« ¡JESUS: la bendición y el problema!»

 

JESUS: ¡La Bendición! JESUS ES CONCEBIDO EN NUESTRO CORAZON POR OBRA DEL ESPIRITU SANTO AL IGUAL QUE MARIA.
Lucas 1:35. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño que nacerá será llamado Hijo de Dios.
JESUS: ¡El problema! VIENEN LAS PRUEBAS POR CAUSA DE JESUS. Mateo 1:18-19. Y el nacimiento de Jesucristo fue como sigue. Estando su madre María desposada con José, antes de que se consumara el matrimonio, se halló que había concebido por obra del Espíritu Santo. 19Y José su marido, siendo un hombre justo y no queriendo difamarla, quiso abandonarla en secreto.…
Comenzaban los problemas en las vidas de José y María.
JESUS: ¡El problema! HAY QUE HUIR PARA PROTEGER AL JESUS. Mateo 2:13 Después de haberse marchado ellos, un ángel del Señor se le apareció a José en sueños, diciendo: Levántate, toma al Niño y a su madre y huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga; porque Herodes va a buscar al Niño para matarle. 14 Y él, levantándose, tomó de noche al Niño y a su madre, y se trasladó a Egipto; 15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor habló por medio del profeta, diciendo: DE EGIPTO LLAME A MI HIJO.
Jesús era la bendición en las vidas de José y María.
Que alegría tener a Dios en un niño, pero también que problema porque el niño no era común y corriente, sino especial, porque era Dios. Consideremos que si era Dios, debía haber sido muy diferente a los otros niños, tendría que haber pensado y actuado muy por encima de los demás niños y adultos, debido a su naturaleza divina. Esto traería muchos problemas a la vida de José y María sus responsables y cuidadores.
Tuvieron que aprender no solo a cuidar a un niño superdotado, se llevarían la sorpresa de que ese niño no iba a responder con normalidad ante la gente, además las circunstancias que los rodeaban, también no serían normales. Debían sufrir, ser perseguidos, debían pagar el precio de tener un tesoro valioso que cuidar. Todo lo que es valioso cuesta y hay que cuidarlo.
Aprendieron a protegerlo con el silencio, con la fe, aprendieron a depender de Dios. El niño Dios nunca pasaría desapercibido debido a su naturaleza interna divina como dice Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”. En verdad, el niño como todos iría teniendo entendimiento y conocimiento de las cosas, a la vez entre más despertaba, iría creciendo en gracia y en verdad. Por tanto siendo niño tendría deseos, anhelos e intenciones de niño, ¿pero cómo las cotejaría siendo Dios? Lucas 2:51-52.Y descendió con ellos y vino a Nazaret, y continuó sujeto a ellos. Y su madre atesoraba todas estas cosas en su corazón. 52Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres.
Hay libros históricos donde se narra la sabiduría de aquel niño desde su nacimiento, desde los 2, 5, 6 años en adelante, se puede ver cómo Jesús metía en problemas a sus padres, y era el asombro de las gentes porque toda palabra que salía de su boca se cumplía prontamente, para bien o para mal de los hombres. También en ellos se narran muchos milagros del niño Jesús, historias en las que las otras madres creían que Jesús ponía en peligro a sus familias porque pensaban mal de Jesús. Y es que si Jesús hacia un pajarito del barro al jugar con otros niños, y siendo Dios le daba vida con sus palabras, era un escándalo, o se lo había robado y vendría la policía romana, seguramente lo hacía porque era un niño brujo anormal.
Esto mismo nos pasa a nosotros los que lo andamos cargando, debemos cuidarlo, pero también nos mete en problemas por todo lo que hace que hagamos, sin duda él tiene su propia agenda y es la que manda, esto es debido a su naturaleza y propósito.
Pienso en todo lo que él tuvo que hacer para que sus padres terrenales José y María comprendieran que él por su naturaleza divina aunque niño era autoridad y no se dejaría mandar por la naturaleza injusta de los hombres injustos y pecadores. También pienso en todo lo que sus padres pasaron para que aprendieran que él niño tenía toda la razón porque siempre hablaba y defendía la verdad, por tanto mandaba, honraba primero a Dios y las cosas de Dios, y había que obedecerlo.
