Monthly Archives: November 2015

«Retén todo lo que Dios te ha dado»

 

Donde hay amor no hay miedo. Al contrario, el amor perfecto echa fuera el miedo, pues el miedo supone el castigo. Por eso, si alguien tiene miedo, es que no ha llegado a amar perfectamente. 1 Juan 4:18 DHH
Los tiempos de prueba y de vacas flacas en que estamos son difíciles. De aquí en adelante, los días en la tierra, cada vez serán más complicados, costará más que antes, hacer cosas que una vez fueron más fáciles de lograr. Esto infunde miedo.
¿Por qué?
Porque por haberse incrementado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
Debes de programar tu mente de manera que puedas tomar resoluciones sabias, tales como:
No hay amigos sino los que ya tienes. Si es que los tienes, ciertamente son contados con los dedos de la mano, “si es que los tienes”. Esto infunde miedo.
¿Por qué?
Porque las personas cada vez son más egoístas, esto hace la guerra contra el amor, la verdad, y la sinceridad de las personas. Esto infunde miedo.
Estamos en tiempos en los que todavía nos ayudamos, pero vendrán tiempos en los que “sálvese quien pueda”. Esto infunde miedo.
Entonces tendremos que ser más inteligentes y andar en amor, debemos hacer alianzas o pactos hasta con nuestros vecinos para cubrirnos en salud y salvar nuestras vidas. Así como juraron pacto David y Jonatán.
Debemos entender que las personas no nos aman, nos traicionan, y si no tenemos sabiduría no veremos las señales indicadoras antes del gran hecho perturbador. Por tanto debemos pedir a Jesucristo que nos llene nuestro corazón de su gran amor. No vale la pena vivir esta vida bajo la sombra del temor.
Si queremos tener paz, debemos entender que las personas no andan buscando hacer amigos, ni amar, o tener una amistad sincera, solo buscan su propio provecho, beneficio, incluso molestar a quienes una vez los amaron, les ayudaron, para destruirlos, si es que se dejan. Muchos de ellos por su propia naturaleza mala, “piensan atacar, y destruir a quien se deje”. Esto hará que nuestro amor se enfríe y que nos cerremos, si es que lo permitimos, pero como nuestra naturaleza proviene del amor de Dios, entonces es de amor, si no la practicamos, entonces seremos infelices, desdichados no siendo nosotros mismos. Lo que debemos hacer no es cerrarnos sino pedir a Jesucristo que llene nuestro interior de más amor. El amor nos da vida, nos hace vivir, todo lo puede todo lo vence, todo lo soporta, es lo que nos caracteriza a los hijos de Dios.
La gran falla de hoy en día es el amor, por tanto el sabio tomará medidas dramáticas desde ya. Una de ellas, la primera que diré es:
Retener todo lo que ya tienes, lo que ya has logrado, lo que Dios te ha dado.
Para describir más el verbo retener, solo pondré tres versículos Bíblicos con el verbo retener y uno al final, como conclusión.
1.) Retén la instrucción, no la dejes; guárdala, porque ella es tu vida. Proverbios 4:13.
2.) Retén la forma de las sanas palabras que oíste, en fe y amor que es en Cristo Jesús. 2 Tim 1:13
3.) He aquí, yo vengo pronto, retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Ap. 3:11.
Como ya vimos, para muestra tres botones.
Traduciéndolo a tu vida, comenzaré diciendo cosas tangibles que ya tienes.
1.) Retén lo que ya tienes, lo que Dios te ha dado, como la salvación, la parte espiritual, la doctrina, la sana enseñanza.
Retén lo que ya tienes, lo que Dios te ha dado, como los seres queridos, Las personas que ya te aman, como tu familia, hijos, digo nuevamente familia, iglesia, con los que ya invertiste largo tiempo, valóralos.
Valora a aquellas personas que han demostrado que te aprecian, que hacen algo por ti, a esas personas retenlas, consérvalas, no las deseches, no las vendas, no las traiciones, no te olvides de ellas. Por favor valóralas, si te han ofendido, perdónalas y vuélvelas a amar, atesóralas, cuídalas, y… cuida de sus cosas, porque así cuidas de ellas. Porque como dice proverbios 17:17:
En todo tiempo ama el amigo; y el hermano nace para los tiempos de adversidad.
No hagas como los necios que dice el libro de Eclesiastés 8:9 … hay tiempo en que el hombre se enseñorea del hombre para su propio mal.
Si eres amigo verdadero, amarás en todo tiempo a tu amigo y a tu hermano cristiano, y no te enseñorearás de él, porque si lo haces, sabes desde ya que será para tu propio mal.
Si te ofende, alguna actitud de la debilidad humana en tu hermano y amigo, no te aísles, no te enajenes, no te escondas, no te cierres con las personas que ya comenzaste una amistad. Al contrario confróntalo en amor, con misericordia y verdad corrige el mal, has que se vuelva al bien.
Lo digo nuevamente. Si te ofende, alguna actitud de la debilidad humana en tu hermano y amigo, no te aísles, no te enajenes, no te escondas, no te cierres con las personas que ya comenzaste una amistad. Al contrario confróntalos en amor, con misericordia y verdad, corrige el pecado, es decir el mal, has que se vuelva al bien, vence el mal haciéndoles el bien, porque en tiempos malos serán como tu familia y no estarás solo. No seas tan desconfiado, no oigas lo malo que se ha dicho de ti porque tú también has dicho algo que te disgusta de tu amigo, hermano, o de otros en alguna ocasión.
La Biblia dice algo muy sabio acerca de esto:
“Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque. (21)Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se dicen, no sea que oigas a tu siervo que habla mal de ti: (22) pues tu corazón sabe que muchas veces tú también has hablado mal de otros.” Eclesiastés 7:20.
Veamos el ejemplo de unos buenos amigos y hermanos cristianos.
2.) Amistad de David y Jonathan.
1 Samuel 18Nueva Traducción Viviente (NTV)
Saúl tiene celos de David.
18 Después de que David terminó de hablar con Saúl, conoció a Jonatán, el hijo del rey. De inmediato se creó un vínculo entre ellos, pues Jonatán amó a David como a sí mismo. 2 A partir de ese día Saúl mantuvo a David con él y no lo dejaba volver a su casa. 3 Jonatán hizo un pacto solemne con David, porque lo amaba tanto como a sí mismo. 4 Para sellar el pacto quitó su manto y se lo dio a David junto con su túnica, su espada, su arco y su cinturón. 5 Todo lo que Saúl le pedía a David que hiciera, él lo hacía con éxito.
1 Samuel 20: 16-17. Nueva Traducción Viviente (NTV)
16 Entonces Jonatán hizo un pacto solemne con David diciendo:
—¡Que el Señor destruya a todos tus enemigos!
17 Y Jonatán hizo que David reafirmara su voto de amistad, porque amaba a David tanto como a sí mismo.
1 Samuel 20: 41-42. Nueva Traducción Viviente (NTV)
41 En cuanto se fue el niño, David salió de su escondite cerca del montón de piedras y se inclinó ante Jonatán tres veces, rostro en tierra. Mientras se abrazaban y se despedían, los dos lloraban, especialmente David.
42 Finalmente, Jonatán le dijo a David: «Ve en paz, porque nos hemos jurado lealtad el uno al otro en el nombre del Señor. Él es testigo del vínculo que hay entre nosotros y nuestros hijos para siempre». Después David se fue, y Jonatán regresó a la ciudad.
Esta amistad fue la que Dios hizo nacer en Jonatán para mostrar su amor inagotable, su gracia con David. Esta amistad fue el medio que Dios usó para salvar la vida de David, cuando Saúl lo intentaba matar, y salvar el alma del justo Jonatán quien iba a morir por la necedad de su padre.
¿Puedes imaginar si David no la hubiese cultivado aquella amistad? ?Si no hubiese él primero honrado a Jonatán como el rey, príncipe o amigo que era? Podemos ver que fue sincero, y se inclinó tres veces para honrarlo. Al principio Saúl tenía un juicio sano de buenas intenciones para con David, pero después le tuvo envidia, y Dios le envió un espíritu inmundo atormentador, allí perdía la cordura e intentaba matar a David, sin embargo de todo fue librado David. Además se cumplió el pacto que Dios destruyó a los enemigos de David, Saúl murió, y con él Jonatán, David lo lloró muchísimo la muerte de su amigo, y cumplió el pacto de velar por sus descendientes, así como Mefi-Boset.
Mefi-Boset, el hijo de Jonathan, y nieto de Saúl, era un príncipe, y ejemplo de amor, sufrió mucho por un trauma que le había acontecido a los 5 años de edad. Veamos su fascinante historia, pero antes unas definiciones:
Trauma viene de la palabra griega que significa “y mantiene una herida.” Ya en el trauma psicológico se considera como una interferencia suficientemente fuerte para no permitir que una acción original suceda, porque tiene la capacidad de cambiar la dirección de la vida de una persona, de modo que esta persona se auto elimina por fuerzas externas que proceden del interior, sus proyectos de vida, por cometer un pecado, es decir, una desviación de lo que realmente es. Vemos por escritura que fue afectado por el pecado de su padre y por el susto de su nodriza que se le cae cuando esta trata de escapar.
