« ¡EXAMINEMOS COMO ESTA NUESTRA RELACION CON DIOS!»

Salmos 139:23-24Nueva Traducción Viviente (NTV)
23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan.
24 Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda
y guíame por el camino de la vida eterna.
“examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos” – 2 Cor 13:5
Lo que nuestro texto implica es, que es posible SABER de la situación de alguien ante Dios. De hecho, la Biblia fue escrita para este propósito, para que pudiéramos saber cómo está nuestra relación con Dios.
Por tanto, es un deber como cristianos no permitir que nos ocurran estas cosas:
Es posible que poco a poco nos estemos alejando de Dios, si descuidamos nuestra salvación. Heb 2:1-4
Es posible sin percatarnos, estemos desarrollando un corazón malo de incredulidad. Heb 3:12-14.
Pablo dijo, “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe.”
a. La expresión “en la fe” se refiere a ser un cristiano fiel
b. ¡Entonces debemos examinar si estamos permaneciendo fieles al Señor!
De esto trata esta prédica, de saber si estamos siguiendo la verdad, o no, porque si no estamos siguiendo la verdad, entonces estamos siguiendo la mentira.
En la vida cotidiana, reflejamos como está nuestro interior, y lo hacemos de muchas maneras con nuestras actitudes.
Personalmente veo que a veces tenemos una reacción bien carnal, SIN un sometimiento a Dios, por ejemplo, al enfrentar el dilema de la prueba tenemos 2 opciones, o declaramos con nuestra boca, quejabanza, rechazo, disconformidad, que en resumen es rebeldía e insujeción a Dios, o damos las gracias a Dios de corazón con una actitud humilde. Ejemplo. “Gracias Señor por esto, tú tienes el control, yo me someto a ti, desnudo vine a esta tierra y desnudo me iré”.
1 Tesalonicenses 5:18Reina-Valera 1960 (RVR1960)
18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.
¿Declaramos en cada circunstancia la palabra de Dios? ¿Tratamos de ponerla por obra, o declaramos nuestra propia justicia? La Biblia dice que es necesario que cumplamos toda justicia de Dios.
Santiago 1:19 Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira; 20pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios.
Entonces podemos ver como si en vez de aplicar fidelidad a Dios en guardar su palabra, al aplicar solo una parte y no toda, estamos poniendo nuestra propia justicia de hombre pecador, y no pasaremos la prueba, y no seremos exaltados cuando fuere tiempo, no vendrá la lluvia a regar nuestro sequedal, no entraremos en el gozo de Dios, no hasta que dejemos de ser alumnos, (sin luz) y que pasemos la prueba.
Es bien claro todo esto, porque aunque podamos estar hartos de la mediocridad de las personas que nos rodean, de sus malas conductas y costumbres, y ya no lo soportemos, la Biblia nos mide si tenemos una buena relación con Dios o no. La relación con Dios es vertical, nuestra relación con los hombres es horizontal, si la relación vertical está mal, lo estará la horizontal.
En el corazón se va haciendo como un callo, un endurecimiento que en los impíos explota con hacerle daño a Dios, matando a su creación, desde animales, hasta asesinatos. Es fácil ver como Caín mató a Abel, por la inconformidad que tenía con Dios, se quejaba de que Dios solo recibía los sacrificios de Abel y no los suyos propios, entonces fue teniendo discordia contra Dios, rebeldía, insujeción, odio, y le hizo daño a su creación matando a su hermano con dolo, premeditación, maldad.
Esto mismo se ve todos los días en las noticias, un montón de personas matan de la misma manera y un montón de asesinados que fueron torturados vilmente hasta la muerte.
