«¿Un gran premio por hacer menguar la carne?».

 

Juan 3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.
Hay placeres de placeres, y satisfacciones de satisfacciones como por ejemplo, la comida, el hacer ejercicios, dormir, ganar en los negocios, el sexo en el matrimonio. Pero hay uno que excede todos los placeres, y es un gran premio de Dios, que solamente concede a quienes obedecen al pie de la letra sus recomendaciones especiales. Por esto podemos decir que solo pocos tratamos de hacerlo y lo podemos vivir, aunque muchos pueden introducirse e ir emergiendo. Más la verdad es que los discípulos de Cristo, los que nos hemos puesto la meta de practicar y buscar éste premio todos los días, somos una especie ya casi en extinción. Aunque así se siente porque cada vez son más los que ceden al mundo, yo creo firmemente en el poder de Dios, que él no permitirá que nos extingamos por completo, con su gran poder, porque él es quién sustenta a sus hijos escogidos y a su iglesia.
Antes de continuar con develar éste “misterio” del placer extremo del que les hablo, que no es comparado con los placeres que a diario degustamos, quiero añadir, que para obtenerlo hay que pagar un precio, y por cierto un precio muy alto, porque no se puede obtener de otra manera que no sea, haciendo menguar nuestra carne. Lo importante es que verdaderamente, sí, da resultado…
Ya veremos distintas formas de lograrlo, en fin, considero que el mayor éxito que una persona puede llegar a tener en ésta vida, es andar en ese estado la mayor parte de las 24 horas de cada uno de los 365 días del año.
Pero esta gloria solo se puede llegar cuando:
«Dios nos da El poder para hacer menguar nuestra carne».
Hablo de algo más que la vida piadosa. Esta consiste en todo lo que tenemos que practicar como medios de gracia, es decir para que Dios nos derrame su gracia que ya derramó y decidió que nos hará sobreabundar, también son medios para nuestra santificación, como por ejemplo, cánticos espirituales, meditación y contemplación de Cristo, el congregarnos, el escuchar la palabra de Dios, la lectura de las sagradas escrituras, el ayuno y la oración, el amor y servicio al prójimo… aún hay hay algo más, que comienza con golpear la carne de muchas maneras para que esté humillada, y Dios cumplirá en exaltarnos porque:
Lucas 14:11Nueva Traducción Viviente (NTV)
11 Pues aquellos que se exaltan a sí mismos serán humillados, y los que se humillan a sí mismos serán exaltados».
Notemos bien que dicen que unos así mismos se exaltan y otros, así mismos se humillan. De esto es lo que estoy hablando, de humillarnos a sí mismos, de golpear nuestro cuerpo y ponerlo bajo servidumbre para que éste no se exalte, porque su naturaleza es exaltarse por sobre nuestro espíritu, donde mora Dios. Por esta razón nuestro Senor nos manda: Mateo 26:41 Velen y oren para que no cedan ante la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil».
En esta misma razón, Pablo en su entendimiento, no para ser quitado del pueblo escogido de Dios, sino del ministerio de heraldo o mensajero, es decir cosa que anuncia con su presencia la llegada de otra, dice:
1 Corintios 9:27Reina-Valera 1960 (RVR1960)
27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.
Aquí vemos su éxito para con Dios, y es golpear el cuerpo o disciplinarlo, y ponerlo bajo servidumbre, no darle riendas sueltas.
Ahora veamos el consejo de Pedro referente a esto mismo en 1 Pedro 2:10-12.
Conducta de los creyentes en el mundo
…10pues vosotros en otro tiempo no erais pueblo, pero ahora sois el pueblo de Dios; no habíais recibido misericordia, pero ahora habéis recibido misericordia. 11Amados, os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de las pasiones carnales que combaten contra el alma. 12Mantened entre los gentiles una conducta irreprochable, a fin de que en aquello que os calumnian como malhechores, ellos, por razón de vuestras buenas obras, al considerar las, glorifiquen a Dios en el día de la visitación.