El príncipe de la casa real, Mefi-Boset, cuando niño se ve afectado por un accidente y se convierte en inválido (2 Samuel 4: 1-4) Una fuerte interferencia comienza a cambiar la historia de un príncipe, su plan de vida, y todo lo que su padre había soñado para él.
¿Y a ti, qué te ha eliminado de la posición de príncipe? Una caída (pecado), ¿Las fuerzas externas?
Mefiboset es lo que llamamos EL COLECCIONISTA DE TRAUMA, su vida estuvo marcada por la decepción, pérdidas irreparables, frustraciones y ansiedades. La historia de su vida, era de espectáculo de circo, “el príncipe que llego a ser miserable” . Un Mefi-boset que tuvo comenzó por los traumas de su infancia.
Su nombre de pila era Meribaal (Usted sostiene) más debido a la similitud con el dios de los cananeos, por lo que su nombre fue cambiado a algo así como (el hombre de la vergüenza) surge en algún momento después a Mefi-Boset (algo indigno / exterminador de la vergüenza)
El príncipe, heredero del trono, es ahora un hombre avergonzado, titular de traumas, lleno de frustraciones.
1 – El trauma físico. Por el trauma físico sufrido por Mefi-Boset le impidió ejercer el cargo de guerrero, valiente. En general, todos los príncipes de Israel tenían que ir a la guerra, blandiendo sus espadas para defender al rey. No podía Mefi-Boset imaginar la frustración de ver a todos sus hermanos que van a llevar armadura de batalla, y él no podía hacerlo solo. El trauma físico fue acompañado por otra bomba, un terrible dolor.
2 – El trauma familiar – Imagine que alguien se acerca a la puerta de su casa gritando: Tu padre ha muerto y todos sus hijos, ya su casa estará sola, el rey, tu abuelo ha muerto y tus tíos con han muerto. Quedaste solo, aun siendo un pequenio. La noticia llegó a oídos de Mefiboset, un nuevo trauma, el dolor… aún más fuerte, Mefiboset en ese momento no va a ser, hijo de un padre, ni hermano de nadie, no va a ser nieto, ni sobrino. Ahora esta desprotegido, solo.
3 – El trauma emocional del dolor, físico y familiar causaba en Mefiboset un profundo dolor emocional, hasta el punto de que se ve a sí mismo como un perro muerto, tal como le asegura al Rey David. Uno de los tratamientos más inferiores en Israel era ser llamado un perro o una cabeza de perro. Ahora imagine que la persona que se hace llamar perro muerto esta frente a usted y usted es el rey, y usted tiene un pacto solemne con su padre. (II Sam 9:8) Ser llamado un perro muerto dio la idea de ser indigno, miserable y sucio (II Samuel 16:9) El Señor Jesús una vez dijo: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados y yo os haré descansar.
4 – El trauma social, un resultado de un trauma físico y Mefiboset sin familia es llevado a un lugar llamado Lodebar (sin pasto / lugar del olvido) un lugar donde no podían vivir ovejas. Una ciudad diseñada para los enfermos, los desamparados, los leprosos y ciegos. “El lugar del olvido”, en medio de este contexto era que Mefiboset vivía desde hacía casi veinte años. Mefiboset era un hombre que había nacido para vivir tragedias, o más bien, no vivir. Ser olvidado es uno de los peores sentimientos que uno puede sentir socialmente. Pero el Señor no nos ha olvidado. En Lucas 19:10, el pastor va en busca de la oveja perdida, un lugar sin pastos, es decir Lodebar. El Rey David un día recordó el pacto que concertó con Jonathan. Jesús nos recuerda hoy el pacto que hizo con nosotros. El posicionamiento de David fue similar a la acción de Jesús. (Debía dar un Reembolso)
5 – El trauma y sus complejos espirituales, eran heridas causadas en el alma de la vida de Mefiboset en la idea de ser esclavo para siempre, sin esperanza de un cambio a una vida diferente que parece ser imposible. Recordemos que perdió su posición como príncipe, todos los bienes de su familia, convirtiéndose en un esclavo de su trauma. Quizá ya había olvidado la acción de Dios para con su familia y tal vez no sabía del pacto de su padre Jonathan con alguien en la vida. el pensaba que estaba frito.
Imagínatelo, un hombre tirado en el suelo, en medio del dolor, pero el Rey ve a un príncipe, así es como David miró a Mefiboset. La Biblia narra los milagros de Jesús en los que dice que Él se veía en los ojos de la gente, les miraba fijamente a sus ojos y les decía: tu fe te ha salvado. Dios no te ve como un perdedor, como un inválido, sino como un príncipe porque El es el Gran Rey y te invita a cenar contigo en su mesa. Consideremos que David mismo había venido de un lugar de olvido y fue puesto como gobernante. Es lo que le dijo a el rey Shaul después de matar a Goliat.
Pero la restauración comienza en Jerusalén,y Mefiboset fue traído desde el lugar del olvido y sin pasto, a una tierra de paz (Jerusalém). En el idioma original de los Jebuseos, significa: la ciudad que el Dios de la paz el mismo ha fundado. Recordemos que en el A.T. aparece este nombre, cuando Abraham le da el diezmo a Melquisedec, y aparece en el libro de Job.
La restauración en tu vida puede comenzar con los mismos principios de acción que Dios hizo con Mefi-Boset. El estaba lleno de temor, pero reconoció su situación, no como David que no reconoció su pecado y por esto se le secaron los huesos. Mefi-Boset Come a la mesa del rey como uno de sus hijos, como un príncipe nuevamente. David manda a llamar a “Siba” el mayordomo y criado del abuelo de Mefi-Boset y a quién David la había dado todas las tierras de nuevo para que las cultivara para Mefi Boset. Pero cuando David huye de sus hijos, cuando Absalón se reveló. “Siba” parece tomar ventaja, y acusa a Mefi-Boset, diciendo que no quizo huír con el rey, y lo había escuchado decir: “ ahora recuperaré el trono de mi padre”. Entonces David le da las tierras a Siba, pero a su regreso unos meses mas tarde, ya por la muerte de Absalón, Mefi-Boset sale a recibir a David quien lo encuentra, sucio, no se había cambiado la ropa, sus pies descuidados y sin afeitarse la barba, porque desde que David se fue él no se aseó, entones le dice a que había sido infamado por Siba, entonces le dice David, ya le di las tierras pero ahora te daré la mitad, Mefi-boset le responde, “Que se las quede todas, para mí es suficiente que usted haya regresado con bien”
29 El rey le contestó:
—¡No digas más! He decidido que tú y Sibá se repartan las tierras que fueron de Saúl.
30 Pero Mefi-bóset respondió:
—Sibá puede quedarse con todo. Para mí, lo mejor es que Su Majestad haya vuelto sano y salvo a su palacio.
Vemos aquí un hombre ya sin temor, lo que muestra es amor, ya ha perdido todo, no le queda nada, ha pasado por esto varias veces, ahora sabe que lo mejor no son las posesiones sino el amar, esta lección le hará valioso y no el desear sus cosas, sabe que lo suyo es amar, y amar incondicionalmente. El bien que hace dice, el rey puede confiar en Mefi-Boset nuevamente pues para mi es mas importante estar a la mesa del rey y su gracia, que tener cualquier cosa material. a mi me sucede lo mismo, prefiero estar en la intimidad de la mesa de Jesucristo, su gran amor para conmigo y su gracia, que otra cosa material.
Pero observemos como es que Mefi-Boset llega a la mesa del rey.
2 Samuel 9Nueva Traducción Viviente (NTV)
9 Cierto día, David preguntó: «¿Hay alguien de la familia de Saúl que aún siga con vida, alguien a quien pueda mostrarle bondad por amor a Jonatán?». 2 Entonces mandó llamar a Siba, un hombre que había sido uno de los siervos de Saúl.
—¿Eres tú Siba? —le preguntó el rey.
—Sí, señor, lo soy —contestó Siba.
3 Enseguida el rey le preguntó:
—¿Hay alguien de la familia de Saúl que todavía viva? De ser así, quisiera mostrarle la bondad de Dios.
Siba le contestó:
—Sí, uno de los hijos de Jonatán sigue con vida. Está lisiado de ambos pies.
4 —¿Dónde está? —preguntó el rey.
—En Lo-debar —le contestó Siba—, en la casa de Maquir, hijo de Amiel.
5 Entonces David mandó a buscarlo y lo sacó de la casa de Maquir. 6 Su nombre era Mefiboset; era hijo de Jonatán y nieto de Saúl. Cuando se presentó ante David, se postró hasta el suelo con profundo respeto.
David dijo:
—¡Saludos, Mefiboset!
Mefiboset respondió:
—Yo soy su siervo.
7 —¡No tengas miedo! —le dijo David—, mi intención es mostrarte mi bondad por lo que le prometí a tu padre, Jonatán. Te daré todas las propiedades que pertenecían a tu abuelo Saúl, y comerás aquí conmigo, a la mesa del rey.
De esta manera David y Jonathan cumplieron su pacto y se amaron en amistad de Dios, con sinceridad, cuidaron sus vidas y la de sus descendencias. No fueron como hermano de Jacob que menospreció su primogenitura y perdió su derecho de hermano mayor. Por al contrario en este ejemplo de David y Jonathan vemos el cuido de lo que Dios les dió, una amistad, y hermandad sincera.