JESUS: ¡La Bendición! SOY (SOMOS) SU REPRESENTANTE(S) EN LA TIERRA.
Una de las cosas que me percato al estudiar la vida de la infancia de Jesús es que desde niño es un gran rey, es un gran Dios, y nosotros somos sus representantes, somos sus reyes y sacerdotes para siempre. Es la razón por la que él nos tiene que meter en problemas para quitarnos nuestra falsa humildad de que debemos seguir siendo anónimos, escondidos, ignorantes, últimos, pobres y sometidos a los poderosos de éste mundo que le desconocen. Nos escogió siendo pobres, últimos, débiles, ignorantes, pero nos hace que le representemos bien porque él es el rey del cielo y de la tierra. Herodes el grande, un gran villano y un gran rey y constructor, se quedó estupefacto cuando vio que tres reyes magos que venían de “Persia” con sus tiaras, con lujosos vestidos, con su séquito y con regalos caros dignos de un gran rey; venían desde lejos a buscar aquel rey que había nacido para adorarlo y entregarle aquellos regalos. De inmediato pensó y dijo que le iba a quitar su reinado y lo iba a someter, entonces decidió mandar a matar a todos los menores de doce años de Belén y sus alrededores.
« ¡JESUS: la bendición y el problema!»
Lucas 2:42-50 y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. 2:43 Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre. 2:44 Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; 2:45 pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. 2:46 Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles.2:47 Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.2:48 Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia.2:49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? 2:50 Más ellos no entendieron las palabras que les habló.
Cuando Dios te alcanza, como es una bendición, primero hay mucha felicidad, hay mucha alegría, hay una sensación de paz, como si ya nada más hay que hacer sino solo estar allí con él, en ese refrigerio espiritual y remanso de paz. Por esto Pedro habló de hacer chozas para quedarse allí en la montaña, pero luego vienen el tiempo donde que bajar a pelear por él.
¡Jesús la Bendición! SABEMOS Y VEMOS CLARAMENTE QUE ÉL ES ‘DIOS.
Marcos 9:2-7.Traducción en lenguaje actual (TLA)
Jesús se transforma
2 Seis días después, Jesús llevó a Pedro, a Santiago y a Juan hasta un cerro alto, para estar solos. Frente a ellos, Jesús se transformó: 3 su ropa se puso tan blanca y brillante, como jamás aquí en la tierra podría blanquearse. 4 Luego, los tres discípulos vieron aparecer al profeta Elías y a Moisés conversando con Jesús.
5 Entonces Pedro le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bueno que estemos aquí! Vamos a hacer tres enramadas: una para ti, otra para Moisés y otra más para Elías.»
6 Los discípulos estaban muy asustados, y Pedro se puso a hablar sin pensar en lo que decía.
7 De pronto bajó una nube y se detuvo sobre ellos. Desde la nube se oyó una voz que decía: «Éste es mi Hijo, yo lo amo mucho. Ustedes deben obedecerlo.»
José, María y los apóstoles al igual que nosotros en más de una ocasión estuvieron felices al saber que Jesús es Dios sobre todas las cosas, pero también en más de una ocasión se sintieron defraudados, acongojados, deprimidos, por la carga que él significa. Sin embargo su carga, el problema, él dice la verdad, que es ligera y fácil de llevar.
Mateo 11:30Nueva Traducción Viviente (NTV)
30 Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana».
Traducción en lenguaje actual (TLA)
30 Lo que yo les impongo no es difícil de cumplir, ni es pesada la carga que les hago llevar.»
¿Y tú, en tú vida?
¿Llevas puesto su yugo y vas cargando su carga?
¡Jesús la Bendición! TENGO LA MENTE DE CRISTO, ENTRE MAS CREO EN EL, QUE ES DIOS, MAS VEO.