El versículo que más nos habla de golpear el cuerpo porque no somos de este mundo es el 11. Amados, os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de las pasiones carnales que combaten contra el alma.
Y es que constantemente debemos estar haciendo morir, la actividad de la carne. Y es que no debemos tener un punto de vista muy elevado y noble sobre los apetitos de la carne sino debemos considerarlos como muertos, porque son de la vida vieja, para que en la vida nueva que Dios nos ha concedido, vivamos conforme Dios quiere. Por esto veamos lo que nos recomienda Pablo en Colosenses, 3:4-6.
4Cuando Cristo, nuestra vida, sea manifestado, entonces vosotros también seréis manifestados con El en gloria. 5Por tanto, considerad los miembros de vuestro cuerpo terrenal como muertos a la fornicación, la impureza, las pasiones, los malos deseos y la avaricia, que es idolatría. 6Pues la ira de Dios vendrá sobre los hijos de desobediencia por causa de estas cosas,…
Pues por esto viene la ira de Dios.
Una buena práctica para hacer menguar la carne.
Podría decirse que esto de considerar los miembros de nuestro cuerpo terrenal como muertos a la fornicación, impureza, pasiones, malos deseos, y avaricia es un ejercicio mental diario. A la hora de acostarnos, en nuestra oración debemos entregar a Dios nuestros pensamientos grabados malos que nos conturben. En resumen, todo aquello que nos haya influenciado en el día, lo que hayamos, visto y oído que no nos pertenece, para así matar los deseos de la carne, o para mantenerlos abajo, entonces se los entregamos a Dios, por considerarnos muertos a esas cosas de este mundo prohibidas por Dios, aquellas que él dijo que no tocaríamos así como se lo dijo a Adán.
Génesis 2:16-17. Y ordenó el SEÑOR Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer, 17 pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás.
¿Porque no debemos comer? porque son cosas que no nos convienen, y nuestra conciencia estará limpia para Dios, así es como él la quiere. Y Dios prometió que habitará en el limpio de corazón, que lo ame y obedezca, allí vendrá a hacer morada. Debemos entender que si amamos a Dios lo obedeceremos.
Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada. JUAN 14:23 LBLA
Bueno el pacer de placeres, el mayor placer sobre ésta tierra es el siguiente:
Es degustar, vivir el reino de Dios en el corazón, es que su agua de vida haga la vida en nuestro espíritu, lo que podemos resumir por la Biblia como:
Andar en el Espíritu.
Andar en el Espíritu es el mayor placer que puede haber en el hombre, es un presente continuo, de dicha, gozo, felicidad, paz, éxtasis, Kairós.
Kairós (en griego antiguo καιρός, kairós) es un concepto de la filosofía griega que representa un lapso indeterminado en que algo importante sucede.
No hay otro placer, satisfacción, en la vida, que nos produzca tanta paz, gozo, libertad de los hijos de Dios como Andar en el Espíritu. Es saber cuidar a Jesús adentro de nuestro corazón.
JESUCRISTO ya está allí en el corazón de sus hijos escogidos y amados, está cerca y no lejos, no necesitamos meterlo cada vez como lo hace la religión. Dios en la persona de Jesús, ya está en el corazón de sus hijos amados, para siempre y lo puedes disfrutar cada momento. Esto no lo viven todos, por eso dije que somos una especie en peligro de extinción.
Ahora un cristiano maduro, sabe que tiene bien ejercitados, los sentidos en el discernimiento del bien y del mal, entonces en su sabiduría ya sabe qué es el mal y se aparta del mal, sabe que es el bien y lo atrae.
Pablo ya no pudo hablarles más de Dios a los destinatarios de la carta a los Hebreos porque no tenían sus sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal, por tanto le iba a atribuir al mal las cosas santas de Dios, así como los fariseos acusaron a Jesús de hacer milagros por Baal o Belcebú, terrible blasfemia, e imperdonable.