Para terminar…
3.) Me impresionan profundamente las últimas palabras de David antes de morir. Significado de su nombre: David (hebreo: דָּוִד, «el amado» o «el elegido de Dios». Veo de lo que se enorgullece, y de lo que le resta importancia. Porque no? No se jacta de haber sido rico, rey, poderoso, victorioso, no se jacta de haber tenido muchas mujeres, ni de haber peleado batallas y matado a muchos hombres y de haber sobrevivido, sino de haber sido amado, escogido por Dios, de haber Dios estado con él todos sus setenta años de su vida.
2 Samuel 23:5 Nueva Traducción Viviente (NTV)
»¿Acaso no es a mi familia que Dios ha elegido?
Sí, ha hecho un pacto eterno conmigo.
Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle;
él garantizará mi seguridad y mi éxito.
Hay muchas cosas de las que yo me he quejado, porque Dios me me las ha dado. Pero al meditar en la vida de David, encuentro una similitud, que me da mucho consuelo y seguridad eterna. Puede que no sea lo que yo quisiera ser en esta vida, pero yo también soy amado por Dios, soy elegido de Dios. Aun con todas mis pruebas puedo decir, Dios esta conmigo, voy para el cielo a estar para siempe en la mesa con él, con el Grande y Poderoso Rey de Reyes y Senor de Senores. Gloria a Dios!
“No vale la pena vivir esta corta vida sumergido en la sombra de la soledad, el miedo, y el dolor de heridas que sangran. La vida, es tan linda, e importante que no nos podemos perder del disfrute de cada espectacular día y sus momentos felices, por en cosas vanas. Pero solo es posible disfrutar la vida de la mano de Jesucristo por la fe, y completamente llenos de su amor aunque muchos no nos comprendan, ni valoren. El tiempo se va, se acorta, llegara el tiempo de nuestra partida, nos irémos de este mundo. ¿Qué pensarás el último día de tu vida sobre si lo hiciste bien? ¿Que recordarán de ti tus seres amados? Que sea el amor que les profesaste, porque solo haber vivido la vida con amor habrá valido la pena”.
Termino con este versículo final para meditar.
1 Tesalonicenses 5:20-22Nueva Traducción Viviente (NTV)
20 No se burlen de las profecías, 21 sino pongan a prueba todo lo que se dice. Retengan lo que es bueno. 22 Aléjense de toda clase de mal.
A La Oración Responsorial Todos Contestaremos con las palabras del amado Rey David antes de morir: Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito. “
#1 Orador: SEÑOR.…Ámame, muéstrame tu gran amor, y misericordia.
Todos: Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito. “
#2 Orador: SEÑOR…Muéstranos que estas con nosotros, que somos tus hijos elegidos, que serás bondadoso de aquí hasta el día que me llames a tu presencia.
Todos Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito. “
#3 Orador: SEÑOR… Adereza meza delante de mis angustiadores, hazme vivir en paz, lléname de exitos.
Todos: Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito. “
#4 Orador. SEÑOR…No me des pobreza para que no blasfeme contra ti, ni me anadas cosas que harán que me olvide de ti. Todos: Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito. “
#4 Orador SEÑOR Soberano…Levanta nuestras cabezas en todo momento. Todos: Su pacto está arreglado y asegurado hasta el último detalle; él garantizará mi seguridad y mi éxito. “

« ¿Inspiradores de ensueños o desaprensivos?»

 

Tenemos un gran reto, podría ser el reto de nuestras vidas, es trascendental, significa tanto para aquellos que lo hagamos, que sin duda cambiará nuestras vidas para siempre. Consiste en reprogramar nuestra mente a la palabra de Dios, y practicarla en cada detalle. Esta vez, en este caso en específico voy a hablar de un principio indispensable:
Debemos aprender a hablar, como Dios habla.
Si debemos aprender a hablar y hablarnos como lo hace Dios, inspiradoramente. Daré un ejemplo de fácil comprensión.
Se dice que cuando vives en Alaska, tienes que usar todo para sobrevivir. Pues escuché en un programa de Discovery channel, las sabias e inspiradoras palabras con que un padre de familia inspiró, e instruyó a su pequeña hija sobre cómo sobrevivir: “Saldrás y matarás”. Ella no sabía el significado de éstas palabras, le preguntó a su padre: Que es eso? pero se le quedaron guardadas en su mente porque la inspiraron, y su padre le enseñó como él lo hacía hacerlo y después de un tiempo, como ya era viejo, murió. Ahora a ella, a su edad madura, cuenta que ha sobrevivido más de 40 años en Alaska salvaje, por aquella inspiración, y valora mucho el significado de la enseñanza de su padre a quién recuerda como él ha cuidado indirectamente de ella hasta la fecha, por aquellas palabras: “Saldrás y Matarás”. El éxito de supervivencia de ésta mujer se debe a la buena enseñanza de su padre.
Vimos que esta mujer fue inspirada y enseñada a cuidarse desde pequeña edad por su padre terrenal. Sabemos que Dios nos cuida desde su seno, por lo que ha decretado para nuestras vidas, y a la vez, Dios nos cuida por su enseñanza al hablarnos inspiradoramente, él ha dicho que nos va a enseñar muchas cosas para cuidarnos.
Salmos 32:8Traducción en lenguaje actual (TLA)
8 Tú me dijiste:
«Yo te voy a instruir;
te voy a enseñar
cómo debes portarte.
Voy a darte buenos consejos
y a cuidar siempre de ti.
Si Dios hace esto, nosotros también con nuestro ministerio de reyes y sacerdotes para Dios. Para hacerlo, antes debemos conocernos a nosotros mismos, como por ejemplo: que es lo que nos inspira, para motivarnos y cómo podemos inspirar a las personas que están con nosotros.
Si en éste momento no estamos siendo inspirados, estamos yendo en contra de nuestra propia naturaleza, de cómo nos hizo Dios individualmente, me atrevo a decir que nos crió con mucha inspiración desde nuestra niñez de ensueño, y por muchos momentos inspiradores y lindas enseñanzas. Por tanto Dios nos manda a que sigamos todo lo bueno.
“Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.” FILIPENSES 4:8 NTV
Venía diciendo que debemos conocernos, debemos saber que somos, que nos provoca tristeza, que nos alegra inspira, que nos da esperanza para tener una vida de ensueño.
En mi caso.
Por ejemplo, yo me deprimo anímica y visionariamente sino estoy en contacto con la naturaleza, por estar en el encierro de la ciudad, porque de esa manera fui criado. Lo que ahí sucede es que uno disfruta y ama todo de ella, desde los olores, los colores, el sonido, sus sabores en el gusto de mi boca, el tacto suave y áspero, es increíble. Uno tiene una gran empatía con los animales y los llega a amar pura y sencillamente. La interacción de los 5 sentidos con el cerebro llega hasta el alma y se siente pura vida, llenura y libertad. Pero lo más bello de todo, es fundirse con el entorno de la naturaleza, el tiempo, el cielo y sus tonos diferentes, dejar que penetre en el corazón y ser uno solo con ella.
Cada vez que me ocurre eso, ya no contemplo la parte física, sino a Dios el creador de toda esa hermosura, y comienzo a orar, a llorar, a gemir en su presencia profundamente. Ser uno con la naturaleza es como si apretara un botón, que me lleva a estar con Dios en un remanso de paz y buen alimento. Mis fuerzas son renovadas cada vez que salgo de ese hermoso baño de Dios. Todo estrés queda muy lejos de mí. Sin lugar a dudas, extraño la vida del campo. En la ciudad no me puedo quitar el estrés y término poniendo atención más de la cuenta a las palabras necias de los que viven el estrés del hacinamiento de la urbe, lo que en mí termina en raíces de amargura y por ende siendo un tanto paranoico. Se de otras personas que terminan siendo intransigentes, indolentes, y hasta desaprensivos.
He aprendido que Dios habla inspiradoramente y para sanarnos, para que no seamos un problema para los demás, para no dañar a otras personas, más bien para sanarlos, liberarlos y darles visión, hasta inspirarlos, debemos hablar como Dios habla inspiradoramente que significa: decir los verbos en futuro y en futuro perfecto.
Entonces Dios habla inspiradoramente, lo que significa hablar en futuro, futuro perfecto y muy positivamente.
La Biblia manda que seamos intachables en nuestro comportamiento, he aquí tenemos la meta, para pedirle a Dios, poder ser mejores cada vez más.
Recordemos nuestro ejemplo, “Saldrás y Matarás”, ahora veamos uno bíblico en Hechos 10:13 “Y oyó una voz: Levántate, Pedro, mata y come.” Ahora consideremos que es inspirador, es el futuro, además es una orden y una realidad. En el primer ejemplo para sobrevivir en un lugar como Alaska salvaje, y en segundo Dios le dice a Pedro su propósito de evangelizar a los gentiles.
Pero no tenemos que vivir en Alaska para hablar inspiradoramente para sobrevivir, en el sentido que no dependemos de aquellas habilidades porque no es en nuestro entorno, pero vamos al mismo objetivo que Dios quiere para nosotros, ser exitosos en todo lo que hagamos.
