo!
Ahora debo decirle al orgullo humano.
¿Y tú quién eres? ¿Y tú quién te crees que eres? ¿Y tú qué te crees para decirle a Dios como tiene que hacer sus cosas? ¿Acaso eres más sabio que él? ¿Tú afirmaste el cielo, la tierra, las estrellas, el universo? Ahora yo te pregunto: ¿Por qué te entremetes en lo que no te importa y en lo que no sabes hacer? De esta manera fueron las respuestas que Dios le dio a Job desde el torbellino, ¿justificándote tú me quieres ensuciar? ¿Te crees más santo y más sabio que yo? ¿Ahora te ensenaré quién verdaderamente es santo y sabio?
¿Pretendes declararme injusto y culpable, a fin de que tú aparezcas inocente? JOB 40:8. DHH
NTV »¿Pondrás en duda mi justicia y me condenarás solamente para probar que tienes razón?
NVI »¿Vas acaso a invalidar mi justicia? ¿Me harás quedar mal para que tú quedes bien?
PDT ¿Vas a poner en duda mi justicia? ¿Vas a condenarme para así quedar como quien tiene la razón?
RVR1960 ¿Invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?
Job 40Traducción en lenguaje actual (TLA) 40 1-2 »Yo soy el Dios todopoderoso; tú me criticaste y desafiaste, ahora respóndeme». 3 Y Job le respondió: 4-5 «¿Qué podría responderte si soy tan poca cosa? Ya he hablado más de la cuenta, y no voy a insistir. Prefiero quedarme callado». 6 Pero Dios le respondió a Job desde la tempestad, y le dijo: 7 «¡Vamos a ver qué tan valiente eres! Ahora yo voy a hablar, y tú me vas a escuchar. 8 »¿Tienes que acusarme de injusto para probar que eres inocente? 9 ¿Acaso tu voz y tu poder se comparan a los míos?...
Job responde al Señor
42 Entonces Job respondió al Señor:
2 «Sé que todo lo puedes, y que nadie puede detenerte. 3 Tú preguntaste: “¿Quién es este que pone en duda mi sabiduría con tanta ignorancia?”. Soy yo y hablaba de cosas sobre las que no sabía nada, cosas demasiado maravillosas para mí. 4 Tú dijiste: “¡Escucha y yo hablaré! Tengo algunas preguntas para ti y tendrás que contestarlas”. 5 Hasta ahora solo había oído de ti, pero ahora te he visto con mis propios ojos. 6 Me retracto de todo lo que dije, y me siento en polvo y ceniza en señal de arrepentimiento».
El orgullo humano es una burla para Dios, su injerencia es molesta, sus opiniones absurdas porque siempre buscan dominar “entre bambalinas”. Entonces debe ser humillado, aplastado. ¿Le quieres enseñar tú a Dios, como correr la vida de sus criaturas? Ha, ha, ha, ¡permíteme reírme de ti orgullo humano! No eres más que podredumbre apestosa que hoy estás y mañana no, eres como el tamo que se lleva el viento, como espuma de mar, eres vana ilusión, como la hierba que hoy está y mañana no, y eres una burla barata. Job 21:18 Salmos 1:4
“Orgullo humano”, tu injerencia e intervencionismo me es molestia.
Pero veamos más porque el pinche orgullo humano metiche volvió a hablar “según el”. ¿Para qué? Para tomar injerencia intervencionista en las decisiones sabias de dios, para querer torcer los decretos sabios de Dios, que por cierto, nadie puede. Jesús dijo, es necesario que vaya a Jerusalén para que me pase todo lo que los profetas han escrito de mí, y enseguida el orgullo humano contestó pretendiendo hablar, “hasta en el nombre de Dios” con un: ¡Dios no lo permita! nunca te acontezca tal cosa, La respuesta de Jesús fue: ¡APARTATE DE MI SATANÁS! Porque no pones la mira en las cosas de Dios sino en la de los hombres. Esa fue la respuesta correcta de Jesús.
Mateo 16:21Traducción en lenguaje actual (TLA) Jesús habla de su muerte 21 Desde ese momento, Jesús comenzó a decirles a sus discípulos lo que le iba a pasar: «Tendré que ir a Jerusalén, y los líderes del país, los sacerdotes principales y los maestros de la Ley me harán sufrir mucho. Allí van a matarme, pero tres días después resucitaré.»
MATEO 16:22NBLH Tomando aparte a Jesús, Pedro Lo reprendió: “¡No lo permita Dios, Señor! Eso nunca Te acontecerá.” “23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: !!Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres”. Mateo 16:23Reina-Valera 1960 (RVR1960)
¿Por qué razón David pudo tomar de los panes de la preposición y no pecó, y Saúl si pecó cuando no esperó cuando quiso hacer la tarea del profeta Samuel?