Me impactó un caso que ocurrió en 2006 en Estados Unidos. Un profesor de universidad llamado Rafael Bobb, mató a su esposa a 3 días de cumplir ella 50 años de vida, y a tres días de dejarlo para siempre, según ella había dicho, cuando cumpla 50 lo dejaré. La brutalidad del crimen fue espantosa, la policía al ver la escena del crimen, pensó que él asesino le había disparado con escopeta varias veces en la cabeza y cara, pero la verdad fue que el asesino le desbarató la cara a batazos con odio. Más tarde comprobaron que el hechor había sido Rafael Bobb. Fue condenado a la cárcel por crimen no premeditado, y cuando iba ya a salir a los 10 años, la familia buscó al juez para que no lo dejarán salir, y le demostró que habia premeditado todo, por lo que no lo dejaron salir, y aun sigue en la cárcel. Desde entonces aplicaron esa ley, que antes de dejar salir a un asesino, el juez de libertad debe reunirse con los parientes de la víctima.
Nosotros como cristianos, puede ser que estemos pasando pruebas difíciles que de alguna manera estemos haciendo mal de muchas maneras. No llegamos al extremo de este criminal, pero es lo mismo, cuando nos molestamos, enojamos, quejamos, enfurecemos con las cosas, lo que significa que nuestra relación con Dios está mal, ha decaído, debemos tener mucho cuidado, lo mismo le pasó al pueblo de Israel en el desierto, y después de tanta queja, el pueblo deliberadamente decidió ya no obedecer a Dios, y allí fue cuando Dios lo condenó a no entrar en el reposo del Señor, y a morir en el desierto, sin entrar en la tierra prometida. Debemos tener cuidado que es lo que dejamos entrar en nuestro corazón, y debemos tener cuidado si nos aburre leer la biblia, o si no oramos, si no ayunamos, si no adoramos, es que estamos muy mal con Dios.
Romanos 10:8Mas, ¿qué dice? CERCA DE TI ESTA LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZON, es decir, la palabra de fe que predicamos: 9que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo;…
La palabra de Dios que es salvación en todo momento, debe estar cerca de nosotros, en nuestra boca y en nuestro corazón, es la enseñanza de Jesús, que resucitó de los muertos, es su evangelio, es su doctrina, es toda la Biblia.
Acuérdate de él, en todo momento porque si lo haces es que reconoces tu necesidad espiritual, si lo haces es que eres pobre de espíritu, eres bienaventurado. Jesús dijo en mateo 5:3. «Afortunados los que reconocen su necesidad espiritual, porque el reino de Dios les pertenece. PDT.
NTV «Dios bendice a los que son pobres en espíritu y se dan cuenta de la necesidad que tienen de él, porque el reino del cielo les pertenece.
Es mejor que con todo y los problemas, pecados, debilidades que hoy tienes, sirvas a Dios. Sirve a Dios en su casa, en la casa de Dios, porque es mejor para ti.
Eclesiastés 12Nueva Traducción Viviente (NTV)
12 No dejes que la emoción de la juventud te lleve a olvidarte de tu Creador. Hónralo mientras seas joven, antes de que te pongas viejo y digas: «La vida ya no es agradable». 2 Acuérdate de él antes de que la luz del sol, de la luna y de las estrellas se vuelva tenue a tus ojos viejos, y las nubes negras oscurezcan para siempre tu cielo. 3 Acuérdate de él antes de que tus piernas —guardianas de tu casa— empiecen a temblar, y tus hombros —los guerreros fuertes— se encorven. Acuérdate de él antes de que tus dientes —esos pocos sirvientes que te quedan— dejen de moler, y tus pupilas —las que miran por las ventanas— ya no vean con claridad.
4 Acuérdate de él antes de que la puerta de las oportunidades de la vida se cierre y disminuya el sonido de la actividad diaria. Ahora te levantas con el primer canto de los pájaros, pero un día todos esos trinos apenas serán perceptibles.
5 Acuérdate de él antes de que tengas miedo de caerte y te preocupes de los peligros de la calle; antes de que el cabello se te ponga blanco como un almendro en flor y arrastres los pies sin energía como un saltamontes moribundo, y la alcaparra ya no estimule el deseo sexual. Acuérdate de él antes de que te falte poco para llegar a la tumba —tu hogar eterno— donde los que lamentan tu muerte llorarán en tu entierro.