Deuteronomio 31:6 Sed fuertes y valientes. No temas ni tengáis miedo de ellos, porque es el Señor, tu Dios, que te acompaña. Él no te dejará, ni te desamparará “.
Repita conmigo me concentro en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Pienso en cosas excelentes y dignas de alabanza.
1 Corintios 2:9 TLA
9 Como dice la Biblia:
«Para aquellos que lo aman,
Dios ha preparado cosas
que nadie jamás pudo ver,
ni escuchar ni imaginar.»
PORQUE?
Jeremías 29:11Nueva Traducción Viviente (NTV)
11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.
No seré un desaprensivo.
Cuando por la vida, actuamos por traumas, raíces de amargura, paradigmas, complejos, podemos cometer muchos errores terribles sin estar conscientes, sin percatarnos bien de lo que hacemos. Pero el resultado he visto que muchas veces es el mismo cómo actúan los necios desaprensivos, indolentes.
Allí es cuando comenzamos a actuar mal.
Tenemos patrones que se repiten, son cosas que aún no hemos superado, nos golpean profundamente y nos hacen tambalear, nos perturban y procedemos desequilibradamente.
Entonces cometemos muchos errores,
Enumeraré algunos errores y sus conciencias en nosotros.
Desaprensivo, viene de desaprensión que es la falta de justicia o de moral en determinados actos, generalmente por desprecio a los derechos de los demás.
Recuerdo que antes había cárcel a las personas desaprensivas, si hacían algún desorden o falta a la moral, que como resultado son desprecio a los derechos de los demás.
Consideremos que cuando una persona hace un acto que denota falta de justicia, o de moral, que están afectando nuestros derechos es una altanería tremenda, es un gran orgullo.
Cuando ponemos oídos a malos comentarios, nos estamos haciendo un gran daño nosotros mismos.
Veamos que dice la Biblia sobre lo dañino de la murmuración, tanto el que la dice como el que la oye.
“Hermanos, no murmuréis los unos de los otros” (Santiago 4:11).
“Haced todo sin murmuraciones y contiendas” (Filipenses 2:14).
“…todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse…” (Santiago 1:19)
Los creyentes maduros tienen dominio sobre su lengua con la ayuda del Espíritu Santo,
“llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:5).
“El hombre perverso levanta contienda, Y el chismoso aparta a los mejores amigos” (Proverbios 16:28).
Nuestro Señor llama a los chismosos corruptos:
“Todos ellos son muy rebeldes, y andan sembrando calumnias; sean de bronce o de hierro, todos son unos corruptos” (Jeremías 6:28) Por eso, Dios prohíbe la murmuración dentro de su pueblo: “Haced todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones” (Filipenses 2:14)
“Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos…” (Judas 16).
Cuando se escucha la murmuración se tiende a volverse paranoico, el creer erróneamente que los demás tienen una mala imagen nuestra es la causa de las raíces de amargura.
El caso de Miriam la hermana de Moisés, vemos en Números 12, fue terriblemente castigada por Dios con lepra, y echada fuera del campamento por inmunda, todo por haber murmurado contra Moisés.
VEAMOS EL CASTIGO DEL SEÑOR.…
Números 12Traducción en lenguaje actual (TLA)
María y Aarón critican a su hermano Moisés
12 María y Aarón hablaban mal de su hermano Moisés porque se había casado con una mujer que no era hebrea sino etíope. 2 Y dijeron: «¿Acaso Dios le ha hablado sólo a Moisés? También nos ha hablado a nosotros».
Dios oyó lo que habían dicho, 3 y se molestó al oírlo porque Moisés era la persona más humilde del mundo. 4 Entonces Dios llamó a Moisés, a Aarón y a María y les dijo: «Vayan los tres al santuario».
Cuando fueron los tres, 5 Dios bajó en la columna de nube y se puso a la entrada del santuario; llamó entonces a Aarón y a María, y cuando ellos se acercaron 6-8 les dijo:
«Óiganme bien. ¿Por qué se atreven a hablar mal de Moisés? Ustedes saben que cuando yo quiero decirles algo por medio de un profeta, le hablo a éste por medio de visiones y de sueños. Pero con Moisés, que es el más fiel de todos mis servidores, hablo cara a cara. A él le digo las cosas claramente, y dejo que me vea».
9 Y Dios se alejó de ellos porque estaba muy enojado. 10 Y resulta que cuando la nube se apartó del santuario, a María le dio lepra. ¡La piel se le puso blanca como la nieve!
Cuando Aarón vio a María, 11 le dijo a Moisés:
«Perdónanos, por favor, y no nos castigues por este pecado. Lo que hicimos fue una tontería. 12 La piel de María está deshecha, como la de los bebés que mueren antes de nacer. ¡Por favor, pídele a Dios que no la deje así!»
13 Entonces Moisés le pidió a Dios que sanara a María, 14 y Dios le contestó:
—Si su padre le hubiera escupido en la cara, sería tal su vergüenza que ella tendría que quedarse siete días fuera del campamento. Pues bien, ése será su castigo.
15 Así que María estuvo fuera del campamento siete días, y en todo ese tiempo el campamento no se movió de su lugar.
Debemos poner en práctica hablar inspiradoramente, para no ser castigados por Dios. Que vemos aquí?: Moisés toma una mujer negra, y Míriam habla mal de Moisés ante Arón, porque ellos solo debían casarse por tradición solo con sus mujeres no con extranjeras, pero Arón, y ella repetirían aquello negativo, llegaría a oídos del pueblo, lo que pondría en peligro el liderazgo de Moisés. Dios dice una virtud de Moisés, él es el hombre más manso, por eso hablo directamente con él y ustedes vienen a decir mal de él? Y vemos el castigo de Míriam con lepra que por su pecado, le estaba pudriendo el cuerpo, para que aprendiera la lección.
Aquí vemos que en todo caso, el hablar con necios o locos, es ponerse temporalmente al mismo nivel de ellos, es igualmente estar insano mental, desequilibrado, necio, con locura, lo que significa que es ser igual o peor que ellos. Arón se puso al mismo nivel que la insensatez de su hermana que tenía raíces de amargura, no dijo ninguna virtud de su líder, sino por el contrario fue tan necio por oírla, como ella. Miriam debía ir a arreglar su malestar con Moisés y no murmurar.
Es mejor hablar inspiradoramente, es bueno, tendremos mejores frutos, es apartarse del mal, lo dice el padre nuestro.
Mateo 6:13 dice, “No nos metas en tentación, más líbranos del mal.”
El sentido de la palabra “tentación” tiene que ver con pruebas (Santiago 1:2 “porque Dios no puede ser tentado por el mal ni él tienta a nadie.”) y es la idea aquí. Sí, Dios nos deja ser probados porque las pruebas nos hacen más fuertes.
Lucas 4:1,2 dice que el Espíritu llevó a Jesús al desierto para ser probado, o sea tentado. Note que no fue el Espíritu Santo quién tentó a Jesús, pero sí le llevó al desierto para que fuera tentado, o sea probado, por el diablo.
Que significa, “no nos dejes ser tentados.”? La idea es – No nos dejes ser probados más allá de lo que podamos soportar, sino líbranos del mal o quítanos el mal, porque ya no aguantamos más la tribulación que produce la prueba.
El punto de Mateo 6:13 es sencillamente que pidamos ayuda y socorro de Dios en las pruebas. Si lo hacemos él nos promete oír (1 Juan 5:14) y también promete no dejarnos ser tentados o probados más allá que nuestra capacidad para soportar (1 Corintios 10:13). Pero quiere que pidamos ayuda en las pruebas.
Un paralelo: Dios nos promete el pan (Mateo 6:31-33) pero también nos manda que lo pidamos (Mateo 6:11). También nos promete la liberación de las pruebas (1 Cor. 10:13), pero a la vez nos manda a pedir esta liberación (Mateo 6:13).
Aun con todo, debemos hablar inspiradoramente como Dios, para no ser unos necios desaprensivos. Por tanto debemos alejarnos de las malas compañías, que son aquellas personas que no aportan nada positivo o inspirador a nuestras vidas, solo nos traen problemas. Que dios nos aparte del mal, que nos ilumine para poder ver lo que no nos conviene, que no abonará, sumará, ni nos beneficiará en nada para nuestro crecimiento y madurez, para tener una vida plena y feliz.
Recordemos que Dios habla inspiradoramente, en futuro, en futuro perfecto, en positivo, en enseñanza para nuestro bien, (como el ejemplo de la señora de Alaska) y en promesa de lo que será él para nosotros y hará en nuestro futuro.
PORQUE?
Jeremías 29:11Nueva Traducción Viviente (NTV)
11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.
Y como dicen, “como muestra un botón”.
“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento”. Salmos 23:4.
Oremos para que Dios nos libre de toda prueba más allá que no podamos soportar, que aprendamos las lecciones espirituales que para que maduremos espiritualmente, que practiquemos todo el consejo de la palabra de Dios, y que hablemos inspiradoramente, es mejor, en el nombre de Jesús. Dios bendiga a los hombres de buena voluntad.

«A Grandes Faltas, Grandes Milagros»

 

El Señor dice, Aun en tus fallas más profundas yo seré tu Sanador, Libertador, y Sustentador
Texto: Isaías 54:7-8Nueva Traducción Viviente (NTV)
7 Por un breve instante te abandoné,
pero con gran compasión te recibiré de nuevo.
