« YHWH cumple tu voluntad soberana en mi vida en 2016».

 

Sal. 2:7, Yo publicaré el decreto; YHWH me ha dicho: Mi hijo eres tú;
Yo te engendré hoy.
« YHWH: Iúd Hei Vav Hei, significa “Yo existiré por mí mismo” o “Yo soy el que existe por sí mismo”. Es el Dios que es y que sigue siendo. Así dio la promesa a Abraham sobre su descendencia, que continuaría siendo sobre sus descendientes. Vemos pues que la principal preocupación de este significado es entonces demostrar que existe una continuidad en la actividad divina desde la época de los patriarcas hasta los acontecimientos registrados en Éxodo 3 (La afirmación del versículo 17 no es sino una reafirmación de la promesa hecha a Abraham), pero también hasta nuestros tiempos.
Éxodo 3:17Reina-Valera 1960 (RVR1960)
17 y he dicho: Yo os sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo, a una tierra que fluye leche y miel.
El propio nombre de Yahveh o Jehová puede, pues, afirmar la continuación de la actividad de Dios sobre los hombres en la lealtad a su promesa. Y siguiendo su promesa nos mandó un salvador que también vino a continuar haciendo su trabajo en fidelidad a la promesa de Iúd, Hei, Vav, Hei, en hebreo que se lee de derecha a izquierda: יהוה
HWHY
Vemos que Jesús transmite la misma idea, y por esto Jesús dijo en Juan 5:17: «Mi Padre sigue actuando [ergázetai] y yo sigo actuando [ergázomai]»
Es la misma idea de la continuación de su actividad según le dijo a Abraham, y la podemos ver en Apocalipsis 1:8: «Yo soy el que es y era y ha de venir»
Pablo habla que la descendencia de Dios según la promesa es en Isaac. Veamos:
Romanos 9:6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
6 No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas,
7 ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia.
8 Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.
Además añade algo sumamente importante sobre, ¿quiénes son los descendientes o la promesa? La respuesta está en los siguientes versículos.
10 Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre
11 (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama),
12 se le dijo: El mayor servirá al menor.
13 Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.
14 ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera.
15 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.
16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.
Impresionante, Ambos eran hijos de Abraham, por ser salidos de los lomos de su hijo Isaac y nacidos del vientre de rebeca, Nuera de Abraham y esposa de Isaac, pero Dios habla que su descendencia divina, su promesa únicamente será en aquellos a los que Dios elija, en los elegidos o escogidos. En ellos Dios continuará trabajando incansablemente para glorificarse.
He aquí una buena noticia, si hemos sido salvados, si tenemos al glorioso Espíritu Santo, tenemos la promesa más segura de Dios, él prometió que seguirá trabajando en nosotros.
Por esto sobre los gentiles Dios dice a Oseas “serán llamados hijos del Dios viviente”, según el versículo 26 de Romanos 9.
A su descendencia, a su promesa Dios también nos llama: remanente.
27 También Isaías clama tocante a Israel: Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo;
28 porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud.
29 Y como antes dijo Isaías:
Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado descendencia,
Como Sodoma habríamos venido a ser, y a Gomorra seríamos semejantes.
POR ESTO MISMO, LOS HIJOS DE DIOS NO SON LOS QUE QUIERAN SERLO, SINO LOS QUE DIOS HACE QUE CREAN Y ENGENDRA.
Juan 1:13. “Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.”
Ya puedes ver que si se ora para que Dios cumpla su voluntad soberana en tu vida en 2016, él te escuchará porque eres su remanente y actuará prontamente porque lo prometió y no se puede negar a sí mismo, según 2 TIMOTEO 2:13. Veámoslo en diferentes traducciones.
RVR1960 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo.
NTV Si somos infieles, él permanece fiel, pues él no puede negar quién es.
TLA Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa.
Si revisamos éstos versículos entendemos:
Sal. 2:7, Yo publicaré el decreto; YHWH me ha dicho: Mi hijo eres tú;
Yo te engendré hoy.
Hechos 21:14 «Que se haga la voluntad del Señor».
NTV Mateo 6:10 Venga tu reino. Sea hecha tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. (RVA)
Dios revela al rey David su decreto. Dios eterno y soberano ha dicho: El mesías prometido, Jesús es el hijo de Dios, ha sido engendrado de él y por él. Será verdadero hombre y será verdadero Dios para siempre, (unión hipostática). Su reino nunca tendrá fin Daniel 2:44 …desmenuzará y pondrá fin a todos aquellos reinos, y él permanecerá para siempre. Los cristianos en el libro Hechos 21:14 quieren detener a Pablo para que no vaya a Jerusalén porque sería una muerte segura, pero Pablo está resuelto a no escuchar por el decreto de Dios, porque tenía que hacer la voluntad de Dios y no la suya y se dirige a su muerte segura, entonces al ver su negativa oran: «Que se haga la voluntad del Señor»... El padre nuestro declara “Hágase tú voluntad en la tierra, como se hace en el cielo”. Como en el cielo todos obedecen, así la oración al soberano es que también en la tierra todos obedezcan así como todos en el cielo lo obedecen. Pero vemos que la práctica que no todos obedecen a Dios, y mueren, entonces entendemos que la oración es para limitar el mal de ellos en la tierra, pero principalmente para que los elegidos obedezcan todo lo de Dios. Por esto entendemos que solo los que sufren por la voluntad de Dios entrarán al reino de los cielos:
Mateo 7:21
No todo el que me dice: “Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mateo 12:50
Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.
