«Que en ti predomine la razón y no la mala costumbre».

 

Deuteronomio 32:28Reina Valera Contemporánea (RVC)
28 Porque son una nación carente de buen juicio:
no tienen capacidad de entendimiento.
Esta fue una queja de Dios contra Israel y puede ser contra nosotros también si no mostramos buen juicio e incapacidad de entendimiento.
Seguida y continuamente hacemos cosas anti raciocinio, son cosas con las que de seguro nos hacemos daño y golpeamos a otros con ilusiones o vanidades de la carne. No hablo de la libertad que Dios nos ha dado, ni del poco derecho y poder para elegir cosas moralmente neutrales, porque tales nunca afectarían para mal a otros.
Hablo de malas costumbres que finalmente son:
Anti entendimiento,
Anti sentido común,
Anti libertad,
Anti renovación del entendimiento,
Anti cambio de espíritu de nuestra mente,
Anti inteligencia,
Anti buen juicio,
Anti consejo,
Anti cordura,
Anti buenos hábitos,
Anti buenas actitudes, son pecados de los cuales somos responsables, comenzando por no evitar llamarlos pecado.
Hablo de una mala condición en nuestras vidas, que son lazo o ataduras, pecados, por creencias y actitudes erróneas. Estas, se dan por la fuerza de la costumbre, que están sumamente arraigadas, que tienen raíces profundas, en creencias y actitudes erróneas, que solo pueden proceder del viejo hombre que está viciado conforme a deseos engañosos de la carne. En resumen de la carne.
Unas de estas malas costumbres que son conductas, comportamientos, hábitos mal aprendidos, nos costaría mucho quitarlas, pero con otros mejor digamos imposible sin Dios. Debemos entender que las malas costumbres son ultimadamente problemas espirituales.
Algunas de las malas costumbres son vergonzosas, cuestan caro, son insalubres y nos hacen sentir culpables y destruyen el alma. Pero lo más extraño es que algunas de éstas malas costumbres que practicamos, pareen inofensivas, y aparentan que no provienen de un gran pecado, sino de uno pequeño que ni se nota, pero que a la larga estorba, y destruye las relaciones cada vez más. Esto es la causa de muchas peleas, divisiones, y distanciamiento entre amigos, familias, y lo más triste, la separación de matrimonios.
Por su puesto que tiene que ver con el descuido o falta de conocimiento de la palabra de Dios sobre la mayordomía cristiana, que finalmente en el insensato viene a ser, incompleta, floja, ignorada o mal empleada, en resumen es falta de entendimiento.
Por esto en repetidas oportunidades en mis predicas siempre digo que nosotros “Somos lo que creemos”. Lo que creemos es lo que practicamos. Allí es donde debe entrarnos en el cerebro o en la cabeza hueca, el entendimiento del consejo Divino y no rechazarlo porque si lo hacemos es a Dios mismo a quién estamos rechazando.
Si nosotros tenemos a hijos pequeños, los corregimos cuando vemos que hacen algo no tan malo pero se puede volverse en ellos una mala costumbre, porque si crecen torcidos sabemos que les irá mal en la vida, y no queremos ese mal para ellos, entonces de igual manera Dios quiere ayudarnos a darnos sabiduría, para que nos quitemos muchas malas costumbres que ya traemos desde la niñez.
Veamos otra queja de Dios contra Israel.
Isaías 1Nueva Traducción Viviente (NTV)
2 ¡Escuchen, oh cielos! ¡Presta atención, oh tierra!
Esto dice el Señor:
«Los hijos que crié y cuidé
se han rebelado contra mí.
3 Hasta un buey conoce a su dueño,
y un burro reconoce los cuidados de su amo,
pero Israel no conoce a su amo.
Mi pueblo no reconoce mis cuidados a su favor».
4 ¡Qué nación tan pecadora,
pueblo cargado con el peso de su culpa!
Está lleno de gente malvada,
hijos corruptos que han rechazado al Señor.