…cómo entró en la casa de Dios, siendo Abiatar Sumo sacerdote, y comió los panes de la proposición, de los cuales no es lícito comer sino a los sacerdotes, y aun dio a los que con él estaban? Marcos 2:26
Porque David andaba haciendo un servicio a Dios, mientras que Saúl hacia servicio a su propio ego, era su propia opinión y decisión contraria a la de Dios, era todo eso menos buscar llevar a cabo los planes de Dios. Aunque David sufriera en el camino, aunque fuese lo último que hiciera, David iba a ser fiel a Dios, mientras que Saúl, aunque fuese lo último que haría, aunque le costara su vida, se serviría a sí mismo y no a Dios.
Pero al amor hay que premiarlo, hay que decir la verdad sobre él. Cuando la viuda dio todo lo que tenía para vivir, dos blancas, Jesús endosó la verdad y el amor de aquella mujer y dijo, ella a dado más, dio todo lo que tenía para vivir. Recordemos que la comparación era con los ricos que echaban más, pero de lo que les sobraba, eso era lo que daban.
La ofrenda de la viuda …3y dijo: En verdad os digo, que esta viuda tan pobre echó más que todos ellos; 4porque todos ellos echaron en la ofrenda de lo que les sobraba, pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para vivir. Lucas 21:3-4
Cuando alguno toma injerencia en tus asuntos que haces para Dios, primero diré que, es un metido intervencionista que busca hacer su propia opinión y no la de Dios. Segundo, no pone la mira, el amor, el propósito en las cosas de Dios, sino solo en las de los hombres Cuando los mata fe, te reprochan lo bueno que haces para Dios, es porque quieren que no hagas lo bueno que Dios te ha ordenado y mandado a hacer, sino lo que ellos dicen. Son unos bobos, ciegos, desnudos, desventurados, maltrechos por el pecado, sordos y no lo saben, o no les importa.
Apocalipsis 3:176-18. …16`Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17`Porque dices: “Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo, 18te aconsejo que de mí compres oro refinado por fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se manifieste la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos para que puedas ver.
También he oído críticas a mi vida y ministerio, pero son tan absurdas que ni siquiera les presto oídos, mucho menos las contestaré. Pero una cosa noté, en ellas me recomendaban que apartara del ministerio apersonas que me consta, de corazón le sirven a Dios. Pero yo me percaté de inmediato, sus verdaderas razones me fueron notorias. No querían mi bien, ni el bien que busco hacer para el Señor, es decir que no querían los principios ni reino del Señor, ni el de su iglesia, sino que lo que querían era que yo botara de la iglesia a aquellas personas buenas porque a ellos les repugnaban, las caían mal, las odiaban y no las querían ver en la iglesia, ni cerca de mí, cuanto menos procuraban su salvación. Solo era su odio estúpido y ciego y cobarde. ¡Por favor pastor eche a la porra a esas personas inútiles, viles e ignorantes, que no son como deben ser, o usted también está loco! ¡Pastor, cómo es que usted se codea con esa chusma!
¿Que hacia esa chusma?
Pero esa chusma sudaba la camiseta para Dios, servían de corazón en el ministerio, daban diezmos y ofrendas, evangelizaban, mientras que los que me decían eso, no solo me pedían dinero, sino que molestaban tanto que ya olían mal. Ciertamente no sumaban sino restaban, no creían, sino mataban la fe. La iglesia estaba empezando y yo necesitaba toda la ayuda posible, pero a los mata fe, les importaba un bledo la condición de la iglesia, no los propósitos de Dios, por el mezquino orgullo de ellos. Pues fue a ellos a los que sorprendentemente Dios sacó de la iglesia, cuando se retiraron “disque-ofendidos”, sin que yo pudiese hacer nada.
Pero Dios que habita la altura y la santidad está con los humildes, con los que se humillan, con los quebrantados de espíritu, con los que le dicen a su Dios, Señor he pecado contra el cielo y contra ti, no merezco ser llamado tu hijo.
El Orgullo es Malo e impuro, y nada impuro entrará al reino de los cielos. MARCOS 7:20-23 20 Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. 21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.
El sistema de este mundo promueve a la gente que es orgullosa, y a menudo les da gran riqueza. Dios dice que el orgullo es malo y corrompe al hombre.
1º JUAN 2:16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
Por esto el Orgullo se opone a que la gente buena y no buena reciba, porque si no está Dios en sus pensamientos, menos estará su prójimo.
SALMOS 10:4 El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; no hay Dios en ninguno de sus pensamientos.
ORA Y PIDE PERDON A DIOS POR TU ORGULLO. “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. SANTIAGO 4:6
Señor Jesús, extirpa, circuncida de mí el orgullo humano que no te sirve para nada si no que es tu enemigo. Por favor, en el nombre de Jesús, te pido que tengas misericordia de mí, purifícame, transfórmame, renuévame, lávame. Dame más amor en el nombre de Jesús, amén y amén.