6 Sí, acuérdate de tu Creador ahora que eres joven, antes de que se rompa el cordón de plata de la vida y se quiebre la vasija de oro. No esperes hasta que la jarra de agua se haga pedazos contra la fuente y la polea se rompa en el pozo. 7 Pues ese día el polvo volverá a la tierra, y el espíritu regresará a Dios, que fue quien lo dio.
Es necesario que vuelvas a la casa de Dios a adorar con alegría. Si no vas con alegría, tu relación con Dios no está bien. Yo fui católico romano toda mi vida, y serví en el oficio de monaguillo desde mi niñez, y después como músico hasta los 20 años, a los 27 años, nací de nuevo. Recuerdo que iba con una gran alegría, a servirle a Dios a la iglesia, aunque era ignorante de muchas verdades, lo hacía de corazón, pasé otro tiempo tocando y cantando en el coro de la iglesia, pero me sentía vacío. Dejé de tocar en el coro por 7 años, allí sentí que me alejé de Dios.
Un día cuando menos sentí, en un viaje de regreso de Chiapas, México, a el Salvador, algo me cubrió, algo me lavó, yo me sentí diferente, lloraba por amor a las personas, las amaba profundamente, mi visión gris de la vida se fue, el dolor y la tristeza me abandonó, todas mis acciones eran encaminadas desde mi corazón por el Espíritu Santo, a amar y honrar a Dios en todo, de nuevo. La pesada carga de mis pecados que sentía en mis espaldas desapareció, mis enfermedades fueron desapareciendo paulatinamente, una alegría embargó mi corazón, yo no sabía que era aquello, pero había nacido de nuevo de Dios. Desde entonces busqué de nuevo la iglesia Católica Romana, para volver a servir como antes, pero habían muchos obstáculos, insistí pero las cosas ya no eran iguales, todo lo que hacía me lo rechazaban, decían que actuaba como evangélico y no como católico. Yo no mue quería ir, pero después de 3 años, comprendí que Dios ya no me quería allí.
Con miedito comencé a servir en la Iglesia Evangélica, lo que después se convirtió en un gran amor y confirmación que estaba haciendo la voluntad de Dios. Ya después de 3 años, Dios me llamó al pastorado. Yo no lo podía creer, decía ¿quién soy yo, para que Dios me de semejante privilegio? Pero lo hizo, aunque yo iba emergiendo, y por tanto tenía muchos pensamientos arminianos, porque no se me había revelado bien quien es Dios y su inmutabilidad, no me di por vencido por el cuidado de Dios.
Ya después de 7 años pastoreando la iglesia, Dios me llevó a lo más, y me hizo comprender su Santa Soberanía, entonces la paz que yo había buscado por tantos años, ahora ya estaba completa al 100% por el entendimiento que Dios me dio de su gracia, porque cuando comprendes verdadera y literalmente que Dios controla todas las cosas, y todo lo que pasa milimétricamente, por sus decretos, tienes una seguridad y confianza eterna en que Dios no puede fallar, y que el diablito y el hombre no son nada frente al brazo fuerte y poderoso de Dios.
Entonces llegué a ser un pastor reformado a mucha honra. Reformado al filo de la palabra de Dios, he vuelto a los principios bíblicos de Dios, en los que asegura que es Dios quien tiene el control de todo lo que pasa, sea bueno o malo. Antes yo pensaba que la naturaleza y el hombre, no estaban controlados por nadie, ahora predico el poder de Dios sobre todas las cosas, sobre la maldad, y también que tienen controladas a las tinieblas. Predico la salvación en Jesucristo como al igual que cuando inicié mi pastorado. Ahora veo algo cambió en mí desde que entendí la doctrina de la soberanía de Dios, todo está en el lugar que Dios quiere, y es Dios quien hará los cambios en su tiempo. Vivo confiado en Dios.
El adorador rompe toda cadena, maldición, pecado, porque atrae la presencia de Dios. La iglesia, el templo es donde Dios ordenó asistir, por esto dice Hebreos 10 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
Salmos 122Traducción en lenguaje actual (TLA)
¡Que haya paz en Jerusalén!