Por esto Pablo calla, porque sabe que son inmaduros espirituales como muchos de los cristianos en las iglesias de hoy día, que como no entiende las cosas espirituales que deben discernirse no por los ojos, ni sentidos naturales, sino por el Espíritu Santo adentro de ellos, dan topes contra el aguijón.
Hebreos 5:11-14Traducción en lenguaje actual (TLA)
Aprendamos más acerca de Dios
11 Hay mucho más que decir acerca de este asunto, pero no es fácil explicarles a ustedes todo, porque les cuesta mucho entender. 12 Con el tiempo que llevan de haber creído en la buena noticia, ya deberían ser maestros. Sin embargo, todavía necesitan que se les expliquen las enseñanzas más sencillas acerca de Dios. Parecen niños pequeños, que no pueden comer alimentos sólidos, sino que sólo toman leche. 13 Son como niños recién nacidos, que aún no pueden distinguir entre lo bueno y lo malo. 14 En cambio, los que sí saben distinguir entre lo bueno y lo malo, y están acostumbrados a hacerlo, son como la gente adulta, que ya puede comer alimentos sólidos.
Por esto consideremos el siguiente texto.
1 Corintios 2:13-14Nueva Traducción Viviente (NTV)
13 Les decimos estas cosas sin emplear palabras que provienen de la sabiduría humana. En cambio, hablamos con palabras que el Espíritu nos da, usando las palabras del Espíritu para explicar las verdades espirituales; 14 pero los que no son espirituales no pueden recibir esas verdades de parte del Espíritu de Dios. Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque solo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir.
Bueno a hacer menguar la carne para vivir por el Espíritu, por fe, agradando a Dios en todo. Esto es el mayor placer que una persona puede lograr en ésta tierra, esta es la recompensa en la tierra y tiene también en el cielo. Así atraemos más a Dios, así nos alejamos del mal y nos quedamos solo con el bien, así nos libramos de la corrupción del mundo.
Santiago 1:27Nueva Traducción Viviente (NTV)
27 La religión pura y verdadera a los ojos de Dios Padre consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas en sus aflicciones, y no dejar que el mundo te corrompa.
Espero que comiences a practicar desde ya. Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe. Juan 3:30
GOLPEAS EL VIENTO Y ES COMO ESPUMA DE MAR SI PIENSAS QUE LOS PLACERES DE ESTE MUNDO SON LA VIDA. SON VANA ILUSIÓN.
LO ÚNICO IDÍLICO Y UTÓPICO ES LA TRINIDAD, DIOS EL PADRE, DIOS EL HIJO, Y DIOS EL ESPÍRITU SANTO.
Quieres experimentar ese gran placer como ningún otro, comienza como el apóstol Pablo, a ayunar, a ayudar a otros aunque no quieras, pero haciéndolo para Dios, él lo tomará en cuenta, así como comienza a congregarte si lo has dejado de hacer. A no dejar que tu carne te mande con sus malos deseos a hacer todo lo que quiera, con sus apetitos desenfrenados. Pídele a Dios el poder para hacer menguar tu carne, golpéala, sométela, disciplínala, ayuna, ora, ayuna palabras, programas de televisión, apártate para buscar a Dios, y verás que lo que digo es verdad, Dios vendrá a hacer morada en tu interior, así experimentarás el mayor placer, que un ser humano puede sobre la tierra.
Mateo 16:24-25Nueva Traducción Viviente (NTV)
24 Luego Jesús dijo a sus discípulos: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. 25 Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás, pero si entregas tu vida por mi causa, la salvarás.
Si te caíste y dejaste de practicar éste principio, no te preocupes, la regla de oro es volver a empezar cada día. Dios ve tu lucha y valora tú esfuerzo. Que la gracia de Dios esté contigo.