Han despreciado al Santo de Israel
y le han dado la espalda.
5 ¿Por qué buscar más castigo?…
Salmos 106:35Nueva Traducción Viviente (NTV)
35 En cambio, los israelitas se mezclaron con los paganos
y adoptaron sus malas costumbres.
¿Que son las costumbres?
Son ejemplos o hábitos que se transmiten por generaciones y en un ambiente social. Tengamos cuidado de lo que digamos o con quienes nos llevamos porque aunque no lo queramos admitir LO MALO SE PEGA.
La persona que anda en el buen camino por medio de su lengua dará a reflejar su estado con Dios y con los demás, mientras el que no conoce a Dios y anda en malos pasos será chismoso, calumniador, murmurador, mal hablado etc.
Por esta razón la Biblia nos dice:
1 Corintios 15:33
No os dejéis engañar: “Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.
Esto es sumamente importante y delicado, porque después de un tiempo en algunas relaciones, cualquiera que sea, de amistad, de noviazgo, de matrimonio, de trabajo, de sociedad, de hermandad, si no vemos el yugo desigual de malas costumbres que brindamos, con el que cargamos con peso a otros, si no vemos la viga que tenemos en el ojo, no nos daremos cuenta que la tenemos y no cambiaremos, entonces afectaremos a otros y después no querrán no por cerca mantener esa relación.
Hay cosas que solo Dios puede cambiar, y sacar de nuestras vidas para siempre. Todo comienza con dejar de ser necios o faltos de entendimiento. Dios nos advierte por medio del consejo de su palabra y de personas allegadas a nosotros, sobre lo que no debemos hacer, pero como todo falto de entendimiento en muchas ocasiones, hacemos caso omiso de tales consejos porque somos ignorantes de Dios, de la vida y sus consecuencias, y porque estamos acostumbrados a aprender a prueba y error.
Proverbios 22:24-26Nueva Versión Internacional (NVI)
24 No te hagas amigo de gente violenta,
ni te juntes con los iracundos,
25 no sea que aprendas sus malas costumbres
y tú mismo caigas en la trampa.
26 No te comprometas por otros
ni salgas fiador de deudas ajenas;
Cuando ya pasamos la prueba, digamos haciendo algo para cambiar la circunstancia, cuando ya tenemos un mejor panorama, nos percatamos que aunque los hicimos, tal vez no de la mejor manera, pudimos haberlo hecho bien si hubiésemos escuchado el consejo. Sentimos pena por nosotros, nos pesa en el corazón pero de ahí en adelante atesoramos el consejo. Entonces nos damos cuenta que ésta vida consiste primordialmente en tener entendimiento, entonces hay que de oír a los que ya pasaron por donde nosotros no hemos pasado, hay que basarnos en los consejos de la Biblia, ya que no querrás pasar por el mismo lugar dos veces. Si la aprendimos bien la prueba, no volverá a sucedernos de la misma manera.
¿Pero qué de los que se les dice y no quieren oír consejos?
Cuando aprendimos una lección nos graduamos, entonces ya no afecta a los demás, pero cuando tenemos bajo nuestro yugo a personas que no quieren seguir los consejos porque son faltos de entendimiento, tristemente, nos veremos afectados y sufriremos muchos dolores por causa de ellos. Ellos se afectan y nos afectan también a nosotros.
Pero ya lo sabes que la senda a seguir y a enseñar es la razón.
Razonar significa desambiguar y contextualizar. Esto debes aprenderlo de memoria, porque te ahorrará muchos dolores.
La norma a seguir es razonar cada situación que vas a hacer, entonces desambiguarás lo que parece tener varios significados y cuando tengas la verdad, la contextualizarás en donde cabe o debe estar.
Debe prevalecer el sentido común, cada vez que vas a hacer algo.
En tus obras, o actos cotidianos debe predominar la razón sobre la mala maña.
Y deberás hacer fuerza a la hora de enseñar a tu familia lo que es maña, o mala costumbre, de lo que es lo correcto a hacer.