8 En un estallido de enojo aparté de ti mi rostro por un poco de tiempo.
Pero con amor eterno tendré compasión de ti
Somos muchos los hijos de Dios cautivos de esperanza que hemos estado esperando que el Dios Alto y Sublime, levante nuestras cabezas. Es decir, estamos esperando que nos sane de algún mal o defecto de falta de conocimiento que nos aqueja, que nos libere de alguna opresión, o pecado que nos trae males, que provea aquel milagro que nos hace falta y nos cambie de condición. La pobre condición nos hace sentir mal, nos golpea, humilla, maltrata, somete, empobrece, y menoscaba nuestro ser actualmente. Estamos cautivos a la esperanza que Dios nos lleve a una mejor condición en el futuro cercano. Nuestro hombre interno gime, por una mejor calidad de vida en todo momento. Anhelamos que Dios nos lleve a vivir más felizmente de lo que ahora somos porque, digamos que muchas veces somos infelices hasta no obtener las salidas y milagros que esperamos y necesitamos que Dios nos dé, por la fe. Entonces cabe recalcar que hay una realidad presente en cada uno de nosotros, la que según la Biblia es la segunda causa de todo lo que pasa en la tierra, se encuentra en todo el consejo de Dios, en toda la Biblia, se infiere fácilmente al ver las decisiones buenas y malas de los grandes hombres de Dios, y reza como un principio general, “nosotros mismos somos los autores de nuestro porvenir con todas las decisiones que tomamos.” En otras palabras repite conmigo: “Yo mismos soy el autores de mí propio porvenir por todas las decisiones que tomo ya sean buenas o malas.”
Esta es una realidad, pero viene de otra superior. Para salir de toda confusión, porque sería un mentiroso si solo dijera la mitad de la verdad, me es necesario aclarar que la primera causa de todo lo que pasa en la tierra es la soberanía de Dios. Ésta consiste en la permisión, el control, el gobierno y limitación de Dios sobre todas las cosas, grandes y pequeñas, importantes e insignificantes, usando indirectamente todos los medios posibles, a favor o en contra para gobernarnos llevando a cabo su voluntad de decreto sobre toda la tierra. El fin de todo esto es hacernos el bien, por supuesto a sus hijos amados, y glorificarse en nuestras vidas.
Salmos 37:23-24
…23Por el SEÑOR son ordenados los pasos del hombre, y el SEÑOR se deleita en su camino. 24Cuando caiga, no quedará derribado, porque el SEÑOR sostiene su mano. 25Yo fui joven, y ya soy viejo, y no he visto al justo desamparado, ni a su descendencia mendigando pan.…
Como podemos ver por Dios son ordenados los pasos del hombre, esta es la primera causa de todo lo que pasa en esta tierra. Es menester que Dios nos sostenga en su mano, dirija nuestros pasos, y si caemos, nos levante porque nosotros no somos, primero lo diré en Latín, absolutus, o absolutos.
Absoluto es Dios y la Biblia, que no está sujeto a nada, porque tiene carácter de independiente, ilimitado y que no da lugar a puntos medios. Algo absoluto existe por sí mismo y se caracteriza por ser entero, completo y total, ya que es incondicionado.
Como no somos así, sino todo lo contrario, es decir, incompletos, dependientes, y parciales, porque no estamos completos o acabados, es conocido que estamos expuestos a equivocarnos, y muchas de esas decisiones las hacemos desde nuestra limitada condición humana más que andando en el Espíritu. A decir verdad, aunque tengamos a Dios, y hagamos todo de buena fe, lo cual es magnífico, implica que vamos casi a ciegas, sin ver bien, solo por la certeza y la convicción del ejercicio de la fe, tal como Dios quiere, por fe y no por vista.
Sin embargo a la vez, lo anterior significa que no tenemos garantizado el 100% del éxito total hasta que venga del Dios absoluto a socorrernos, hasta que él nos desarrolle la fe plenamente. Lo que trato de decir es que podremos equivocarnos en el intermedio, como parte del proceso de aprendizaje, o por falla, error, debilidad, defecto, o falta humana, por mala instrucción en nuestra educación que recibimos en casita, y que Dios puede controlar las cosas para que suceda. En otras palabras Dios mandándonos la prueba desde el cielo para probarnos, dejaría que nos equivoquemos, así aprendemos lecciones y principios espirituales. En otras palabras nadie está exento de no caer. Sí, nadie está exento de no caer de donde estaba. Caer de qué?, de caer en alguna mala decisión y situación penosa, en una cosa difícil de afrontar, lo que traería mucha aflicción al alma.
Pero Dios permite estas cosas también para que le conozcamos más, y seamos testigos de su existencia, que es un ayudador, sustentador, sanador, libertador, proveedor.
Isaías 43:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)
«Pero tú eres mi testigo, oh Israel —dice el Señor—,
tú eres mi siervo.
Tú has sido escogido para conocerme, para creer en mí
y comprender que solo yo soy Dios.
Isaías 54:15 Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá.
Para una mejor ilustración, escribiré una historia, para que nos hagamos el cuadro de una vida y podamos vernos reflejados y compararnos nosotros en ella, por la razón que de cierta forma, todos somos iguales. Creo no equivocarme pero en la cultura latina que yo he visto, nos crían para ser perfectos en todo. Mis padres, a mí me castigaban mucho cuando fallaba en algunas cosas, de ahí que en mi vida, aparte de llegar a ser perfecta, debía ser súper perfecta y si no, pues me dolía mucho, y sentía mucha culpabilidad. Pero prosigamos con nuestra historia hipotética:
Había una vez un ser humano muy noble que quería ser perfecto. Su mayor deseo, su mayor sueño era llegar a ser una persona perfecta, “en verdad.” Quería tener todos los componentes y atributos para lograrlo. Continuamente observaba que no le faltara nada. Desde temprano comenzó su misión, que había sido transmitida, o era heredada de sus padres. Debía luchar para llegar a ser un buen hombre, hasta llegar a ser perfecto, o al menos “casi perfecto,” por tanto debía hacer bien todos los roles que le ayudarían a conseguirlo, veamos solo algunos:
Educado, amable, estudioso, trabajador, buen amigo, proveedor, audaz, fuerte, buen esposo, buen sirviente, buen jefe, buen rey, buen negociante, buen generador de utilidades para vivir una vida plena, buen músico, buen padre, buen cocinero, buen cambiador de pampers, etc., etc., etc. Se lo imaginan?
Tan pronto como amanecía cada día él o ella, se arremangaba, se ponía esa vestimenta mental, y por favor, que no le faltara nada, de ahí en adelante ya estaba listo para luchar usando todas sus herramientas. odiaba ser lo contrario al estereotipo formado en su mente.
Pero no todo le salía bien, porque a veces fallaba a sus principios. Y cada vez que fallaba se sentía sumamente mal, y culpable, era como su peor humillación que le calaba hondo hasta los huesos. Se levantaba rápidamente y volvía a ser alegre, feliz, porque su sueño lo aguardaba, pero a la vez, volvía a fallar, le avergonzaba mucho, de manera que trataba de esconder sus faltas.
Todo lo que hacía en su labor diaria, en su inconsciente, era por tratar de honrar la educación de sus padres y aunque estuviesen lejos, inconscientemente trataba de agradarlos. Ellos eran quienes lo habían instruido con muchos cuadros de visiones perfectas utópicas a priori. Para cuando fuese grande, el y sus padres pensaban que sería el orgullo de todos. Así que desde su niñez fue regañado castigado y a veces hasta golpeado con la vara de la corrección, cuando fallaba. Además, ellos le escondían “el mundo malo” y muchas cosas, digamos sanas de este, para que no lo conociera, ni las hiciera, y así dirigir su camino egoístamente, desde luego, hacía todo pensando que le hacían un bien al muchacho. Para cuando creció, ya estaba atado y programado. En unas cosas le iba bien, pero en otras, no, en otras más o menos, y en otras, de la patada. Sin embargo había unas en que no fallaba, pero más adelante fallaría, es más ni conocía lo que se le avecinaba, ya que no lo habían preparado para afrontarlas, eran fallas inconcebibles, inauditas, “impermitidas”. Y todo porque? Porque era un ignorante de sus fallas estructurales mentales que más adelante se accionarían al no saber enfrentar ésta vida, así que él hoyo en que caería solo se iba haciendo cada vez más grande, hasta llegar a ser enorme y más gigantesco que su preparación y su Dios. Sin lugar a dudas, estas debilidades, errores, incapacidades le harían caer más adelante. Hasta que llegó el día y cayó muy bajo.