Mateo 26:42
Apartándose de nuevo, oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si ésta no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad.
Nosotros los encargados de anunciar lo que Dios hará en el futuro somos despreciados porque cualquier mensaje que choca contrariamente es mal sabor de boca. Las personas no quieren obedecer a Dios porque no lo temen. Esto le pasó a los profetas cuando anunciaron los que Dios había decretado contra Israel, por esa causa los mataron. Así sucede cuando el que compañero que está al lado del cristiano que pasa por un proceso de Dios, termina abandonando a Dios, y su prójimo. Es el ejemplo de la esposa de Job, que le dijo que maldijera a Dios cuando Job pierde su salud:
Job 2…8Y Job tomó un tiesto para rascarse mientras estaba sentado entre las cenizas. 9Entonces su mujer le dijo: ¿Aún conservas tu integridad? Maldice a Dios y muérete. 10Pero él le dijo: Como habla cualquier mujer necia, has hablado. ¿Aceptaremos el bien de Dios y no aceptaremos el mal? En todo esto Job no pecó con sus labios.
Pero tú cristiano, no te angusties cuando Dios te anuncie su decreto para tu vida, porque la voluntad de Dios siempre es buena, agradable y perfecta. Si pasa un mal momento por la voluntad de Dios. Como pablo que estando en Troas oró a Dios y tuvo un sueño, un varón Macedonio le dijo, ven entonces Pablo entendió que era del Espíritu Santo y fue a Macedonia donde a su primer predicación se convirtió, Lidia la vendedora de telas de purpura con toda su familia, pero después que Pablo se vuele al mismo sitio a predicar y hecha fuera al espíritu de adivinación que tenía una mujer que los anunciaba, fueron puestos en la cárcel con cepo, por varios días. Le pusieron cepo en los pies y lo refundieron al lugar más sucio y oscuro de la cárcel, todo porqué “por hacer la voluntad de Dios”. Pablo estando en Troas oraba porque no sabía a donde quería Dios que fuese. Por esto es el dicho entre nosotros los pastores, cuando estamos orando por dirección, nos preguntamos, ¿Estás en tú en tú Troas? Pero ciertamente Pablo sufrió por hacer la voluntad de Dios. Ya sabes probablemente sufrirás cuando Dios no te permita ir a otros lugares ni hacer otras cosas, sino donde su decreto quiera.
Hechos 16:6-10Reina-Valera 1960 (RVR1960)
La visión del varón macedonio
6 Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia;
7 y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió.
8 Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas.
9 Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos.
10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio.
Recuerda que la voluntad de Dios se comprueba, cómo? Porque es buena agradable y perfecta.
Romanos 12:2Nueva Traducción Viviente (NTV)
2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.
Por esto la oración primera para el 2016 debe ser, Señor has que se haga tu voluntad de decreto en mi vida, haz tu voluntad en mi vida, tráela, méteme, porque es mejor tu voluntad, siempre será mejor, aunque traiga dolores es buena agradable y perfecta.
Dios hizo sentir fuertemente en mi espíritu que el año 2016, es el año del regreso a las buenas costumbres. Dios me revelo algunas cosas sobre el año en curso. Tendremos que orar mucho, para que se haga su voluntad de decreto en nuestras vidas. Él nos va a prosperar mucho este 2016. Algunos ya hemos salido de procesos, otros van a salir, pero siempre prosperaran, pero en general como iglesia e individuos vamos a prosperar mucho.
También Dios me reveló, que tendremos muchísimo trabajo. Hay mucho trabajo referente a hacer aplicar la soberanía de Dios en su voluntad de preceptos o mandamientos. Deberemos ser vigilantes de que los cumplas las personas a las cuales Dios ha puesto bajo nuestra autoridad. Deberemos enseñar que apliquen bien la mayordomía cristiana. Pero también tendremos mucho trabajo en poner a prueba nuestras habilidades para cumplir intachablemente con la voluntad de decreto en la que Dios nos va a introducir este año. Y sin dejar a tras el trabajo que deberemos hacer, para producir cosas que Dios nos entregara en nuestras manos. Otras de ellas, simplemente nos las traerá.
En 2016, necesitaremos mucha fe, esto dice Dios.
Entonces deberemos aferrarnos a la palabra de vida y verdad que proviene del Padre de todas las luces. Sin fe, estaremos en problemas. Debemos entender que lo que suceda en 2016, serán decretos de Dios que solo abonarán para nuestro bien.
“ Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito” (Rom. 8:28) “conforme al propósito eterno que realizó en Cristo Jesús, nuestro Señor”.
El Espíritu Santo me ha hecho entender que el 2016 es el año del regreso a las buenas costumbres, así que DECLARO EL 2016 COMO EL ANIO DEL REGRESO A LAS BUENAS COSTUMBRES, EN EL NOMBRE DE JESÚS.
También me ha el Espíritu santo me ha hecho entender que en 2016 vamos a prosperar mucho, es el año de nuestra prosperidad.
Proverbios 10:22 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
22 La bendición de Jehová es la que enriquece,
Y no añade tristeza con ella.
Amemos la verdad de Dios.