Deben saber lo que es bueno de lo que es malo, debes enseñarlo. Deben aprender de ti, lo que está mal, como le afecta, cómo les afectará y también como les afecta a sus seres queridos, lo que significa que si es para mal, ya no andas en amor.
Isaías 5:20-25Reina-Valera 1960 (RVR1960)
20 !!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!
21 !!Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!
22 !!Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida;
23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!
24 Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel.
25 Por esta causa se encendió el furor de Jehová contra su pueblo, y extendió contra él su mano, y le hirió; y se estremecieron los montes, y sus cadáveres fueron arrojados en medio de las calles. Con todo esto no ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.
El derecho al respeto a ajeno es la paz. Es decir el irrespeto al derecho ajeno, quita la paz. ¿Cuándo terminan tus derechos? Cuando comienzan los de tu prójimo. Jesús dijo, no hagas a otros lo que a ti no te gustaría que te hicieran.
A la hora de hacer algo, debes pensar en que vas a afectar a los demás y de qué manera, si la respuesta es que tendrán alguna consecuencia, entonces no lo hagas, si no sabes en que les afectará, porque tal vez en ese momento no están cerca, pues espéralos y pregúntales si les afectará negativamente tu decisión y en que les afectará.
La mejor estrategia es ganar, ganar, no todo o nada.
Ganar, ganar es que todos ganamos, nadie sale perdiendo, versus el egoísmo, o egocentrismo marchante, de todo o nada, este significa solo yo y mis gustos me importan, nada ni nadie me interesa, que pierdan, no los amo, me amo yo más, y tampoco los amo lo suficiente para ni siquiera pensar en ustedes, que se los lleve judas.
Este tipo de personas al final quedan solas, nadie quiere estar a su lado, al creer que ganan, pierden. ¿Que pierden? Pierden a sus esposos, a sus hijos, a sus seres queridos, a sus amigos, a sus hermanos, a sus posibles grandes amistades.
Después quedan en la miseria, lambiscando un poquito de amor de otros, de tiempo de otros, de atención, pero no sembraron bien, porque nunca quisieron razonar, despreciaron el entendimiento, el consejo sabio de Dios, la inteligencia divina, sino que prevalecieron sus malas costumbres completamente aprendidas, sus comportamientos mal aprendidos, su mala educación. Y como dijo un sabio: “Cuidado cualquiera puede comenzar bien, pero nunca sabes cómo terminarás de mal”.
Esto es por razón de muchos casos de personas que comenzaron bien sus proyectos, pero el final fue triste, solos, fracaso, y fatal. ¿De qué les sirvió aquella alegría y celebración de haber comenzado bien?
Cabe recalcar que ellos despreciaron a Dios cuando despreciaron su consejo, despreciaron a Dios cuando no tomaron las oportunidades y después lo lamentan. Lo irónico es que todo esto que pasó al final fue decreto de Dios, quedaron como están por decreto de Dios, aunque Dios haya usado su mala naturaleza, no predeterminada para bien sino para el mal.
Proverbios 13:20Traducción en lenguaje actual (TLA)
20 Quien con sabios anda
a pensar aprende;
quien con tontos se junta
acaba en la ruina.
No solo dejes de pecar – empieza a hacer lo que es correcto. Las buenas costumbres que construirás reemplazaran las costumbres pecaminosas. El cambio bíblico no es solamente voltear contra el pecado; es mirar hacia la justicia. La persona que miente debe hablar la verdad (Efesios 4:25). El que roba debe dejar de robar, debe trabajar y dar a otros (versículo 28); y el que habla palabras que no edifican, debe decir palabras que animan a otros (v. 29). Esto fue lo que ensenio el justo Juan el Bautista.
Lucas 3: 12 Hasta los corruptos recaudadores de impuestos vinieron a bautizarse y preguntaron:
—Maestro, ¿qué debemos hacer?
13 Él les contestó:
—No recauden más impuestos de lo que el gobierno requiere.