Estos son los paradigmas con los que tendría que enfrentarse algún día. Pero llegó el día de su salvación y todo aquello casi desaparece por completo, era una nueva criatura, y pasó a ser muy feliz. Cabe recalcar que de ahí en adelante se equivocaba muy poco, en comparación con antes de recibir al Espíritu Santo, estaba feliz viendo su sueño realidad, pero con los años se dio cuenta que volvió a fallar, pero ésta vez, calló en un hoyo aún más grande que el anterior/ Como siendo cristiano? Así es. Luchó por mucho tiempo para salir, pero después de muchos años de lucha, finalmente llegó a una conclusión. Lo que le acontecía de su prueba era producto de sus fallas genéticas, de la pobre educación familiar, de la sociedad, de la religión, de su pobreza mental, de sus pobres principios cristianos mal aprendidos, etc. Que pasó? decía, no he faltado en nada, pero falle a una cosa, y me falló todo. Hasta que se percató de dónde provenía su falla en particular. Allí se dio cuenta que no estaba consiente de todo, que se conocía poco, por tanto no estaba en sus manos evitar haber caído en aquel hoyo, eran sus padres y su mala formación que le dieron, le habían fallado en algo vital, no lo enseñaron, no lo instruyyeron como otros padres (que fallan en otras cosas) en esto que le afectaba a él en particular,como consecuencia había caído en el hoyo, podría decirse que inocentonamente, buscando una solución a sus problemas.
Llegó a convencerse que su problema era imposible de resolver en las manos del hombre, más no en la de Dios. Ahora solo esperaba en Dios. También se percató que Dios había hecho todo de esa manera en su vida, para llegar a encontrarse con él, para que lo conociese y darle una verdadera salida. Ahora su pregunta era, tendría Dios misericordia de él, para ayudarle? De qué manera lo sacaría del hoyo? Y logró ver que su salida del hoy era un milagro de Dios, y Dios le dejó saber que le haría el milagro en tiempo cercano. Vio por la fe, que Dios se glorificaría en su vida, y que lo conocería de una manera en que nunca antes le había conocido. Ahora ya creía que saldría no solamente del hoyo sino de su defecto para siempre, y que al final resultaría siendo un ganador, un triunfador, un vencedor. De allí en adelante ya esperaba su milagro y sabía por la fe. que le vendrá pronto. Ahora su Dios es más grande que su problema, el cual se queda chico en comparación con su fe y su Dios.
Oseas 2:18-20Nueva Traducción Viviente (NTV)
18 En ese día haré un pacto
con todos los animales salvajes, las aves de los cielos
y los animales que corren sobre la tierra,
para que no te hagan daño.
Quitaré de la tierra todas las armas de guerra,
todas las espadas y todos los arcos,
para que puedas vivir sin temor,
en paz y seguridad.
19 Te haré mi esposa para siempre,
mostrándote rectitud y justicia,
amor inagotable y compasión.
20 Te seré fiel y te haré mía
y por fin me conocerás como el Señor.
Jeremías 31:2-4Nueva Traducción Viviente (NTV)
2 Esto dice el Señor:
»Los que sobrevivan de la destrucción venidera
encontrarán bendiciones aun en las tierras áridas,
porque al pueblo de Israel le daré descanso».
3 Hace tiempo el Señor le dijo a Israel:
«Yo te he amado, pueblo mío, con un amor eterno.
Con amor inagotable te acerqué a mí.
4 Yo te reedificaré, mi virgen Israel.
Volverás a ser feliz
y con alegría danzarás con las panderetas.
Somos la expresión de nuestros ancestros y sus debilidades, con sus genes defectuosos, con sus muchas faltas y debilidades. Venimos a ésta vida con todo eso. Somos producto de la sociedad pero Dios dice.
Salmos 34:19,20
Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo libra el SEÑOR.…
El mundo premia a los que buscan triunfar, es lo que anhelamos, pero las fallas internas que no conocemos con seguridad nos harán fracasar, pero Dios dice.
Salmos 94:18
Si digo: Mi pie ha resbalado, tu misericordia, oh SEÑOR, me sostendrá.
Hay personas que todo lo hacemos bien, luchamos con todo nuestro poder limitado para salir adelante, pero tenemos paradigmas que no nos dejan prosperar, sin embargo Dios dice.
Salmos 145:14
El SEÑOR sostiene a todos los que caen, y levanta a todos los oprimidos.
Hay una estructura mental defectuosa, que forma parte de nuestras debilidades y debilita nuestro carácter, esta es como un viejo enemigo interno, que no nos ayuda en nada, la Biblia le llama el hombre viejo. El punto es que aun siendo justos caemos 7 veces y 7 veces nos volvemos a levantar, pero Dios dice.
Juan 10:27-30 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen;…
A donde quiero ir es que vamos a fallar, estamos programados para fallar, hay un conteo invisible y final en nuestras debilidades para fallar de una u otra manera, y aunque amamos a Dios y a nuestras familias, hay cosas que no las podemos hacer ni para nosotros mismos, ni para ellos, podría ser que nos cuesta proveer, o dejar atrás lo incorrecto, pero porqué no lo hacemos?,porque estamos aún enfermos de pobreza de Dios sin saberlo, pero al seguirlo a él, se vuelve nuestra riqueza y nos libertará.
Lucas 2:34Traducción en lenguaje actual (TLA)
34 Simeón los bendijo, y le dijo a María: «Dios envió a este niño para que muchos en Israel se salven, y para que otros sean castigados. Él será una señal de advertencia, y muchos estarán en su contra.
Yo he investigado durante años al ser humano, me he investigado a mí mismo, quiero conocer el porqué de mis fallas. Me he puesto metas que no he logrado, a mi edad esperaba haber alcanzado varias cosas, y me da mucha tristeza que no pasen aquellas cosas que pueden ser básicas para otras personas. Hice de todo, y considero que todo lo he hecho bien y como para Dios, habiéndole obedecido, y aun así considero que he fallado en mucho. Pero he llegado a una conclusión, para mí y para los demás y es la siguiente:
Venimos programados para fallar. Nacimos de nuevo y todo pasó de estar mal, a estar bien, y a excelente. Dimos el gran salto que esperábamos, pero de pronto volvimos a fallar en cosas que no fueron arregladas por Dios, cosas que quedaron pendientes y que pensamos que ya estaban resueltas, pensamos que solo es nuestra culpa, y que probablemente hacemos lo que no nos conviene por consecuencia directa de nuestros errores, porque nos perdimos en algún lugar del camino. Nos recriminamos, en tanto tiempo no pudimos lograr crear aquella vida perfecta que un día creímos que Dios nos daría? Definitivamente nadie, ni nada de la tierra, va a cambiar nuestras fallas internas, porque no es posible para los mortales poder arreglar esas enormes faltas. Entonces solo queda Dios, aquí es donde quería llegar, de esto estoy hablando, de desde hoy creer que Dios nos dará la solución.
Él nos va a criar alimentar, nutrir, es nuestro salvador, libertador, proveedor, sanador.
Vamos a decidir que vamos a creer que Dios nos dará las añadiduras que esperamos, porque también Dios arregla las fallas cuando las trae. Ahora decide que creerás por aquellas cosas grandes que esperas, que al no obtenerlas te han generado errores, fallas, debilidades. Ya lo hiciste? muy bien, prosigamos.
1 Corintios 10:13Reina-Valera 1995 (RVR1995)
13 No os ha sobrevenido ninguna prueba que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser probados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la prueba la salida, para que podáis soportarla.
Job 19:24-26
Yo sé que mi Redentor vive,
y al final se levantará sobre el polvo.
26 Y después de deshecha mi piel,
aun en mi carne veré a Dios;
Isaías 43: 1-3.Nueva Traducción Viviente (NTV)
Pero ahora, oh Jacob, escucha al Señor, quien te creó.
Oh Israel, el que te formó dice:
«No tengas miedo, porque he pagado tu rescate;
te he llamado por tu nombre; eres mío.
2 Cuando pases por aguas profundas,
yo estaré contigo.
Cuando pases por ríos de dificultad,
no te ahogarás.
Cuando pases por el fuego de la opresión,
no te quemarás;
las llamas no te consumirán.
3 Pues yo soy el Señor, tu Dios,
el Santo de Israel, tu Salvador.
Yo di a Egipto como rescate por tu libertad;
en tu lugar di a Etiopía y a Seba.
4 Entregué a otros a cambio de ti.
Cambié la vida de ellos por la tuya,
porque eres muy precioso para mí.
Recibes honra, y yo te amo.
5 »No tengas miedo, porque yo estoy contigo.
Cree en el poderoso de Israel, a él y solo a él le toca arreglar las fallas de su esposa, de su amada, de sus hijos, él lo hará. A Dios le toca hacernos el milagro para arreglar nuestras grandes fallas, Dios nos arreglará lo que solo él puede arreglar y nos los hombres. Dios lo hará, no lo dudes, no queda nadie más, solo Dios, y con seguridad nos sacará del hoyo de la desesperación. Deja de echarte culpas por cosas que son soluciones únicas de Dios. A él Sea la honra, la alabanza, la adoración, porque es Grande, Bondadoso, Misericordioso. Gloria a Dios.
Salmos 40:1-3.
Al SEÑOR esperé pacientemente, y El se inclinó a mí y oyó mi clamor. 2Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso; asentó mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos. 3Puso en mi boca un cántico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios; muchos verán esto, y temerán, y confiarán en el SEÑOR.…

«Que tanto razonamos al aplicar “nuestra justicia”?»

 

Texto: Jeremías 33:16Nueva Traducción Viviente (NTV)
16 En ese día Judá será salvo,
y Jerusalén vivirá segura.
Y este será su nombre:
“El Señor es nuestra justicia”
INTRODUCCIÓN.