SALMO 122 (121)
Cántico de David para las peregrinaciones.
122 Me da gusto que me digan:
«¡Vamos al templo de Dios!»
2 Ciudad de Jerusalén,
¡aquí nos tienes!
¡Ya llegamos a tus portones!
3 Ciudad de Jerusalén,
¡construida como punto de reunión
de la comunidad de Israel!
4 ¡Hasta ti llegan las tribus,
todas las tribus de Israel!
¡Hasta ti llega el pueblo
para adorar a Dios,
tal como él lo ordenó!
5 En ti se encuentran
los tribunales de justicia;
en ti se encuentra
el palacio de David.
6 Por ti le pedimos a Dios:
«¡Que tengas paz, Jerusalén!
»¡Que vivan en paz los que te aman!
7 ¡Que dentro de tus murallas
y dentro de tus palacios
haya paz y seguridad!»
8 A mis hermanos y amigos
les deseo que tengan paz.
9 Y a ti, Jerusalén,
te deseo mucho bienestar
porque en ti se encuentra
el templo de nuestro Dios.
Tu que te has alejado de Dios, tu que te has vuelto tibio, tu que oras, que ya no adoras, ni te congregas, tu que has dejado de ser fiel a Dios: Vuelve a las sendas antiguas, no te siguas apartando de Dios, porque dice la biblia, que quien no cree y sigue la verdad, creerá y seguirá la mentira, si lo haces, entonces no eras de los escogidos.
2 Tesalonicenses 2:12Traducción en lenguaje actual (TLA)
8-12 Después de eso, el malvado aparecerá. Satanás lo ayudará a engañar a muchos con señales y falsos milagros. Engañará con toda clase de mentiras a los que no quisieron amar y aceptar el verdadero mensaje de Jesucristo, mensaje que podría haberlos salvado del castigo que recibirán. Dios permite que ese hombre mentiroso y malvado los engañe, para que acepten lo que es falso. Así Dios castigará a todos los que no han querido creer en el verdadero mensaje y son felices haciendo el mal. Pero cuando el Señor Jesús vuelva, con todo su poder y su gloria, destruirá con el soplo de su boca al hombre malvado, y le quitará su poder.
Arrepintámonos, y volvamos de corazón a Dios, clamemos y nos oirá, busquemos su rostro y sanará nuestra tierra, volveremos a estar seguros, aflijamos nuestra alma, y sometámonos al Dios bueno, busquemos hacer más y más para el evangelio, comprometámonos a hacer más para Dios con la meta de acercarnos más a él.
Nuestra actitud correcta debe ser siempre alabar a Dios con alegría por todo.
Habacuc 3:17-19Nueva Traducción Viviente (NTV)
17 Aunque las higueras no florezcan
y no haya uvas en las vides,
aunque se pierda la cosecha de oliva
y los campos queden vacíos y no den fruto,
aunque los rebaños mueran en los campos
y los establos estén vacíos,
18 ¡aun así me alegraré en el Señor!
¡Me gozaré en el Dios de mi salvación!
19 ¡El Señor Soberano es mi fuerza!
Él me da pie firme como al venado,[a]
capaz de pisar sobre las alturas».
Oremos.
Dios tú estás cerca y no lejos, tú me amas y moriste por mí, tú me quieres el bien, cámbiame, transfórmame, ayúdame a que no sea amigo del mundo, sino que deje todo lo que está malo, todo lo que estoy haciendo mal que no te agrada. Ayúdame a agradarte, a cumplir tus mandamientos, ayúdame a leer tu palabra, a atesorarla y a ponerla por obra, te necesito, ven Espíritu Santo, ven Espíritu Santo, ayúdame a ser un cristiano verdadero, ayúdame a arreglar mi relación con Dios, porque yo tengo una relación con Dios desde que soy tu hijo. Gracias Padre, en el nombre de JESUS.