1 Corintios 2:15-16. En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie. 16Porque ¿QUIEN HA CONOCIDO LA MENTE DEL SEÑOR, PARA QUE LE INSTRUYA? Más nosotros tenemos la mente de Cristo.
Yo personalmente estoy muy orgulloso de mí Señor Jesús, llevo su yugo y su carga como cualquiera de sus enviados sintiéndome muy honrado, y orgulloso de ser su representante. Estoy estupefacto que me haya escogido, constantemente, al percatarme que él habita en ésta vasija de barro me pregunto: ¿Y quién soy yo para que él se haya acordado de mí?
Él es grande, Jesús es grande, grande, grande, su reino es real, es espiritual, es eterno, y no tendrá fin. Su reino no es de éste mundo, e iré para siempre a reinar con él. Porque soy su hijo, y su representante en la tierra, después del Espíritu Santo. Lo soy junto a los otros millones de cristianos que han sido predestinados, llamados, escogidos, glorificados, y bendecidos con tener la fe y al Espíritu Santo en el interior.
Puedo orar por sanidad de los enfermos y lo aseguro, muchos han sanado en muchas ocasiones, puedo ver sueños y visiones que me ha dado y se cumplen, puedo interceder por alguna causa justa y con seguridad sé que me escucha, porque como el anduvo en la tierra así somos los que creemos en su santo nombre.
Puedo conocer cosas sin que nadie me las diga, solo andando en el Espíritu, simplemente las sé porque las sé, me anticipo a los acontecimientos que me podrían afectar para mal, porque él me previene constantemente, por sueños y visiones, por su cayado que me empuja a su realidad buena para mí, y por el testimonio en el corazón. Jesús es real, él está vivo, no miento, me ha dado de su conocimiento y sabiduría, lo aseguro porque antes no lo tenía, sin embargo ahora sé que he crecido espiritualmente en todos estos años, desde que le conocí, desde que nací de nuevo hasta la actualidad, y no cesa, sigue aumentando y yo disminuyendo.
A veces veo sumamente real las cosas espirituales, es como si las palpase, y estas simplemente pasan, se dan, es entonces cuando recuerdo que él me lo había dicho antes que sucediera. No tengo duda, Jesús mora adentro de mí ser, él cumple su promesa que si le amamos, el vendría a hacer morada junto con el Padre celestial. Y me ha constituido su representante. Soy su cuidador. Aleluya.
Todo lo que tenemos que pasar para que empecemos a comprender que él manda y hay que obedecerlo.
En nosotros está el testimonio.
Esto es clave para avanzar contra éste mundo y sus leyes anticristianas influenciado por ángeles malos caídos que tienen autoridad y poder sobre este mundo.
Ellos, (los demonios) no pueden ver el testimonio en nuestro corazón, tampoco pueden saber lo que pensamos, es un misterio y un secreto para ellos. (Solo ven que somos de la luz y no de las tinieblas.) El Espíritu Santo únicamente nos dice a nosotros por el testimonio en el corazón, que es lo que él quiere y por donde nos irá mejor. A esto la Biblia le llama: “oír su voz”. Al principio cuando somos novatos, nos suceden percances grandes para que aprendamos a escucharlo, a entenderlo, para darle la prioridad. Con el tiempo debemos aprender a escuchar sus corazonadas, es un ejercicio intelectual constante, porque cuando el corazón palpita intensamente, y nos avisa con el testimonio sobre lo que debemos hacer, si lo escuchamos, si no pasa desapercibida su voz, si la obedecemos, triunfaremos. Esto es clave en un cristiano maduro que quiere vencer, si no aprende a hacerlo, simplemente no recoge, ni estará recogiendo, sino desparrama y estará desparramando, pierde cosas, bendición y el tiempo. Debemos estar atentos al testimonio del Espíritu y de inmediato actuar, porque de seguro que él nos quiere prosperar. Yo tengo grandes logros por seguir aquel testimonio, y lo digo orgullosamente: no me equivoco cuando lo obedezco. Pero también he tenido pérdidas por no atenderlo, al igual digo que otros cristianos también me han hecho perder algunas cosas de las que antes hablé, porque no han aprendido a reconocer la alarma del testimonio del Espíritu Santo en el corazón. No tienes que oír una voz audible que te habla para entender lo que Dios quiere, solo debes acostumbrarte a identificar su corazonada de la tuya para seguirla y triunfar.