La justicia es un atributo que pertenece a Dios y que le permite ordenar las cosas de acuerdo a merecimientos. La justicia divina, por lo tanto, está vinculada a las disposiciones de la divinidad para recompensar o castigar a cada persona. La justicia de Dios mantiene lo que es coherente con su propio carácter, y que necesariamente juzga lo que está opuesto a el: esto es el pecado.
12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Apocalipsis 22:12Reina-Valera 1960 (RVR1960)
DESARROLLO.
I. ¡Dios es moralmente perfecto!
Cuando hablamos de justicia hablamos de moral.
La palabra moral es una palabra de origen latino, que proviene del término moris (“costumbre”). Se trata de un conjunto de creencias, costumbres, valores y normas de una persona o de un grupo social, que funciona como una guía para obrar. Es decir, la moral orienta acerca de que acciones son correctas, (buenas) y cuales son incorrectas, (malas). A las acciones, conductas, decisiones y valores se definen como el bien o el mal.
Sin embargo las creencias, costumbres, valores, normas, acciones, conductas, decisiones, proceder o rectitud de Dios solo son hacia el bien, por tanto Dios es un ser moralmente perfecto, es moral por excelencia, ya que en él no hay maldad. El origen de la justicia es la Trinidad, o Dios, por tanto de él procede la justicia.
¿Cuál es la medida de moralidad a la cual nosotros nos adscribimos a la hora de practicarla?
II
“Tu justicia es justicia eterna, y tu ley verdad.”
Salmo 119: 141-143. 141Pequeño soy, y despreciado, más no me olvido de tus preceptos. 142 Tu justicia es justicia eterna, y tu ley verdad. 143Angustia y aflicción han venido sobre mí, mas tus mandamientos son mi deleite.
El salmista sabía que su justicia era depravada. El castigo de Dios que le había traído tristeza, angustia, aflicción, hizo que su deleite fuera en el Justo y Verdadero Dios, y ya no en sí mismo. Es decir, ya no se miraba en su proceder, ensimismado, o sabio en su propia opinión a la hora de actuar, sino que a la hora de todo proceder observaba los preceptos, la justicia, la ley, los mandamientos de Dios para no equivocarse, y ese era su deleite.
La palabra injusticia es toda acción contraria a la justicia, es decir falta de justicia. Entonces: Que es la palabra JUSTICIA? Es el principio moral que aprendimos religiosa y socialmente, que nos inclina a obrar y juzgar respetando la verdad, y dando a cada uno lo que le corresponde.
La palabra justicia, viene de cualidad de “justo,” Dios es justo, porque es ecuánime, equitativo, imparcial o razonable, entonces justo y justicia, vienen de la cualidad de la justicia divina.
Injusticia podemos sintetizarla como todas las malas acciones, o toda maldad, por esto dice la Biblia toda “injusticia es pecado”. Es decir, toda las malas acciones o toda la maldad que hacemos son pecado ante los ojos de Dios. Por esto dice la Biblia que nuestra justicia es como trapos de inmundicia.
“Estamos todos infectados por el pecado y somos impuros. Cuando mostramos nuestros actos de justicia, no son más que trapos sucios. Como las hojas del otoño, nos marchitamos y caemos, y nuestros pecados nos arrasan como el viento.” ISAÍAS 64:6.
Jesús dijo palabras duras, como las que leeremos en Mateo 5:20-26Reina-Valera Antigua (RVA)
20 Porque os digo, que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y de los Fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.
Si nuestra justicia o rectitud, es decir, si nuestras creencias, costumbres, valores, normas, acciones, conductas, decisiones, proceder no es mayor que la de los escribas y Fariseos, que eran la norma de justicia más alta que había en aquellos tiempos, no entraremos en el reino de los cielos. Tiene que ser mayor que la de cualquier hombre entregado a la observancia de la ley. Entonces solo resta decir que nuestra justicia para entrar al cielo, únicamente es una, la perfecta, la que no tiene pecado, es la de Jesucristo que es contada a nuestro favor cuando creímos en Jesucristo como salvador, creemos en él de todo corazón y lo confesamos.
III
“Como dicen las Escrituras: «No hay ni un solo justo, ni siquiera uno.” Romanos 3:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)
El principio de humildad para poder reconocer nuestra naturaleza pecadora, es saber lo que somos en realidad. Pues en verdad somos pecadores injustos por naturaleza. Si reconocemos esto, ya tenemos un principio Bíblico para cambiar.
Hay personas que hacen muchas cosas malas, pero ellos creen que nunca han hecho nada malo. Estas personas no cambian, las confrontas y te niegan todo descaradamente. Mientras el humilde reconoce su error, su pecado, sabe que está haciendo mal, sabe que ha hecho mal, reconoce su pobre condición y pide perdón por sus malas acciones. El tendrá misericordia. El salmista sabe por la inspiración del Espíritu Santo que no es más que un pecador injusto igual que todos los demás, al reconocerlo, también se reconoce al único justo a Dios veradero. Veamos Salmos 14:1-3Nueva Traducción Viviente (NTV)
1 Solo los necios dicen en su corazón:
«No hay Dios».
Ellos son corruptos y sus acciones son malas;
¡no hay ni uno solo que haga lo bueno!
2 El Señor mira desde los cielos
a toda la raza humana;
observa para ver si hay alguien realmente sabio,
si alguien busca a Dios.
3 Pero no, todos se desviaron;
todos se corrompieron.
No hay ni uno que haga lo bueno,
¡ni uno solo!
Elías también reconoce lo mimos y pide morir, al percatarse de su pobre condición, y es que cuando sube al corazón de uno lo que somos, al darnos cuenta de la lepra que nos invade, lo pobres que somos en realidad, lo que ocurre a continuación es mucho llanto por nuestra pobre condición. Nos comparamos con nuestros antepasados y nos damos cuenta que ellos fueron mejor que nosotros en muchos aspectos. Este fue el caso del cansado Elías.
1 Reyes 19:3-5 y anduvo por un día en el desierto. Después se sentó debajo de un arbusto, y estaba tan triste que se quería morir. Le decía a Dios: «¡Dios, ya no aguanto más! Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados». TLA
IV
Cuando una persona hace lo correcto, demuestra que es justa, así como Cristo es justo.
1 Juan 3:4-7Nueva Traducción Viviente (NTV)
4 Todo el que peca viola la ley de Dios, porque todo pecado va en contra de la ley de Dios; 5 y ustedes saben que Jesús vino para quitar nuestros pecados, y en él no hay pecado. 6 Todo el que siga viviendo en él no pecará; pero todo el que sigue pecando no lo conoce ni entiende quién es él. 7 Queridos hijos, no dejen que nadie los engañe acerca de lo siguiente: cuando una persona hace lo correcto, demuestra que es justa, así como Cristo es justo.
Había una vez, a un gran rey le hicieron ver su injusticia, o mala justicia humana, es decir su mal proceder, y su rectitud torcida. Como era juez por ser rey, Dios le manda un profeta que le cuenta una historia. Dios lo hizo de esa manera porque sólo así iba a entender lo grabe de su situación delante de Dios y de su baja condición humana. El profeta le va como a consultar al rey y le dice algo así:
Que se hará con un hombre que tenía un montón de ovejas, iba a preparar una fiesta y no quería matar ni una sola de las suyas, viento que había otro que tenía una sola, va y se la quita para matarla, como ya dije teniendo el mismo muchas. El rey le contesta enardecido y airado, “ese hombre fue malo e injusto, el tal debe morir”. Ese hombre eres tú, le contesta el profeta. Porque mandaste a matar a Urías Eteo,? para quitarle su mujer? para cubrir tu deshonor? Y le dice el castigo decretado por Dios que le vendrá en desde pocos días cercanos por venir.
Usted ya sabe de quién estoy hablando. Un hombre que actuó por su propia justicia torcida, que procede de su propio “libre albedrío” “disque “moral neutral,” según la teología moderna arminiana, pero no según la Bíblica, en la que dice que él hombre es totalmente corrompido, vendido y esclavizado al pecado, por tanto su moral es corrupta antes de nacer de nuevo o cuando se procede en la carne y no en el Espíritu.
Pues ese mismo hombre más o menos unos 20 años atrás, guiado por la justicia que Dios ama, discierne por el Espíritu a otro espíritu humano y los demonios que habitaban en él. Lo juzga y conoce por la fe. por el testimonio del Espíritu que hay en su mente, se percata que está perdido y entregado en sus manos. Entonces no le teme, aunque él mismo sabe que es muy pequeño en comparación con el otro hombre. Su contrincante y enemigo le habla, pero el hombre pequeño que es grande en la justicia que Dios ama, “la del Espíritu,” oye aquellas palabras huecas y muertas. Dios no estaba con el hombre grande quién lo amenaza correctamente como se debe amenazar a un enemigo, le dice lo que hará con él en su justicia humana de hombre grande. Pero el hombre pequeño que por la fe ya vio lo que va a pasar, porque está tomada su mente de la valentía que da la justicia o rectitud del Espíritu, le dice las mismas palabras pero con el componente que le faltaba, lo haré en el nombre de Dios, de la fe y la justicia de Jehová de los Ejércitos que está en mí. De esa manera el hombre pequeño pero con justicia del único grande que hay, derriba con una pequeña piedra en la frente al hombre gigante con justicia enana de simple hombre mortal incircunciso.