14 —¿Qué debemos hacer nosotros? —preguntaron algunos soldados.
Juan les contestó:
—No extorsionen ni hagan falsas acusaciones, y estén satisfechos con su salario.
Debemos saber que derrotar un hábito también requiere un cambio de vida. Es por eso que la Escritura nos manda en Romanos 12:2, que renovemos nuestras mentes diariamente para poder conseguirlo. También nos manda a pensar en cosas buenas en Filipenses 4:8, y a meditar en la Palabra en Salmo 1:2. Nos recuerda que no debemos hacer provisión para nuestra carne en Romanos 13:14. Quién quiere dejar de fumar debe tirar todos sus cigarrillos y no comprar más; quién está luchando con pecado sexual debe deshacerse de todo material sugestivo que posee y evite la compañía de aquellos que tienen el mismo problema porque las malas amistades dice 1 Corintios 15:33, hecha a perder las buenas costumbres, también se debe evitar los lugares y circunstancias que provocan tentación. Se recomienda no trates de batallar con el hábito solo, sino desarrolla relaciones con cristianos más maduros quienes te animen y te apoyen, como Dios manda en Gálatas 6:2 (Ayúdense a llevar los unos las cargas de los otros, y obedezcan de esa manera la ley de Cristo). Pasa tiempo en oración con ellos. Pídeles que te estén preguntando como estás regularmente, y se honesto cuando falles, recuerda lo que dice Santiago 5:16 (Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos).
¿Por qué será que la Biblia en tan poco escribe una pequeña biografía de los personajes que pone de buenos y malos ejemplos?
1 Samuel 25:3Reina-Valera Antigua (RVA)
3 El nombre de aquel varón era Nabal, y el nombre de su mujer, Abigail. Y era aquella mujer de buen entendimiento y de buena gracia; mas el hombre era duro(grosero) y de malos hechos;(malas acciones o costumbres, mezquino, y mal educado) y era del linaje de Caleb.
Y no nos olvidemos que debemos hacer los medios de la santificación descrita en las Escrituras (especialmente en la Palabra de Dios y la oración) porque son esenciales para superar malas costumbres. La mala costumbre de la pereza, la gula y beber mucho vino, llevan a la pobreza y destrucción, así como el que es amigo de indigentes dice el libro de proverbios. El que se acuesta con la mujer de otro, no ama su alma y terminará muerto, nos die también proverbios. Y así hay cantidad de malas costumbres que al no tener inteligencia o entendimiento, al ser insensato se practican. He visto que muchos cristianos no tienen costumbres de terribles pecados como de adulterio o cosas así, pero tienen otras igual de destructivas como no respetar a las personas. El decir mal del prójimo y no el bien, es una pésima mala costumbre. El egoísmo o egocentrismo es terrible, el no usar la cabeza antes de actuar, es una terrible mala costumbre, el ser consumista es insensato y lleva a la esclavitud, el que pide préstamos y se endeuda es esclavo del que le prestó, hasta que pague hasta el último céntimo. El no corregir a los hijos, no solo es una mala costumbre sino que también es no quererlos. El tener una actitud de mala educación frente a otros, simplemente denota que prevalece su carne, malas costumbres y no la altura y propósito de Dios en su vida.
El Espíritu Santo me ha hecho entender que el 2016 es el año del regreso a las buenas costumbres, así que DECLARO EL 2016 COMO EL ANIO DEL REGRESO A LAS BUENAS COSTUMBRES, EN EL NOMBRE DE JESÚS.
1 Crónicas 22:12-13Traducción en lenguaje actual (TLA)
Que Dios te dé inteligencia y sabiduría, para que cuando seas el rey de Israel obedezcas la ley que Dios dio a su pueblo por medio de Moisés.
»Si obedeces a Dios, tendrás éxito en todo lo que hagas. ¡Sólo te pido que seas muy fuerte y muy valiente! ¡No te desanimes ni tengas miedo!