Para que tengas éxito en esto, es necesario hacer un alto y meditar, entonces agudiza tus sentidos espirituales, ¿Qué oyes? ¿Qué ves? ¿Qué percibes? ¿Qué sientes? ¿Qué te dice Dios? ¿Qué pone en tu mente? ¿Qué pone en el testimonio de tu corazón? Y entonces lo haces, sin dudarlo y verás cómo comienzas a sentir que avanzas, que ya no estás estático, y ves como las cosas comienzan a suceder a tu alrededor, porque tú las mueves por obedecer aquel testimonio, o a ti te traen las cosas que necesitas. El señor te da claramente las instrucciones y tú solo las ejecutas entonces triunfas, vences, avanzas, logras, tienes éxito y prosperidad de Dios que perdura, porque la bendición de Dios es la que enriquece y no añade a ella tristeza.
El que por causa de Jesús deje cosas: ¡tendrá recompensa! Recibirá más cosas y la vida eterna.
Mateo 19:29-30. …28Y Jesús les dijo: En verdad os digo que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, os sentaréis también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. 29Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. 30Pero muchos primeros serán últimos, y los últimos, primeros.
¡Jesús la Bendición!
NTV. Entonces Dios miró todo lo que había hecho, ¡y vio que era muy bueno! Gen 1:31.
RV60. Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera.
Para terminar, deberás examinar si en tu testimonio, la alarma te dice que lo que has hecho en fe es bueno en gran manera, bueno, o no tan bueno. (También te dirá si lo que has hecho en tu carne que no es en fe, es malo.) Esto es clave porque si Dios te dio algo que no es tan bueno, tú lo sentirás, deberás reparar, limpiar aquello que te ha dado para que sea bueno. A mí me sucedió algo muy bonito. Para la iglesia, compré unas cosas nuevas en fe, que antes no podía. Había estado esperando unos 8 meses, y de pronto el dinero me lo trajo un hermano en donación, fuimos a comprar aquellas cosas nuevas, las instalamos y de inmediato sentí el testimonio en mi corazón que ¡era muy bueno! (aquello que había hecho.) Luego se me concedió volver a hacer lo mismo y compré otra cosa por la que también había orado, esperado ya que también la quería nueva. Unos hermanos que conocí tenían lo que yo quería, estaba usado, lo compre más barato porque dijeron que le habían bajado el precio porque era para Dios. Unos minutos antes había pasado por la tienda y vi los dispositivos nuevos, pero no había ni uno que me gustara, solo aquel que los hermanos me vendían usado. Yo me fui más por lo visual, y los busque para hacer el negocio, al final del acto en mi corazón sentí paz. Y no escuché que la Señora me dijo su procedencia, hasta después que lo recordé. Ya con el dispositivo en mi poder, Sentí el testimonio en mi corazón que no era tan bueno, y me pregunté. ¿Qué habré hecho mal? Sentí que no había esperado a conseguir uno nuevo. A los pocos días miramos con nuestros ojos lo que no era tan bueno, lo limpiamos y ya. (El dispositivo había estado descuidado y sucio, además lo recordé venía de una disputa, era el pago de una deuda vieja, pero a mí el esposo me había dicho que estaba casi nuevo y que el lo había sacado personalmente del almacén en el que había trabajado y que apenas lo había conectado y desconectado una vez) Pero seguí sintiendo que no era BUENO EN GRAN MANERA. Aprendí que no se adquieren cosas que están en pleitos o disputas, porque no es del agrado de Dios para sus hijos, ya que él nos quiere dar lo mejor. Comencé a sentir que empezaba a hacerse bueno mi acto o adquisición, seguí esperando a sentir que fuese bueno en gran manera o muy bueno. Lo miraba y sentía como si no lo quería, estaba allí pero yo no quería usarlo. Al final lo usamos y todo salió bien, pero aprendí la lección, comprendí que ya estaban bien las cosas pero que yo me apresuré, debía haber comprado el dispositivo nuevo. De inmediato dije en mis adentros para mí mismo: ¡Para la próxima vez estaré más atento a obedecer el testimonio exacto, completo en mi corazón y no solo una parte! Desde entonces tengo mucho más cuidado de la voz de Dios en mi interior.