Dios odia la justicia mala, porque odia la mentira, el pecado, el engaño, la corrupción, por tanto condenará a todos los que mantengan esa justicia depravada de hombre incircunciso. Para Dios están desnudos, no tienen la coraza de la justicia, los vestidos de santidad.
Dios ama la justicia suya en nosotros, la ama, porque el ama lo verdadero, el amor. La rectitud suya es verdadera justicia, es santa, es decir apartada de la corrupción del mundo. Por tanto juzguemos las malas justicias de hombres pecadores porque nosotros lo podemos juzgar todo.
Yo odio la mentira de la religión, me salí de la religión falsa porque, ya no podía comulgar más con sus mentiras, metidas de pata, me golpeaban, me chocaban, me menoscababan mi corazón, no compartía la falsedad porque conocí la verdad, por tanto ya no podía estar ni un segundo más allí, y así he sido con personas en el lado cristiano que se dicen evangélicas y son falsas, no las soporto, tampoco soporto a los que se dicen apóstoles y no lo son. Sinceramente, tampoco me creo mejor que nadie, pero no me gusta la mentira.
Un sacerdote del antiguo testamento, maestro de un pequeño alumno fue superado y reprendido por su alumno porque su celo era mayor, su justicia era mejor, ya que había obedecido a Dios en la mayoría de cosas, el decreto, sentencia fue dicha por el profeta Samuél al sacerdote Ely.
Jesús alaba la rectitud del profeta Juan el bautista, aduciendo que de todos los que han venido antes de Juan, no hay nadie como él. Sólo quiero decirle a Dios, el Padre, en este momento: Báñame, vísteme con la justicia de Cristo.
V
Dos grandes castigos de la justicia de Dios.
La Bíblia habla de dos grandes castigos de la justicia de Dios, porque debe castigar el pecado. El primero es Jesucristo y el segundo es el lago de fuego. De ésta manera Dios ha revelado su justicia en el juicio exhaustivo y eliminación del pecado, y del estado con el que estaba conectado el pecado en el hombre.
Veamos con versículos Bíblicos el primero, el castigo de Dios en Jesucristo.
Romanos 3:21-26.
Pero ahora, tal como se prometió tiempo atrás en los escritos de Moisés y de los profetas, Dios nos ha mostrado cómo podemos ser justos ante él sin cumplir con las exigencias de la ley. 22 Dios nos hace justos a sus ojos cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo. Y eso es verdad para todo el que cree, sea quien fuere.
23 Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios. 24 Sin embargo, Dios nos declara justos gratuita y bondadosamente por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados. 25 Pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado. Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre. Ese sacrificio muestra que Dios actuó con justicia cuando se contuvo y no castigó a los que pecaron en el pasado, 26 porque miraba hacia el futuro y de ese modo los incluiría en lo que llevaría a cabo en el tiempo presente. Dios hizo todo eso para demostrar su justicia, porque él mismo es justo e imparcial, y declara a los pecadores justos a sus ojos cuando ellos creen en Jesús.
Gálatas 3:13Nueva Traducción Viviente (NTV)
13 Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición dictada en la ley. Cuando fue colgado en la cruz, cargó sobre sí la maldición de nuestras fechorías. Pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado en un madero».
Filipenses 2:5-8Nueva Traducción Viviente (NTV)
5 Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús.
6 Aunque era Dios,
no consideró que el ser igual a Dios
fuera algo a lo cual aferrarse.
7 En cambio, renunció a sus privilegios divinos;
adoptó la humilde posición de un esclavo
y nació como un ser humano.
Cuando apareció en forma de hombre,
8 se humilló a sí mismo en obediencia a Dios
y murió en una cruz como morían los criminales.
Jesús fue hecho pecado y glorificando a Dios al llevar el juicio del pecado.
Ahora veamos el segundo, el castigo de Dios en el lago de fuego.
Apocalipsis 21:7-8…7El vencedor heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo. 8Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
VI
Jesús es nuestra justicia.
Mas por obra suya estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, y santificación, y redención, (1 Corintios 1:30).
Jesucristo es nuestra justicia. Nosotros no hacemos y no podemos alcanzar una relación correcta con Dios en nuestra propia justicia debido a que nuestra propia justicia es como trapos de inmundicia. Pero Dios nos ha justificado es decir aceptado por medio de su Hijo amado, de manera que Cristo es nuestra justicia. Lo que ahora vivimos los que creemos en él, lo vivimos porque fuimos substituidos en la cruz del calvario por Cristo, del castigo que merecíamos. Es por esto que él como habita en los que creemos, actuamos como él, y debemos actuar como él, en su justicia y no en la nuestra. Esto se consigue al estar en íntima comunión con él, al creer de corazón cada palabra de Dios, al recibir su impartición de su palabra en nuestros corazones. Jesús el es el fin de la ley para justicia a todos aquellos que creen.
VII
En la actualidad la justicia de Dios es revelada en el Evangelio y apropiada por la fe.
Esa Buena Noticia nos revela cómo Dios nos hace justos ante sus ojos, lo cual se logra del principio al fin por medio de la fe. Como dicen las Escrituras: «Es por medio de la fe que el justo tiene vida».
Aquí hay una verdad irrefutable, mediante la fe sola se revela el evangelio, de principio a fin, por la fe sola Dios nos acepta, y por medio de la fe es que tenemos la vida de Cristo. No es por obras, las obras son fruto de haber creído, y somos confirmados que somos justos porque procedemos como hijos de Dios en la tierra. Así que este es un principio enteramente diferente de aquel mediante el que actuaba el judío, esto es, el de intentar establecer su propia justicia, sin someterse a la justicia de Dios (Romanos 10:3 ). Su padre Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia; y la fe del creyente le es contada como justicia, aparte de las obras (Romanos 4:3 , 5)
VIII
La justicia práctica que caracteriza al cristiano.
…7Regocijémonos y alegrémonos, y démosle a El la gloria, porque las bodas del Cordero han llegado y su esposa se ha preparado. 8Y a ella le fue concedido vestirse de lino fino, resplandeciente y limpio, porque las acciones justas de los santos son el lino fino. 9Y el ángel me dijo: Escribe: “Bienaventurados los que están invitados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.…
Hay también la justicia práctica que caracteriza a cada cristiano. El conocer la justicia de Dios, viene a ser siervo de justicia (Romanos 6:13 , 19, 22). La esposa del Cordero es presentada vestida de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.
Es tu justicia parecida a la de Cristo? Como procedes con la justicia de trapos de inmundicia o con la de la fragancia de Cristo. Los que no actúen en la tierra con la justicia que vale, la que es, la fragancia de Cristo no entrarán al reino de los cielos.
Conclusión
Ya no mires tu justicia, mira la de cristo, cuyo principio es verlo colgado en la cruz en tu lugar, para luego verle y verte resucitado con él. Se temeroso y aplica la palabra a la hora de razonar y proceder. Actúa con temor de Dios y examina tus acciones antes de actuar, de inmediato, y después de actuar, para que te percates si hiciste la justicia que Dios quiere de ti. Así sabrás si estás juzgando y obrando respetando la verdad y dando lo que en la balanza de Dios corresponde. Recuerda que justicia es el principio moral que aprendimos religiosa y socialmente, que nos inclina a obrar y juzgar respetando la verdad, y dando a cada uno lo que le corresponde. Recuerda que tus creencias, costumbres, valores, normas, acciones, conductas, decisiones, proceder deben ser mayor que la de los escribas y Fariseos y solo se consigue con la justicia prestada de Jesucristo. Esta es una ley de Dios para con todos los hombres que han de ser salvos. Ninguno podrá entrar al cielo con su propia justicia. El que no fuere justificado ante Dios con la justicia de Cristo que ya pagó el castigo por los que crédulos, será castigado con el segundo castigo que es el lago de fuego. Allá irán millones de almas que no procedieron en la tierra con la rectitud de Dios porque nunca le conocieron. Dios castigará sus pecados en el lago de fuego.
Exhortación:
La justicia de Dios viene a ser nuestra justicia cuando creemos, pero nuestra justicia humana nos engaña, cuál de las dos seguimos. O nos dejamos llevar por nuestra justicia corrupta de pecado impulsivamente o permitimos que la palabra de Dios cale hondamente en nosotros para dejarnos guiar por ella. Es nuestro proceder conforme a la palabra de Dios? a la mente de Cristo? o a la total depravación humana? Clama a Dios que cambie tu justicia humana, que te haga más como su Hijo, sino te espera la condenación del lago de fuego.
Oración:
Gracias Espíritu Santo por tu sangrada palabra. Padre que tú justicia sea mi rectitud como dice Jeremías 33:16 “El Señor es nuestra justicia”. Ten misericordia de mí Jesús, soy pecador, solo soy un pobre, miserable, ciego, desnudo, desventurado, maltrecho por el pecado. Acogeme Señor en tu justicia, préstamela ante Dios Padre, ayúdame, sálvame, te lo suplico Jesús, te lo imploro con gran lloro y clamor Padre, en el nombre de Jesucristo. Amén.
Que Dios añada bendición a su palabra.
Amén.