Te exhorto a que tú, como cristiano nacido de nuevo hagas lo mismo y no te sentirás mal, sabrás que te sientes pleno porque vas en la dirección correcta.
Jesús es más bendición que problema. Es mejor sufrir con Jesús que de toda manera sufrir con el mundo. Es mejor luchar por él, hacer las cosas por nuestro Señor, porque tendrán recompensa. Al final puedo decir que me siento muy orgulloso de ser su representante y cuidador, así como José y María cuidaban a aquel niño Dios.
Lloro al percatarme que me escogió desde antes de la fundación del mundo, Lloro porque quien soy yo?, para que Jesús pose en mí. Quisiera representarlo mejor, lo hago en lo poco, quisiera hacerlo en lo más. Nuestra iglesia es pequeña pero llego con una gran alegría, a ver como la limpio y decoro, Me gustaría cuidarlo en una gran catedral, le he visualizado, muy elegante con sus colores dignos de un gran rey. Y pensar que él habita en donde sea, en lo humilde, en la escasez, en la abundancia y en la riqueza y sigue siendo un hombre manso y humilde de corazón. No necesita nada de nosotros sino es él quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder.
Te exhorto a que lo cuides aunque sea la bendición y el problema, Jesús es tu pequeño niño, es tu familia, su yugo es fácil y su carga es liviana.
La madre y los hermanos de Jesús
Lucas 8:20-21 …20Y le avisaron: Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren verte. 21Pero respondiendo El, les dijo: Mi madre y mis hermanos son estos que oyen la palabra de Dios y la hacen.
Lucas 11:28
Pero Él dijo: Al contrario, dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan.
Guarda a Jesús en tu corazón, guarda sus palabras y ponlas por obra. Dios te bendiga, hoy mañana y siempre.
PENSAMIENTO DE HOY: John MacArthur . “La Biblia no solo trae sabiduría; trae también alegría al corazón”. La razón por la que estás aquí en la tierra, es que no puedes evangelizar a nadie en el cielo”. La única aprobación que necesito es la de Dios… para Él predico”. “Predicar el evangelio entre los ‘cristianos’ de hoy en día, es meterte a ti mismo en peor guerra que predicando el evangelio en el mundo”. “La predicación dura hace a los corazones suaves. La predicación suave hace a los corazones duros”. “Muchos saben que Jesús murió pero no saben porque murió”. “Es difícil ver como el cristianismo puede tener un efecto positivo en la sociedad, si no puede transformar su propia casa.”
A La Oración Responsorial Contestaremos:
Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#1Orador: Señor como voy a transformar al mundo sino puedo transformar mi casa? Si no tengo el control de las cosas de mi casa q, como veré que alguien me crea, mi predicación seria aguada también.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#2 Orador: Señor tengo la responsabilidad de predicarle primero a mi familia y ganarla para Cristo.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#3Orador: Señor tu palabra dice que tengo que aprovechar el tiempo, sino ando aún en tinieblas, lo que no quiero.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#4 Orador. Señor, tengo que salir adelante frente a esta vida, y sacar a los míos de la oscuridad, necesito la fe.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#5 Orador: Señor necesito de tu gracia para poder mucho en éste año 2016, tengo una gran lista de cosas a hacer.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#6Orador: Si no lucho contigo todos los días y constantemente no estoy recogiendo sino desparramando, auxíliame.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.
#7 Orador: Solo los cobardes no luchan, y los cobardes no entrarán al reino de los cielos según Apocalipsis 21:8.
Todos: Jesús ayúdame a ordenar mí mayordomía, a amarme para poder a amar a mi prójimo como a mí mismo.